Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Argentina: salida del modelo agroexportador




Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. El avance del Estado en la generación de la actividad económica. 1935 - 1952
  3. Inestabilidad política y "stop & go". 1953 - 1975
  4. Reforma financiera, tablita, apuestas al dólar y deuda externa. 1976- 1982
  5. La recuperación de la democracia. Optimismo y desilusión. 1983 - 1990
  6. La década de la convertibilidad. 1991 - 2000
  7. Conclusiones
  8. Bibliografía

Introducción

La crisis mundial de 1929 tuvo fuertes repercusiones en la economía, básicamente las exportaciones globales de disminuyeron en un 50%, pero drásticamente afecto a argentina, ya que mayor parte de su economía estaba basada en exportaciones principalmente de trigo y este tuvo una fuerte caída en su precioso que no logro reestablecerse fácilmente sino hasta 7 años después de la crisis. Estos hechos afectaron de forma negativa el intercambio que habían ayudado a sustentar el país durante varios periodos en el pasado.

Por lo que se puede decir que se evidencio una deflación inalcanzable no vista antes en la economía de hoy, desencadenando la retirada de la inversión extranjera y dejando al país dependiente de la inversión pública y privada.

"En 1913, en la Argentina, alrededor del 75% del capital extranjero invertido (que equivalía al 50% del capital fijo de toda la economía) estaba concentrado directa o indirectamente en el desarrollo de la infraestructura"

La elite ganadera librecambista fue la que caracterizo la secuencia de la economía, donde el estado tenía una importante participación que se enmarco por la restitución de un gobierno militar y la desintegración del proceso institucional.

A su vez las políticas gubernamentales se vieron basadas en la teoría general de Keynes publicada en 1936, ya que esta ideología causaba mucha influencia en diversos ámbitos económicos, resumiendo su criterio en que era más importante invertir que ahorrar.

En 1931 se implantó el control de cambios, y se aumentaron los aranceles aduaneros para desalentar las importaciones. Dos años más tarde se crearon las juntas reguladoras para los sectores productivos principales.

Los beneficios de las compañías extranjeras, se recaudaron en la plaza financiera de Buenos Aires; es por ella que era importante concretar el desarrollo del banco central, donde participo el estado nacional y los bancos comerciales de las provincias.

ETAPA I:

El avance del Estado en la generación de la actividad económica. 1935 - 1952

Caracterización del período.

Marco Internacional:

Estados Unidos se recupera y emerge como una potencia mientras que los demás países de Europa sufren para poder levantarse.

Los Estados Unidos ponen en funcionamiento el plan Marshall del cual América Latina no participa trayendo como consecuencia que pierda peso relativo en el comercio internacional.

La ideología de Keynes conllevó a la presencia más insistente del Estado en la toma de decisiones.

La Argentina y el comercio mundial:

Aunque los problemas climáticos que surgieron en el hemisferio norte favorecieron de alguna u otra manera al comercio de los productos agropecuarios, comenzó una fuerte tendencia hacia las manufacturas industriales a lo que Argentina ni mucho menos América Latina tuvieron respuesta, es por esto que su participación que era del 3% en 1929 bajo a 1,5% en 1950.

La severa retracción de las importaciones permite compensar la pérdida de las exportaciones y de esta manera acumular reservas de divisas.

Marco político interno:

Perón fue un Coronel que por su destacado protagonismo se convirtió en Ministro de Guerra y Vicepresidente de la Nación pero los militares querían saber cuándo se dictarían las elecciones, esto era complicado de decir por las divisiones entre los mismos militares.

Aunque Perón fue obligado a renunciar y luego fue encarcelado al final se convirtió en Presidente en 1946 dando inicio a un período de cambio en lo político.

La política económica peronista:

El discurso económico de Perón contaba con 4 elementos: mercado interno, nacionalismo económico, rol preponderante del Estado y papel centrado de la industria.

El Estado incrementó su importancia en lo económico como regulador y proveedor de servicios; la mala distribución y la falta de conocimiento contribuyó a una alta inflación en Argentina.

  • La política monetaria y la creación del Banco Central.

Prebish tuvo la idea de que el Banco Central contara con:

- Detentar la exclusividad de la emisión monetaria.

- Mantener reservas de oro o divisas como respaldo de esa emisión.

- Regular el crédito y los medios de pago.

- Inspeccionar y controlar a los bancos y demás entidades financieras.

- Otorgar redescuento.

- Controlar el mercado de las divisas.

- Intervenir en forma activa en los mercados de dinero y cambio.

Este banco abrió sus puertas en junio de 1935.

Perón en 1946 nacionalizó el Banco Central de la República de Argentina y sucesivamente varios bancos apoyaron diferentes causas relacionadas a la actividad agrícola, económica y para el beneficios de las personas.

A pesar de la inflación que ya existía la demanda de dinero se consideró alta, algo que para 1950 ya no seria.

Existen 3 ejes principales para la estructura de ingresos, teniendo que ver con la política de recaudación por el llamado aumento del gasto.

- Reforma del sistema impositivo.

- Nuevo sistema previsional.

- Control Absoluto.

  • La inversión.

Toma auge el sector manufacturero convirtiéndose en el principal destinatario de inversión. Es por esto que además de la guerra la inversión extrajera desaparece de Argentina.

Se caracterizó porque durante este mismo tiempo se inició la Industrialización por Sustitución de Importaciones tanto de pequeños y medianos emprendimientos financiados con ahorro interno privado.

El ahorro privado entre 1935-1952.

Análisis descriptivo de los principales determinantes:

La necesidad llevó a la redirección con el proceso de Industrialización por Sustitución de Importaciones a este se le agregaron los cambios que se hicieron notar en la distribución de la renta teniendo la forma de créditos dirigidos al sector industrial y los incrementos de los salarios reales.

Contrastación empírica:

El pensamiento Keynesiano no puede ser puesto en funcionamiento con total éxito para este período y fue inútil tratar de agregar variables al asunto a modo de una mejor explicación.

Como resultado se tiene que la propensión media del ahorro privado para todo este período fue del 15% con descenso en 1938 y en el trienio de 1947-1949.

ETAPA II:

Inestabilidad política y "stop & go". 1953 - 1975

Caracterización del periodo.

Marco Internacional:

La economía mundial siguió progresando después de terminar la segunda guerrera hasta el año 1971, donde se llevó el derrumbe del sistema monetario de paridades fijas.

Fue notorio el periodo mencionado, ya que, se tuvo la puesta en marcha de los procesos de integración económica de Europa occidental, ya para el año 1957 surge que la comunidad cambia de una manera absolutamente el escenario económico continental, donde se hizo presente Francia y la República Federal Alemana en quebranto del liderazgo de Gran Bretaña. De acuerdo con los razonamientos que se han venido realizando, se obtuvo un doble impacto sobre las relaciones económicas argentino - Europeas. Primero Gran Bretaña iba perdiendo la importancia en el contexto europeo. Segundo con el simple hecho de que Francia estuviera en el miembro de la CEE, enviaba mensaje que la política agropecuaria comunitaria no iba ser beneficioso para los argentinos.

Mientras tanto Estados Unidos consolida el liderazgo entre los países de mercado, profundizando la guerra fría en el campo diplomático y económico. Aunque existió el miedo a una conflagración nuclear directa entre dos países, Estados Unidos y la Unión Soviética. Pero Estados Unidos se volvió en el mayor titular de IED en el resto del mundo. Sin embargo para América Latina, no todo iba caminando en una misma trayectoria, ya que, los productos primarios fueron perdiendo el peso que tenía por el crecimiento comercial internacional que iba surgiendo.

No obstante surgió la creación de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), que uno de sus impulsores fue Raúl Prebisch, teniendo como objetivo el organismo, la extensión cuantitativa más que cualitativa de los mercados de los países miembros, que serviría para fortalecer el proceso sustitutivo de importaciones común a la mayoría de los países latinoamericanos.

Finalmente, la declaración unilateral de la inconvertibilidad del dólar, provoca el rompimiento del sistema internacional de paridades fijas de los tipos de cambio en el año 1971 y por último la crisis del petróleo en el año 1973 que desarrolla una inflación de las economías industriales.

La política exterior Argentina y la inserción en los mercados mundiales

La primera presidencia de Perón, las relaciones que existían con Estados Unidos se representaban por un mutuo recelo, donde se intentaba conservar la posición equidistante con los dos grandes bloques políticos y económicos, trayendo consecuencia que se profundizaron los lazos comerciales con la URSS. Pero más tarde fue necesario que fuera revisada la estrategia por la causa de la crisis de divisas generada por la estructura misma del proceso ISI. En el año 1953 se tuvo el primer indicio fue la ley de inversiones extranjeras.

El objetivo más anhelado de los últimos años del gobierno peronista había sido el autoabastecimiento de petróleo el gobierno inició un acercamiento a la petrolera californiana Standard Oil, que contemplaba la creación de una corporación ad hoc, denominada California Argentina.

Destituido Perón, el acercamiento que se estaba llevando en proceso y la apertura a la inversión extranjera se profundiza. Ahora con la llegada del Dr. Frondizi se dicta la nueva ley de inversiones extranjeras, este gobierno pretendía conservar los lazos comerciales con la URSS, para obtener equipos para la explotación petrolera.

Marco político interno. Veinte años de inestabilidad:

En el año 1952 representa un punto de quiebre en la política peronista. Tras la muerte de Eva Perón comienzan los primeros indicios de debilitamiento, donde se encuentra la crisis del sector externo de la economía y el brote inflacionario.

Ya para el año 1955 fue muy inesperado el conflicto que existió la iglesia católica por la a instauración del divorcio, la enseñanza laica y la separación de la iglesia del estado, además promovió las vías para la canalización de un movimiento opositor.

Más adelante, se instala un gobierno provisional que estaba encabezado por el General Lonardi como presidente, siendo sustituido por el General Aramburu, este último inicia proceso de represión política contra lo que consideraba los vestigios del peronismo.

Debido a esto, el gobierno provisional llamó a elecciones constituyentes en el año 1957 y generales en el año 1958. En las elecciones constituyentes ganaron los votos en blanco del peronismo proscrito. Frondizi debió gobernar bajo la tutela del poder militar.

Con las nuevas elecciones con el peronismo proscrito, se obtuvo como presidente el Dr. Arturo Illia, de la UCRP, con apenas el 25% de los votos quedando en segundo lugar los votos blancos, pero a pesar de todo se tenía insuficiente apoyo popular.

Ya para marzo del año 1973 se impuso las elecciones presidenciales encabezada por el Dr. Cámpora. Después de dieciocho años, el peronismo volvía al poder. La normalización institucional no reestableció la calma política, todo lo contrario.

En el año 1974 para Julio muere Peron y lo su sucede su esposa, María E. Martínez, a la sazón vicepresidente. La situación del gobierno se hizo insostenible, y desde los medios de prensa se anunciaba la inminencia de un golpe militar, ya para el 24 de marzo del año 1976, una junta de comandantes se adueñó del poder en la Argentina.

Las políticas económicas entre 1953 y 1975:

En el año 1952 existe una marca en el cambio de rumbo en la política económica peronista.

La meta primordial era el control de la inflación, mediante restricciones al consumo y fomento del ahorro.

La inflación se volvió el problema de las cuentas externas, donde se abordó mediante la sanción de la ya mencionada ley de inversiones extranjeras.

Considerablemente se reduce el gasto público. En el año 1953 se obtuvo alivio en las cuentas externas, pero para la recuperación de la economía se transcribía en aumentos de la demanda por importaciones de insumos industriales. Ya para el año 1955 reaparece el desequilibrio de la balanza comercial, sin existir deuda externa.

Ya derrocado Perón, el gobierno provisional le entrega a Raúl Prebisch un diagnóstico de la situación económica, concentrándose en torno a los dos factores: balanza de pagos e inflación.

Se une los mercados de divisas en un tipo único, provocando una fuerte devaluación del peso.

Una vez más, no mostró los resultados esperados. En menos de cuatro años, el gobierno militar cambió cuatro ministros de economía. Pero Frondizi basó su política económica en los postulados teóricos del desarrollismo.

Para el año 1959 se debió implementarse un severo ajuste, obteniendo préstamos de organismos internacionales. Pero en el año 1960 la economía mostró signos de recuperación, apoyada fundamentalmente en la IED.

No obstante, se tiene un nuevo golpe de timón con la llegada a la presidencia del Dr. Illia. Se procuraba fortalecer el poder de compra de los salarios, mediante el establecimiento de un salario mínimo vital y móvil. En la misma forma, la economía reacciona positivamente. A este continuo devenir cíclico de la economía argentina durante estos veinte años, se lo ha caracterizado como "stop & go".

Un aspecto destacado de la política económica de Illia fue el tratamiento del tipo de cambio. Se aplica un novedoso mecanismo de mini ajustes que acompañaban a la inflación. Esta política fue adoptada en diferentes países conocida como crawling peg.

Tras iniciar el gobierno de Organía no se estaban bien claro los lineamientos económicos que se tenía que seguir. No obstante Onganía colocó A. Krieger Vasena en el ministerio de Economía y presentó su "Plan de estabilización y desarrollo". El plan aceptaba y continuaba el proceso ISI, aunque buscaba dotarlo de eficiencia productiva.

Sin embargo se pudo notar que se redujo la inflación, pero no a los niveles esperables de un sistema de tipo de cambio fijo. También se redujo considerablemente el déficit fiscal, pese a que se encaró un importante plan de obras públicas.

Ya para el gobierno de Levingston y Aldo Ferrer como ministro, se buscaba compensar la creciente extranjerización de la economía mediante normas como la ley del compre nacional. Sin embargo la reaparición de la inflación a un ritmo del 20% anual obliga a redefinir de nuevo el tipo de cambio. . Se sancionó la ley 18.188, que cambió el signo monetario argentino por primera vez desde el año 1881.

Más tarde el año de la crisis del petróleo para el 1973, fue favorable en las relaciones de intercambio que llevo que el año se cerró con un saldo positivo record de la balanza comercial. Una diferencia importante con el primer periodo peronista fue el tratamiento hacia las exportaciones industriales.

El ministro Rodrigo intenta sincerar las principales variables económicas, horas después de asumir anunció una devaluación del 100% del tipo de cambio financiero y 160% del comercial.

La estampida inflacionaria generada devastó las cuentas fiscales y externas y el caos económico se agregó a la creciente inestabilidad política. A partir de entonces no existió un plan posible.

Políticas monetarias y fiscales entre 1952 y 1975

Durante veinte años de inestabilidad política se llevaron a cabo alternativamente políticas expansivas y restrictivas, a través de inflaciones y recesiones características del stop & go.

Con respecto al periodo peronista 1952-1955 abandonó la expansión fiscal como herramienta de crecimiento de la demanda agregada. En el gobierno provisional para el año 1955 realizo un reestructuración del sistema financiero desestatizando los depósitos y devolviendo la autarquía al BCRA. El eje central de la política monetaria fue una fuerte restricción de la tasa de expansión del dinero.

El plan de Frondizi obliga a llevar una política monetaria y fiscal expansiva. Durante la presidencia de Illia, la prioridad era la salida de la recesión. Ahora la expansión fiscal se manifestó a través del gasto corriente, con una activa política de compras del Estado. Igualmente la política monetaria fue expansiva y se orientaba al estímulo del crédito.

Con respecto del resto del periodo, la mayoría de las políticas aplicadas fueron coyunturales y cortoplacistas. Pero el hecho más saliente es la mini reforma financiera del gobierno de Perón, comentada más arriba.

Ahorro - inversión

Para el periodo la inversión bruta interna tenía un promedio de 19% del PBI siendo una cifra lo suficientemente alta que la del periodo anterior. A partir del año 1958 nuevamente reaparece y tiene una importancia decisiva en la inversión extranjera.

Para los años 1935 y 1955, el crédito seguía siendo regulado y dirigido con tasas de interés reales siempre negativas, pero con un grado de mayor realismo respecto de los determinantes del ahorro.

Y para los años 1955 y 196, con excepción de 1959, el ahorro interno no alcanza a financiar a la inversión. Sin embargo el peso se estabiliza a partir de 1962, ayudando a incrementar la tasa de ahorro, en especial desde 1969 en adelante.

El ahorro privado entre 1953 y 1975

Análisis descriptivo de los principales determinantes:

El proceso stop & go dificulta el tratamiento de las variables que determinan el ahorro de los particulares.

A tener un consumo privado demuestra preferencia decreciente con respecto al periodo anterior. La propensión media que se tenía a consumir para todo el periodo era de un 72% respecto del producto total. Ya para el año 1960 la economía emprende de nuevo a recuperarse de la recesión del año 1959 pero a pesar los niveles de consumo retienen a un 70/72% del producto. Se vuelve llamativo referencia que la inflación es especialmente elevada para el año 1950. Dejando para el año 1963 el nivel de empleo más alto.

ETAPA III:

Reforma financiera, tablita, apuestas al dólar y deuda externa. 1976- 1982

Caracterización del periodo

Marco internacional:

Debido al rompimiento del sistema multilateral de paridades fijas, se tiene una nueva etapa de tensiones y alta inflación en los países industrializados. Se tuvo un incremento en los precios y en el racionamiento petrolero. A demás en la mayoría de las economías se obtuvo un lugar a una retracción mundial de la inversión productiva al mismo tiempo que la cantidad de dólares que estaban depositado en los bancos tenía un crecimiento aceptable. Para los países centrales reaparece la política proteccionista y las barreras al comercio comercial.

Dadas las condiciones que anteceden, el tipo de cambio blando que existía tenía consecuencia en transformar los mercados mundiales de divisas en un territorio incierto, además se vivió el cambio de la política monetaria de los Estados Unidos donde determina la suba de las tasas de interés internacionales. Se destacaba para ese periodo es el descredito progresivo que sufren las políticas económicas keynesianas en los círculos académicos de los países centrales, además se comenzó a presionar sobre el paradigma del rol activo del estado y la economía de bienestar.

Mientras tanto, fines de los 70, Milton Friedman, sostenía que de la relación inflación - nivel de empleo, cabía esperar niveles de precios cada vez más altos, hasta el punto en que los mismos alcanzaran niveles explosivos. Fue entonces que a mediados de los 70 se comienza a hablarse en la literatura económica del nuevo fenómeno de la estanflación (Combinación de estancamiento de la producción y alta inflación), que atacaba el fundamento teórico de la teoría keynesiana y cuestionaba los postulados sobre los que se basaba la curva de Phillips.

Pero las nuevas ideas enfocaban especialmente las balanzas de pagos de los países, como un fenómeno monetario antes que como el resultado del comercio exterior. Mientras que el enfoque monetarista descreía de la posibilidad de impulsar el crecimiento mediante políticas fiscales expansivas.

Marco político interno:

Con el paso del tiempo, el 24 de marzo del año 1976 se instala en el gobierno una junta militar, encabezada por el General Jorge Videla. Los militares tomaron por asalto el poder de Argentina, una gran parte de la sociedad civil avalo el golpe.

Se disuelve ambas cámaras del Congreso Nacional, las legislaturas y otros organismos institucionales. En ese preciso instante, salieron a las calles tropas de las tres fuerzas abocadas al aniquilamiento de las organizaciones guerrilleras. Sin embargo, la junta pretendía demostrase ante su sociedad como patriota, defensora de los valores occidentales y cristianos y cohesionada. Pero igualmente salieron a relucir disputas entre las tres fuerzas e incluso en el interior de las mismas.

De igual manera, de tantos objetivos de mediano plazo que tenían, uno de ellos era la designación de un cuarto hombre que, en un tiempo prudencial, asumiera la conducción del Ejecutivo sin ser comandante de una de las tres fuerzas. Ya para el año 1981 en marzo se finaliza el mandato de Videla que fue sustituido por Viola.

Ahora con el gobierno de Videla, abandona el gobierno Martínez de Hoz, relevado en la cartera de economía por el Dr. L. Sigaut. No obstante para diciembre Viola fue reemplazado el General Galtieri, fue el responsable de llevar por primera vez al país a la experiencia de una guerra perdida. Sin embargo, el General Bignone fue el último presidente de la dictadura asumiendo el gobierno para el año 1982, donde procuraba una salida del poder que fuera los más ordenada posible.

La política económica. Política monetaria y fiscal. Política cambiaria:

Según Ferrer llamo la economía semi industrial dependiente que había sobrevivido durante 45 años, soportando gobiernos civiles y militares, las crisis de divisas y accesibilidad a insumos, los cambios destemplados de políticas económicas, las pujas distributivas y los efectos de más de 20 años de stop & go.

Mientras tanto, el ministro Martínez de Hoz expuso los objetivos fundamentales de su plan de reformas:

  • Lograr el saneamiento monetario y financiero indispensable, como base para la modernización y expansión del aparato productivo del país, en todos sus sectores, lo que garantizará un crecimiento no inflacionario de la economía.

  • Acelerar la tasa de crecimiento económico.

  • Alcanzar una razonable distribución del ingreso, preservando el nivel de los salarios, en la medida adecuada a la productividad de la economía.

De otro modo, los efectos combinados de estas y otras políticas iban ser diferentes a los del pasado. Posteriormente, se elimina los aranceles a las importaciones y los subsidios a las exportaciones, donde se incrementa las tarifas de servicios públicos y por primera vez se indexaron los créditos a favor del Estado, trayendo como consecuencia un efecto propagatorio de esta práctica al crédito privado.

A través del tiempo en 1977, la oferta monetaria aumentó a razón del 2,6% mensual, mientras la inflación lo hacía a más del 10%. En otro orden de ideas, la primera referencia concreta de cambios estructurales fue la reforma financiera, sin embargo, existió un aspecto dudoso de la reforma fue el mantenimiento de la garantía estatal de los depósitos en un mercado. Además la autoridad monetaria transfería a los bancos comerciales el rol de la asignación del crédito y la provisión de los recursos productivos, apostando a la eficiencia del mismo.

Sin embargo, cuando la cantidad de dinero era inferior a la deseada, el aumento de las tasas de interés en un contexto de libre movilidad del capital atraía dólares del exterior que eran transformados a pesos y colocados en el sistema financiero local.

Pero para el año 1980 se desató una crisis bancaria y financiera, donde el estado debió atender la reparación de los ahorristas que habían ligado sus depósitos al régimen de garantía estatal. En febrero del año 1981 se produjo una devaluación no planeada del peso del 10%, lo que incrementó la desconfianza

Por su parte el repentino reemplazo presidencial alejó a M. de Hoz de la cartera económica, asumiendo la misma el Dr. L. Sigaut, emisor de una de las frases más recordadas y desafortunadas de la historia económica argentina: "El que apuesta al dólar, pierde".

Más tarde, los cambios más significativos de la política económica en los países desarrollados el alza intempestiva de las tasas de interés a la que condujeron, pusieron en el centro de la atención el endeudamiento externo, que literalmente iba a estallar en las manos del gobierno siguiente.

Con base en la misma forma, la deuda pública externa era de 4.900 millones de dólares en 1975 (19% del PBI), creció hasta 29.000 millones en 1982 (60% del ingreso). El gobierno militar asumió como Estado la responsabilidad por el cumplimiento de la deuda externa privada.

Ahorro - Inversión.

Dadas las condiciones se tiene un agudo flujo de entrada neta de capitales, aun cuando en general el ahorro interno financia largamente a la inversión. Cabe destacar, que para los años 1980 y 1981, se parecía responder la hipótesis de la composición especulativa y cortoplacista de dichos capitales. Al efecto del año 1977 hasta 1979, la tasa media de ahorro total presentaba alta que por otra parte la inversión bruta interna se mantenía en los niveles que se tenía registrado en el año 1969.

Se podía ir fortaleciendo que la política de altos niveles de tasas nominales de interés era útil para fomentar el ahorro privado como barrera de contención al consumo y el índice de precios. Cabe agregar que las tasas record de ahorro de estos años financiaron gastos corrientes del gobierno y salida de capitales.

ETAPA IV:

La recuperación de la democracia. Optimismo y desilusión. 1983 - 1990

Caracterización del periodo.

Marco teórico internacional:

En este ámbito se generaron varios acontecimientos que impactaron de manera considerable el marco internacional, desde el punto de vista político, el suceso más importante se conoció como la hegemonía del bloque occidental, la cual tuvo parte en 1989-1991, en donde las economías principales pasaron por un período de inestabilidad, a raíz de esta situación surge una generación de nuevos países industriales encabezadas por Corea del Sur, Hong Kong y Taiwan y, en menor proporción, por Malasia y Tailandia, conocidos como "los tigres asiáticos", los cuales mantuvieron altas tasas de crecimiento e industrialización, los cuales han sido infundido en el aspecto económico como ejemplo para los países latinoamericanos.

En 1985 fue implantado el Plan Baker, el cual consistía en recuperar las economías deudoras (economías latinoamericanas) para crear políticas de apertura y libre mercado, basándose en ajustes fiscales controlados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), este plan no cumplió con las expectativas para solucionar la situación económica de los países latinoamericanos.

En 1987 Brasil dejó de pagar a los bancos comerciales temporalmente, por lo cual el Gobierno de los Estados Unidos tuvo que intervenir y se generó una caída en la bolsa de New York.

Con ciertas dificultades el comercio internacional se incrementó considerablemente, aunque a los países exportadores de productos primarios se le redujo su participación y no pudieron disfrutar de esta expansión económica; por lo que la gran cantidad de actividades comerciales fueron dirigidas a la movilización interna de empresas multinacionales. Debido al replanteo de la estructura económica a nivel mundial y a las transformaciones el ámbito político, financiero, militar y tecnológico, se determinó un hecho conocido como la localización.

Marco político interno:

Prácticamente toda la etapa se desarrolla bajo la presidencia de Raúl Alfonsín (Presidente Argentino), también conocida como la Transición Alfonsinista, éste llega con grandes expectativas de desarrollo para el país, que más adelante se vuelven contra él, ya que el descontento se había propagado contra el gobierno y sus políticas sociales y económicas, entre otros factores más, se dan paros con la Confederación General del Trabajo (CGT), una importante huelga hacia el gobierno de éste presidente, pararon los bancos y el comercio, todo en un contexto de la discusión salarial. Surgieron puntos donde se enunciaba el pedido de moratoria de la deuda externa, y el pacto social. Se llegaron a sumar la oposición, es decir el Peronismo y la Izquierda. Como consecuencia en el notable desinterés de la opinión pública, el gobierno estaba hermético con respecto a las presiones por parte de los sindicatos, comunidades económicas, los militares y de la misma iglesia católica.

El funcionamiento de las instituciones democráticas, fue desplazado a un segundo plano de manera literal, dándole más importancia al ámbito económico. El Plan Austral fue un programa de estabilización monetaria que consistía en el cambio la denominación monetaria de "Peso Argentino" al "Austral", lo cual fue beneficioso en su momento para posicionar en el poder a Alfonsín, pero por todas las fallas presentadas en este mandato, los planes para modificar el aspecto económico y social, cada vez más eran poco duraderos, porque fueron perdiendo confiabilidad y credibilidad en la población argentina, por la desilusión del pueblo el partido Unión Cívica Radical (UCR) no tenía posibilidad de ganar las elecciones presidenciales siguientes. Debido a todas las consecuencias producidas por el mal manejo del gobierno, se generó la hiperinflación en Argentina; las presiones internas y externas obligaron a Alfonsín a retirarse del gobierno, seis meses del final de su mandato.

La política económica:

Los grupos económicos radicales al asumir el gobierno de esta temporada se encontraron con una escena, ya que la deuda era muy alta, no tenían reservas internacionales, la crisis y otros factores condicionaron los planes y acciones de éste gobierno en la primera etapa del periodo. Por lo que se vieron obligados a utilizar nuevas estrategias para tratar con el gobierno de los Estados Unidos y así con el fin de que presionaran al comité de bancos. Los pagos al exterior por intereses de la deuda crecieron, por lo cual se realizó una gran transferencia de ahorro interno hacia al exterior. Por otro lado se generó un descenso de la tasa de inversión, debido a que las divisas requeridas debieron obtenerse vía una fuerte contracción de las importaciones.

Se intentó aplicar políticas gradualistas (utilizadas en 1963-1966) pero la situación de esta temporada no era igual a la del gobierno de Illia, por lo que el gobierno pudo visualizar que no era conveniente aplicar estas políticas debido a la alta inflación que enfrentaban. Intentaron atacar la inflación mediante las políticas tradicionales: evaluación del peso, aumento de tarifas y restricción monetaria, sin embargo estas tampoco dieron resultado, porque la última opción que quedaba era el endeudamiento interno y a la emisión monetaria. Luego el nuevo ministro (Juan Sourrouille) preparó un plan que redujera las expectativas inflacionarias a corto plazo, para luego aplicar nuevas estrategias a largo plazo. En 1985 el gobierno sorprendió con la implementación del Plan Austral, el cual era de corte netamente heterodoxo, y sus principales medidas consistían en: Congelamiento de precios, Reducción de la tasa de emisión monetaria, Impuestos a las exportaciones, Ahorro forzoso, Desagio y Regulación de las tasas de interés. En una primera fase el plan logro reducir la tasa de inflación, pero el gasto representaba un gran problema de rigidez, ya que habían aumentado el presupuesto de educación y el plan alimentario nacional (PAN), y el gobierno no estaba dispuesto a pagar los gastos corrientes que también generaban cierta problemática, además de la deuda externa. Fue entonces donde empezaron a manifestarse los efectos indeseados del plan (incremento de precios y tasa de interés).

Para seguir llamando la atención de los inversionistas el Estado cancelaba los servicios de la deuda externa generando nuevas deudas internas a corto plazo, las tasas de interés eran cada vez más altas y aun así se cancelaban. Se intentó aplicar hacer una flexibilización del Plan, como consecuencia se devaluó por primera vez el austral, lo que aumentó las fallas que intentaban corregir. El deslustre evolucionado de las cuentas fiscales y externas, obligó a declarar la suspensión del pago de servicios de la deuda con los bancos comerciales en Abril de 1988.

El denominado Plan Primera (Agosto de 1988) fue el último intento del ministro Sourrouille para atacar la inflación, este plan consistía en desdoblar el mercado cambiario, moderar los precios y salarios, reducir el IVA y aumentar las tarifas; pero sólo duró seis meses. A partir de ese momento se generó una confrontación especulativa contra el austral, el país entro en un estado de hiperinflación sin marcha atrás por una gran cantidad de factores que cada día aumentaban la crisis nacional.

De acuerdo a las tasas de interés, que actúan con respecto a la evolución del tipo de cambio y a la libertad de la entrada y salida de capitales a corto plazo, se restringía a las autoridades económicas orientar los flujos monetario, lo cual también afecto al sector externo como fuente de creación de dinero, porque se complicó la oferta monetaria. Por otra parte no se intentó recurrir a presión tributaria para compensar el déficit económico, excepto en los casos eventuales de exportaciones.

El ahorro privado entre 1976 y 1989.

Análisis descriptivo de los principales determinantes:

Durante este se periodo la propensión media al ahorro total (PMeSt) es un poco más del 22%, mientras que el ahorro privado, por su parte presenta una propensión media (PMeSpr) cercana al 25% entre 1976 y 1983, y desciende a algo más del 18% para el tramo 1984 - 1990. La tasa de interés real se presenta sumamente volátil en el largo plazo, variando periodos positivos con otros muy negativos. Dicha volatilidad se potencia en el corto plazo, esto es debido la libre movilidad de capitales (es el comportamiento de la tasa de interés nominal respecto de las variaciones del tipo de cambio) en consecuencia de la Devaluación no programada, la Guerra de Malvinas, el año del plan Austral y la Hiperinflación. Sin embargo en el corto pazo estas variaciones fueron beneficiosas para los ahorristas internos y externos, cuando éstos sabían pasar a tiempo del peso al dólar. En esta etapa el principal destino del ahorro privado aparentemente es la fuga de flujos de capitales hacia el exterior, enviadas voluntariamente por sus propietarios. A partir de 1983, estos flujos se combinan con los pagos de servicios de la deuda, financiados con ahorro privado interno.

Contrastación empírica:

En esta etapa fue muy difícil aplicar métodos empíricos para obtener un resultado satisfactorio con respecto al ahorro. Se supone que a partir de las reformas introducidas en los mercados financieros, factores de difícil medición bajo la forma de series anuales se convierten en nuevos determinantes de las decisiones de consumo y ahorro de las familias y las empresas, más lo graves problemas de inflación, todo en un escenario de libre entrada y salida de capitales.

ETAPA V:

La década de la convertibilidad. 1991 - 2000

Antecedentes.

Se observa a través de su marco histórico que la política y la economía en La Argentina a finales de la década de los ochenta (80) sostenía una hiperinflación, la cual en el plan de gestión del nuevo gobierno se enfocaba en eliminarla reactivando la producción y aumentando los salarios, cuyo plan fracasó, debido a que el estado se encontraba en bancarrota. El gobierno intentó estabilizar los precios internos en un marco de una economía libre de mercado. El regencia de Menen tuvo su final, luego de la devaluación, es decir para este entonces se determinó la segunda oleada de hiperinflación en diciembre de 1990.

Es importante destacar que en la breve gestión de los Ministros Roig y Rapanelli, sancionaron dos leyes fundamentales: la reforma del Estado y la emergencia económica. Luego en el año 1990 el Ministro de economía Antonio Ermán González, sostuvo como objetivos principales intentar sanear las finanzas públicas para alcanzar y mantener el superávit fiscal y comercial, controlar la emisión del dinero, recomponer las reservas, privatizar algunas de las importantes empresas públicas, renegociar la deuda externa y especialmente renegociar la deuda pública interna, preparando así, la etapa posterior de estabilización monetaria y profundización de las transformaciones estructurales.

Caracterización Del Periodo.

Marco Internacional:

Es importante destacar que la década de los noventa (90) tuvo un gran auge con respecto al proceso globalizador, en el ámbito financiero y económico, ya que se apertura las inversiones externas y se produce políticas de libre mercado en la economía China, hecho de sustancial importancia por tratarse de un País con más de 1200millones de habitantes.

La aparición de la Crisis Global, se debe a la dependencia de los mercados mundiales y la creciente velocidad de los flujos monetarios, esto sucede prácticamente en cadena a partir de la Devaluación del peso mexicano (1994) y así sucesivamente en Asia, Rusia y Brasil, creando incertidumbres en los países con economías más débiles. En este aspecto sucesos como el derrumbe definitivo del bloque soviético, la desaparición jurídica de la URSS y la caída del muro de Berlín, reforzaron el campo político, profundizando la transición de libre de mercado y mínima intervención de los gobiernos. No obstante los cambios tecnológicos generaron un alto y grandioso avance, especialmente en el campo de la comunicación informática y la digitalización.

Marco Político Interno:

En el año 1989, Menem asumió la candidatura al gobierno, en el cual prolongaba un plan que no tenía muy bien definido. Para ese entonces la inflación era persistente y circunspecta las alternativas empresariales. Luego a partir del lanzamiento de convertibilidad de la mano del Ministro de Economía Domingo Cavallo, Menem obtuvo un rotundo éxito, manteniendo el objetivo principal de estabilizar el nivel de los precios.

En 1993, Menem promueve su reelección, reformando la Constitución Nacional, en donde manifestó la reelección presidencial y la reducción al mandato por 4 años. En el año 1995 se convierte en el segundo presidente Argentino elegido en dos periodos consecutivos. Algunos indicadores empezaban a tener aspectos negativos, entre ellos el nivel de empleo, consecuencia de la crisis del peso mexicano, en donde por primera vez desde 1990 la economía no creció ese año. Por otra parte Cavallo se ve esforzado a renunciar en 1996, debido a enfrentamientos internos con el gobierno, el cual es sustituido por Roque Fernández, trayendo como consecuencia polémicas con respecto a la autoría intelectual y política del plan económico. No obstante la popularidad del gobierno fue decayendo, a pesar que la economía volvía a crecer vigorosamente y superaba la crisis, iniciada en el sudeste asiático. Menem se dispuso a buscar la reelección sin éxito. En el año 1999 consagran a Fernando De la Rúa presidente.

El Plan De Convertibilidad. Postulados Teóricos y evidencia Empírica

Luego de estudiar el modelo político de la época, se sostiene que la estabilidad de los precios se obtuvo mediante la fijación del tipo de cambio en una equivalencia inmutable, y no mediante políticas monetarias restrictivas. La flexibilidad de precios y salarios se mantuvo como un supuesto modelo de la convertibilidad, ajustando el plan teórico (plan liberal) que se incrementaba en un importante desarrollo de la productividad.

La convertibilidad se reforzó con la reforma a la carta orgánica del BCRA (Banco Central de la República Argentina), que lo convirtió en un organismo independiente, llevando una política monetaria pasiva e importante desregulaciones y privatizaciones, tendientes a la apertura de la economía. Además de dinero fresco y títulos de deuda que se utilizaron para equilibrar las cuentas fiscales, la privatización de las empresas de servicios públicos trajo una notable mejora de las prestaciones (en especial en el campo de las comunicaciones y la energía) pero al costo de fuertes incrementos tarifarios. Por primera vez en las últimas cinco décadas, el Estado perdía la capacidad de regular las tarifas públicas a las que reiteradamente había manipulado como instrumentos de política económica.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.