Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Conservación de hortalizas

Enviado por Pablo Turmero



  1. Salado y salmuera
  2. Encurtido
  3. Desecación
  4. Deshidratación
  5. Liofilización
  6. Salado y salmuera
  7. Fermentación
  8. Pasteurización
  9. Conservación por el frio
  10. Utilización de conservadores
  11. Tratamientos con almíbar
  12. Irradiación
  13. Envasado en atmósfera modificada
  14. El envasado mediante películas plásticas
  15. Plaguicidas y su impacto en la salud
  • Conservación es mantener el mayor tiempo posible el grado más alto de calidad de un alimento determinado tratando de disminuir los efectos de los diversos mecanismos de alteración.

  • Las hortalizas al tener origen biológico se componen de proteínas, lípidos, vitaminas, enzimas, etc. A lo largo del procesamiento, conservación, elaboración pueden sufrir múltiples reacciones que originan el deterioro del alimento. Esta reacciones pueden ser por causas biológicas,enzimáticas y fisicoquímicas: pH, temperatura,actividad de agua.

  • Todos los tratamientos físicos y químicos modifican las características organolépticas, salvo el uso de aditivos, ya que para poder añadir un aditivo como condición necesaria es que no deben modificar las características organolépticas de la hortaliza que se desee conservar.

  • El método de conservación elegido nos debe asegurar la higiene del productores, es decir, las alteraciones han de ser mínimas.

  • Los métodos de conservación por congelación se basan principalmente en la eliminación de agua mediante evaporación directa desde el hielo, y esto se consigue manteniendo la temperatura y la presión por debajo de las condiciones del punto triple (punto en el que pueden coexistir los tres estados físicos, tomando el del agua un valor de 0,0098 ºC). Las verduras congeladas constituyen una opción saludable y cómoda de incluir los vegetales en nuestra dieta, alimentos que no pueden faltar debido a su importante papel en el mantenimiento de la salud.

La conservación por calor se basa en eliminar principalmente microorganismos, causantes de la descomposición de las hortalizas en latas o frascos estos métodos son muy empleados para guardarlos posteriormente. En la esterilización es preferible aplicar temperaturas altas durante un corto periodo de tiempo. De esta forma, las hortalizas conservan mejor tanto sus propiedades nutricionales como sus características organolépticas (color, olor, sabor, textura).

Salado y salmuera

  • El uso de la sal para la conservación de los alimentos está muy extendido, debido a que aporta sabor, ejerce un efecto conservador e influye en la textura y otras características de los encurtidos.

  • La sal empleada debe de ser de buena calidad, es decir, debe presentar un bajo contenido en calcio, magnesio y hierro, un color blanco y debe encontrarse libre de bacterias halofíticas y materias extrañas.

Encurtido

  • Para la elaboración de encurtidos existen numerosos procedimientos, con diversas recetas, diferentes equipos y múltiples consideraciones económicas. No obstante, quedan excluidos de este grupo los productos con un pH previsto superior a 4.5. Las hortalizas en vinagre o encurtidos son aquellas que, después de ser curadas en salmuera o de haber sufrido una fermentación láctica, se conservan con vinagre y sal. Y sin azúcares añadidos (encurtidos ácidos) o en vinagre con azúcares y condimentos (encurtidos dulces). Las hortalizas más utilizadas para este fin son los pepinos, cebollas, zanahorias, pimientos, ramilletes de coliflor...

Desecación

  • La desecación tiene lugar a una temperatura de entre 55 y 60ºC. Allí permanecen los alimentos hasta conseguir que tengan un contenido final de agua del cuatro al ocho por ciento. Una vez en casa, es necesario rehidratar las hortalizas antes de consumirlas.

Deshidratación

Método de conservación de los alimentos que consiste en reducir a menos del 13% su contenido de agua.

Este procedimiento brinda estabilidad microbiológica a la hortaliza, debido a la reducción de la actividad del agua, y fisicoquímica, además aporta otras ventajas derivadas de la reducción del peso, en relación con el transporte, manipulación y almacenamiento.

Deshidratación al aire libre

  • Está limitada a las regiones templadas o cálidas donde el viento y la humedad del aire son adecuados.

  • Generalmente se aplica a frutas y semillas, aunque también es frecuente para algunas hortalizas como los pimientos y tomates.

Deshidratación por aire

  • Para que pueda llevarse a cabo de forma directa, es necesario que la presión de vapor de agua en el aire que rodea al producto a deshidratar, sea significativamente inferior que su presión parcial saturada a la temperatura de trabajo.

  • Este método se emplea para productos reducidos a polvo, para productos de pequeño tamaño y para hortalizas desecadas.

Deshidratación por rocío

  • Se requieren la instalación de un ventilador de potencia apropiada, así como un sistema de calentamiento de aire, un atomizador, una cámara de desecación y los medios necesarios para retirar el producto seco.

  • Presenta la ventaja de su gran rapidez.

Deshidratación al vacío

  • Este sistema presenta la ventaja de que la evaporación del agua es más fácil con presiones bajas.

  • En los secadores mediante vacío la transferencia de calor se realiza mediante radiación y conducción.

Deshidratación por congelación

  • Consiste en la eliminación de agua mediante evaporación directa desde el hielo, y esto se consigue manteniendo la temperatura y la presión por debajo de las condiciones del punto triple

  • Este método presenta las siguientes ventajas: se reduce al mínimo la alteración física de las hortalizas, mejora las características de reconstitución y reduce al mínimo las reacciones de oxidación y del tratamiento térmico.

Deshidrocongelación

  • Es un método compuesto en el que, después de eliminar aproximadamente la mitad del contenido de agua mediante deshidratación, el material resultante se congela con rapidez.

  • Las ventajas: reduce en gran medida el tiempo necesario para la deshidratación y rehidratación y reduce aproximadamente a la mitad el espacio requerido para el almacenamiento del producto congelado. Sin embargo, el aspecto final del producto, que parece arruga, no es muy agradable para el consumidor.

Liofilización

  • Proceso que consiste en la deshidratación de una sustancia por sublimación al vacío. Consta de tres fases: sobré congelación, desecación primaria y desecación secundaria.

  • Ventajas: conservación y transporte fácil de los productos, la ausencia de temperaturas altas, la inhibición del crecimiento de microorganismos, ó la recuperación de las propiedades del alimento al añadirle el volumen de agua que en un principio tenía.

Salado y salmuera

  • El uso de la sal para la conservación de los alimentos está muy extendido, debido a que aporta sabor, ejerce un efecto conservador e influye en la textura y otras características de las hortalizas.

  • Las hortalizas que pueden conservarse con sal seca son: raíces, calabacines, judías escarlata, espárragos.

Fermentación

  • Se consiguen a partir de hortalizas frescas que han sufrido un proceso de fermentación láctica. Son productos de fácil digestión que aportan sabores nuevos.

  • Un ejemplo de este tipo de derivados es el chucrut.

Pasteurización

  • La pasteurización de encurtidos se lleva a cabo mediante un tratamiento térmico de los productos en sus recipientes, con valores de temperatura y tiempo del calentamiento determinados.

  • La pasteurización resulta idónea en la obtención de productos crujientes, con buen aspecto y estabilidad y con poco vinagre, aunque en estos casos el índice de conservación es inferior al mínimo recomendado.

Conservación por el frio

  • Consiste en someter los alimentos a la acción de bajas temperaturas, para reducir o eliminar la actividad microbiana y enzimática y para mantener determinadas condiciones físicas y químicas del alimento.

  • El período de conservación de un alimento almacenado a 2ºC no debe sobrepasar de los 6 días normalmente.

Refrigeración

  • Mantiene el alimento por debajo de la temperatura de multiplicación bacteriana. (entre 2 y 5 ºC en frigoríficos industriales, y entre 8 y 15ºC en frigoríficos domésticos.)

  • Conserva el alimento sólo a corto plazo, ya que la humedad favorece la proliferación de hongos y bacterias.

Congelación

  • Consiste en un enfriamiento muy rápido, a temperaturas del orden de -30ºC con el fin de que no se lleguen a formar macrocristales de hielo que romperían la estructura y apariencia del alimento.

Adémas de que se mantiene su aspecto, valor nutritivo y contenido vitamínico.

Conservación por ozono

  • Los objetivos esenciales de la ozonización en la conservación de alimentos son:

  • La asepsia de los locales de manipulación, de conservación y de distribución de alimentos.

  • La desodorización absoluta de los locales y supresión de la transmisión de los olores.

El ozono retrasa la maduración de un 20 a 30%, lo que permite prolongar considerablemente el tiempo de almacenaje.

Ebullición

  • Los alimentos se someten a ebullición (95/105ºC) por períodos de tiempo variables, con lo que se asegura la destrucción de la mayor parte de la biota microbiana. Su conservación oscila entre 4 y 10 días.

Esterilización

  • Proceso que destruye en los alimentos todas las formas de vida de microorganismos patógenos o no patógenos, a temperaturas adecuadas, aplicadas de una sola vez o por tindalización. (115 -130ºC durante 15 - 30 minutos). Si se mantiene envasado el producto la conservación es duradera.

Pasteurización

  • Es una operación que consistente en la destrucción térmica de los microorganismos presentes en determinados alimentos, con el fin de permitir su conservación durante un tiempo limitado.

  • La pasteurización se realiza por lo general a temperaturas inferiores a los 100ºC.

Utilización de conservadores

  • Dióxido de azufre se emplea para inhibir la multiplicación de lactobacilos, levaduras y mohos que toleran el ácido acético de los encurtidos.

  • Ácido sórbico resulta eficaz contra levaduras en hortalizas tratadas con salmuera.

  • Hidroxibenzoatos se encuentra más restringido, ya que no son particularmente eficaces contra los microorganismos responsables de las alteraciones de los encurtidos.

Tratamientos con almíbar

  • Es una técnica poco frecuente en hortalizas, limitándose a aquellas que se incluyen en los encurtidos dulces o cuando se pretenden prevenir la dilución localizada de la salsa por difusión del tejido tisular procedente de las hortalizas y la flotación de éstas en las salsas dulces.

  • Este tratamiento permite reducir la actividad del agua, así como mejorar la estabilidad microbiológica.

Irradiación

  • Es un tratamiento cuyo uso está limitado a la prolongación de la vida comercial de algunos productos.

  • La principal fuente de radiación proviene del isótopo cobalto-90, que emite radiaciones ? de alta intensidad y los aceleradores de electrones.

  • Uno de los principales inconvenientes que plantea es que muchos productos desarrollan malos sabores, aunque los mayores problemas en la irradiación de frutas es que afecta a la textura y los productos tienden a ablandarse. No obstante, la irradiación ofrece perspectivas de futuro en la prolongación de la vida comercial de los alimentos.

Envasado en atmósfera modificada

El principal objetivo del empaque de alimentos es proteger los productos del daño mecánico y de la contaminación química y microbiana y del oxígeno, el vapor de agua y la luz, en algunos casos.

El envasado en atmósfera modificada (EAM) para ampliar la vida útil de productos vegetales sometidos a tratamiento térmico marginal es una técnica que se basa en el empleo de nitrógeno sólo o mezclado con dióxido de carbono, y en la reducción del contenido en oxígeno hasta niveles normalmente inferiores al 1%.

La composición normal del aire utilizado en el EAM es de 21% de oxígeno, 78 % de nitrógeno y menos del 0,1 % de dióxido de carbono.

  • En la técnica del envasado en atmósfera modificada se deben tener en cuenta cuatro componentes básicos: el envase empleado, la mezcla de gases, los materiales de envase y los equipos de envasado; todos ellos condicionados a su vez por la naturaleza del producto a envasar.

Los factores que afectan a la intensidad de estos procesos y las condiciones de manipulación y comercialización, deben ser tenidos en cuenta para diseñar las características del sistema: producto- envase-entorno

Tipos de empaques

  • El tipo de empaque utilizado para este fin juega un papel importante en la vida del producto, brindando una barrera simple a la influencia de factores, tanto internos como externos.

  • Empacar vegetales es uno de los pasos más importantes en el recorrido de estos hasta el consumidor. Las bolsas, embalajes, canastas y cajas son recipientes convenientes para manejar, transportar y comerciar con producto fresco.

  • El empaque debe proteger el producto del daño mecánico y de las malas condiciones ambientales durante la manipulación y distribución. Los empaques deben ser lo suficientemente robustos para resistir el daño durante el empaque, almacenamiento y transporte; además deben resistir el apilamiento, el almacenamiento a bajas temperaturas y los ambientes con altos contenidos de humedad. Los tipos de empaque mas comúnmente utilizados son:

El envasado mediante películas plásticas

Debe ser capaz de mantener constante la mezcla de gases, impidiendo la entrada de oxígeno y la fuga de dióxido de carbono.

Películas laminadas

  • Estas películas están conformadas por láminas de diferentes materiales unidas mediante un adhesivo, en forma de sandwich. Las películas laminadas ofrecen una mejor calidad de grabado ya que la superficie impresa es incorporada entre las numerosas láminas que las constituyen y esto evita el desgaste durante la manipulación

Películas coextruidas

  • Se caracterizan por ser láminas producidas simultáneamente que se unen sin necesidad de adhesivo. Su característica principal es que sellan mejor que las anteriores.

Películas microperforadas

• Se emplean en aquellos productos que precisan de una velocidad de transmisión de oxígeno elevada. Las películas microperforadas mantienen unos niveles de humedad relativa altos y son muy efectivas para prolongar la vida media de productos especialmente sensibles a las pérdidas por deshidratación y de deterioro por microorganismos.

Plaguicidas y su impacto en la salud

Un plaguicida se define como una sustancia o mezcla en cualquier estado físico cuya finalidad sea la de controlar, combatir y/o prevenir plagas o enfermedades y en general tienen el objetivo de proteger al hombre de organismos que afectan su ambiente, animales y/o alimentos.

Esta definición incluye los materiales agrícolas de consumo, madera y sus derivados, forraje para animales o productos que puedan administrárseles para el control de insectos, arácnidos y/o diferentes plagas corporales.

Los plaguicidas pueden clasificarse como:

  • Concentración: ingrediente activo, plaguicida técnico, plaguicida formulado.

  • Organismos que controlan: insecticidas, acaricidas, bactericidas, rodenticidas, avicidas, etc.

  • Modos de acción: de contacto, repelentes,

de ingestión, defoliantes, fumigantes.

  • Composición química: organoclorados, triazinas, organofosforados, compuestos de cobre, piretroides, organoazufrados, etc.

  • Presentación de formulaciones: sólidos, líquidos y gases.

  • Uso al que se destinan: agrícola, urbano, pecuario, industrial, forestal, doméstico.

Estos componentes producen susceptibilidad a la toxicidad, mutagenicidad y carcinogenicidad y este hecho ha levantado un interés publico por la salud.

Pese a su predominio, los pesticidas pueden ser extremadamente peligrosos y amenazar gravemente la salud de los seres humanos y de los animales en todas partes, e incluso convertirse en un foco de infección a través de las hortalizas que se consumen crudas.

La contaminación del ambiente por plaguicidas se da por aplicaciones directas en los cultivos agrícolas así como por otras situaciones.

Debido a esto, residuos de pesticidas se encuentran normalmente en los alimentos.

Hay estudios que muestran que los niños comen mas alimentos con altos niveles de pesticidas, como hortalizas, y debido a que como los niños consumen mas líquidos y alimentos en proporción a su peso que los adultos, estas fuentes diarias de productos químicos dañinos pueden ser especialmente peligrosas para ellos. Una vez ingeridos, los productos químicos se acumulan en el tejido graso humano y pueden tener efectos graves para la salud del niño a largo plazo.

Como las hortalizas suelen tener restos de pesticidas organoclorados, además del lavado y la cocción, se debe quitar la cáscara para minimizar riesgos. Tomates y ajíes suelen tener restos de organofosforados. Lavarlos muy bien antes de consumir. Acelga y espinaca: sólo con una buena cocción se elimina el riesgo de intoxicación.

 

 

 

Autor:

PabloTurmero.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda