• Compartir en:   
  • Facebook 
  • Twitter  
  •   Pregunte en los foros

Lengua y Literatura

Páginas: [<<] ... 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 ... [>>]


  • Centenario de Borges

    Mi entra√Īable se√Īor Cervantes Puede parecer una tarea est√©ril e ingrata discutir una vez m√°s el tema de Don Quijote, ya que se han escrito sobre √©l tantos libros, bibliotecas enteras, bibliotecas a√ļn m√°s abundantes que la que fue incendiada por el piadoso celo del sacrist√°n y el barbero. Sin embargo, siempre hay placer, siempre hay una suerte de felicidad cuando se habla de un amigo. Y creo que todos podemos considerar a Don Quijote como un amigo. Esto no ocurre con todos los personajes de ficci√≥n. Supongo que Agamen√≥n y Beowulf resultan m√°s bien distantes. Y me pregunto si el pr√≠ncipe Hamlet no nos hubiera menospreciado si le hubi√©ramos hablado como amigos, del mismo modo en que desair√≥ a Rosencrantz y Guildenstern. Porque hay ciertos personajes, y eso son, creo, los m√°s altos de la ficci√≥n, a los que con seguridad y humildemente podemos llamar amigos. Pienso en Huckleberry Finn, en Mr. Picwick, en Peer Gynt y en no muchos m√°s. Pero ahora hablaremos de nuestro amigo Don Quijote. Primero digamos que el libro ha tenido un extra√Īo destino. Pues de alg√ļn modo, apenas si podemos entender por qu√© los gram√°ticos y acad√©micos le han tomado tanto aprecio a Don Quijote. Y en el siglo XIX fue alabado y elogiado, dir√≠a yo, por las razones equivocadas. Por ejemplo, si consideramos un libro como el ejercicio de Montalvo, Cap√≠tulos que se le olvidaron a Cervantes, descubrimos que Cervantes fue admirado por la gran cantidad de proverbios que conoc√≠a.

    Publicado: Mar Dic 29 2015  |  114 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Condiciones de Mefist√≥feles y Fausto y firma del pacto

    Condiciones de Mefistófeles. Inquietudes de Fausto. Ajustes en el pacto. Fausto acepta complacido. Mefistófeles pide a Fausto le firme el pacto. Firma con sangre.

    Publicado: Lun Dic 28 2015  |  113 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Coordinaci√≥n y subordinaci√≥n por √Āngela Di Tullio

    Nos hemos referido hasta ahora a la estructura de la cláusula simple. En el capítulo catorce introdujimos un tipo de cláusula subordinada, las cláusulas no flexionadas. En la gramática tradicional y en la estructural se establecía una distinción entre niveles de unidades de acuerdo con su autonomía sintác¬tica respectiva. Así se distinguían las oraciones, unidades independientes, de las cláusulas o proposiciones, que carecían de tal autonomía. Si nos atenemos, en cambio, a la definición de la cláusula como unidad de construcción, las cláusulas se definirán por su estructura interna, coincidan o no con la oración. Por lo tanto, en todos los casos hablaremos de cláusulas tanto para las estruc¬turas simples como para las complejas y compuestas, así como para las cláu-sulas principales y las subordinadas.

    Publicado: Lun Dic 28 2015  |  117 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Crimen y castigo por Fedor Dostoiewski

    Una tarde extremadamente calurosa de principios de julio, un joven sali√≥ de la reducida habitaci√≥n que ten√≠a alquilada en la callejuela de S... y, con paso lento e indeciso, se dirigi√≥ al puente K... Hab√≠a tenido la suerte de no encontrarse con su patrona en la escalera. Su cuartucho se hallaba bajo el tejado de un gran edificio de cinco pisos y, m√°s que una habitaci√≥n, parec√≠a una alacena. En cuanto a la patrona, que le hab√≠a alquilado el cuarto con servicio y pensi√≥n, ocupaba un departamento del piso de abajo; de modo que nuestro joven, cada vez que sal√≠a, se ve√≠a obligado a pasar por delante de la puerta de la cocina, que daba a la escalera y estaba casi siempre abierta de par en par. En esos momentos experimentaba invariablemente una sensaci√≥n ingrata de vago temor, que le humillaba y daba a su semblante una expresi√≥n sombr√≠a. Deb√≠a una cantidad considerable a la patrona y por eso tem√≠a encontrarse con ella. No es que fuera un cobarde ni un hombre abatido por la vida. Por el contrario, se hallaba desde hac√≠a alg√ļn tiempo en un estado de irritaci√≥n, de tensi√≥n incesante, que rayaba en la hipocondr√≠a. Se hab√≠a habituado a vivir tan encerrado en s√≠ mismo, tan aislado, que no s√≥lo tem√≠a encontrarse con su patrona, sino que rehu√≠a toda relaci√≥n con sus semejantes. La pobreza le abrumaba. Sin embargo, √ļltimamente esta miseria hab√≠a dejado de ser para √©l un sufrimiento. El joven hab√≠a renunciado a todas sus ocupaciones diarias, a todo trabajo.

    Publicado: Lun Dic 28 2015  |  116 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La Desintegraci√≥n del Rub√≠

    La Desintegraci√≥n del Rub√≠ es un ensayo est√©tico concebido como la extensi√≥n natural de Prisma (texto publicado -en dos partes- en monograf√≠as.com). En √©l se utiliza un lenguaje h√≠brido compuesto de m√ļltiples referencias literarias, ling√ľ√≠sticas, matem√°ticas, cinematogr√°ficas, que se despliegan a modo de conclusi√≥n a los interrogantes formulados en mi primer tratado po√©tico: La incertidumbre del poeta.

    Publicado: Lun Dic 28 2015  |  110 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La literatura comparada como marco metodologico

    Como es de sobra sabido, la literatura comparada clásica se resistió a considerar como objeto de sus investigaciones las relaciones entre literatura y cine.

    Publicado: Jue Dic 24 2015  |  104 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Estudio de las relaciones de literatura y cine. El m√©todo comparativo semi√≥tico-textual

    Propuestas para un replanteamiento metodológico en el estudio de las relaciones de literatura y cine. El método comparativo semiótico-textual

    Publicado: Mie Dic 23 2015  |  111 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La serpiente Uroboros, por Eric Rucker Eddison

    Erik Rucker √Čddison (1892-1945) puede ser considerado como el √ļltimo basti√≥n de la fantas√≠a tradicional y, a la vez, el eslab√≥n antecedente de un g√©nero de nuestro siglo, cuyos temas giran en torno a la √©pica heroica y la aventura.

    Publicado: Mie Dic 23 2015  |  104 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Las Aventuras de Sabas

    En una isla lejana ubicada a 30 d√≠as por mar partiendo desde un pueblo en las costas de Grecia hab√≠a una monta√Īa, y al pie de la monta√Īa una cueva, y en esta cueva se dec√≠a que habitaba una anciana, conocida solo por leyendas urbanas y por historias contadas por ancianos que hablaban de un misterioso don que pose√≠a y que muy pocos conoc√≠an.

    Publicado: Vie Dic 18 2015  |  106 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Selecci√≥n de obras de Benito P√©rez Gald√≥s

    La Biblioteca del Ateneo Cient√≠fico, Literario y Art√≠stico que comenz√≥ a or-ganizarse hacia el a√Īo 1837, es decir, poco tiempo despu√©s de nuestra So-ciedad. El Gobierno de la Naci√≥n contribuy√≥ notablemente a su desarrollo inicial, disponiendo que se le facilitara un ejemplar de cada una de las obras salidas de la Imprenta Nacional y todos los ejemplares que resultasen dupli-cados tras la fusi√≥n de la Biblioteca Nacional, de la Biblioteca de las Cortes y de las Bibliotecas de los conventos clausurados por la Desamortizaci√≥n de los bienes eclesi√°sticos. Luego, se ha ido nutriendo de las nuevas adquisiciones efectuadas con cargo a los presupuestos del Ateneo, de la donaciones de editores y autores y de los legados de fondos particulares.

    Publicado: Vie Dic 18 2015  |  110 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Una aproximaci√≥n al estudio de los sin√≥nimos

    El cambio es un fenómeno constante en el desarrollo histórico y social del hombre, que se evidencia, incluso, en el lenguaje que utilizamos. En épocas pasadas, la cantidad de vocablos empleados en la expresión cotidiana era más limitada. A lo largo de la historia, los constantes cambios, han permitido el surgimiento de nuevas realidades y el despliegue de la actividad científica y artística, lo cual originó que la cantidad de palabras empleadas en la comunicación se incrementara, pues había necesidad de designar a las nuevas realidades con nuevos nombres. Cada vez el mundo se torna cada vez más variado y complejo, el hombre necesita, más que antes, hacer un uso apropiado y preciso del lenguaje para expresar adecuadamente sus pensamientos, sentimientos e impresiones. Actualmente, para transmitir un buen mensaje, debemos elegir de entre varias palabras de significados parecidos, aquellas que nos permitan comunicarnos con mayor precisión. Es ésta la razón de ser de los términos que denominamos sinónimos.

    Publicado: Vie Dic 18 2015  |  112 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Fausto pose√≠do por Mefist√≥feles

    Fausto anhela morir como h√©roe. Liberaci√≥n auditiva de Fausto. Maldiciones de Fausto a los enga√Īos. Maldiciones de Fausto al culto a la personalidad. Maldiciones de Fausto a las posesiones. Maldiciones de Fausto a la vida licenciosa. Coro Ang√©lico. Mefist√≥feles se ofrece a Fausto como servidor y sirviente.

    Publicado: Lun Dic 14 2015  |  108 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • M√ļsica y narrativa en la cuent√≠stica de Alejo Carpentier

    El siguiente artículo pretende indagar en la narrativa corta de Alejo Carpentier y establecer similitudes con formas musicales de manera que se erijan en soporte técnico sobre el que se desarrolla la composición argumental de cada una de las piezas que conforman su cuentística. Así, urgando en lo metadiscursivo se establecen peculiaridades que conforman un estilo y una manera de decir.

    Publicado: Lun Dic 14 2015  |  111 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El verbo en la gram√°tica espa√Īola

    El verbo es la parte de la oraci√≥n que expresa ESENCIA, PASI√ďN, ESTADO O ACCI√ďN de un sujeto. El verbo sit√ļa al sujeto, generalmente, en un tiempo (presente, pasado o futuro) y tiene tres personas gramaticales para indicar qui√©n realiza la acci√≥n (1¬™,2¬™ √≥ 3¬™ persona del singular o del plural)

    Publicado: Vie Dic 11 2015  |  112 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • S√≥crates y Elena White, dos narradores de ilustraciones

    Como el cuenta, la parábola o la fábula, son ideales para fijar conceptos,todo el se se sirva de ellas, si las utiliza en su debido momento sera un orador o conversador genial. Elena White y Sócrates fueron dos maestros de ese arte.

    Publicado: Jue Dic 10 2015  |  120 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Castel o el lector modelo de la sociedad de consumo

    Basado en algunas categor√≠as de Eco, propongo que el lector modelo que sugiere el texto El T√ļnel de S√°bato, es un lector no solo atrapado en el t√ļnel del silogismo, sino que es b√°sicamente, el lector modelo construido por la sociedad de consumo.

    Publicado: Mie Dic 09 2015  |  129 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Mephistopheles de nuevo en el cuarto de estudio de Fausto

    Canción: Privaciones habrás de tener! Serás infeliz! Mefistófeles a sus demonios. Mefistófeles a Fausto. Mefistófeles a una rata. Fausto despertando. Mefistófeles vestido como un noble hidalgo. Debes controlarte! debes controlarte!

    Publicado: Mie Dic 02 2015  |  109 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • El capit√°n veneno

    Un poco de historia pol√≠tica La tarde del 26 de marzo de 1848 hubo tiros y cuchilladas en Madrid entre un pu√Īado de paisanos que, al expirar, lanzaban el hasta entonces extranjero grito de ¬°Viva la Rep√ļblica!, y el Ej√©rcito de la Monarqu√≠a espa√Īola (tra√≠do √≥ creado por Ataulfo, reconstitu√≠do por D. Pelayo y reformado por Trastamara), de que √° la saz√≥n era jefe visible, en nombre de Do√Īa Isabel II, el Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de la Guerra, D. Ram√≥n Mar√≠a Narv√°ez..... Y basta con esto de historia y de pol√≠tica, y pasemos √° hablar de cosas menos sabidas y m√°s amenas, √° que dieron origen √≥ coyuntura aquellos lamentables acontecimientos.

    Publicado: Mar Dic 01 2015  |  112 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La metaf√≠sica oriental - por Abd Al-Wahid Yahia - Ren√© Gu√©non

    He tomado como tema para esta exposici√≥n la metaf√≠sica oriental; quiz√°s hubiera sido mejor decir la metaf√≠sica sin ep√≠teto pues, verdaderamente, la metaf√≠sica pura, al estar por definici√≥n fuera y m√°s all√° de todas las formas y de todas las contingencias, no es ni oriental ni occidental: es universal. Son s√≥lo las formas exteriores con las que se reviste por las necesidades de una exposici√≥n, para expresar lo que puede ser expresado, las que pueden ser ya sea orientales, ya occidentales; pero, bajo su diversidad, es un fondo id√©ntico el que se encuentra en todas partes y siempre, en todas partes, al menos, donde haya verdadera metaf√≠sica, y ello por la sencilla raz√≥n de que la verdad es una. Si es as√≠, ¬Ņpor qu√© hablar m√°s especialmente de metaf√≠sica oriental? Porque en las condiciones intelectuales en las que se encuentra actualmente el mundo occidental, la metaf√≠sica es algo olvidado, ignorado en general y perdido casi por entero, mientras que en Oriente es siempre el objeto de un conocimiento efectivo. Si se quiere saber lo que es la metaf√≠sica, es, pues, a Oriente adonde hay que dirigirse; e incluso si se quiere encontrar algo de las antiguas tradiciones metaf√≠sicas que han podido existir en Occidente, en un Occidente que, en muchos aspectos, estaba entonces singularmente m√°s pr√≥ximo a Oriente de lo que hoy est√°, es sobre todo con la ayuda de las doctrinas orientales y en comparaci√≥n con √©stas, como podr√° conseguirse, porque estas doctrinas son las √ļnicas que, en este √°mbito metaf√≠sico, pueden todav√≠a estudiarse directamente. S√≥lo que, por eso, es muy evidente que hay que estudiarlas como lo hacen los propios orientales y no dedic√°ndose a interpretaciones m√°s o menos hipot√©ticas y, a veces, completamente caprichosas; se olvida demasiado a menudo que las civilizaciones orientales existen todav√≠a y que a√ļn tienen representantes cualificados de los que bastar√≠a informarse para saber verdaderamente de qu√© se trata.

    Publicado: Mar Dic 01 2015  |  106 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Antipoesia (No poesia)

    Auguro que este invierno será cálido. Auguro que llegará la primavera y no notaré novedad. Auguro que este dieciocho me curaré como raja... y de un suspiro irresponsable un hijo vendrá. Se vendrán tiempos duros, duros de sol a sol y varias trasnochadas la naftalina su olor característico también traerá Bienvenida realidad, mi madre me dirá y yo con una bofetada retórica le responderé

    Publicado: Jue Nov 26 2015  |  105 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La hermandad de los profetas - por Jorge Ahon Andari

    Allí estaba el valle de Tulum, esperándolo con su enorme panorama de cielo abierto, de cielo abierto al infinito del universo. Cualquier lugar de la tierra le sirve a quien quiera ascender por el cielo de ese lugar hacia el infinito del universo. Jotanoa volvía a su valle de Tulum, trayendo la ausencia de Albanoa y la presencia de Eben Alb en su interior... ¡La tristeza de una ausencia ocupada por la presencia de Eben Alb!... Y era Eben Alb quien parecía cabalgar en la alegría del regreso, murmurando la canción de su amanecer espiritual...

    Publicado: Jue Nov 26 2015  |  111 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La importancia de ser formal - por Oscar Wilde

    Hoy damos por primera vez en castellano La importancia de ser formal sin deformaciones ni cortes, √≠ntegramente, habiendo intentado paso a paso y hasta donde era posible, por respeto al autor y al lector, espa√Īolizarla literalmente(1). Esta deliciosa comedia fue estrenada en Londres por la compa√Ī√≠a que regentaba Mr. George Alexander, la noche del 14 de febrero de 1895, en el peque√Īo y elegante teatro de St. James. Wilde la titul√≥ The importance of being earnest, haciendo un gracioso juego con las palabras earnest, formal, serio, y Earnest, Ernesto, que suenan en ingl√©s exactamente lo mismo, a pesar de su ortograf√≠a diferente.

    Publicado: Jue Nov 26 2015  |  117 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • La vuelta al mundo en 80 d√≠as (resumen)

    Era la casa n√ļmero 7 del Saville Row, Burglinton Gardens en Londres, donde viv√≠a un hombre rico, el cual era Phileas Fogg. Era muy ordenado, generoso y fr√≠o.Ten√≠a la rutina de cada d√≠a ir al Reform Club, con sus colegas, y jugaban al whist, era un juego de cartas en el cual Mr. Fogg era el mejor. Sucede que cuando estaba en su dormitorio, su criado, como de costumbre, le llev√≥ su agua para afeitarse. Deb√≠a estar a 86 grados Fahrenheit, pero en vez de hacer eso, le llev√≥ agua a 84 grados Fahrenheit. Phileas Fogg, siempre tan preciso en lo que hac√≠a, despidi√≥ a su criado por tan grave error. Le dijo a su criado que fuera en busca de otro nuevo criado, este obedeci√≥. Al volver con √©l ven√≠a un hombre franc√©s, de unos treinta a√Īos de edad. Su nombre era Juan, de apodo, Picaporte. Muy musculoso y no m√°s alto que Mr. Fogg.

    Publicado: Jue Nov 26 2015  |  115 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Arguedas y Cort√°zar - Por Grac√≠a Morales Orti

    Llega ya el momento de conectar los dos autores que hasta ahora hemos estado tratando por separado. En las p√°ginas dedicadas a cada uno de ellos tratamos de establecer sus especificidades particulares, basadas fundamentalmente en su pertenencia a dos regiones culturales diferentes: la de la zona andina frente a la rioplatense. Ciertamente, estas diferencias existen, pero adem√°s la cr√≠tica ha tendido a hacerlas a√ļn m√°s profundas, separando tajantemente una y otra obra como irreconciliables. Es significativo, por ejemplo, que, seg√ļn se ha podido ir viendo a lo largo del trabajo y en la bibliograf√≠a final, se da una marcada tendencia en los estudiosos a especializarse en uno de los dos movimientos que, seg√ļn Rama, representan estos autores: Arguedas como emblema de la literatura transculturada y Cort√°zar como modelo de la cosmopolita . Nosotros, en cambio, queremos ahora destacar los nexos de uni√≥n que encontramos en sus producciones. No se trata tanto de elaborar una teor√≠a en contra de la opini√≥n de especialistas en este campo, sino de ofrecer una mirada que entronque ambas voces bajo una circunstancia com√ļn: su latinoamericanismo. Con esta finalidad, vamos a establecer tres n√ļcleos de an√°lisis centrales, que ya han sido tratados en el grueso del trabajo: la relaci√≥n literatura / vida; la relaci√≥n con la lengua y la tradici√≥n y la idea de b√ļsqueda como anhelo de futuro.

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  107 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
  • Dramatizar la pol√≠tica. Literatura argentina entre dos siglos

    Es una monografia que toma peque√Īas caracter√≠sticas de un ensayo. Trata la pol√≠tica y en especial la pol√≠tica argentina en la literatura, sus formas y las caracter√≠sticas de la misma.

    Publicado: Mie Nov 25 2015  |  114 visitas  |   Calificar  |  Comentar  |  Abrir en otra ventana
25 Anteriores Próximos 25
 

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda