Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Mi Dios no dual y sus metafísicas compatibles: armonizando explicaciones sobre la realidad

Enviado por Giorgio Piacenza



  1. Introducción
  2. Desarrollo
  3. Conclusión

Introducción

Primero consideremos que la palabra "metafísica" se refiere a una explicación fundamental sobre la naturaleza de la realidad. Si creyéramos que toda la realidad es material seríamos materialistas y si creyéramos que es espiritual o mental podríamos definirnos como espiritualistas o idealistas. Existen varias "posiciones" o "perspectivas" metafísicas pero en este trabajo mencionaré ocho conectadas al trabajo del filósofo Archie J. Bahm.

En este ensayo exploro la compatibilidad entre explicaciones metafísicas fundamentales acerca de "la realidad" basándome en las simetrías que surgen cuando aplicamos una distinción dual a la idea de la No Dualidad Absoluta. Reconocer esta compatibilidad nos podría ayudar a dialogar de forma más inteligente a nivel mundial y a crear ideologías más inclusivas y respetuosas mejor fundamentadas en la realidad y en su origen.

Generalmente las perspectivas metafísicas son incompatibles, siendo a veces extremos absolutistas irreconciliables o simplemente conteniendo aspectos o elementos que no armonizan. Pero esta "irreconciliación" habitualmente se basa en una muy restringida comparación conceptual que podemos realizar siguiendo las reglas de la lógica clásica o "formal" en la cual no solo se acepta el Principio de Identidad A=A sino el Principio del Medio Excluido (que no puede existir un intermedio entre dos opuestos contradictorios y que nada puede simultáneamente ser y no ser).

Creo que destruimos nuestro mundo y las formas de vida en él porque no vemos, pensamos ni sentimos a las cosas, seres y a sus relaciones de forma integrativa. Nuestra intersubjetividad y percepción se ha limitado. No sabemos ni a nivel conceptual ni a nivel vivencia qué los conecta ni cómo se relacionan con nosotros.

Escribo con la esperanza que se basa en que quizás tenemos poseamos la capacidad para salir de esto, de ver, pensar y sentir integrativamente, conectándonos con un mundo de vida e inter subjetividad íntimamente relacionado para poder por salir de la generación y re-generación interminable de conflictos innecesarios. Si esto fuese así, una meta filosofía integrativa coherente que demuestre que las principales posiciones metafísicas son en realidad reconciliables y que, además, se originan bajo un fundamento común podría ser un aporte positivo para unificar a la especie humana bajo una cultura global más inclusiva y valores comunes.

Cuando el "materialismo" es absolutista o excluyente y cuando no se percibe su rol armonioso junto a otras metafísicas mutuamente necesarias, avala una falsa percepción intuitiva pre verbal de desconexión íntima que demanda (preservando nuestra consciencia animal) adaptarnos a un mundo simplemente peligroso y convertirnos en seres individualistas y egoístas, no solo para sobrevivir sino para sentirnos mejor y, si fuera necesario, explotando a los demás. Un materialismo así avala la necesidad artificial de manipular la realidad exterior para "crear riqueza" y "bienes" extrayendo de los recursos naturales de forma desmedida y desechando nuestra contaminación donde podamos ocultarla expeditamente…como si el mundo y otros en él no importaran.

Por ello, para volver a un estado de mayor respeto y armonía con "la realidad" veo que hay que fundamentar lo que aquí denomino un post materialismo integrativo. Y mi búsqueda de este "post materialismo integrativo" se ubica en la tradición de otra importante lógica (e intuitiva percepción) de la unidad de los contrarios, una "lógica" más natural que se aplica en los pueblos originarios que no se han distanciado tanto de la naturaleza debido a su limitada capacidad de imponerse sobre ella de forma tecnológica manipulándola por medio de mecanismos externos que no requieren un trabajo interior. Mi amigo, el investigador de tradiciones andinas Jorge Alberto Montoya Maquín expone que los andinos originales utilizan otros tipos de tecnología que preservan un respeto a la naturaleza pues requerían antes que nada conversar con ella para que ella les informe cómo proceder. Pero los materialistas extremos no sienten ni la inteligencia de la naturaleza ni el sufrimiento de otros seres vivientes puesto que han dormido su capacidad de conectarse no-localmente con ellos a través de sus corazones y de los puentes de un universo inteligentemente organizado.

Desarrollo

La solución al binomio "materialismo – idealismo (y/o espiritualismo)" no se encuentra en la negación absoluta de una posición metafísica para reemplazarla por la aceptación absoluta de su opuesto o quizás (al hallar el opuesto inapropiado y/o insoportable) por la aceptación de otra posición alternativa. Por ejemplo, considerando que la experiencia subjetiva y práctica demuestran que la mente existe y que también es un factor causal en el universo podríamos adoptar la posición metafísica del "emergentismo" en la cual la mente emerge como un factor causal con sus reglas propias pero como algo que aún depende de la materia como sustento. Es la posición metafísica de muchos científicos actuales luego de estudiar física cuántica, fenómenos auto organizativos y teoría de sistemas.

Estoy utilizando la palaba "posición" a propósito puesto que deseo enfatizar que distintas metafísicas (al menos las 8 que aquí utilizo) pueden representarse de forma simétrica con un modelo o estructura. Así lo hacen los filósofos Archie J. Bahm y Ken Wilber, los cuales me ilustran mucho pero cuyas ideas también intento extender y reconciliar junto con las de otros "meta filósofos" (filósofos de la filosofía) y/o filósofos integracionistas. La búsqueda es de los rudimentos de un saber universal que respete múltiples saberes y pueda ayudarnos a entenderlos como compatibles.

Observando las simetrías entre las posiciones metafísicas se percibe que son mutuamente necesarias y que describen una unidad y armonía en la diferenciación. Además se puede asumir que ocupan posiciones que también "nacen" de "un nivel de simetría más alto", esto es, de un nivel de dualidad y unificación más fundamental.

Los opuestos no solo son tales sino que se reconcilian y necesitan mutuamente Mi búsqueda del "posmaterialismo integrativo" se basa en que, en el origen y reconciliación NO DUAL del ser y no ser (no confundir con el dios iracundo y celoso del pensamiento dualista), se fundamentan las posibilidades de los extremos metafísicos así como de sus posiciones intermedias. Específicamente, en el binomio materialismo-espiritualismo tenemos un rango de dos extremos con dos posiciones intermedias: un polo extremo es el Materialismo puro (solo la materia es real). Las dos posiciones intermedias son el Emergentismo (la mente es real y con sus propias reglas pero surge de la materia y requiere de ella para sobrevivir) y el Emanacionismo (el espíritu es real pero emana niveles de realidad material menos reales). Y el otro polo extremo es el Espiritualismo y/o Mentalismo (solo el espíritu y/o la Mente es real). Pero las relaciones simétricas en el modelo de Bahm muestran todas estas metafísicas son válidas y mutuamente necesarias. Además, yo añadiría que surgen de lo No Dual cuando a lo No Dual se le considera bajo una perspectiva dual o polar inicial.

De la unicidad absoluta (o de lo único que es) surge la distinción entre lo que es y lo que no es y asimismo se distingue lo indivisible original y la primera pluralidad (con los dos componentes de lo que es y lo que no es). De un elemento surgen dos y esto implica que hay cuatro elementos fundamentales: lo que es, lo que no es, lo indivisible y lo doble (el origen de la diversidad).

Bajo esta perspectiva dual o dualidad polar inicial (que no hay que confundir con la metafísica del dualismo) también tenemos otro rango de posiciones metafísicas generado por los otros dos polos extremos y estas también influyen en las explicaciones metafísicas más notorias o preferidas: Que la realidad es Una (monismo) y que la realidad consta de Dos irreconciliables (dualismo), como en Dios y Mundo o Espíritu y Materia.

Si bajo una percepción o capacidad de interpretación limitada o contingente adoptamos un monismo extremo o absolutista en torno a alguna otra metafísica preferida generaremos peligrosas ideologías reduccionistas y exclusivistas. Si bajo una percepción o capacidad de interpretación limitada o contingente adoptamos un dualismo extremo, por ejemplo entre mente y materia o espíritu y materia como separados e irreconciliables, nos veremos forzados a escoger entre ellos y generar ideologías sumamente parciales, separatistas e inconexas. Pero si creemos en un dualismo interaccionista (una actitud metafísica que puede conjugar monismo y dualismo), entenderemos que ambos (materia y espíritu o materia y mente) son necesarios para la interacción que genera lo "real" por lo que nos hallaríamos ante una aproximación más sana y menos disyuntiva.

De todas formas, aplicando el ejemplo del filósofo Archie J. Bahm, en el binomio de las dos posiciones extremas Uno-Dos, tenemos en el extremo metafísico del Uno un sistema como el Vedanta y/o el Advaita Vedanta que dice que la realidad es Una, cuando la consideramos sin la ilusión de lo limitado. A esta verdad a veces – para ser más comprensibles - se le llama "espíritu" pero básicamente se le considera incomprensible (como el Nirguna Brahman del Vedanta, Alah en un sentido absoluto o el Aín de la Cabala).

Luego, (como parte del rango intermedio entre el Uno y el Dos) tenemos al Monismo Neutro que aún dice que la realidad es Una pero que se manifiesta como espíritu y materia reconciliando a ambos. Luego tenemos a alguna forma de Creacionismo que (a pesar de favorecer al trascendentalismo) en teoría permite una participación inmanente. Pero ese aspecto inmanente fue algo distorsionado en las teologías de las religiones monistas bíblicas operando bajo sistemas políticos verticales y patriarcales que favorecían el temor a "un otro" todopoderoso en parte para enfatizar que su participación en su creación no lo limitaba. Pienso que esto es correcto, que el Absoluto No Dual es infinitamente trascendente a lo contingente y (en última instancia) finito pero, asimismo, en esencia, que todo lo contingente vive al interior de ese Absoluto No Dual. Luego tenemos en el otro extremo polar al Dualismo esencial que dice que la realidad consta de dos aspectos o polos irreconciliables.

Mi "post materialismo integrativo" intenta incluir de forma coherente, armónica y consistente (y no solo como una "lógica difusa" o "fuzzy logic") a todas estas 8 posiciones metafísicas o explicaciones sobre la naturaleza de la realidad. Y pienso que se reunifican en la NO DUALIDAD de la cual (luego de una pseudo dualidad) surgen. En fin, la NO DUALIDAD es "mi Dios" y es el Ser entendido como Absoluto. Es aquello que es, fundamento del Principio de Identidad, inalterado inclusive bajo la apariencia de materia y de multiplicidad que surgen cuando consideramos la anti tesis relativa del no-ser. Es que la clave se haya en el concepto de "apariencia". Además pienso que este "post materialismo integrativo" que intento hallar es compatible con una visión panenteísta (no panteísta) y de una visión pan psíquica de la Vida, la existencia y consciencia ya (como fuente de lo material y lo mental o espiritual) integra en sí lo ontológico y la experiencia, lo existente y la conciencia.

Pero, una vez más ¿cómo surgen estas posiciones metafísicas o perspectivas sobre la realidad a partir de la No Dualidad? Si la No Dualidad es, y simplemente se forma una primera aparente distinción o polarización (la cual podría surgir como una ilusión al interior del Absoluto de forma adrede), surge como primera distinción relativa el "no ser" o "lo que no es" y simultáneamente con este "otro" ya contamos con dos entes. Y estos dos entes implican que ahora hay cuatro extremos: lo que es y su opuesto lo que no es. Lo indiviso y su opuesto, lo dividido.

En este momento (a partir de la primera distinción dual) tenemos a 4 distinciones: lo que es, lo que no es, el uno indiviso y el dos o 4 extremos a partir de una dualidad inicial aplicada en la no dualidad del Ser Único. Y, más allá de un entendimiento metafísico contingente y simétrico, las posiciones metafísicas extremas relacionadas a las posiciones polares "Espíritu" y "Uno" (necesarias bajo un pensamiento polar o "dual" sano), serían las posiciones más cercanas a lo No Dual. El ser ontológico y consciente desde la "perspectiva de la eternidad", carente de grados de materia y de multiplicidad sería el Ser Original. Las posiciones metafísicas relacionadas a "Materia" y a "Dos" (necesarias bajo un pensamiento polar o "dual" en el buen sentido de la palabra) serían las posiciones relacionadas que surgen de la apariencia de los que "no es" pero que en última instancia para ser de forma relativa necesitan al Ser No Dual.

Viendo este esquema de 4 polaridades simétricas de forma global o conjunta, la realidad es simultáneamente materia y espíritu. Asimismo, la realidad es una o indivisible y es dos o divisible y ambos extremos polares son incompatibles y compatibles. Estas son explicaciones polarmente opuestas e incompatibles bajo la lógica formal pero son explicaciones complementarias y compatibles bajo una lógica con el tercio incluido que reunifica en un plano de existencia y de conciencia superior y con una lógica más inclusiva que preserva y subsume a la lógica formal. Así (con el uno o unidad y el dos o división, además de lo interior o mental y/o espiritual y lo exterior o material u objetivo se forman los 4 puntos cardinales o perspectivas primarias en las cuales 4 metafísicas explicativas como polos opuestos se pueden ubicar.

Luego tenemos las otras 4 posiciones metafísicas intermedias ya mencionadas (en un sentido No Dual unas se basan más en lo que es como conciencia y su unicidad como existencia y se basan más en lo que no es y en su multiplicidad dentro de esta estructura de simetría polar).

Si entendemos a la "realidad" como "contingente", "incompleta" o "relativa" todas las posiciones metafísicas explicativas no solo surgen de lo mismo (de la no Dualidad) sino que se necesitan mutuamente. La No Dualidad inclusive trasciende e incluye a la distinción ser-no ser pero permite que exista bajo una apariencia dual. Pienso que todas las posiciones metafísicas que ocupan las posiciones simétricas del modelo integrativo son igualmente de válidas para la ciencia-saber integrativa y post materialista que debe surgir.

No hay que olvidar que en este esquema o estructura integrativa también funciona la lógica del medio excluido porque es necesario considerar que los extremos opuestos no solo se complementan sino que realmente se oponen. Tiene que existir esa tensión. Y funciona la lógica más inclusiva y reconciliadora del medio incluido puesto que los opuestos se necesitan mutuamente para definirse y complementarse. Esta segunda lógica es superior y trasciende pero incluye a la del medio excluido. Y más allá de estas dos lógicas funciona una lógica de la inmanencia mutua puesto que los opuestos mutuamente se ubican en sus interiores respectivos ya que la No Dualidad los subyace no se les puede definir de forma definitiva basándonos en comparaciones externas. El símbolo del yin/Yang muestras estas 3 formas de entender las relaciones polares. Y la No Dualidad en sí trasciende, sostiene e incluye a todas estas distinciones.

Mi Dios No Dual es eterno. Si lo queremos describir conceptualmente no tiene cualidades pero intentando describirlo de forma limitada no carecería de cualidades positivas. Como en la teología medieval más filosófica, se puede decir que no carece de nada. Llamémoslo "Ser Máximo". Como San Anselmo propuso, siendo este ser el más perfecto que se puede concebir, no debería carecer de un aspecto fundamental: la existencia. Se ha afirmado que esta premisa y afirmación no prueba su existencia ya que se pueden concebir cosas que no existen (a menos que consideremos cualquier concepción mental como existente y real). Pero yo creo que se logra la prueba ya que de otra forma tampoco podríamos empezar a concebir a este Ser como el ser máximo. No tendría sentido pensar en este Ser Máximo sin pensar que existe.

La prueba está en que sí lo podemos pensar y por ello este Ser Máximo necesariamente tiene que existir.

Mi aserción es que no lo hubiéramos podido concebir como el Ser Máximo si no existiera. Es difícil de entender pero solo en este Ser se conjugan existencia e idea sobre el mismo.

También podríamos considerarlo - a modo deísta - una "inteligencia universal" o "inteligencia organizadora" y sería algo correcto pero (para ser el ser máximo, perfecto y completo) este Ser tampoco debería carecer de voluntad y no debería estar limitado como para depender de la complejidad y/o de la evolución de las formas, como algunos filósofos emergentistas pretenden.

Se trata del Ser como Absoluto y No Dual pero este no debe solamente ser un concepto explotado por jerarcas de una religión organizada u otra con lo cual establecen un orden de dominio vertical con interpretaciones sesgadas y limitadas que no evolucionan a partir de dogmas. Lo originado por este Ser debe ser equilibrado, simétrico y justo por lo que a partir de la apariencia de dualidad debería generar todas las dinámicas físicas y no físicas, incluyendo al Karma (bien entendido como acción-reacción justa en múltiples planos de realidad contingente y no solo burdamente como castigo). Y en este Ser vivimos. Y, bajo la apariencia interconectada de múltiples formas y planos de realidad contingentes se da el proceso reencarnativo-evolutivo que puede ser afín a la metafísica del emanacionismo que no es formalmente defendida mucho en occidente más allá de algunas escuelas esotéricas.

También (como he tratado en otros ensayos) considero que los planos de la realidad contingente se dividen en 3 variedades principales así como podemos hablar de 3 lógicas principales correspondientes y prevaleciendo distintamente en cada uno de ellos y así los cuadrantes pueden resumirse en 3. Del 1 salen (bajo la dualidad aparente) 2 y el nexo puente entre ellos es un tercero necesario para mantener la "unidad en la diversidad".

Pienso que vivimos en este Absoluto No Dual y nuestra esencia es la misma. Solo nos parece bajo diversos grados o niveles de conciencia que no es así y por ello sentimos que debemos manipular nuestra experiencia exterior. Somos uno con la esencia de este Absoluto No Dual que, al tratar de explicarla mejor como Nagarjuna y Dionisio Areopagita muestran, solo queda una vacuidad o vacuidad-plenitud. Este Ser Absoluto es esencia incognoscible, pero lo sentimos como Luz, Bien, Amor e Inteligencia.

Interesantemente algunas expresiones del pensamiento andino parecen contener (con menos especificaciones conceptuales comparativas) a cada una de las 8 metafísicas mencionadas. También trabajan con la integración de los opuestos y a esa NO DUALIDAD que a veces llaman "Vida" (Kausay) que surge en pares dinámicos, complementarios (armoniosos y competitivos) en niveles que se juntan a través de "puentes", surgiendo todos a partir de un vacío o centro (Chaupin) que hoy a veces (aunque no necesariamente de forma original) le llaman "Dios" ya que parece que – como muchos budistas – y (por un gran respeto a su misterio) prefieren no mencionar. Pero no hay que confundir a ese "vacío" con el vacío cuántico que solo sería un reflejo del mismo más cercano a la materia y entre realidades físicas y no físicas.

Interesantemente, las "perspectivas primarias" (y que Ken Wilber denomina "dimensiones"), esto es, las perspectivas de lo individual, lo plural, lo interior y lo exterior (que además simultáneamente corresponden a los polos metafísicos extremos antes mencionados del Uno, el Dos, el ser y el no ser y estos a sus correspondientes posiciones metafísicas extremas de "materialismo", "espiritualismo", "Advaita Vedanta" y "Dualismo extremo"), pueden combinarse y generar 4 "áreas" universales de expresión ontológica así como de entendimiento o interpretación epistemológica por medio de los cuales toda expresión contingente concreta (experiencialmente ubicada de forma principal en cualquiera los tres planos primarios de lo físico, o mental y lo causal) se manifiesta. Wilber llama "cuadrantes" a estas 4 áreas y serían expresiones universales que surgen luego de combinar lo individual y lo plural con lo interior y lo exterior (una vez más, correspondientes a los extremos del Uno, el Dos, el Ser y el No ser) que, a la vez, se muestran ante nuestra conciencia al considerar lo Absoluto No Dual por medio de una distinción original o de una dualidad primaria.

Así tenemos a los "cuadrantes" (simultáneamente ontológicos y epistemológicos) de lo subjetivo, lo objetivo, lo intersubjetivo y lo inter objetivo. El cuadrante de lo subjetivo es la combinación de lo individual con lo interior. El cuadrante de lo objetivo es la combinación de lo individual con lo exterior. El cuadrante de lo intersubjetivo es la combinación de lo plural con lo interior. El cuadrante de lo inter objetivo es la combinación de lo plural con lo exterior. Todo evento contingente que simultáneamente sería completo e incompleto (un "holón" según Arthur Koestler) se expresa o muestra por medio de estos cuadrantes o 4 "áreas de expresión" y se puede entender a partir del "filtro cognitivo" o "filtro epistemológico" de una o de todas estas áreas o formas de expresión y entendimiento. Y (según Wilber) cada área o forma de expresión contaría con sus propios métodos de observación para adquirir una experiencia sobre el fenómeno contingente que sería interpretada (según Wilber) según la capacidad o nivel de conciencia.

Muchas de las cosmologías que compiten entre sí (por ejemplo entre si la realidad contingente es creada o si la realidad contingente siempre existió) se podrían armonizar. En cierto sentido más profundo que el pensamiento lógico convencional ambas preferencias pueden ser verdaderas y podríamos tener una conversación mundial más inteligente, una tolerancia basada en la maravilla de descubrir pautas comunes y no solo basada en un respeto diplomático para poder convivir.

Por ejemplo, podríamos afirmar que la realidad contingente siempre existió puesto que, en principio, no ha salido fuera de la Realidad Absoluta. Solo hubo un momento metafísico (fuera de un comienzo del tiempo o en el tiempo) en el que podríamos decir que la Realidad Absoluta aparentemente realizó (o realiza) una distinción.

Pero aún en consideración a un "maya" tampoco debemos considerar a la realidad contingente de forma superficial a pesar de su origen en una distinción o apariencia que oculta lo No Dual. Toda la realidad contingente sería precisamente importante y no "solo" una ilusión puesto que se sostiene, origina y vive en lo único Real, en el Ser Absoluto No Dual, la verdadera Vida (o el "Kausay" dentro del pensamiento andino Quechua). Tomar a la realidad contingente solo como una broma (el camino del Heyoka o curandero malévolo que se burla en las tradiciones Dakota, Lakota, Nakota y otras de los pueblos originarios de América del Norte) solo sirve para no aferrarnos a ella de forma patológica o como metafísicamente anterior o más real que Lo Real.

En realidad nunca habríamos dejado el seno del único Ser, de lo No Dual, del Absoluto más allá de las distinciones (incluyendo la ilusoria distinción del "no-ser"). Sin embargo, su expresión de aparente contingencia como algo externo a sí puede ser considerada tanto como una "manifestación" como una "creación" y muy bien sería (sin propiciar una religión sobre otra) creación ex nihilo o sin la necesidad de algo externo a sí mismo como para poderla "moldear". Pero otra perspectiva válida y simultánea a esto es que (como sugieren los budistas Mahayana) todo lo que es (inclusive bajo apariencia de Maya que le niega una substancialidad intrínseca propia) siempre existió. También puede armonizarse la idea de una emanación o formación de la apariencia graduada por etapas o niveles y esta no necesariamente tiene que darse de forma inevitable (como pensamos que invariablemente sostuvo Plotino) puesto que (como afirmaron muchos teólogos) esto restringiría la libertad y voluntad del Absoluto. Y un "Absoluto" sin voluntad sería incompleto.

Conclusión

En esta relación entre lo contingente existiendo en lo no-contingente (que sería no solo infinito sino eterno) estos y otros "irreconciliables" (por los cuales potencialmente algunas personas pueden morir o asesinar) se armonizan.

Por lo tanto existen posibilidades conceptuales (o meta conceptuales para ser más exactos) para la reconciliación entre las ideas metafísicas más importantes que subyacen a varias doctrinas e ideologías que nos separan y que por sí mismas son incompletas. Trabajar en esto aportaría de forma constructiva a la necesidad de hallar pautas comunes para un eventual acuerdo filosófico mundial más detallado y respetuoso de diversos énfasis. Ese es un gran motivador ético de la filosofía integrativa. Otro gran motivador ético es intentar representar la "realidad" de forma más precisa puesto que surge del Gran Misterio, de lo que es – en primera instancia – sagrado el origen del sentido y significado de las cosas y que en esencia inspira al sentido de la vida.

La humanidad necesita halar pautas comunes de forma integrativa, especialmente ahora que estamos más interconectados que nunca a nivel exterior y que aún nos aferramos a pelearnos y/o desestimarnos gracias a impulsos atávicos de desconfianza, inseguridad, o por la necesidad de creer fanáticamente de forma limitada entre aparentes contradicciones metafísicas y sus derivados irreconciliables acompañando a las ideologías que más nos conmueven.

Debemos reconocer que el conflicto surge cuando nos aferramos a que solo hay una forma de entender bien la realidad excluyendo a múltiples formas validas unificadas por factores comunes que surgen de un Absoluto No Dual más allá de toda comparación limitada.

En este compendio y combinación integrativa de ideas les debo mucho a pensadores como Ken Wilber, Archie Bahm, Parménides, Tomas de Aquino, Dionisio Areopagita, Lao Tse, Nagarjuna, Anselmo de Canterbury, Swami Vivekananda y diversas enseñanzas del pensamiento andino recogidas en el Perú.

Giorgio Piacenza

 

 

 

Autor:

Giorgio Piacenza.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda