Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Apectos zootecnicos y sanitarios de la crianza del bufalo del agua




Partes: 1, 2

  1. Contraportada
  2. Resumen
  3. Introducción
  4. Generalidades
  5. Enfermedades bacterianas
  6. Enfermedades vírales
  7. Enfermedades rikettsiales
  8. Enfermedades parasitarias
  9. Enfermedades producidas por otras causas
  10. Bibliografía

Contraportada

La cría de búfalo es una excelente y promisoria alternativa de recurso alimenticio, si tenemos en cuenta que esta especie es más rústica que los vacunos y aprovecha con mayor eficiencia los pastos naturales, tienen la facilidad para desempeñarse en áreas marginales y pantanosas donde los vacunos no tienen acceso, un litro de su leche posee el doble de sólidos si la comparamos con la leche de vaca o cabra y presenta elevado rendimiento quesero ,su carne es clasificada como de primera calidad .Este animal posee una capacidad de tracción que puede sobrepasar las 3 toneladas, ha sido usado tradicionalmente en labores como arado, en tirar del trapiche y carretas y en otros oficios del campo ya que Posee una gran fuerza física que le permite tirar o cargar sobre si grandes pesos. El presente material aborda aspectos generales relacionados con su genética, normas de comportamiento, alimentación y proporciona una exhaustiva información sobre las enfermedades que afectan esta especie, el documento incursiona en una temática de gran relevancia, ya que hoy cobran auge los sistemas de explotación bufalinos en busca de nuevas fuentes alimenticias para la población.

Resumen

La cría de búfalo es una excelente y promisoria alternativa de recurso alimenticio, si tenemos en cuenta que esta especie es más rústica que los vacunos y aprovecha con mayor eficiencia los pastos naturales pobres propios de nuestras zonas tropicales y además, tienen la facilidad para desempeñarse en áreas marginales y pantanosas donde los vacunos no tienen acceso. Los Búfalos de Agua pueden padecer la mayoría de las enfermedades que afectan a los vacunos, tanto en los aspectos infecciosos, como parasitarios de aquí que sea de vital importancia establecer las medidas de control donde se realice su crianza. La investigación de búfalos de agua (Bubalus bubalis) en el mundo ha sido necesaria para establecer sistemas de explotación racionales para esta especie, en busca de nuevas fuentes alimenticias para la población. También ha permitido establecer una gran gama de entidades patológicas como neoplasias, traumatismos a causa del transporte, neumonía enzoótica, septicemia hemorrágica así como un amplio número de enfermedades parasitarias. Por lo que muchos países no permiten la importación de búfalos de agua, a pesar del hecho que los procedimientos de la cuarentena modernos bajo las condiciones de seguridad máxima pueden eliminar el riesgo esencial.

Palabras claves: búfalos de agua; enfermedades; crianza búfalos

Introducción

El búfalo de agua es un recurso animal cuyo el potencial parece haber estado escasamente reconocido fuera de Asia. Tanto en dicho continente como en Europa se dependió del búfalo de agua durante siglos. En la actualidad se encuentra tanto en estado salvaje como doméstico y ha sido introducido en muchas otras latitudes, se estima que deben existir unos 141 millones solo en el continente asiático. A lo largo del mundo hay defensores y entusiastas del búfalo de agua, la realidad es que se ha adaptado notablemente bien en lugares diversos como los Estados Unidos, Australia, Papuasia-Nueva Guinea, Trinidad y Tobago, Costa Rica, Venezuela y Brasil. En cada uno de estos lugares ciertas manadas parecen haber igualado o superado al ganado local en crecimiento, tolerancia medioambiental, salud, producción de carne y terneros (Anónimo 7, 2004). El búfalo es generalmente un animal saludable, esto es particularmente impresionante porque la mayoría de ellos viven en regiones calientes, húmedas que crean favorables condiciones para la aparición de enfermedades. Es mucho más resistente a las enfermedades que el vacuno, su constitución física general y tipo de cuero más grueso y resistente lo protege mas que al vacuno, su índice de mortalidad es muy bajo, del 2% al 4%. Las mayores pérdidas están en los terneros, que pueden sucumbir a los virus, bacterias, al manejo y a la pobre nutrición, durante los primeros 2 meses de vida (Anónimo 1, 1984).

La investigación de búfalos de agua (Bubalus bubalis) en el mundo ha sido necesaria para establecer sistemas de explotación racionales para esta especie, en busca de nuevas fuentes alimenticias para la población (Prem et al., 1991; Carrero, 1993; Núñez, 1996). También ha permitido establecer una gran gama de entidades patológicas como neoplasias (Prem et al., 1991; Degloorkar et al., 1992), anomalías congénitas y (Kumar et al., 1992 y Mouli, 1992), traumatismos a causa del transporte (Laing, 1991), neumonía enzoótica (EE Sayet et al., 1992), septicemia hemorrágica (Jindal et al., 1996), tuberculosis (Keet et al., 1994 y Mansour et al., 1995) así como un amplio número de enfermedades parasitarias (Galiero et al., 1993; Starke et al., 1994; Sanyal, 1996 y Jones et al., 1998). Por lo que muchos países no permiten la importación de búfalos de agua, a pesar del hecho que los procedimientos de la cuarentena modernos bajo las condiciones de seguridad máxima pueden eliminar el riesgo esencial. Como es conocida la introducción de esta especie en Cuba fue realizada en años relativamente recientes y como en muchos otros países de Latinoamérica se ha visto en los búfalos importantes perspectivas.

Generalidades

El búfalo es un rumiante doméstico originario de Asia desde donde fue llevado, inicialmente a África y Europa y después al Continente Americano. El búfalo de río (Búfalo bubalis) fue domesticado por los países asiáticos 3000 años antes de la era cristiana, utilizándolo principalmente como animal de tracción, los árabes lo introdujeron en el Oriente medio 600 años después de Cristo y en el norte de África, durante las cruzadas o más probablemente en la época del imperio Otomano en Bulgaria e Italia, y en el siglo XIX lo hizo en el norte de Australia, donde se ha asilvestrado y desarrollado algunas diferencias en su aspecto respecto a sus antepasados de Indonesia. No obstante, Asia sigue acogiendo al 95% de la población mundial de este animal en la actualidad (Roth,2004). Se ha introducido satisfactoriamente además en Europa y Sur América, principalmente en Brasil y Venezuela (Carrero, 2005). Se caracteriza por ser un animal longevo, puede durar hasta 30 años, de hábito semiacuático y nocturno, de temperamento tranquilo y dócil y con una gran capacidad de adaptación a condiciones, climáticas lo que le ha permitido establecerse en regiones comprendidas entre los 0 y 3000 metros sobre el nivel del mar (Bautista et al, 2002). La longevidad del vacuno es de alrededor de 10 años en producción, en fincas bien manejadas, mientras que el búfalo puede permanecer en forma productiva en el rebaño hasta por 20 años. Puede pastar en tierras mal drenadas, inundables y de baja fertilidad, tierras que en la mayoría de los casos están ociosas, ya que el vacuno no sobrevive en ellas (Paiva, 2005).

Es un recurso animal cuyo potencial parece haber sido apenas reconocido o examinado. En todo el mundo existen proponentes y entusiastas por las diversas razas de ganado vacuno; sin embargo, el búfalo no es una vaca y ha sido menospreciado. No obstante, este símbolo de vida y resistencia asiática se ha comportado notablemente bien en pruebas realizadas en varios países (Anónimo 2 , 1989).

No son exigente en cuanto a calidad de la dieta y se alimentan de todo tipo de hierbas, así como de paja de arroz, cogollo de caña y otros desechos (Mitat, 1993 y Roque, 1999).

Las observaciones comparativas sobre la utilización de los forrajes tropicales, entre los bovinos y búfalos domésticos, indicaron que los búfalos (Bubalus bubalis) presentan un mayor rendimiento de carne y leche, al compararse con el ganado bovino, especialmente bajo condiciones rústicas de pastoreo (Harvey, 1963; Ponnappa et al, 1971; Cockrill, 1974). La limitada información obtenida indica que el búfalo tiene algunas funciones ruminales distintas a las de los bovinos y que el consumo es generalmente menor por unidad de peso (Grant et al, 1974; Shultz et al; 2003).

Se cree en gran medida que el búfalo es un animal feroz y bravo, pero la verdad es que a no ser que sea herido o severamente asediado, es uno de los animales más dóciles. A pesar de apariencia intimidadora, es más bien un animal casero, sociable, manso y sereno (Anónimo 2,1989). Son animales muy dóciles cuando son tratados correctamente, están provistos de pezuñas anchas y corvejones elásticos que le permiten desempeñarse fácilmente en el fango, donde son insuperables (Roque, 1999).

Este animal posee una capacidad de tracción que puede sobrepasar las 3 toneladas, razón por la cual ha sido usado tradicionalmente en labores como arado, en tirar del trapiche y carretas y en otros oficios del campo, resultando ser la fuerza de tracción más barata del mundo y con menos posibilidad de contaminación ambiental (Bautista et al, 2002). Posee una gran fuerza física que le permite tirar o cargar sobre si grandes pesos (Roque, 1999). El apelativo de ¨ búfalo acuático ¨ o ¨ búfalo de agua ¨ procede de su preferencia por las áreas encharcadas o pantanosas, donde se sumerge parcialmente y camina sobre el lodo del fondo sin dificultad, gracias a sus anchas pezuñas que le impiden hundiese en exceso. Desde tiempos antiguos se le ha usado en el sureste asiático preferentemente para tirar del arado, sobre todo en los arrozales, donde su capacidad para moverse en zonas encharcadas resulta muy útil y por ello es preferido a otros bovinos (Roth,2004 ).

Como fuente de alimento, el búfalo aventaja a otros animales domésticos de su clase ya que de un lado, un litro de su leche posee el doble de sólidos si la comparamos con la leche de vaca o cabra y del otro, su carne es clasificada como de primera calidad a diferencia de la carne cebuína que es considerada de tercera (Bautista et al, 2002). La eche de búfala, al igual que la leche de cabra y oveja, se utiliza casi exclusivamente para la elaboración de quesos, debido especialmente al elevado rendimiento quesero que presenta (Althaus, 2002).

Estas características permiten plantear que la cría de búfalo es una excelente y promisoria alternativa de recurso alimenticio, si tenemos en cuenta que esta especie es más rústica que los vacunos y aprovecha con mayor eficiencia los pastos naturales pobres propios de nuestras zonas tropicales y además, tienen la facilidad para desempeñarse en áreas marginales y pantanosas donde los vacunos no tienen acceso (Bautista et al, 2002).

Las principales divisiones genéticas del búfalo de agua son: el búfalo de pantano de la mitad oriental de Asia, que tiene cuernos hacia atrás; y el búfalo de río de la mitad occidental del continente asiático, que usualmente posee cuernos curvos (Roth,2004)

Al respecto se conoce que el búfalo de río posee 25 pares de cromosomas, equivalentes a 2n=50, mientras que el búfalo de pantano tiene 24 pares correspondiente a 48 cromosomas. Además, se ha reportado un híbrido entre estas dos especies que tiene 49 cromosomas (Bautista et al, 2002).

Existe cierta división de opiniones entre los zoólogos en lo que se refiere a las subespecies del búfalo indio. La mayoría reconoce dos: El búfalo indio de río o común (B. a. Bubalis o B. b bubalis) distribuido por India, China y buena parte del sureste asiático, y el carabao, búfalo de río o filipino (B. a. carabanensis o B. b. carabanensis), presentes en las islas Filipinas. Estos dos animales tienen un número de cromosomas distintos (48 en el caso del búfalo de río y 50 en el de pantano), pero el hecho de que en los dos casos sean números pares produce que los cruzamientos sean fértiles. Tampoco se observan grandes diferencias externas entre uno y otro (Roth, 2004 ).

Según la Sociedad Cubana de Criadores de Búfalos, (1997):

  • Los Búfalos de Río: Generalmente son negros o gris oscuro, con cuernos estrechamente enrollados o rectos. Prefieren revolcarse en agua limpia y sus hembras son buenas productoras de leche.

  • Los Búfalos de Pantano son conocidos como Carabao, su color es gris púrpura, con cuernos macizos echados hacia atrás, su talla es menor que la de los de río. Se revuelcan en cualquier charco de agua o cenagal y son utilizados fundamentalmente como animales de trabajo y para obtener carne.

Cuando se compara con otro ganado doméstico, el búfalo de agua es generalmente un animal saludable. Esto es especialmente impresionante ya que es susceptible a muchas enfermedades y parásitos que afligen al bovino, y aunque la razones no se conocen, el efecto de las enfermedades sobre el búfalo y su productividad es frecuentemente menos perjudicial que sobre el ganado vacuno (Anónimo 2, 1989).

Enfermedades bacterianas

  • Tuberculosis

La tuberculosis bovina, afecta a numerosas poblaciones de animales salvajes en varios continentes y sigue suscitando gran inquietud, tanto sus posibles efectos en las poblaciones de animales salvajes como las consecuencias de la presencia de reservorios selváticos de la infección en la situación sanitaria del ganado y la salud de las personas en los países que aplican programas de erradicación de la enfermedad (Anónimo 3a, 2000).

La tuberculosis (TB) en el búfalo es causada por el Mycobacterium bovis, que también es responsable para la tuberculosis en el ganado (Kriek, 1996).

Representa un problema particularmente grave en el Parque Nacional Kruger y en el Parque Hluhluwe/Umfolosi de Sudáfrica, donde se señaló una extensión geográfica de la enfermedad en los búfalos y su propagación accidental a otras especies animales que viven en estos parques, entre ellas los grandes cudúes, zambos, leones, onzas y leopardos. En Canadá, la tuberculosis bovina es endémica en una subpoblación de bisontes y acaba de ser señalada también en un ciervo de Canadá.

En Uganda se observan casos de tuberculosis en el Parque Nacional Queen Elizabeth desde finales de la década de 1960, también acaba de confirmarse la presencia de la enfermedad en búfalos del Parque Nacional del Valle del Kadepo (Anónimo 3a, 2000).

El búfalo de agua a pesar de algunas consideraciones contrarias, es susceptible a las cepas bovinas de Mycobacterium bovis. Se pensaba que los búfalos eran más resistentes a la enfermedad y esta creencia todavía es fuerte entre algunos oficiales de sanidad animal mundiales. Se ha informado la incidencia de TB respectivamente 1.93% y 6.39% en el ganado y búfalos en la misma granja organizada en India en base a la reacción positiva al test de tuberculina. Una incidencia muy alta de 18% y 25% en Ahmedabad (India occidental) y Lahore (Pakistan), respectivamente se observó en búfalos. La incidencia de ganado en los mismos lugares era 13% y 17%.

En las granjas del búfalos en Punjab, India, se observaron 2% reactores a las pruebas de tuberculina en 2201 búfalos. En otra manada de 328 búfalos, 15 eran los reactores positivos a la comprobación de la tuberculina bovina. De los 14 reactores a la tuberculina bovina ninguno reaccionó a tuberculina aviar (Anónimo 1, 1984).

  • Brucelosis

La Brucelosis sigue siendo endémica en varias poblaciones de animales salvajes de África y las principales especies afectadas son los búfalos, los hipopótamos y los antílopes acuáticos, (Anónimo 3a, 2000). .

Resulta una de las zoonosis más difundidas transmitida por diversos animales (ganado bovino, ovino, caprino y porcino, camellos y búfalos) mediante contacto directo con la sangre, la placenta, fetos o secreciones uterinas o por el consumo de productos de origen animal infectados y crudos (especialmente leche y productos lácteos). En general, la Brucelosis tiene grandes repercusiones mundiales en la salud de los seres humanos y la cría de animales. En la mayoría de los países, es una enfermedad notificable y las medidas de control se basan en la prevención de los factores de riesgo. La vigilancia es un elemento clave para el manejo de los programas de prevención y control bajo ciertas circunstancias la fauna silvestre puede actuar como el reservorio, por ejemplo que los chacales pueden recoger los organismos si ellos abortaron los fetos y se alimentaron de las placentas (Anónimo 3, 2000).

En el Parque nacional Kruger se comprobó 15% de positividad en una población de búfalos, en una parte de la manada era nulo o tan alto como 85%.

Los estudios sobre la existencia de la Brucelosis en animales salvajes en Africa Oriental se basan en el problema de hasta que punto dichos animales pueden

constituir un reservorio y servir de mediadores de esta epidemia para los animales domésticos y el hombre ( Roth,2004).

En el orden anatomopatológico, la orquitis brucelosa descrita aquí en el búfalo puede clasificarse, según es habitual en el bóvido, en la forma necrosante, de curso agudo, con diminutos focos necróticos y fusión incipiente (Nieberle et al, 1962).

  • Leptospirosis

En Cuba, la forma clínica icterohemorrágica provocada por la infección leptospirósica se conocía muy bien desde la segunda mitad del siglo pasado y los médicos sabían diferenciarla de la fiebre amarilla.

Recientemente, se ha reportado en diferentes regiones del mundo la existencia de esta enfermedad. La distribución de los reservorios de infección y de los distintos serovars de Leptospira es mundial ocurre en zonas urbanas y rurales y tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, salvo en las regiones polares. Es por ello que se puede observar la evolución de esta entidad en todos los continentes (Rodriguez et al,2000).

Europa, a pesar de ser un continente que cuenta con gran desarrollo económico, no ha escapado de la presencia de Leptospirosis. En Italia, Ciceroni et al, 1995 estableció la prevalencia de infecciones leptospirales en búfalos.

Es una enfermedad compleja causada por las varias cepas de Leptospira. Los Búfalos también pueden ser portadores del organismo (Rodríguez et al., 2000). La ictericia Leptospiral se informó en las Madrás, India, los animales infectados tenían la temperatura alta (103-105) y con 2-3 días de duración. En los casos severos el ataque era súbito y asociado con anorexia, disnea, depresión y marcada caída en el

rendimiento de leche. Los animales pasaron de orina amarillenta a roja, el íctero se presentó solo en algunos casos también la leche teñida amarilla fue observada. Los casos menos severos son raramente fatales y la recuperación tiene lugar en 6-8 días. Es una zoonosis seria especialmente en los países tropicales, en áreas dónde los búfalos y humanos se bañan en la misma agua contaminada. Los programas de la vacunación pueden ayudar a controlar esta enfermedad sin embargo; como el curso es generalmente apacible ellos raramente son una prioridad (Anónimo 1,1984).

  • Carbunco Sintomático.(CUARTO NEGRO)

Los búfalos parecen ser menos susceptibles que el ganado. Aparece una subida brusca de la temperatura, son primero afectados los músculos pesados especialmente en las piernas y el animal se pone cojo, aparece edema con gas. La enfermedad responde al tratamiento antibiótico pero la mortalidad puede ser muy alta (95-100%) si la ayuda clínica se tarda (OIE, 2006).

El Carbunco es una zoonosis difundida, transmitida por animales domésticos (ganado bovino, ovino y caprino, búfalos, cerdos y otros) a los seres humanos por contacto directo o a través de productos de origen animal. El Carbunco humano es un grave problema en varios países y puede causar brotes explosivos, especialmente en la forma intestinal.

La enfermedad, tiene graves repercusiones en el comercio de productos de origen animal y su control se basa en la prevención. La vigilancia es importante para los programas de control y para detectar los brotes. En la mayoría de los países el Carbunco es una enfermedad que se debe notificar (Anónimo 3, 2000).

En Sudáfrica, durante el invierno de 1998-1999, una importante epizootía de Carbunco bacteridiano invadió un área de más de 6 000 km2 que comprendía el Parque Nacional Kruger y las reservas naturales privadas situadas a su alrededor. Se confirmaron más de 160 casos en 15 especies animales, de las cuales un 68 por ciento eran grandes cudúes y búfalos. Al parecer, estas dos últimas especies son las que se contaminan con mayor facilidad y desempeñan un papel importante en la propagación de la enfermedad, pues la contaminación de las otras trece especies es tan solo esporádica (Anónimo 3, 2000).

  • Septicemia Hemorrágica o Pasteurellosis

Probablemente es la enfermedad más seria del búfalo de agua, es causada por la bacteria Pasteurella multocida (P. septica). Esta especie es muy susceptible y mueren un gran número dónde la Pasteurellosis ocurre. El nombre común de la Septicemia Hemorrágica o HS es el galghotu en la mayoría de las partes de Nepal e India. Los brotes de HS son comunes en búfalos cuándo no se usan las vacunaciones preventivas. La hinchazón caliente, dura, dolorosa en la región ventral es la señal más eminentes de HS. La lengua está hinchada y las membranas mucosas están hiperémicas con respiración laboriosa y dolorosa. Se trata de una enfermedad febril aguda que causa la mortalidad en los animales más jóvenes. En la fase febril el daño hepático causa bilirubinemia y disminución del colesterol. Las condiciones cálidas húmedas favorecen la presentación de la enfermedad y el cuidado veterinario es eficaz y útil pero el tratamiento sólo es válido en la fase preliminar (Anónimo 1, 1984).

La Pasteurelosis aguda ocurre principalmente en los bovinos y búfalos, ocurriendo en ocasiones epidemias de ciertas proporciones. Su ocurrencia en centro y Sudamérica no ha sido confirmada. Resulta la más importante enfermedad del ganado y el búfalo de agua en el Sur y Este de Asia, Africa y algunos países del Sureste de Europa y el medio Oriente. Sólo un número de 20 000 bacterias que toman tejido subcutáneo, pueden provocar la muerte en en un búfalo susceptible.

La HS es causada por 1 o 2 serotipos de Pasteurella multocida, designadas como B:2 y E:2, el serotipo E:2 solo se ha reconocido en Africa (Merck, 1991).

  • Pleuropneumonia contagiosa

La enfermedad es de poca importancia en el búfalo, sin embargo, desde que las exportaciones del búfalo internacionales están poniéndose más comunes y desde que los búfalos pueden transmitir la infección al ganado, la enfermedad es considerada. Es aconsejable vacunar los animales para la exportación. Algunos Búfalos de la parte norte de Australia se infectaron con bacterias de pleuroneumonia bovinas y exhibieron fiebre ligera. Ningún caso natural se ha informado en el búfalo (Anónimo 1, 1984)

  • Ántrax

El agente causal es el Bacilo antraxi y el ganado es generalmente más susceptible que el búfalo, la enfermedad ocurre esporádicamente. Es una enfermedad febril con temperaturas altas e hinchazón de cuello, el tórax. Se ha demostrado que las moscas hematófagas son capaces de la transmisión. Puede transmitirse a los humanos a través de sangre, la carne, etc. La aplicación de vacuna del ántrax ante el riesgo puede ser útil.

Un estudio fue dirigido a determinar e identificar los factores topográficos y medioambientales que contribuyeron a la ocurrencia de ántrax en Cagayan y

provincias de Ifugao. Un análisis restrospectivo de informes recogidos de la división de Salud Animal y región de Tuguegarao, Cagayan de 1980 a 1990 revelaron que había 966 y 135 casos del ántrax informados en los rumiantes en Cagayan e Ifugao, respectivamente. La proporción de mortalidad de animales afectado era casi 100%. Se creía que La ocurrencia de la enfermedad en estas provincias había sido precipitada por los factores medioambientales como la temperatura, los modelos de tiempo, el pH de la tierra así como por la situación topográfica. La enfermedad normalmente se observó durante la estación seca con un marcado aumento en el número de casos en junio en la mayoría de las municipalidades. Los resultados del laboratorio confirmaron la presencia de Bacilo anthracis en las muestras de tierras y de agua de Cagayan. Fuera de las 1,278 muestras de la tierra y 104 muestras de agua coleccionadas de Cagayan e Ifugao, los análisis confirmaron la presencia de Ántrax en 13 (1.2%) de tierra y uno (11.2%) de muestras de agua (Astudillo et al, 1992).

  • Mastitis

En Nueva Zelanda la mastitis del búfalo es un problema como en las vacas de lechería, pero en menor grado. Es probable que aumente, cuando la producción de leche de búfalo se incremente. Las bacterias que causan la mastitis en el búfalo son similares a las del ganado. El tratamiento y programas del control usados para el ganado son igualmente eficaces para el búfalo (Anónimo 1,1984).

  • Nefritis

La nefritis, hidronefrosis y calcificación renal no son raras en el búfalo. Se han informado varios tipos de nefritis. Aproximadamente en los sacrificios de búfalos en Rumania 2.3% mostraron, 15% hidronefrosis y 13% nefritis . Se han informado muertes causadas por nefritis en aproximadamente 3% de búfalos indio (Anónimo 1,1984).

  • Actinobacilosis

La Actinobacilosis o Lengua de madera como también se le conoce, se caracteriza por las hinchazones dolorosas de a lengua y ganglios linfáticos faríngeos. En la India, Gill y Balwant Singh hallaron una incidencia del 0.3% en un estudio realizado en búfalos en Pendjab. (Anónimo 1,1984).

  • La Enfermedad de Johne o Paratuberculosis

Ocurre esporádicamente en el búfalo produciendo enteritis crónica (Anónimo 1,1984).

  • Vibriosis

Son escasas las investigaciones publicadas sobre campylobacteriosis en la especie bufalina a nivel mundial, encontrándose trabajos aislados entre los cuales pueden citarse el de Mohan, (1954) quien estudió por primera vez en la India la infección por Vibrio fetus presente en 7 búfalas, mediante el examen del moco vaginal. La mayor parte de ellas no concibió después de dos o más servicios y solamente en una búfala se produjo una marcada aglutinación.

Mirnesire, (1965) hizo referencia a la susceptibilidad de los búfalos a la Vibriosis, siendo corroborado posteriormente por Ross (1974).

Las primeras investigaciones sobre Campylobacteriosis en búfalos (Bubalis bubalis) en Venezuela fueron realizadas a partir de 1980, En 50 sementales bufalinos que se encontraban en servicio en explotaciones ubicadas en los Estados Monagas y Apure, empleando la técnica del lavado prepucial para la toma de las muestras y procesadas aplicando la técnica de inmunofluorescencia directa, utilizando dos conjugados, 23 fueron positivas a Campylobacter fetus. sub. esp fetus con ambos conjugados. No se observó ninguna reacción cruzada. Por cultivo bacteriológico se obtuvieron 26 cepas de género Campylobacter, habiendo sido clasificadas mediante pruebas bioquímicas: 23 de Campylobacter fetus. sub. esp fetus y 2 de Campylobacter fetus. sub. esp .intestinalis Estos resultados coincidieron con los obtenidos por inmunofluorescencia directa. La prevalencia en la totalidad de los sementales bufalinos examinados fue del 50%. Los sementales muestreados fueron clasificados por grupos etarios, habiéndose encontrado que los búfalos, con edades comprendidas entre 2 a 4 años, presentaron un porcentaje de Positividad de 66,7%, los de 5 a 7 años de 31,6%, y los de 8 a l0 anos de 25%. Estas diferencias fueron estadísticamente significativas ( De Serrano et al,1983).

Enfermedades vírales

  • Fiebre aftosa

Es endémica en Asia, Africa, algunas partes de Europa y Sudamérica, Norte y Centro de América, el Caribe, Australia, Nueva Zelandia y muchas islas de Oceanía son libres de FMD. Gran Bretaña y muchos otros países del Oeste Europeo, Dinamarca, Noruega y Suecia fueron libres por mucho tiempo. No ha ocurrido en Japón por muchas décadas (Thompson, 1994).

Una enfermedad aguda, altamente contagiosa, una infección viral de los animales domésticos y salvajes de pezuña hendida con alta morbilidad y mortalidad en los animales jóvenes (Merck, 1991).

Se caracteriza por una morbilidad alta, pero una mortalidad baja. La señal clínica más importante son vesículas y lesiones en la mucosa de la boca y los espacios interdigitales y aunque los animales generalmente no mueren, hay una gran pérdida en la producción. Existen 7 tipos de virus con la siguiente distribución geográfica.

Los tipos A, O y C son prevalecientes en Sur América, Europa, Africa, Medio y Este Lejano y los Balkanes. Los tipos Sat 1, 2 y 3, se restringen a Africa Subsahariana.

El búfalo africano es un importante propagador de FMD y el virus puede persistir en la región faríngea por cinco años en los animales afectados. El mecanismo mediante el cual el virus se extiende del búfalo al ganado no es bien conocido. La enfermedad se puede extender por contacto directo o indirecto, la ruta más común es el contacto directo entre animales que excretan el virus e infectan animales susceptibles (Thompson,1994). Este propio autor plantea que las primeras señales son, la pérdida de apetito, la fiebre, disminución en la producción de leche y los animales dejan de rumiar. A esto le sigue la cojera, renuncian a estar de pie y salivación. Las lesiones de la lengua ocurren en la punta y la superficie dorsal. Estas vesículas rompen fácilmente y dejan una superficie sangrante. En las patas las lesiones ocurren en el espacio interdigital, alrededor del corión es el lugar más común para la lesión. Las vacas de leche pueden mostrar lesiones en la ubre y mastitis. En los brotes, la política de sacrificio es importante para limitar la difusión de los focos de infección. También pueden usarse las vacunas, pero el período de inmunidad normalmente es muy corto (Thompson, 1994).

La susceptibilidad de los búfalos ha sido inconstante en los diferentes países y con presentación de cepas diferentes del virus. Se han informado formas severas de la enfermedad en el búfalo de Pantano indígena de India, Egipto y Rumania (Mohan, 1954). Un informe del virus tipo 1 mostró una incidencia superior (60.8%) que en el ganado Cebú (43.3%) los síntomas clínicos eran más severos en el búfalos que en el ganado. En Nepal la enfermedad clínica principalmente en búfalos provocó severa disminución en la producción de leche, incluso aquéllos en contacto con ganado exhibiría las lesiones clásicas (Anónimo1,1984).

  • Rabia

Causada por la mordedura de perros, chacales etc. Esta enfermedad puede ser muy seria en un búfalo adulto, debido a su naturaleza dócil usual, sin embargo la agresión puede volverse un problema serio (Anónimo 8,2005).

Treinta y cuatro muestras del cerebro sospechosas de Rabia de varias especies incluyendo a humanos, perros, gatos, mangostas, chacales y búfalos se colectaron entre 1995-1996 en Sri Lanka. El ARN se extrajo directamente de las suspensiones de cerebro mediante la reacción en cadena (RT-PCR), se encontraron veintiocho muestras positivas para el virus y el gen de N por RT-PCR, también para los antígenos del virus por anticuerpos fluorescentes. El virus rábico que se aisló de diferentes especies se determinó que era genéticamente homogéneo. Estos resultados sugieren que el virus de la rabia está circulando entre humanos, perros gatos, mangostas, chacales y búfalos de agua que viven cerca de la Colombo City y en otras cinco regiones remotas en Sri Lanka (Takahashi et al, 2000).

  • Diarrea viral y Peste Bovina

La diarrea viral Contagiosa en el ganado y búfalos se caracteriza por fiebre alta y diarrea, la morbosidad y mortalidad pueden ser del 25 al 100%. En muchos casos el síntoma clásico de "disparar" la diarrea no se encuentra. En el examen, se ven lesiones en mucosa y/o úlceras en los labios, encías y lengua, anorexia, rendimiento de leche disminuido y la piel áspera debido a la fiebre alta. Lagrimeo profuso y descarga nasal pueden ocurrir en la fase inicial, posteriormente esta se vuelve purulenta y espesa. En muchos países las variaciones significativas en la susceptibilidad de ganado y búfalos han sido debatidas. Ha sido una enfermedad muy seria de bovinos en la India y Nepal y los programas de vacunación de masa han sido aplicados durante varios años, para controlar la enfermedad, sin embargo los brotes esporádicos no son raros. Mediante la vacunación de animales jóvenes de aproximadamente 6 meses con una vacuna viva puede lograrse una inmunidad por vida. En ocasiones pueden observarse formas donde se manifiestan erupciones cutáneas (Anónimo 8, 2005).

La peste bovina es principalmente una enfermedad de ganado y el búfalo doméstico, incluso el búfalo de agua. Es de gran preocupación a productores del ganado debido a su contagiosidad y morbilidad alta, no existe ninguna edad o predisposición y la transmisión a los humanos no ocurre. Pueden infectarse entre otros: Los ungulados salvajes en contacto con el ganado, búfalo africano, el kudus, los ñus, los antílopes, las jirafas, el hipopótamos, las ovejas y cabras, los cerdos asiáticos parecen ser más susceptibles que los cerdos africanos o europeos. En 1885 la "Gran Pandemia" africana, afectó al 90% de los rebaños y en 1920 se extendió de la India a Bélgica y Brasil. La enfermedad también se informó en Australia más tarde se extendió del Líbano a Israel y Siria. Durante los años 1979-1983 tuvo un resurgimiento en África, matando más de un millón de reses. Actualmente, se piensa en dos reservorios principales de Peste bovina en la fauna, en Pakistán. Las áreas endémicas de Rinderpest han producido una población ganadera con la resistencia innata heredada. Por consiguiente, los brotes en estas áreas afectan a menudo sólo animales jóvenes e inmunodeprimidos (FAO, 1996).

Las manadas ganaderas nómadas son un medio mayor de dispersar la Peste bovina.

Se piensa que la presencia del virus en las poblaciones de la fauna es una razón para el declive en algunas especies de la fauna en el área endémica africana (Roeder 2002). Nunca se ha establecido en el América o en Australia, New Zelanda. Sin embargo, la preocupación por la introducción existe en estas áreas. Las manadas del ganado nacionales de estas áreas están desprotegidas a RPV y, como resultado, la enfermedad podría infectar las poblaciones enteras rápidamente, mientras afectando todo las edades de ganado y aniquilando la producción ganadera por consiguiente (FAO 1996).

  • Fiebre Catarral Maligna

La fiebre catarral maligna (FCM) del África, conocida también como "snotsiekte", es una enfermedad aguda, generalizada, de los bovinos y los búfalos, que se caracteriza por fiebre elevada, descarga nasal profusa, severa hiperemia, necrosis difusa de las mucosas oral y nasal, leucopenia, oftalmia, opacidad corneal y linfadenitis. Se reconocen cuatro presentaciones: la sobre aguda, la intestinal, la de la cabeza y ojos, y la benigna. La forma de presentación más común es la de "la cabeza y ojos" con baja morbilidad y alta mortalidad (Anónimo 8,2005).

Enfermedades rikettsiales

  • Cowdriosis

La Cowdriosis es una enfermedad infecciosa, no contagiosa, transmitida por la garrapata a los animales domésticos y a los rumiantes, incluido el ganado bovino, ovejas, cabras, antílopes y búfalos. La enfermedad es provocada por un parásito intracelular denominado Cowdria ruminantium y transmitida por diversas especies de garrapatas del género Amblyomma. Esta garrapata está muy extendida en todo el continente africano, Yemen, las islas de Cabo Verde y varias islas del Caribe Por lo general, la Cowdriosis es una enfermedad grave y comúnmente fatal dentro de la primera semana después de que se manifiestan los primeros síntomas clínicos. En 1980 se recibió por primera vez un informe de la enfermedad en el Hemisferio Occidental, en la isla caribeña de Guadalupe, si bien la garrapata vector probablemente fue introducida desde África mucho antes. La forma más comúnmente observada de cowdriosis es la aguda, después de los síntomas respiratorios suelen haber trastornos nerviosos, pero en algunas regiones afectadas se observa una forma más leve de la enfermedad, conocida como la fiebre de cowdriosis. El nombre Heartwater se deriva de una lesión común post mortem consistente en exceso de líquido en la bolsa que rodea el corazón y más comúnmente, el líquido también se encuentra en los pulmones (Anónimo 6, 2002).

Heartwater causa la enfermedad severa en el ganado, ovejas, cabras, y el búfalo de agua; resulta benigna en algunos rebaños africanos de ovejas y cabras. El ñu negro (el ñu de Connochaetes) y el eland se han mostrado susceptibles a HW experimentalmente. El ñu es portador conocido de C. ruminantium y se cree que juega un papel en el mantenimiento de la enfermedad en la naturaleza. Heartwater sólo ocurre donde el vector del género Amblyomma se encuentra. Durante décadas, la enfermedad se ha conocido en la mayoría de los países de Africa sur del Desierto de Sahara y en la isla de Madagascar, sido considerada una de las enfermedades del ganado más importante en Africa y sólo ha superado la Tripanosomiasis y la fiebre de Costa de Este. Ocurre en las numerosas islas caribeñas, probablemente se presentó en las Antillas francesas con un embarque de ganado de Senegal en el año 1830. Recientes estudios serológicos han demostrado los anticuerpos en el ganado de 10 islas caribeñas (Antigua, Dominica, Granada, Guadelupe, la Martinica, Montserrat, el St.,, Kitts, el St., Lucía, el St., Martin, y St. Vincent (Anónimo 6 , 2002).

  • Anaplasmosis

No existen muchos reportes de esta enfermedad en búfalos, pero aproximadamente se informaron 13.8% casos positivos de Anaplasmosis en el búfalo egipcio (Mitchael y Rejaii, 1977).

Enfermedades parasitarias

  • Ectoparásitos

Aunque susceptible a la mayoría de las enfermedades del ganado, el búfalo de agua parece resistirse a las garrapatas y a menudo parece ser más resistente a algunas de las plagas de los trópicos. Varios investigadores informan que cuando se permiten los búfalos revolcarse, su piel parece detener al insecto y los ectopárasitos y ellos requieren el tratamiento muy reducido por consiguiente con los insecticidas. Aunque la mosca del afecta los animales, otras plagas como la mosca del trino, por ejemplo, raramente afectan al búfalo saludable. A pesar de su inclinación por vivir en los pantanos, enfermedades de los patas como la podredumbre y los abscesos son raros (Anónimo 2, 1989).

En Australia y el sudeste asiático es la mosca del búfalo (Siphona spp.) el principal ectoparásito. La pediculosis, causada por los piojos chupadores (Hematopinus tuberculatus), ocurre ampliamente entre los búfalos, y la sarna sarcóptica (Sarcoptes scabieri var. Bubalus) es una grave enfermedad, especialmente entre terneros y durante las temporadas de seca cuando las oportunidades para revolcarse están restringidas (Anónimo 2,1989).

  • Theileriosis

La enfermedad del corredor es una enfermedad aguda y normalmente fatal del ganado, causada por los protozoarios Theileria parva y T Laurenci que se transmite por las garrapatas (Rhipicephalus). Se le llama la enfermedad del corredor debido a que ocurre en la región del corredor entre los zi de Umfolo y Hluhluwe reservas en KwaZulu Natal. Las larvas del protozoario se alojan en la oreja, mudarán, se caerán y subirán a un nuevo huésped. La ninfa mudará de nuevo y el adulto subirá a un nuevo hospedero. El control óptimo de estas garrapatas debe ser en los meses de verano y el objetivo debe ser impedir a las garrapatas adultas poner huevos, se recomiendan los baños con una frecuencia semanal. Las señales clínicas en el ganado aparecen después de un período de incubación de 9-20 días, estas son, aumento en la temperatura, aumento de los ganglios linfáticos, fiebre, apatía, inflamación de párpados, descarga nasal, diarrea y emaciación (Anónimo 3,2000).

Se sabe que los búfalos son portadores de Theileria mutans (THEILER, 1960) la Th. Laurencei (NETZ, 1955), siendo éste último causante de afecciones del corredor en los bóvidos cuándo comparten el pasto con búfalos (Laranja, 1956; Striokland, 1991).

La infección por Theileria limita el comercio de ganado entre los países y puede producir pérdidas de la producción y mortalidad alta en los animales susceptibles.

Las dos enfermedades con más impacto económico son la fiebre de la Costa Oriental (infección con Theileria parva) y la theileriosis tropical (infección con T. annulata). Las infecciones son difíciles de controlar donde los vectores son abundantes. Varias especies de Theileria pueden infectar los rumiantes; muchas de ellas causan infecciones asintomáticas. La especie T. la parva infecta al búfalo africano y al búfalo de agua indio. Las formas sintomáticas son comunes en el ganado y el búfalo de agua indio. El búfalo es el reservorios para esta infección. La

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda