Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Poemario: "Un homenaje para ti, viejo lindo: José Quirino Araujo Chávez"




Partes: 1, 2

CONCURSO NACIONAL DE CUENTO Y POESÍA "HUAUCO DE ORO" - Monografias.com

CONCURSO NACIONAL DE CUENTO Y POESÍA "HUAUCO DE ORO"

SUCRE - CELENDÍN - CAJAMARCA - PERÚ

Mayo 2015

Dr. Luis Alberto Navarrete Obando

Escritor, Ensayista, Poeta e Historiador Autodidacta

UN Homenaje para ti, VIEJO LINDO:

JOSÉ QUIRINO ARAUJO CHÁVEZ

"Yo nací un día en que Dios estuvo enfermo" (César Abraham Vallejo Mendoza)

Sucre - Celendín - Cajamarca

Mayo, 2015

Monografias.com

Un homenaje para ti, viejo lindo: Dr. Luis Alberto Navarrete Obando

José Quirino Araujo Chávez" Seudónimo: "Luis Ernesto"

Poemario: "Un homenaje para ti, viejo lindo: José Quirino Araujo Chávez"

© 2015 - :.P :.V :.G :.M :.Dr. Luis Alberto Navarrete Obando

Primera Edición: Diciembre del 2015.

Tiraje: 100 000 Ejemplares

Responsable de la Edición y Publicación: Sociedad Nacional de Escritores y Poetas del Perú.

DERECHOS RESERVADOS: DECRETO LEY N° 822

Hecho el pago ante el Biblioteca Nacional del Perú.

Prohibida la reproducción de este libro por cualquier medio, total o parcial, sin permiso expreso del autor.

© 2017 - Dr. Luis Alberto Navarrete Obando

Responsable de la Edición:

Editorial: Corporación Gráfica Navarrete S.A.

Dirección: Santa Anita - Lima

 

Monografias.com

Don José Quirino Araujo Chávez

In memoria:

Un reconocimiento sincero y lleno de recuerdos, al señor Don Quirino Araujo Chávezmi entrañable Suegro; gracias por tus consejos y enseñanzas, viejo lindo;...

Prólogo

A pedido de la Sociedad Nacional de Escritores y Poetas del Perú, he recibido el poemario, titulado: "Un homenaje para ti, viejo lindo: José Quirino Araujo Chávez", de la autoría de nuestro amigo e insigne literato y profesional, Doctor Luis Alberto Navarrete Obando, a fin de que lo prologue; que con mucho afecto, orgullo y honor, cumplo con dicho pedido.

El poemario: "Un homenaje para ti, viejo lindo: José Quirino Araujo Chávez", puesto en mis manos para prologarlo, relata en sus 30 poemas que contiene el citado poemario, de poesía post contemporánea, romántica, sub realista y de pluma fina y sublime, que nos expone temas sobre el amor al ser humano ("XII: De mis esencias"); a su amado hijo "Luis Ernesto" ("XIV: Consejos de Esperanza"), a su pareja, la distinguida Sra. Mary Francisca ("I: Existamos") y a Jesucristo ("XV: Canto al Cristo Desnudo"; XVI: "Jesús: Hombre o Espíritu"); habla también sobre el atardecer de la vida ("XXIX: El Poeta habla con la muerte"), y también sobre la futura conquista del Hombre de la libertad ("XXX: Pasión"); lo que no entiendo aún el por qué no se le dejó participar en el "I Concurso Nacional "Huaco de Oro"", organizado por la Asociación de Escritores sucrenses y la Municipalidad Distrital de Sucre (El Huaco) (Sucre - Celendín - Cajamarca - Perú), al cual se presentase y el Jurado no aceptó revisar su poemario, bajo la premisa de haber concursado en otros eventos literarios, tanto nacionales como internacionales, lo cual lo deja expresamente establecido en la presentación del poemario y sus datos personales, este hecho contraviene Principios Constitucionales contra la "libertad de expresión", entre otros (Numeral 4, Primer Párrafo del Art. 2°, concordante con lo expresamente dispuesto por Numeral 8 del citado Art. 2°, de la Constitución Política del Estado); a cuyo hecho censuramos esta maliciosa actitud; y a la espera de los resultados de la contienda judicial sobre Acción de Amparo, demanda autorizada por el propio Abogado internacional Dr. Felipe Osterling Parodi, propietario del Estudio Jurídico Colegiado & Asociados, del cual el autor del presente poemario es Abogado integrante de dicho Estudio Jurídico.

Quienes conocemos a Lucho, que con sincera amistad le llamamos, podríamos escribir infinitas letras, pero seremos breves, porque de él se pueden decir muchas cosas maravillosas; si bien es cierto no es Cajamarquino de nacimiento, pero aprendió a amar a Cajamarca como a su propia tierra que lo vio nacer, a su amado Trujillo; y como el siempre menciona, las palabras de nuestro señor Jesucristo: "nadie es profeta en su tierra" (Lucas 4:24); y esto sucedió con él. Ganador de sendos concursos literarios tanto nacionales e internacionales, en particular el haber logrado la presea de "El poeta más joven del Perú" en 1975, cuando sólo contaba con 15 años de edad, al culminar sus estudio secundarios, como en su tiempo lo hizo nuestro poeta nacional "Xavier Heraud"; Lucho es Integrante de la Sociedad Nacional de Escritores y Poetas del Perú desde 1982, y Poeta Invitado "In Mérito" de la "Asociación de Poetas y Escritores de Huaraz". Ganador de dos Premios Nacionales del Concurso de "Los Juegos Florales Universitarios del Perú", en 1982 y 1993, y uno internacional de la misma naturaleza, realizado en Chile en el 2012. Contribuyó a la "Reforma legislativa de la Universidad Nacional de Cajamarca", que el Congreso Nacional del Perú, a través del Ex Congresista Dr. Luis B. Guerrero Figueroa, lo presentase ante el Pleno Congresal, de los cuales muchos de sus propuestas fueron recogidas para redactar la "Legislación Universitaria" actual; Laboró en la Municipalidad Provincial de Cajamarca, donde también realizó reformas legislativas municipales en dicha Municipalidad; de lo que hemos indagado y conocemos, fue el creador y su primer Presidente de la DEMUNA - Cajamarca; creador de la SAT CAJAMARCA; y por último ejerció la defensa jurídica de la ciudad de Cajamarca, ante la interposición de la demanda de Acción de Amparo, realizada por la Emp. Minera "Yanacocha S.A.", venciendo a esta en las dos instancias judiciales, de donde sabemos que fue el Dr. Javier Valle Riestra conjuntamente con abogados nacionales y extranjeros, abogados de lujo contratados por la Empresa minera demandante, sobre el tema de la "Intangibilidad del Cerro Quilish". Siendo congratulado con merecidos reconocimiento, por ambas Instituciones Públicas. Autor de Libros Universitarios, Ensayos, Narraciones y Poemarios.

Como queda consignado en los Registros Públicos de Cajamarca, en 1995 constituyó la "Fundación para el Desarrollo y Bienestar Familiar: Carlos Manuel Navarrete Obando" -FUNDEBIF-, apoyando a personas, en particular madres y niños sin recursos económicos, en temas jurídicos; también apoyó a campesinos en temas agrícolas y ganaderos; así como en temas médicos y educativos, sienta este último su pasión. La UNESCO lo invita para laborar en dicha Institución internacional, en temas de "Educación, Cultura y Desarrollo para América Latina y El Caribe", habiéndolo premiado de manera apropiada y decidida como "Gran Maestro", por su apoyo a la UNESCO como Ex Consultor Permanente de dicha Institución Internacional; por lo que es apreciado por la Universidad Nacional Autónoma de México, U.N.A.M. - Ex D.F. - hoy Ciudad de México - México, así como por la Universidad de La Habana (La Habana - Cuba) y por el propio gobierno cubando; universidades que le designan como Profesor Invitado y Honorífico, respectivamente, por ambas Universidades; ha colaborado en Revistas Virtuales, publicado trabajos de investigación, reconocidos a nivel internacional.

Seguir hablando del Dr. Luis Alberto Navarrete Obando, sería una tarea interminable, aquellos que lo conocemos tanto como profesional del Derecho Catedrático Universitario; Escritor Ensayista, e Historiador Autodidacta, al que le agregamos su pasión por la Educación, la Literatura y la Historia, siendo un autodidacta en este último tema.

Dr. Julio César Carmona Alfaro

Abogado - Docente Universitario

Profesor Principal de la Universidad

Señor de Sipan - Chiclayo

Escritor, Poeta y Periodista

Ganador de los "XV Juegos Florales Universitarios del Perú"

Ex Presidente de la Sociedad Nacional

de Escritores y Poetas del Perú

Chiclayo, Junio del 2015

I CONCURSO NACIONAL DE CUENTO Y POESÍA "HUAUCO DE ORO"

SUCRE - CELENDÍN - CAJAMARCA - PERÚ

  • Título del Poemario: "Un homenaje para ti, viejo lindo: José Quirino Araujo Chávez"

  • Autor: :.P:.V:.G:.M:.Dr. Luis Alberto Navarrete Obando

  • Seudónimo: "Luis Ernesto"

  • Dirección Real: Condominio "Praderas Parck", Edif. "C", Dpto. N° 402, - Fundo "El Milagro", Barrio San José; distrito, provincia y departamento de Cajamarca.

  • Teléfono: Cel. N° 987306675

  • D.N.I. N° 26730409

  • Nota.- El autor deja expresa constancia que el Jurado no evaluó el presente poemario, bajo la premisa de que el autor ha concursado en otros eventos literarios nacionales e internacionales, como "El Poeta más Joven del Perú", (Lima - Perú: 1975), en el cual obtuve el primer puesto; entre otros eventos literarios, y haber escrito otras Obras literarias y poemarios.

Dr. Luis Alberto Navarrete Obando

Abogado - Ex Docente Universitario

Escritor, Ensayista, Poeta

E Historiador Autodidacta

Magister en Educación e Investigación Universitaria

Sucre, Mayo 08 del 2015

I CONCURSO NACIONAL DE CUENTO Y POESÍA "HUAUCO DE ORO"

SUCRE - CELENDÍN - CAJAMARCA - PERÚ

UN Homenaje para ti, VIEJO LINDO:

JOSÉ QUIRINO ARAUJO CHÁVEZ

"Yo nací un día en que Dios estuvo enfermo" (César Abraham Vallejo Mendoza)

Sucre - Celendín - Cajamarca Mayo, 2015

I. EXISTAMOS

Te propongo que subamos a la vida con los ojos abiertos,

Germinando soles, amasando ayes de antier,

Yéndose los pasos

Tras las almas desbocadas

Y culminemos siendo un solo ser.

Volvamos a reñirle a la sombra,

Anidando banderas

En un poema humano, dando voces

En grito triunfal,

Y decir urgente

Que el Hombre no ha muerto!;

Entonces, indefectiblemente,

Él dirá: El poeta canta a la vida!

Te propongo, entonces,

Que en medio de nuestras vidas

Haya un perfume de abismo

Donde nuestras sonrisas

No puedan disolverse.

Te propongo, también, Que corra tu voz

En innecesaria prisa

Para apagar la luz de mi recorrido

Y existamos ?por única vez?,

Un instante puramente eterno.

 

II. CÓMO OLVIDARLO

Aún recuerdo aquel nuestro primer beso,

De aquel día de otoño;

Como olvidar si nuestros cuerpos vibraban de emoción,

Tan solo al rozar nuestros labios.

La inocencia en nuestro tierno mirar reflejaba amor desmedido y puro,

Que hacía latir nuestro corazón con la fuerza de los mares.

Como olvidar momentos tan divinos llenitos de alegría y felicidad.

Amor mío, a pesar de todo,

Y hoy que ya ha pasado el tiempo,

Así como en primavera me amaste,

Ámame hoy, que el otoño se está llevando mi juventud,

Ámame hoy que el paso del tiempo está tiñendo mi pelo de blanco.

Cuando el frío de invierno me cale en el cuerpo

Ámame, porque será cuando más necesite tu calor.

Cuando mi piel ya no te diga nada, solo abrázame,

Cuando los besos ya no te inspiren pasión,

Bésame con la mirada,

Cuando todo sea sólo un recuerdo,

Regálame un suspiro.

A pesar de todo,

Amor mío, no me sueltes nunca más de la mano,

Quiero continuar contigo hasta mi final,

Nunca soltare más tu mano, lo prometo,

Y caminaremos juntos al final del horizonte,

Con nuestros corazones lleno de felicidad.

 

III. HOJAS DE PRIMAVERA

Tus sentimientos de amor, son hojas en primavera,

Que van dejando en su vuelo gotitas de sublimes te quiero.

Las caricias del alma son botones en rosa,

Cultivadas con amor en el jardín de las sonrisas.

Ojos de ternura que ves pasar enamoradas gaviotas,

No alborotes más con premura,

Este sentimiento que aún palpita y mantienen con vida,

Las ilusiones perdidas.

Perdido en el limbo ando

Con la mirada perdida

Y el alma cansada,

Los tropiezos en la vida

Han hecho mella en tu menta blanda.

Antes eras libre como el viento

Ahora pareces quedarte sin aliento,

Ojala sea sólo cosa de un momento

Que tu sufrimiento no se haga perpetuo.

Si lo que necesitas es un amigo

Mira hacia un lado te lo pido,

¿No ves que estoy aquí contigo?;

Unamos los esfuerzos amada mía,

O es que no has comprendido

Que yo también te necesito.

Juntos, la vida es más amena

Donde la soledad no será más aquella fiera.

 

IV. TE AMARÉ POR SIEMPRE

Acompáñame en esta ruta divina,

Serás mi luz y mi compañía,

Y no descansaré ni un día

Haciendo que toda tu vida

Se escriba en compases de alegría.

Y si me toca partir antes,

Desde donde me encuentre seguiré pidiendo por ti hasta tu final.

Es un placer contar contigo

Y ten la seguridad que estaré a tu lado cuando me necesites,

Sobre todo en la enfermedad y en los contratiempos de la vida.

Sabes amor, mi necesidad de verte crece con los años,

Disfruto tu presencia, me gusta escuchar tu voz,

Sentirte cerca y sentir tu calor.

Ámame hoy, mañana y siempre.

Sin tu amor, la vida duele;

Quiero brindarte siempre una grata abnegación

Por ser amiga, madre y esposa.

Portadora de tiernas caricias,

Besos acaramelados que mi corazón

Desea disfrutar, mientras tenga vida.

Y si parto primero, he de llevar parte de tu amor,

De tus besos de dulce miel,

Para siempre tenerte en mí

Juntitos conversando que bien lo pasamos

Y que felices fuimos junto a nuestro hijo: "Luis Ernesto".

 

V. AMOR

Tú eres la luz

Que ilumina mi caminar

Y me guía en la penumbra de esta eterna obscuridad.

Eres el destello

Que ilumina mi vida y es por ello

Que sin ti no viviría.

Tú penetraste en mi corazón y me arrebataste la razón,

Y por ello sin pensar eternamente te amaré.

Sin ti me siento perdido

En esta inmensa soledad,

Que inunda mis pensamientos y me hace soñar.

La llama que enciende nuestras vidas,

Es una llama intensa que nos guía

En este largo caminar que empezamos

Para alcanzar el arco iris infinito del amor.

Amarte me lleva la vida entera,

Y Dios sabe cuánto me encanta;

Cada día, cada instante que pasa,

Sentirte a mi lado llena mi alma,

Me llena de alegría y me salva,

De la soledad que me aguarda;

Tu amor me cura mis heridas

Limpia mi fe y me alivia.

Amarte es cuestión de conocerte,

De mirarte a la cara solamente,

Me llevó tan solo un instante

Y no pudo ser más gratificante,

A tu lado siempre levantarme.

Tu amor es reconfortante

Tan grandioso e impresionante.

Amarte es como un paseo a luna,

Una experiencia inolvidable,

Como estar en la montaña rusa,

Un recorrido excitante,

Que me lleva en las alturas,

Cuando sostengo tu cintura;

Y se me hace incontrolable,

Todo el deseo y la locura,

Tu amor vence a mi cordura.

Amarte es mi gran vocación,

Tú has sido la gran creación

Con que me ha cruzado el Señor

Para encontrar la orientación,

Para encontrar mi corazón,

Tu amor es más que una razón,

Es mi motivación, mi convicción.

Amarte tomará toda mi existencia,

No me culpes por la insistencia,

Quiero colmarme de tu presencia,

Tu amor es de excelencia

La razón de mi conciencia.

No creas nunca que de ti me olvido,

Me resulta imposible hacerlo mi bello amor,

Primero se caerían las estrellas,

Y es que pensarte me da fuerzas,

Me resulta placentero, es un alivio hacerlo.

Enciérrame en la cárcel de tus besos,

Que tu cuerpo sea el destino de mis deseos,

De tu amor y mi pasión es lo que quiero,

Déjame compartir contigo esto que siento.

Yo me siento muy contento,

De compartir mis sentimientos

Y entregarme a ti por completo,

Por eso aquí me encuentro,

Y te digo que te quiero,

Te quiero como en los cuentos de hadas,

Un amor profundo de ensueño,

Como a Romeo amó a Julieta,

El amor más grande del universo.

Es que olvidarte es como un suicidio,

Como un pecado o un delito,

No puede ser, no lo concibo.

Pero si alguna vez, por error, te olvido,

Ten compasión conmigo,

Y no me lances al exilio,

Porque ni un segundo duro vivo,

Si no me encuentro contigo.

Son mis momentos

Mis anhelados sueños.

Sólo permíteme decirte con mucho amor: ¡TE AMO!

 

VI. BELLA

Bella;

Como en la piedra fresca

Del manantial, el agua,

Abre un ancho relámpago de espuma,

Así es la sonrisa en tu rostro;

Bella.

Bella;

De finas manos y delgados pies

Como un caballito de plata,

Andando, flor del mundo,

Así te veo;

Bella.

Bella;

Con un nido de cobre enmarañado

En tu cabeza, un nido

Color de miel sombría

Donde mi corazón arde y reposa;

Bella.

Bella;

No te caben los ojos en la cara, no te caben los ojos en la tierra.

Hay países, hay lugares, hay ríos

En tus ojos,

Mi patria está en tus ojos,

Yo camino por ellos;

Bella.

Bella;

Ahora deseo ser acariciado con la dulzura de un beso,

Como si fuera un niño

Deseando ser arrullado,

Por los brazos de su madre.

Dar y recibir una caricia nos transporta

Y nos eleva al mismo cielo.

Las caricias son expresiones del alma,

El corazón jamás se marchitará al abrigo de una caricia.

Deseo unir mi alma con la tuya

Y descubrir juntos nuevas auroras;

Bella.

Bella;

La dulzura de las caricias curan las heridas del corazón,

Amor dame de las tuyas,

Hagamos el encuentro más hermoso,

Acariciando las primaveras de nuestro amor;

Con lluvias de caricias;

Bella.

Bella;

Busco seguir obsequiándote mis besos,

Que en su intensidad obnubilen nuestros sesos.

Busco hacer contigo, del silencio,

Un grito de deleite intenso;

Bella.

Bella;

No busco inmensidad, sólo busco sinceridad.

Busco simpleza porque sé que cuando te encuentre,

Por sí sola vendrá la grandeza,

Bella.

 

VII. AMOR SALVAJE

¡Ah, qué nidada de caricias salvajes descubrí!

Guardadas en tu bosque desde el alba del mundo,

Esperaban la mano que llegara a arrancarlas,

La mirada que las volcara sobre tus venas todas,

El temblor que iniciara tu espasmo y tu locura.

Vaivén en tus pupilas despertadas,

Ojos que danzan al ritmo de los hombros,

Larga piel en su raíz estremecida,

La ansiosa estalactita del deseo,

Caracol que se incrusta en las orejas;

Tus ojos súbitos, terribles.

¡Ah tus ojos!

Y locura, embeleso y más locura.

¡Pantera que se le escapa, cervatillo rendida!,

La siempre envolvente de tus brazos,

Abrazo de mil lianas zapadoras,

Largo césped donde los senos nacen,

Ensenada candente de los muslos,

Playa con la blanca tersura de tu vientre.

Y locura, ternura y más locura.

Cadencia resonante de músicas selváticas,

Tambor noctambularía suena sobre tu espalda,

La flauta imperceptible del suspiro,

Largos gemidos de destrozados labios,

Y el grito sempiterno tan guardado,

Al fin la noche rompe en agudos pedazos.

Y locura, cadencia y más locura.

Cavernas, grutas, lagos, musgos leves;

Hongos colgantes, zarzas en tu boca;

Frutos ignotos, zumos descubiertos;

Mieses en la alborada, sed que ya se apaga;

Venas que se rebelan, sangre libertada;

Yegua ululante, jinete que espolea.

Y locura, locura y más locura.

¡Ah qué nidada de caricias salvajes descubrí!

¡Y qué voces intactas en tus prístinos fondos!

¡Y qué flores que se abren al tacto de mis manos!

Salvaje mía; ¡ámame así, envuélveme en tu bruma!

¡Y bebamos del manantial de esta locura primitiva!

Nuestro amor no fue como cualquiera,

Es un amor puro y sincero,

A prueba de tormentas

Que se nutría con la distancia;

Un amor tierno y bello

Que no se compra con dinero;

Recuerdo aquella ocasión

Donde aquel te quiso arrancar

De mis brazos en un ataque de locura.

Fijamente tus ojos para notar

Si en ti existía esa ambición

Que me podía dejar con las manos vacías,

Pero para mí dicha, le apostaste al amor puro,

Ese que no se consigue ni con oro ni plata,

Sino con un corazón que ama, sin condición.

Gracias al amor puro y sincero,

Pasé ese trago amargo y por fin

El entendió que nuestro amor no tenía precio

Y se declaró perdedor, reconociendo

Lo mucho que en su tiempo te falló.

Muchos años han pasado

De esa bella acción; sin embargo,

Me Invadió el recuerdo

Y hasta cierto punto un leve cargo de conciencia,

Al no haber valorado lo mucho que en esa época me diste,

Antes de partir en busca de sueños

Que para muchos eran bufos; sin embargo,

El tiempo me dio la razón

Y pude sacar la miseria que parecía

Una condena, en la cual sólo tú

Me aceptaste con amor verdadero.

Perdona amor mío si mi corazón te dañó,

No fue mi intención, a duras penas

Aún estoy aprendiendo a tener la experiencia

Para ser el hombre perfecto te amé y te amo con loca ilusión

De ser un hombre de acciones positivas,

Como tu padre, enseñó a tus hermanos

A quien lo recordamos con un ángel bendito

Pues siempre está con nosotros,

Presente en cada uno de nuestros actos.

Eres la espina que colmó Mi jardín de rosas

Y mi cielo de tinieblas, rozando mi cara;

Renovando mis ojos.

Hoy es tu reflejo el agua de mi río,

Y el azar insensato

Te ha dejado frente a mi respiración.

Ahora las horas arden

En el espejo,

Con tu voz y mi voz,

Con nuestros nombres sueltos.

Ahora, entre follajes y pétalos amanece

Tu cuerpo derramado sobre el mío.

Como soplos de la bondad

Y como dos espigas alveoladas,

Somos murmullos en el viento.

Entre el sándalo y jazmín,

Vuelta capullo de satén blanco,

Soy incienso humeante sobre tu piel.

Como quisiera que surgiera dentro de mí

Un sentimiento nuevo de intensidad tal,

Que fuera capaz de alcanzar hacerme sentir,

El nacer de lo más intenso de la armonía

En todos y cada uno de sus ámbitos.

Y con esa posesión, compartirla en todo

Lo que me rodea y me acompaña,

Para intentar conseguir una especial sensación

De vivir, con la transparencia más grata y sana,

De la amistad y el amor.

Serían como vibraciones de una energía vital

Dentro de una vivencia existencial,

Como la que busco locamente

Para sentirme vivo nuevamente,

Como si volviera a nacer.

El alma se enamora con caricias

Y besos del corazón.

Cada vez que la nostalgia envuelve al corazón,

Nace un suspiro apasionado,

Endulzando la sonrisa del sentimiento.

El mismo viento sopla y lleva esos manjares

Que derriten pasiones en los corazones

Tan enamorados.

Las ilusiones atormentan cuando el deseo

No puede cristalizar las ansias de amar.

Todo corazón enamorado respira versos apasionados,

De una noche de amantes,

Sacudiendo las fibras del amor.

Todo verso es la voz que acaricia la belleza,

Y enamora todo canto que es dulzura para el alma.

Nacen las ansias de amar, y un te quiero

Quedará enamorado del corazón.

 

VIII. ARDEN LAS HORAS: ENTRE FOLLAJES Y PÉTALOS

Eres la espina que colmó mi jardín de rosas

Y mi cielo de tinieblas,

Rozando mi cara;

Renovando mis ojos.

Hoy es tu reflejo el agua de mi río,

Y el azar insensato

Te ha dejado frente a mi respiración.

Ahora las horas arden

En el espejo,

Con tu voz y mi voz,

Con nuestros nombres sueltos.

Ahora, entre follajes y pétalos

Amanece tu cuerpo

Derramado sobre el mío.

Como soplos de la bondad

Y como dos espigas

Alveoladas, somos murmullos

En el viento.

Entre el sándalo y jazmín,

Vuelta capullo de satén blanco,

Soy incienso humeante sobre tu piel.

 

IX. CADA NOCHE MI AMOR

Podemos compartir el placer de los recuerdos,

Avivar la chispa del amor

Y encender las fibras de la pasión,

De nuestros jóvenes corazones.

Podemos apagar el fuego candente de un beso mordelón,

Con ternura, con locura y premura.

Amor de mi vida,

Esta noche loca serás mía

Como nunca lo has sentido,

Haremos las cositas ricas que hemos soñado

Sólo dime que serás capaz de complacerme,

Son mis fantasías que quiero compartir contigo.

Esa dulce espera de amores sin temores

Se deben aprovechar, porque las oportunidades no llegan

Todos los días por azar;

Son destinos paralelos que anidan nuestros despertares.

Debemos sentirnos dichosos por robar esos besos acaramelados,

Que toda alondra enamorada brinda

A su pájaro gorrión, desplumado y alborotado.

Mi amor, deja todas las noches tus alas desnudas,

Nunca cierres con llave el túnel del amor,

Despacito muy despacito

Y con acento delicado, haré clic en el botón en rosa;

Compartiré contigo el aroma y el encanto de las noches.

Serán murmullos y arrullos envueltos con candentes gemidos,

Por dos corazones exclamando al viento, sus amores.

Recorro tu piel con mi mirada

Todas mis ansias contenidas,

En este momento que me regalas

Para apreciar tu tez divina,

Descubro que no hay en la tierra

Sitio donde obtenga la dicha,

Si no es atado a tu cadera

La dicha nunca será duradera.

Enciendes una llama en mi interior,

Fuego desbordado que atizas con pasión,

Maravillosa magia envuelve tu mirada

Que al tomarla me arrastra,

Me lleva el termómetro se llena de rojo

Cada momento que te toco

Y el cuarto se llena de vapor

De dos pieles que se cocinan en amor.

Calurosa gracias al deseo,

Te entregas frenética al encuentro

Yo me quemo gustoso en tu cuerpo

De esta manera se hace el amor

Dos cuerpos gratinados en salsa pasión

Que al final quedan derretidos,

Ambos se han consumido,

Pero quedan siempre preparados.

 

X. BÉSAME

Bésame, con tus labios que brotan de tu cáliz, bésame,

Con pasión hasta hundirme en tu candela, bésame,

Hasta que tus ojos miren nuestro infinito, bésame,

Para llegar hasta tus linderos,

Bésame, con lluvia en tus caderas, bésame,

Con un lirio junto a tus latidos, bésame,

Hasta romper el silencio del deseo.

Surca mis mejillas y dame un beso tierno,

No estaciones tus besos en tu distancia,

Abriga tus labios en la fogata de los míos,

Camina a prisa hasta cuajar un beso,

Sólo el suspiro reemplazara el beso,

En la penumbra y la alcoba oscura.

Habita tus besos en mi deseo ahora,

Has de un minuto el canto de mis labios,

Para llegar hasta tu fruto maduro,

Ahí cabalgaremos sin rienda y sin límite,

Moveremos la distancia hasta tu vientre,

Porque estamos en el filo del deseo.

Alocaremos nuestras manos,

Surcaremos tu terreno fértil,

Regaremos tus montañas y quebradas,

Entraremos como amenaza en tus entrañas,

Dejaremos una vida, en el silencio de tu grito,

Alzaremos los suspiros, con el viento y el roció,

Y sabremos que este beso, llego hasta tu vida.

Bésame, con la furia de tus labios enrojecidos

Entra hasta el dulzor de mis entrañas vivas,

Adora el aliento que me robas,

Succiona las palabras que se quedan,

Aminora mis ansias que me matan,

Al dibujar con mis labios candentes,

Tu boca que espera mi lápiz sin freno.

Bésame, como si corrieras con el viento,

Para alcanzar la luna en su creciente,

Ahí lograremos el beso lejos,

Amaremos nuestros labios en la penumbra,

Ahogaremos nuestros sueños en los chirridos de dientes,

Como dos dioses amándose como personas.

Bésame, con tu vientre en mi mejilla,

También tu bosque que llegue hasta mi rostro,

Y tus labios que jueguen ya por mis gotas,

Buscando sabores dentro de tu selva,

Nos quedaremos alzando vivas a nuestro amor.

Bésame, hasta morir en tus besos,

Como muere el sol en el ocaso,

Para renacer en otro instante,

Y beber tus besos desde el alba nueva.

Bésame, mirando a la luna llena,

Surcando el aire llegaremos muy lejos,

Entregaremos nuestros labios a un abrazo,

Y con la paz del beso, será nuestra dulzura.

Bésame, paso a paso en la lentitud del día,

Como saboreando el tiempo,

En los acantilados de tu geografía,

Quebradas húmedas y montañas fértiles,

Como tus besos llenos de tu sabia dulce.

Bésame, ahí en la orilla de nuestras pasiones,

Para orar cada día una sonrisa,

Mirar el capullo de tus alegrías,

Y más tarde morir en besos,

Hasta llegar directo a tus instintos,

Y quedarnos dormidos con las pieles húmedas.

Y luego, cuatro sonrisas al viento,

Cuatro corazones al tiempo,

Juventud a flor de piel;

Locura y picardía en cada acción

Que eleva la adrenalina de la aurora sonriente.

Las miro, las observo y surge en mí

La duda, quién de las cuatro potras

Es la que un día podré montar

En la pampa de Pachamango,

Bello recinto de mis amores.

Sólo he visto -en mis sueños- una fotografía

Que ha robado de mis entrañas

Hondos suspiros y ha anidado

En mi loca memoria un mar de fantasías.

 

XI. A VECES

A veces me confundo, no sé lo que entrego

Si es el alma o el cuerpo, no lo entiendo,

A veces soy totalmente tuyo

Más otras creen que le pertenezco al viento,

A veces recurro a la luna y te recuerdo,

Veo el sol y me quema el tormento

A veces me refugio en el vació

Y luego me abraza el silencio.

Al estar contigo pierdo todo sentido

Y muero en ese momento infinito;

Cuando estoy contigo no hay límite conocido,

La frontera, tu piel que no he conocido,

En ese momento infinito

Anhelo que nuestras almas se pierdan en lo desconocido.

A veces no sé si te tengo

Pienso que sólo te poseo,

A veces en la ansia de estar a tu lado

Me pierdo más sé que estás a mi lado,

A veces no sé si mi suspiro se pierde en el viento

O si sólo lo absorbe tu tímido aliento,

A veces me elevas al cielo

Pero no sé si te arrojo al viento.

Estar a tu lado es algo no definido,

Más quisiera vivir siempre contigo;

Nunca he de maldecir este amor

Que a mi corazón a llenado de dolor;

Jamás olvidare que fuiste mía

Y que me entregué a una mujer prohibida,

Hacerte el amor es lo mejor que he vivido,

Arrepentido no estaré de los momentos desinhibidos.

A veces no sé lo que soy,

Pero me defines con tus besos;

A veces pienso en el final de este amor prohibido

Y no quiero decirte lo que mil corazones han sufrido;

A veces no sé si me amas,

Pues no siento tú alma;

A veces te siento tan arrepentida

Que quisiera sentir que no he vivido.

Hoy una cosa te pido, fidelidad, amor y sinceridad,

Porque no he entendido tu forma de ser.

A veces me limita la razón

Pero sé que nunca el corazón,

A veces, a veces,

Pero no sé qué soy, sólo a veces,

Pero eres la única que ha logrado definirme;

A veces se acaba el tiempo.

Te amo y lo entiendo,

Sólo a veces,

Porque la razón lo entiende,

Pero el alma se muere;

El alma se muere por amor,

Un amor prohibido que el mundo no entiende.

 

XII. DE MIS ESENCIAS

Nunca creí que fuera tanto de agua.

Aglomerarme en ondas del torrente,

Pasando, sin pasar, sobre mí mismo

Hasta vaciarme todo y quedarme hondo,

Más lleno de caudal, y más creciente.

Brotar del álveo, siempre transparente.

Acumular los leños y las hojas

Y en un rumor fecundo, devolverme

A mí mismo mi esencia de agua, siempre.

Ni el bosque en su monstruosa tentativa,

Logra desviar mi cause del torrente.

Soy agua en el tumulto renaciente,

Y en mi hosca brevedad de cresta viva,

Soy río de avalancha y de bramido,

Lavado entre mis limos de cautivo,

Y acostumbrado a libertarme siempre.

Esta noche llueve mi amor,

En el umbral de mi vida llueve sobre mojado;

Salpicando las horas tristes de mis tardes grises.

Cultivo la mirada con los ojos de la esperanza,

Que claman ver la luz de un ayer que

Perdurará con el adiós de una caricia olvidada.

Sólo pienso en ti, tus recuerdos son mis recuerdos,

Los comparto porque también son míos

Y siempre irán a mi lado,

Respirando oxígeno puro; para un corazón tallado

En cristales de invaluable valor.

Soy la sombra de tu amor,

Soy el eco encantado que abriga tu dolor.

Soy tu corazón que soporta la amargura,

De una noche sin amor.

Te invito una copa de sabroso vino,

Que disipa y alborota la imaginación,

Cuando caminamos bajo la lluvia

Y hacemos el amor.

Que interesante es mantener una mujer enamorada,

Que se lleva bajo la piel y te abre las ventanas del alma;

Para llenar el corazón de lindos recuerdos apasionados.

Un viejo amor jamás se olvida,

Se mantiene latente y respira en el corazón,

Las fragancias de tantas noches de pasión;

Que alborotaron millones de hormonas,

Que aún respiran románticos suspiros de amor.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda