Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Porcelana: breve historia

Enviado por latiniando



Históricamente la porcelana ha sido siempre considerada como un articulo de lujo imprescindible para dar brillantez a las mejores mesas.

Su dureza, su posibilidad de moldeo y sus posibilidades infinitas de decoración, la han hecho siempre digna de Reyes y Príncipes.

Los primeros vestigios de porcelana que se conocen se remontan a la China de hace 4.000 Años, sus orígenes se sitúan en los yacimientos de Kaoling (Yacimientos que han dado nombre a la materia prima básica de la porcelana) situados en la Provincia de Kiangsi.

La porcelana tal y como la conocemos hoy alcanzó su máximo esplendor durante la Dinastía Sung, dinastía reinante en china durante los siglos XIII de nuestra era.

Durante varios siglos, los comerciantes Florentinos y Venecianos comerciaban con Oriente y aportaban a Europa esas maravillosas piezas de porcelana tan buscadas hoy por los coleccionistas, no fue hasta bien entrado el siglo XVIII que se pudo fabricar en Europa una porcelana comparable a la china. Fue Johann Friedrich Boettger que en el año 1.710 consiguió fabricar en Meissen pasta de porcelana dura. Durante Años, el proceso de fabricación de la porcelana fue mantenido en secreto pero la demanda de la Nobleza Europea por el maravilloso material no tardó en extender el conocimiento del mismo e impulsar el establecimiento de nuevas fábricas de porcelana.

En Europa, la zona de Bavaria (Situada en el Sureste de la actual Alemania) por su situación y especiales características, dio origen a una de las mejores porcelanas jamás fabricadas, en la que se combinaban la laboriosidad tradicional Germana con las magnificas cualidades de las materias primas utilizadas.

Todavía hoy, a pesar de los enormes cambios habidos en los sistemas productivos, es la composición de la materia prima lo que determina fundamentalmente el aspecto y la calidad final del producto acabado, la actual composición de la porcelana se basa en la justa composición de los siguientes materiales:

CAOLÍN: El caolín es una arcilla primaria procedente de la descomposición de rocas feldespáticas, el mayor porcentaje de su composición corresponde a la caolinita que es un silicato de alumina hidratado, formado por una molécula de alumina, dos de sílice y dos de agua.

Tras la cocción es el caolín lo que da a la porcelana su coloración blanca y es lo que mantiene la rigidez y estabilidad en la pasta a alta temperatura.

FELDESPATO: Los feldespatos constituyen el 60% de las rocas ígneas, son silicoaluminatos de sodio (Albita), potasio (Ortioso) y calcio (Anortita).

Representan la parte más importante de los fundentes utilizados en las pastas y derivados cerámicos.

El punto de fusión de los feldespatos está entre los 1.110 y 1.530 ºC. La presencia de Alcalis da a los feldespatos un punto de fusión relativamente bajo, por lo que en la mezcla normal de arcilla, cuarzo y feldespato, este se reblandece y funde formando un líquido viscoso mientras que la arcilla y el cuarzo permanecen como partículas sólidas. El feldespato fundido "moja" gradualmente estas partículas distribuyéndose a través de las masa y manteniéndolas unidas gracias a su tensión superficial, gradualmente las disuelve en parte y reacciona químicamente, con lo cual las cualidades del producto resultante difieren del de las materias primas que lo forman.

CUARZO: El cuarzo el un mineral de estructura compacta, durísimo y rígido, debido a la fuerza de sus enlaces su punto de fusión es muy elevado, en la pasta de porcelana es el cuarzo el que evita que las piezas se contraigan o deformen. Por lo tanto, podemos afirmar que el comportamiento del sílice y en consecuencia del cuarzo en la cocción, está caracterizado por sus transformaciones y procesos de disolución con los otros componentes de la pasta.

La conjunción de estas tres materias primas descritas y los correspondientes procesos intermedios de molienda, tamizado, mezcla y amasado, formarán la base de la porcelana que tras su moldeado o prensado en platos, tazas, fuentes y demás piezas, pasarán por primera vez a un horno donde a una temperatura de 950/1000 ºC durante 20 horas, perderán el agua de su composición, quemarán las sustancias orgánicas y resto de carbón que puedan contener y el caolín se transformará en metacaolín, la materia dejará de ser plástica pasando a ser indeformable quedando con una porosidad del 25 % idónea para el proceso de aplicación del vidriado.

Genéricamente el proceso de vidriado consiste en cubrir los productos cerámicos y en particular a los materiales feldespáticos como la porcelana, con una película vítrea. En la constitución de los vidriados volvemos a encontrarnos con gran parte de las mismas materias primas utilizadas en la composición de la pasta base si bien en distintas proporciones. En la pasta de vidriado se incluyen carbonato calcico y carbonato magnesico que facilitan la fusión de los vidriados, consiguiendo que la cubierta aplicada a la pasta base alcance el punto de fusión a la misma temperatura, por lo que la fusión perfecta de ambas hace que su delimitación resulte difícil de apreciar a simple vista.

Como último paso en el proceso de fabricación de la porcelana podemos mencionar el decorado de las piezas, este se suele realizar mediante fileteado manual o mediante calcomanía cerámica.

El proceso de fileteado consiste en pintar sobre las diferentes partes de las piezas unas líneas, concéntricas o no y de más o menos ancho. El especialista en fileteado trabaja a mano con unos útiles muy sencillos, utilizando colores cerámicos compuestos por óxidos metálicos que actúan como colorantes y fundentes. Se usan colores sobre o bajo barniz, suspensiones de oro brillante, mate, plata, lustres, etc…, solo un pulso firme y una gran experiencia permiten al fileteador realizar un trabajo limpio, continuado y perfecto.

La decoración mediante calcomanía cerámica el probablemente el sistema mas corriente pero de mejores resultados de decorar porcelana, el proceso de fabricación y utilización de calcomanías es complejo y caro pero compensa por la calidad y limpieza de los motivos decorativos que pueden obtenerse. Las calcas consisten en diversas capas de óxidos metálicos cubiertos por una capa final de colodión, extendidos sobre una hoja de papel. No describiremos el sistema de colocación de las calcas por considerarlo suficientemente conocido.

En cualquier caso y tanto para los decorados en filo cono para los de calca, la pieza con el mismo ha de volver al horno para que a 900/1.400 ºC los colores cobren toda su viveza y los distintos oxidos utilizados se integren en la capa de vidriado consiguiendo con ello una porcelana bella, resistente y útil.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Tecnología

    Prehistoria. Edad Antigua. Edad Media. Edad Moderna. Edad Contemporánea. Arado, Escritura, Fuego, Rueda, Herramientas d...

  • El nuevo milenio

    El progreso técnico y científico. La revolución de las comunicaciones. Un Mundo Global. Los problemas del comienzo del n...

  • Recipientes de almacenamiento

    Almacenamiento de líquidos. Almacenamiento de gases. Tanques atmosféricos. Tanques elevados, abiertos. Tejados flotantes...

Ver mas trabajos de Tecnologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda