Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Cambios sociales y economicos durante la epoca de la colonia y la conquista (Perú)




  1. Antecedentes Históricos
  2. Los Virreynatos de España
  3. La Colonia
  4. Conclusión

Antecedentes Históricos

Los antecedentes históricos son una parte importante para presentar lo que fueron las rebeliones indígenas dentro de un marco de cambios en las estructuras sociales y economicas con respecto al Incanato.. El Imperio Inca habia comenzado 60 a 70 años antes de la llegada de los españoles. Tenían una organización que sobrepasaba muchas veces la imaginación de algunos historiadores y estudiosos. El Imperio privilegiaba su sistema religioso, siendo la base de su cultura y sociedad. Muchos elementos que la conformaban existían en función de sus creencias y mitos.

Al momento de la llegada de los españoles, el Tiahuantinsuyu vivía una guerra civil por el poder entre los hermanos Atahualpa y Huáscar, ambos hijos del Inka Huayna Capac, siendo vencedor el primero Pizarro al llegar al Peru fue visto por los partidarios de Huascar como un libertador, obteniendo de estos una gran masa de indios subyugados que deseaban soltarse de la dominación inca (Wachtel, 29). Pronto esta idea ha de disiparse cuando vieron la enorme codicia que traían los españoles.

Luego del encuentro que sostuvo Pizarro con el Inka Atahualpa en Cajamarca, este fué apresado para así poder cobrar un rescate que correspondía "a un cuarto lleno de oro y otros dos de plata en el plazo de un bimestre" (Op.cit,33).Cuando consiguió el botín, rompió el pacto y ordenó la ejecución de Atahualpa por el delito de "preparar un ataque general en contra de los españoles"(op.cit, 33). Así el ultimo Inka murió siendo reemplazado por el príncipe Manco Capac, también hijo de Huayna Capac. Pronto se dió cuenta de que su poder como Inca no era respetado por los españoles que a la vez "se burlaban de su autoridad y hasta llegaron a vejarlo" (Valcarcel, 36). Por lo que formó un ejército y se rebeló contra los españoles sitiando la ciudad de Cuzco durante 18 meses.

Luego se retiró a la provincia de Vilcabamba hasta el año 1572 en que murió a manos de españoles refugiados.

Como se ve el Peru comenzaba a sufrir una desintegracion general de su cultura como resultado del choque aculturativo de la invasion española, a traves de la implantacion de estructuras sociales que se yuxtapusieron en reemplazo de las antiguas redes sociales que poseia el Imperio Inka. Comenzo por una serie de cambios en los sistemas economicos, como la eliminacion de la redistribucion estatal que caracterizaba el mundo inka, la implantacion de la moneda, sirviendo como pago de tributo (muchas veces excesivo); a la vez se exige el comienzo del trabajo explotador en las minas de plata y de oro (Potosi). Se incluye en gran medida tambien los movimientos de migracion entre las poblaciones que comienzaron a abandonar innumerables territorios (como es el caso de los mitimaes, para volver a sus pueblos natales), dejandolos como tierra de nadie que la Corona confisco (Wachtel, 317), para para luego venderlos a los mismos españoles. La implantacion de encomiendasfue tambien uno de los elementos que produjo daño en las poblaciones indigenas ya que a traves de la percepcion de un tributo "podian desvirtuar este sistema y despojar a los indios" (Op.cit, 157).

El proceso de evangelizacion fue otro antecedente que conducia al desestructuramiento de la cultura y sociedad india, porque cuando murio el Inca tambien el orden del universo cosmogonico desaparecio, ocurrió lo que Wachtel llamo "la muerte de los dioses"(Op,cit, 37). Esta ademas el intento de los misioneros de convertir a los andinos, porconsiderar que la religion de los indios es una "obra del demonio"(Op,cit, 209). Primero parten por destruir sus huacas, lo que conlleva a practicar sus cultos en forma escondida, mostrando una faceta a los sacerdotes catolicos de sumision y conversion. Un elemento que influyo en la desconfianza de los indios a la Iglesia fue que esta era "la mayor asociada en la explotacion colonial" (Ribeiro, 1985: 149). Tambien indica que los sacerdotes aprovechaban su influencia para cobrar tributosa los indios para la construccion de sus templos; y se implantaba la Inquisicion como metodo para prevenir los cultos idolatricos ya que sobre todos pendia "la amenaza de un juicio por herejia" (Op,cit, 149).

Los Virreynatos de España

Los virreinatos de España en América se desarrollaron a lo largo de tres períodos claramente definidos. El primero abarca de 1493 a 1518, dominado por la fiebre de los descubrimientos, se caracteriza por una serie de intentos, fracasados en su mayoría que constituyen los precedentes de la verdadera colonización.

La segunde etapa del proceso colonial abarca los años 1519 – 1573. Durante estos se llevan a cabo las grandes conquistas (México y Perú) y los conquistadores se mudan en colonos.

La centuria siguiente constituye el tercer período colonial y se extiende desde 1574 1l 1699. Aparentemente la característica más acusada de este período es la estabilidad. Sin embargo a un nivel más real que las instituciones se producen una serie de cambios que, bajo la estructura oficial inmóvil, modifican claramente la estructura social de los virreinatos. La causa de estos cambios hay que buscarla en los apuros económicos de la monarquía española.

La monarquía no puede atender directamente a la defensa de todo el imperio , cede regalías en favor de los prohombres locales que pueden hacerse cargo de esta defensa. Defensa que a veces no fue muy brillante, como sucedió en el caso de los holandeses, instalados primero en Tierra Firme, en pos de la sal y después al norte de Brasil.

En la búsqueda de recursos, la monarquía pasó del ahorro a la adquisición de fondos mediante la venta de títulos nobiliarios e incluso de cargos públicos y solo los puestos políticos y judiciales de mayor importancia llegaron a quedar exceptuados de tal sistema.

El impacto de la crisis económica española del siglo XVII causa también en las Indias modificaciones de otra índole. El progresivo enrarecimiento del comercio con la metrópoli y la prohibición del comercio intercolonal va minando la uniformidad de las diversas zonas del imperio. Hasta que bajo el dominio de los Borbones se aplica el verdadero sentido de la colonia, según el cual: El rey de España, soberano absoluto, es el señor. Por derecho natural, del imperio americano, en el que habitan unos españoles de segunda categoría que a su vez dominan a las capas de población compuestas por gente más o menos coloreada.

Los intereses de la metrópoli tienen una prioridad absoluta y el papel de las colonias consiste en la explotación que de ellas pueda ejercer el núcleo central de la monarquía. Los medios que se aplican pera obtener los rendimientos económicos más inmediatos no sólo crean descontento entre os hispanoamericanos, sino que a la larga tienden a arruinar las fuentes de la riqueza.

Los criollos, blancos nacidos en América, se creen sacrificados por España, tanto mas cuando casi todos los cargos públicos están reservados a los españoles nacidos en España. Pero también los criollos poseen este espíritu de casta que reprochan a la metrópoli. Desprecian a los mestizos muy numerosos y procuran mantenerlos al margen. Estos a su vez desprecian a los mulatos, quienes por su sangre en parte blanca se creen por encima de los indios. La pirámide social no esta aún completa faltan los dos últimos peldaños los negros y los zambos (mestizos de sangre india y africana).

Como resultado nos encontramos con una sociedad sumamente estratificada en castas, de las que surgen más castas creando una situación sumamente compleja: moriscos, albinos, coyotes, chamizos, cambujos, albarazados, torna atrás, ahí – te – estás, tente – en – el – aire, pardos, anegrados, etc. son algunos de los términos empleados en un léxico riquísimo aunque insuficiente. Esta cantidad de castas causó que cada raza se clasificara como superior o inferior según su mezcla y causó además que 3 millones de blancos fueran poseedores de todos los privilegios ante una mayoría que los cuadruplicaba y que no gozaba de éstos.

Aunque desde los primeros años de la conquista las intenciones monárquicas fueron de protección a los indios a través de las encomiendas y los repartimientos estos sistemas de protección pronto se convirtieron en explotación y esclavitud.

Así pués la población de América se polariza en dos grupos netamente distintos. Por un lado, las razas sometidas a tutela, los indios, o a abierta esclavitud, los negros. Por otro la raza blanca, rectora y beneficiaria del trabajo, gratificado o no de los otros grupos sociales.

Por lo que respecta al sistema de gobierno se estableció un virrey, que permanecía un tiempo determinado en su puesto. En un principio el tiempo de duración era según su desempeño, pero luego se fijó en tres años que se solía duplicar si había sido bueno en su cargo y por último se estableció un período de 5 años, que duró hasta la independencia. Además del virrey existía la Audiencia, que venía a ser lo que en Castilla era el Consejo del Reino. Ambos creaban una magnifica balanza de poderes enjuiciándose mutuamente con su sola coexistencia. Este sistema de un funcionario responsable con autoridad ilimitada y un Consejo fiscalizador, o Audiencia se aplicó no solo en las colonias, sino también en los territorios dependientes de éstas, y así como el rey relegaba su responsabilidad a un virrey, éste se apoyaba en gobernadores asistidos también pos sus respectivas audiencias.

Tanto el virrey como las audiencias eran nombrados en España. Además el poder legislativo radicaba en España; los reyes (Carlos V y Felipe II) no habían creído prudente desprenderse de esa potestad de dictar ellos mismos las leyes de las Indias. Este cuerpo legislador se llamaba Consejo de Indias y era electo directamente por la corona entre personajes que merecieran esta distinción por su saber y experiencia. El Consejo de Indias proponía también a los altos funcionarios de las colonias.

El factor económico mas importante de la colonia siempre fueron los metales preciosos, durante el primer siglo se extrajeron de América cerca de 300 toneladas de oro, pero éstas fueron sólo de lo que se les quitó a los indios. Y no fue hasta mediados del siglo XVI cuando se comenzaron a explotar las minas, triplicando los beneficios.

Las consecuencias que tuvieron para México la explotación de las minas de plata fue de gran importancia. Los yacimientos estaban situados fuera del México húmedo, fuera del hábitat de los Aztecas. La marcha hacia los desiertos del Noroeste en busca de la plata producirá, a largo plazo, el encuentro entre los mexicanos y los colonos anglosajones, llegados desde el este en tierras de California.

La minería constituyó la primera actividad económica colonial, pero no la única. La ganadería y la agricultura, aunque con un ritmo distinto, se desarrollaron también en las Indias. En cambio las actividades industriales tuvieron escaso desarrollo, debido a la distribución del trabajo entre las colonias y la metrópoli que reservaba a ésta la producción de artículos manufacturados.

La Colonia

El Perú fue invadido por España en el siglo XVI y estuvo sometido a ella hasta las primeras décadas del siglo XIX. Fue en 1532 que las tropas de Francisco Pizarro llegaron al país de los Incas y capturaron a Atahualpa (el último inca) en la plaza de Cajamarca.

En las primeras tres décadas de la presencia europea, el territorio andino se vio afectado por un decrecimiento en la población aborigen, por el desarrollo de múltiples guerras que enfrentaron no sólo a los españoles y andinos sino también a los propios conquistadores y a éstos con la corona. En 1542 se creó el Virreinato del Perú, el mismo que hasta el siglo XVII abarcó un extenso territorio que se extendía desde Panamá hasta la tierra del Fuego. Destaca entre los virreyes peruanos del siglo XVI don Francisco de Toledo, quien concluyó con el proceso de conquista luego de ajusticiar a Tupac Amaru (El líder de la resistencia incaica). Toledo también organizó el sistema colonial a través de la promulgación de una gran cantidad de ordenanzas y estableció un sistema de control de mano de obra indígena (mita) disponible para la minería y la producción artesanal.

Las economía colonial se estableció básicamente sobre la base de la minería, particularmente la plata extraída de la mina de Potosí (actual Bolivia). Paralelamente existieron un importante desarrollo mercantil (no necesariamente legal porque España estableció un inadecuado monopolio comercial) y cierta producción artesanal entre la que destacan los textiles. En toda la época colonial, además de la minería, la mano de obra indígena fue de singular importancia para el desarrollo de los intereses de España.

Dentro de esta época, los europeos se interesaron en evangelizar a la gente andina y la prédica de los sacerdotes se fue mezclando con las creencias andinas hasta establecerse un sistema de creencias mixto que continua en la actualidad en algunos sectores del país. En materia educativa se creó en el siglo XVI la Universidad de San Marcos, la misma que aún continúa funcionando.

Debido al ascenso de los Borbones al trono español, se produjo en el siglo XVII una importante transformación en el sistema colonial que originó el descontento de muchos de los sectores sociales. Es por ello que en ese mismo siglo, se dieron varias rebeliones indígenas, entre las que destaca la de Tupac Amaru, y se empezó a generar el movimiento criollo que independizará Hispanoamérica en las primeras décadas del siglo XIX.

  • ALGUNAS CONSIDERACIONES

Las sucesivas expediciones enviadas desde España a la conquista y colonización de América trajeron consigo, como era natural que así fuese, las formas características del feudalismo dominante en la metrópoli, las cuales se superpusieron al régimen de esclavitud impuesto por la fuerza de las armas a las grandes masas indígenas y a los negros traídos posteriormente de África en calidad de esclavos por los barcos negreros portugueses, franceses e ingleses. Del mismo modo implantaron las estructuras estatales, políticas, jurídicas y militares del absolutismo real español, acentuadas por el sistema colonial, manejado rígidamente desde el Consejo de Indias a nombre del Rey.

Si bien en un primer momento España se vio sorprendida ante la inmensidad del Nuevo Mundo que se ponía en sus manos, pronto se encaminó a elaborar los objetivos perseguidos en la conquista de América. De todos modos es necesario recordar que a fines del siglo XV y durante el siglo XVI el ambiente que rodeaba a esa empresa conquistadora estaba insuflado de ideas religiosas y de sentimientos heroico-medievales, que relegaban un poco los objetivos estrictamente económicos. Entre ellos pueden señalarse los siguientes móviles:

Monografias.comLa propagación del cristianismo constituía una obligación para la Corona española impuesta por el Papa Alejandro VI en la bula de donación Inter caetera del 3 de mayo de 1493. La preocupación misional de la Corona aparece frecuentemente, en especial durante el siglo inicial de la dominación española. Pero no se trataba tan sólo de cumplir formalmente con una obligación contraída, pues la religiosidad era una parte integral de la vida española. La invasión y ocupación de la península por los árabes había significado una incitación de tal magnitud que, apenas expulsados los invasores, la creencia desbordó en fanatismo religioso y en deseos de propagar la religión, sin cuya existencia era inconcebible la vida humana. Aunque reducido, debe señalarse que este móvil alcanzó gran importancia en el proceso de conquista y destrucción de las culturas paganas americanas. Monografias.comEl deseo de aventura constituía una singular característica del español, formado a lo largo de varios siglos de lucha contra el invasor. La guerra, la búsqueda de lo desconocido, la defensa del honor, conformaban la personalidad de los hijos de Castilla, sumergidos aún en un medievalismo tardío, que prefirieron dejar la actividad productiva a los moros y judíos que todavía quedaban en las ciudades peninsulares. El individualismo castellano vivió por entonces uno de los momentos más fascinantes al encontrarse con un mundo desconocido que le ofrecía, por sobre todo, la fantasía y la leyenda, que si a veces se diluía en un espejismo desesperante, encontraba siempre nuevos motivos para renovar un optimismo que nunca se perdía. Monografias.comEl ansia de riquezas o, más propiamente dicho, el objetivo económico, fue también otro de los factores que, por sí solo o unido a otros móviles, enroló a muchos castellanos en una empresa en la que esperaban compensar con creces los peligros que afrontaban. Monografias.comEl mejoramiento o la obtención de un rango social fue el motivo que determinó el viaje a Indias de quienes o se encontraban disminuidos social y económicamente en razón del mayorazgo o pertenecían a clases inferiores. Los títulos, preeminencias y cargos más adelantados en la administración atrajeron a muchos, que entrevieron así la posibilidad de obtener lo que en la península le negaban los rígidos estamentos clasistas. Monografias.comEl interés científico fue también factor estimulante en este proceso. El descubrimiento de un continente no sólo exigía el desarrollo de los medios para comunicarse con mayor facilidad y seguridad, sino que alentó el desarrollo de los estudios tendientes al conocimiento de las nuevas tierras (geografía, ciencias naturales, etc.). Monografias.comLos fines políticos y fiscales perseguidos por la Corona estuvieron también presentes en este proceso. Desde el punto de vista político, la formación de un gran imperio constituyó la ambiciosa meta de los monarcas españoles, alcanzada en el siglo XVI. En cuanto al objetivo fiscal, cabe señalar que también se miraba a América como una enorme fuente de ingresos fiscales, mediante las regalías y gravámenes establecidos, con los que debía hacerse frente, una vez liquidados los gastos de la administración colonial, a los cuantiosos gastos que había demandado la guerra contra los árabes, aún impagos, y las nuevas y frecuentes exigencias derivadas de las guerras que los Habsburgos o sus rivales promovían en Europa.

Conclusión

Al convertirse en metrópoli de un imperio colonial, España empezó a experimentar cambios importantes en su propia realidad interna. La explotación de sus posesiones indias les rindió prontos y cuantiosos beneficios, pero al mismo tiempo provocó una serie de fenómenos económicos y sociales que repercutieron gravemente en el futuro desarrollo del imperio. La expansión colonial en América puso a prueba la capacidad de España para transformar en una riqueza perdurable los bienes que extraían de sus colonias. La plata americana que pareció ser el símbolo del esplendor del imperio, fue un elemento que desequilibró la economía nacional y causó una inflación incontenible.

Integración y desarrollo de la sociedad y la economía coloniales

Grupos sociales

La base de la sociedad novohispana se formó sobre dos grupos étnicos: el que constituían los antiguos pobladores de los territorios conquistados, es decir, la población autóctona, y el de los inmigrantes de origen europeo. Más tarde un tercer grupo étnico se incorporó a la sociedad novohispana: el de los negros traídos del continente africano en calidad de esclavos.

Al paso del tiempo, cambios cuantitativos importantes se registraron en relación a estos grupos de origen.

Al concluir el siglo XVI, los indios que vivían en la Nueva España no rebasaba el millón y medio. Esta espeluznante despoblación se debió a diversas causas:

  • ? A las cruentas guerras de conquista.

  • ? A las expediciones a tierras remotas adonde grandes contingentes de indios fueron forzados a ir en compañía de los conquistadores.

  • ? A la explotación que implicaron la esclavitud y la encomienda.

  • ? A las varias desastrosas epidemias y las hambrunas.

  • ? Al mestizaje de la población.

Economía

Los acontecimientos económicos, sociales, políticos y culturales del siglo XVII, forman parte de los procesos de integración de nuestro país y de lo que hemos llamado nuestra realidad mestiza.

Una de las primeras formas de captación de fuerza de trabajo fue la esclavitud indígena; sin embargo, ésta quedó prohibida en las Leyes nuevas, por lo que en la segunda mitad del siglo XVI tendió a desaparecer. Debido a que esta institución contribuyó a la extinción de los indígenas tuvo que ser sustituida por otra práctica laboral.

Posteriormente se implantó el régimen de la encomienda, sistema indirecto de explotación. Este servicio no se retribuía con un salario. A finales del siglo XVII la encomienda se debilita y con ella uno de los sueños de los colonizadores: la instauración de la nobleza mediante el señorío privado sobre los indios.

En sustitución de la anterior, se crearon dos formas de relación laboral que se distinguen por la presencia de un nuevo elemento: el salario.

 

 

 

Autor:

Antony Machuca Dominguez

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda