Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Las Microempresas

Enviado por latiniando



Tipos, Modelos y Orientaciones para la Consultoría

A manera de introducción

La Microempresa como dimensión de un sector económico, social y político de la sociedad de vieja data, precisa de aproximaciones conceptuales que permitan un acercamiento a su realidad, en el entendido que sus siempre parciales interpretaciones no cuenten con pretensiones hegemonizantes ni totalizadoras.

El contexto, conceptualizaciones, razones y emociones del surgimiento de la Microempresa es en síntesis el abordaje de este papel de trabajo, esperando que pueda él contribuir a la reflexión sobre iniciativas económicas o empresariales allende de sus fronteras, si es que las hubiere.

A cerca del contexto

El actual contexto económico, social y político de las sociedades latinoamericanas y en especial la venezolana a generado el surgimiento de nuevas formas productivas.

Las contradicciones propias de las sociedades no industrializadas, en las que el crecimiento de la población económicamente activa supera con creces los medios de producción disponibles, ha dejado a un vasto sector de la población al margen del sector "moderno o formal" de la economía.

Este otro sector denominado frecuentemente "economía informal" cuenta incluso con representaciones tan antiguas, históricas y hasta bíblicas como aquellos mercaderes del templo echados por Jesús de Nazaret, así como también con otras menos sagradas como el "oficio más antiguo de la humanidad: la prostitución".

En Venezuela, recientemente, desde hace menos de una década el Estado inició la ejecución de políticas públicas destinadas a palear las consecuencias sociales de los Planes Económicos de Ajuste Estructural.

Ello contribuyó a que a partir del año de 1989, se efectuaran los primeros estudios y análisis de ese otro sector de la población que ha recibido una gran cantidad de apelativos llamándolo economía informal, economía subterránea, invisible, emergente, popular y hasta solidaria, sin olvidar las consideraciones neomarxistas, "ejercito de reserva" y "asalariados encubiertos".

En la actualidad, este sector de la sociedad ocupa en Venezuela a cerca del 49% de la población económicamente activa generando así, más empleo que todo el sector privado (moderno) y público de la economía.

En este sector encontramos un sinnúmero de iniciativas económicas que van desde las menos rentables hasta las más, desde las más transitorias hasta las más estables, desde el comercio, pasando por el servicio y la artesanía, hasta la manufactura. Desde las "trabajadoras sexuales" hasta un laboratorio de lentes de contactos, una procesadora de piña en almíbar o el "sifrino" que vende prendas y calzado deportivo en su moderno automóvil en las afueras de los parques frecuentados por trotones mañaneros.

Sin entrar a efectuar conceptualizaciones que difícilmente ocupan pocas páginas o se mantienen estáticas en el tiempo y libres de tendenciosidad ideológica, es preciso advertir que la discusión sobre la dinámica, causas, consecuencias y consideraciones, incluso políticas, sobre este sector apenas se inicia, señalando con ello más el camino que falta por transitar que el ya recorrido.

A cerca de la Microempresa

En este vasto sector social plagado de un sinfín de iniciativas económicas como las señaladas en párrafos anteriores, ubicamos a un tipo de iniciativa que pareciera ser más "estable" o por lo menos no "transitoria", las cuales son emprendidas por personas generalmente de escasos ingresos (cerca del 80% de la población venezolana se encuentra en situación de pobreza).

Estas iniciativas denominadas Microempresas han sido generadas por emprendedores, quienes se han encontrado motivados por la situación de desempleo, para complementar los ingresos o simplemente por el ánimo o deseo de utilizar las habilidades y destrezas con las que se cuentan.

En cuanto al estrato social de origen cada vez es más difícil precisarlo, bien por que aquellos denominados "clase media" se han fusionado con estratos inferiores en una movilización social vertical descendente, o porque en prevención de ello sus integrantes están optando por formas alternativas y complementarias para generar ingresos, en un esfuerzo por enfrentar la merma de la calidad de vida hasta ahora disfrutada.

Las diversas iniciativas económicas emprendidas van desde la señora ama de casa, madre soltera de 4 hijos, habitante de un barrio de la ciudad que decidió prestar el servicio de costura o de elaboración de empanadas; pasando por el joven adulto padre de familia, que instaló un rudimentario taller mecánico en le garaje de su vivienda, hasta aquellos jóvenes profesionales de Barquisimeto que emprendieron una empresa de lentes de contacto, UltraLens, siendo hoy en día la única que fabrica lentes de contacto bifocales blandos en toda Latinoamérica. Para el año de 1996 contaba con el 25% de participación en el mercado nacional, compitiendo un 40% de su producción con productos importados y exportando a las islas Antillas y a otras regiones de Latinoamérica.

A cerca de la razón y emoción de su surgimiento

La generación de una idea de negocio y el emprendimiento de ésta, se realiza desde diversas razones, emociones y motivaciones:

  • la pérdida de un trabajo, la posibilidad de contar con un socio o amigo que acompañe un proyecto, la tenencia de ahorros o un arreglo contractual por trabajo anterior.
  • la percepción o identificación de una oportunidad como la existencia de un socio capitalista, la posibilidad de un equipo o maquinaria que se posee.
  • un entorno donde se identifican posibilidades de éxito, bien porque existe un necesidad insatisfecha o un producto susceptible de ser mejorado.

Estas razones y emociones permiten identificar, en primera instancia, una Taxonomía Simple que contribuya a interpretar el proceso de surgimiento de una Microempresa, si es que su proceso difiere al de casi cualquier empresa. En segunda instancia, se realizan algunas combinaciones entre la formas simples, pretendiendo lograr el mayor acercamiento posible a esta realidad.

La selección de variables utilizadas responde más a la asociación existente entre ellas, que a algún esquema conceptual conocido, existiendo por ello combinaciones de aspectos o variables referidas a "contenido" y otras mas cercanas a "procesos".

Así tenemos que, las empresas surgen con base en la urgencia, la oportunidad de mercado, la oportunidad tecnológica o la oportunidad financiera, pudiéndose suceder diversas composiciones o combinaciones entre estas formas simples que sirven de punto de partida para su interpretación básica.

1. Con base en la urgencia

Cuando se genera la idea de negocio inicial se requiere madurarla y en muchos casos es evidente la dificultad para comprender y hacer proceso. Necesidades individuales y familiares pueden ser tan presionanates que a menudo se convierten en "urgencias", contribuyendo a abandonar el proyecto o apresurar su ejecución sin hacer un proceso previo.

La "urgencia" coyuntural disminuye el tiempo para hacer proceso; el cortoplacismo se impone por las necesidades no satisfechas, y la empresa creada sometida a todas las presiones externas e internas tiene menos condiciones para el éxito, signando así su comportamiento futuro.

1.1. Con base en la urgencia y la oportunidad de mercado (El mercenario)

Cuando la urgencia es combinada con la identificación de una oportunidad de mercado, se tiende a optar por iniciativas transitorias en sectores económicos con escasas barreras de entrada y salida, como el buhonerismo o a lo sumo la elaboración de alimentos caseros: empanadas, tortas, pan. Así mismo, encontramos unidades de producción de servicios personales: servicio de costura y peluquería entre otras.

Todas ellas signadas a futuro por las condiciones económicas que motivaron su surgimiento y la emocionalidad que le acompañó: angustia, estrés, depresión, desesperación, rabia, etc. De esta manera, las posibilidades de tránsito a otros estadios de desarrollo más allá del Autoempleo, se ven dificultadas.

En el mejor de los casos, este tipo de emprendedor estará fuertemente convencido de que con un buen impulso de ventas, un "puerta a puerta", con su capacidad de persuasión colocará el producto en el mercado, lográndolo en no pocas ocasiones, pareciéndose más a un vendedor que fabrica que a un fabricante que vende. ¡como vaya viniendo vamos viendo! será su grito de guerra.

1.2. Con base en la urgencia y la oportunidad financiera (Las rémoras)

La percepción de la oportunidad de obtener un "apoyo crediticio" por parte de alguno de los tantos programas de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa, conjugada con la "urgencia" del emprendedor deriva, generalmente, en la combinación más nefasta, perniciosa y perversa para la creación, desarrollo y consolidación empresarial.

El emprendedor tiende a suplir sus necesidades insatisfechas, incluso aquellas alojadas en las cicatrices psicológicas de la pobreza de donde generalmente proviene éste.

A lo sumo intentará satisfacer estas necesidades, incluso las más suntuarias y banales para su estrato socioeconómico, tratando a su vez, infructuosamente, de levantar el vuelo de su idea de negocios pero con importantes "plomos" en sus alas, si sólo se consideran los requerimientos de capital, obviando aquellos que él escasamente o nunca consideró: mercado, conocimiento del oficio, etc.

Así, terminará reforzando la creencia de que "todo lo que se necesita para crear empresas es dinero" en consecuencia, las quejas por la falta de apoyos para su idea no se harán esperar al encontrar dificultades para alargar el plazo de pago de la deuda o al solicitar un refinanciamiento "porque la cosa está difícil". Convirtiéndose así, en una rémora para las organizaciones de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa cuyo concepto del apoyo MicroPyME generalmente difiere poco al de este tipo de emprendedor.

Todo ello, sin considerar las consabidas expresiones "por un trato preferencial a la MicroPyMe" y, si por la gracia divina se encuentran próximos los procesos electorales, no faltará quien solicite y peor aún que algún candidato prometa el refinanciamiento cuando no la condonación de la deuda.

2. Con base en la oportunidad tecnológica

El emprendedor conoce el oficio, ha generado una invención, percibe la oportunidad de explotar una maquinaria o equipo innovador, o cuenta con la posibilidad de hacerse de una receta, fórmula o proceso poco conocido o innovador para elaborar un producto.

Estas son algunas de las condiciones frecuentes con base en las cuales es creada una empresa. Se sostiene, generalmente, en la creencia de que "solo basta un buen producto para generar una empresa; la capacidad para elaborar un producto es igual a empresa; con las apropiadas, sino con modernas, máquinas y equipos se hace una empresa".

2.1. Con base en la oportunidad tecnológica y financiera (La empresa miope)

Contar con el financiamiento necesario para la adquisición de las maquinarias y equipos requeridos para la elaboración de ese ¡fabuloso! producto que bien lo sabe elaborar, además de sus matices de innovación, gracias a los equipos tecnológicamente modernos o a las fórmulas o recetas de su propia inventiva o prestadas, es frecuentemente el credo de estos emprendedores.

Un credo insuficiente que no alcanza a invocar el éxito empresarial, al no elevar la plegaria a las "tres divinas personas" en su acepción sagrada, o a las paganas "tres potencias" (Mercado, tecnología y capacidad gerencial).

La recién creada empresa no alcanza sus estimaciones de producción (indicador preferido por estos emprendedores), transitan algún tiempo esperando que la gente acuda masivamente a comprar el ¡fabuloso! producto. En el mejor de los casos, logran vender alguna cantidad pero no tarda mucho tiempo en encenderse todas las sirenas y alarmas de la empresa. No cuenta con efectivo para cubrir gastos operacionales, se reducen los gastos, se intenta alguno que otro medio de promoción con poca certeza de su efecto. No sabe que hacer, las luces rojas y los sonidos de alarma lo atormentan noche y día. Se deprime.

¡Ya invertí en publicidad, le explico a la gente las ventajas de mi producto, bajé más los precios. ,... pero es que la gente no entiende, es pichirre, no quiere invertir en calidad, le gusta la baratija y mi producto es de mucha categoría!. Este suele ser el llanto desesperado de este emprendedor. Y lo más probable es que ya no cuente con el efectivo necesario para emprender un plan de mercadeo acorde a las necesidades de la empresa y menos aún para sufragar los costos de una consultoría, la cual le parecerá demasiado "cara". En fin, una buena oportunidad para el consultor de retar su vocación de psicólogo con alguna que otra técnica "penelinguística".

3. Con base en la oportunidad de mercado

"Sin pausa pero sin prisa" puede ser el grito de batalla que subyace en este emprendedor. Cuenta con la posibilidad de no sucumbir emocional y económicamente si no encuentra una fuente de ingresos que le permita cubrir los gastos del hogar de la próxima semana.

Efectúa el análisis de las ideas de negocio que vislumbra, se las imagina, las manosea. Logra evaluar la compatibilidad de las ideas con sus deseos a mediano o largo plazo. Piensa en qué pasará y qué hará si la idea no funciona.

Entre la inquietud y el sosiego, sondea las posibilidades de mercado de una o de varias ideas de negocio. Piensa en cómo arrancar la empresa con el menor capital posible. Para él es importante constatar la existencia de potenciales clientes y por ende de las ventas. Se observa en él cierta capacidad gerencial.

3.1. Con base en la oportunidad de mercado y la tecnología (El empresario)

La combinación de ambas oportunidades, de mercado y tecnología, entendiendo ésta última como conocimiento y dominio del oficio, allende del nivel de innovación que contenga el proceso, el producto o las maquinarias y equipos, propicia el surgimiento de la empresa en condiciones prometedoras sobre su posterior desarrollo y consolidación.

El financiamiento, si bien no deja de ocupar un lugar importante dentro del proceso de creación de la empresa, no se convierte en el punto de partida ni de llegada. Su importancia se ubica más en un cómo que en un porque, más en un medio que en un paraque. Pudiendo considerar formas alternativas de consecución de financiamiento al ofrecido por instituciones de apoyo a la Micro o a la PyME.

Puede ser más proclive a considerar la conformación de sociedades con base en la complementariedad de las habilidades y destrezas de los socios.

Venezuela

Heiber Barreto Sánchez

TECNOPARQUE

Mayo, 1998


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Administracion y Finanzas

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda