Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Comentario al libro "Voluntariado artístico" de RCHV




  1. Introducción y comentario del libro
  2. Definición de voluntariado artístico
  3. Contenido pragmático y revelador
  4. Introducción y comentario del libro
  5. Colaboración de terceros
  6. Autoformación y autoafirmación
  7. Convicción, decisión y coraje
  8. Motivación y actuación a través del ejemplo
  9. Gestión y movilización con persistencia
  10. Perfil personal extra
  11. Amor al hombre y a la existencia natural
  12. Visión, innovación y nuevos horizontes
  13. Una familia peruana con valores
  14. Mensajes a los artistas alrededor del mundo
  15. ¿Por qué leer el libro de RCHV?

Monografias.com

Introducción y comentario del libro

Voluntariado Artístico, Informe Memoria 1985-2018, es el título del libro didáctico que acabo de culminar, el mismo que está listo para su publicación, y aquí os ofrezco un avance resumido de su contenido. Espero que su lectura los motive a conocer un hecho singular que ocurrió en el campo de la cultura y las artes, siendo un desempeño profesional único, pues no dudo que conocer tal testimonio será inspirador.

El libro está escrito con un lenguaje didáctico, y describe experiencias realizadas dentro una gran misión de servicio no remunerado por el bien común, que puso en el escenario público altos valores humanos y humanistas claro está en un contexto difícil, como es la realidad sur andina del Perú.

Hubo motivaciones fuertes y compromisos sociales de inicio y durante el tiempo de desarrollo de las actividades que se extendieron por más de 35 años. La visión y los objetivos por cumplir con persistencia una labor propia e interesante, marcaron mi forma de ser y existir, que de hecho, no fue común y quizás contrarias a las costumbres que se conocen. Ejercer una labor voluntaria de promoción de las artes, por cuenta propia, es y será una larga tarea para cualquier emprendedor.

Por eso, ser protagonista da coraje y valor agregado a las convicciones y es allí donde pude encontrar plena realización, pues confluyeron respuestas, acciones y sobretodo valores humanos como: solidaridad, sensibilidad, altruismo, desprendimiento entre otros; y ellos tienen mayor significado cuando sabemos que la realidad humana moderna, está aprisionada por un sistema social y económico dominado por el consumismo egoísta de bienes materiales y la zona de confort, los mismos que disminuyen y anulan las expectativas inmateriales, el mundo interior y la necesidades intelectuales.

El optar por un camino distinto a lo conocido, también me ha concedido el privilegio de actuar con autonomía y auto preparación; rompiendo herencias, costumbres y moldes que condicionan las conductas humanas a horizontes limitados. Asimismo, tuve fortaleza para renunciar intereses personales incluidos mi descendencia.

En estos años comprobé que el acceso y disfrute del ejercicio intelectual y artístico pleno llega cuando se aprende a compartir lo propio, el cual es un privilegio extraordinario que devuelve el humanismo perdido, dentro una realidad marcada por el egoísmo personal y profesional. El asumir una misión artística pública compartida, siempre será una obra de alta responsabilidad social, que no se puede dejar sin haber culminado los propósitos que los impulsaron.

Con esta acción, también descubrí el valor de la gestión innovadora y el emprendimiento optimista, pues ahora puedo afirmar con certeza: "que no es suficiente ser sólo artista, además hay que ser motivador artístico" y la motivación es el motor que mueve la voluntad hacia un nivel superior y ayuda al mejoramiento individual y colectivo. Sólo así y con pragmatismo, se puede superar aquel nefasto y perverso egocentrismo que condiciona y frena las aspiraciones sociales.

El libro narra las experiencias sobresalientes y demostrativas que los sorprenderá por el sentido positivo de los hechos logrados en un tiempo determinado, en consecuencia, tienen que ser tomadas como lecciones de una vida personal y profesional que deja marcada su propia huella. El ejercer un servicio cultural y artístico gratuito y no lucrativo bajo las reglas de un voluntariado radical y extendido, en sí mismo, ya es una proeza personal, porque no fue un hecho cualquiera, más bien tuvo que ver con una postura fortalecida que buscó caminos, alternativas, respuestas y soluciones frente a una realidad copada de pesimismos, ausencias, desequilibrios y temores.

En efecto, mi primera lección fue tomar conciencia sobre las necesidades y luego iniciar un proceso de auto preparación para la acción, que de hecho fue una sucesión de aprendizajes en el mismo terreno. Jamás dejé de asimilar las enseñanzas, y así tenía diariamente un conjunto de obligaciones y desafíos, como el imaginar y crear respuestas efectivas que hagan viable la inclusión de las propiedades, valores, beneficios y aplicaciones de las Artes Funcionales Básicas en la estructura biológica y fisiológica del ser humano, una necesidad olvidada e ignorada por casi todos.

Espero que este pequeño manual sea leído y compartido por muchos, ya que anhelo que tenga acogida en las familias y particularmente entre jóvenes y niños, porque creo que las nuevas generaciones deben conocer experiencia de sus antecesores y animarse a emprender caminos a favor del humanismo junto a los beneficios del voluntariado en los campos de la cultura, las artes y la educación.

El camino iniciado debe continuar y puede ser la mejor vía para encaminar las voluntades por el servicio a los demás, en algún tiempo de nuestras vidas. Y este primer testimonio puede ser el comienzo de un largo proceso de construcción de una Nueva Era del Voluntariado en Artes que responda a las necesidades y el clamor de las mayorías. Ya es tiempo que las Artes sean incluidas dentro las necesidades humanas de primer orden.

En la parte final del libro, se sugieren algunas ideas para la continuación y multiplicación del Voluntariado Artístico, que de hecho me comprometen a seguir ayudando en la puesta de mayores señales para su institucionalización alrededor del planeta.

Definición de voluntariado artístico

El Voluntariado Artístico, debe entenderse como una acción intelectual solidaria franca y honesta, es decir como el ofrecimiento de un servicio personal y profesional en bien de los demás, sin esperar a cambio ninguna compensación económica o material. Tal acción es de esencia social y puede ser breve o prolongada de acuerdo a la disponibilidad y la realidad existente.

Ser voluntario artístico es asumir una responsabilidad social impulsada por la propia voluntad, y se ejerce en forma individual o grupal, siguiendo un plan de trabajo que debe ofrecer atención y respuestas a situaciones o problemas específicos, mediante un conjunto de actividades, estrategias, metodologías y medios que estimulen la participación, la creatividad y la libre realización de cada individuo. El voluntario es un motivador nato, acompañante amigo, estimulador permanente y educador con el ejemplo.

El voluntariado artístico, siempre será una labor compartida de proyección cultural complementaria, al propio desarrollo y crecimiento del ser humano, vale decir de apoyo y estimulación a las propias capacidades y dominios de cada uno. Un servicio voluntario en artes, requiere de una alta dosis de autoformación, compromiso, ingenio e innovación, y debe ser oportuna y eficaz en todos sus alcances. Además, toda acción voluntaria recurre al uso de medios disponibles de naturaleza sencilla y limpias de agentes contaminantes. Su campo de acción se ubica en el sector inmaterial, es decir en el mundo interior de ser humano.

En general, el Voluntariado Artístico es una misión de generosidad, con actuación pública pragmática tanto individual como grupal, y por cierto de alta auto exigencia, que va dirigida a contribuir con el desarrollo inmaterial de la sociedad, a través de la movilización, la motivación y la activación de un conjunto de valores que estimulan y aumentan las capacidades mentales, sensitivas y recreativas de las personas.

A la luz de la práctica, hemos comprobado que el Voluntariado Artístico, es una forma humana y humanista de atender requerimientos intelectuales y proponer soluciones frente a problemas específicos derivados de ausencias y carencias, las mismas que necesitan de un manejo especializado y focalizado con mayor tiempo de duración, en comparación a otros voluntariados, por ejemplo en emergencias o catástrofes.

La esencia del voluntariado artístico va orientada a descubrir, promover y compartir las propiedades, valores, beneficios y aplicaciones que tienen las artes en su más amplia extensión y en todas sus disciplinas y modalidades.

Entonces, podemos concluir diciendo que el Voluntariado Artístico se convierte en una excelente oportunidad para tomar decisiones y actuar en bien de la sociedad, ya que ofrece una gama de posibilidades y alternativas que ayudarán a mejorar la coexistencia personal y colectiva. "Si mejoramos nuestras capacidades creativas cerebrales, aumentaremos el potencial de nuestro mundo interior, y todo lo demás será mejorado".

"Unir voluntades, conocimientos, habilidades y aptitudes de desprendimiento con solidaridad por el bien común, es poner de manifiesto intenciones y compromisos benévolos que contribuyan al bienestar de otros humanos". En suma, el voluntariado en artes convierte a hombres y mujeres en protagonistas sensibles predispuestos a dar, servir y compartir generosidad, con amor, alegría más un sano entretenimiento entre grupos de beneficiarios o usuarios finales.

Contenido pragmático y revelador

El libro está escrito en lenguaje sencillo y su contenido presenta un compendio de actividades y labores realizadas en un tiempo especial, los mismos que han tenido un impacto positivo en la sociedad, lo cual es una demostración positiva de un desempeño atípico. Antes que un análisis o estudio teórico del voluntariado, es la narración detallada de hechos.

Como podrán imaginar en 35 años de servicio ad honorem, hay un cúmulo de experiencias y aprendizajes, los mismos que ahora pasan a ser el cuerpo principal de una obra escrita por gratitud. El dar cuenta sobre lo realizado en un período importante de mi vida personal y profesional (1985-2018), es una forma de compartir resultados concretos y demostrables, que además pueden ser replicadas, ya que se trata de una gestión viable de contribución al voluntariado innovador en el precioso campo de las artes.

El dar testimonio de una actuación profesional solidaria también es una forma pedagógica de dejar constancia detallada de labores, resultados y proyecciones sobre una manera distinta de ejercer un oficio, y que pocas veces ocurren. Seguramente, cuando lean el libro quedarán convencidos que el voluntariado en artes tiene valores y virtudes propias y son ésas las esencias que deben quedar grabadas en los corazones y las mentes de los lectores.

Ya he dicho, que no fue fácil emprender un rol de esta naturaleza, dentro una realidad adversa que no toma en cuenta las necesidades en el campo intelectual, pues la estructura social y los desempeños profesionales están diseñados para sostener un sistema de vida basado en la prosperidad material, el consumismo y la obtención del lucro económico, es decir asociado a los intereses de la zona de confort y el egoísmo. Este modelo universal de vida deja atrás los bienes inmateriales e intelectuales, por eso, importa muy poco que las artes, la cultura y la educación tengan prioridad en la humanidad, y así se sigue creyendo que son temas de tercera o cuarta categoría.

El aparato productivo, la economía, los medios masivos de entretenimiento, los sistemas educativos, las universidades, los mismos hogares, las instituciones públicas y privadas, y toda la modernidad de las comunicaciones y la información, se mueven dentro parámetros de sumisión y dependencia a los intereses macro económicos de los pocos dueños del capital, la industria y los negocios; y esa es la cultura universal dominante. Lo artificial, lo descartable, lo frívolo y la deshumanización, son macro sistemas que vienen imponiendo reglas de vida para encontrar la llamada "prosperidad urbana de las poblaciones alrededor del planeta".

"Trabajé intensamente, sin horarios ni vacaciones, porque era fascinante estar inmerso en un escenario donde no había espacio ni tiempo que perder, por la cantidad de desafíos existentes en cada momento", y en las 150 páginas del libro ustedes se deleitarán conociendo los detalles de cada acción así como de algunos percances ocurridos a lo largo de esta misión. En suma hay lecciones, ejemplos y propuestas a tomar en cuenta.

Introducción y comentario del libro

Recuerdo que desde joven tuve impulsos por asumir compromisos con la superación personal y el servicio a los demás, por tanto mi compromiso estaba signado para cumplir un desafío pragmático sin fines de lucro, el mismo que se extendió a lo largo de más de tres décadas. Un tiempo intenso dedicado a encontrar sentido a mis inquietudes y ofrecer respuestas, de acuerdo a un plan de emprendimiento artístico debidamente sustentado y bajo ese instrumento pude ordenar mis habilidades, recursos y conocimientos.

El primer motor moral que me acompaño a lo largo del tiempo, fue mi Código Personal cuyo contenido estaba escrito en 140 preceptos guías. El segundo, fueron los planes de trabajo anuales que describían los pormenores de las actividades para cada periodo de 12 meses.

Así, los planes anuales de trabajo, elaboradas y aprobadas en el mes de Diciembre de todos los años, eran los documentos base de la realización pragmática, en cambio el código personal era fuente invariable de mi actuación. Sin ellos, hubiera sido imposible realizar una tarea organizada de larga duración. El disponer de lineamientos conductuales más un ordenamiento técnico apropiado, es una manera apropiada de optimizar los medios y también hacer viable el apoyo de terceros en la realización de las actividades y lograr los propósitos.

Una acción voluntaria en artes que involucra a personas, de ninguna manera puede caminar a la deriva o por rutas inciertas, tiene que ser una tarea correcta, sana y efectiva. Por otro lado, la programación es una técnica infalible de soporte que regula los procedimientos y las acciones para acometer un servicio artístico, este caso ad honorem, que de hecho tiene particularidades, por ser una misión humana sin fines lucrativos ni comerciales.

Conduje una "misión de automotivación radical", sintetizado en una conducta de permanente activación y de ruptura de los modos establecidos, al mismo tiempo reforcé mi estado anímico para el servicio social y también para crear y hacer un arte simbólico que contenga mensajes educativos en fondo y forma. Así lo hice, además supe sortear las más duras limitaciones de la realidad, y todo ello fue necesario para sostener una labor sensible a los principios humanistas de la vida, la naturaleza y a los valores civiles sensatos.

Sin duda, fue una acción fascinante, con aspectos positivos y negativos, fiel al mandato serio y formal de su origen y propósitos. Con el tiempo se convierte en un modo especial de vivir y ejercer la profesión. Ser voluntario en artes engrandece al humano, porque se logra un nivel superior de benevolencia, lo cual hace que sea una opción laboral agradable y opuesta a lo que hacen o buscan la mayoría de oficios y profesiones lucrativas.

Colaboración de terceros

Como ya dije, el Voluntariado Artístico también me condujo a conocer y tener colaboradores, y en el camino hubo un sinnúmero de personas e instituciones valiosas que formaron parte de los propósitos, y cuyas contribuciones ayudaron a que las actividades y los mensajes lleguen a más beneficiarios. Nuestra misión convocante y movilizador siempre valoró todas las intervenciones de quiénes por voluntad propia sirvieron gratuitamente a su sociedad.

En este tiempo, hemos conocido a muchas personas desprendidas en cuyos corazones, mentes y manos, había abundancia de generosidad, solidaridad y amor por el bien común y mayormente fueron mujeres y hombres jóvenes. Ellos desempeñaron tareas específicas y en tiempos limitados.

Dentro el grupo de colaboradores destacamos el apoyo de varias instituciones locales cuyos directivos tomaron decisiones a favor de nuestras propuestas, entre ellos universidades, centros culturales, grupos de artistas, municipalidades, padres de familia y empresas privadas. Mi gratitud para todos ellos.

Como sabemos un esfuerzo compartido es mucho mejor que uno individual o aislado. Además la problemática cultural es un tema complejo e inmenso que atañe a muchos, y el convocar la intervención de aliados y optimizar el aporte plural de ideas, sugerencias y medios, es una muy buena asociación en las misiones voluntarias.

Autoformación y autoafirmación

Ciertamente, un largo proceso voluntarista en arte, no sólo tiene un alto costo económico y material, también tiene costos de aprendizajes y preparación profesional permanente. La autoformación técnica y moral es fundamental. Esto me llevó a vivir un período enriquecedor de asimilación constante de respuestas y comprobaciones en el mismo terreno de la acción, y entendí que la verdadera escuela estaba aquí.

Un voluntario no es resultado de un título formal o una credencial de acreditación académica, es más bien resultado de una decisión y un compromiso personal irrenunciable, los cuales permiten asumir responsabilidades por cuenta y riesgo propios. Un ejercicio generoso del oficio puede ser la máxima realización personal, por eso decimos que todo candidato a ser voluntario debe tener ante todo "deseos de hacer el bien a otros" y estar predispuesto a cumplirlas.

Hoy, no hay escuelas ni universidades de formación para ejercer un voluntariado profesional en el campo artístico, tampoco existen modelos a seguir. Yo no los tuve, por eso me propuse cumplir exigencias auto formativas en el quehacer y así, cada paso, contacto y acción con la población me proveía de valiosa información, dirección y fortaleza para no fallar.

Por ésta estrategia de asimilación progresiva varias de las carencias naturales, fueron superadas gradualmente. Por ejemplo, los niños participantes en los talleres de artes, fueron mis mejores maestros en creatividad, y ahora puedo decir que, para realizar un voluntariado intelectual no se necesitan de grandes proyectos, mentes iluminados, o presupuestos millonarios menos de inmensas maquinarias o complejas infraestructuras; bastará con tener: disponibilidad, compromiso social, voluntad de servicio, entrega total y sobre todo muchas ganas de crecer, aprender y compartir.

Convicción, decisión y coraje

Tuve preceptos y convicciones muy fuertes, por lo mismo alejados de la debilidad, las vacilaciones y las indiferencias, además desprovisto del ego, y no permití influencias pesimistas ni objeciones por desconocimiento de sus bondades.

Sabía que para cumplir una misión gratuita que engrandeciera el espíritu, la solidaridad humana y el bien común, necesitaba de decisión, claridad, valentía más una dosis de la supremacía de valores fraternos. Sólo así se pueden lograr los propósitos y encontrar validez a una postura solidaria y altruista.

Motivación y actuación a través del ejemplo

Todo voluntario en artes tiene que ser un individuo motivado, y razonablemente predispuesto a ejercer con claridad sus expectativas y al menos poseer un cúmulo de conocimientos tanto especializados como generales, más una clara actitud por el desprendimiento personal. El tener motivos y auto exigencias para cumplir desafíos deben ser reglas generales.

Un voluntario artístico, no podría ser un sujeto improvisado ni disminuido, todo lo contrario, deber ser un ente íntegro con capacidades propias y debidamente entrenado en el manejo de responsabilidades y funciones; porque su desempeño exige cumplir un papel de relación directa con el potencial creativo e inteligente de seres humanos, por tanto tiene que ser un "animador guía", que predique con el ejemplo, mostrando y demostrando evidencias válidas para motivar, acompañar, encaminar, corregir, ofrecer y transferir orientaciones de utilidad directa.

Y ser un actor ejemplar, concede autoridad y maestría para ejercer un liderazgo sólido. De ninguna manera puede ser un individuo debilitado, al contrario su imagen deberá irradiar fortaleza, confianza y veracidad en toda su integridad.

Gestión y movilización con persistencia

Una misión voluntarista en artes, es una labor especializada que nace y crece por el impulso de la buena voluntad y el servicio a los demás, y en el camino se convierte en un plan de trabajo compartido, basado en la participación y la movilización de un conjunto de medios complementarios, es decir una acción sistemática donde intervienen personas e instituciones, por eso es importante gestionar y persuadir la intervención de otros agentes.

El voluntario artístico es un gestor persistente, preparado para movilizar y administrar recursos y capacidades sean: humanos, materiales y económicos, porque en la práctica debe tomar decisiones y llevar a cabo actividades concretas. Ello significa que tiene entre manos una alta responsabilidad, y debe estar preparado para superar las limitaciones existentes. Perseverancia, creatividad y audacia son los soportes apropiados, para actuar con acierto.

Hay que saber que las mejores soluciones y alternativas están la misma realidad socioeconómica y el medio circundante, por ejemplo; los recursos domésticos, las instituciones, la infraestructura, el sentimiento colectivo, las aspiraciones comunes, la recreación, el lenguaje popular, las comunicaciones virtuales, el mercado, etc., conforman una cantera de temas que deben ser aprovechadas. Otras capacidades personales que deben aflorar son: ingenio, visión de futuro y evaluación para sacar provecho de lo que existe alrededor.

De otra parte, el autogenerar los recursos económicos para cubrir la totalidad de los costos, es una necesidad inevitable, y en lo personal conté con una filantropía personal y familiar que se prolongó por varios años. Toda ésa contribución fue positiva y feliz.

El Voluntariado Artístico no es una aventura ficticia, ni una imaginación fantástica, es y debe ser tarea pragmática de respuesta a los problemas y necesidades humanas, aquellas que afectan o disminuyen el bienestar intelectual. En términos modernos "la acción voluntaria es un medio de activación y estimulación básica" en este caso de las propiedades, valores, beneficios y aplicaciones de todas las artes.

Perfil personal extra

El prolongado Voluntariado Artístico independiente, no sería tal, ni tendría beneficios, si no hubiera estado dirigido por un profesional maduro cuyo perfil estaba destinado a cumplir un cometido pre señalado. Y cuando decidí emprender un camino ilimitado fue un momento feliz, porque ingresaba a un escenario de oportunidades.

En efecto, y desde el inicio fue necesario asumir una conducción sin desviaciones ni retrocesos, y ello me obligó a posponer cualquier otro afán. Estuve preparado para la asimilación permanente de respuestas y enseñanzas, lo que con el tiempo se convirtió en una especialización laboral.

Ser pionero del voluntariado en artes, me honra y eleva mi autoestima y me concede algo de orgullo por haber logrado resultados tangibles. Mi compromiso social superó todo egoísmo individualista, y se transformó en un mandato solidario con filosofía y doctrina propias que fueron más allá de lo conocido. Y como protagonista sensible y también activista, sabía del poder que tiene la razón del compartir mediante un servicio profesional no remunerado.

Hoy, al ofrecer un recuento en un pequeño libro, puedo decir que mi misión fue una actitud humana limpia, moderna y sana, que pudo romper prejuicios y ambiciones del lucro material y económico, aquellos que buscan la mayoría de profesionales de nuestro tiempo.

De otra parte, he dicho que no hay obra nueva perfecta, ya que los riesgos y errores siempre estarán presentes en los empeños humanos. Igualmente, ahora se sabe que un servicio social no remunerado sobrepasa normas y costumbres, pues nos enseña a descubrir la esencia humana, especialmente de los medios simples y breves, de los pequeños e insignificantes. Por eso, en cada paso debe brillar el pensamiento elevado, la justicia social, la inclusión, el socorro y la fe, grandes valores del voluntariado, y que no los tienen las actividades lucrativas, la empleocracia o las profesiones liberales tradicionales.

Amor al hombre y a la existencia natural

Ser humano y humanista es una convicción de vida, y significa convivir con los valores naturales de la existencia, porque cuando adoptamos una vida artificial, se destruye su esencia, y se pasa a una "vida del descarte y la dependencia ajena" aquella que está regido por leyes del confort y la velocidad del mercado consumista de cosas, cuyos efectos van asociados a la "superficialidad" que se ven expresadas en la publicidad, las modas, los maquillajes, la fachadas externas, y por ciento en la oferta comercial de lo último.

La ausencia del desarrollo intelectual es un signo inequívoco de la degradación humana, y ésa carencia conduce al ser humano a una vida precaria donde afloran los instintos más crueles. Hoy mujeres y hombres, (la mayoría de humanos) están siendo modelados por el sistema imperante, para ser individuos robotizados y preparados sólo saciar sus necesidades físicas y materiales. Desafortunadamente, tal sistema urbano y consumista es implacable y hace olvidar y mata las aspiraciones inmateriales.

Entonces, la existencia humana está condicionada a una prosperidad sólo material que llega vía el consumismo y el dinero que imponen la industria, la ciencia y la tecnología, para que los individuos sean apéndices y adictos. Este sistema de vida genera codicia, egoísmo, adicciones, frivolidad, violencia, pugnas, inferioridad, maldición, enfermedades y un cúmulo de males.

Yo pienso que el amor a la vida y a la existencia superior, no está en las cosas físicas visibles, más bien en el mundo interior invisible. De manera que nuestra vida individual siendo muy breve, casi fugaz, debe generar mayores espacios para activar las energías sanas y limpias del pensamiento y los sentimientos que engrandecen los valores de la vida equilibrada, pues cuando hay desequilibrio ocurren rupturas y desfases que afectan la integridad.

En lo particular, amé a mi vida, a mi familia, a mi país y a sus gentes, y siento inmenso orgullo por haber nacido en los Andes, la tierra de la pureza y las energías cósmicas, allí donde se ama y rinde culto a la Madre Tierra y al Sol. Esa biología propia y privilegiada, me concedió coraje para actuar con dignidad y veracidad además me recarga de positivismo para protestar en contra de quienes atentan o vulneran las leyes de la naturaleza y las riquezas que ella preserva.

La libertad con armonía ambiental es un ideal, y se puede lograr cuando hay cerebros pensantes y hábiles, por eso siempre hemos aclamado el conocimiento y la sabiduría humana en todo tiempo y lugar, asimismo hemos reclamado sin cesar por una mayor inversión en la mente de mis compatriotas y de toda la humanidad. En el campo intelectual, hay una tremenda deuda de los gobiernos y los sistemas económicos y políticos mundiales que manejan el planeta a su antojo.

Visión, innovación y nuevos horizontes

Una misión voluntaria apegada al clamor cultural por saciar el hambre intelectual, no puede ser obra de unos cuantos entusiastas, tiene que ser una corriente de pensamiento generalizado, y ésa corriente debe tener mente, alma, sangre y corazón innovador y productivo. Cultivar un espíritu innovador y productivo hará que la acción sea influente en la sociedad. Y al ser demostrativa y eficiente en hechos, obras, bienes, estilos, medios y productos será una alterativa viable y reconocida.

En todo proceso voluntarista de orden intelectual, es mejor buscar, explorar y aplicar métodos de estimulación sencillas antes que usar recursos sofisticados de compleja o cotosa implementación; además es mejor ser proponente y descubridor antes que ser imitadores o sumisos seguidores de técnicas o modelos repetitivos que pueden conducir al fracaso, la frustración o la mediocridad. Por lo mismo, tener una conducta dependiente atado a intereses ajenos, no es un buen consejo, al contrario puede ser una señal de inferioridad con degradación de perspectivas.

Todos los seres humanos tienen aptitudes y habilidades artísticas innatas, y pueden ser creadores natos de medios de expresión, y esas cualidades son ventajas que deben ser aprovechadas. Los humanos tienen en sus manos y mentes una energía natural que los debe impulsar a ser creativos y productivos para responder a las necesidades intelectuales y culturales de la sociedad.

Por eso tenemos que creer en las capacidades y habilidades humanas y su relación con la naturaleza. Es la inventiva y el saber los poderes propios y disponibles los que deben aflorar en la vida y convivencia… "No sigamos perdiendo el tiempo en imitar cosas que otros ya lo hicieron; intentemos hurgar las neuronas y las conexiones de la creatividad de los cerebros para hacer cosas nuevas y útiles", y esto no lleva a decir que "ya no es suficiente ser sólo artista, sino un activo Motivador de las Artes".

En diversos foros, propusimos la construcción de una nueva corriente artística bajo la denominación: Artes para el Desarrollo Humano, una tendencia con perspectivas viables. Y anunciaba que: "si todo marcha bien, muy pronto en el Perú se podría abrir un primer Centro de Irradiación Artística, al servicio de la población".

Una familia peruana con valores

He sido un afortunado, por haber sido parte de una familia modesta y noble, que cultivó valores intelectuales antes que materiales, y ésa riqueza se ha impregnado en mi perfil desde la cuna y lo he cultivado en el tiempo, por eso debo agradecer en voz alta, la generosidad de esta hermosa existencia, como es la familia Charres Vargas, y a sus patriarcas Enrique y Manuela que tuvieron cinco hijos, y uno de ellos fue quién cumplió un servicio público ad-honorem usando las bondades de su profesión artística y pedagógica para dejar huella de su paso.

Tener un respaldo total, recibir un aliento moral, conceder facilidades y recursos, así como palabras de elogio y admiración, siempre acompañado de abrazos y buenos deseos, son las mejores herencias de amor y solidaridad que yo recibí de mis padres y hermanos. Sin duda, una invalorable energía familiar que fue clave en mi desempeño.

Imagino que otro hubiera sido mi actitud, y muy distinta mi existencia, si no hubiera tenido una familia generosa, como el mejor tesoro, y que cualquier ser humano puede anhelar en su vida. Reconozco que todo lo que hice y soy, se lo debo a ese grupo de personas que me supieron dar, desde la infancia, los estímulos para alcanzar los ideales en un ejercicio profesional desconocido, difícil y hasta raro para algunos, en la cual se impuso el interés colectivo antes que el individual.

Mensajes a los artistas alrededor del mundo

Como muchos conocen a comienzos del año 2014, he publicado varios documentos a través del Internet y las redes sociales, entre ellos los titulados: Amanecer del Nuevo Arte Educativo, Proyecto Mancomunidad por Artes Básicas, Movilización Mundial por Todas las Artes, y Carta a los Artistas del Mundo, y en todos ellos anunciaba los primeros "mensajes de motivación" para emprender la construcción de una Era Artística de mayor compromiso con la sociedad. Dichos documentos serán incluidos en el contenido del libro.

Artistas, autores y realizadores nuestra tarea debe ser contagiar el entusiasmo por hacer crecer el Voluntariado Artístico, en todas partes del mundo, y podrá ser una realidad, cuando hayan nuevas ideas y compromisos. En consecuencia, ahora queda seguir impulsando la esencia constructiva del voluntariado en artes.

Los invoco a continuar buscando alternativas de compromiso intelectual que vaya más allá de sus hogares, aulas, talleres y gabinetes. Tenemos que romper los individualismos egoístas, por tanto está en vuestras manos ser actores guías de un pensamiento renovado del ejercicio artístico profesional.

¿Por qué leer el libro de RCHV?

Al abrir la tapa y discurrir los folios del libro verán que vale la pena conocer su contenido pues las experiencias contadas pueden ser tomadas como hechos ejemplares. El lenguaje usado en la escritura lo hace accesible a todo público.

Publicar un libro que trate sobre vivencias y realizaciones constituye un gran esfuerzo a la vez es un aporte importante dentro las experiencias humanas positivas, por lo mismo tiene valor pedagógico. Y al ser un medio impreso estará disponible para cualquier persona que la desee tenerla sea en formato físico (papel) o electrónico vía en el Internet (PDF-Ebook).

No dudo que el libro descrito en más de 60 mil palabras los llevará a disfrutar de una experiencia inolvidable de un voluntariado total en el campo de la promoción cultural y artística que fue una misión realizada por primera vez. De manera que en el manual conocerán logros y también frustraciones y revelaciones en más de tres décadas del pasado reciente.

Los invito a leer el libro, pues será una vía directa para sentirse contagiado por un hecho positivo y bueno, y que quedará como una huella imborrable de un esfuerzo sin precedentes, y cuyo único propósito fue expandir los valores y beneficios que tiene el voluntariado en artes. Una labor que puede tener continuidad y mayor utilidad en nuestros pueblos.

Arequipa, Perú- Marzo 2017

Nota Editorial: La publicación del libro, en su primera versión tendrá un tiraje muy limitado. Para una segunda edición, se buscará los recursos financieros para realizar una publicación con mayor número de ejemplares, además el contenido será ampliado, e incluirá las labores cumplidas hasta el año 2018.

Arequipa Perú.

 

 

 

Autor:

Reynaldo Charres Vargas.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda