Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Economía de Chile

Enviado por latiniando




Introducción

El desempeño de la economía chilena en lo que va corrido de este año es altamente satisfactorio. Al igual que en años anteriores, hemos sido testigos de un avance notable y continuo en materia de reducción de la inflación, mientras que la evolución reciente de la actividad económica se mantiene en línea con lo proyectado para el presente año.

Acciones del Gobierno

Se ha observado de parte del gobierno una posición cada vez más radical; un gobierno más grande y que gasta más y mejor, sobre todo en los más pobres. La experiencia nos muestra que no es lo correcto, si tomamos como ejemplo a los países desarrollados de gobiernos grandes a los que tendríamos que imitar, tenían un presupuesto del Estado modesto, cuando ahorraban y crecían aceleradamente, como tenemos que hacerlo nosotros. Esto hace parecer un gobierno proclive al gasto y no a la efiencia.

El aumento del gasto total esta entre el 8% y el 9% siendo incluso mayor el gasto corriente, que el gasto de capital. Estas cifras vuelven a ser superiores al crecimiento de la economía. Teniendo como consecuencia que al final el gobierno gastara cada vez más.

El ahorro nacional bajó desde el 27.6% en 1995 a un 23.3% en1996, y el ahorro geográfico del 30% en 1989 a 25.5 el año pasado. Si el ahorro fuese la prioridad el gobierno debería verse un incremento del superávit presupuestario, corrigiendo el efecto del Banco Central, reduciendo el gasto. Unos de los problemas mas graves de la economia chilena es que su tasa de interes interna es alta, que ha estado en el último tiempo entre un 11 y 12% (en dolares) mientras que su equivalente internacional para el riesgo de Chile flutúa entre el 6 y 7%. Esto a obligado a restringir el movimiento de capitales y a afectado a los sectores que compiten con el mundo y a las pequeñas empresas. El presupuesto, tanto en su composicion, como por su monto total no ayuda a aliviar esta situacion. Los exportadores y las medianas empresas seguirán sufriendo las consecuencias.

Inversión

Los chilenos invirtieron US$ 1247 millones en el exterior durante los primeros nueve meses del año, según el último informe del Banco Central. De este monto, US$ 917,4 millones se han destinado a establecimientos financieros, seguros, bienes inmuebles y servicios, mientras que US$ 134 millones corresponden a la industria manufacturera.

Al analizar los flujos por los bloques regionales, se observa que América del Sur continúa siendo el principal destino de las inversiones chilenas, al totalizar US$ 662,5 millones.

Con esta fuerte presencia en las inversiones americanas, adquiere mayor realce la creación de un Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), sobretodo por el desarrollo experimentado en el estratégico sector de los servicios.

La variación de 7.4% en doce meses del IMACEC en agosto avala la tesis de que el tercer trimestre de este año marca el momento de mayor ritmo de crecimiento en el actual ciclo económico.

Al compararla expansión esperada para el tercer trimestre del año respecto del segundo trimestre de 1997 (medición adecuada para trazar la tendencia del producto) se obtiene una tasa anualizada de 14%. Esta variación, es una de las mas elevadas de 1995., año en el cual el ciclo anterior tocó su punto mas alto.

El nivel del producto que se ha ido generando este segundo semestre se traducirá en un fuerte crecimiento de la actividad durante el primer trimestre de 1998 en doce meses, atribuible en parte importante al bajo nivel de expansión de la economía en los primeros tres meses de 1997.

Sin embargo, medido en términos de tendencia, tal como se expone mas arriba, ya a principios del próximo año y aún con esta elevada tasa de expansión en doce meses, se comenzarían a observar señales de un menor ritmo de expansión del producto.

Octubre

Las importaciones registraron un fuerte incremento este mes. El saldo acumulado en la balanza comercial en lo que va de corrido del año llego a US$48 millones a septiembre, según el informe del Banco Central. Las importaciones totales registraron un incremento importante de 25% en doce meses a septiembre. Esta expansión se reflejo en todas las categorías de importaciones.

Tomas Flores del Instituto Libertad y Desarrollo, precisa que esa expansión de las compras al exterior se puede explicar por la baja base de esa variable en septiembre del año pasado.

El valor de las exportaciones en septiembre, según el Banco Central, mostró un incremento anual de 24 %, mientras que para el tercer trimestre éste registró un aumento de 14 % en relación a igual periodo del año pasado. Pese a la diferencia de más de un punto y medio entre la cifra oficial de Imacec entregada por el Banco Central y la media de 6 % esperada por el mercado, las tasas no experimentaron dramáticas alzas de nivel y cerraron en 6.99/6.97 en los PRC a 8 años

Crecimiento

A nivel nacional, el ministro de Economía , Álvaro García, señaló que se puede constatar que hay grandes diferencias entre las regiones. El Producto Interno Bruto está muy concentrado en la Región Metropolitana, que absorbe poco menos del 50% y si a ello se suman las regiones del Bío Bío y Valparaíso, se llega prácticamente al 70% del PIB en sólo 3 regiones.

El diagnostico se corresponde con el gran nivel de concentración que existe en la inversión privada, especialmente en la Región Metropolitana y en las regiones del norte del país, tanto en la realizada como en los planes futuros de inversión privada, el ministro García comentó que alarman los déficit de inversión que puede haber en las regiones que ya son muy pobres, donde también ha habido un alto nivel de subinversión en recursos humanos, particularmente en capacitación.

Se percibe allí un circulo vicioso en términos de que las regiones más pobres invierten menos en las personas, atraen menos inversión privada y por tanto se dificulta más la superación de la pobreza.

La aceleración tan rápida de la actividad que se evidencio con los datos de agosto puede atribuirse a una de la economía a tasas de crecimiento del producto mas cercanas a su potencial, ubicadas estas en torno a 7%.

No obstante, el gasto fiscal, excluido los intereses y la inversión financiera, creció 6% en el primer semestre de este año. Se prevee que el primer trimestre de 1998 se atenúe el ritmo de crecimiento del gasto del fisco y ese elemento refuerza los juicios de que el producto pueda atenuar su tendencia a partir del próximo año.

Esta disminución en la velocidad de crecimiento del gasto fiscal puede entenderse al asociar el fuerte aumento de esta variable en la segunda parte el año, al ciclo político. Es decir, a los efectos generados por la cercanía de elecciones. Tras ese salto, el gasto interno ha mantenido un alto nivel, con tasas de crecimiento por encima del producto, y que dado que la actual trayectoria de la demanda es probable que por un problema de base de comparación el primer trimestre de 1998 se observe una fuerte expansión del gasto interno medida en doce meses.

Inflación

El economista Patricio rojas estima que el actual esquema de metas inflacionarias adoptado por el Banco Central no es más adecuado, asegurando que hace falta establecer metas de mediano plazo, definir situaciones en las que se permitan desviaciones temporales de objetivo y mejorar el nivel de información pública y privada para evaluar eficiente y responsablemente la gestión de la autoridad.

Es fundamental que el objetivo de inflación sea un compromiso oficial del gobierno, establecido a través de un procedimiento formal y claro, en el que se especifiquen el tipo de índice a utilizar, el perfil de tiempo de los objetivos y las situaciones en las que se permitirán desviaciones temporales del objetivo.

Se requiere la formulación de políticas monetarias, fiscal y cambiaria, coherentes en el mediano plazo consistente con la política de reducción de la inflación vía objetivos.

Otro aspecto importante es la reformulación del índice que mida la inflación, puesto que el utilizado actualmente ha demostrado ser bastante volátil.

Igualmente resulta imprescindible establecer que los objetivos de la inflación sean expresados en forma de horizonte de tiempo de varios años, reconociendo así que la política monetaria afecta la inflación con un rezago considerable, que en el caso chileno puede se de uno a dos trimestres.

Es importante que la meta de mediano plazo sea expresada como un rango y no como un nivel especifico, puesto que evita tener que cambiar un objetivo especifico ante alguna circunstancia temporal.

A medida que la economía chilena se acerca a niveles de inflación considerados bajos, el conocimiento formal del objetivo a mediano plazo se vuelva cada vez más necesario para la credibilidad del sistema.

Es indispensable la publicación de futuros informes de inflación en los que se entreguen antecedentes estadísticos, análisis y proyecciones.

La tasa de inflación en el mes de mayo alcanzó una variación en doce meses de 5,4%, cifra que corresponde al menor registro de la década. Este favorable comportamiento se vio a su vez refrendado por la sostenida trayectoria a la baja de las distintas medidas de inflación subyacente. Basta señalar que la inflación subyacente que calcula el INE, corregida para suavizar el comportamiento errático de los bienes perecibles, se encuentra en torno a 5,1% anual. Además, los avances observados no sólo se refieren a las variaciones en doce meses, por cuanto se verificaron también en el margen, toda vez que las variaciones mensuales del IPC no han superado el 0,3% en el último trimestre.
En términos de su composición, los progresos alcanzados en la disminución de la tendencia inflacionaria se concentran en los bienes y servicios no transables, mientras la tendencia de los productos transables se ha mantenido relativamente estable. Por lo tanto, la evolución de los precios se mueve en forma satisfactoria y coherente con la meta propuesta para el presente año, de 5,5%. Podemos continuar sobre esta trayectoria de evolución de la inflación y, en un plazo relativamente cercano, llegar a niveles de inflación como los que prevalecen en las principales economías industrializadas.

Perspectivas para 1997
En relación a las perspectivas para el presente año, el diagnóstico general es que la economía lleva una trayectoria acorde con las metas propuestas. La tendencia de la inflación de precios y salarios se mueve en la dirección correcta y las proyecciones que pueden hacerse para el resto del año con la información disponible señalan que el cumplimiento de la meta de ±5,5% de inflación anual a diciembre es altamente factible. Esta confianza está basada en la continuación de las favorables tendencias que ya exhiben la inflación de los bienes no transables y también la de los salarios, y no en una apreciación artificial de la moneda nacional. En efecto, se estima que la reducción de la tendencia inflacionaria descansará en la disminución del impulso proveniente de las fuentes internas, salarios y márgenes de utilidad. Por su parte, el tipo de cambio debe tener un comportamiento acorde con la inflación y la mantención de un déficit moderado en la cuenta corriente de la balanza de pagos. Podrían ocurrir algunos retrocesos puntuales en meses próximos, pero que no pondrán en riesgo el cumplimiento de la meta.
Al mismo tiempo, la producción y el gasto se sitúan en niveles sostenibles en el tiempo, compatibles con la reducción sistemática de la inflación y la obtención de un déficit prudente en el saldo de la cuenta corriente de la balanza de pagos. Los claros indicios de una recuperación en el transcurso del segundo trimestre permiten esperar que la tasa de crecimiento del producto mostrará una trayectoria al alza coherente con el rango programado.

Política Económica y Objetivos

Los elementos centrales de la política económica son:

  • Enfocar al sector privado como el catalizador de desarrollo, mientras el gobierno ejerce un papel regulador y compensador
  • Integrar a Chile a la economía mundial, fomentando exportaciones y una apertura hacia el comercio internacional
  • Ofrecer más oportunidades a los pobres
  • Mantener el equilibrio macroeconómico
  • Proteger el medio ambiente.

Los objetivos económicos son:

  • Mantener un flujo de inversión de capital de más de 28% del PIB para asegurar una tasa de crecimiento anual de más de 5,5%;
  • Diseñar un mercado laboral flexible y dinámico que facilite la reconversión de industrias estancadas o aproblemadas a sectores industriales florecientes, sea en los sectores de exportación o servicios;
  • Aumentar la productividad anualmente un 3.5% y mejorar la cobertura y calidad de los actuales programas de capacitación.

Política Exterior Económica

La política exterior económica de Chile es abierta y moderna, buscando fortalecer los lazos económicos y políticos con Asia Pacífico, Latinoamérica, América del Norte y Europa. Chile es miembro fundador de las Naciones Unidas, es miembro de APEC, y de la Unión Europea, y asociado al Mercosur. Actualmente Chile está negociando su asociación al NAFTA. Expandiendo sus mercados existentes y requiriendo abrir nuevos, Chile firmó convenios de comercio complementarios con varios países latinoamericanos. Importantes contratos se firmaron con Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Venezuela. Un convenio con Perú está en conversación.

Convenios de Comercio firmados por Chile:

Convenios de Libre Comercio con:

  • México : 1992
  • Venezuela : 1993
  • Colombia : 1994
  • Ecuador : 1995
  • Mercosur : 1996
  • Unión Europea : 1996
  • Canadá : 1997

Convenios de Comercio Complementario con:

  • Bolivia : 1993
  • Argentina : 1993

Conclusión


En conclusión, las perspectivas generales para la economía son muy favorables. El satisfactorio desempeño del proceso de ajuste, materializado, por una parte, en un favorable ritmo de crecimiento económico y, por otra, en crecientes señales que indicaban que el proceso inflacionario se encaminaba en la dirección de la meta de 5,5% programada, motivaron al Banco Central a implementar un suave relajamiento de la política monetaria a principios de este mes. En efecto, en consideración de los avances recientes en la reducción de la inflación y en la evolución de sus determinantes más cercanos, el Banco Central resolvió bajar la tasa de interés interbancaria en 25 puntos porcentuales, lo que constituyó el tercer recorte del año en los tipos de interés de corto plazo, tras los aplicados en febrero y abril pasados.
Ahora bien, la plena materialización de las proyecciones revisadas requiere del concurso de una política monetaria vigilante a la consolidación de las tendencias que se observan en materia de precios y salarios.
La economía chilena ha mostrado resultados muy favorables en el transcurso de los años noventa, tales como un crecimiento económico elevado y sostenido, tasas históricamente bajas de desempleo, inflación declinante, altos niveles de ahorro e inversión y una situación externa muy saludable. Aún más, los avances logrados en los años noventa son percibidos como sustentables, y las perspectivas a futuro son favorables. En este sentido, se torna de la mayor importancia asegurar que este proceso continúe dándose en un contexto de bases sólidas y de inflación decreciente en el tiempo, de modo de asegurar que estas positivas perspectivas se concreten. Por lo anterior, el Banco Central reitera su firme compromiso con el objetivo de la reducción y estabilización definitiva de la tasa de inflación a niveles comparables con los de las economías estables en el mundo.

En el futuro la inflación en Chile puede llegar a una cifra comparable a la de Estados Unidos, Japón y Europa, es decir, del orden del tres o cuatro por ciento anual. El fenómeno inflación es un problema económico en el que tiene gran influencia el aspecto cultural de los que lo producen. Por lo tanto, para que Chile logre bajar la tasa de inflación al nivel de los países nombrados, la cultura de los agentes económicos chilenos tendría que tender a asemejarse a la de los agentes económicos de esos países. Mientras esto no suceda, seguiremos con la rutina que ya bien conocemos:

  • crecimiento acelerado
  • incremento de la inflación
  • ajuste
  • crecimiento frenado
  • baja de la inflación
  • crecimiento acelerado.

Finalmente, respecto al sentido cultural, el asunto es muy simple. Se trata de tomar posición entre dos alternativas frente al aumento de la demanda: aumentar precios o aumentar la oferta manteniendo el precio.



Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda