Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Fintech: los gigantes tecnológicos amenazan a la banca (Silicon Valley vs. Wall Street)

Enviado por Ricardo Lomoro



Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7
Monografía destacada
  1. ¿Qué se entiende por "fintech"?
  2. Las nuevas operaciones financieras P2P
  3. En marcha hacia otra civilización
  4. Nuevo escenario: la irrupción de las empresas fintech en el mundo financiero
  5. La infidelidad de los "millenials": el banco en el bolsillo
  6. Los nuevos banqueros: de Silicon Valley a Wall Street
  7. ¿Son un peligro inminente y real los GAFA para la banca tradicional?
  8. Tanto fue el cántaro a la fuente que al final, el "Gran Hermano" resultó ser "Caín"
  9. No aprendieron nada (de la manipulación del mercado a la pérdida de confianza)
  10. La economía disruptiva
  11. ¿Y si estar mejor es imposible? (la "extraña levedad" de la economía colaborativa)
  12. La banca ante las nuevas tecnologías
  13. It?s all show (el espectáculo debe continuar)
  14. No comment: "cuando veas las barbas de tu vecino rasurar, pon las tuyas a?"
  15. No se preocupen los "ositos", que yo siempre me equivoco
  16. Comienza el combate de la banca por Internet: Wall Street vs. Silicon Valley
  17. ¿Is the game over? (la tumba de la inteligencia)
  18. ¿Puede la banca competir con los gigantes de Internet? (resiliencias furtivas)
  19. Batman vs. Superman: la gran batalla de los "metadatos"
  20. El sueño húmedo del poderoso (mientras compramos las "palomitas")
  21. Y al final? ¿quién se llevará "el gato al agua", los "truhanes" de la banca o los "pitufos 4.0" de las nuevas tecnologías y las redes sociales?
  22. Anexo - Cuando los "Santos (del "procomún colaborativo") vienen marchando"?
  23. Espacio Realidad Virtual: el lado de la "demanda" (a verlas venir)
  24. ¿Estarán los bancos preparados para competir en la era de la "revolución 4.0"?

Monografias.com

¿Qué se entiende por "fintech"?

¿Qué quiere decir la palabra fintech? ¿A qué industria afecta? Fintech no es una palabra que se haya puesto de moda o algún fenómeno pasajero, es algo más.

El término "fintech" viene de la unión de las palabras en inglés finance + technology. Las empresas fintech son aquellas empresas dedicadas a los servicios financieros que utilizan las últimas tecnologías para construir productos y servicios pioneros e innovadores en la industria financiera (créditos online, cambio de divisas a través de la red, pagos online, banca digital, etc. En definitiva, a aquellos productos o servicios que ponen en común la tecnología y el dinero).

En 2014, la inversión mundial en empresas fintech se triplicó respecto al año anterior, llegando a los 12.200 millones de dólares. Según un estudio de la empresa Accenture, una parte muy importante de estas inversiones se sitúan en Estados Unidos, pero destaca que Europa sea el mercado donde más crecen este tipo de inversiones, con un registro de un aumento de un 215% en 2014 respecto al año anterior. Esto representa unos 1.480 millones de dólares.

Áreas o sectores fintech

Algunas de las áreas fintech más destacadas son:

Banca móvil

Big data y modelos predictivos

Compliance

Crowdfunding

Criptomonedas y monedas alternativas

Forex (mercado de divisas)

Gestión automatizada de procesos y digitalización

Gestión del riesgo

Pagos y transferencias

Préstamos P2P

Seguros

Seguridad y privacidad

Servicios de asesoramiento financiero

Trading

Empresas fintech

Existe una cifra inmensa de empresas fintech en todo el mundo. Algunos ejemplos son:

Adyen

Algomi

Arboribus

Funding Circle

BehavioSec

BonCredit

Captio

Cashually

Circulantis

Digital Origin

ECrowd!5

Eurobits

Finanzarel

Holvi

Inlsy

Ixaris

Kantox

Kyriba

LendUp

Loanbook

Loviit

Nok Nok Labs

Novicap

Openbravo

Paypal

Peer Transfer

Prime Ventures

RobinHood

Spotcap

Trulioo

WaethFront

Yaap Money

Zooz

Zank6

Dinube7

Las empresas fintech en el mundo de las finanzas

- Qué es el fintech y cómo las startups quieren innovar en los servicios financieros (BBVA Innovation Center - 14/1/15)

En un momento donde todos se preguntan si sigue habiendo innovación para desarrollar nuevos productos y servicios aparece en el horizonte el fintech como la gran tendencia a seguir. Un movimiento donde un montón de pequeñas empresas quieren cambiar la forma en la que entendemos los servicios financieros utilizando la tecnología.

En estos momentos la gran pregunta que hay en el ecosistema emprendedor tiene que ver con los nichos de mercado y si todavía hay margen para la innovación y el desarrollo de nuevos servicios y productos. Bien, pueden estar tranquilos todos los emprendedores porque lo hay. Por ejemplo, una de las últimas tendencias en la búsqueda de esos mercados ha traído consigo el nacimiento del fintech. A grosso modo se explicaría como el desarrollo de servicios financieros basados en innovación tecnológica.

Como ya no existen rigores académicos ni formales para definir gran parte del desarrollo empresarial, sobre todo el más ligado con las startups, para tener una definición más certera sobre lo que es el fintech y cuál será su impacto dentro del engranaje emprendedor, vayamos primero a la raíz.

Fintech sería la suma de "financial" y "technology". Con esa base etimológica de escaso rigor contarían las prácticas financieras que tienen una extrema dependencia de la tecnología. Ahora bien, como es un término que empieza a llegar poco a poco, hay quienes lo ven de una manera y otros, lógicamente, de otra. Por ejemplo, unos denominan al fintech como "compañías tecnológicas que ofrecen servicios financieros al margen de las grandes compañías tradicionales".

No obstante, en su amplitud debería definirse como "las empresas que prestan servicios financieros a través de la tecnología". ¿Y qué servicios? Aquí es donde entra en juego la creatividad del emprendedor y su visión sobre qué necesita el mercado. Pagos y transacciones, banca online, negociación de mercados, gestión de materias primas, financiación colectiva, desarrollo de sistemas de seguridad financiera, asesoramiento online, monederos digitales… Las posibles combinaciones para desarrollar y crear una startup que se denomine fintech son tantas como las que hemos podido ver, o como las que imagine quien se lanza a la aventura. Todo en el entorno de páginas webs, apps móviles, o con gestión más tradicional pero dentro de entornos tecnológicos.

Tendencia para 2015

Una vez situado el término dentro de su contexto, cabe preguntarse por qué será una tendencia en este 2015, y seguramente en los años venideros. Pues bien, la respuesta parece obvia si atendemos a la actual estructura del sistema financiero: Grandes compañías que a veces no son todo lo ágiles que los ciudadanos demandan, y sobre todo, relacionado con la innovación de áreas, como puede ser la gestión móvil, donde se mueven todavía más despacio si cabe.

Por lo tanto, una de las primeras vías de éxito para quienes decidan emprender basando su negocio en el fintech, es precisamente el desarrollo de servicios que compitan contra las entidades financieras tradicionales, pero que a su vez se lo puedan vender más tarde. Asimismo, el escaparate también está disponible para las empresas que son clientes de las compañías financieras y pueden ver oportunidades de negocio para su propia gestión. Y no solo los "grandes", la banca más pequeña puede ver oportunidades en los servicios creados por estas startups, y que quieran añadir a su cartera de servicios.

Por último, y no menos importante, todo el negocio creado para la ciudadanía y los nuevos hábitos de vida pueden provocar la autogestión económica a pequeña escala, y que por lo tanto no haya miedo a refugiarse en estas empresas fintech para llevar la gestión personal.

Un ejemplo cercano

Pese a que el fintech es un concepto muy cercano en el tiempo, ya hay empresas que han buscado en este tipo de servicio su hábitat natural. Es el caso de Kantox, startup española focalizada en el intercambio de divisas en empresas, que recientemente ha recibido un fuerte impulso en forma de ronda de financiación. 6,4 millones de euros aportados por varios fondos.

Así pues, parece evidente que el dinero preocupa, y su gestión, como ha sucedido toda la vida, es algo que llama la atención para generar nuevos negocios. Habrá que seguir de cerca esta tendencia durante 2015.

Las principales áreas de negocio de las empresas "fintech"

Las empresas fintech han demostrado que existe otra forma de gestionar el dinero de los clientes, una forma más veloz, cómoda y transparente. Ofrecen soluciones más rápidas, con menos recursos y empleando menos dinero. Esta revolución ha entrado con fuerza en nuestro país y, a pesar de que estamos bastante lejos de las manejar las cifras de negocio que mueven las startups financieras y tecnológicas de otros estados, la inversión y el crecimiento en este sector va rápidamente en aumento.

En los próximos párrafos vamos a analizar la situación del sector fintech en España, explicaremos sus áreas de negocio y veremos qué le depara a este tipo de empresas el año que acabamos de estrenar.

Las startups fintech se mueven en torno a cuatro grandes áreas de negocio: pagos y transacciones, gestión de finanzas personales, plataformas de consultoría y comercialización para inversiones y nuevos planteamientos de financiación y concesión de créditos.

Las principales áreas de negocio de las fintech:

Pagos y transacciones: Todas aquellas plataformas que permiten realizar consultas de saldo, pagos y transferencias a través de internet, sin necesidad de acudir a la oficina bancaria. Prácticamente todos los bancos y cajas de ahorro tradicionales ofrecen este servicio, pero son las startups fintech quienes más están innovando dentro del sector. El caso de éxito más destacado en esta área de negocio es PayPal, una empresa estadounidense que facilita el pago en Internet y que hace posible transferir dinero entre usuarios de forma rápida y sencilla.

Gestión de finanzas personales: Engloba a todas aquellas empresas especializadas que ofrecen a los bancos soluciones de marca blanca para sus clientes. La más importante es la estadounidense Mint, que permite a sus clientes consultar todos los saldos y transacciones juntos. Extrae de forma automática toda la información financiera de sus cuentas en un solo lugar y la muestra de un modo claro y muy fácil de entender.

Plataformas de consultoría y comercialización para inversiones: Se trata de plataformas basadas en la compraventa de acciones y de otros productos bursátiles. Destacan startups como las alemanas Vaamo o Moneymeets, cuyo trabajo consiste en optimizar las carteras de inversión de sus clientes privados a través de la red, para ayudarles a conseguir sus objetivos de ahorro y de capital. Privilegiando la transparencia, estas empresas representan una seria competencia para los bancos tradicionales, a quienes las organizaciones de consumidores critican por no saben asesorar a sus clientes y aplicar unas comisiones muy altas en comparación con estos nuevos servicios.

Nuevos planteamientos de financiación y concesión de créditos: Los últimos avances en tecnología han facilitado a los usuarios el acceso a servicios financieros cuyas tramitaciones, hasta hace solo unos años, eran largos y complejos. Actualmente es posible pedir un crédito sin recopilar cientos de papeles, sin esperar durante horas y sin necesidad de salir del domicilio. Empresas que ofrecen préstamos personales online a la medida del cliente, de forma fácil, transparente y en tiempo récord. Gracias a un avanzado sistema informático, son capaces de evaluar tu situación al instante y pueden enviar una respuesta en cuestión de minutos. El cliente solo tiene que indicar la cantidad que necesita, seleccionar el número de cuotas en las que quiere devolverlo y facilitar sus datos personales y el número de cuenta bancaria en la que desea recibir el préstamo. Si la solicitud es aprobada, en tan solo doce minutos contará con el dinero en su bolsillo.

Este modelo de negocio ha sido declarado imprescindible y estratégico en países como Reino Unido, cuyo primer ministro, David Cameron, ha asegurado que atraer a las mejores empresas fintech a Londres es una prioridad.

Recientemente se ha celebrado, en el IEB (Instituto de Estudios Bursátiles), la primera Fintech Unconference española. Su objetivo era crear la mayor cita de networking para el ecosistema fintech en España, y consiguió reunir a más de 60 representantes de las startups financieras y tecnológicas más importantes del país, que debatieron sobre temas como la regulación del sector, su futuro, su financiación, o las posibilidades que ofrece el crowdfunding.

- En 2018 más del 30% de las pymes españolas utilizará un servicio fintech (Diario TI.com - 1/2/16)

Opinión: La revolución del fintech permitirá a las empresas un acceso al crédito más justo, transparente y accesible.

Recientemente, el evento Fintech Unconference reunió en Madrid a más de 60 startups del ámbito de las tecnologías financieras, y se analizó el impacto que tendrá la uberización de las finanzas y las nuevas herramientas de financiación en el futuro de las empresas de nuestro país.

Las claves sobre la evolución y las tendencias de la financiación para empresas dentro del sector Fintech lending (préstamos directos a empresas) que harán posible su evolución en Europa y España.

1. Crecimiento exponencial del sector fintech

Al igual que ha sucedido en otros sectores, como en el turismo o en el ecommerce con el éxito de plataformas de economía colaborativa como Uber o Airbnb, la revolución tecnológica en el sector financiero es inevitable. Mientras que el Reino Unido e Irlanda dominan la inversión europea en Fintech Lending, el resto de Europa muestra un futuro prometedor. Según datos estimados por Finanzarel, se espera que en España las empresas de Fintech Lending pasen de mover 300 millones de euros en 2016 a aproximadamente 30.000 millones de euros en 2025, en materia de préstamos directos a través de plataformas.

Europa continental, es la región que presenta un mayor potencial de crecimiento para los próximos años, tanto por tamaño del mercado objetivo como por la situación actual del sector. Se estima que para entonces, cerca el 10% del mercado objetivo Europeo se financie a través de plataformas de financiación online. Actualmente el Reino Unido es el país que lidera la adopción de la tecnología financiera y se espera que sólo este país, durante 2016, mueva 7.000 millones de euros en financiación alternativa.

"El Fintech lending ya es una realidad y su objetivo es redefinir el sector financiero, para que el acceso al crédito sea más justo, transparente y universal", Paulino de Evan, CEO y cofundador de Finanzarel.

2. Las empresas ya confían en el fintech para financiarse

Otra tendencia al alza que confirma la acogida de la innovación tecnológica en el sistema financiero, es que cada vez más empresas recurren a plataformas en Internet para obtener financiación y préstamos de forma alternativa a la banca tradicional. Según Finanzarel, en 2018 más de un 30% de pymes españolas utilizará un servicio fintech. Pequeñas y medianas empresas que operan a través de internet y empresas de nueva creación son las que ya están más familiarizadas con este tipo de servicios financieros alternativos. En el caso de Finanzarel, son más proclives a utilizarlos aquellas empresas intensivas en capital humano o aquellas proveedoras de servicios a terceros, cuyos pagos de facturas suelen retrasarse entre 60 y 90 días, lo que suele afectar a su circulante de caja y salud financiera.

El acceso a la financiación es un gran obstáculo para el crecimiento de muchas pymes y autónomos y la banca establecida, en la mayoría de ocasiones, ofrece financiación a quién no lo necesita. Las empresas que prueban las plataformas de financiación online, repiten ya que disfrutan de alternativas más flexibles, ágiles y sin las fuertes garantías que exige la banca. El uso de la tecnología y de fuentes no tradicionales en las operaciones y el análisis del riesgo, les permite, a las empresas fintech, abarcar un espectro mayor de compañías y ser más eficientes en la intermediación del crédito. Con este panorama, las fintech se establecen como la alternativa para cambiar la tendencia tradicional del mercado de crédito y préstamos español.

3. Hacia una regulación del sector

El hecho de que el Reino Unido lidere el sector fintech en Europa no es casualidad; gracias a un sistema financiero mucho más desarrollado, una mayor cultura financiera y unos reguladores más pragmáticos, la adopción de nuevas formas de intermediar el crédito, más eficientes está siendo mucho más rápida. No obstante, en España todavía queda mucho camino por recorrer para posicionarnos al mismo nivel de los anglosajones. Superar viejos corsés y librar al legislador de la presión que ejerce el oligopolio de la banca, serán requisitos imprescindibles para que nuestra sociedad pueda beneficiarse de modelos de negocio más eficientes a la hora de canalizar el ahorro hacia la financiación de las pymes, principal fuente de empleo de nuestro país. Veremos si la renovación que se está dando en la política permite desarrollar, al igual que sucede en el Reino Unido, modelos de negocio que permiten canalizar el ahorro de forma más justa y eficiente.

El fintech está provocando una revolución que está produciendo un cambio radical en la forma en la que los clientes contratan sus servicios financieros, hasta ahora en manos de grandes empresas del sector, uno de los más tradicionales, estáticos e influyentes de nuestra sociedad.

4. Servicios financieros más rápidos, flexibles y sin costes ocultos

En España ya existen multitud de plataformas que ofrecen servicios financieros online de distinta índole, desde descuento de facturas y pagarés, pago por confirming, préstamos entre particulares, etc. En el caso de Finanzarel, la plataforma funciona a través de un marketplace que conecta a inversores particulares con pymes o autónomos que necesitan financiación de forma rápida y sin contratos largoplacistas. En cuestión de minutos, las pymes cuelgan las facturas que quieren anticipar a subasta y los inversores pueden pujar por aquella que más le convenga financieramente hablando.

Ambos lados obtienen ventajas respecto a la forma de operar con la banca tradicional: los inversores obtienen mejor rentabilidad y las empresas tienen menos comisiones, se olvidan del papeleo y obtienen financiación en cuestión de varios clicks, desde cualquier parte.

En definitiva, la tendencia es que el sector fintech se consolide como una opción más en el sistema financiero mundial, permitiendo una mayor competitividad y eficiencia a las empresas, lo que se traducirá en una evolución y un libre desarrollo de la economía y de la sociedad.

(Paulino de Evan, CEO y cofundador de Finanzarel)

Las nuevas operaciones financieras P2P

Los préstamos P2P (del inglés Peer to peer, es decir, persona a persona) son los nuevos productos financieros que interesan a dos tipos de clientes: los que necesitan un préstamo y los que buscan una inversión para sus ahorros (aquí invierten en deuda de otras personas). Se gestionan a través de plataformas virtuales, que actúan como "escaparate". Es decir, los usuarios que necesitan dinero explican su caso en la web desde el anonimato (por ejemplo, necesito financiar una nueva empresa o pagar una reforma en la cocina), de forma que los inversores pueden elegir entre una lista de casos en los que poder invertir.

Para tener acceso a uno de estos préstamos, el interesado deberá explicar para qué quiere el dinero y aportar datos sobre su situación financiera actual (si tiene ingresos estables, si está en ASNEF,...). Estos datos y los referentes a su crédito (importe, plazo e interés), se reflejarán en la web de la empresa P2P para que los inversores vean su caso y decidan si quieren invertir en él.

El interés. Los créditos P2P cobran un interés entre el 5 % y el 10 %, es decir, pueden costar menos que un crédito bancario y son definitivamente más baratos que acudir al capital privado (los créditos rápidos pueden superar el 2.000 % TAE).

El importe. Permiten pedir créditos entre 600 y 100.000 euros, aunque los mínimos y máximos oscilan según la empresa. Así, Lendico es el que más dinero permite pedir a particulares, ofrece entre 600 y 25.000 euros, Zank entre 1.000 y 10.000 euros y Comunitae entre 600 y 8.000 euros. Arboribus, que solo presta a empresas, concede préstamos entre 10.000 y 100.000 euros.

El plazo. El cliente puede devolver el dinero en un plazo máximo que según la empresa será de 48 meses (como Zank o Comunitae) o hasta 5 años (como en Arboribus o Lendico).

La respuesta. Cuando un interesado pide dinero obtiene rápidamente una respuesta de si su crédito es viable en esa web o no. Si es viable, se sube a la web junto con los demás casos y aún tardará unos días, tal vez dos semanas, en saber si hay inversores interesados en prestarle dinero.

Por último, en caso de impago suelen avisar de forma amistosa y a veces es posible gestionar un calendario de pago flexible antes de entrar en un proceso judicial.

La experiencia para el inversor

Lo primero que hay que saber es que los inversores reparten su inversión entre los préstamos de varias personas, es decir, no es que un solo inversor financie entero el crédito de una persona que lo haya pedido. No es un uno a uno. Así disminuye el riesgo del inversor de que el cliente no le pague.

Los administradores de la plataforma P2P se encargarán, por norma general, de evaluar el riesgo de cada solicitud de préstamo y, una vez comprobado, publicarán cada proyecto en la página web. A partir de ese momento, las personas que deseen invertir podrán consultar todos los préstamos disponibles, sus características y la rentabilidad que pueden conseguir.

Por otra parte, si hablamos de préstamos directamente de persona a persona, sin pasar por plataformas P2P, son los propios prestamistas los que tendrán que solicitar toda la información y evaluar el riesgo.

¿Es una inversión segura?

Las plataformas P2P ofrecen una serie de seguridades. Por norma general, antes de publicar un préstamo en su web, realizan comprobaciones para garantizar que el proyecto es viable y que la persona que pide el préstamo podrá pagarlo y es solvente. Básicamente se comprueba si la persona tiene ingresos regulares (nómina, pensión, etc.) y si está inscrito en una lista de morosos, como ASNEF. Valga decir que este tipo de webs suelen rechazar más del 95 % de las peticiones de crédito que reciben, para demostrar que realmente existe una "criba".

Una vez comprobada la situación del prestatario y evaluado el proyecto, se le otorga una calificación a cada préstamo, según el riesgo que tiene. Cuanto mayor es el riesgo, mayor es la rentabilidad posible para el inversor y el tipo de interés del préstamo. Es decir, que el inversor decide dónde invertir conociendo muy bien el grado de riesgo que corre en cada momento, de forma que puede arriesgar más para intentar ganar más o arriesgar menos aunque gane un poco menos.

A tener en cuenta

• Si el préstamo se realiza entre particulares, sin pasar por una plataforma P2P, se debe estudiar bien el riesgo y estar atento ante posibles engaños. Por eso se recomienda no dar nunca dinero por adelantado a nadie, aún menos si somos nosotros los que solicitamos el préstamo.

• Desde que el interesado pide un crédito hasta que su dinero está efectivamente en su cuenta bancaria pueden pasar un par de semanas, por lo que si se requiere el dinero en horas se debe acudir a un préstamo rápido de algunas empresas como Kredito24, Ok Money o Wonga.

- El diccionario de las finanzas P2P (BBVA Innovation Center - 29/1/15)

Más allá del mercado financiero tradicional, está creciendo el número de operaciones financieras P2P, un mercado alternativo en auge. Si quieres estar al día de todos estos conceptos, te enseñamos un pequeño vocabulario que te ayudará a entender los principales términos.

Crowdfunding

Las plataformas de crowdfunding van un paso más allá del carácter filantrópico: el mecenas aporta fondos a cambio de una contraprestación no monetaria (como aparecer en los agradecimientos de una obra), o pagando por adelantado un servicio o un producto. El emprendedor puede financiarse a través de sus futuros clientes, en lugar de arriesgar únicamente su propio capital. En este tipo de plataformas destacan Quirky, entre otras.

Es un fenómeno enmarcado dentro de los movimientos colaborativos, que han adquirido una nueva dimensión gracias a los avances de las nuevas tecnologías.

Crowdlending

Los inversores reciben un instrumento de débito que especifica los términos de la devolución del préstamo, añadiendo una rentabilidad a la cantidad prestada.

El objetivo es conseguir numerosos inversores para diversificar. La cantidad mínima para invertir suele ser de unos 25€. Entre este tipo de plataformas destacan LendingClub, Prosper.

Equity crowdfunding

Los inversores reciben una contraprestación económica acorde con su aportación de fondos y el riesgo asumido. En este caso, los microinversores obtienen acciones o participaciones en una empresa, y la rentabilidad de la inversión está ligada a su éxito futuro. Destacan plataformas como Crowdcube, CircleUp, AngelList.

Microcréditos

Son aquellos créditos que no exigen garantías personales porque son pequeñas cantidades que solicitan emprendedores sin muchos recursos, por lo que no se le exigen garantías. Son los más usados para financiar proyectos que no podría obtener fondos de otra forma que presenta un proyecto.

Perfil de riesgo

Se trata de toda la actividad financiera asociada a inversor que indica la capacidad del mismo de asumir pérdidas: aunque hay que tener en cuenta que cuanto mayor riesgo se asuma, mayor será la rentabilidad que se pueda obtener.

Plataforma de crowdfunding de donaciones

Son las que proveen fondos de forma altruista, sin ningún tipo de remuneración a cambio. Es un tipo de financiación colectiva utilizada, normalmente, para financiar proyectos solidarios o humanitarios. Son las donaciones que se han hecho siempre, pero con la ayuda de internet y las redes sociales como base y difusión. Las donaciones no están determinadas, pueden ir desde un euro hasta miles de euros. En este tipo de plataformas destacan Kickstarter, Indiegogo.

Préstamos P2P

Son los préstamos entre particulares (peer to peer), que suelen operarse a través de plataformas P2P, que se han convertido en una forma de financiación alternativa a los modelos tradicionales de préstamo de dinero…

- Cómo es el ecosistema financiero P2P (BBVA Innovation Center - Enero 2015)

El mercado financiero P2P está en auge en todo el mundo y con un crecimiento del 111% se ha convertido en algo más que una alternativa: en 2012 movió más de 2.099 millones de euros repartido en más de un millón de proyectos, según el último informe de la consultora Massolution. Por ello hemos querido analizar todos los agentes que forman parte de este ecosistema alternativo de financiación.

1. Los emprendedores o prestarios

El auge que está experimentando el ecosistema financiero P2P en los últimos años se debe, en gran medida, a la creciente demanda de emprendedores que necesitan inversión para sus proyectos, pero ante las dificultades económicas globales y el estrangulamiento del crédito durante la crisis encuentran muchos obstáculos para acceder al sistema financiero más tradicional. En muchos casos se trata de pequeños emprendedores que buscan su primera financiación para su proyecto o necesitan una inyección de capital para el desarrollo de su idea empresarial. Sin embargo, no tienen "reputación" para poder acceder con garantías en el mercado financiero tradicional.

2. Los inversores o prestamistas

Y ante este crecimiento de la demanda de los emprendedores entran en juego los inversores. Son una alternativa en el mercado financiero tradicional, aunque también tienen que superar una serie de obstáculos para poder evaluar los proyectos con mayor potencial. De hecho, en las primeras etapas de los proyectos, los inversores suelen ser amigos y familia, pero este protagonismo en los fondos recaudados se va desvaneciendo conforme avanza el proyecto, según un análisis de Agrawal, Catalini y Goldfarb. Más allá de estas figuras de inversores cercanos, con el mercado financiero P2P se están impulsando otros prestamistas:

Business Angel

A través de las llamadas plataformas de equity crowdfunding, los microinversores obtienen acciones o participaciones de la empresa en la que invierten. Se convierten en propietarios de la empresa y la rentabilidad de su inversión estará ligada al éxito de la empresa y el reparto de beneficios.

Prestamistas

A través de plataformas de crowdlending como LendingClub o Prosper, los inversores prestan dinero a las empresas, sin llegar a ser propietarios como en el caso del crowdfunding. Los inversores que invierten en esta modalidad reciben un instrumento de débito que especifica los términos de la devolución del préstamo. Así, al final del tiempo estipulado recibirá todo el dinero prestado más una rentabilidad, que dependerá del riesgo que se asuma. Cuanto mayor sea el número de inversores, el riesgo se va diversificando entre todos ellos. La cantidad mínima para invertir suele ser de unos 25€.

Donantes

El inversor no busca nada a cambio de su donación, por lo que se trata, sobre todo, de proyectos solidarios o humanitarios. Es la financiación colectiva, en la que no existe ningún tipo de remuneración a cambio.

Inversores y futuros clientes

El emprendedor puede financiarse a través de sus futuros clientes, en lugar de arriesgar únicamente su propio capital. Es un paso más allá del carácter filantrópico de las donaciones, ya que el inversor está pagando por adelantado el servicio o el producto.

3. El capital financiero y el precio de este capital

En este juego tradicional de oferta y demanda de financiación, los emprendedores requieren capital y los inversores lo ofrecen, pero tiene que hacerlo a través de lo que se conoce como un mercado no regulado, la llamada banca en la sombra. Como hemos visto existen diferentes modelos de "mecenazgo": pueden ser desde donaciones para el impulso del proyecto hasta pequeñas inversiones a cambio de recompensas como poder acceder al producto o el servicio en el que se invierte o inversiones a cambio de acciones de la startup del emprendedor.

4. La plataforma digital

En este contexto la cuarta pieza de este ecosistema se hace cada vez más indispensable: la plataforma tecnológica que facilita que las otras piezas del engranaje puedan funcionar, es decir, poner de acuerdo a la oferta y la demanda, con sus características particulares, en un mercado cada vez menos en la sombra.

Esta plataforma tecnológica permite que los incentivos que mueven a emprendedores e inversores se encuentren y, además, se reduzcan los riesgos gracias al apoyo de la tecnología. Esta plataforma es la base del auge de este ecosistema alternativo: los emprendedores pueden acceder a una financiación que sería muy complicada en el mercado tradicional y además, a través de la plataforma, pueden recibir opiniones de terceros sobre su proyecto. Mientras que los inversores pueden buscar nuevas oportunidades para invertir y participar en la creación de un nuevo proyecto.

Entre los inconvenientes no se puede obviar el riesgo que puede correr el emprendedor al tener que plantear públicamente su proyecto y su estrategia empresarial sin tenerlo terminado; mientras que el inversor corre el riesgo de ver cómo fracasa su apuesta de negocio.

A su vez las plataformas, como nuevos árbitros del mercado, tienen que velar por la buena calidad de los proyectos que anuncian y, por ende, para mejorar los mecanismos de selección y gestión de riesgos de sus plataformas. El objetivo de fidelizar y atraer más inversores y sus beneficios son las comisiones.

La regulación

Las reglas del funcionamiento de este ecosistema aún no están establecidas ni son todo lo transparente que debiera para mitigar los riesgos de las inversiones. Existe cierta incertidumbre sobre la legislación aplicable a este mercado alternativo de financiación, que se ha desarrollado en sus primeras etapas sin la existencia de una regulación específica, de ahí el sobrenombre de banco en la sombra.

La menor regulación de estos mercados y la mayor informalidad con la que operan muchas de las plataformas aumentan los riesgos de liquidez y solvencia a los que se someten los inversores. La falta de transparencia y la asimetría de información entre emprendedores e inversores, es mucho mayor de la que se puede encontrar en el mercado tradicional financiero estrictamente regulado.

De hecho, en los países donde más se ha desarrollado este sistema alternativo de financiación, están empezando a surgir normativas específicas que regulan la actividad intentando, por un lado, proteger al inversor no acreditado y, por otro, favorecer el acceso a la financiación, especialmente a startups o pequeñas empresas que encuentran dificultades para financiarse por vías más tradicionales.

- Infografía: Los modelos de negocio de las finanzas P2P (BBVA Innovation Center - 14/1/15)

Las plataformas de préstamos P2P son una forma de financiación alternativa de pedir y prestar dinero a las tradicionales, que ofrecen condiciones más flexibles.

Monografias.com

- Los riesgos financieros del "crowdfunding" (BBVA Innovation Center - 27/1/15)

Como todos los productos financieros, las inversiones en las plataformas P2P tienen determinados riesgos asociados a la liquidez, el crédito, el propio mercado… A estos hay que añadir la posibilidad de que las plataformas "intermediarias" no actúen con rigor para seleccionar proyectos, gestionar la información e incluso en aspectos de gestión de pagos. Estos son los seis riesgos financieros que tienen las operaciones de crowdfunding.

Uno de los principales riesgos financieros que caracteriza a las plataformas de crowdfunding es que operan en el shadow banking o banca en la sombra. De hecho, la menor regulación de este mercado alternativo y la informalidad con la que operan algunas de estas plataformas aumentan los riesgos de liquidez y solvencia a los que se someten los inversores.

"La mejor defensa contra estos últimos riesgos es asegurarse que la plataforma en la que invertimos ofrece la transparencia suficiente tanto a nivel de selección de proyectos o préstamos, como de comisiones, gestión de riesgo…", asegura Pablo Díaz, responsable de Desarrollo de Negocio de la plataforma Zencap.

En finanzas, el riesgo se asocia a la incertidumbre, es decir, cuando se habla de riesgo se habla de la posibilidad de que ocurra un hecho que se traduzca en pérdidas para los participantes en la operación financiera, como los inversores. Y estas probabilidades de incertidumbre también se dan en las operaciones financieras P2P.

Así, en las finanzas P2P los principales riesgos son los siguientes:

Riesgo de solvencia

En las operaciones P2P este tipo de riesgo se puede ver agravado por una mayor asimetría de información entre emprendedores e inversores, ya que no existe una regulación que especifique la información que se debe compartir entre ambos.

Riesgo de liquidez

El hecho de que una de las partes de la operación financiera no pueda obtener la liquidez necesaria para asumir sus obligaciones es uno de los mayores riesgos financieros en las operaciones tradicionales y en las P2P.

Riesgo de crédito

Aunque puede ir asociado al riesgo de liquidez, este tipo de riesgo se basa en la posibilidad de que una de las partes de la operación financiera no asuma todas las obligaciones acordadas entre el emprendedor y el inversor, y por tanto, puede producirse una pérdida financiera en la otra parte del acuerdo.

Riesgo operativo

Se refiere a la posibilidad de sufrir pérdidas por fallos en los procesos, en la información, en los sistemas internos de la plataforma, así como pérdidas ocasionadas por errores humanos o por las consecuencias de acontecimientos externos a la operación que afecten al proceso de la misma, como por ejemplo los riesgos de reputación.

Riesgo de mercado

Es el riesgo que existe por el hecho de que el valor razonable o los flujos de efectivo futuros de un instrumento financiero puedan fluctuar por variaciones en los precios de mercado.

Shadow banking (banca en la sombra)

Según Financial Stability Board: es la intermediación de crédito con entidades y actividades financieras fuera del sistema de la banca regulada. Zoltan Pozsar, matiza además que son las entidades que llevan a cabo el vencimiento, el crédito y transformación de la liquidez sin garantía del gobierno ni el acceso a la liquidez del banco central.

Falta de coordinación en la regulación

Aunque se están empezando a desarrollar normativas para regular este tipo de operaciones financieras P2P, persiste cierta incertidumbre sobre la aplicación de ciertas normas locales dentro del contexto global en el que nace el crowdfunding, dado que la accesibilidad a la operativa en Internet es transfronteriza. Esta mala coordinación entre los reguladores de diferentes países puede provocar un mercado fragmentado que no ayude al auge del crowdfunding.

Poco a poco se están desarrollando, en los países con más operaciones P2P, normativas específicas para regular estas operaciones con dos objetivos: por un lado, proteger al inversor no acreditado y, por otro, favorecer el acceso a la financiación por parte de startups o pequeñas empresas, que son las que encuentran dificultades para financiarse en el mercado financiero convencional.

(Fuentes: BBVA Research, Actibva, Zencap, Mapfre)

- Crowdfunding y banca tradicional, modelos complementarios más que excluyentes (BBVA Innovation Center - 3/2/15)

Los movimientos colaborativos en los ámbitos social y económico están asumiendo una nueva dimensión de la mano de internet y el uso de las nuevas tecnologías. En el mercado financiero las plataformas de crowdfunding están protagonizando este auge colaborativo.

"Hemos visto una explosión de interés en el crowdfunding en los responsables políticos, en los académicos, en los gobiernos y en los think tanks de todo el mundo". Así comenzaba a finales de 2014 Richard Swart, director of Research on Crowdfinance en la Universidad Berkeley, un simposio sobre crowdfunding. No es una tendencia, ni una nueva moda en el sector financiación, es un nuevo sistema de financiación que tiene mucho que decir. "Está transformando el espíritu empresarial emprendedor, la innovación y las primeras rondas de capital riesgo".

Y este espíritu de transformación está ligando el crowdfunding y el sistema financiero tradicional, para convertirlos en dos modelos que se complementan, que no se excluyen. En los últimos años la crisis económica ha inundado los mercados y esto ha provocado el auge de alternativas colaborativas, que también han llegado al mundo financiero de la mano del crowdfunding, una financiación alternativa que puede complementar a la tradicional. Por ello, se analizan a continuación estos puntos en los que, más que diferencias entre ambos sistemas, se encuentran fórmulas en las que pueden complementarse y ayudarse en su mutuo desarrollo:

Captación de depósitos

Quizá una de las principales diferencias entre los dos modelos es que las plataformas de crowdfunding no son una entidad de depósito con la ficha de autorización correspondiente ni están bajo el paraguas de los correspondientes fondos de garantía de depósito, ni tienen ficha de establecimiento financiero de crédito. De hecho, estas plataformas no captan depósitos, por lo que el pasivo financiero que adquieren los inversores no es un depósito. En este sentido, los dos sistemas podrían llegar a complementarse.

Innovación

Desde el punto de vista del inversor, el sistema tradicional tiene una mayor experiencia: posee más información de los proyectos de sus clientes y cuenta con una regulación del mercado que en el caso del crowdfunding aún está desarrollándose. Sin embargo, frente a este valor de experiencia, el crowdfunding está poniendo sobre la mesa nuevas ideas que están impulsando la innovación en el sector financiero. El desarrollo de la banca online, la banca móvil, las estrategias de customer experience… se están impulsando al tiempo que se incrementa nuevos modelos, como el crowdfunding, que tienen como pilares la innovación y las nuevas tecnologías.

Scoring

En este sentido, hay que destacar que con el auge del crowdfunding se están aplicando una serie de nuevas herramientas de scoring que van más allá de los métodos tradicionales basados en la información histórica del comportamiento crediticio del cliente. Por ejemplo, algunas plataformas extraen información adicional del emprendedor o la startup que buscan financiación para completar el perfil de riesgo habitual, sobre todo a través de su reputación digital.

Este tipo de información se puede extraer con el análisis de datos, en concreto con el análisis semántico de las respuestas a ciertas preguntas, la forma de interactuar con la plataforma, los tiempos de respuesta… El objetivo es conocer al cliente por su comportamiento en la plataforma, al igual que en las sucursales de crédito lo hacen con la entrevista en persona que se realiza.

Estas herramientas para conocer al cliente/usuario también las está incorporando en algunos aspectos la banca tradicional para mejorar la experiencia de sus clientes. Ampliar el conocimiento sobre su cliente es una de las metas de la nueva era bancaria.

Nuevos productos

De hecho, con el auge del crowdfunding se están generando nuevos productos pensados para el inversor minorista, que es el que intentan captar las plataformas P2P. Se trata de instrumentos financieros similares a los ya existentes de renta fija o variable pero a través de participaciones de cuantías muy inferiores a las tradicionales e invirtiendo en proyectos de empresas más cercanas al inversor.

En la actualidad, a través de sus canales digitales, la banca tradicional está emitiendo este tipo de productos.

El cliente

Una de las ventajas de las plataformas de crowdfunding es su agilidad a la hora de ofrecer un servicio al cliente. Y esto es en parte gracias a la aplicación de nuevas tecnologías. De hecho, la transformación de la banca tradicional hacia una banca más digital sigue esta misma ruta: acercarse a potenciales clientes a través de la banca online y la banca móvil.

Una posible colaboración entre bancos y plataformas crowdfunding

La colaboración no tiene por qué ser una idea descabellada. Los bancos puede enviar a las plataformas a los clientes que tengan un perfil de riesgo no asumible para ellos, mientras que las plataformas pueden promocionar otros servicios bancarios que no compitan con su negociado (desde una cuenta hasta servicios de tesorería, por ejemplo).

Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Tecnología

    Prehistoria. Edad Antigua. Edad Media. Edad Moderna. Edad Contemporánea. Arado, Escritura, Fuego, Rueda, Herramientas d...

  • El nuevo milenio

    El progreso técnico y científico. La revolución de las comunicaciones. Un Mundo Global. Los problemas del comienzo del n...

  • Recipientes de almacenamiento

    Almacenamiento de líquidos. Almacenamiento de gases. Tanques atmosféricos. Tanques elevados, abiertos. Tejados flotantes...

Ver mas trabajos de Tecnologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda