Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Islas Malvinas II

Enviado por colagust



Las Malvinas están integranmente situadas dentro de la plataforma submarina argentina, es decir, que están unidas por un zócalo submarino no mayor de 200 metros de profundidad, con la Patagonia. Nuestra plataforma submarina las engloba en un abrazo que las ubica como dependencia de nuestro territorio

Pérdida territorial Argentina:

El que ocupa el primer lugar en este tema, es sin duda, el conflicto de las Islas Malvinas.
El violento despojo ocurrido en las Islas Malvinas en 1833 constituye hoy otra de las cuestiones aún no resueltas en materia de "soberanía territorial"que afecta profundamente el sentimiento argentino.
La tesis argentina se basa en su condición de heredera de los derechos de la Corona de España - quien las ocupó hasta poco después de la Revolución de Mayo- y en su posterior posesión por el Gobierno Patrio. Avalan esta posición, razones geográficas inobjetables, que se analizan al describir el archipiélago.

RESEÑA HISTORICA

Las islas fueron descubiertas por los españoles (quizás por Américo Vespucio, al servicio de España, o más probablemente por navegantes de la expedición de Magallanes,en 1520, y casi seguramente por la del obispo de Plasencia en 1540). Lo prueba la cartografía de la época: Cartas Náuticas de Reinel (1522-23), de Diego de Ribero (1529) y de Agnese (1536-45), y especialmente el "Islario" de Alonso de Santa Cruz (1541). En ellos las islas reciben nombre de "San Son" , "Sansón" o "San Antón", y también islas "De los Patos".
Mucho después, los ingleses atribuyen el descubrimiento de las islas a John Davis en 1592, aunque éste no desembarcó y sus referencias fueron imprecisas. Por otra parte, las sitúa en forma muy errada. Usa las mismas palabras en inglés que las empleadas en el "Islario" de Santa Cruz, del cual seguramente las tomó. En 1594, el corsario inglés Richard Hawkins descubre unas islas cuya descripción no corresponde a las Malvinas.
El 24 de enero de 1600, el holandés Sebald de Weert descubrió o redescubrió las tres pequeñas islas malvineras bautizadas justamente con su nombre, Sebaldinas o Sebaldas.
En 1690, el capitán inglés John Strong, con la nave "Welfare", navegó por el estrecho de San Carlos, al que denominó "Falkland Sound", en reconocimiento al Lord de este apellido que patrocinó su viaje. Luego, este nombre de Falkland, lo extendieron los ingleses a todo el archipiélago.
A partir de 1698, fecha en que se fundó la Compañía de Pesca del Mar del Sur, las Malvinas fueron visitadas por pescadores franceses, especialmente del puerto de Saint Maló. Por esa razón las islas recibieron el nombre de Maluinas y posteriormente Malvinas.
El primer ocupante efectivo del Archipiélago fue el francés Luis Antonio de Bougainville, que zarpó de Saint Maló y llegó a Malvinas en 1764. Funda en la isla Soledad, la pequeña población de Port Saint Louis o Puerto San Luis. Un año después, el comodoro inglés Byron exploró la isla Trinidad (llamada Saunders porlos ingleses), y en enero de 1766 los británicos estable-cieron un puerto, al que Ilamaron Egmont.
Enterados los españoles de la primera usurpación de su derecho sobre las islas, reclamaron ante Francia, que reconoció la soberanía de la Corona hispánica tanto en virtud del descubrimiento como por las cláusulas del Tratado de Tordesillas (1494). Por lo tanto, los france-ses evacuaron el 2 de abril de 1767. En cuanto a los ingleses de Puerto Egmont, fueron desalojados por Francisco de Paula Bucarelli. Debido a su inferioridad militar ante Inglaterra, España debió devolver Puerto Egmont en 1771, .pero dejando a salvo sus derechos de soberanía sobre las islas y contando con una promesa secreta de evacuación británica, que se materializó el 22 de mayo de 1774. En esa fecha fue evacuado Puerto Egmont y España continuó ocupándolas hasta poco después de que Buenos Aires, sede del gobierno virreinal del Río de la Plata, rompiera vínculos con España, y asumiera el control efectivo de todos los territorios. A las pocas semanas del pronunciamiento del 25 de mayo de 1810, el primer gobierno argentino, encabezado por el brigadier Cornelio Saavedra, ya tomaba su primera resolución relacionada con las Malvinas.
La época hispánica duró de 1767 a 1811, y durante esos 44 años, se sucedieron ininterrumpidamente veinte gobernadores, algunos con dos o tres períodos de gobierno.
Es una época de importancia, pues durante ella Inglaterra declinó sus pretensiones ante los derechos hispánicos, reconocidos por Francia en 1767, y tácitamente por los ingleses en 1774, cuando abandonaron las islas, desde Puerto Egmont, en cumplimiento de la "promesa secreta" y de los derechos nunca renunciados por España.
Esta es la base de los derechos argentinos en lo histórico y en lo jurídico, por ser herederos y continuadores de las posesiones insulares españolas del Atlántico Sur.
Los veinte gobernadores hispanos fueron marinos, e-cepto el Capitán de Infantería D. Domingo de Chauri, Gobernador interino desde 1777 a 1779. Varios de ellos cumplieron dos y tres períodos de gobierno y ésta es su lista completa:
1. Capitán de Navío D. FELIPE RUIZ PUENTE, de 1767 a 1773.
2. Capitán de Infantería D. DOMINGO de CHAURI, nombrado gobernador interino de 1773 a 1774. 3. Capitán de Fragata D. FRANCISCO GIL y LE-MOS, de 1774 a 1777.
4. Teniente de Navío D. RAMON de CARASSA, gobernador interino de 1777 a 1779.
5. Teniente de Navío D. SALVADOR de MEDINA, de 1779 a 1781.
6. Teniente de Fragata D. JA.CINTO de ALTOLA-GUIRRE, de 1781 a 1783.
7. Capitán de Navío D. FULGENCIO D. MONTEMAYOR, de 1783 a 1784.
8. Teniente de Navío D. AGUSTIN FIGUEROA, de 1784 a 1785.
9. Teniente de Fragata D. PEDRO de MESA y CASTRO, de 1785 a 1786, de 1786 a 1787, y de 1788 a 1789.
10. Capitán de Fragata D. RAMON de CLAIRAC, de 1787 a 1788 y de 1789 a 1790. En este segundo período como Capitán de Navío, desde octubre de 1789.
1 l. Teniente de Navío D. JUAN JOSE ELI7A1 DE, de 1790 a 1791 y de 1792 a 1793.
12. Teniente de Navío D. PEDRO PABLO SANGUINETO, gobernador en tres ocasiones, de 1791 a 1792; ascendido a Capitán de Fragata desde el 8 de septiembre de 1792, y con ese grado de 1793 a 1794 y de 1795 a 1796.
13. Teniente de Navío D. JOSE de ALDANA y ORTEGA, de 1796 a 1797.
14. Capitán de Fragata D. LUIS MEDINA y TORRES, de 1797 a 1798 y de 1799 a 1800.
15. Capitán de Fragata D. FRANCISCO JAVIER de VIANA, de 1800 a 1801.
16. Teniente de Navío D. RAMON FERNANDEZ de VILLEGAS, de 1801 a 1802.
17. Teniente de Navío D. ARTURO LEAL de IBARRA, de 1803 a 1804 y de 1805 a 1806.
18. Capitán de Fragata D. BERNARDO BONAVIA, de 1802 a 1803, de 1804 a 1805 y de 1806 a 1808. 19. Primer piloto de la Real Armada D. GERARDOBORDAS, durante 1809.
20. Segundo Piloto de la Real Armada D. PABLO GUILLEN, desde enero de 1810 hasta febrero de 1811.

Estos gobernadores malvinenses dependían primero de los gobernadores y luego de los virreyes del Río de la Plata, a través del Apostadero de Montevideo.
Las Islas Malvinas tenían una Gobernación y Comandancia Marítima; tanto que, interrogado el Virrey en 1806 sobre la situación de los integrantes de la guarnición en cuanto a pagos y remuneraciones, dispuso que se considerase a Malvinas a modo de "un buque nav-gando", estando el personal en lo referente a deberes y obligaciones, equiparado a las demás embarcaciones de guerra.
Es importante también señalar que dos de los gobernadores de Malvinas fueron criollos, pues eso ya significó la participación de los hijos de la tierra, bajo la autoridad hispánica, como un anticipo de la continuidad que seguiría, en la época independiente, en los Comandantes y Gobernadores militares y civiles argentinos.
Los dos gobernadores criollos bajo el Virreinato fueron Jacinto Altolaguir, porteño, que ejerció el mando de 1781 a 1788 y Francisco Xavier de Viana y Alzaxbar,
que lo hizo de 1800 a 1801.

Autoridad argentina

Las islas, que pertenecían a España, pasaron por derecho de sucesión a pertenecer a las Provincias Unidas del Río de la Plata, denominación inicial de la República Argentina. Esta, en reafirmación de sus derechos, tomó formal posesión de las mismas el 6 de noviembre de 1820, en que el Coronel de Marina David Jewett, comandante de la nave "HEROINA", izó el pabellón azul y blanco en las ruinas de Puerto Soledad (ex puerto San Luis). Para esta acción, la fragata tenía. prerrogativas de "buque del Estado argentino".
La ocupación de las Islas Malvinas se hizo con toda seriedad y precedida de una comunicación que Jewett remitió a loberos y pescadores ingleses y norteamericanos; que usufructuaban de las islas en forma indiscriminada. Dicha comunicación decía: "Fragata del Estado Heroína" en Puerto Soledad, noviembre 2 de 1820. Señor, tengo el honor de informarlo que he llegado a este puerto comisionado por el Supremo Gobierno de las Provincias Unidas de Sud América para tomar posesión de las islas en nombre del país a que éstas pertenecen por la ley natural.
"A1 desempeñar esta misión deseo proceder con la mayor corrección y cortesía para con todas las naciones amigas; uno de los objetos de mi cometido es evitar la destrucción de las fuentes de recursos necesarios para los buques de paso, que, en recalada fonosa, arriban a las islas, y hacer de modo que puedan aprovisionarse con los mínimos gastos y molestias.
"Dado que los propósitos de Usted no están en pugna y en competencia con estas instituciones y en la creencia de que una entrevista personal resultaría dé provecho para ambos, invito a Usted a visitarme a bordo de mi barco, donde me será grato brindarle acomodo mientras le plazca; he de agradecerle -asimismo- 'que tenga a bien, en lo que esté a su alcance, hacer extensiva mi invitación a cualquier otro súbdito británico que se hallare en estas inmediaciones; tengo el honor de suscribirme, señor, su más atento y seguro servidor". Firmaba Jewett, Coronel de la Marina de las Provincias Unidas de Sudamérica y Comandante de la fragata "Heroína". (Esto de "Sudamérica" no nos debe extrañar, porque en aquel momento era propósito argentino lograr la libertad de toda la América del Sur). Entre los capitanes que pescaban y cazaban lobos, figuraba el gran marino inglés James Weddell, cuyo nombre lleva un mar del continente antártico. El fue quien dio a conocer la carta recibida; la misma fue publicada en diarios ingleses y españoles.


¿Qué pasa entre los años 1820 a 1833?

Hay una serie de actos de soberanía y son nombrados tres comandantes militares, que son:
1. David Jewett, comandante de la fragata "Heroína", hasta enero de 1821, fecha en que solicitó ser relevado del cargo.
2. Guillermo Mason, que reemplazó a Jewett, permaneció con la fragata "Heroína" en las islas, hasta mayo de 1821.
Luego, en 1824, es nombrado "Comandante Militar" Pablo Areguatí, de origen guaraní, indio argentino, y Capitán de Milicias de Entre Ríos, que sólo alcanza a ejercer su cargo durante dos o tres meses.
En 1829, es nombrado gobernador Luis Vernet, quien permanece en el cargo hasta 1832.
Durante todo el período de ejercicio pleno de su soberanía, ningún país intentó oponer reclamo a la Argentina sobre las Islas.
Por supuesto, tampoco Inglaterra, que en 1823 reconoció oficialmente la independencia argentina y en 1825 firmó con el gobierno de Buenos Aires un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación. Precisamente rigiendo plenamente este Tratado, y siendo las relaciones argentino-británicas de paz y normalidad, el Reino Unido agredió al Archipiélago:
La Usurpación Británica
Aprovechándose de la desprevención, el 2 de enero de 1833 entró en la bahía de Puerto Soledad la corbeta británica "Clío", capitaneada por John Onslow. Accidentalmente se encontraba a cargo del gobierno insu-ar el Comandante argentino José María Pinedo, quien rechazó el ultimátum de evacuación británico.
Sin embargo, la absoluta superioridad de las fuerzas inglesas determinó que el día.6 de enero debiera abandonar el archipiélago, rumbo a Buenos Aires, mientras los ingleses se apropiaban del territorio y procedían al hostigamiento sistemático de la población argentina. Esta fue dispersada y expulsada, apropiándose los invasores de todas las Islas y sus bienes.
Por su parte, el gobierno argentino no estaba en condiciones militares de afrontar por las armas a la mayor potencia marítima de la época. Informado por José María Pinedo, el gobierno de Buenos Aires, encabezado por Juan Ramón Balcarce, protestó de inmediato ante el encargado de negocios británico, Philip Gore. Simultáneamente casi, el 17 de junio de 1833, el representante argentino en Londres, Manuel Moreno, presentaba ante el Foreign Office una extensa protesta.
Los reclamos argentinos se sucedieron en diciembre de 1834, en abril de 1835, en febrero de 1842 y así sucesivamente, ya que la Argentina no sólo que nunca dejó prescribir sus derechos soberanos, sino que de año en año y de gobierno en gobierno sentía en carne propia y en su sensibilidad nacional, el despojo armado de una parte de su territorio.

En las Naciones Unidas

El 14 de diciembre de 1960, las Naciones Unidas aprueban la resolución 1514, que establece que "todo el intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país, es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".
En 1962 se crea el Comité de Descolonización, que incluye a las Islas Malvinas en la lista de territorios a descolonizar.
En el año 1965, los derechos y los intereses de la República Argentina logran un categórico reconocimiento en la ONU. Contra lo que pretendía Gran Bretaña, la Asamblea General, por Resolución 2065 (XX) "toma nota de la existencia de la disputa acerca de la soberanía" sobre las Islas, y establece que las Islas Malvinas no pueden ser descolonizadas por la "autodeterminación". O sea, no es válido en las Malvinas el pronunciamiento de la población importada a ese territorio por los británicos, luego de que sus tropas la usurparan en 1833 por la fuerza y dispersaran a la población argentina. Por consiguiente, se reconoce que las Islas Malvinas constituyen un "caso especial" y que para su descolonización deben ser atendidos no los "deseos" sino los "intereses" de sus habitantes. Igualmente, invita esa Resolución a los- gobiernos de la Argentina y del Reino Unido a proseguir "sin demoras" las negociaciones dispuestas por el Comité encargado de la situación de territorios colonizados.
Entretanto, la Argentina acude a partir de esos mismos años en ayuda de la población malvinense: construye en las Islas el único aeropuerto que todavía hoy existe, establece el único servicio aéreo de pasajeros y carga (que une la capital del Archipiélago con la ciudad continental de Comodoro Rivadavia y a ésta con Buenos Aires), y extiende su acción civilizadora a otros campos de actividad.
También debe destacarse que las Naciones Unidas tomaron debida nota de los esfuerzos realizados por la Argentina para dar cumplimiento a sus Resoluciones, así como de la actitud británica, absolutamente negativa. Una tediosa serie de negociaciones bilaterales a lo largo de los últimos 15 años, no arrojó progreso alguno. Cabe consignar como un hecho indicativo más del incuestionable derecho argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas, la Resolución del Bloque de No Alineados, que con el apoyo unánime de sus miembros en el año 1979, declaró explícitamente que las Islas Malvinas son argentinas y reclamó que Gran Bretaña las restituyera a sus legítimos dueños.
En 1976, el Comité Jurídico Interamericano, de la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció a la Argentina "el inobjetable derecho de soberanía sobre las Islas Malvinas", declaración que hizo suya la Asamblea General del organismo continental.
Estas declaraciones de prácticamente las tres cuartas partes de los países del mundo, indican que si la situación producida por la política colonialista y de usurpación del Reino Unido fuera sometida al voto de la Asamblea General de la ONU, el fallo de la comunidad internacional daría la razón a la actitud de la República Argentina que los días 1, 2 y 3 de abril de 1982 ocupó las Islas.

Reseña histórica más sintética

Las islas figuraban en los mapas cartográficos desde los años 1515-1520, antes del viaje de Magallanes.
El inglés John Strong surcó en 1690, el estrecho de San Carlos. En 1701, los balleneros de Saint Maló difundieron la existencia de las islas, originando el nombre de Malouines con el que se las conoció en el siglo XVII, fecha en que los cazadores de focas y lobos marinos comenzaron a explotar la riqueza de esa fauna que parecía inagotable.
Las islas permanecieron deshabitadas hasta 1764. En esa época Louis Antoine de Bougainville fundó Fort Royal o Fort Saint Louis, en la bahía de la Anunciación.
Los primeros habitantes ensayaron los cultivos de trigo, implantaron árboles traídos desde el estrecho de Magallanes e introdujeron los primeros ganados.
En 1765, los ingleses establecieron una colonia, Puerto Egmont, en la isla Trinidad. España, que se consideraba soberana de la región, protestó ante Francia por la colonización logrando la restitución de Port Saint Louis que pasó a llamarse Puerto de Nuestra Señora de la Soledad. También se logró erradicar a los británicos quienes partieron definitivamente en 1774.
La creación del Virreinato del Río de la Plata (1776), mantuvo a las Malvinas bajo la jurisdicción de Buenos Aires.
Los sucesos de la Revolución de 1810 motivaron a Gerardo Bordas (por entonces gobernador de las islas) a jurar fidelidad al rey español. Este fue el último acto significativo efectuado por los españoles.
En 1820 el gobierno de Buenos Aires ordenó al corsario David Jewett tomar posesión de las tierras. El pabellón nacional argentino fue izado por primera vez el 6 de noviembre de 1820.
Argentina otorgó tierras a los ciudadanos Jorge Pacheco y Luis Vernet con el fin de que establecieran una colonia. Además, creó la Comandancia Política y Militar con asiento en Puerto Soledad y designó a su cargo a Luis Vernet.
En esa época, la fauna costera era objeto de una depredación irracional. El comandante Vernet dispuso medidas para frenar esa situación, ordenando la detención de tres barcos pesqueros estadounidenses. La reacción inusitada de Estados Unidos (saqueo de las poblaciones y captura de los habitantes), provocó un largo pleito.
Inglaterra aprovechó la situación conflictiva y envió sus fuerzas militares en la corbeta Clío, bajo el mando de John Onslow.
El 2 de enero de 1833, en Puerto Soledad, se enarboló la bandera inglesa iniciándose así el largo período que Argentina considera una usurpación, razón por la cual, a lo largo de los años, no ha cesado de reclamar su soberanía.
Numerosas negociaciones se han llevado a cabo desde entonces. En 1982 las tensiones desembocaron en un conflicto bélico que produjo profundos cambios en la región.
El triste episodio culminó con el triunfo de Inglaterra que contó en todo momento con el apoyo de Estados Unidos y los países integrantes de la Comunidad Europea. La República Argentina se encontró aislada internacionalmente.
Después de casi una década de interrupción, se restablecieron las relaciones bilaterales entre los dos países, inaugurándose una nueva etapa en la disputa de la soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias y Sandwich del sur.

LA GUERRA DE LAS MALVINAS


A partir de la segunda visita de RIDLEY y de sus inaceptables propuestas, no se produjo ningún avance en las negociaciones; antes bien, las relaciones entre ambos países se fueron endureciendo hasta culminar con el episodio de las Georgias y la posterior ocupación militar de las Malvinas por la Argentina.


Breve reseña de los acontecimientos.

El episodio de las Georgias, aparente desencadenante del conflicto armado.

Hacia fines de mayo de 1981 , la empresa "Georgias del Sur", en cumplimiento de un convenio firmado en Gran Bretaña, contrató un grupo de operarios argentinos con la misión de desmantelar una planta ballenera que se hallaba instalada en la Isla San Pedro -la mayor de las Georgias del Sur-, islas éstas que forman parte del grupo de las Malvinas en la definición hecha por las Naciones Unidas.
Esas actividades de la empresa -no obstante ser conocidas por el gobierno británico- provocaron, en el mismo, notoria irritación, que se puso de manifiesto al ser destacado a la vista de San Pedro el patrullero inglés Endurance, el cual según versiones de Londres, tenía las instrucciones de desalojar por la fuerza, si se lo consideraba necesario, al grupo de trabajadores argentinos.
Así las cosas, en la noche del 26 de marzo el comité Militar argentino resolvía prestar apoyo y proteger al citado grupo de ciudadanos. A efectos de dar cumplimiento a esas fun-ciones de protección, fueron destacadas hacia las proximidades del lugar varias unidades de la flota de guerra argentina; entre ellas, el Ba-ía Paraíso, con 200 infantes de marina a bordo.
Entretanto, en medio de una tensa situación en ciertos círculos cercanos al Ministerio de Relaciones Exteriores británico se hablaba de negociaciones en curso alrededor del episodio; - destinadas a presionar al gobierno argentino - para un retiro inmediato del grupo que trabajaba en las Georgias.
Durante las horas subsiguientes, las noticias procedentes del sur daban cuenta de un inusual movimiento de buques de guerra de la Armada Nacional en el Atlántico Sur.
En vísperas del 2 de abril, seguían las tareas de desmantelamiento de la paralizada planta ballenera. Al respecto, el presidente de la empresa contratista expresó al periodismo que el permiso originario para completar el operativo se extendía hasta marzo de 1983, con la posibilidad de prorrogarlo por un año más, si fuera necesario.


La ocupación militar de las Malvinas.

Durante la noche del 1 ° de abril de 1982 y la madrugada del viernes 2, parte de la flota argentina de mar operaba frente a las Islas Malvinas. Entretanto, la reducida dotación de infantes de marina británicos destacada en la capital malvinense (entonces Puerto Stanley) se desplegaba en actitud defensiva.
Esa misma noche se reunía el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a pedido del Reino Unido de Gran Bretaña, que denunció "la inminente amenaza de invasión argentina a las islas". La reacción argentina fue inmediata. Nuestro embajador ante las Naciones Unidas denunció, en dicho Consejo, la situación de grave tensión provocada arbitrariamente por aquel país en las Georgias.
A las 6.30 de la mañana del viernes 2, mediante un operativo combinado de las tres fuerzas, la Argentina logró desembarcar en Puerto Stanley y ocupar las islas, luego de algunos enfrentamientos en diversos lugares de las mismas, que culminaron con la rendición del gobernador británico ante el contralmirante Carlos Busser al mando de las fuerzas nacionales de Infantería de Marina, que fueron las primeras en desembarcar. Al mismo tiempo, el general Osvaldo J. García fue designado comandante de las Fuerzas Armadas en el teatro de operaciones.
A1 día siguiente de la ocupación era designado gobernador de las Malvinas el general MARIO BENIAMIN MENENDEZ, pasando a ser el segundo gobernador argentino del Archipiélago. El primero fue Luis VERNET, designado en 1 829 por MARTIN RODRIGUEZ.
El 3 de abril se reunió, a pedido de Gran Bretaña, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y dictó la Resolución 502 "exigiendo el retiro de las fuerzas argentinas de las Islas del Atlántico Sur". Votaron los 16 miembros del Consejo. El único país que lo hizo en contra del proyecto británico fue Panamá. Se abstuvieron China, España, Polonia y la Unión Soviética.
El 26 de mayo se reunió nuevamente el Consejo de Seguridad, aprobando la Resolución 505, por la que reafirma la anterior (502), instando a las partes en conflicto a cooperar plenamente con el Secretario General de las Naciones Unidas, JAVIER PEREZ DE CUELLAR, en sus esfuerzos por poner fin a las hostilidades. Entretanto -mientras se desarrollaban esas gestiones de pacificación, a las que se sumó el gobierno de los Estados Unidos- el gobierno británico alistaba gran parte de su poderosa flota de guerra y la desplazaba a toda máquina, rumbo al teatro de operaciones.
Simultáneamente, tanto el gobierno inglés como los países de la Comunida Económica Europea disponían drásticas sanciones económicas y financieras contra la Argentina.
El 28 de mayo se reunieron en la sede de la OEA (Washington) los cancilleres de los 21 países miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y adoptaron una resolución por 17 votos a favor y 4 abstenciones (Estados Unidos, Colombia, Chile y Trinidad-Tobago) "condenando el ataque británico a la Argentina y solicitando a los Estados Unidos que cese su asistencia militar al Reino Unido". A la vez, autorizó a los países latinoamericanos a ayudar a la Argentina en la emergencia; es decir, dejando la puerta abierta a una posible acción colectiva, o aislada, contra Gran Bretaña. Esto no llegó a concre-ar más allá de generalizadas expresiones de encendida solidaridad y apoyo diplomático, incluyendo, en algunos casos, ofrecimientos de eventual ayuda militar.

La visita de S. S. el Papa Juan Pablo II.


Ante la extrema gravedad de la situación, el Sumo Pontífice decidió viajar de inmediato a la Argentina, lo cual "configura -según se estimó en círculos vaticanos- un dramático gesto de paz sin precedentes en la historia del Pontificado Romano".
El Papa llegó a Buenos Aires el 1 de junio, permaneciendo en el país dos días, durante los cuales desplegó una intensa actividad que comprendió, fundamentalmente, una prolongada entrevista con la Junta Militar y con el presidente de la Nación, dos misas concelebradas por él mismo y los cardenales, que congregaron centenares de miles de Fieles. Una de ellas en Palermo y la otra, en Luján. Durante esos actos y otras apariciones ante la multitud, el Papa pronunció conmovedoras alocuciones en español, instando a toda la Nación a orar por la paz.
En el momento de disponerse a partir hacia Roma, el Sumo Pontífice mantuvo una conversación a solas con el presidente Galtieri, cuyos términos no trascendieron.

El desenlace.

Al mismo tiempo que el Papa elevaba sus súplicas por la concordia y la paz ante inmensas multitudes, recrudecía en las Malvinas y en las Geórgicas la lucha después del desembarco británico en diversos puntos de sus territorios.
El día 14 de junio las fuerzas británicas presionaban con una manifiesta superioridad en armamentos y en efectivos humanos, en las afueras del Puerto Argentino, capital malvinense.
Al promediar la tarde de ese día el Estado Mayor Conjunto argentino dio a conocer el Comunicado 163, cuyo texto decía: "El Estado Mayor Conjunto comunica que el comandante de la fuerza de tarea británica, general More, conferenció con el comandante militar de las Malvinas, general de brigada Mario BENJAMIN MENENDEZ, hoy, 14 de Junio de 1982 a las 16 horas. En estos momentos, en la zona de Puerto Argentino, hay un alto el fuego de hecho, no concertado por ninguna de las dos partes".
El mismo día 14, cerca de la medianoche, fue firmada el Acta Final de Rendición del comandante de las fuerzas argentinas de aire, mar y tierra, general Menendez ante el general J. J. Moore como representante del gobierno británico. El general Menendez, al firmar, tachó la palabra "incondicional" que seguía a la de "rendición", y otra que resultó ilegible.
Desde la firma del Acta de Rendición el 14 de junio de 1982, como resultado del conflicto armado, la situación político-jurídica con el Reino Unido por la posesión del Archipiélago y sus adyacencias no ha variado sustancialmente. Nuestro país ha continuado sosteniendo inveteradamente en todos los foros internacionales sus derechos a la soberanía de dichos territorios y su intención de reanudar las negociaciones bilaterales; pero las mismas se ven trabadas, dado que el gobierno inglés se mantiene inflexible en su posición de no avenirse a tratativas que estén condicionadas por la Argentina a la cuestión de la soberanía, a la vez que se afirma en su conocida tesis de que el futuro de las islas debe ser resuelto por los isleños.

GEOGRAFIA

UBICACION, SUPERFICIE, POBLACION

ORIGEN DEL NOMBRE:

Marinos franceses se establecieron en un lugar de la bahía que los españoles llamaron de la Anunciación, con elementos provenientes de Saint_Maló (Francia); las islas tomaron entonces el nombre de Malouines, que los españoles a su vez transformaron en Malvinas. Posteriormente los ingleses adoptaron el nombre de Falkland.

UBICACIÓN:

El extenso archipiélago denominado Islas Malvinas se halla ubicado en el Atlántico Sur, a unos 550 Km. al este de las costas patagónicas argentinas. Está comprendido entre los paralelos 51 y 53 de latitud sur y entre los meridianos 57 y 62 de longitud oeste de Greenwich.Su distancia a Buenos Aires es de aproximadamente 1.800 Km; a la boca del estrecho de Magallanes cerca de 500 Km y al Puerto de Río Gallegos aproximadamente 600 Km.

COMPOSICIÓN:

Está integrado por dos Islas principales: Soledad (al este) y Gran Malvina (al oeste) separadas entre sí por el Estrecho de San Carlos ( que tiene una anchura media de 15 Km.) y un enjambre de islas cuyo número pasa de cien, entre ellas; Borbón, Trinidad, Sebaldes, del Pasaje, Goicochea, San Rafael y San José ( en torno a Gran Malvinas) y Bougainville, de los Leones Marinos, Pelada, Jorge y Aguila ( en torno a Soledad).

SUPERFICIE

La superficie total de las islas es de 11.410 Km2.
La Isla Soledad tiene 4.353 Km2 y la Gran Malvina 6.307 Km2. Es decir que el resto de las pequeñas islas ocupan sólo 1.058 Km2.
La Isla Soledad tiene una longitud de 156 Km y la Gran malvina 143 Km.

POBLACIÓN

Los Kelpers, habitantes malvineros, tienen la ciudadanía británica. La mayoría vive en Puerto Argentino (que ellos llaman Puerto Stanley) y el resto en granjas o en los islotes del archipiélago. Ellos decidieron que, hasta que nuestro país deje de reclamar la soberanía, los argentinos serán los únicos que no podrán ingresar a las Malvinas.
De acuerdo al Censo Nacional de 1980, la población alcanzaba sólo a 1.800 personas, sin contar el destacamento militar permanente que albergaría a unos 4.000 efectivos en la actualidad.
Debe señalarse que el proceso demográfico de las Malvinas es muy paticular. Todo gira alrededor de las migraciones; de modo que poco influye en las cifras la natalidad y la mortalidad. se trata de una población inestable que se desplaza hacia y desde las Islas Británicas.
La tasa de crecimiento demográfico es negativa desde 1921 con la sola excepción de 1931. Desde esa fecha hasta 1980 la población disminuyó en un 6 por mil anual.
En cuanto a la distribución de la población diremos que la mayor concentración se encuentra en Puerto Argentino (Puerto Stanley) ubicada en el extremo nordeste de la Isla Soledad. La población rural (pastores), se halla diseminada en los contornos de las islas. La tasa de masculinidad es similar a la de algunas provincias argentinas (rurales), es decir, elevada, aunque inferior a la de la patagonia. Se estima que se mantiene en 123 varones cada 100 mujeres.
En cuanto a la navcionalidad de origen de la población estable, la mayoría son nativos.

COSTAS - RELIEVE - GEOLOGIA – HIDROGRAFÍA

RASGOS GEOLÓGICOS DEL TERRITORIO - Afinidades con la Patagonia

Rasgos geológicos del territorio. Afinidades con Ia Patagonia
En el extremo meridional de la Malvina occidental, en cabo Meredith, se han encontrado afloramientos de una formación precámbrica que aparecen también en la Patagonia.
Sobre dicho basamento precámbrico, poco extenso en superficie en el archipiélago, se hallan capas espesas de sedimentos devónicos, marinos y continentales; son de mayor extensión en 1a Gran Malvina (occidental) y en la porción septentrional de la isla Soledad (oriental). La cubierta de sedimentas del Paleozoico predominante en las Malvinas se considera vinculada con el sistema de los Patagónides [sierra de San Bernardo), del centro del Chubut.
También existen estrechas afinidades con el territorio argentino en la formación sedimentaria superior; está vincu-lada con la serie estratigráfica de Ventania (estratos de Pillahuincó?)y con las de la Patagonia. En la base de esta formación sedimentaria de las islas hay depósitos de origen glacial, lo mismo que en Ventania.
Esos elementos estratigráfíco5 están atravesados por rocas volcánicas de la familia de los basaltos, consideradas como afines a las que en territorio argentino han formado efusiones en el período triásico.

RELIEVE


Es un relieve "maduro", es decir, aplanado por un largo proceso de erosión, ya que fas islas están constituidas por formaciones del Paleozoico. Está constituído por planicies, a veces onduladas y cerros redondeados cuya altura media no llega a los 700 m.Los rasgos más destacados son:
· Las planicies accidentadas, con asomos rocosos` que constituyen el tipo de relieve predominante en las Malvinas, como la muy extensa que forma la porción meridional de la isla Soledad.
· Algunas serranías que recorren las dos islas princi-pales y se proyectan hasta los archipiélagos periféricos. Por ser montañas viejas son bajas, con formas generalmente redondeadas, aunque algunas fracturas le han otorgado aspereza a las cumbres en ciertos parajes. En la isla Soledad las serranías se extienden desde la bahía de La Anunciación, donde se halla Puerto Stanley, hacia el O hasta alcanzar el estrecho de San Carlos; es la sierra de Wickham, que culmina en el monte Osborne, de 685 m. En la Gran Malvina se mantiene la misma orientación y allí se levanta el monte Adam, de 698 m, la mayor altura del archipiélago.
Las rocas más abundantes en todas estas montañas son areniscas, cuarcitas y pizarras.
En general, se trata de un relieve que presenta todas las características de un intenso y prolongado desgaste erosivo. llama la atención, asimismo, la presencia de bloques de piedra que habrían sido arrastrados por la fusión de los glaciares a través de los lechos de antiguos ríos hoy desecados. Son los llamados ríos de piedra.

COSTAS

Las Malvinas tiene un sorprendente desarrollo de costas, que se eleva a más de 4.000 Km.
Es de destacar el contorno pronunciadamente recortado de las Malvinas: grandes bahías alargadas, llegan casi a seccionar a las islas mayores; la Bahía Choiseul, en la Isla Soledad, se interna desde la costa oriental hasta acercarse a solo 3 Km. del estrecho de San Carlos. Muchas bahías pequeñas dependientes de las grandes multiplican las articulaciones de la costa.Estas bahías, especialmente las de la Isla Soledad, constituyen excelentes puertos como no los tiene la patagonia, a excepción de Puerto Madryn.
Sobre el estrecho San Carlos acantilados de gran altura forman el límite algo menos articulado de las dos islas.
Gran cantidad de islas e islotes acompañan el recortado contorno de las islas mayores.
Las costas son muy irregulares; por momentos altas y escarpadas, alternando con trechos de playa de arena blanca muy fina. En nada envidiarían a la de los mejores balnearios, sino fuese por su agua tan fría.Las mejores y más abrigadas playas se encuentran en el interior de las bahías

HIDROGRAFIA

La hidrografía de las Malvinas consiste en:

  • una elevada cantidad de pequeñas corrientes de corto recorrido y de caudal sostenido todo el año.
  • pequeñas masas de agua, almacenadas en cavidades naturales de las planicies.
  • ríos de piedra, tipo de accidente geográfico exclusivo de estas islas.

El río de piedra consiste en un cauce fluvial que puede tener hasta un km. y medio de ancho; se xtiende generalmente desde las laderas peñascosas de la serranía hasta sumergirse en el océano. En su lecho se acomodan desordenadamente bloques angulosos de peñascos de distinto tamaño; alcanzan un espesor considerable que no permiten ver el fondo, pero se oye el rumor del agua de un arroyo bajo las piedras.Estos ríos constituyen una forma fósil del relieve, pues de acuerdo con la teoría más aceptable sobre su orígen es que han sido generados en los períodos glaciarios por factores que en la actualidad no subsisten.

CLIMA

La descripción del clima de las Malvinas puede hacerse sobre la base de las observaciones meteorológicas de las estaciones más cercanas, o bien por referencias de observadores que las visitaron.
Para los climatólogos, el clima malvinero es de carácter típicamente oceánico, lo cual puede reconocerse por la reducida amplitud anual de temperatura, la cual oscila durante todo el año entre fresco en verano y frío moderado en invierno. Según los autores citados, la temperatura máxima media corresponde a un fresco suave, con una máxima absoluta que califican de cálida moderada.
Las temperaturas máximas se registran en enero, con una media de aproximadamente 10° C y una máxima de hasta 20° C. Las mínimas tienen lugar en julio, con un promedio de 2° C y 0,5° C.
Los vientos dominantes son del Oeste, Noroeste y Sudoeste y adquieren singular violencia.
La humedad relativa es permanentemente elevada, dado el carácter insular marítimo del clima.
En cuanto a las lluvias, son del orden de los 600 mm anuales, distribuidas de la siguiente manera: moderadas en verano y otoño; escasas en invierno y primavera. En materia de precipitaciones el rasgo saliente son las persistentes lloviznas.
No obstante lo riguroso del invierno, sobre todo por los vientos del continente antártico, el clima de las Malvinas es más benigno que el de la Patagonia de la misma latitud {Río Gallegos). Esto se debe a la acción moderadora del mar. Si bien no hay gran diferencia entre el clima de ambas islas, es más apacible el de la Isla Soledad por hallarse más protegida de los vientos del Oeste por el sistema montañoso de ambas. Es por tal razón que en la parte oriental de dicha isla se ha concentrado el grueso de la población y de la actividad del archipiélago.

FLORA

Tanto por la latitud como por las lluvias, la vegetación que debiera corresponderle a las Malvinas seria la de los bosques subantárticos del sur de Santa Cruz y de Tierra del Fuego. Pero la realidad es que la persistencia e intensidad de los vientos impide el desarrollo de árboles. Por ello, la vegetación, si bien es densa, está constituida por arbustos y pastos en forma de matas, alternando con verdaderas alfombras de color verde grisáceo en el verano y amarillo en el invierno. Puede definirse como estepa arbustiva.
La formación vegetal es constante en el curso del año y cubre todo el suelo, excepto algunos parajes rocosos prominentes Carece completamente de árboles, los hubo en un pasado período geológico, de las mismas familias de los cipreses y araucarias de la cordillera andina.

Como planta típica de las islas merece citarse el tussock, que es una gramínea gigante de hasta 3 metros de altura, que semeja un junco y es muy codiciada por la hacienda ya que sirven como alimento del ganado.Frecuentemente forma densos "bosques"que sirven de refugio a lobos marinos y en los que hacen las cuevas los pinguinos patagónicos.
En las playas rocosas crece el repollo de mar cuyas hojas tienen una textura aterciopelada.
En los bajos terrenos impermeables abundan los musgos, donde va formándose turba, que es prácticamente el único combustible de los isleños.
Hay gran cantidad de pastos de poca altura, generalmente duros; menudean las matas en cojin, como en la estepa patagónica.
Hay algas que adquieren dimensiones y difusión extraordinarias en el contorno marino y en los canales que se interponen entre las islas; a flor de agua suelen alcanzar hasta 100 m. de longitud.
Las descripciones más serias de la flora malvinera datan de 1913 y en ellas se citan 143 especies, muy pocas de las cuales pertenecen a la flora característica de la meseta patagónica, con excepción del sector húmedo de Tierra del Fuego.

FAUNA

La fauna de las islas malvinas pertenece al distrito zoogeográfico patagónico, aunque ofrece algunas peculiaridades con respecto a la parte continental del mismo.

La fauna es riquísima en volátiles y en especies terrestres y acuáticas.

AVES

La variedad de aves, tanto terrestres como acuáticas, es extraordinaria.
Las aves marinas están representadas por numerosas especies y son de dos clases, voladoras o no.
. Entre ellas se puede mencionar: cauquén marino o caranca (comedor de algas marinas); cauquén colorado (es acusado de dañar las pasturas y se encuentra en peligro de extinción); quetro malvinero (es un pesado pato marino que no vuela y es exclusivo del archipiélago); ostrero austral (se alimenta de mariscos que extrae con su pico); chorlito doble collar.

Entre las aves marinas voladoras se pueden mencionar los albatros, petreles, gaviotas, cormoranes, el damero, el quebrantahuesos, la golondrina de mar y diversos palmípedos, entre ellos el curioso "pato vapor", que no vuela, pero nada a gran velocidad produciendo un ruido semejante a un motor en marcha.
Los cormoranes se carcaterizan por el cuello largo y alas de poco desarrollo, se encuentran cerca de la costa y su vuelo es rasante. El cormorán de las rocas, de cuello negro y el rey o real, son las especies de Malvinas. el real tiene el dorso negro y la zona central blanca con el penacho sobre la cabeza.
El ave marina más hermosa es el albatros, que vuela sobre el mar y anida en islotes rocosos; algunos ejemplares alcanzan una envergadura de tres metros.
El ave depredadora de las islas es el Skua pardo de Malvinas.
Gaviotas, gaviotones y golondrinas de mar también abundan en el litoral de las islas. La paloma antártica (Chionis alba) de cuerpo reducido y níveo plumaje, de vuelo corto y lento, llega también a las islas.


Entre las aves no voladoras figura el pinguino.
En las Malvinas se han observado desde épocas antiguas cuatro clases de pinguinos: el real, papua, de penachos amarillos y el magallánico.
El pinguino real es el segundo en tamaño de los pinguinos existentes y sólo cede en talla al emperador.
El pinguino papua, llamado también gentoo, se individualiza fácilmente por su pico rojo o anaranjado y una especie de cofia blanca que va de uno a otro ojo en la cabeza negra.
Los pinguinos de penacho amarillo o rockhopper son más chicos que el papua, alcanzando una altura de 0,60 cm de altura. La cabeza es negra con dos penachos amarillos a ambos lados de la parte superior partiendo cerca del pico.
El pinguino magallánico, también llamado "Jackass"en Malvinas, alcanza una altura de 0,70 m. La superficie dorsal es gris oscura, cabeza y garganta negra con una banda en forma de "U" sobre la cabeza y otra sobre el ombro de color blancuzco característico.

Entre las aves terrestres encontramos: una especie de ganso de las colinas de muy buena carne y otra de ganso

de los valles. Otras aves son el macacito y la gallareta de Malvinas, el chorlo de doble collar, el halcón peregrino, el cisne de cuello negro, los patos crestados, overo y pampa.
Tambien se encuentra la agachadiza o becasina común, el cuaco o martineta, la remolinera negra, el chorlo de pecho rojo y negro y el de Magallanes. Un carancho y un chimango malvinero, además del halcón, representan a los rapaces.

En tiempos de Darwin existía en las Malvinas una especie propia de zorro-lobo ( animal de aspecto intermedio entre el lobo y el zorro, más bajo que el primero porque sus patas eran más cortas y más corpulento que el segundo siendo la cola más larga y peluda que la del lobo) de pelaje tupido, con el extremo de la cola blanco( al que se llamó warrab),que ha desaparecido totalmente ya que los colonos británicos lo sometieron a una despiadada persecusión ( en 1856) por considerarlo una plaga del ganado ovino, causando su extinción.
El zorro-lobo malvinero es el primer caso de extinción provocado directamente por el hombre en territorio argentino.




Entre los mamíferos marinos se destaca el lobo de dos pelos u oso marino austral, que se reproduce en contados apostaderos insulares. Los ejemplares miden entre 1,40 m y 2 m y su peso oscila entre 50 Kg. y 160 Kg.Fue perseguido por su piel muy fina, apta para confeccionar abrigos para damas
A todas esas especies, deben agregarse las citadas por otros visitantes de las islas, particularmente las focas, Leopardos de mar, leones, lobos y elefantes marinos, que no son habitantes de las islas, sino simples huéspedes a su paso desde o hacia la Antártida.
El leopoardo marino es feroz y carnicero y se alimenta de pinguinos entre los que hace verdaderos estragos.
También es notorio el elefante marino del sur cuyos ejemplares machos poseen una corta trompa que actúa como cámara de resonancia para aumentar la potencia del rugido.
Los cetáceos fueron otrora también abundantes en las aguas de las malvinas, donde encontraban en abundancia su alimento favorito, el Krill (crustáceo de gran valor nutritivo).
La ballena azul es el animal viviente más grande. hasta fines del siglo pasado las habia por decenas de miles en los mares australes y antárticos. Hoy se las cuenta por centenares y es probable su extinción

En cuanto a peces, se menciona el puyen, exclusivo de las malvinas.Predominan el sábalo, el mujol, el róbalo, el pejerrey, la trucha arco iris, el esperlano y la merluza

ASPECTOS SOCIALES

La cuestión educacional no ofrece dificultades en la capital, dada la concentración de la población que se señaló. En cambio, en lo que podríamos llamar el "interior, que en realidad son las costas marítimas alrededor de las bahías, se hace muy difícil establecer escuelas debido a la escasa densidad de población y la falta de maestros, que por otra parte serían desaprovechados por la razón indicada. El problema ha sido resuelto en parte mediante el sistema de maestros viajeros de nivel primario que recorren pequeños poblados, es decir, lo que allí llaman estancias.

Existe una biblioteca en la capital. También un solo hospital. La catedral es anglicana, pero los catolicos también tienen una iglesia.
En cuanto a la estructura social se distinguen tres estratos: la clase alta, que se compone de funcionarios británicos, de los directivos de la compañía de las Islas Falkland y de los estancieros; la clase media que son los empleados y los artesanos también ingleses y la clase inferior (la menos numerosa) la constituyen los nativos o malvineros que no pueden ser ni funcionarios ni directivos de empresas.

FORMA DE GOBIERNO

El jefe de gobierno es el gobernador designado por la Corona británica, quien cuenta con un Consejo asesor de siete miembros.
El Poder Legislativo se compone de once miembros, de los cuales solamente cuatro son elegidos por el pueblo. Funcionan, asimismo, dos tribunales (La Suprema Corte y el Tribunal Secundario o de Paz) que constituyen el poder judicial.

PUERTO ARGENTINO

Una calle de Puerto Argentino, capital de las Malvinas. Las casas son de estilo europeo


Los orígenes de esta ciudad, llamada Puerto Stanley por los ingleses, se remontan al traslado de la población de Port Saint Louis a la bahía Williams, en 1844.
Es la ciudad más importante de las Islas Malvinas, la ciudad más poblada y la única que posee funciones urbanas. Conserva el encanto de una aldea galesa, con casas de techos coloridos, y jardines llenos de flores.
A lo largo de la costanera avenida Ross están los principales edificios: la iglesia Saint Mary (católica); la Christ Church (anglicana), el supermercado West Store, la Casa de Gobierno y la residencia del gobernador.
Hacia el oeste, el museo local guarda reliquias del pasado y recuerdos del reciente conflicto del Atlántico Sur. A metros de la escuela hay una pileta y un gimnasio cubiertos y frente a ellos, se halla un moderno hospital.
La ciudad alberga unos mil doscientos habitantes (de los dos mil cincuenta con los que cuenta en total el archipiélago).
Son llamados kelpers, nombre que los identifica con una enorme alga de esas islas, y algunos de ellos habitan allí desde hace seis generaciones. A partir de 1982 los isleños se embarcaron en profundos cambios: instalaron hilanderías, talleres para reparaciones navieras, racionalizaron los servicios y activaron la industria de carnes para exportación, el turismo y obras viales. Antes de esa fecha casi no había caminos rurales en Malvinas.
La mayoría de los ciudadanos tiene teléfono propio con discado directo internacional. Una estación de televisión, que depende de las fuerzas armadas británicas, emite programas durante gran parte del día y dos radios (una civil y otra militar) transmiten AM y FM las veinticuatro horas del día.
Existen dos diarios locales: el Penguin News y el Teaberry Express. También pueden sintonizar canales de televisión chilenos y argentinos, especialmente cuando hay partidos de fútbol.
Antes de la guerra la comunidad se desmorona-ba por la falta de oportunidades. Luego, la situación cambió notablemente.

Bandera argentina flamendo en Puerto Argentino

MARCHA DE LAS MALVINAS

¡Tras su manto de neblinas,
no las hemos de olvidar!
"¡Las Malvinas, argentinas!"
clama el viento y ruge el mar,
Ni de aquellos horizontes
Nuestra enseña han de arrancar,
pués su blanco está en los montes
Y en su azul se tiñe el mar.
Por ausente, por vencido
bajo extraño pabellón,
ningún suelo más querido
de la Patria en la extensión
¿Quién nos habla aquí de olvido,
de renuncia, de perdón?
¡Ningún suelo más querido
de la Patria en la extensión!
¡Rompa el manto de neblinas,
como un sol, nuestro ideal;
"Las Malvinas, argentinas
en dominio ya inmortal"!
Y ante el sol de nuestro emblema.
Pura, nítida y triunfal,
brille, ¡oh Patria!, en tu diadema
la perdida perla austral.

coro

¡Para honor de nuestro emblema,
para orgullo nacional,
brille, ¡oh patria!, en tu diadema
la perdida perla austral!

Letra: Carlos Obligado
Música: José Tieri

Carlos Obligado - Biografía

Hijo de Rafael Obligado. Escritor y profesor nació en Bs.As. en 1890 y murió en 1949. Estudió en la Facultad de Filosofía Y letras de la Capital Federal, Pcia. de Buenos Aires y fue decano interventor por designación del gobierno del general Uriburu en 1931; volvió a ocupar el cargo de Interventor en 1943 y en 1944 fue Interventor de la Universidad de Buenos Aires. Publicó unprimer libro de inspiración romántica, Poemas (1920), dió en 1923 un volúmen de traducciones de románticos franceses con el título: "Los grandes románticos"; se dedicó luego al ensayo y a la crítica en "Las cuevas del fósil"(1927) y tradujo en 1932 los poemas de Edgar Alam Poe, con anotaciones. Elegido miembro de la Academia Argentina de letras en 1932, pronunció un discurso de recepción sobre el argentinismo de Rafael Obligado, homenaje a la memoria de su padre. Publicó en 1936 "Temas poéticos, recogió luego la antología poética de leopoldo Lugones, con un prólogo sobre la obra lugoniana. "Patria"(1943) y "Ausencia"(1945) son otros libros suyos, éste último premiado por la comisión nacional de cultura. Actuó en la comisión Nacional de Cultura. Actuó en la Comisión Nacional de CooperaciónIntelectual, desde 1937, en la Comisión Protectora de Bibliotecas Municipales desde 1943, en el Instituto Sanmartiniano; fue director del Instituto de Literatura Argentina

POEMA LAS MALVINAS

Tiene las alas salpicadas de islotes
Es nuestra bella del mar.
La Patria la contempla desde la costa madre
con un dolor que no se va.
Tiene las alas llenas de lunares,
lobo roquero es su guardián.
La patria la contempla. Es un ángel sin sueño
la patria junto al mar.
Tiene el pecho de ave sobre la honda helada.
Ave caída es su igual.
el agua se levanta entre sus alas.
Quiere y no puede volar.
El pinguino la vela. La gaviota le trae
cartas de libertad.
Ella tiene sus ojos en sus canales fríos.
Ella está triste de esperar.
Como a mujer robada le quitaron el nombre:
Lo arrojaron al mar.
Le dieron otro para que olvidara,
que ella no sabe pronunciar.
El viento es suyo; el horizonte es suyo.
Sola, no quiere más.
Sabe que un día volverá su hombre
con la bandera y el cantar.
Cautiva está y callada. Ella es la prisionera
que no pide ni da.
Su correo de amor es el ave que emigra.
La nieve que cae es su reloj de sal.
Hasta que el barco patrio no ancle entre sus alas,
ella se llama soledad

José Pedroni

10 DE JUNIIO

DIA DE LA REAFIRMACION DE LOS DERECHOS SOBRE MALVINAS


El 10 de junio, "Dia de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre la Malvinas, Islas y Sector Antártico", la Nación Argentina conmemora la creación de la "Comandancia Politica y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Homos en el Mar Atlántico", por Decreto del Gobernador Martin Rodriguez de 1829.
Desde el inicio de su existencia como nación independiente, la República Argentina exterierizó a través de actos de gobierno, la firme voluntad politica de ejercer su soberania efectiva en los territories australes y espacios maritimos heredados de España.
Este efectivo ejercicio de soberania fue interrumpido cuando en 1833 fuenzas británicas ocuparon las Islas,'expulsando a la población y aurtoridades argentinas alli establecidas. En lo sucesivo, a los ciudadanos argentinos se les impidió establecerse libremente o ser propietarios de tierras en esos territories.
El pueblo y gobierno argentinos nunca consintieron en este acto de fuerza y reiteran hoy, al igual que en el pasado, su determinación Irrenunciable de recuperar por la via pacifica de las negociaciones diplomáticas y conformes a las multiples llamamientos de la comunidad internacional, el ejercicio de la soberania sobre las Isles Malvinas, Georgias dal Sur y Sandwich del Sur y los espacios maritimos circundantes.
El reclamo argentino ha sido tradicionalmente respaldado por los paises de nuestra región y por numerosos organismos internacionales, incluyendo la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Asamblea General de los Estados Americanos. Estos foros han reiteradamente pedido a los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido la reanudación de las negociaciones que permitan resolver definitiva y pacificamente la controversia de soberania.
El Gobierno Argentino reitera su disposición a continuar explorando entendimientos con el Reino Unido, que contribuyan a consolidar un clima de cooperación en el Atlántico Sur. Estos esfuerzos se enmarcan en el compromiso asumido por la República Argentina, incorporado a su Constitución Nacional, de respetar el modo de vida de los habitantes de las Islas Malvinas.
En esta fecha trascendente, el Gobierno Argentino reaclma su convencimiento de que la reanudación de las conversaciones sobre el fondo de la cuestión, asi como el restablecimiento de las comunicaciones, crearán el marco propicio para una pacifica y duradera solución de la controversia.

Este trabajo ha sido realizado por Cristina Ferrari – Bibliotecaria – siempre pensando en incorporar temas en castellano a la red y del que no existe material


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda