Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Democracia en peligro, humanidad y naturaleza en peligro: nuevas opciones

Enviado por Giorgio Piacenza



- Monografias.com

La pérdida de los mejores valores modernos, la decadencia institucional, la nueva fuerza de poblaciones, las respuestas populistas nacionalistas ponen en peligro la continuidad y la evolución de la democracia pero asimismo surgen nuevas opciones aptas para extender nuestras perspectivas y adaptar la cultura, la política y la sociedad a un mundo altamente interconectado e interdependiente.

Los valores democráticos liberales modernos y sus sistemas democráticos correspondientes (normalmente asociados al capitalismo) son aceptados en primera instancia con relativa facilidad por la mayoría de las personas de forma casi universal y por ello se podría afirmar que estos valores en efecto no solo tienen características más inclusivas y deseables sino, por lo menos, psicológicamente "universales". Las democracias liberales normalmente asociada al capitalismo (que promueve producción y riqueza pero que, por su propia naturaleza, tiende a excluir, acaparar y a monopolizar si no es bien controlado por el estado) tienen ofrecen libertades y posibilidades a intereses privados que pueden frenar su evolución hacia sistemas democráticos superiores. Lo atractivo de los sistemas liberales es que las personas tienden a aceptar la libertad de elegir y el respeto a su dignidad en contraste con la búsqueda de sentido y dignidad que generalmente los reinos, teocracias, y regímenes autoritarios promueven. Pero la democracia liberal y sus valores se hayan en peligro ya que, debido a la decadencia institucional, el sentido de vida que formas políticas más autocráticas podrían ofrecer pueden volverse más ideológicamente atractivas nuevamente.

Hoy están en peligro, pero quizás no tanto ante opciones (parcialmente "liberales" y modernas pero, por lo general, menos democráticas y más autoritarias) asociadas al socialismo marxista. Están en peligro porque han sido disminuidas por influencias oligárquicas y plutocráticas especialmente en los Estados Unidos (que antes más personas alrededor del mundo querían emular). También están en peligro (en diversos países occidentales industrializados donde la democracia moderna ya se había consolidado de forma coherente) por la creciente aceptación de populismos nacionalistas extremistas, aislacionistas, unilateralistas y conservadores. Utilizando las libertades democráticas se llega (representando los sentimientos pre-racionales de sectores frustrados y atemorizados) a un retroceso a formas populistas que en su reciente libro "Political Order and Political Decay" Francis Fukuyama relaciona a "estados neo patrimoniales". Fukuyama consideró en su libro "The End of History and the Last Man" que los "Estados Modernos" (expresando un equilibrio de fuerzas entre estamentos del estado, el reino de la ley y el respeto al individuo por sobre intereses particulares) sería el natural fin del camino en la búsqueda de sistemas políticos. Y creía que con la caída del Muro de Berlín, el aumento del número de democracias liberales en el mundo y la desarticulación de la Unión Soviética, la humanidad se aproximaba a este reconocimiento, a un estado de relativa tranquilidad sin grandes y apasionadas luchas políticas que habían marcado a la historia.

Los políticos electos en estas democracias representativas en etapa regresiva son afines a segmentos de la población poseedores de una identidad y visión reducida y por ahora (ofreciendo soluciones sencillas a sus frustraciones, pérdida de estatus social, temores y prejuicios) han ido triunfando por sobre segmentos de la población con identidades y visiones más posmodernas y pluralistas. Algunos de los personajes que simplemente serían dictadores están ingresando al poder político utilizando los medios políticos de las democracias liberales. Cuan histriónicos y carismáticos son ante las cámaras y cómo ofrecen soluciones directas y simplistas les ayuda sobremanera. Ingresan al poder criticando a las detestadas élites y, manipulando en nombre de la voluntad y el sentir popular, deterioran el diálogo e imponen manejos que corrompen a las instituciones. Las emociones tienen más efecto que los datos comprobados.

Pero ya que la continua evolución cultural y política hacia la estabilidad de los "estados modernos" (y posibles estructuraciones políticas posteriores) no está asegurada (ni en el pensamiento de Fukuyama ni en la Teoría Integral que en parte orienta mi pensamiento), hoy estaríamos ante un fenómeno regresivo que desestructura a los "estados modernos". Desestructuraría la evolución social y política hacia estos "estados modernos" reavivando elementos de estados "neo patrimoniales", una decadencia o regresión hacia "estados patrimoniales".

No cabe duda que, aparte de los abusos, de la supresión asimilación y directa destrucción de sociedades no occidentales, acaecida durante la pre-modernidad mercantilista teocrática y, luego, durante la modernidad colonial y post colonial, también la implementación de los valores humanistas y las estructuras políticas liberales han logrado grandes mejoras en la vida humana, incluyendo en estos beneficios a mayores segmentos de la población (tales como una mayor educación general, mejor salud pública, mayor libertad personal, reconocimiento de minorías, una mayor sensibilidad y conciencia inclusiva y, aunque no parezca ya que las noticias a corto plazo por lo general son negativas, una marcada disminución de la violencia inter personal y general a través de los siglos). Así lo demuestran Steven Pinker en "The Better Angels of Our Nature" y Matt Ridley en "The Rational Optimist".

Pero, aun así, se han dado grandes desgracias humanas y una gran depredación irracional de la flora y la fauna del planeta dentro de la modernidad pero – aparte del excesivo celo por implementar los métodos modernos de explotación, producción y consumo "racionales", gran parte de los males habrían sido causados por el abuso de las posibilidades ofrecidas por las tecnologías de una modernidad aprovechada por personas e intereses privados primordialmente regidos por psicologías autoritarias, excluyentes y pre-modernas. Serían personas que, utilizando sistemas democráticos liberales modernos, llegan al poder político y económico para manipularlo y extraer desconsideradamente beneficios personales, una situación que ha llevado al cinismo respecto a los valores liberales y que ha influido en la decadencia institucional en desmedro de los beneficios que la "modernidad ideal" debería ofrecer a los grandes colectivos humanos. Dicho de otro modo, la modernidad en sí no sería algo tan destructivo meramente destructivo para con los más débiles si las personas que ostentan el poder tuviesen consciencias más responsables e inclusivas.

Pero en términos generales, el equilibrio entre los poderes del estado, la posibilidad de elegir en comicios (gradualmente ampliada a más segmentos de la población), el aproximado dominio de la ley y el respeto al individuo han generado – a largo plazo - mejoras en el nivel de vida de la población. Las clases medias van en aumento alrededor de la mayoría de los países del mundo, generando mayores expectativas respecto a la calidad de vida personal gracias a la adopción parcial o extensa de valores liberales modernos.

Lo que se haya hoy en juego (debido a la decadencia institucional, a los nuevos autoritarismos y al control que grandes consorcios e intereses corporativos, privados y financieros ejercen de forma intra-nacional y transnacional generando un crecimiento del cual se benefician las élites en países ejemplo como los Estados Unidos), es la continua evolución emancipadora, aún más inclusiva y empoderadora de las democracias liberales modernas, primero hacia etapas políticas posmodernas más igualitarias, horizontales y ecológicamente sostenibles y luego hacia etapas integrativas en las cuales múltiples visiones del mundo puedan participar en la construcción de una visión planetaria conjunta de forma sinérgica. Idealmente, en la etapa "integrativa" se superaría por primera vez en la historia humana el pensamiento mono lógico o los exclusivismos basados en una visión falsamente absolutista. No solo se superarían los falsos universalismos teocráticos y cientifistas sino los universalismos tribales propios de etapas pre-teocráticas que, aunque podrían haber integrado mejor practica de vida con su entorno natural, sutil y espiritual, mantenían un nivel de identidad demasiado limitado o local sin un gran uso del análisis y del discernimiento comparativo.

En cierto sentido, el movimiento evolutivo hacia una política y civilización "integrativa" (no moderna ni posmoderna sino "post posmoderna") realmente sería un "fin de la historia conocida" en la cual apegos a verdades parciales trataban de imponerse a apegos hacia otras verdades parciales. Se superaría el pensamiento excesivamente dualista y dicotómico (desconector de la humanidad con la naturaleza) propio de la pre-modernidad teocrática-absolutista-monoteísta. Se superaría el pensamiento racional-aristotélico clásico, científicamente absolutista y desconector de la naturaleza, propio de la modernidad clásica. Y se superaría el pensamiento excesivamente igualitario u "horizontal" pero, asimismo, excesivamente relativizante (y sin claras opciones para construir un futuro) propio de la posmodernidad o del cuestionamiento de la modernidad clásica.

La posmodernidad debe servir para superar los excesos del uso de la razón lineal e instrumental propios de la modernidad pero no para destruir sus bases. Como dice Ken Wilber, eso es mal entendido por personas en estadios de desarrollo psicológico personal pre míticos y pre-modernos; personas que necesitan estructura y un orden impuesto. El discurso posmoderno relativizante lo entienden como un permiso para hacer lo que quieren de forma colocar los derechos cívicos y sociales por sobre sus intereses o gustos personales. Por ello también pueden ser manipulados por demagogos agitadores y populistas. Ellos utilizan el deseo de creer en un salvador y un cambio...conmueven inclusive a personas hiper religiosas con fuertes tendencias a mitificar la realidad.

Ellos utilizan el sentimiento de ultraje o de pérdida sufrido con indignación por poblaciones que han sufrido un estancamiento en el nivel real de sus ingresos junto a una pérdida de estatus social por muchos años, viendo cómo otros (que lucen como ellos y también inmigrantes) se enriquecen mientras ellos permanecen estancados.

Pero el resurgimiento de nativismos populistas basados en el prejuicio, el temor y la frustración es un retorno parcial al tribalismo y a la atomización en un mundo donde debemos interconectarnos de forma pacífica hoy más que nunca. Esta coyuntura – la era de la post-verdad - debería ser temporal y no perpetuarse socialmente bajo controles autocráticos de larga duración. Debería ser una oportunidad para que las fuerzas progresistas de conciencia posmoderna se fortalezcan para ofrecer soluciones más adecuadas una vez que se demuestre que los autoritarismos no son adecuados.

Por supuesto que para poder evolucionar de forma cultural-conceptual y práctica también hay que reconocer que el pensamiento moderno clásico (que aún predomina como fuerza social transformadora y organizativa en el mundo) se ha convertido en hegemónico bajo un absolutismo inapropiado y además asociado al sistema de extracción, producción, consumo y distribución; a un capitalismo y al imperialismo económico y cultural; a un crecimiento irracional sin límites. Pero hay que entender que bajo influencias de personas y grupos de poder con mentalidades e identidades pre-liberales y pre-modernas, muchas aplicaciones del pensamiento moderno se han convertido en vehículos que brutalmente suprimen y sojuzgan a formas de ser y visiones del mundo no occidentales.

En muchas instancias (debido a errores en política internacional) se ha convertido en una "esperanza abandonada" que ahora se ataca, tal como ocurre en movimientos islámicos yihadistas, extremistas, teocráticos y autoritarios que tratan de re-establecer un orden político anterior imaginado como grandioso. Sin embargo, como estas cosas no son "en blanco y negro" asimismo hay que entender que – a pesar de estas terribles tragedias – la existencia de la modernidad, sus valores, métodos, sistemas políticos fue algo ineludible para lograr una etapa evolutiva de mayor inclusión de pueblos en reconocimiento de una misma humanidad; algo necesario para lograr mayores distinciones conceptuales, organizativas, prácticas, informativas, conectivas, así como para lograr importantes descubrimientos de los patrones físicos establecidos en la materia, un aumento en la capacidad de análisis, de manipulación física y de creación tecnológica, incluyendo la posibilidad del intercambio de ideas y la proliferación de diversas teorías interpretativas de la realidad.

Pero ante el constante avance científico y tecnológico, el mundo vital que nos toca vivir se ha interconectado de manera tal que – conformado por sistemas complejos también interconectados entre sí – emergen situaciones cualitativamente distintas e inesperadas ante las cuales, el pensamiento moderno no está equipado para responder. Y es en esta situación que requiere una evolución cultural en la cual se están dando los retrocesos anti democráticos. Existe la tendencia a abandonar acuerdos internacionales, entre ellos los acuerdos para disminuir el cambio climático y acuerdos para someterse a normas internacionales.

En esta situación tenemos a un gran país autoritario como China convirtiéndose en una potencia mundial con visos expansionistas promoviendo un modelo político propio donde desde hace décadas las selectas élites del Partido deciden casi todo benefician grandes segmentos de la población, pero (aunque se benefician ellos más) mientras lideran utilizando una burocracia eficiente. Y tenemos a Rusia retrocediendo hacia el autoritarismo y expansionismo; tenemos a muchos países árabes donde recientemente fracasaron los movimientos del despertar árabe y tenemos al líder del Partido Demócrata Barack Obama prolíficamente decidiendo UNILATERALMENTE con ayuda de asesores militares (y superando a George W. Bush) a quienes destruir utilizando drones con misiles teledirigidos.

Tenemos una gran polarización en Estados Unidos generada por una fanática e intransigente ideologización extremista, con expectativas partidarias bien instituidas al interior del Partido Republicano; situación que relega a la impotencia a quien promueva una posición moderada; situación que ha generado un Congreso ineficiente y la frustración y cinismo en millones de ciudadanos, muchos de los cuales votando contra sus propios intereses se han sentido identificados con un candidato narcisista y populista que por un lado se alinea con parte de la propaganda republicana y por otro promete reformar el sistema pero a todas luces aun evidentemente favoreciendo a las élites y (a diferencia de él) favoreciendo a personas con creencias religiosas fundamentalistas e ideologías políticas irracionales, tales como que el calentamiento global generado por el hombre no existe.

Y recientemente tenemos a una Alemania con problemas de movimientos ultra conservadores (y hasta neo nazis) por tratar de prevenir las debacles económicas de algunos países en la Unión Europea y por intentar integrar de forma magnánima a su sociedad muchos inmigrantes. Sin embargo, en este último caso, vemos que también están a punto de tonta y provocativamente prohibir el uso del burka como antes sucedió en Francia, algo que inútilmente exacerba el resentimiento y las sospechas de jóvenes musulmanes que podrían sentirse aún más atraídos al extremismo. Una medida tan idiota como prohibir velos en misa y colgarse un rosario del cuello.

Ya no es fácil establecer autoridades creíbles y duraderas en el tiempo. En democracias todas son muy cuestionadas. Además, en este nuevo mundo de opiniones, son las más populares y fáciles de entender y no las mejor razonadas y correctas las que -ante un electorado poco educado- tienen ventaja. Todo es cuestionado con contundencia porque se informa con contundencia y prejuiciosamente a grupos divididos empobrecidos por clase y cultura por lo que muchos creen estar bien informados sin saber que primariamente se dedican a confirmar prejuicios. Así, el debate inteligente – aquel en el nos atrevemos a ceder y a admitir el error - se hace imposible. Grupos de relegados recobran formas de entender qué es lo que les ha pasado, porqué perdieron su prestigio y estatus. Lo hacen por medio de ideologías que se les vende y refuerza de forma visual, bulliciosa, simple, emotiva y contundente. Y se convierte en un asunto de fe y de reivindicación; una causa que los líderes e intelectuales de la izquierda liberal no comprenden. Eso revela el tipo de pensamiento de derecha que está inspirando a tantos de estos movimientos populistas y porque son altamente nacionalistas y hasta xenófobos.

El discurso educado y sofisticado no les "habla" y ya no les convence. Se sienten relegados por el crecimiento de la implementación neoliberal y creen en quienes les recuerda eso y les habla directamente solo para salir elegido. En efecto, tenemos colectivos de personas menos educadas y con mentalidades pre-modernas hoy más animadas a participar en la política, convencidas por la propaganda de un discurso de "grandiosidad y destino", un discurso nacionalista populista (que reivindica su pérdida de estatus) que las derechas los representará mejor.

Es una lucha entre niveles de conciencia, de posibilidad de empatía e inclusión; una lucha en la cual el ILIBERALISMO va ganando demasiado terreno, por ejemplo, en Estados Unidos y en muchos países europeos con democracias avanzadas que deberían seguir evolucionando en una expansión del liberalismo para dar el ejemplo al resto del mundo y sus nuevas democracias. Como muestra Moisés Naím, autor de "El Fin del Poder", la anti política se impone fácilmente con personajes poco intelectuales, poco serios y que necesitan menos las estructuras de los partidos tradicionales.

Para Naím, el "poder" se ha dispersado y quienes ostentan los poderes clásicos en las instituciones estatales ostentan un poder diluido. En esta situación candidatos "anti sistema" tienen más oportunidades de manejar percepciones según las diversas necesidades de la población utilizando un discurso más emotivo e informal. Llegar al poder se vuelve más fácil pero mantenerlo también se vuelve más difícil.

Naím también cree que por todo ello la democracia seria, responsable y estable está en peligro. Como se indica en el siguiente vídeo en YouTube "el problema es que muchos de estos líderes que cargan la bandera de la anti política es que menosprecian reglas fundamentales de la democracia como hacer concesiones y buscar soluciones intermedias"

https://www.youtube.com/watch?v=rCAdA2zMHwU

Naím también no habla sobre "la revolución del más"…más gente con recursos difícil de controlar. Nos habla sobre "la revolución de la movilidad" la cual brinda más opciones a la gente que ya no queda bajo el poder (tradicional) de los poderosos. Y finalmente nos habla sobre "la revolución de la mentalidad" por la cual "los ciudadanos son más conscientes de quienes tienen prosperidad y no aceptan quedarse atrás" Desean más autonomía y no aceptan al autoritarismo que conocían. https://www.youtube.com/watch?v=LY73F1CWj3I Sin embargo, a mi modo de ver muchos buscando esta auto afirmación, identidad y autonomía pueden participar en la transformación de un tipo de autoritarismo por otro. Por ello nuevas formas de fascismo pueden surgir. Naím habla de la actual relevancia de los "micro poderes".

Hay mucha más personas con mucho poder, expectativas y conexiones forma núcleos que son difíciles de gobernar. Para que puedan participar inteligentemente y no se explotados por populistas que pretenden representarlos deberían ser personas más educadas de forma sólida e integral. Podríamos decir que un vasto e influyente empoderamiento de una población poco preparada intelectualmente, una población que participa más activa y desafiante en la política pero que también fácilmente resulta en una "población desbocada", inmanejable y/o manipulable por demagogos que básicamente saben cómo representar sus sentimientos; población convencida de la ideología que les atrae; población testaruda que frecuentemente no desea escuchar buenas razones sino opciones sencillas, fáciles de entender y totalitarias.

Con representantes políticos "payasos" se menoscaban los temas que deben tomarse en serio y se dan malos ejemplos a la población. Se arrestan las etapas de desarrollo psicológico de algunos niños y adolescentes que podrían sentir que el uso de la violencia para imponerse sobre sus compañeros es válido. El ejemplo de presidentes y primeros ministros autoritarios no solo menoscaba principios y valores democráticos sino que pone en peligro al orden mundial, la continua evolución social, la educación integral y las relaciones internacionales. Por sus caprichos, irracionalidad e inestabilidades, el equilibrio de poderes se vuelve más precario mientras que llegar a ser conductores del sistema político legitima sus actitudes anti democráticas.

Una mayoría de personas empoderadas, tratando de incidir en el sistema político deben entenderse a sí mismas como partícipes de un gran todo importante que deben sostener y mejorar. De otra forma, si actúan cada uno por intereses privados, por consignas o por agrupaciones que no coordinan, podríamos llegar al caos.

El futuro podría ser más sinérgico-anárquico si se crearan sistemas políticos que faciliten la toma de decisiones e implementación constructiva de forma colectiva. Quizás el sistema de participación directa llamado "Crowdocracy" (gobierno del colectivo o de la muchedumbre) sea un incipiente modelo a seguir; una posible aplicación que haría posible una forma de "anarquismo coherente" en el cual la sabiduría colectiva de la muchedumbre se auto gobernaría y el rol que quedaría para los "políticos" como representantes simplemente sería el de implementar las decisiones.

¿Cómo hacer para mejorar los sistemas políticos modernos para evitar elegir personas desequilibradas que pongan en peligro a todos? Esto no es comunismo donde autoridades enquistadas de un partido imponen lo que su líder o su comité decide en nombre de los demás bajo un credo ideológico inflexible. Esto no es una anarquía en el sentido peyorativo donde surge el caos porque cada uno quiere imponer lo que le da la gana. Esto evita las influencias de grandes intereses, lobis y monopolios que pueden ayudar a políticos para que sean elegidos o presionarlos cuando ejercen su autoridad. Primero el colectivo toma decisiones y luego se eligen representantes pero solo para que implementen aquello que decidió el colectivo. Pero el colectivo debe estar organizado bajo ciertas premisas por las cuales las mejores decisiones tienden a triunfar. Ya no se trata de elegir a representantes con visiones propias por más bien intencionados que sean, ni tampoco de correr el riesgo de elegir a representantes de sí mismos o a personas que para ocupar cargos de poder prometen y dicen lo que sea necesario en los sistemas que llamamos "democracias representativas".

El desarrollo del gobierno colectivo lograría una forma más entrelazada o "compleja" de utilizar la razón, la intuición y juicio individual sin depender excesivamente de expertos, de presiones sociales, de carismas, promesas y engatusamientos. La teoría es que, con votos completamente anónimos, sin presiones sociales, sin la influencia desproporcionada de expertos, donde todos participan bajo ciertas reglas o condiciones (empíricamente demostradas en experimentos sociológicos), las probabilidades son mayores para que se tomen opciones políticas más sabiamente. También, según los proponentes de esta alternativa, para que surja la sabiduría del colectivo o la muchedumbre deben haber muchas perspectivas, deben existir independencia para tomar decisiones, las personas más cercanas al problema que requiere una decisión política debe participar y los mejores elementos de todas las perspectivas deben ser integrados mas no promediados. http://crowd.ngo/

Pero las personas deben íntimamente (en lo que rige sus auto-identidades personales e intersubjetivas) desear el bien colectivo. Deben querer participar responsablemente. Pero ante la decadencia del poder institucional y la emergencia del poder disperso de las poblaciones, como respuesta hoy existe una reafirmación de estrategias anti democráticas anteriores: la exacerbación de lo local, del sueño de un pasado glorioso, el fascismo, el hiper nacionalismo, una reacción "anti sistema" autoritaria que a corto y largo plazo atemoriza y esclaviza y que – por falta de imaginación - se está utilizado para (nuevamente) ostentar el poder institucional entreteniendo y aplacando a colectivos frustrados y ofendidos que buscan ser reconocidos.

¿Podremos en estas circunstancias reavivar el interés y la confianza en los mejores ideales y principios de la democracia liberal, la idea de justicia y libertad para todos, para que juntos participemos en superar sus defectos desarrollando sistemas sinérgico-globales más aptos para un mundo precariamente interconectado, o caeremos en un peligroso "caos inter tribal" que podría afianzarse como una serie de distopías o tecno dictaduras regionales llegando – por necesidad de supervivencia de la especie - a ser una dictadura global? Debemos intentar conocer otra forma de vida es posible salvando el valor intrínseco de la modernidad junto con lo mejor de las etapas anteriores de desarrollo cultural. Pero esto requiere un pensamiento conectivo que nos lleve a entender cómo distintas cosmovisiones y epistemologías que bajo la razón aristotélica parece incompatibles, pueden coexistir coherentemente como parte de modelos integrativos.

Pero de forma paralela, necesitamos ir educándonos personalmente de forma transdisciplinaria y extender esta educación de forma masiva para que las democracias (que hoy dependen de poblaciones empoderadas y exigentes) funcionen con poblaciones empoderadas pero con un pensamiento integrativo-holístico-conectivo de forma más inteligente y evolucionen dentro del entramado vital o "complejidad". Debemos convalidar lo esencial de las respuestas modernas, racionales, del iluminismo clásico mientras que simultáneamente reconocemos y cultivamos otras opciones más intuitivas y opciones dentro de nuevos modelos integrativos más comprehensivos.

Las respuestas racionales-clásicas que inspiran la conformación de las (hoy menos creíbles) instituciones modernas son válidas pero insuficientes. Adaptarse a la situación actual exige un "incluir y trascender" hacia estructuras mentales y políticas más comprehensivas; no solo un descartar y reemplazar. En la respuesta evolutiva integrativa que se adapta a la complejidad actual, debemos conocer, preservar y validar lo moderno para trascenderlo y debemos educarnos, no solo con información sobre cómo llegamos a la situación histórica de hoy y cuáles son los fundamentos de diversas formas de llegar al conocimiento que la humanidad ha descubierto, sino aprendiendo a conectar transdisciplinariamente estas formas de construir y participar de la realidad. En pocas palabras, descubrir cuáles son las bases conceptuales comunes a todas las principales respuestas sobre la vida y sobre la realidad que la humanidad ha hallado en diversos lugares y eras.

Ya que el cambio que se necesita para poder convivir sinérgicamente y no de forma limitada y/o destructiva es algo realmente extraordinario y sin precedentes, necesitamos una vez más preocuparnos por entender a profundidad la naturaleza de la realidad. Necesitamos poder combinar organizadamente todos los conocimientos y principales respuestas al dinámico misterio de la vida y la existencia. Redescubriendo la importancia de lo más esencial empiezan las semillas de una cultura integrativa viva que necesitamos desarrollar, salvando, reparando, desarrollando y superando la modernidad en vez de solo criticarla o reemplazarla de una forma absolutista u otra. Por ello también es necesario reconocer los misterios y "anomalías" que no encajan con nuestros sistemas de creencias y epistemologías favoritas. Por ejemplo, la mediumnidad, el fenómeno OVNI, la telepatía, el contacto con seres inteligentes no-humanos, el rol de la conciencia, la evidencia de supervivencia a la muerte física, las precogniciones, deben informar a la emergente filosofía post posmoderna tanto como la física cuántica, teorías holográficas y las filosofías y escuelas de oriente y occidente, hacerlo verdaderamente de una forma coherentemente conectiva para llegar a una visión más amplia y madura, tomando en serio testimonios y evidencias "bizarras", sin temor a nada, abandonando la actitud que ciertas cosas son ridículos "temas tabú" o estrictamente asuntos entretenidos, curiosos, atemorizantes y graciosos.

También – para estar conscientes de nuestras tendencias y limitaciones - debemos tomar muy en cuenta los hallazgos de la psicología del desarrollo personal y los de la psicología moral que inciden directamente en nuestras preferencias políticas y porque participamos en ella como lo hacemos. Trabajos en psicología moral como Jonathan Haidt y Joshua Greene, autores de "Moral Tribes: Emotion, Reason and the Gap Between Us and Them" son fundamentales para educarnos acerca de nosotros mismos y para aprender a no participar en política principalmente de forma reactiva, inconsciente y simplista sino más bien meta consciente. En pocas palabras, nos puede ayudar a auto corregirnos cuando sea necesario. Y trabajos en psicología del desarrollo como "In Over our Heads" de Robert Kegan e "Integral Psychology" de Ken Wilber son fundamentales para educarnos acerca de las posibilidades que poseemos para superar el seguir de forma ciega nuestras tendencias políticas innatas. Múltiples investigaciones en psicología del desarrollo nos permiten entender que es posible mejorar como seres humanos superando formas de ser políticamente egoístas, descubriendo que el ser humano puede desarrollarse psicológicamente para identificarse con el bien común, inclusive a nivel planetario.

El autoritarismo es una tendencia y preferencia sicológica exacerbada por el temor y la incertidumbre pero la educación y la cultura podrían suavizar o equilibrarlo permitiéndole existir constructivamente en nuestro mundo hoy. Ahora que muchos países europeos están ingresando en la "órbita autoritaria" tribalizarán y dividirán el orden mundial en mayor grado del actual? El rol de las democracias occidentales coherentemente establecidas que brindan un ejemplo a seguir a los pueblos del mundo aún estadios políticos pre-modernos (lo que Francis Fukuyama llama "estados patrimoniales" y "estados neo patrimoniales") debería continuar. Su éxito y su ejemplo deberían continuar. Sus compromisos creíbles con el ideal de la cooperación, con la igualdad de derechos, la paz y los acuerdos mundiales deben continuar sino cada cual tratará de hacer o imponer lo que sus líderes autócratas quieran…una receta para el caos, el desastre, el peligro, las guerras, la contaminación desbocada y, Dios no quiera, el de armas nucleares.

¿Qué es el autoritarismo? (explicación en inglés) https://www.youtube.com/watch?v=5YU9djt_CQM

Necesitamos un shock y/o una revisión FUNDAMENTAL. Inclusive considerar a profundidad lo menos valorado: La METAFÍSICA. La Naturaleza de la realidad y de lo Real. ¿Se basa en lo Absoluto? ¿Podemos considerar lo Absoluto sin volvernos fanáticos? Podemos realizar una revisión integrativa del esoterismo y de las enseñanzas de las escuelas místicas no duales utilizando las filosofías integrativas (Filosofía Integral de Wilber, Complejidad de Morin, Transdisciplinaridad de Nicolescu, Realismo Ontológico y Meta-realidad de Bhaskar, Organicismo de Bahm, Metafísica Principialista de Schuon y otras) para descubrir y retransmitir coherencias conceptuales entre las creencias y paradigmas que - de forma desarticulada - separan a las personas. Mientras que cada uno de estos sistemas meta conceptuales tiene carencias, también ofrecen importantes eslabones como elementos vitales de un mosaico integrativo más completo y siempre en evolución.

En este mosaico, lo espiritual, lo mental, lo físico, lo individual y lo colectivo se conjugan de forma armónica y para que ello sea posible, debe entenderse cómo todas estas variantes fundamentales pero relativas y mutuamente implicadas pueden derivar de una Realidad Absoluta no dual. Al entender esto, se pueden armonizar conceptualmente múltiples filosofías que aparentemente eran irreconciliables y competían por influir en la cultura. Por ejemplo, bajo esta aproximación filosófica integrativa se pueden entender como partes de una misma armonía y como mutuamente necesarias el materialismo y el idealismo y la existencia de Dios como el ser máximo personal e impersonal.

Y entender mejor cómo ocurre la conectividad conlleva a validad una educación ética de mayor responsabilidad personal. Por ello conectividad y responsabilidad son conceptos clave de esta educación. Más aún, muchos de los principios del pensamiento andino (complementariedad, paridad, reciprocidad, responsabilidad con la vida) y del pensamiento "no occidental" y "pre-moderno" de muchos otros pueblos son compatibles para ayudarnos a construir la nueva etapa educativa. Son compatibles con aspectos filosóficos post dualistas y no limitan la comprensión vivencial objetivar. Pero si seguimos siendo movidos por la búsqueda del entretenimiento constante, por el consumismo, la búsqueda de estatus y por el relativismo (en un mundo interconectado que requiere una población informada en los principios que conectan todo) podríamos caer en nuevos ciclos de guerras, en manos de dictadores y/o regímenes que prometen SEGURIDAD utilizando sistemas tecnológicos de supervisión, decisión y control cuasi omni presentes.

Como nos recuerda Moisés Naím, enormes poblaciones tecnológicamente empoderadas, frustradas, con grandes expectativas, rebeldes, más audaces, conectadas entre sí y con el mundo; poblaciones con mayores recursos propios de las emergentes clases medias se están volviendo inmanejables bajo gobiernos, instituciones y procesos políticos modernos clásicos o "normales".

La situación que ya emerge no se puede "manejar" con las prácticas y conceptos anteriores. Toda política puede ser retada. Es una nueva forma de "desborde popular y crisis de estado". Pero el nivel de educación de esas poblaciones debe ser mucho mayor para que puedan poner las cosas en perspectiva y no caigan en manos de demagogos que ofreciendo soluciones simplistas se convierten en sus representantes, llegan al poder explotan sus sentimientos. Un pueblo empoderado sin educación necesaria es ingobernable y esperar que viertan sus esperanzas en líderes carismáticos no es la solución. Es una receta para un mayor caos mundial porque – por lo menos posteriormente a la Primera y Segunda Guerras Mundiales, en la era moderna los grandes conflictos se han evitado a través de la compromiso, el respeto común a las leyes, el intercambio y cooperación. Pero si muchas de las grandes "democracias ejemplo" del mundo se convierten en regímenes autoritarios que imponen una visión local de orden promoviendo gran desconfianza respecto a los extranjeros y las minorías mientras rechazan el cambio y la adaptación al través de una evolución cultural, ese orden mundial al menos en parte basado en compromiso y el sentimiento de pertenecer a una humanidad común se vería seriamente afectado.

Dicho de otro modo, la decadencia de las democracias conlleva a un gran peligro mundial, al desdeño de los derechos humanos y de la naturaleza y si queremos sobrevivir de forma digna debemos evitar que esto se extienda y se vuelva permanente. Para ello, no solo debemos fiscalizar a los dictadores que están nuevamente surgiendo ante una situación mundial que no se soluciona con dictadores. Debemos ayudar a que las democracias liberales sean bien utilizadas, que los países adopten verdaderas democracias para que pasen a su siguiente estadio evolutivo bajo nuevas configuraciones democráticas posmodernas y Post posmodernas (integrativas). E inevitablemente debemos co-crear una cultura y civilización planetaria integrativa basada en la conectividad y en el siempre actual lema "unidad en la diversidad".

 

 

 

 

Autor:

Giorgio Piacenza.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda