Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Cultura y la Comunicación en la Sociedad




  1. Introducción
  2. Los fenómenos de la cultura y la comunicación en la sociedad
  3. Principales corrientes teóricas sobre cultura y comunicación
  4. Estructura cultural: rasgos y complejos
  5. Subculturas y contraculturas
  6. Socialización
  7. Conclusiones
  8. Fuentes consultadas

Introducción

La cultura y la comunicación, sin duda, son un matrimonio, apadrinado por la sociedad.

La sociología sabe la importancia que tiene la comunicación como la conductora, y a su vez, protagonista, de la sociedad y de todo lo que pueda llamarse social.

La comunicación y la cultura son términos que siempre se entrelazan, y ambas comparten responsabilidades de intercambio y segmentación. De allí que surjan subculturas, contraculturas, y se establezcan conceptos como rasgos, complejos e intercambios culturales.

Ya sean investigadores, sociólogos, psicólogos, o gente de a pie, sabemos que la sociedad concibe, mantiene y depende de estos fenómenos. De ellos parte una gran cantidad de conceptos, los cuales se abordan a continuación.

Los fenómenos de la cultura y la comunicación en la sociedad

Es innegable –y puede ser incluso una obviedad– que, tanto el fenómeno de la cultura como el de la comunicación, responden y son regidos por el sistema al que llamamos sociedad.

Entendemos por sociedad, un grupo de individuos marcados por una cultura en común, estilo de vida, folklore propio, criterios compartidos, costumbres selladas, y que están relacionados entre sí en el marco de una comunidad.

La cultura, por su parte, hace referencia al espíritu humano y a las facultades intelectuales del hombre. Es una especie de tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada. Se forma gracias a tres puntos primordiales: la educación, la difusión de contenidos y el entorno familiar.

Por otro lado, es imposible considerar una situación de comunicación al margen de las condiciones sociales y culturales en las que se desarrolla. La comunicación es quien transmite los distintos conceptos, valores, creencias, ideales, pensamientos, etc., que resultan de la cultura.

Fueron los antropólogos los primeros en plantear que la cultura es constitutiva de los seres humanos y que, del mismo modo que permite la distinción entre la humanidad y el resto de los seres vivientes, es fuente de diferencia y diversidad.

En una sociedad, no sólo el lenguaje y lo que dicen los medios tiene valor comunicativo: las señas, los gestos, las miradas, las vestimentas importan. Pensar en la cultura es pensar en la comunicación de valores culturales. La producción de significaciones es siempre social y, por ende, atravesada por un conjunto de condicionamientos sociales.

De tal manera, se vuelve necesario pensar la comunicación como parte de esos procesos sociales y culturales con actores, conflictos y situaciones diferentes. Pensarla desde las dinámicas culturales que expresan relaciones de desigualdad, más allá de las experiencias compartidas por todos, de nuestra identidad como grupo.

En efecto, ambos elementos –cultura y comunicación–, son elementos constitutivos de la sociedad. Y dicho de forma simple: la comunicación está presente en la cultura y la difunde, y la cultura es creada y regida por la sociedad.

Principales corrientes teóricas sobre cultura y comunicación

A través del tiempo, diversos expertos –entre los que destacan, sociólogos, psicólogos, antropólogos, etc.– han propuesto y desarrollado hipótesis en torno a los fenómenos de la cultura y de la comunicación.

Entre las corrientes teóricas nacidas de los estudios anteriormente mencionados, podemos mencionar:

ESTUDIOS CULTURALES:

Ésta corriente surgió en Inglaterra, a mediados del siglo XX. Algunos de sus autores más conocidos fueron Raymond Williams y Stuart Hall. A esta corriente le importaba mucho entender la manera en que los sectores populares recibían los mensajes de los grandes medios de comunicación.

La corriente sostenía que los medios de comunicación masiva tienen intereses propios, por lo que creía que éstos intentan manipular la voluntad popular a través de los mensajes. Este acento en la recepción de los mensajes, se debe a que los pensadores de esta corriente consideraban a los medios de comunicación como un factor importante en la vida cotidiana de las sociedades industriales.

ENFOQUES SEMIOLÓGICOS

La semiología o semiótica encuentra sus orígenes al comienzo del siglo XX como resultado de las preocupaciones del lingüista suizo Ferdinand de Saussure y del filósofo norteamericano Charles Sanders Peirce. Los estudios semiológicos permitieron una explicación estructural del fenómeno de la cultura y dentro de ella de la comunicación.

La semiología estudia, según una conocida definición de Saussure, "la vida de los signos en el seno de la sociedad". Dentro de esta definición, resaltan dos aspectos:

  • Se trata de las "voces de la gente", no de "las voces del diccionario". Es decir, el sistema que estudia la semiología está vivo; cambia, transforma sus reglas en la medida que la gente lo usa. Por ejemplo: durante décadas, la Real Academia Española (RAE) prescribió la grafía "güisqui" para esa reconocida bebida alcohólica; en su versión del 2002, aceptaron la derrota y oficializaron la grafía "whisky", que es como todo el mundo la escribe.

  • Por signo se entiende cualquier cosa que pueda comunicar, un vocablo, claro está; sin embargo, también una imagen, un gesto, la moda, los olores, la arquitectura, etc., constituyen un signo. Un ejemplo claro: el lenguaje de señas, que se desarrolla en la gran mayoría de los países, dándole carácter de integración a las comunidades con deficiencias auditivas.

TEORÍA CRÍTICA O ESCUELA DE FRANKFURT

Esta perspectiva se enfoca fundamentalmente en el cambio social y en las contingencias que van ocurriendo y que provocan cambios históricos. Esta visión es contraria a la idea del estancamiento social. Por lo tanto, enfatiza en la diacronía o cambio en el tiempo, en contraposición a las teorías funcionales y estructurales que enfatizan en la sincronía, es decir que tienden a considerar los fenómenos como estables a lo largo del tiempo.

Se conoce como Escuela de Frankfurt, debido a que agrupa un conjunto de filósofos alemanes, científicos sociales y críticos culturales asociados con el Instituto para la Investigación Social, fundado en la ciudad alemana de Frankfurt en 1923. El proyecto que impulsaron estos intelectuales era construir una "teoría crítica de la sociedad". Las figuras más destacadas de la Escuela de Frankfurt son: Max Horkheimer, Theodor Adorno, Herbert Marcuse, Erich Fromm y Jürgen Habermas. Tardíamente, también se asocia a Walter Benjamin entre ellos.

El programa de este grupo de intelectuales consistía, en última instancia, en vincular la teoría con la práctica, para proveer ideas y de esta forma ayudar a las personas a cambiar las condiciones de opresión en las que viven y alcanzar la emancipación humana. Se preocuparon por entender y explicar "el estado de barbarie" en el que había caído la humanidad.

MASS COMMUNICATIONS RESEARCH (INVESTIGACIÓN DE COMUNICACIONES MASIVAS):

No es una única teoría sino una corriente o línea de investigación en cuyo seno se han desarrollado varias, entre las que destacan:

TEORÍA DE LA AGUJA HIPODÉRMICA:

Esta teoría se desarrolló entre 1900 y 1940. Su principal postulado dice que los medios de comunicación "inyectan" una información con un contenido que se da por cierto y verídico; es decir, que lo que un medio de comunicación diga –por ejemplo, que se desató una guerra– es cierto y de ninguna manera requiere ser verificado.

Esta es una teoría que entraña, indudablemente, muchos peligros, pues jamás pone en entredicho la veracidad de la información que suministran los medios y, por el contrario, legitima la capacidad de éstos de moldear conductas y de estimular a las masas para que éstas respondan, entendiendo a éstas (a las masas) como a un grupo sin criterio que puede ser manipulado por los medios, los cuales, a su vez, son instrumentos de los poderes públicos y privados.

TEORÍA ESTRUCTURAL FUNCIONALISTA:

La teoría estructural funcionalista fue desarrollada por el pionero de la Ciencia política y de las teorías de la comunicación, Harold Lasswell; Ésta, al igual que casi todas las teorías de la comunicación, hablaba del poder de los medios de comunicación frente a las masas.

Esta teoría tenía como principio lograr la persuasión por medio de las siguientes preguntas: quién dice qué, a través de qué medio, a quién y con qué efecto, preguntas que, en últimas, se referían, sobre todo, al poder político de los medios y al análisis de contenidos de lo que transmitían o emitían.

En lo que se refiere a la función social de los medios, ésta consistía en supervisar y vigilar el entorno –es decir, al gobierno, al Estado– y en transmitir la herencia social, función que debía ser cumplida mediante la educación, así como con la organización y estructuración de los instrumentos sociales, lugar donde los medios de comunicación tenían una gran preponderancia.

Por otro lado, esta teoría enunció la posibilidad inherente a los medios de crear rituales a medida que la información se fuera introduciendo en el público, así como la capacidad de éstos de generar temas de conversación sobre diferentes áreas y de definir la identidad de consumo del público en general.

Estructura cultural: rasgos y complejos

Por muchas contrariedades que en el interior de una misma cultura podamos encontrar, sus partes están mínimamente integradas. Deben contar con un mínimo de interdependencia, para que las culturas puedan subsistir; es decir, se requiere un orden cultural, ninguna es un conjunto caótico de normas y de valores.

Todas las culturas son conjuntos dinámicos que tienen que adaptarse al medio físico y social y a las innovaciones de todo tipo, técnicas, de ideas, etc., que se producen; por ello no existen culturas que no cambien, las culturas son dinámicas, cambian, evolucionan. Aquellas que se resisten al cambio, las que no se adaptan a las innovaciones esas culturas tiene menos posibilidades de supervivencia, se aíslan y a menudo una cultura aislada desaparece. Las culturas más ágiles, las más dinámicas aunque a menudo parezcan más vulnerables, por la posible influencia exterior, tienen grandes posibilidades de perdurar, aunque también en ese camino o tránsito, pueden perder fácilmente algunas de sus características.

RASGOS CULTURALES:

Los rasgos culturales son las unidades más reducidas de cada cultura; las unidades más pequeñas pero identificables de una cultura, su valor para la investigación consiste en que se pueden aislar y definir con claridad, pero por sí solos carecen de cualquier valor.

Los rasgos culturales necesitan estar integrados en configuraciones, en patrones, en lo que se denominan complejos culturales.

COMPLEJOS CULTURALES

Retomando lo dicho anteriormente, un complejo cultural es la suma de un conjunto de rasgos culturales estructurados en un sistema unitario.

El complejo cultural persiste como una unidad física en el espacio y en el tiempo, aunque también es cambiante. Es algo que tiene una manifestación física y cambia en función del momento, de la época, etc.; por ejemplo, la infraestructura educativa para los alumnos: mesas, lápiz, papel, etc.

Los complejos culturales pueden trasladarse de una cultura a otra y a eso se le denomina, difusión cultural. En cualquier caso, aún existiendo esta difusión cultural, los complejos culturales suelen ser diferentes de un lugar a otro.

Los complejos culturales se dan en distintas áreas culturales; se diferencian de un área a otra. No hay cultura estática, la cultura es dinámica, cambia. Existe, por tanto, una necesidad cultural de evolucionar. Unas culturas tienen muchos mecanismos de cambio, mientras a otras les cuesta mucho cambiar.

Subculturas y contraculturas

En cada cultura concreta, se puede hablar de subculturas; esto debido las personas que participan de ella no la viven de la misma forma. Dentro de cada cultura existen diferencias que vienen dadas por la edad, el nivel socioeconómico, la clase social, el origen étnico, etc. Así, aunque todas las personas viven en esa cultura, el grado en que aprovechan sus posibilidades es diferente de unas a otras. Por ejemplo, existe gran diferencia entre cultura urbana y cultura rural.

La contracultura, por su parte, es un movimiento de rebelión contra la cultura hegemónica, que presenta un proyecto de una cultura y una sociedad alternativas.

Como ejemplos de manifestaciones contraculturales, se pueden mencionar:

• TRIBUS URBANAS. Las forman jóvenes preocupados por descubrir una identidad que ni la sociedad ni la familia les proporcionan. Se reúnen normalmente en torno a un ídolo o líder y adquieren un código de expresiones culturales: jerga, ropa, música, lugares de reunión, entre otras, que les diferencian de los demás. Por ejemplo: emos, góticos, rockeros, los tan renombrados "tukkis", etc.

• GRUPOS DE ATAQUE SOCIAL. Destacan entre éstos, las bandas de delincuentes, los cuales constituyen una forma violenta y directa de ataque al sistema establecido. El carácter agresivo del acto delictivo también es típico de otros grupos de adolescentes que intentan desestabilizar la sociedad para crear un nuevo estado social, transgrediendo las leyes y haciendo uso de la violencia.

• GRUPOS SOCIALES ALTERNATIVOS. Responden al vacío que muchos sienten ante un futuro incierto y un presente fugaz. Intentan encontrar un sentido a la existencia a través de distintos medios, como salidas del núcleo familiar, reuniones, actividades, charlas, etc., por lo que rechazan el materialismo social.

Estas formas contraculturales no siempre persiguen la creación de una cultura alternativa, sino que a veces constituyen un vehículo de huida o una expresión de rechazo y malestar.

INTEGRACIÓN CULTURAL:

Cuando se habla de integración cultural, se pueden distinguir varias atribuciones:

  • La naturaleza de los sistemas socioculturales.

  • El grado de cohesión o desorganización de las relaciones sociales y de las pautas culturales en un determinado contexto etnográfico real.

  • La perspectiva del evolucionismo multilineal.

Como término normativo, la integración cultural es considerada como una de las dimensiones del proceso de integración social, como el proceso de adaptación de los inmigrantes de la sociedad y cultura de recepción o de las minorías a la cultura dominante, sin por ello perder su distintividad cultural.

En resumen, la integración cultural es el proceso por el cual elementos nuevos son incorporados a una cultura receptora, a partir de su comprensión y reinterpretación de acuerdo con sus valores tradicionales.

Socialización

La socialización –o sociabilización– se define como el proceso a través del cual los seres humanos aprenden e interiorizan las normas y los valores de una determinada sociedad y cultura específica. Este aprendizaje les permite obtener las capacidades necesarias para desempeñarse con éxito en la interacción social.

La socialización implica hacerse consciente del entramado social que rodea a cada uno. Este aprendizaje se encuentra posibilitado por entidades institucionales y sujetos que gozan de representación social, quienes propagan los conocimientos culturales necesarios. Algunos de los agentes sociales más importantes son los centros educativos y la familia, aunque no son los únicos.

Los especialistas suelen hablar dos tipos de socialización: la primaria (cuando el individuo, en su edad temprana, empieza adquirir habilidades cognitivas y sociales) y la secundaria (que se desarrolla en entes especializados y con una cierta especificidad, como el colegio o las fuerzas armadas).

El austriaco Sigmund Freud, "el padre del psicoanálisis", ha definido la socialización desde una perspectiva del conflicto, como el procedimiento que lleva a un sujeto a saber cómo debe controlar ciertos instintos naturales (innatos) que resultan antisociales.

El psicólogo suizo Jean Piaget, por su parte, se basa en el egocentrismo como uno de los aspectos más trascendentes de la condición humana, que se controla a través de los mecanismos de la socialización.

Por último, podemos mencionar que Robert A. LeVine ha distinguido tres apartados fundamentales en el proceso de socialización: la culturización, la adquisición del control de los impulsos y el adiestramiento de rol.

Conclusiones

Tanto la cultura como la comunicación son parte fundamental de la composición social. La comunicación transmite cultura, y ésta es nace de los entes sociales, por lo que estos conceptos van de la mano.

Las distintas corrientes teóricas que abordan estos fenómenos, apuntan principalmente el factor poder, entendiendo al poder desde tres puntos de vista diferentes –e incluso contrarios–:

  • El poder que ejercen los medios de comunicación masiva, como lo destacan las corrientes de los estudios culturales y la investigación de las comunicaciones en masa (teoría de la aguja hipodérmica y teoría estructural funcionalista).

  • El poder nato de las sociedades de regirse ellas mismas sus normas, como señala la corriente de enfoques semiológicos.

  • El poder del tiempo, como hace referencia la teoría crítica; cada aspecto de la sociedad, indudablemente es determinada por su historia.

Dentro de la sociedad, coexisten también subculturas y contraculturas, que son el resultado de la evolución de los entes sociales. Esta evolución también trae consigo la integración de las distintas culturas.

Cabe resaltar que es, en definitiva, la socialización –es decir, la internalización de una cultura específica entre los individuos que conforman una sociedad– la garante de la supervivencia de los fenómenos culturales.

Fuentes consultadas

  • Definición ABC, tu diccionario hecho fácil. [En línea]

Disponible en: http://www.definicionabc.com

  • Blog de Comunicación EVRDLC. [En línea]

Disponible en: http://evrdlc.blogspot.com

  • Universidad de Navarra. Facultad de Comunicación. [En línea]

Disponible en: https://www.unav.es/fcom/communication-society/es

Disponible en: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual

  • Blog Saber y Comunicación. [En línea]

Disponible en: http://saberycomunicacion.blogspot.com

  • Complementos. Blog de Marisol Collazos. [En línea]

Disponible en: http://www.marisolcollazos.es

  • Artículos educativos. Diario Digital ABC (Paraguay). [En línea]

Disponible en: http://www.abc.com.py/articulos/

Disponible en: https://www.acfilosofia.org

  • Blog de Susana Morales. [En línea]

Disponible en: http://suang.com.ar/web

 

 

Autor:

José Leonardo Alcalá

FACILITADORA: Lcda. Zhoyla Batshebath Rojas

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior

Universidad Bicentenaria de Aragua Núcleo San Fernando de Apure

Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales Escuela de Comunicación Social

V Trimestre

Biruaca, Estado Apure. Junio del 2017.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda