Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Carta sobre la tolerancia - John Locke




  1. Conclusión
  2. Bibliografía

La libertad de consciencia debe ser una garantía individual o colectiva que se pueda ejercer desde cualquier postura política o religiosa, por ello, es menester que no se les imponga la religión o la política a los ciudadanos, mucho menos que se mezclen la una con la otra, porque de esta unión pueden surgir grandes confusiones y arbitrariedades. El texto de Locke carta a la tolerancia es bastante importante en esta materia.

  • (1) El Ensayo comienza destacando, que en lo referente al tema de la libertad de conciencia, existen dos posiciones irreconciliables, o sea, absoluta obediencia a la verdadera religión o libertad absoluta en materias de conciencia. El magistrado, en el cual se ha depositado la confianza, el poder y la autoridad, tiene el deber de mantener la paz en la sociedad. El supuesto básico del Ensayo es que sin sociedad política los hombres no podrían vivir juntos en forma pacífica, por ello la necesidad del cuerpo político. Este argumento, siguiendo al línea hobbesiana, es contrario a la idea del bon sauvage posteriormente desarrollada por Rousseau". (Gobierno de Medellín. 2011, p. 8)

El magistrado debe garantizar que la libertad de consciencia se respete, porque si no lo hace, las sociedades políticas terminaran manipulando a las comunidades religiosas, o simplemente la religión terminara dominando a la política, entonces se perderá la libertad de los ciudadanos para elegir el camino político o religioso por una mezcla tan funesta para la paz y el desarrollo social.

Para Locke la sociedad política es la mejor forma de conservar el camino pacifico de la convivencia humana, entre tanto, la religión debe ocuparse de cuestiones morales, éticas y espirituales que formen la virtud en los hombres, pero no de las apreciaciones políticas desde argumentos eclesiásticos, porque si esto sucede, la sociedad civil se confundirá y terminara odiando la política por la intervención de las autoridades religiosas en la vida común.

  • (2) "Para Locke el rol del gobierno civil es claro: la preservación de la vida. Cualquier acción coercitiva sólo debe justificarse ante la eventualidad de este dictum. Esta nueva doctrina sugiere que el gobernante no debe entrometerse en asuntos eclesiásticos, limitando el campo de su jurisdicción. La solución del problema es simple: el gobierno debe velar por la conducta en esta vida, pero no por la preparación a la próxima, que es un asunto completamente personal. La autoridad debe proteger la sociedad, pero en este mundo. En definitiva, la solución radica en el reconocimiento del Estado como un ente secular cuyo propósito no es velar por las creencias religiosas, sino que velar por la vida presente". (Leónidas montes l. 2004, p. 149)

Locke solicita la separación del poder religioso y político, porque en la práctica existe una fuerte contradicción entre sus finalidades, ya que la iglesia idealiza la vida, entre tanto que la política trabaja sobre lo concreto, real, actual y todo aquello que requiere soluciones inmediatas y no a futuro como las ofrecen las autoridades eclesiásticas. Por ello:

  • (3) "A nadie se le oculta la diferencia y hasta la contradicción que se da entre lo que se piensa y lo que se practica. Sin llegar al vicio de la hipocresía, la tensión entre lo ideal y lo real es algo muy humano y nos acompaña generalmente desde el nacimiento hasta la muerte. La coherencia respecto de sí mismo a lo largo de la vida es privilegio de no muchos. Para el resto, parece subsistir la apelación a la debilidad de nuestras pasiones frente al mundo de la razón o de la fe". (Julio Alvear Téllez. 2009, p. 653)

El autor señala la tensión existente entre el mundo de lo real, concreto y la fe, pues el primero es en el ahora, el segundo en el después. Además de manifestar cierta hipocresía en la religión de los eclesiásticos que someten a los hombres mediante doctrinas que no los dejan pensar políticamente su realidad individual y social. Es necesario reconocer:

  • (4) "El énfasis del Ensayo es claramente en temas del Estado, no eclesiásticos, por ello la pregunta entre "tolerancia o imposición" juega el rol principal a lo largo de este escrito, sugiriendo una preocupación más por el Estado que por la Iglesia. En conclusión, el Ensayo es un documento político. Sin embargo, si el Ensayo había establecido la dirección en la cual el pensamiento de Locke se dirigía, aún dejaba muchas preguntas sin respuestas, entre ellas la naturaleza de la autoridad civil y de la Iglesia. Si la orientación es clara, Locke todavía no posee el conocimiento del lugar al que aspira llegar. Esto es el fruto de la evolución de su pensamiento, cuyos resultados claramente se reflejan en la Carta". (John Locke, p. 7)

La carta de Locke es una preocupación por los asuntos políticos que siempre se dejaron infiltrar del poder eclesiástico, por esta razón la dirección del gobierno se hallaba en una continua contradicción, ya que una veces correspondía a las demandas sociales, otras esperaba el auxilio del cielo o las pretendidas promesas de los grupos eclesiásticos que lo único que les interesaba era sacar alguna partida económica en su unión con la política.

Los argumentos anteriores tienen una causa, a saber:

  • (5) "La principal razón teológica que expone Locke para prohibir el ingreso del magistrado civil en la esfera de la salvación es la siguiente: la salvación está confiada a cada individuo en particular y depende de su persuasión interna acerca de la fe (aquello que cree). El magistrado civil opera en la esfera externa de las personas y la salvación es un asunto de la persuasión interna de la mente".

Conclusión

La religión no es mala, la cuestión es que los líderes eclesiásticos se encargan de manipular a las autoridades políticas para sacar provecho económico de los aparatos del Estado, por ello, la religión debe dedicarse a las cuestiones morales y éticas para mejorar la sociedad, entre tanto la política debe guiar a la sociedad a vivir de una forma mucho más pacífica y quizás igualitaria.

Bibliografía

  • (1) Gobierno de Medellín. 2011, p. 8. Carta sobre la Tolerancia. Colombia.

  • (2) Leónidas montes l. Adolfo Ibáñez. 2004, p. 149. De la tolerancia, su contexto y una posible relación con el "nombre general" de propiedad en John Locke. Universidad Adolfo Ibáñez, Chile.

  • (3) Julio Alvear Téllez. 2009, p. 653. Tolerancia y Estado laico en el liberalismo de John Locke: un desposorio incómodo. Universidad del desarrollo. Chile.

  • (4) (John Locke, p. 7) Carta sobre la tolerancia John Locke. Recopilación, Librodot. España.

  • (5) Óscar Godoy Arcaya. 2004, p. 62. Tolerancia liberal y tolerancia católica. Tolerancia liberal y tolerancia católica. España.

ASESOR INTELECTUAL EN COLOMBIA - JOSE ORLANDO MELO NARANJO INVESTIGADOR EN ESTUDIOS LATINOAMERICANOS Y PENSAMIENTO UNIVERSAL EDITORIAL: UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA E INDEPENDIENTE DE MEXICO (UNAD) FACULTAD DE ESTUDIOS A DISTANCIA - 2014 - Política moderna. Tesis - Ciencias Políticas. Autor - John Locke.

 

 

 

Autor:

Andrea Ramírez.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.