Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La insurrección de Rupununi

Enviado por osram



Palabras Clave: Rupununi, Guyana, Venezuela, Relaciones Internacionales.

Introducción

La Insurrección en Rupununi constituyó una buena oportunidad para Venezuela para realizar una efectiva lucha de nuestros intereses sobre el territorio que fue usurpado a nuestro país por el imperialismo de Inglaterra.

En este trabajo se explicarán los sucesos ocurridos en la región de Rupununi, así como las causas y el desarrollo del conflicto entre las posiciones de los gobiernos de Guyana y de Venezuela hasta el final de la polémica que se desarrollo como consecuencia de la sublevación en Rupununi.

1. Antecedentes

1.1. Reseña Histórica

En el año de 1499, los conquistadores españoles tocaban por primera vez en las tierras de lo que hoy es Guyana, aunque no se asentaron en el territorio; los mapas más antiguos de Venezuela, muestran que la Guayana Esequiba formó parte de nuestro territorio desde un principio. En aquella época Venezuela estaba conformada por un grupo de provincias, entre las cuales estaba la provincia de Guayana, esta en el siglo XVI comprendía los territorios de lo que es hoy la Guayana venezolana y las Repúblicas de Guyana y Surinam. (Ver Mapa 1).

Un siglo mas tarde, los holandeses se establecieron en las llanuras guyanesas hasta el margen oriental del río Esequibo, y en el año de 1648, al término de la Guerra de los Treinta años, por el Tratado de Munster, el Imperio Español reconoce la posesión legítima de esos territorios a Holanda.

Hasta el siglo XVIII, en dichos territorios bajo dominio holandés, prosperó una economía agrícola a base del cultivo de café, cacao, algodón, tabaco y caña de azúcar, que se fue desarrollando en la zona costera. Los indígenas, tribus descendientes del tronco arahuaco, se negaron a colaborar en los trabajos cañeros por considerarlos muy duros y no pudieron ser sometidos por las armas, por lo que emigraron hacia las zonas selváticas del sur, donde se asentaron finalmente.

Fue entonces cuando se llevo a cabo la importación de esclavos negros de África para trabajar en el cultivo de la caña de azúcar. En 1814, Holanda debido a las Guerras Napoleónicas cede a Gran Bretaña los territorios comprendidos entre los ríos Demerara, Berbice y Esequibo, estos territorios fueron unificados y se les puso el nombre de Guyana Británica. (Ver Mapa 2). Luego mediante la penetración gradual, los colonos ingleses fueron apoderándose de más territorios, hasta que lograron ocupar toda la zona esequiba que correspondió a España y luego a Venezuela. (Ver Mapa 3).

La Gran Bretaña obtenía grandes beneficios de esta nueva posesión, pero a raíz de la revolución industrial y la abolición de la esclavitud en 1833, muchos africanos abandonaron los grandes campos azucareros, estableciéndose algunos en las zonas urbanas.

Para tratar de solventar la situación, el gobierno británico llevo a hindúes a tierras guyanesas bajo contratos de trabajo miserables, para la recolección de caña de azúcar. Esos inmigrantes asiáticos tardaron poco en adaptarse al nuevo país, pero ese hecho no fue bien aceptado ni por los africanos, ni por los indígenas; estas diferencias étnicas fueron aprovechadas por los colonizadores para mantener y estimular la división de las comunidades sometidas, situación que continuo siendo relativamente igual hasta que se logra la independencia en 1966, a través de un pacto entre el Primer Ministro de raza negra, Forbes Burnham, que anteriormente estaba al servicio de intereses británicos y Cheddi Jagan, principal líder político guyanés; a raíz de la independencia la Guayana Británica pasaría a llamarse Guyana.

1.2. Que es Rupununi?

Rupununi es una región ubicada al Sur de la Guayana Esequiba, conformada por grandes extensiones de sábanas que a la vez están rodeadas de selvas, por lo que tiene un difícil acceso y sólo posee comunicación al exterior por vía aérea, su ciudad y centro de comercio más importante es Lethem, ubicada en un punto fronterizo con Brasil y a unos 500 Kilómetros al Suroeste de Georgetown, capital de Guyana.

De la producción agropecuaria principalmente viven los habitantes de Rupununi. (Ver Mapa 4).

"Esta circunstancia fue la determinante de la estrategia trazada por los rancheros y dirigentes en Rupununi, para iniciar la sublevación y declarar a la región un territorio independiente." (Mora, 1969).

Según Mora, Rupununi además es una región muy diferente con respecto al restante territorio de Guyana debido a los diferentes tipos de razas que componen la población, mientras que en la zona costera o del Norte esta poblada predominantemente por habitantes de raza negra y asiática, en Rupununi predominaban los asentamientos o comunidades de origen amerindio o indígena.

Los problemas raciales eran las principales bases de la política ejercida por los grupos o fuerzas que tenían el control del gobierno, para manejar a la nación guyanesa en favor de intereses propios.

"No es un misterio que el Primer Ministro Forbes Burnham intenta convertirla en una República negra exclusivamente, con el peligro de que la población de esa raza representa un 30% del total, mientras que el 51% esta constituida por descendientes de hindúes y el resto de mestizos." (Viso, 1969).

2. El Conflicto

2.1. Hechos ocurridos durante el levantamiento.

La sublevación en Rupununi se produjo el día 2 de enero de 1969. Según Mora, todo el Rupununi en una extensión del tamaño del Estado Guárico estaba controlado por el movimiento hacia las 10 de la mañana de aquel día. Las estaciones de radio fueron tomadas y capturado todo el personal al servicio del gobierno, entre ellas 20 policías, todos de raza negra, también fueron tomados todos los aeropuertos de la zona, bloqueándolos con obstáculos y pipotes de gasolina lo que impedía el aterrizaje de aeronaves provenientes de la capital.

"La captura de las estaciones de radio del gobierno fue muy importante para los rebeldes puesto que a través de ellas estaban en capacidad de conocer las instrucciones que diera el gobierno." (Mora, 1969).

El aeropuerto de Lethem fue el único que fue provisionalmente abierto, donde esperaban la llegada de un avión DC-3 de Guyana Airways que aterrizaría para transportar carne; en el aeropuerto se habían desplegado los rebeldes con la finalidad de capturar la nave, pues de esa forma contaban con un medio de transporte rápido y tendrían el control de otras poblaciones.

Según Mora, el avión fue avistado a las seis de la tarde, pero no aterrizó como los rebeldes esperaban pues lo que no sabían era que a la tripulación de la aeronave se le había informado acerca de lo que pasaba en la zona y por ello se devolvió.

De acuerdo con unas declaraciones del jefe insurreccional Jim Hart, la revuelta en Rupununi fracasó debido a que un espía del gobierno había logrado comunicarse por medio de una radio con el gobierno de Guyana, informando que en la región se había producido una insurrección.

El avión cambio de rumbo hacia un poblado de Rupununi, llamado Manari, donde el espía, que era supuestamente un misionero que trabajaba con un grupo de canadienses en un trabajo para el gobierno, retiro los obstáculos de la pista, permitiendo el aterrizaje del avión, luego en otros vuelos se fueron llevando soldados que tomaron el control del aeropuerto de Manari y esperaron a que llegaran refuerzos militares de la capital, desde donde se llegaron a enviar a una tropa de 200 soldados.

Los rebeldes pudieron resistir muy poco debido al pequeño armamento que poseían en comparación con el de las fuerzas del gobierno, que según Mora tenían hasta lanzallamas, que utilizaron para desalojar a las familias de sus casas; los rebeldes viendo aquel panorama, se organizaron para planear la retirada, que comenzó por evacuar a las mujeres y a los niños marchando hacia la frontera de Brasil el día 3 de enero recorriendo unos 100 Kilómetros, junto con los dirigentes del movimiento; estos fueron llevados a Venezuela y a Brasil, a través de avionetas venezolanas que fueron prestadas para el rescate, -las avionetas eran de propiedad privada-. Toda la operación duro tres días, bajo la persecución constante de las fuerzas del gobierno.

La marcha entonces según Mora, tuvo que continuar hacia la hacienda de los Hart, en donde se continuaba evacuando mujeres y niños hacia Venezuela. Ese día la señora Valerie Hart, había logrado comunicarse en las primeras horas con el extranjero, emitiendo información y pidiendo ayuda al "Washington Post" y al Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.

El día 4 de enero, la señora Valerie Hart llegaba a Caracas, luego de tomar un avión de su propiedad hacia Ciudad Bolívar el día anterior y luego alquiló otra para ser llevada a Caracas donde llegaba para pedir ayuda a el gobierno venezolano, como Presidenta del Comite Provisional de Gobierno de Rupununi, mientras que los pocos rebeldes que trataban de huir en avionetas pudieron escuchar por la radio como el gobierno guyanés daba ordenes de que fueran bombardeadas casa por casa las poblaciones indígenas de Pirara y Annai, las cuales fueron reducidas a cenizas por las tropas del gobierno. Según las diversas informaciones oficiales, durante los enfrentamientos hubo 20 muertos entre rebeldes y fuerzas gubernamentales.

Según las declaraciones de Harrie Hart -esposo de Valerie Hart-, cuenta que las casa fueron saqueadas y bombardeadas, así como también algunas aldeas indígenas fueron incendiadas por completo. Finalmente, las tropas gubernamentales tomaron el control de la zona, aunque con algunos focos de resistencia, pero prácticamente fueron sofocados en pocas semanas, mientras que los rebeldes que pudieron escapar se refugiaron en Brasil y Venezuela, en busca de protección y ayuda. De haber tenido éxito la revuelta en Rupununi, la persona seleccionada para gobernar dicho territorio, hubiera sido Harold Melville, que junto con los Hart, eran los principales jefes de la insurrección.

2.2. Causas del Conflicto.

Según las declaraciones de Valerie Hart, las razones que llevaron a la población de la región de Rupununi a sublevarse contra el gobierno, fueron el hecho de que los derechos constitucionales no habían sido respetados por el continuo intimidamiento y represión contra ellos. También había influido el hecho de que el gobierno de Burnham era de corte racista. "Esta diferencia se ha señalado por los conocedores de la región como una de las causas fundamentales del levantamiento." (Mora, 1969). Pues los amerindios eran ignorados por la política económica y social de Burnham.

Esta última causa esta relacionada estrechamente con la de orden económico. Como se sabe Guyana pertenecía a la Corona Británica, al ocurrir la independencia, las tierras pasaron a ser propiedad del Estado y quienes estaban asentados en ellas, se les permitía usarlas pero no las poseían legalmente. De esta forma, las tierras son otorgadas a través de licencias con una vigencia de un año, lo que le permite al gobierno desalojar a los ocupantes cuando así lo crea conveniente. Según Mora, los dueños de las haciendas existentes en la región sabían que Burnham tenía entre sus planes el de eliminar dichas licencias pues lo había expuesto en su programa político de las ultimas elecciones.

"La victoria obtenida en las pasadas elecciones por el Partido Nacional del Congreso, la tolda de Burnham, y su continuación al frente del gobierno, fue considerado por los pobladores, especialmente por los hacendados de Rupununi, como una amenaza mortal sobre sus cabezas, conocedores como eran de las intenciones del dirigente racista." (Mora, 1969).

Burnham para hacer mas simples sus propósitos, tenía por intención la de embargar a los hacendados de la región de Rupununi las tierras y repartirlas después entre negros e hindúes por parcelas, los cuales serían llevados hacia la zona. "Los amerindios, sintiéndose perseguidos están enviando a su familia a tierras mas seguras al tiempo que tratan de conservar lo poco que tienen." (Fernández, 1969).

Otro factor que había influido en los pobladores de la región para el levantamiento, fue el hecho de que Venezuela en los últimos tiempos estuvo realizando diversas maniobras relacionadas con su reclamación sobre la Guayana Esequiba como el decreto de las nueve millas de mar territorial así como la reafirmación de soberanía sobre la isla de Anacoco, a fines de 1968, lo que animó y esperanzó a los habitantes de la región para comenzar a preparar el movimiento independentista.

2.3. Objetivos de Valerie Hart con el gobierno venezolano.

De acuerdo con las declaraciones de la Presidenta del Comite Provisional del Gobierno de Rupununi, Valerie Hart, sus objetivos eran en representación de los rebeldes, el de crear una región independiente de Guyana bajo protección de Venezuela, así como también, había ido a Caracas para pedir ayuda armada al gobierno de Venezuela.

"Nosotros, los habitantes del Rupununi de la Guayana Esequiba y en consecuencia venezolanos por nacimiento, según el articulo 35 de la Constitución Nacional, hacemos un llamado al gobierno, al pueblo y a las Fuerzas Armadas de Venezuela para que nos ayuden e impidan que las hordas del Primer Ministro de Guyana nos masacren." (Hart, 1969).

Por otra parte, la señora Valerie Hart, sostuvo conversaciones con los Ministros de Interior y Exterior, Dr. Reinaldo Leandro Mora y el Dr. Ignacio Iribarren Borges respectivamente, en búsqueda de ayuda, así como también manifestó interés por pedir una entrevista con el Presidente de la República, Dr. Raúl Leoni y con el candidato vencedor de las ultimas elecciones y próximo Presidente el Dr. Rafael Caldera.

De las entrevistas realizadas con los Ministros venezolanos de Exterior e Interior, expresó que no le habían hecho ningún ofrecimiento, pues estos le manifestaron que eran cuestiones de política internacional muy delicados.

3. Posición de Guyana ante el conflicto

3.1. Acusaciones del gobierno guyanés a Venezuela.

Para el día 4 de enero de 1969, según informaciones oficiales ya más de la mitad de la región del Rupununi estaba controlada por las fuerzas gubernamentales, aunque quedaban algunos reductos rebeldes; pero según el propio Burnham serían sofocados en algunos días más. Por otra parte, ese mismo día en un cable fechado por la Associated Press, el cual expresaba que según fuentes diplomáticas de Georgetown, estas creían poco probable que Venezuela estuviera envuelta en dicho levantamiento, a pesar de que Venezuela tenía una antigua disputa territorial con Guyana. Ese mismo día, el Embajador de Guyana en Venezuela, el Dr. Eustace Braithwaite, declaraba a los periódicos que era incierta la participación de Venezuela en las revueltas que se habían producido en Rupununi, así como también respondió ante la pregunta que se le formulara, sobre si el gobierno de Guyana haría algunas acusaciones contra Venezuela, a lo que respondió, que el gobierno de su país había sido muy claro en señalar que Venezuela no tenía que ver con ese asunto y que hasta el Primer Ministro de su país había sido muy claro sobre el asunto ante el Parlamento. Sin embargo, al día siguiente, el Primer Ministro de Guyana, Forbes Burnham, expresaba con gran violencia que Venezuela había sido responsable en la sublevación de Rupununi. Según sus declaraciones los hechos comenzaron a gestarse el 23 de diciembre de 1968, cuando se reunieron en la casa de Harry Hart, todos los hacendados y fue allá donde planificaron la captura de los puestos gubernamentales y las emisoras de radio en la zona con el apoyo de las autoridades venezolanas, luego al día siguiente fueron llevados 40 trabajadores a Santa Teresa (Venezuela), desde la hacienda de Hart por vía aérea y entrenados con armas suministradas por Venezuela en campos de adiestramiento venezolanos; sostuvo además que el día de año nuevo, el grupo había sido transportado hacia Santa Elena y de allá hacia la hacienda de Hart, desde donde se dirigieron al amanecer del día 2 de enero al aeropuerto de Lethem comenzando allá los actos insurreccionales. Además, Burnham declaro:

"La formula de implicación venezolana es fácil de discernir. Las autoridades venezolanas han buscado manipular a la comunidad amerindia guyanesa para promover sus espurias reclamaciones territoriales venezolanas." (A.P., 1969).

Ante las declaraciones realizadas por el Primer Ministro guyanés, se le realizó una entrevista a Valerie Hart acerca de lo que opinaba de las acusaciones hechas por Burnham, a lo cual expreso que el Primer Ministro guyanés recurría a:

" ... toda clase de maniobras a fin de desacreditar el movimiento, y con sus acusaciones pretende poner a Venezuela en una situación difícil de manera de evitar, así, cualquier posible ayuda venezolana a nuestra causa." (Hart V, 1969).

Con estas declaraciones hechas por Valerie Hart, estoy de acuerdo, pues como se mostrará más adelante, Como es posible entonces, que a pesar de todas las acusaciones hechas por el Primer Ministro Burnham, su gobierno no llegó a romper las relaciones diplomáticas con Venezuela?. En mi opinión, esta fue una estrategia muy bien montada por el gobierno guyanés para desacreditar a Venezuela ante la comunidad internacional, al ver que nuestro país tenía otra posibilidad - aunque no jurídica-, de recuperar parte del territorio de la Guayana Esequiba. Días después Guyana enviaba una nota de protesta a Venezuela, este comunicado era oficial y expresaba: "Disgusto por este reciente intento de Venezuela para avanzar reclamaciones territoriales espurias". (Anónimo, 1969). Además notificaba que el gobierno de Guyana llevaría la polémica al panorama internacional, lo cual fue llevado a cabo, pues Burnham pidió a los miembros de la mancomunidad británica (Commonwealth), en celebración de una reunión en Londres, el respaldo para la formación de una fuerza de la mancomunidad para el mantenimiento de la paz.

Por otra parte, el Embajador de Guyana en nuestro país visito la Cancillería, y a su salida los periodistas le preguntaron el hecho de que como podía explicarse la contradicción de sus declaraciones en el sentido de las acusaciones realizadas por el Primer Ministro Burnham, a lo que respondió, que no podía tener una posición diferente a la de su gobierno.

También el día 16 de enero, el representante de Guyana en la O.N.U., entregó la nota de protesta junto con un comunicado al Secretario General de la O.N.U., pidiendo que las acusaciones realizadas por su gobierno fueran dadas a conocer a todos los países miembros de la O.N.U., solicitando a la vez que no se ocupara del caso el Consejo de Seguridad. A pesar del envío de la protesta al Presidente Dr. Raúl Leoni, este y la Cancillería nunca plantearon una ruptura diplomática con el gobierno de Guyana, así como tampoco Guyana llegó ni siquiera a mencionar una posible ruptura de las relaciones entre los dos países a pesar de sus protestas y acusaciones ante nuestro gobierno y ante el ámbito internacional. 4. Posición de Venezuela ante el conflicto

4.1. Respuesta del gobierno venezolano.

En cuanto a las acusaciones realizadas por el gobierno guyanés, sobre la supuesta participación de nuestro país en la insurrección de Rupununi, el gobierno venezolano rechazó en todo momento su implicación en la misma. Por otra parte, el Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Ignacio Iribarren Borges, expresó que Venezuela no prestaría su ayuda militar a los sublevados de Rupununi como lo había solicitado la señora Valerie Hart; aunque si se le concedió el asilo político a 120 refugiados guyaneses y se les otorgo Cédula de Identidad venezolana, así como facilidades para desarrollarse laboralmente en nuestro país. En cuanto a las relaciones diplomáticas entre las dos naciones , nuestro país no se planteo en ningún momento la ruptura de las mismas.

Aunque si se apoyo a los refugiados, no fue así con las solicitudes que demandaron los rebeldes al gobierno, su representante en nuestro país, Valerie Hart, solicitó entrevistarse con el Presidente Leoni, pero esa entrevista no fue concedida, solo pudo entrevistarse con los Ministros de Interior y Exterior los cuales le plantearon la posición del gobierno.

4.2. Opiniones de los sectores políticos y profesionales venezolanos.

En nuestro país los sucesos ocurridos en la región de Rupununi dieron ciertas esperanzas de poder recuperar el territorio que se nos ha usurpado, lo cual fue reflejado en algunas declaraciones de personalidades del mundo político y profesional de nuestro país, así como también algunas opiniones cercanas a la calma y pasividad en la actitud que tenía que tomar Venezuela con respecto al conflicto.

Los dirigentes políticos estuvieron a favor de que el gobierno venezolano se manejara ante la situación con una actitud de reserva, "... para evitar que se cree en Guyana en clima de exaltación contra Venezuela".(Herrera, 1969).

Este punto de vista también fue compartido por otros dirigentes políticos independientes, según uno de ellos, en ese momento lo que se debería de hacer primordialmente era reforzar las relaciones a través de la Embajada en Georgetown.

"Ahora mas que nunca... debiera realizar una intensa y eficiente labor, para convencer al gobierno guyanés de la necesidad de un entendimiento por la vía de la negociación diplomática, que restaure plenamente la amistad entre ambos países..." (Tarre,1969).

También otro dirigente político, Pedro Amare del Castillo expresó que el gobierno Nacional debería tener una actitud de prudencia para impedir que la nación venezolana fuera implicada en aquellos sucesos. Por otra parte, el Dr. Armando Hernández Breton expreso que nuestro país no podía quedarse inmóvil con una conducta indiferente ante los sucesos ocurridos en la zona de Rupununi, también declaró su criterio acerca de los dirigentes del gobierno venezolano, a los cuales:

"...hay que recordarles que, en cuanto a la conducta de los políticos, la historia no tiene piedad, y por muy disimulados que sean siempre se juzgara su conducta de negación de Patria." (Labrador, 1969).

También fue propuesto un frente nacional para el rescate de la Guayana Esequiba por el Movimiento Bolivariano de Venezuela, los cuales ofrecieron dar su apoyo y elaboraron un plan para dar protección a los grupos de refugiados, entre los objetivos de dicho plan estaban: Primero, ofrecer a los refugiados zonas fértiles y aptas para el cultivo en el Estado Bolívar, brindándoles asesoramiento técnico y ayuda económica; Segundo, evitar por la vía diplomática cualquier acción de represión que surgiera contra los rebeldes por el gobierno de Georgetown y por último, reiniciar inmediatamente una campaña nacional pro rescate de la Guayana Esequiba. Como se aprecia, las opiniones eran diferentes unas de las otras, algunas daban un contundente apoyo a los rebeldes y a los sucesos ocurridos, mientras que otros sobre todo los dirigentes políticos, se mostraban con una actitud de calma y prudencia por los mismos.

5. Desenlace de la polémica.

5.1 Posición asumida por el Presidente Caldera al inicio de su presidencia.

El Presidente Rafael Caldera dos meses antes de la toma de posesión de su gobierno, había expresado durante una visita a unas instalaciones militares en Ciudad Bolívar que trataría con firmeza y en concordancia con los intereses del país la reclamación de la Guayana Esequiba, pero a la par con una posición pacífica y continuadora de los acuerdos firmados en Ginebra. Luego unos meses mas tarde ya siendo Presidente de la República expreso: "... puedo decir que la posición del nuevo gobierno es fundamentalmente la de continuar con la defensa y mantenimiento de los derechos de Venezuela." (Caldera, 1969).

"Anunciamos que no queremos una situación de hostilidad militar con el pueblo guyanés... Ahora, esto no significa que Venezuela... no deba hacer uso de todos los recursos jurídicos, morales y políticos para la recuperación de algo de que fue injustamente despojado." (Caldera,1969).

Lamentablemente, todas esas palabras sólo fueron eso, palabras, que no se llevaron a los hechos, como el de apoyar a la rebelión ocurrida en Rupununi, pues aunque el gobierno del Dr. Raúl Leoni, expreso que no estaba implicada Venezuela en el conflicto, algo tuvo que tener de cierto, pues el Dr. Leoni nunca pronuncio una palabra acerca de las acusaciones que se le imputaban, las declaraciones fueron hechas siempre por el Canciller, por lo que podía dar cierto margen de duda, de si el gobierno apoyaba a los rebeldes, aunque fuera a espaldas de las declaraciones que realizaba el Canciller de que Venezuela no tenía participación en ella, además un dato muy importante fue el hallazgo de una avioneta venezolana en territorio fronterizo entre Brasil y Guyana, así como las declaraciones realizadas por algunos jefes de la rebelión capturado por el gobierno guyanés sobre la ayuda prestada a los rebeldes por parte de Venezuela, pero todo esto es incierto, es solamente una suposición que se podría deducir.

Lo que si no se puede negar es el hecho de que el Presidente Dr. Rafael Caldera al asumir la Presidencia de la República abandono esa posición, inclinándose hacia las vías jurídicas, como la firma del Protocolo de Puerto España en 1970 y que hizo retrasar y congelar mas las vías de solución territorial entre Venezuela y Guyana.

Conclusiones

A pesar de que la insurrección en Rupununi, pudo haber sido aprovechada a nuestro favor para la reclamación del territorio de la Guayana Esequiba, y para más las acciones llevadas a cabo por el gobierno de Leoni de poner ciertas trabas a Venezuela con la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, así como el reconocimiento de la independencia a Guyana ese mismo año, dan como consecuencia graves riesgos de tipo jurídico a nuestro país en la recuperación de la Guayana Esequiba, además los habitantes de la misma no están en la misma situación de el año 1969, por lo que el apoyo que brindaron en otro tiempo los habitantes de la región de Rupununi a Venezuela es desconocido.

Bibliografía

ECO, Umberto. Como se hace una tesis. Buenos Aires: Gedisa. 1982.

GISPERT, Carlos. Geografía de América. Barcelona: Océano. 1982.

GONZÁLEZ, Pedro. La Reclamación de la Guayana Esequiba. Caracas: Miguel A. García e hijo S.R.L. 1991.

MINISTERIO DEL AMBIENTE Y DE LOS RECURSOS NATURALES Y RENOVABLES. Atlas de Venezuela. Caracas: Dirección de Cartografía Nacional. 1979.

SUREDA, Rafael. Betancourt y Leoni en la Guayana Esequiba. Caracas: FACES-UCV. 1984.

 

 

Autor:

Oswaldo Ramírez Colina


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda