Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Esteroides anabólicos androgénicos en usuarios de gimnasios para físico-constructivismo




  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Material y métodos
  4. Resultados
  5. Discusión
  6. Referencias bibliográficas

RESUMEN

El estudio tuvo como objetivo conocer la prevalencia en la utilización de Esteroides Anabólicos Androgénicos (EAA), los motivos por los que los utilizan y quién los prescribe. Se realizó un estudio transversal descriptivo en una muestra de 77 usuarios de 7 gimnasios que acudían por lo menos 3 veces a la semana durante un periodo no menor a un año. Con el consentimiento de los sujetos se aplicó un cuestionario previamente validado.

Se obtuvo prevalencia general y por sexo de dopaje con EAA, motivos, persona que los prescribe; se realizó estimación de asociación entre dopaje, escolaridad, situación en el trabajo y conocimientos sobre los efectos.

Se encontró prevalencias de uso de EAA del 29%, correspondiente exclusivamente al género masculino; los motivos para consumirlos son el rendimiento deportivo y el aspecto personal; las personas que los prescriben se circunscriben a personal del gimnasio; se encontró que no existe una diferencia significativa por cuanto al nivel de ingresos entre la población que utiliza y la que no utiliza EAA, su utilización tampoco se asocia con el grado de estudios, ni con el conocimiento que los usuarios tienen sobre sus efectos. Podemos concluir que los gimnasios para físico-constructivismo deberían constituir un lugar importante para la práctica del ejercicio y deporte y en consecuencia para promover la salud, sin embargo, esto no siempre es así, ya que en nuestro estudio el gimnasio constituye el principal lugar en donde los usuarios obtienen información no científica y entran en contacto con los EAA.

Palabras clave: Dopaje, deportistas recreativos, reglamentación antidopaje

Anabolic androgenic steroids in bodybuilding gym users from Xalapa Veracruz.

ABSTRACT

The study was aimed at knowing the prevalence in the use of androgenic steroids (AAS), the reasons why those who use them, and who prescribes. A descriptive cross-sectional study was conducted in a sample of 77 users in 7 gyms that went at least 3 times a week for a period of not less than one year old; informed consent was applied a previously validated questionnaire.

Were obtained overall prevalence by age and sex of doping with AAS, reasons for dope, person who prescribes; conducted estimate of association between doping, schooling, a situation at work and knowledge of their effects.

We found AAS use prevalence of 29%, corresponding exclusively to the male gender, reasons for consumption are athletic performance and the personal, the people who prescribe personnel confined to the gym, it was found that there is no significant difference by the level of income among the population using and not using AAS, its use is not associated with the level of education, or the knowledge that users have over their effects. We conclude that physical fitness for constructivism should be an important place for the practice of sport and exercise and thus to promote health, however, this is not always the case, as in our study, the gym is the main place where the users get information unscientific and contact the EAA.

Key words: Recreational doping, sportsmen, regulation antidoping.

INTRODUCCIÓN

Es bastante frecuente el uso de métodos y sustancias para tratar de superar las marcas deportivas establecidas por los deportistas de alto rendimiento, gracias al consumo de sustancias prohibidas por los reglamentos de las organizaciones deportivas. Estos métodos y sustancias al ser utilizados provocan un aumento artificial del rendimiento deportivo, pero de alguna forma desestabilizan las funciones fisiológicas del organismo en detrimento de la salud.

La utilización de métodos y sustancias dopantes en el deporte de alto rendimiento, se opone a la filosofía que dio surgimiento al Comité Olímpico Internacional en 1894, en donde se promueve un conjunto de valores éticos, morales, pedagógicos y humanistas inherentes al deporte, para lograr un desarrollo integral de la personalidad de los deportistas y mejorar la comunicación entre los pueblos con el objetivo de salvaguardar la paz1. Sin embargo, esta concepción filosófica ha sido enturbiada con la utilización de sustancias tóxicas que colocan en desigualdad de posibilidades competitivas a los deportistas. Ante esta situación, en el año 1999 fue establecida la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) o WADA por sus siglas en inglés, la cual tiene como propósito promover y coordinar la lucha contra el dopaje en el deporte a nivel internacional2.

Según el Código Mundial Antidopaje3 (AMA en español o WADA en inglés), se habla de dopaje cuando se produce una o varias de estas situaciones, cuando: 1) se detecta la presencia de una sustancia prohibida o de los metabolitos o de los marcadores de esa sustancia en el cuerpo de un deportista, (está permitida la presencia de alguna sustancia, pero existe un límite de concentración en la orina); 2) se usa o se intenta usar una sustancia prohibida o bien un método prohibido; 3) existe negativa o resistencia, sin justificación válida, a una recogida de muestra tras una notificación hecha conforme a las normas antidopaje aplicables, o si hay resistencia a su cumplimiento; 4) se vulneran los requisitos sobre la disponibilidad del deportista para la realización de controles fuera de competición; 5) se falsifica o intenta hacerse cualquier parte del procedimiento de control de dopaje; 6) ante posesión de sustancias prohibidas y métodos prohibidos; 7) si existe tráfico o intento de tráfico de cualquier sustancia prohibida o método prohibido.

Dentro de las sustancias dopantes se encuentran los Esteroides Anabólicos Androgénicos (EAA), (o su nombre simplificado como esteroides anabolizantes) los cuales son derivados de la hormona sexual masculina testosterona, ya que fisiológicamente, el incremento en la concentración de testosterona estimula la síntesis de proteínas, lo que se traduce en incrementos en la masa muscular, en la masa corporal y en la fuerza4.

Los esteroides anabólicos androgénicos pertenecen al grupo de "drogas ergogénicas", también llamadas "drogas de performance"; son sustancias sintéticas derivadas de la testosterona, la hormona natural masculina sintetizada en los testículos por las células de Leidig. Las acciones de los andrógenos han sido descritas tradicionalmente como androgénicas o anabólicas. Los efectos de las sustancias en el crecimiento de los órganos reproductores masculinos o el desarrollo de las características sexuales secundarias son denominados androgénicos, mientras que los efectos en tejidos no reproductores, como por ejemplo músculo, hígado, hueso, médula ósea son llamados anabólicos.

Actualmente, existe y está comercialmente disponible un importante grupo de esteroides anabólicos sintéticos, que presentan una elevada relación anabolismo-androgenismo, pero es un reto y una necesidad para la práctica médica encontrar nuevas rutas sintéticas para la obtención de esteroides que presenten una mayor actividad anabólica e insignificante actividad androgénica5.

Por otro lado, algunos autores6 señalan que el problema en el consumo de EAA se ve agravado porque, en muchos de los casos, son los propios entrenadores quienes los proporcionan a los deportistas, tanto si practican deporte de alto rendimiento como a deportistas amateurs y recreativos. En los gimnasios se dice que su venta es cosa de todos los días; en los Estados Unidos sólo se venden por prescripción médica, pero en México se pueden adquirir sin receta, y también se les puede hallar en las farmacias veterinarias con la ventaja de que son más baratos. Al no ser recetados por un médico, se recurre a la automedicación y se calcula que los consumidores se administran cantidades de hasta cien veces la dosis recomendada y, además, con base en las historias que circulan, se administran varios esteroides en combinación. El que tengan efectos adversos parece no interesar y la ilusión de obtener un "cuerpazo" los justifica. Es tal el problema actual que el Instituto Nacional para el abuso de las drogas (NIDA) de Estados Unidos ha decidido incluirlos en la lista de drogas de abuso, junto con la marihuana, la nicotina y la cocaína, entre muchas otras7. Sumamente preocupante resulta el hecho de que algunos suplementos considerados no hormonales, tales como vitaminas, minerales y aminoácidos puedan contener substancias hormonales, las cuáles no son declaradas o listadas en las etiquetas8.

En México existen pocos estudios al respecto que sirvan para dimensionar el problema e implementar estrategias tendientes a controlar esta situación, por lo cual el presente trabajo tiene como propósito conocer la prevalencia del uso de anabólicos esteroides anabolizantes, los motivos por el que los utilizan y quien los prescribe; en usuarios de centros para físicoconstructivismo en la ciudad de Xalapa, Veracruz. México.

Material y métodos

Se trata de un estudio transversal y descriptivo9; por el tipo de asignación de la exposición o variable en estudio: no-experimental u observacional; por el número de mediciones que se realiza en cada sujeto de estudio para verificar la ocurrencia del evento: transversal ya que el cuestionario fue aplicado por vez única en octubre de 2010. Por las características del proyecto, se utilizó un muestreo a conveniencia para lo cual se visitaron los 10 gimnasios más conocidos de la ciudad de Xalapa. De estos, 7 aceptaron participar en el proyecto, la participación en el estudio fue voluntaria, el total de usuarios participantes fue de 77; 73 del género masculino y 4 del femenino; tanto los dueños de los gimnasios como los usuarios solicitaron que sus nombres se mantuvieran en el anonimato. Los criterios de inclusión fueron: usuarios hombres y mujeres que acuden por lo menos 3 veces por semana y que han acudido al gimnasio durante un periodo no menor a un año.

A fin de conocer la prevalencia en el uso de sustancias anabolizantes, se aplicó un cuestionario a la población participante basado en dos investigaciones similares sobre este tema10, 11.El cuestionario está compuesto por 7 preguntas: tres preguntas abiertas y 13 preguntas de opción múltiple que abordan temas como situación en el trabajo, escolaridad, información sobre ayudas, etc.

Dicho cuestionario fue aplicado en el consultorio de evaluación del estado nutricional de la facultad de nutrición campus Xalapa de la Universidad Veracruzana, los resultados del cuestionario para la detección de EAA fueron previamente codificadas en una base de datos elaborada a través del software statistica 9.0.

Se realizó un análisis exploratorio de los datos a través de estadísticas descriptivas de variables en estudio: prevalencia general y por sexo de dopaje con EAA, motivos para doparse, prescripción, etc.; así como estimación de asociación entre dopaje, escolaridad, situación en el trabajo y conocimientos sobre sus efectos.

Resultados:

En la Figura No. 1 se puede observar el claro predominio de la población en estudio perteneciente al género masculino sobre el género femenino, siendo este el comportamiento observado de asistentes a este tipo de gimnasios para físico-constructivistas.

La población estudiada es predominantemente joven dado que el 50% está representado por jóvenes cuyas edades fluctúan entre 15 y 22 años, aunque hay un 3% que presentan edades entre 40 y 42 años y el 47% restante cuentan con 23 y hasta 32 años.

Monografias.com

Por cuanto a la escolaridad de los sujetos en estudio, encontramos que la gran mayoría cuenta con estudios de licenciatura (58%), el 4% con posgrado y el resto con educación media y media superior (28%). Figura No.2

Monografias.com

Se puede apreciar que de la población en estudio el 32% está representado tanto por empleados asalariados como por personas que no trabajan, seguido por el 22% que declaró no recibir un pago determinado, el 10% que trabaja por cuenta propia y el 3% que se dedica al comercio informal. Figura No. 3

Monografias.com

Únicamente el 1% de la población en estudio declaró no haber escuchado hablar acerca de Esteroides Anabólicos Androgénicos, aunque esto no garantiza que la información a la que han tenido acceso sea suficiente ni confiable.

Por cuanto a la fuente de información sobre Esteroides Anabólicos Androgénicos, un porcentaje significativo la obtiene dentro del gimnasio a través del entrenador, compañero del gimnasio y del personal del mismo gimnasio que en suma representa el 70%, lo cual pone en tela de juicio que la información que poseen sobre los mismos sea confiable y veraz; el 30% restante la obtiene de libros, tv y revistas.

El 70% de la población declaró tener información sobre el efecto de los Esteroides Anabólicos Androgénicos, en contraste con el 30% que declaró no tener este tipo de información.

Un alto porcentaje de la población (70%) declaró que le han ofrecido EAA, en contrapartida con el 30% que declaró no les han ofrecido, lo cual pone de manifiesto la facilidad para obtener este tipo de productos. Esto se ve favorecido porque en México no existe reglamentación alguna en torno a su venta y prescripción.

De los 77 usuarios participantes 22 declararon haber utilizado Esteroides Anabólicos Androgénicos, es decir una prevalencia general de 29% (IC95% de 18.5% a 38.7%). Figura No. 4

Monografias.com

Por lo que respecta a la diferenciación por género de la población que utiliza EAA, en la tabla No. 1 podemos observar que la prevalencia específica para el género masculino es de 22/73, es decir, 30.2% (IC95% de 19.6% a 40.7%).

Monografias.com

Entre los usuarios de EAA, la mayoría declaró como la edad de inicio los 21 años, siendo importante hacer notar que algunos de ellos inician a edades tempranas de 15 y 16 años.

Por cuanto a la persona que les prescribe el uso de EAA, en la figura No. 5 podemos observar que todo se circunscribe al ambiente del gimnasio, dado que al 64% de los individuos que declararon usar EAA, la persona que se los prescribe es el entrenador, al 27% un compañero del gimnasio y al 9% restante personal del propio gimnasio, personas que probablemente no cuentan con información fidedigna en torno a estas sustancias. Además hay que considerar el hecho de que los gimnasios son lugares considerados para la práctica del ejercicio y en consecuencia para la promoción de la salud y en estos casos no es así.

Monografias.com

El principal aspecto para el consumo de esteroides anabólicos androgénicos es el rendimiento deportivo (41%). El segundo motivo lo constituye el aspecto personal que tiene que ver con la imagen corporal (31%), el siguiente aspecto es el fisicoculturismo (23%), y por último la presión de otros (5%), que bien puede relacionarse con la aceptación de los demás.

Dentro de la lista de EAA más utilizados, encontramos entre otros la Boldenona, Equipoise y Sustanon que son de uso veterinario y el Anadrol que está considerado como sumamente peligroso. Todos ellos producen algunas complicaciones derivadas de su uso, entre ellos, tumores hepáticos y cáncer, ictericia, retención de líquidos, hipertensión arterial, aumento del LDL (colesterol malo) y disminución del HDL (colesterol bueno), así como otros efectos colaterales que incluyen tumores renales, casos graves de acné y temblor, entre otros.

La vía más utilizada para suministrarse esteroides anabólicos androgénicos corresponde a la intramuscular con un 68%, seguido del 32% que lo hace por vía oral

Un alto porcentaje de la población en estudio considera que el uso de esteroides anabólicos, el ejercicio y un plan alimenticio mejoran el tamaño muscular y la fuerza (68%), el 27% no está seguro de ello y el 5% restante refirió que no.

Por cuanto a la población que declaró que utilizaría EAA para incrementar su tamaño muscular y mejorar su fuerza, no existen diferencias significativas entre los que no están seguros (26%), los que si los utilizarían (42%) y los que no (32%).

En lo referente a la pregunta de si creen que si se utilizan cuidadosamente los EAA no le provocarán perjuicios a la salud, los entrevistados contestaron de la siguiente manera: el 29% así lo considera, el 31% declaró no estar seguro, y el 40% restante consideró que aun cuando utilicen cuidadosamente EAA estos les ocasionarán daños a la salud.

Su utilización no se asocia con su grado de estudios, aunque el porcentaje de consumo es mayor en el grupo de profesionistas. No existen diferencias significativas entre la población profesionista y no profesionista que consume esteroides anabólicos androgénicos (32% y 23%), (p= 0,1981). Tabla No. 2

Monografias.com

No se encontró asociación entre el uso y el conocimiento de sus efectos. La diferencia entre la población que consume esteroides anabólicos androgénicos que no conoce y la que sí conoce sus efectos (30% y 28%), no es significativa (p=0,4297). Tabla No. 3

Monografias.com

La diferencia de la población que consume esteroides anabólicos androgénicos con respecto a la situación de trabajo y no trabajo (31% y 24% ), no representa diferencia significativa (p=0,2635) (tabla No. 4).

Monografias.com

Discusión

El dopaje es un grave problema que no se ha circunscrito únicamente al deporte competitivo, en el cual existen organismos especializados que han emitido normas y procedimientos para su control y prevención como es el caso de la Agencia Mundial Antidopaje, situación que en el deporte recreativo no ocurre. En Estados Unidos el Instituto Nacional para el abuso de las drogas (NIDA) incluye a los EAA en la lista de drogas de abuso, junto con la marihuana, la nicotina y la cocaína entre muchas otras, en México no se ha hecho nada al respecto y la ausencia de estudios en la agenda de los investigadores constituye un área de oportunidad a fin de dimensionar el problema y generar estrategias de intervención. En otros países no ha ocurrido así, Yesalis, et al.12 examinaron una población de adolescentes de 12 años y mayores, y reportan que los varones utilizan en mayor proporción los anabólicos esteroides durante su vida, en comparación con las mujeres (0.9 y 0.1% respectivamente); por su parte Radakovich et al.13 estudiaron la utilización de anabólicos androgénicos esteroides entre estudiantes de 7o grado, de entre 12 y 15 años, y reportaron que el 4.7% de los varones y el 3.2% de la mujeres utilizaban anabólicos esteroides. Middleman et al.14 reportan la utilización frecuente de EAA en el orden del 1.4% al 12% en varones, mientras que entre las mujeres está en el orden del 0.5% al 2.9%. En nuestro estudio, con una muestra con características diferentes (usuarios de gimnasios para físico-constructivismo) y a varios años de distancia encontramos prevalencias mucho mayores (29%) no encontrándose ningún caso del sexo femenino que hiciera uso de estas sustancias, esto probablemente atribuible al pequeño número de voluntarias que aceptaron participar en él.

Importante de considerar en las investigaciones sobre dopaje son los motivos para su consumo. Algunos autores15 refieren como motivos por los cuales los físico-constructivistas utilizan medicamentos: que el 75% utiliza estos medicamentos siempre que participa en campeonatos y un 25% los usa sólo para mejorar el físico, por lo que, entre lo anteriormente referido y lo encontrado en esta investigación no existe gran diferenciación ya que la mayoría de los sujetos que estudiamos consumen EAA para mejorar su rendimiento deportivo (41%), el 32% por mejorar su aspecto personal, 23% por fisicoculturismo y el 5% restante por presión de otros, aun cuando en nuestro estudio no se refirió específicamente a etapas de competición. Lo anterior es preocupante dado que un porcentaje significativo (70%) refiririó tener conocimientos sobre los efectos de los EAA.

Otro aspecto importante de considerar es la edad de inicio en el consumo de estas sustancias ya que se da desde edades muy tempranas. Algunos reportes señalan que dos tercios de los sujetos que utilizan los esteroides comenzaron a consumirlos a la edad de 17 años y que el 65% estaba involucrado en los programas deportivos de los colegios secundarios16,17. En nuestra investigación encontramos casos que se iniciaron en el uso de EAA a partir de los 15 y 16 años de edad, por lo que importa considerar también el número de años que llevan consumiendo estas sustancias; se encontró un caso que lleva 21 años consumiéndolos, pero se desconoce los efectos que estos le han ocasionado, por lo que sería conveniente profundizar en este tipo de aspectos.

Al estudiar el tipo de anabólicos consumidos, Frontera, et al.18 citan que en 2004 la AMA publicó el resultado obtenido en 31 laboratorios acreditados durante el año anterior, la información reportada se refiere a deportes olímpicos y no olímpicos. Los resultados reportan 1.5% de casos positivos, siendo las sustancias más utilizadas los anabolizantes (36%) seguidos de los glucocorticoesteroides (16.6%), cannabinoides (15.7%), estimulantes (11.6%), agonistas beta-2 (11.5%) y sustancias enmascarantes (4.8%).

El hecho de que en nuestro estudio la utilización de esteroides anabólicos androgénicos no esté asociado a la escolaridad, a la situación en el trabajo, ni a los conocimientos sobre sus efectos, podría ser un factor importante en su uso indiscriminado y que incluso se recurra al consumo de EAA de tipo veterinario como lo son Boldenona, Equipoise y Sustanón, además de Andranol que está considerado como muy peligroso y que todos ellos producen algunas complicaciones derivadas de su uso; en su estudio Escóbar e Illanes (2008)15 encontraron entre los EAA más utilizados que un 42% prefiere el esteroide anabólico Decanoato de Testosterona (Duratestón); un 18% prefiere (Enantato de Testosterona Testovirón); un 15% usa Decanoato de Nandrolona (Decadurabolín); un 7% prefiere Undecilenato de Boldenone (Equipoise); otro 7% usa Metandrosterolona (Dianabol); un 3% toma Hormona de Crecimiento (GH); un 3%, Halotestín y un 2%, Primobolan; finalmente, un 3% usa otro tipo de hormonas esteroideas.

La práctica de ejercicio y deporte junto con el régimen alimentario es una de las grandes estrategias que recomienda la Organización Mundial de la Salud para prevenir el sobrepeso, la obesidad y en general las enfermedades crónico degenerativas19. Los gimnasios para fisiconstructivismo deberían constituir un lugar importante para la práctica del ejercicio y deporte y en consecuencia para promover la salud, sin embargo, esto no siempre es así, ya que en nuestro estudio el gimnasio constituye el principal lugar en donde sus usuarios obtienen información acerca de los EAA sin que esto garantice que la información proporcionada sea fidedigna y confiable, asimismo encontramos que por cuanto a la persona que les prescribe el uso de EAA, todo se circunscribe al ambiente del gimnasio, dado que al 64% de los que usan EAA la persona que se los prescribe es el entrenador, al 27% el compañero del gimnasio y el 9% restante personal del propio gimnasio, esto coincide de alguna manera con lo encontrado por Caba6 quien señala que en muchos de los casos son los propios entrenadores quienes los proporcionan a los atletas.

Conclusión Se pone de manifiesto que la utilización de esteroides anabólicos androgénicos no está asociada a la escolaridad, situación en el trabajo, ni a los conocimientos sobre sus efectos, que el inicio en su consumo es a edades tempranas, que los gimnasios para físico-constructivismo estudiados son los entrenadores, compañeros de gimnasio, o bien los amigos quienes recomiendan o prescriben su utilización, por lo cual es necesario revisar las políticas públicas existentes en México y en caso necesario proponer las modificaciones o adiciones necesarias a fin de regular su prescripción, venta y publicidad.

De igual manera, es conveniente realizar estudios de tipo longitudinal sobre este tema, a fin de conocer de manera más detallada los factores condicionantes, así como sus consecuencias.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • 1. Comité Olímpico Internacional (2004) Carta Olímpica Consultado el 11 de junio de 2009 (en línea). Disponible: http://www.olimpicocrc.org/Carta_olimpica2004.pdf

  • 2. Agencia Mundial Antidopaje (2006). Juego Limpio (en línea). Disponible: http://www.wadaama.org/rtecontent/document/About_WADA_Spanish.pd

  • 3. Agencia Mundial Antidopaje (2009). Lista sustancias y Métodos prohibidos (en línea). Disponible. http://www.wadaama.org/static/PDF/OtherLanguages/Lista_Sustancias_ y_M%C3%A9todos_prohibidos_2009_Resumen_Modificaciones_2.pdf

  • 4. Bhasin, S., Storer, T.W., Berman, N., Callegari, C., Clevenger, B., Caba, Mario, (2006). Esteroides anabólicos: Bonitos por fuera, malos por dentro. Rev. La ciencia y el Hombre. Universidad Veracruzana Vol. XIX No. 2.

  • 5. Reyes Moreno, Mayra (2010). Síntesis y caracterización de nuevos esteroides de la serie del androstano con actividad anabólica y androgénica. Rev.CENIC. Ciencias Químicas, Vol 41 No 3. Septiembrediciembre. pp 193-194

  • 6. Caba, Mario (2006). Esteroides anabólicos: Bonitos por fuera, malos por dentro. Rev. La Ciencia y el Hombre. Universidad Veracruzana. Vol. XIX No. 2.

  • 7. NIDA. (2009). Los Esteroides Anabólico-Androgénicos (en línea). Disponible en: http://www.cat-barcelona.com/pdf/biblioteca/adicciones/27_-_steroids05_sp.pdf

  • 8. Tows-Parra, Renata; Palma, Alexandre; Rocha-Pierucci, Ana Paola (2011). Contaminação de suplementos dietéticos usados para prática esportiva: uma revisão de literatura. Rev. Bras. Ciênc. Esporte, Florianópolis, v. 33, n. 4, p. 1071-1084

  • 9. Hernández-Avila, M; Garrido-Latorre, F., López-Moreno, S., (2000). Diseño de Estudios Epidemiológicos. Salud Pública de México .42:144-54

  • 10. EscóberPourcel, Mauricio César; Illanes -Velarde, Daniel. (2005) El uso de fármacos en deportistas que practican el fisicoculturismo en el área urbana de Cochabamba, Bolivia. Revista de Investigación e Información en Salud 2; 3 (7): 52-57.

  • 11. Wroble,R; Gray, Michael;Rodrigo, Joseph (1993). Anabólicos Esteroides y Deportistas Preadolescentes: Uso, Conocimientos y Actitudes. Consultado el 11 de junio de 2009 (en línea). Disponible: http://www.sobreentrenamiento.com/PubliCE/Articulo.asp?ida=487

  • 12. Yesalis CE, Kennedy NJ, Kopstein AN, Bahrke MS (1993). Anabolicandrogenic steroid use in the United States. JAMA. 270:1217-1221.

  • 13. Pickell G. (1993). Rate of anabolic-androgenic steroid use among students in junior high school. JABFP. 6:341-345

  • 14. Middleman AB, Faulkner AH, Woods ER, Emans SJ, DuRaunt RH.(1995) High-risk behaviors among high school students in Massachusetts who use anabolic steroids. Pediatrics 96:268-272

  • 15. Escóbar –Porcel, Mauricio César; Illanes –Velarde, Daniel. (2008) El uso de fármacos en deportistas que practican fisicoculturismo en el área urbana de la ciudad de Cochabamba, Bolivia. Rev Inv e Inf Salud 2 3(7): 52-57

  • 16. Johnson MD., (1990) Anabolic steroid use in adolescent athletes. Ped Cl North Amer. 37:1111-1123.

  • 17. Radakovich J, Broderick P, Pickell G. (1993). Rate of anabolicandrogenic steroid use among students in junior high school. JABFP. 6:341-345

  • 18. Frontera, R.W; Herring, S.A; Micheli, L.J; Silver, J.K. (2008) Medicina Deportiva Clínica: Tratamiento Médico y Rehabilitación. Ed ELsevier, Madrid España. Pag. 46.

  • 19. Organización Mundial de la Salud (2004). Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud. Consultado el 11 de junio de 2009 (en línea). Disponible: http://www.who.int/dietphysicalactivity/goals/es/index.html

Forma sugerida de citar: Fernández Rosario M, Oliva Zárate L, Calderón Vidal MM. Elaboración de una escala de ajuste para padres con hijos que presentan algún tipo de discapacidad. Revista Electrónica Medicina, Salud y Sociedad. [Serie en internet] 2013 mayo [citado mayo 2013];3(3); [aprox. 18 p.]. Disponible en: http://www.medicinasaludysociedad.com.

REVISTA ELECTRÓNICA MEDICINA, SALUD Y SOCIEDAD

Universidad Veracruzana, Veracruz, México.

 

 

 

Autor:

José Luis Castillo Hernández

Maestro en Salud Pública y Candidato a Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Ejercicio por la Universidad de León España. Profesor de Tiempo Completo de Facultad de Nutrición campus Xalapa de la Universidad Veracruzana. Correo electrónico: csther[arroba]yahoo.com.mx

Pilar Sánchez Collado

Doctora en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte e Investigadora del Departamento de Ciencias BiomédicasUniversidad de León España.

Edith Yolanda Romero Hernández

Licenciada en Nutrición y Maestra en Salud Pública. Profesora de Tiempo Completo de la Facultad de Nutrición campus Xalapa de la Universidad Veracruzana, México

Fecha de recepción: 15 de noviembre de 2012; Fecha de aceptación: 10 de enero de 2013.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Neonatología

    Examen físico inmediato. Examen físico posterior. El recién nacido normal. Características físicas del recien nacido. Al...

  • Desorden alimenticio

    ¿Qué es un desorden alimenticio?. Índice de masa corporal. Causas de la obesidad. Tratamiento de la obesidad....

  • Probioticos y salud

    Breve reseña histórica de los probióticos. El Sistema Inmune. Efectos beneficiosos de las leches fermentadas....

Ver mas trabajos de Nutricion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda