Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La ciudad de Santo Domingo de Guzmán

Enviado por rafael.diaz



La Ciudad de Santo Domingo de Guzmán, es la actual Capital de la República Dominicana.

Es la capital Primada del Nuevo Mundo, desde donde se extendió la cultura de los colonizadores hacia América. Ha sido declarada por la UNESCO como patrimonio cultural de la Humanidad.

Actualmente casi dos millones de turistas la visitan en sus viajes al sol y la arena del país.

Sus monumentos albergan la presencia del Gran Almirante Don Cristóbal Colón.

En el año 2003 será Sede de los Próximos Juegos deportivos Panamericanos.

La Ciudad que junto al Papa Juan Pablo II celebró los 500 años de la Evangelización del Nuevo Mundo.

EL ALCAZAR DE COLON

UN RINCON DE LA ESPAÑA COLONIZADORA

Era un caserón vacío y ruinoso, pese al abandono la portada principal conservaba primorosamente ventanas y arabescos. Empero a su alrededor se avistaban esclavos, utilizados por demás para guardar caballos. Las piedras de la colosal estructura se tornaron cada vez más grises.

El palacio se convirtió en un lugar triste y sombrío.

Un poco mas de cinco siglos, la atmósfera que se respira en al Alcázar de Colon, Monumento Nacional, es un fiel acercamiento al esplendor del Virreinato de los Colon de Toledo, en pleno siglo XVI.

Todo fue pensado para recrear la vida de "la casa morada" como también se le llamo al palacio del Almirante; los instrumentos musicales, los tapices, el mobiliario, las ánforas, los candelabros, los braceros, los utensilios de bronce, de hierro y la cerámica.

Además la majestuosidad de los dormitorios, la solemnidad de la capilla de María de Toledo, el señorial despacho de Don Diego, la suntuosidad del salón de recepciones y la augusta sala de Bartolome.

Este lugar es un lazo entre los días del descubrimiento de América y los tiempos actuales, entre la colonia de la Isla Española y la República Dominicana, entre la familia de Cristóbal Colon del tiempo de la colonización y los actuales ministros del país.

Hace mas de 40 anos escribía el doctor Otto Schoerinch en Nueva York, no hay otro edificio en el mundo ligado con la familia de Colon; durante el siglo XVI fue el asiento de la morada familiar. En sus habitaciones se desarrollaron escenas de felicidad y tristeza, de nacimientos y luto, de festejos y de amargas querellas, sentenció Schoenrinch en conferencia dictada en la Universidad de Santo Domingo, en 1956.

Es en 1954, que se inicia el rescate y revalorización del Alcázar de Diego Colon, construido entre 1510 a 1514 por canteros españoles.

El país contrata un arquitecto español, Javier Barroco. Se utilizaron mas de 70 obreros, realizándose la reconstrucción de los pisos del palacio se realizo con travertino y mármol pulido, así como losetas sobre las cuales se forman cuadros y cerámicas esmaltadas que ostentan los símbolos de Castilla y Leon.

Parte del techo tienen vigas de caoba centenaria como también las repisas de la cocina y las ventanas y puertas, las cuales se reconstruyeron de acuerdo a la época.

Los Poyos, o asientos de piedra de las ventanas son auténticos. En uno de estos se sentó María de Toledo buscando en el horizonte las velas de la nave de su hijo Diego Colon.

En el lugar, la planta baja exhibe la casa de guardia, el despacho del intendente, la cocina, el comedor de servicio, la sala de paso o comedor de las doncellas, el zaguán, la antecapilla y la capilla.

Asimismo, el dormitorio de Bartolome, cama de estilo renacimiento, cobertor de terciopelo siglo XV, sillón frailero, biombo de tres hojas estilo gótico, mesitas de madera, crucifijo de cobre, candelabro de metal, reclinatorio y numerosos objetos de cerámica.

Una escalerilla conduce a la planta alta. Y de inmediato al dormitorio de María de Toledo y su antecámara; acorde sus los títulos. A seguidas el dormitorio de Luis Colon y Toledo, el despacho de Don Diego Colon, el salón de recepciones y de música, donde resalta un óleo de 1584, de Santa Cecilia, patrona de la música.

El antecomedor y el comedor de los virreyes, reproduce vajillas completas del siglo XVI, paltos de cerámica antigua, muebles, candelabros, jarras de plata, 39 platos ornamentales de cobre, entre otros.

CRONOLOGIA HISTORICA DEL ALCAZAR DE COLON

1509 Llega Don Diego Colon a Santo Domingo

1509-1510 Se inicia la construcción del Alcázar, lo acusan de quitar 320 indígenas de las obras publicas para la construcción de su palacio

1513-1514 Nacen Juana e Isabel Colon de Toledo. Muere Bartolome Colon

1522-15226 Nacen los hijos de Diego y María de Toledo: Luis, Cristobal y Diego. Felipa y María habían nacido en 1510 en la Casa del Cordón

1526 Fallece Diego Colon en España

1539 Pedro de Alvarado, compañero de armas de Hernán Cortes es alojado en los bajos del palacio

1548-1551 Fallece Felipa Colon de Toledo. Un ano mas tarde fallece María de Toledo. Luis Colon parte a España y en el palacio viven María Mosquera y sus hijos

1573-1577 Diego Colon de Pravia, casado con Felipa Colon y Mosquera habitan el palacio

1586 Posiblemente el pirata Francis Drake se llevo objetos de valor

1767 Se proyecta convertir el palacio en una prisión

1870 El Alcázar de Colon es declarado Monumento Nacional

1955 Se anuncia la reconstrucción del palacio que concluye dos anos mas tarde

1965 El Alcázar es testigo de la guerra civil en Santo Domingo, se reestructura luego con fondos de la Organización de Estados Americanos, OEA

LA CATEDRAL PRIMADA

Mas allá de las capillas impresionantes de la sacristía de la catedral, Primada de América y del concierto ornamental renacentista se descubren muchas cosas en las interioridades de la Catedral de Santo Domingo.

Poseedora de un excelente tesoro artístico integrado por retablos, obras de ebanistería antigua, muebles, monumentos y lapidas funerarias, además de cuadros, pinturas, campanas de gran valor histórico.

Los mausoleos de Bastidas Geraldini y otros arzobispos del periodo colonial sobresalen dentro de las maravillas de la Catedral, así como las lapidas funerarias de Simón Bolívar, secretario de la real audiencia y uno de los antecesores del Libertador.

Hermosa es la lapida del secretario de la Real Audiencia de Indias, Diego Caballero. Los restos de Cristóbal Colon se mudaron al Faro de Colon.

Cuadros y pinturas se destacan, entre estas la tabla de la Virgen de la Altagracia, una impresionante obra que reposa en el templo Mayor desde hace anos, fue pintada alrededor de ano de 1523.

Especial mención merece el conjunto de piezas de plata, orfebrería y joyería que conforma lo que se llama el Tesoro de la Catedral, encabezado por una famosa custodia del siglo XVI en forma de torre, así como crucifijos, relicarios, incensarios, cálices y alhajas.

El trono arzobispal es de gran valor, lleva grabado la fecha de 1540, su carácter y estilo es plateresco. Formaba parte de la sillería del coro bajo, desmantelado a finales del pasado siglo para colocar el monumento de mármol en que se guardaron los restos del gran almirante Cristóbal Colon.

La Catedral esta construida con piedra calcárea, que se presume de las canteras de Santa Barbara, algunos muros son de mampostería y ladrillos. La cubierta de la nave central es a dos aguas. Las de las naves laterales esta constituida por bóvedas de cruceria que se acusan al exterior, como sise tratara de cúpulas esféricas.

El piso en general es de mármol en cuadriculas.

La longitud mayor de la basílica es de 54 metros en la nave central hasta el fondo del presbiterio.

El ancho de las tres naves es de 23 metros. La altura mayor de piso a bóveda alcanza los 16 metros, y el área construida sobrepasa los 3 mil metros cuadrados. Catorce capillas laterales fueron construidas en distintas épocas a lo largo del eje de la catedral. Adicionales fueron levantadas una sacristía y el Salón de Consejo de Canónigos o Sala del Cabildo Esclesiastico instalado en un segundo piso.

El entorno de la catedral esta formulado en tres espacios independientes, al norte la Plaza de Armas, el atrio almenado es como una antesala que marca el ingreso principal al conjunto religioso.

Al sur la claustra llamada Plazoleta de los Curas. Los anexos alrededor del patio permiten un pasaje llamado Callejón de Curas.

Al reconstruir la historia de este monumento, se levanta ante nuestros ojos la vida colonial, nimbada de luz, si miramos la acción benéfica y muchas veces heroica de los representantes de la Iglesia Católica, y frente a ella el pecado contumaz, las consciencias endurecidas e impenitentes (Flerida de Nolasco).

LA MAGIA DE LA CIUDAD PRIMADA

La Fundación de la Ciudad de Santo Domingo, envolvió un proceso muy largo que comenzó en al año de 1496, cuando Bartolome Colon eligió el sitio donde entendió, por su ubicación geográfica y además se encontraba próximo a una mina de oro en la comunidad de Haina.

Luego en 1498, desde La Isabela se traslado gran parte de la maquinaria española con el hermano del Almirante y se fundó La Nueva Isabela.

Al hacer el levantamiento en su mayoría de madera y paja, en lo que hoy se conoce como Villa Duarte, posteriormente en 1502 por orden del urbanista Nicolás de Ovando, se traslado de nuevo a la parte que hoy ocupa.

Algunos historiadores señalan, en su versión que se debió a una fuerte plaga de hormigas, otros hacen alusión a huracanes, otros justifican la mejor facilidad de acceso hacia los poblados del Cibao, permitiendo a las personas no tener que cruzar el río Ozama, que era en ese entonces muy caudaloso.

Se encuentra en la grandiosidad y hermosura del Alcázar de Colón un contraste marcado con las demás edificaciones del área, donde se refleja la presencia de la clase media española.

Todos los rastros de perfección de las bóvedas, con el estilo gótico plateresco dominante y la colocación de gigantes piedras en sus edificios y palacios concluyen en una fiel huella del siglo XVI dejadas en el país y en América.

SANTO DOMINGO

SIGNO EMBLEMATICO DE LA HISTORIA

El Papa Juan Pablo II expreso que la ciudad de Santo Domingo, constituye un signo emblemático para la historia de la iglesia y de América.

El Sumo Pontífice destaco que la gloriosa historia de Santo Domingo, la ha llevado a ser la Sede de la Primera Diócesis de América y la Capital de la Nación. Recordó que ha visitado la Ciudad Primada en tres ocasiones, siendo la primera de ellas en el ano de 1979 cuando inicio sus viajes apostólicos por el continente americano.

Quise empezar por Santo Domingo, recordando así la ruta de los primeros evangelizadores que en esa hermosa isla plantaron por vez primera en tierra americana la Cruz de Cristo, celebraron la primera misa en la misma y la Virgen María comenzó a ser invocada por sus habitantes.

Las celebraciones con ocasión del V Centenario del inicio de la Evangelización de América me ha traído de nuevo a Santo Domingo en 1984 y en 1992.

Actualmente se celebra el V Centenario de la Fundación de Santo Domingo. Apunta el Sumo Pontífice, que la celebración de este acontecimiento ha de ser ante todo una ocasión propicia para dar gracias a Dios por los dones recibidos por sus gentes a lo largo de estos cinco siglos y en primer lugar por el don de la fe, presente desde los inicios de la vida ciudadana.

CIUDAD NUEVA

Ciudad Nueva fue el primer sector extramuros de la Ciudad de Santo Domingo, su inicio marco un hito en una antigua ciudad, que por necesidades socioeconómicas propias de una expansión urbana, se desbordó de sus murallas.

A finales del siglo pasado, lo que es actualmente Ciudad Nueva, al oeste de la ciudad de Santo Domingo, era una gran llanura llamada Sabana del Estado o del Rey, y del municipio

Del que limites se iniciaban desde el fuerte de San Gil, hasta el parque Independencia, seguía por todo el camino de Guibia, hasta llegar a la Estancia de Don Damian Báez.

En esa extensa faja de terreno paralela al acortinado de las murallas comenzaron a edificarse algunos bohíos junto a los muros.

Esas edificaciones que crecieron rápidamente, provoco que en el mes de febrero de 1884, y por decreto presidencial del general Ulises Hereaux, se ordenara la demolición de la muralla para prolongar las calles de las Mercedes, Santo Tomas y la Misericordia debido al crecimiento de los asentimientos urbanos.

Fue así como existió el primer sector extramuros de la Ciudad de Santo Domingo, llamado Ciudad Nueva.

El primer plano de Ciudad Nueva fue trazado por el ingeniero J. M. Castillo en el ano de 1884 y las calles en sus inicios fueron marcadas con números.

En esos anos ya se notaba el progreso demográfico del sector.

En el plano trazado por Don Casimiro Nemesio de Moya, en el año de 1900 se destacan las brechas que se le realizaron a la muralla de Santo Domingo en el lado oeste. Cuatro calles se extendían fuera de sus muros La San Pedro, La Misericordia, Padre Billini, Santo Tomas y Las Mercedes.

De la misma manera ya son visibles en dicho plano, la Plaza de la Independencia, el Cementerio Católico, La Tenería de M. Polanco, las calles 27 de Febrero y 16 de Agosto.

La primera calle que se formo extramuros en dirección de norte a sur fue la calle Pina, designada con el nombre en honor al trinitario Pedro Alejandrino Pina, por disposición del Ayuntamiento. Esta calle comenzaba desde el fuerte de la Concepción hasta el mar.

La segunda calle lo fue la Estrelleta, designada en conmemoración de la batalla del 17 de septiembre de 1845, en la sabana de la Estrelleta, donde resultaron victoriosas las tropas del ejercito dominicano bajo el mando del general José Joaquín Puello, contra Haití.

La tercera calle lo fue la Cambronal, su denominación fue dada por el Ayuntamiento el 13 de Junio de 1892 en conmemoración a la batalla en los campos de Cambronal, donde participo victorioso el general Francisco Sosa. La cuarta calle fue la del Numero en recuerdo a la batalla ganada por las tropas dominicanas al mando del general Antonio Duvergé en la sierra el Numero el 17 de abril de 1849.

La quinta calle es la calle Las Carreras en honor a la batalla ganada por el general Pedro Santana en abril de 1849, otros nombres de las calles de Ciudad Nueva que recuerdan fechas gloriosas y batallas memorables en la historia dominicana son Canela, Beler y Sabana Larga.

Por muchos anos Ciudad Nueva fue considerada como "el patio de la zona colonial" por el ambiente de recreación marginal que propiciaba en el lado oeste de las murallas.

 

 

Autor:

Rafael Emilio Bello Díaz

Dr. en Medicina

Graduado de la Universidad Autonoma de Santo Domingo

y Postgrado en la Universidad de Buenos aires Argentina

en Medicina Interna Cuidados Intensivos


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda