Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Politica exterior en latinoamerica




Política exterior en Latinoamérica - Monografias.com

Algunos fenómenos e indicadores sociales de Colombia se ven reflejados en las políticas nacionales e internacionales que lleva a cabo el país. Como es el caso de la inequidad y el poco ingreso económico que reciben sus habitantes; El cual es inferior a países como México, Brasil, Argentina y Chile. En términos educativos los indicadores presentan un alto grado de favorabilidad, ya que actualmente en la nación disminuye considerablemente la tasa de analfabetismo. "Por otra parte, el país está ubicado en el hemisferio occidental y para su dirigencia las relaciones con estados unidos han sido las más importantes. Algunas nociones institucionales, una parte sustancial del modelo económico y parte del juego político se han asociado a políticas relacionadas con el país del norte. Para el caso, en el periodo de mayor estimación bipartidista y de consensos positivos en estados unidos hacia un gobierno colombiano, el de Alberto Lleras Camargo (1958-1962), Colombia se convirtió en una especie de vitrina de la alianza para el Progreso. Varios gobiernos colombianos pusieron a estados unidos en el centro de sus aspiraciones o preocupaciones: los de Marco Fidel Suárez (1918-1921), enrique Olaya Herrera (1930-1934), Eduardo Santos (1938-1942), Alberto Lleras Camargo, Julio César Turbay (1978-1982), Andrés Pastrana (1998-2002) y Álvaro Uribe (2002-2006; 2006-2010). En las administraciones del presidente Uribe se llegó, incluso, a asimilar sin restricciones el discurso antiterrorista del gobierno del

presidente George W. Bush - 2001-2005; 2005-2009". 1

Para la mayor parte de los ciudadanos y políticos de Colombia las relaciones con los Estados Unidos de Norte América. Son supremamente básicas para el desarrollo de la nación, puesto que las negociaciones directas con la Nación Americana generan una apertura de tipo comercial. Que ubica a nuestro país en un contexto de competitividad y liderazgo en la región. Gracias a esto; el país ha desarrollado un modelo financiero que le permite abrir sus mercados tanto en Latinoamérica como Europa, lo que se conoce con el nombre de "estrategias políticas del nuevo orden mundial". Una prueba evidente de lo mencionado anteriormente es el (TLC) Tratado de Libre Comercio que firmo Colombia con los Estados Unidos de Norte América, Luego del triunfo de Barack Obama.

1 Diego Cardona. Colombia: una política exterior en transición Bogotá Colombia: Fundación Friedrich Ebert en Colombia (FESCOL) 2011. p. 17.

Por otra parte debe tenerse presente que los elementos sociales y los derechos fundamentales de los ciudadanos, no se deben reducir meramente a prototipos económicos y financieros. Ya que las políticas estratégicas que se han firmado con los Estados Unidos tienen un aspecto Neoliberal. Es decir: lo privado es capaz de acabar con lo público, porque no se respeta el medio ambiente y mucho menos los derechos sociales de las organizaciones políticas que se hallan en contra del sistema Neoliberal. Fuerzas represoras que fueron diseñadas por las estrategias administrativas y militares del presidente Bush, lo cual evidencia dos problemas políticos bastante complejos. Por una parte la nación debe crecer económicamente en un mundo globalizado que exige una competencia bastante extrema. Por otra, cada una de las relaciones políticas con los Estados Unidos de Norte América implica sometimiento a nivel comercial y social, con relación a las exigencias de dicha nación. Por esta razón los gobernantes colombianos no deben ignorar " que Colombia también es un país de la cuenca amazónica y del mundo andino, lo que la obliga a ventilar con sus vecinos una buena parte de los asuntos sustanciales de su agenda exterior: fronterizos, sociales, ambientales, de infraestructura, de comunicaciones, de ciencia y tecnología, comerciales, energéticos, de inversiones, de normas técnicas, de cooperación en seguridad, de zonas de integración fronteriza y regional, culturales, educativas, de desarrollo de tecnologías de la información, para citar sólo los más importantes. Es decir el país tiene también oportunidades y obligaciones con esos dos grandes espacios geográficos vecinos a su territorio. Es claro que por razones históricas, étnicas, religiosas y de ubicación, y por su muy limitada capacidad de lobby en estados unidos y en Europa, Colombia no puede pretender convertirse en una especie de Israel de América Latina, en especial mediante una alianza estratégica fundamental con Estados Unidos o Europa, mientras su relación con los vecinos

sea muy deficiente". 1

Como se puede deducir: Colombia es un país que necesita crecer al ritmo de la economía mundial. Ya que de no hacerlo se conduciría a la quiebra, pero estratégicamente debe tener presente que su relación política, económica y geográfica con Sur América; debe ser mucho más solida. De lo contrario perderá comunión con las naciones de la tierra que actualmente son la potencia, ya que estas últimas cuentan con la materia prima y los recursos naturales; que son la base de la producción Europea y Occidental.

1 Diego Cardona Cardona. 2011. p. 19.20.

Una prueba fiel y viviente de la falta de estrategia de los anteriores gobiernos al gobierno del presidente Juan Manuel Santos, se halla reflejada en la crisis Colombia – Venezuela hacia el año 2010. Además del fuerte inconveniente con la república Ecuador, como consecuencia de un ataque fronterizo que violo de forma arbitraria la soberanía de aquel país. Ya que una política militar de lucha contra el narcotráfico no es una excusa de primer orden para atacar de forma terrorista el suelo de un país vecino. Desde mi punto de vista la persecución de los grupos terroristas como es el caso de la guerrilla no se debe extender a otros países; sin la intervención directa de los gobernantes de aquellas naciones. Puesto que las normas jurídicas y los acuerdos internacionales para Sur América, establecen que los Estados deben trabajar en conjunto en la lucha contra el narcoterrorismo que se halla inmerso en la región. Actuar contrariamente a esos principios de orden democrático implica una quiebra sustancial de la política exterior para Colombia. Ya que el curso de los factores globales, sociales y regionales, demandan respeto por la soberanía geográfica, económica e intelectual de los pueblos del mundo. No obstante el actual Presidente de Colombia Juan Manuel santos ha percibido mediante el poder diplomático la jurisprudencia que debe usarse a nivel continental, para el mejoramiento de las relaciones exteriores con las naciones vecinas. Políticas que a mi parecer son de primer orden. Es decir: aquellas que deben ejecutarse en beneficio de los ciudadanos, como parte esencial de la conformación económica y política del Estado. Por otra parte "los gobiernos han afrontado el impacto externo de los problemas de seguridad de manera diferente y hasta contradictoria, lo que ha creado confusión en la opinión pública. Incluso debates en torno a si lo que hay en nuestro país es un conflicto interno, una guerra civil o una amenaza terrorista demuestran la ausencia de consensos sobre las causas de los problemas que en diversas materias afronta el país y, por lo tanto, se incurre en serios errores al trazar políticas públicas para internacionalizar realidades que en su conjunto no se han definido de manera clara. Las concepciones sobre la situación doméstica nacional y, por ende, sobre las políticas exteriores exceptivas, varían de un gobierno a otro no como resultado de reflexiones académicas profundas, sino de opiniones, ideologías o percepciones personales de quienes

acceden a posiciones de poder en un período dado" 2 por esta razón es

importante que aquellos que lleguen al poder sean prudentes al internacionalizar la problemática del conflicto interno que padece Colombia. A fin de no dañar las relaciones políticas que se pueden obtener en el futuro diplomático de la nación.

2 Bernardo Vela Obregozo. Las relaciones internacionales de Colombia en el siglo XXI. Colombia. Universidad Nacional Y Senado de la República de Colombia.

p.26.

Desde luego el ataque fronterizo contra la república del Ecuador fue uno de los resultados que se obtuvieron por parte de aquella estrategia militar que se conoció con el nombre de "Seguridad democrática". Una política de carácter nacional con tintes o propósitos internacionales. Ya que al ex presidente Álvaro Uribe Vélez, le preocupaba la opinión y la aceptación de los Estados Unidos de Norteamérica. A un cuando tuviera que atacar a las repúblicas vecinas, como lo demostró en uno de sus comunicados hacia el año 2012, cuando expreso: "Obtuvimos nuevas pruebas de campamentos guerrilleros en Venezuela. Tenía tres opciones: Hacer las denuncias, quedarme callado y la otra opción era un operativo militar en Venezuela. Me faltó tiempo" palabras ofensivas para Latinoamérica, pero gloriosas para Norteamérica. Y qué decir de los falsos positivos. Asesinatos de civiles presentados por el Ejército colombiano como guerrilleros muertos en combate. Un "macabro logro" de la política de seguridad democrática del presidente Álvaro Uribe. Este daño al aparato social ha sido ignorado por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la justicia colombiana. Ya que dichas acciones terroristas en contra de los ciudadanos colombianos; tiene la aprobación de los Estados Unidos. Lo que demuestra una vez más, que las políticas exteriores tienen una mayor representación Estatal, que aquellas políticas internas que pueden mejorar las relaciones sociales de bienestar e integración de los civiles; que trabajan para la producción monetaria y financiera del país. "Esta estrategia militar ha tenido costos crecientes que afectan de manera seria las relaciones internacionales de Colombia y que conllevan a la necesidad de su replanteamiento" 3 ya que el interés masivo por alcanzar la seguridad del país, genero que las relaciones exteriores se vieran afectadas y cuestionadas en el ámbito internacional. Puesto que los países de Latinoamérica comenzaron a percibir a la república de Colombia como un foco regional que generaba problemas y conflictos. Porque no solo debía afrontarlos de forma interna, sino que también los extendía a otros territorios. "Debido al aislamiento que ha sufrido Colombia, se ha desperdiciado de cierta forma la oportunidad que se tiene con la redistribución del poder de occidente a oriente, en el que emergen temas tan importantes como los de medio ambiente, la creciente demanda por los recursos alimenticios y energéticos" 3 por otra parte;

Latinoamérica cuenta actualmente con una consciencia que le permite reconocer que tiene los recursos naturales y energéticos para ser la nueva potencia mundial. Así es que Colombia tarde que temprano; tendrá que asumir el nuevo reto económico y social de latinoamericana.

3 Misión de Política Exterior, informe final, Bogotá D.C: Ministerio de relaciones exteriores, fedesarrollo BID y CAF, 2010. P.9.

Colombia es un país que cuenta con un potencial a nivel natural y económico, que lo ubica en una posición intermedia. Sin embargo la política externa que posee; es bastante vulnerable. Puesto que el conflicto armado se internacionaliza de forma inadecuada. Porque las potencialidades mencionadas no se ejecutan de manera objetiva y medible, todo lo contrario: la historia colombiana, la tradición política y el conflicto interno; hacen tropezar las relaciones que los países vecinos intentan instaurar con nuestra república. "No obstante, el país desaprovecha sus potencialidades y ubicación geográfica. Ha establecido vínculos débiles con el Caribe y el Pacífico, a pesar de que casi 12% del territorio nacional está conformado por departamentos con vertiente hacia el área geográfica caribeña, que cuenta con 9,6% de la población total del país, y en donde se encuentra el departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Colombia fue promotor y lideró la creación de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), cuyo convenio constitutivo se suscribió en julio de 1994. En 2009 tuvo su presidencia, en la que enfatizó en asuntos como turismo, cooperación, desastres naturales, bilingüismo y comercio. No obstante, su interés hacia esta área geográfica no ha pasado de manifestaciones retóricas, esporádicas y coyunturales. A pesar de las tensiones con Nicaragua y de la demanda de ese país por la definición de límites ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Colombia carece de una política de estado hacia el Caribe insular y sus acciones han sido personalizadas, reactivas y coyunturales. Es más, al comienzo de la administración del presidente Uribe se cerraron varias embajadas en esta área geográfica, manejándose desde Jamaica su concurrencia hoy en día" 4 Colombia presenta problemas bastante complejos en materia política y social, como es el caso de las drogas ilícitas que salen del país y se extienden a distintos lugares del mundo. El crimen organizado desde las esferas políticas y que se desmantela de forma lenta e ineficaz; además de la falta de cooperación internacional y regional. Si Colombia no diseña políticas exteriores que garanticen su relación con los países de Sur América; será eliminada de aquellos acuerdos y pactos regionales que pueden garantizar un mayor dominio económico e independencia legislativa; que le permita cobrar significativamente un valor porcentual por la explotación de sus recursos naturales y energéticos. Lo que finalmente llevaría al país a una devaluación de sus potencialidades geográficas como sociales. Crisis que terminaría aumentando la delincuencia y la formación de grupos militares al margen de la ley; como consecuencia de la falta de oportunidades a la población civil.

4 Prioridades e instrumentos de la inserción internacional de Colombia. Una política exterior en transición Bogotá Colombia: Fundación Friedrich Ebert en Colombia (FESCOL) 2011.p. 91.92.

Algo que debe tenerse presente, es que los gobiernos Colombianos desde el presidente Turbay. Han buscado alianzas y aprobación por parte de los Estados Unidos. Sin embargo "hacia el final del periodo de Turbay el país se encontrara prácticamente aislado en el campo internacional" 5 para el periodo de Barco, la historia colombiana se cubrió de sangre, pues los Estados unidos exigían la extradición de los integrantes del cartel de Medellín. Elemento político que no le brindaba ningún tipo de autonomía al Estado colombiano. Pasado el tiempo "En el gobierno del presidente Gaviria una vez más, ante la evidencia del fracaso de esa estrategia nacionalista, y ante la necesidad de recapturar al capo antioqueño, el gobierno liberal no tuvo otra salida que alinearse de nuevo a los intereses de los

Estados Unidos para buscar su ayuda" 5 sin embargo la alianza de Norteamérica con Colombia se vio interrumpida por un periodo de tiempo bastante corto, cuando salió a la luz el famoso proceso 8.000 durante el gobierno de Samper Pizano. Ya que el país ratifico una vez más los lazos del narcotráfico y la política. Después de aquel gobierno, la política exterior de Colombia en manos del presidente Pastrana Arango, se enfoco en una estrategia internacional denominada "plan Colombia", que contaba con la aprobación de los Estados Unidos. Proyecto que también se condujo al fracaso, pues el señor Pastrana se encargo de permitirle a la guerrilla que trabajara libremente en la zona del Caguán. Tras estos gobiernos ineficaces y cómplices del narcotráfico militar, económico y político, apareció en la escena colombiana el Presidente Álvaro Uribe Vélez y su política militar que uso la sangre y la vida de los colombianos para tratar de destruir a la guerrilla. Fue así como: "Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la ruptura del proceso de paz con las FARC en febrero de 2002 (ambos eventos catalizadores del triunfo de Uribe en las elecciones), determinaron que la agenda internacional del gobierno colombiano se haya secularizado y terrorizado. El primero de los adjetivos (la secularización) pretende señalar que la política de la seguridad democrática ha buscado apalancarse en la política exterior para legitimar políticamente sus componentes ante la comunidad internacional, y para buscar recursos financieros que la respalden, sobre todo en los Estados Unidos. El segundo calificativo (la "terrorización") hace relación con la estrategia internacional adelantada por la Casa de Nariño con el fin, en primer lugar, de realizar la vinculación de las guerrillas colombianas con el terrorismo internacional" 5 si bien estas políticas exteriores han contado con la ayuda de Estados Unidos, el problema interno a un continua. Ya que la relación política narcotráfico es un hecho que a un permanece en el presente de la república colombiana.

5 Leonardo Carvajal. Tres años del gobierno Uribe (2002-2005): Oasis, N ° 11 Colombia. p.139, 147.

En otro sentido, el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos. Ha manejado de forma mucho más racional los asuntos diplomáticos y las estrategias de política exterior. Mejorando significativamente la imagen del país. Las actividades políticas del mandatario han alcanzado efectividad porque ha combinado la lucha militar contra el narcotráfico, con la búsqueda democrática de un proceso de paz. Caso contrario al sistema ideológico diseñado por Uribe. Ya que el tipo de consciencia política se basaba el "centro derecha" no en la extrema. Y esto porque el señor Uribe conocía plenamente que la constitución política del país no le permitiría accionar sus pensamientos de "extrema derecha" sin embargo logro manejar una falsa idea del Estado de derecho, el cual no se conoció durante su mandato. Los periodistas críticos fueron considerados por su gabinete y grupo de representantes como terroristas. La libertad de prensa tuvo que limitarse a los datos que otorgaba el Estado para su conveniencia, los colectivos políticos que presentaran propuestas ciudadanas de autonomía y procesos de paz con la guerrilla; eran considerados cómplices de esta última. Su modelo ideológico ubico dos tendencias políticas bastantes extremistas, Enemigo – amigo, es decir: quien estuviera a favor de la Seguridad democrática era amigo del estado. Quien se opusiera de forma crítica, así lograra demostrar los resultados de esta, como en el caso de los falsos positivos; era considerado enemigo público de la nación y en ocasiones blanco militar.

"Por el contrario, Santos logró con éxito relativo sortear dos entornos políticos desfavorables y polarizados por la doctrina cerrada de Álvaro Uribe. Uno era doméstico, de desgaste gobiernista de ocho años, coaliciones disidentes como la de Cambio Radical, colisión de poderes, que tomaron forma, por una parte, en el permanente enfrentamiento entre el Ejecutivo y las Altas Cortes; y, por otra, entre el Legislativo y las Altas Cortes, así como también la pérdida de legitimidad a causa de los "falsos positivos" o ejecuciones extrajudiciales, falsas desmovilizaciones, infiltraciones ilegales del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) a magistrados, políticos y comunicadores, improvisaciones en la aplicación de la Ley de Justicia y Paz y emergencia de estructuras paramilitares rearmadas o bandas armadas criminales (BACRIM). El otro era exterior y regional, marcado por un ambiente geopolítico de desaprobación colectiva moderada, exceptuando el Perú de Alan García, que le seguía los pasos a Uribe" entre tanto a Santos se le califica como integrador diplomático de Colombia con

Latinoamérica" 6

6 Eduardo Pastrana Buelvas. Diego Vera Piñeros. De Uribe a Santos: la política exterior, la seguridad y los militares. Fundación Konrad Adenauer – Colombia. p. 65,66.

La política colombiana puede mejorar considerablemente, si se asume una visión estratégica que tenga su base en una política exterior; que posea estrategias de integración con Sur América. Esta deberá corresponder a un método económico, militar, diplomático y social, que sea aceptado por las naciones vecinas. Puesto que los objetivos y cooperaciones internacionales pueden mejorar el panorama nacional de Colombia. Así los beneficios políticos tendrán una mayor cobertura institucional y democrática, que garantice el respeto por los derechos humanos de los ciudadanos de Latinoamérica y Colombia. Si se logra mejorar la condición interna de Colombia, los índices de pobreza podrán disminuir porcentualmente y la desigualdad se podrá eliminar poco a poco mediante salidas pacificas y políticas; que le permitan a los grupos al margen de la ley, actuar políticamente. A fin de que puedan demostrar si sus ideologías corresponden meramente a un discurso o en realidad pueden generar un cambio social significativo. Por otra parte es importante que Colombia asuma el reto de proteger sus recursos naturales y energéticos, porque solo así el patrimonio cultural y biológico del país; podrá generar rentabilidad económica, que luego entonces podrá verse reflejada en la inversión social de sus habitantes. "Además de la construcción de un gran "Plan Nacional de Desarrollo" como visión doméstica y política de Estado, a partir del debate y la búsqueda de un consenso de carácter pluralista y nacional donde se pongan sobre la mesa la idoneidad de los actuales modelos de crecimiento y de desarrollo, la política de transferencia de rentas y regalías, la política antidrogas, el gasto y la inversión militar, la política de educación, la política comercial y de atracción de inversión externa. Construir un balance estratégico de fortalezas y debilidades del sistema de política exterior, por áreas específicas (finanzas y presupuesto anual, inversión, infraestructura, organigrama, automatización, plataforma tecnológica, investigación, profesionalización, representatividad internacional, procesos de comunicación interna, procesos de divulgación pública, niveles de coordinación interministerial, etcétera), con indicadores y estadísticas precisas" 6

Todo plan de desarrollo económico y social debe garantizar la responsabilidad humana de las empresas nacionales e internacionales, que operan al interior de la república de Colombia. De lo contrario seguirán evadiendo la responsabilidad social que tienen para con los habitantes del país. Ya que la legislación actual; protege simplemente los derechos de las razones jurídicas o empresariales y pocas veces los derechos humanos de los colombianos.

6 Eduardo Pastrana Buelvas. Diego Vera Piñeros. De Uribe a Santos: la política exterior, la seguridad y los militares. Fundación Konrad Adenauer – Colombia. p.76.

Aquella visión deberá implementar un modelo integral y jurídico de rendición de cuentas por parte del estado colombiano a la población civil, siendo estos últimos representados desde las esferas políticas. Como también permitir que los civiles tengan derecho a la participación ciudadana; mediante colectivos constituidos de forma legal. La dimensión financiera del modelo Neoliberal, no debe apoderarse de la diplomacia nacional y mucho menos de la educación colombiana. De lo contrario esta última se convertirá en un negocio lucrativo, que elevara el patrimonio fiscal de las razones privadas; mientras empobrece mediante deudas a los ciudadanos de Colombia. Como consecuencia las personas a nivel profesional y académico serán formadas para no pensar en la política interna y externa de la república. Lo cual dejara lisiadas, aquellas oportunidades que pueden permitir la formación de una ética nacional que les enseñe a los colombianos; a enfrentar los retos que el mundo moderno demanda en las instituciones públicas. Es necesario "reforzar los niveles de accountability (rendición pública de cuentas) y de participación ciudadana (residentes y migrantes) en las dimensiones financiera, diplomática, educativa e investigativa, mediante la introducción de plataformas interactivas y programas fijos (no intermitentes) de aproximación al ciudadano, incluyendo la posibilidad de coordinar con el Ministerio de Educación una política pública para formar al ciudadano en los asuntos esenciales de la política exterior, desde una estrategia descentralizada que involucre a las instituciones de formación secundaria y universitaria tanto públicas como privadas" 6

De lograrse que la visión estratégica de la política interna y externa contemple aquellos aspectos de primer orden, se podrá convocar a debate público los logros y objetivos que el Estado colombiano manifiesta haber alcanzado. Así la responsabilidad de los gobernantes colombianos será menor retorica y mas practica en la esfera social y política. Estas acciones demostrarían que la democracia no es una formalidad jurídica expuesta en una constitución política, todo lo contrario: la norma constitucional se podría ejecutar de una manera racional que vele por los intereses generales de un pueblo que demanda condiciones de vida, dignas. Por otra parte; debe tenerse presente que el país ha sufrido la filtración del narcotráfico en la política Estatal, por esta razón el compromiso de los políticos de Colombia; es la única clave que puede incentivar un cambio en la estructura legislativa, ejecutiva y judicial de la república. A fin de que esta ultima corresponda al bienestar e integridad social de los ciudadanos.

6 Eduardo Pastrana Buelvas. Diego Vera Piñeros. De Uribe a Santos: la política exterior, la seguridad y los militares. Fundación Konrad Adenauer – Colombia. p.76.

Finalmente "se sugiere el involucramiento pluralista, invitando a los actores más representativos en cuanto a: gremios industriales, comerciales, constructores, financieros y agropecuarios, sindicatos, ONG, partidos políticos, organizaciones campesinas e indígenas, universidades públicas y privadas, tanques de pensamiento y medios de comunicación. Convocar y coordinar trabajos exploratorios y de investigación en problemas internacionales y de política exterior colombiana, en conjunción con académicos, investigadores y semilleros, en alianza estratégica con Colciencias y con organismos de cooperación internacional. Adicionalmente, se propone a los tanques de pensamiento, las universidades y los medios de opinión, que desarrollen frecuentemente talleres y seminarios conjuntos de formación en relaciones internacionales y política exterior colombiana, además de encuentros permanentes para debatir la estructura y la coyuntura de la política exterior con el apoyo de plataformas digitales y medios físicos de divulgación" 6 Con relación a los gremios industriales; el Estado colombiano deberá garantizar que las empresas respeten el derecho a la vida de los representantes de los sindicatos. De lo contrario se estaría violando constitucionalmente el derecho a libre expresión y el derecho a la huelga, cada vez que se violen los derechos laborales de los trabajadores. De hacerse esto; la política nacional cambiaría radicalmente la imagen y el desprestigio que tiene la república de Colombia frente a la región latinoamericana. Ya que los antecedentes históricos registran miles de asesinatos de representantes de sindicatos, sin que las ONG pudieran hacer nada al respecto. Garantizar la vida y la participación ciudadana en los proyectos de política exterior, es la clave de un cambio social con representación democrática a nivel nacional e internacional.

Como resultado físico de la aplicación estratégica, de una nueva política externa. La credibilidad política en el ámbito internacional, permitirá que se formen alianzas estratégicas para Colombia. Además de abrirle las puertas de los mercados internacionales que no ha logrado explorar; con algunos países de Europa y Medio Oriente.

6 Eduardo Pastrana Buelvas. Diego Vera Piñeros. De Uribe a Santos: la política exterior, la seguridad y los militares. Fundación Konrad Adenauer – Colombia. p.76.

Bibliografía

1 Diego Cardona Cardona. Colombia: una política exterior en transición Bogotá Colombia: Fundación Friedrich Ebert en Colombia (FESCOL) 2011.

p. 17.

p. 19.20.

2 Bernardo Vela Obregozo. Las relaciones internacionales de Colombia en el siglo XXI. Colombia . Universidad Nacio nal Y Senado De la república De Colombia. p.26.

3 Misión de Política Exterior, informe final, Bogotá D.C: Ministerio de relaciones exteriores, fedesarrollo BID y CAF, 2010. P.9.

4 Prioridades e instrumentos de la inserción internacional de Colombia. Una política exterior en transición Bogotá Colombia: Fundación Friedrich Ebert en Colombia (FESCOL) 2011.p. 91.92.

5 Leonardo Carvajal. Tres años del gobierno Uribe (2002-2005): Oasis, N ° 11 Colombia. p.139, 147.

6 Eduardo Pastrana Buelvas. Diego Vera Piñeros. De Uribe a Santos: la política exterior, la seguridad y los militares. Fundación Konrad Adenauer – Colombia

p. 65.

p. 66.

p. 76

 

 

Autor:

Jose Orlando Melo Naranjo

INVESTIGADOR EN ESTUDIOS LATINOAMERICANOS Y PENSAMIENTO UNIVERSAL

EDITORIAL: UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA E INDEPENDIENTE DE MEXICO (UNAD) FACULTAD DE ESTUDIOS A DISTANCIA

2010


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.