• Compartir en:   
  • Facebook 
  • Twitter  
  •   Pregunte en los foros

Lengua y Literatura

Páginas: [<<] ... 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 ... [>>]


  • La importancia de ser formal - por Oscar Wilde

    Hoy damos por primera vez en castellano La importancia de ser formal sin deformaciones ni cortes, √≠ntegramente, habiendo intentado paso a paso y hasta donde era posible, por respeto al autor y al lector, espa√Īolizarla literalmente(1). Esta deliciosa comedia fue estrenada en Londres por la compa√Ī√≠a que regentaba Mr. George Alexander, la noche del 14 de febrero de 1895, en el peque√Īo y elegante teatro de St. James. Wilde la titul√≥ The importance of being earnest, haciendo un gracioso juego con las palabras earnest, formal, serio, y Earnest, Ernesto, que suenan en ingl√©s exactamente lo mismo, a pesar de su ortograf√≠a diferente.

    Publicado: Jue Nov 26 2015  |  94 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La vuelta al mundo en 80 d√≠as (resumen)

    Era la casa n√ļmero 7 del Saville Row, Burglinton Gardens en Londres, donde viv√≠a un hombre rico, el cual era Phileas Fogg. Era muy ordenado, generoso y fr√≠o.Ten√≠a la rutina de cada d√≠a ir al Reform Club, con sus colegas, y jugaban al whist, era un juego de cartas en el cual Mr. Fogg era el mejor. Sucede que cuando estaba en su dormitorio, su criado, como de costumbre, le llev√≥ su agua para afeitarse. Deb√≠a estar a 86 grados Fahrenheit, pero en vez de hacer eso, le llev√≥ agua a 84 grados Fahrenheit. Phileas Fogg, siempre tan preciso en lo que hac√≠a, despidi√≥ a su criado por tan grave error. Le dijo a su criado que fuera en busca de otro nuevo criado, este obedeci√≥. Al volver con √©l ven√≠a un hombre franc√©s, de unos treinta a√Īos de edad. Su nombre era Juan, de apodo, Picaporte. Muy musculoso y no m√°s alto que Mr. Fogg.

    Publicado: Jue Nov 26 2015  |  91 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Arguedas y Cort√°zar - Por Grac√≠a Morales Orti

    Llega ya el momento de conectar los dos autores que hasta ahora hemos estado tratando por separado. En las p√°ginas dedicadas a cada uno de ellos tratamos de establecer sus especificidades particulares, basadas fundamentalmente en su pertenencia a dos regiones culturales diferentes: la de la zona andina frente a la rioplatense. Ciertamente, estas diferencias existen, pero adem√°s la cr√≠tica ha tendido a hacerlas a√ļn m√°s profundas, separando tajantemente una y otra obra como irreconciliables. Es significativo, por ejemplo, que, seg√ļn se ha podido ir viendo a lo largo del trabajo y en la bibliograf√≠a final, se da una marcada tendencia en los estudiosos a especializarse en uno de los dos movimientos que, seg√ļn Rama, representan estos autores: Arguedas como emblema de la literatura transculturada y Cort√°zar como modelo de la cosmopolita . Nosotros, en cambio, queremos ahora destacar los nexos de uni√≥n que encontramos en sus producciones. No se trata tanto de elaborar una teor√≠a en contra de la opini√≥n de especialistas en este campo, sino de ofrecer una mirada que entronque ambas voces bajo una circunstancia com√ļn: su latinoamericanismo. Con esta finalidad, vamos a establecer tres n√ļcleos de an√°lisis centrales, que ya han sido tratados en el grueso del trabajo: la relaci√≥n literatura / vida; la relaci√≥n con la lengua y la tradici√≥n y la idea de b√ļsqueda como anhelo de futuro.

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  87 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Dramatizar la pol√≠tica. Literatura argentina entre dos siglos

    Es una monografia que toma peque√Īas caracter√≠sticas de un ensayo. Trata la pol√≠tica y en especial la pol√≠tica argentina en la literatura, sus formas y las caracter√≠sticas de la misma.

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  91 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Interrupci√≥n

    Relato sobre una situaci√≥n l√≠mite en la que una circunstancia propicia una reflexi√≥n existencial. El sonido del timbre cort√≥ s√ļbitamente sus pesimistas reflexiones, vio de reojo en el reflejo de la pantalla de televisi√≥n, su propio gesto de disgusto. ¬ŅQui√©n podr√≠a ser?, se supone que nadie conoc√≠a su soledad de fin de semana, hab√≠a arreglado todo para que sus amigos y compa√Īeros de trabajo lo supusieran de vacaciones. ¬ŅSus familiares?, a esos hac√≠a tiempo que no necesitaba decirles nada. Se repiti√≥ el llamado en la puerta, durante el trayecto por el pasillo pens√≥ en los mejores in-sultos que conoc√≠a, llegado el caso, los usar√≠a sin contemplaciones.

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  92 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La revoluci√≥n campesina en el Valle de Chicama (Trujillo - Per√ļ)

    En un ensayo (Narraci√≥n) que relata la vida social y laboral de los trabajadores de las Haciendas del Valle de Chicama, especialmente de la Ex Hacienda de Casa Grande, ubicada en la Costa Norte del Per√ļ (Trujillo - Per√ļ).

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  105 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Tradici√≥n archiv√≠stica ib√©rica y sus consecuencias en el uso de los archivos

    Los estudios sobre la tradici√≥n archiv√≠stica son por el momento escasos y en su mayor parte se han construido sobre la base de su evoluci√≥n1. Son adem√°s en mi opini√≥n el resultado de esfuerzos dispersos que en muy contadas ocasiones2 reunidos nos permiten una visi√≥n panor√°mica y c√≠clica de una misma idea: la archiv√≠stica. En esta ocasi√≥n y de acuerdo con mi calidad de docente universitaria mas que datos sobre la historia de la disciplina intentar√© se√Īalar las posibilidades que nos ofrece el estudio de la tradici√≥n para acercarnos a su verdadera naturaleza , mas a√ļn, para centrar las metas que hoy tiene planteadas esta disciplina.

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  95 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El amigo fiel - por Oscar Wilde

    Un d√≠a, la vieja rata de agua sac√≥ la cabeza por su agujero. Ten√≠a unos ojos redondos muy vivaces y unos densos bigotes grises. Su cola parec√≠a un largo el√°stico oscuro. Unos patitos nadaban en el estanque igual que una bandada de canarios amarillos, y su madre, completamente blanca con patas rojas, esforz√°base por ense√Īarles a meter la cabeza en el agua. -No pod√©is presentaros jam√°s a la buena sociedad si no aprend√©is a meter la cabeza- les dec√≠a. Y les ense√Īaba una vez m√°s c√≥mo ten√≠an que hacerlo Pero los patitos no prestaban mucha atenci√≥n a sus lecciones. Eran tan j√≥venes que no sab√≠an las ventajas que depara la vida de sociedad.

    Publicado: Lun Nov 23 2015  |  88 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El para√≠so de las damas - de Emile Zola

    Aunque puede leerse como una historia independiente y completa, Au Bonheur des Dames es un eslab√≥n m√°s del fresco de Les Rougon-Macquart, y, dentro de la serie, se vincula directamente con Pot-Bouille, relato inmediatamente anterior en el tiempo, que nos cuenta los comienzos parisinos de Octave Mouret, y tambi√©n con La faute de l'ab¬¨b√© Mouret, cuyo protagonista es el hermano mayor de Octave. Guarda relaci√≥n igualmente con La Fortune des Rougon, historia de los padres de ambos, y con La Conqu√©te de Plassans, donde asistimos a la primera juventud de Octave. Cuando Zola lleg√≥ a Par√≠s en 1859, la ciudad se hallaba en plena transformaci√≥n. El bar√≥n Haussmann estaba remodel√°ndola, supri¬¨miendo calles peque√Īas y tortuosas, derribando miles de edificios y trazando arterias rectas y amplias que favoreciesen las actividades comerciales e industriales de una nueva generaci√≥n de banqueros y la circulaci√≥n de los primeros √≥mnibus y tranv√≠as de tracci√≥n animal. Entre 1852 y 1869, se inauguraron Le Bon March√©, Les Magasins du Louvre, Le Printemps, La Belle‚ÄĘJardini√©re y La Samaritaine. Algunos de estos almacenes aparecen en la novela junto con los de ficci√≥n. Puesto que los nombres de estos √ļltimos est√°n en castellano, nos pareci√≥ conveniente traducir tambi√©n los de los comercios reales. Le Louvre se ha convertido, pues, en El Louvre; y Le Bon March√©, en El Econ√≥mico.

    Publicado: Lun Nov 23 2015  |  79 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Indeterminaci√≥n y realismo - por Albert Calsamiglia

    El libro de Jos√© Juan Moreso constituye una aportaci√≥n importante a la teor√≠a jur√≠dica y a la teor√≠a de la interpretaci√≥n constitucional. Su impacto se ha hecho notar en la corta vida que el libro tiene ya desde su publicaci√≥n. Hace poco tiempo se public√≥ la versi√≥n inglesa en Kluwer. Formalmente el libro ya ha tenido un reconocimiento, pero espero que sus tesis ser√°n ampliamente divulgadas y discutidas. El trabajo de Jos√© Juan relaciona directamente la teor√≠a del derecho con el trasfondo filos√≥fico contempor√°neo y espec√≠ficamente con la filosof√≠a del lenguaje. El trabajo muestra un dominio y una madurez intelectual extraordinaria y es uno de esos libros que a uno le gusta mostrar cuando se le pregunta sobre los nuevos desarrollos de la teor√≠a jur√≠dica de habla hispana. Para m√≠ ha sido un privilegio ‚Äď del que me siento orgulloso ‚Äď el haber tenido como interlocutor durante mucho tiempo a Jos√© Juan Moreso. Pero, el hecho de que considere que es un buen libro no quiere decir que no tenga desacuerdos. Casi siempre me ocurre que los libros que me gustan son los libros con los que no estoy de acuerdo y precisamente por eso, porque me obligan o a aprender algo nuevo en lo que no hab√≠a pensado o a intentar ofrecer argumentos para mostrar mi desacuerdo. El esp√≠ritu de esta intervenci√≥n es hacer honor a nuestra convicci√≥n de que desde el di√°logo discrepante puede mejorar nuestra comprensi√≥n de la teor√≠a jur√≠dica. Desde mi punto de vista quisiera destacar algunas cr√≠ticas a algunas de las tesis del libro.

    Publicado: Lun Nov 23 2015  |  87 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Nuevos espacios para el aprendizaje y la investigaci√≥n de la biblioteca

    Se describe la experiencia de la Biblioteca de la Universidad de Almer√≠a en el tr√°nsito de biblioteca tradicional hacia centro de recursos para el aprendizaje y la investigaci√≥n (CRAI). Se exponen los nuevos espacios y servicios para los usuarios (salas de trabajo en grupo, salas de recursos de informaci√≥n electr√≥nica, sala de horario especial, sala de investigadores, aulas de formaci√≥n, seminario de docencia, pr√©stamo de ordenadores port√°tiles, red inal√°mbrica en todo el edificio, etc.) que han sido puestos en marcha recientemente, con motivo de la ampliaci√≥n de las instalaciones inauguradas durante el Curso Acad√©mico 2003-2004, a fin de dar respuesta al nuevo modelo docente que plantea el Espacio Europeo de Ense√Īanza Superior y a las nuevas necesidades de los usuarios. En cada caso se recogen los aspectos m√°s significativos: caracter√≠sticas, funcionamiento, y datos de uso. Se concluye la buena acogida que han dado los usuarios a estos nuevos espacios y servicios y se establecen los nuevos retos en el marco del Plan Estrat√©gico de la UAL y del Plan de Mejora de la Biblioteca.

    Publicado: Lun Nov 23 2015  |  84 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El Arist√≥crata Solter√≥n por Sir Arthur Conan Doyle

    Hace ya mucho tiempo que el matrimonio de lord St. Si¬¨mon y la curiosa manera en que termin√≥ dejaron de ser te¬¨mas de inter√©s en los selectos c√≠rculos en los que se mueve el infortunado novio. Nuevos esc√°ndalos lo han eclipsado, y sus detalles m√°s picantes han acaparado las murmuracio-nes, desvi√°ndolas de este drama que ya tiene cuatro a√Īos de antig√ľedad. No obstante, como tengo razones para creer que los hechos completos no se han revelado nunca al p√ļbli¬¨co en general, y dado que mi amigo Sherlock Holmes de¬¨sempe√Ī√≥ un importante papel en el esclarecimiento del asunto, considero que ninguna biograf√≠a suya estar√≠a com¬¨pleta sin un breve resumen de este notable episodio. Pocas semanas antes de mi propia boda, cuando a√ļn compart√≠a con Holmes el apartamento de Baker Street, mi amigo regres√≥ a casa despu√©s de un paseo y encontr√≥ una carta aguard√°ndole encima de la mesa. Yo me hab√≠a queda¬¨do en casa todo el d√≠a, porque el tiempo se hab√≠a puesto de repente muy lluvioso, con fuertes vientos de oto√Īo, y la bala que me hab√≠a tra√≠do dentro del cuerpo como recuerdo de mi campa√Īa de Afganist√°n palpitaba con mon√≥tona persisten¬¨cia. Tumbado en una poltrona con una pierna encima de otra, me hab√≠a rodeado de una nube de peri√≥dicos hasta que, saturado al fin de noticias, los tir√© a un lado y me qued√© postrado e inerte, contemplando el escudo y las iniciales del sobre que hab√≠a encima de la mesa, y pregunt√°ndome pere¬¨zosamente qui√©n ser√≠a aquel noble que escrib√≠a a mi amigo.

    Publicado: Jue Nov 19 2015  |  93 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Las vidas condenadas

    Cuento que relata la traves√≠a y destino de una pareja rural a ra√≠z de un diluvio que bien podr√≠a ser un Fen√≥meno del Ni√Īo universal.

    Publicado: Jue Nov 19 2015  |  94 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Misiva a F√©lix V√°squez Aquino en Los Angeles, USA

    Primeramente reciba un fraternal saludo de este francmas√≥n modesto y siempre presto a desearle lo mejor desde mi tierra natal y siempre querida, Tarmas, tan chiquitica y tan redondita como la O, como lo se√Īalara en nuestro canto escrito por el poeta P√≠o Rengifo. La misma que vio nacer a tu bisabuela Josefa Kienzler Belsinger de Aquino y a Roquelina Kienzler Bello de Morales en un d√≠a como hoy, hace 57 a√Īos atr√°s.

    Publicado: Jue Nov 19 2015  |  97 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Verse en el estado de sue√Īo profundo, de Ativarnashram

    Prestemos atenci√≥n a esta proposici√≥n‚Ķňú ‚ÄúEs una imposibilidad absoluta que nosotros seamos ahora otro que el que √©ramos cuando el estado nacimiento no era con nosotros‚Ä̂Ķňú Para comprender profundamente esta proposici√≥n‚Ķňú veamos si en nuestro estado de sue√Īo profundo nosotros somos otro que el que nosotros somos cuando el estado de vigilia est√° con nosotros‚Ķňú Pregunt√©monos a nosotros mismos‚Ķňú ‚Äú¬Ņes uno el que duerme profundamente y otro diferente este nosotros en quien aparece la vigilia?‚Ķňú ¬ŅSoy yo dormido profundamente uno‚Ķňú y otro diferente este m√≠ mismo en quien aparece la vigilia de este universo?‚Ķňú ¬ŅQu√© es lo que no est√° conmigo‚Ķňú cuando yo estoy dormido profundamente?‚Ķňú ¬ŅEn qui√©n soy yo integralmente‚Ķňú cuando estoy dormido profundamente?‚Ķňú ¬ŅEn qu√© consiste mi ser lo que yo soy‚Ķňú cuando yo estoy dormido profundamente?‚Ķňú ¬ŅQui√©n conoce mi paradero?‚Ķňú ¬ŅQu√© espacialidad me contiene?‚Ķňú ¬ŅQu√© temporalidad mide mi duraci√≥n?‚Ķňú ¬ŅC√≥mo hago que yo soy lo que yo soy‚Ķňú cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅQu√© es lo que no es conmigo‚Ķňú cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅC√≥mo hecho de menos el estado de vigilia cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅC√≥mo hecho de menos este mundo de vigilia cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅCu√°nto ans√≠o despertar cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅEn qu√© concepto me tengo a m√≠ mismo que yo soy‚Ķňú cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅD√≥nde est√° mi masculinidad o mi femineidad‚Ķňú cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅEn qu√© consisten mis virtudes y mis vicios cuando estoy profundamente dormido?‚Ķňú ¬ŅC√≥mo puedo decir que yo soy algo o todo lo que no est√° conmigo en mi sue√Īo profundo?‚Ä̂Ķňú

    Publicado: Jue Nov 19 2015  |  95 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Carmina Burana

    Oh Fortuna, variable como la Luna como ella creces sin cesar o desapareces. ¡Vida detestable! Un día, jugando, entristeces a los débiles sentidos, para llenarles de satisfacción al día siguiente. La pobreza y el poder se derriten como el hielo. ante tu presencia. Destino monstruoso y vacío, una rueda girando es lo que eres, si está mal colocada la salud es vana, siempre puede ser disuelta, eclipsada y velada; me atormentas también en la mesa de juego; mi desnudez regresa me la trajo tu maldad. El destino de la salud y de la virtud está en contra mía, es atacado y destruido siempre en tu servicio. En esta hora sin demora toquen las cuerdas del corazón; el destino derrumba al hombre fuerte que llora conmigo por tu villanía.

    Publicado: Mie Nov 18 2015  |  88 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • C√≥digo de Hammurapi - versi√≥n de Joaqu√≠n Sanmart√≠n

    Cuando Anum, el Alt√≠simo, Rey de los Anunnakus, (y) el divino Enlil, se√Īor de cielos y tierra, que prescribe los destinos del Pa√≠s, otorgaron al divino Marduk, primog√©nito del dios Ea, la categor√≠a de Enlil [soberano] de todo el pueblo, (y) lo magnificaron entre los Igigus; cuando impusieron a Babilonia su sublime nombre (y) la hicieron la m√°s poderosa de los Cuatro Cuadrantes; (cuando) en su seno aseguraron a Marduk un reino eterno de cimientos tan s√≥lidos como los de cielo y tierra, en aquellos d√≠as, Anum y el divino Enlil tambi√©n a m√≠, Hammurapi, pr√≠ncipe devoto (y) respetuoso de los dioses, para que yo mostrase la Equidad al Pa√≠s, para que yo destruyese al malvado y al inicuo, para que el prepotente no oprimiese al d√©bil, para que yo, como el divino Shamash, apareciera sobre los ¬ęCabezas Negras¬Ľ e iluminara la tierra, para que promoviese el bienestar de la gente, me impusieron el nombre.

    Publicado: Mie Nov 18 2015  |  87 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Antolog√≠a l√≠rica renacentista

    Los temas y motivos de la poesía renacentista proceden del petrarquismo y la tradición clásica grecolatina. Del Cancionero de Petrarca se toma la idealización de la mujer como símbolo platónico del Bien y la Belleza y el amor como adoración espiritual a ese ser angélico. También se adopta, a través de la obra de Garcilaso, la métrica italiana: versos heptasílabos y endecasílabos, uso de liras, tercetos, silvas, sonetos y octavas reales. De la literatura clásica grecolatina hay que destacar la recuperación de tópicos literarios, la imitación de las odas de Horacio y sus temas (como el elogio de la vida retirada), las imágenes pastoriles de las églogas de Virgilio y, sobre todo, las referencias a la mitología, en muchas ocasiones tomadas de las Metamorfosis de Ovidio.

    Publicado: Mar Nov 17 2015  |  97 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Antolog√≠a po√©tica de la generaci√≥n de 1927

    Jorge Guill√©n es tal vez el poeta cuya obra tiene mayor coherencia est√©tica. No hay en ella diferentes b√ļsquedas y tentativas. De 1928 a 1950, trabaja en un solo libro, C√°ntico, y las obras posteriores no pierden los prop√≥sitos po√©ticos iniciales.

    Publicado: Mar Nov 17 2015  |  95 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Breve visi√≥n de la l√≠rica espa√Īola a finales del Siglo XIX

    Histórica y socialmente la época que nos ocupa se caracteriza por un intenso proceso de transformación que, tras la revolución de La Gloriosa (1868), permitirá la aparición de una potente burguesía, aunque no hemos de olvidar que, paralelamente, se producirá el surgimiento de la conciencia de clase en el proletariado.

    Publicado: Mar Nov 17 2015  |  94 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El renacimiento

    La revolución temática y formal de la poesía renacentista del siglo XVI no es una continuación natural de las tendencias clásicas iniciadas en el siglo XV, sino que fue introducida por Boscán y Garcilaso como novedad, a imitación de los autores clásicos, pero sobre todo de grandes poetas del Renacimiento Italiano. El poeta italiano Petrarca se convierte en modelo, a quien todos los autores de la época tratan de imitar.

    Publicado: Mar Nov 17 2015  |  108 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El renacimiento. La l√≠rica

    Durante el siglo XVI ya se hab√≠a dado el paso de una sociedad cerrada y estamental a otra abierta y competitiva, evoluci√≥n que se hab√≠a producido de forma paulatina durante los √ļltimos siglos medievales.

    Publicado: Mar Nov 17 2015  |  103 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Un marido ideal - por Oscar Wilde

    10 de 10 estrellas (1 voto)

    Escena: habitaci√≥n de forma octogonal en la casa de sir Robert Chiltern, en Grosvenor Square, Londres. Tiempo: el actual [del autor]. La habitaci√≥n est√° brillantemente iluminada y llena de in-vitados. En lo alto de la escalera est√° lady Chiltern, una mujer de una belleza de tipo griego, de unos veintisiete a√Īos. Recibe a los invitados seg√ļn van llegando. Al pie de la escalera cuelga una gran ara√Īa que ilumina un enorme tapiz franc√©s del siglo XVIII, situado en la pared de la escalera, el cual representa el triunfo del amor, seg√ļn un grabado de Boucher*. A la derecha hay una puerta que da al sal√≥n de baile. Se oye suavemente la m√ļsi¬¨ca de recepci√≥n. Mistress Marchmont y lady Basildon, dos da¬¨mas muy bellas, est√°n sentadas en un sofa de estilo Luis XVI. Tienen figuras de exquisita fragilidad. Lo afectado de sus adema¬¨nes posee un delicado encanto. A Watteau le hubiese gustado pintarlas. * Haci√©ndose eco del antiguo ideal horaciano impl√≠cito en su ut pic¬¨tura poesis (persona, cabr√≠a consignar aqu√≠), Wilde establece pl√°sticas analog√≠as entre los personajes y obras pict√≥ricas para describir a los pri¬¨meros.

    Publicado: Mar Nov 17 2015  |  87 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Di√°logo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu

    10 de 10 estrellas (1 voto)

    El autor de Di√°logo en el Infierno, Maurice Joly, (Los elementos de este prefacio fueron tomados del extraordinario libro de Henri Rollin, El Apocalipsis de nuestro Tiempo. Valdr√≠a la pena reeditar esta obra, destruida por los alemanes en 1940), abogado ante los Tribunales de Par√≠s, vivi√≥ una existencia dif√≠cil y oscura. T√≠pico rebelde (se fug√≥ de cinco colegios en su juventud), puso sus dotes brillantes al servicio de la libertad y de sus antipat√≠as. Opositor bajo todos los reg√≠menes, tuvo un sinn√ļmero de enemigos y algunos admiradores. Revelan sus escritos que conoc√≠a tan bien el arte de encumbrarse (consagr√≥ a tema un curioso l√≠belo) como el de gobernar (los Di√°logos lo atestiguan). Sin Embargo, emple√≥ su saber con el solo objeto de atacar a quienes aplicaban para su beneficio personal las t√©cnicas del √©xito. Su palabra mordaz eligi√≥ sucesivamente como blanco a Napole√≥n III, V√≠ctor Hugo, Gambetta , Jules Gr√©vy, en quienes apenas hizo mella. Pobre, enfermo y acabado, el 17 de julio de 1887 se descerraj√≥ una bala de revolver en la cabeza. Abierto sobre su escritorio hallaron un ejemplar de los Hambrientos, libro que publicara dos a√Īos antes. Nacido en Lons-le-Saunier en 1829, de padre que fuera consejero general del Jura y de madre italiana, debi√≥, para poder terminar sus estudios, trabajar durante siete a√Īos como empleado subalterno en un ministerio, luego de pasante en la Escuela Superior de Comercio. Inscrito en 1859 en el Colegio de Abogados, fue secretario de Jules Gr√©vi, con quien no tard√≥ en re√Īir.

    Publicado: Lun Nov 16 2015  |  97 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • F√°bula de Polifemo y Galatea - por Luis de G√≥ngora

    10 de 10 estrellas (1 voto)

    Estas que me dict√≥, rimas sonoras, Culta s√≠ aunque buc√≥lica Tal√≠a, Oh excelso Conde, en las purp√ļreas horas Que es rosas la alba y rosicler el d√≠a, Ahora que de luz tu niebla doras, Escucha, al son de la zampo√Īa m√≠a, Si ya los muros no te ven de Huelva Peinar el viento, fatigar la selva. 2 Templado pula en la maestra mano El generoso p√°jaro su pluma, O tan mudo en la alc√°ndara, que en vano Aun desmentir el cascabel presuma; Tascando haga el freno de oro cano Del caballo andaluz la ociosa espuma; Gima el lebrel en el cord√≥n de seda, Y al cuerno al fin la c√≠tara suceda. 3 Treguas al ejercicio sean robusto, Ocio atento, silencio dulce, en cuanto Debajo escuchas de dosel augusto Del m√ļsico jay√°n el fiero canto. Alterna con las Musas hoy el gusto, Que si la m√≠a puede ofrecer tanto Clar√≠n -y de la Fama no segundo-, Tu nombre oir√°n los t√©rminos del mundo.

    Publicado: Lun Nov 16 2015  |  101 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
25 Anteriores Próximos 25

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda