Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Acidos gástricos

Enviado por erikag19



 

Indice
1. Introducción
2. Ácidos grasos volátiles y úrea en rumiantes
3. La Digestión Fermentativa de las proteínas
4. Nitrógeno
5. Urea
6. Posibles Problemas en la Alimentación con NNP
7. Conclusiones
8. Bibliografía

1. Introducción

El tema que a continuación vamos a tratar es de vital importancia en los animales especialmente en rumiantes. Trataremos de
ser breves y concisos en el tema.
Los temas que a continuación trataremos son: La definición de ácidos grasos volátiles, la fórmula, metabolismo de los ácidos grasos volátiles, carbohidratos, proteínas, ácidos de grasas volátiles de grasas, la importancia de los ácidos grasos volátiles, importancia nutritiva de los ácidos grasos volátiles formados en el rumen, importancia de la fermentación ruminal de los hidratos en el metabolismo intermedio, nitrógeno, biosíntesis, metabolismo del nitrógeno absorbido, nitrógeno no proteico de los alimentos, compuestos nitrogenados no proteicos, azúcares, almidón, celulosa, hemicelulosa, lignina, urea, límites al suministro del nitrógeno no proteico al ganado lechero, posibles problemas en la alimentación con nitrógeno no proteicos, sistema para suministrar nitrógeno no proteico, nutrición proteica del vacuno de engorde.
Esperamos que el trabajo sea entendible y de agrado de los que lean Y es importante saber sobre estos temas ya que nosotros estamos estudiando Medicina Veterinaria para saber que cosa ocurren con el comportamiento deLos animales.

2. Ácidos grasos volátiles y úrea en rumiantes

Ácidos Grasos Volátiles:
A.- Definición: Los Ácidos Grasos Volátiles constituyen los principales productos de la fermentación animal, principalmente de los hidratos de carbono. Los Ácidos Grasos Volátiles primarios son el ácido acético, propiónico, y butínico. Con frecuencia los Ácidos Grasos Volátiles son denominados como sus iones disociados. Acetato, propionato y butirato. Otros Ácidos Grasos Volátiles cuantitativamente menores pero metabólicamente importantes son: el valérico, isovalérico, isobutírico y el 2 metil butínico.
Es necesario recordar que esta es una relación simbiótica en la que los productos de desecho derivados del metabolismo microbiano, en un sistema de fermentación anaeróbica, constituyen los principales productos energéticos para los rumiantes y otros hervívoros.
B.- Fórmulas: Van Soest ha adoptado los conceptos que informó wolin y describió los tipos de ecuaciones que existen en la fermentación de glucosa para generar los principales ácidos grasos volátiles.
1.- Acetato = C8H12O6 + 2H2O ---- 2C2H4O2 + 8H
2.- Propionato = C8H12O6 -----2C3H6O2 + 2 [O] (ruta del acrilato)
3.- Butirato = C8H12O6 ------ C4H802 + 2CO2 + 4H
CH3-COOH CH3-CH2-COOH CH3-CH2-CH2-COOH
Acético propiónico butírico
CH3 CH-COOH CH-COOH
CH3 CH3
Isobutírico Isovalérico

Los ácidos grasos producidos por acción microbiana son absorbidos directamente desde el rumen, retículo, omaso e intestino grueso. La absorción ruminal es rápida.
El epitelio ruminal tiene capacidad de metabolizar los ácidos grasos volátiles.
* Se cree que entre el 80 a 90 % el butirato es convertido en cuerpos cetónicos.
* Hasta el 50 % del propianato puede ser metabolizado a lactato y piruvato durante la absorción. Relativamente poco acetato es usado aparte de cómo fuente energética, por el epitelio ruminal y músculo.
C.- Metabolismo de los Ácidos Grasos Volátiles:
1.- Carbohidratos:
Los carbohidratos presentes en la composición de los forrajes (follaje de las plantas) son prácticamente inutilizados por el hombre y la mayoría de las especies domésticas monogástricos, pero para los herbívoros representan el gustrato vital para la digestión fermentativa, debido a la capacidad de los microorganismos para degradarla.
Los carbohidratos de los alimentos puede dividirse en 2 grupos:

  • Carbohidratos solubles o extracto libre de nitrógeno : agrupa a los monosacáridos (glucosa, galactosa, etc.), desacáridos ( sacarosa, lactosa y maltosa) y polisacáridos (almidón).
  • Fibra cruda: Celulosa y fracciones de hemicelulosa (algunos incluyen a la lignina.

Ninguno de los materiales de la pared celular de los vegetales se sujeta a la digestión hidrolítica por las enzimas digestivas glandulares de los mamíferos, sin embargo la celulosa la hemicelulosa y la pectina se encuentra sujetas a la acción hidrolíticas de los complejos de enzimas microbianas conocidas como celulosas.
Este sistema enzimático libera a los monosacáridos y a los polisacáridos de la pared celular.
Para cada uno de los grupos de carbohidratos señalados se desarrollan procesos fermentativos algo distintos, tanto por su intensidad como por las concentraciones relativas de los Ácidos Grasos Volátiles formados, es así que se tendrán diferentes niveles de Ácidos Grasos Volátiles dependiendo si la ración es rica en forrajes o en concentrado:
Proporción molar promedio de los Ácidos Grasos Volátiles en forraje y concentrado

AGV

Forrejes

% mol

Concentrado

% mol

Ácido Acético

65

40-45

Ácido Propiónico

20

37-40

Otros (valérico isobutírico) de la degradación protéica.

1-5

1-5

El cambio en los porcentajes de estos ácidos no es un suceso eventual sino el resultado final de un complicado ajuste de la biomasa en el rumen.
Un cambio dramático en la dieta tiene un marcado impacto en el número y tipo de microorganismos presentes en el rumen. Por ejemplo: un alto suministro de concentrados (rico en almidón) en la ración conduce a una alta producción de ácidos orgánicos, disminuyendo el pH ruminal que es propicio para el desarrollo de una flora bacteriana predominante aminolíticas, incrementando la producción de ácido propiónico en el rumen y una relación molar acético = propiónico relativamente estrecha (cercanos a 2=1). Las raciones ricas en forrajes dependen del desarrollo de microorganismos celulolíticos que requieren n pH cercano al neutro (6,0-7). Existe una mayor producción de ácido acético y bajo en ácido propiónico, originando una relación ácido acético- propiónico mas amplia ( cercano a 3:1).

Degradación Fermentativa de los Carbohidratos más Importantes:
Los animales no rumiantes absorben principalmente monosacáridos de los carbohidratos, los rumiantes absorben Ácidos Grasos Volátiles y poco o ningún monosacárido.
Inicialmente, todos los carbohidratos de la dieta son convertidos en glucosa, sin embargo la glucosa está presente solo en forma transitoria y es pronto convertida en Ácidos Grasos Volátiles pasando por piruvato.
2.- Proteínas: Las proteínas son vulnerables al ataque microbiano debido a que están formados por compuestos de carbono. Estos compuestos de carbono son reducidos aún más para proveer energía a los microbios, los aminoácidos dan lugar al amoniaco y a un esqueleto de carbono los cuales se acomodan en varios de los poros en las vías de los Ácidos Grasos Volátiles.

3. La Digestión Fermentativa de las proteínas

Otros sustratos proveedores de energía se sujetan al ataque microbiano. Las proteínas son en particular vulnerables, debido a que están formados por compuestos de carbono, los cuales se pueden reducir todavía más, con el fin de proveer energía para los microbios anaerobios.
Para cada uno de los aminoácidos entre las vías de los VFA, primero son deaminados para dar lugar al amoniaco y a un esqueleto de carbono. Las estructuras de carbono de muchos de estos aminoácidos se pueden acomodar directamente en varios de los pasos en las vías de los VFA, dando lugar a la producción de tres VFA principales. Los tres aminoácidos de cadena lateral (BCAA) son las excepciones, y permiten la producción de VFA con cadena lateral por medio de las siguientes reacciones:
Valina + 2H2O ----- Isobutirato + NH3 + CO2
Leucina + 2H2O --- Isovalerato + NH3 + CO2

Isolevcina +2H2O---2-metil butirato + NH3 + CO2
Estos VFA de cadena lateral son factores de crecimiento importantes para varias de las especies de bacterias.
A pesar de que muchas especies de los microbios rumiales parecen ser capaces de utilizar aminoácidos preformados, los cuales se derivan de los péptidos absorbidos para la síntesis de proteínas, existen varias especies que no lo pueden hacer. Estas especies tienen que sintetizar sus aminoácidos a partir del amoniaco y de varios metabolitos del carbono procedente de los pasajes de los VFA; sin embargo, para la síntesis de los BCAA (aminoácidos de cadena lateral). Se necesitan a los VFA (Ácidos Grasos Volátiles) de cadena lateral.
3.- Ácidos Grasos Volátiles de Grasas: Los lípidos que ingieren los rumiantes, a través de los alimentos son degradados por acción de las estearasas y lipasas bacterianas del rumen, produciendo ácidos grasos libres. La galactosa liberada de los galactolípidos es fermentada por los microorganismos produciendo Ácidos Grasos Volátiles, al igual que el glicerol es metabolizado hasta ácido propiónico.
Los ácido grasos libres insaturados (con uno o más dobles enlaces). Sufren el proceso de hidrogenación ruminal, convirtiéndose en saturados con igual número de átomo de carbono (ejemplo: el linoleico y linolénico se transforman en asteárico). Con este proceso, los rumiantes modifican el tipo de ácidos grasos que acumulan en los tejidos que son mayormente saturados.
En el caso especial de los rumiantes, el acetato, butirato y cuerpos cetónicos, también están disponibles para su catabolismo inmediato.
La Oxidación de Acetatos.
La Oxidación de Butiratos.
D.- Importancia de los Ácidos Grasos Volátiles:

Los Ácidos Grasos Volátiles, además de su rol como fuente de energía para el rumiante, también son utilizados como principales precursores para la síntesis de diferentes compuestos orgánicos en el metabolismo intermediario como en el caso de la síntesis de grasa corporal. En los vacunos de engorde. En este proceso, el ácido acético es utilizado como precursor, pero siempre y cuando el ácido acético es utilizado como precursor, pero siempre y cuando el ácido propiónico se encuentra en cantidad suficiente como para activar las encimas responsables de la síntesis de lípidos en el tejido adiposo del organismo del animal.
De aquí se desprende que no es la concentración parcial de un ácido la que definitivamente determina un aumento o una disminución en la síntesis de grasa corporal sino la relación entre los ácidos grasos acético y propiónico.
Importancia Nutritiva de los Ácidos Grasos Volátiles Formados en el Rumen
Los ácidos acético, propiónico y butírico, productos principales del metabolismo de los carbohidratos en el rumen, son las fuentes de energía más importantes y realizan misiones de síntesis de gran interés en los rumiantes.
La eficiente energía atrapada en el compuesto de alta energía ATP, se obtienen en dos fases de metabolismo de los Ácidos Grasos Volátiles:
1.- Transformación microbiana de la glucosa hasta Ácidos Grasos Volátiles.
2.- Por oxidación de los Ácidos Grasos Volátiles absorbidos, que se realiza en los tejidos. Además los Ácidos Grasos Volátiles absorbidos realizan funciones de síntesis: los ácidos acético y butírico son los productos iniciales para la síntesis de grasas corporal y de la leche, y el ácido propiónico para la glucosa.

Importancia de la Fermentación Ruminal de los Hidratos de Carbono en el Metabolismo Intermedio:
La importancia práctica de esta interrelación se pone de manifiesto al considerar el destino de los diferentes Ácidos Grasos Volátiles en el metabolismo del animal. En este sentido es necesario considerar que los Ácidos Grasos Volátiles, además de su papel como fuente de energía para el rumiante, constituyen importantes productos iniciales en la síntesis de diferentes compuestos orgánicos en el metabolismo intermedio del Ácido Acético como precursor.
Así por ejemplo, al ácido acético le corresponde un papel primordial en la síntesis de la grasa de la leche, siendo las fracciones destinadas a la formación de caseína y lactosa relativamente reducidas. En cambio, el ácido propiónico es, el primer término responsables de la síntesis de lactosa. El ácido butírico no muestra, en este sentido un carácter marcadamente específico, siendo utilizado en forma indistinta en la síntesis de los tres principales componentes de la leche.

4. Nitrógeno

Después del hidrógeno y el oxígeno, el nitrógeno es el cuarto elemento más abundante en la biosfera. Puesto que el nitrógeno es un importante componente de los aminoácidos y las proteínas, es uno de los elementos nutritivos más importantes de las plantas y los animales en consecuencia, el intercambio del nitrógeno comprende la transferencia de este elemento importante. El ciclo del nitrógeno comprende la transferencia de este elemento entre la biosfera, la litosfera, la atmósfera y la hidrosfera en varias formas químicas. Dentro de la atmósfera, el nitrógeno existe en formas de moléculas diatómicas, N8. Esta forma de nitrógeno se encuentra en la atmósfera en combinación con el oxígeno en forma de oxidos nitrogenados dentro de la litosfera, el nitrógeno existe principalmente como ion nitrato, NO3 y en menor grado, en forma de los nitritos, NO2, y como ion amonio, NH3 en la hidrosfera, el nitrógeno casi siempre existe como nitrógeno diatómico disuelto, N2 y como ion nitrato disuelto, NO3 la biosfera contiene nitrógeno combinado en las proteínas de plantas y animales las proteínas son moléculas complejas de los organismos vivos que contienen carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno junto con pequeñas cantidades de azufre y otros elementos como se puede observar, el ciclo general incluye, un ciclo externo comprende la atmósfera, la litosfera, o la hidrosfera unidos por la biosfera, la litosfera y la hidrosfera al ciclo externo del nitrógeno incluye la conversión del nitrógeno atmosférico en ion nitrato y ion amonio la conversión de nitrógeno molecular a estas formas ionicas se conoce con el nombre de fijación del nitrógeno. Una forma de la fijación del nitrógeno consiste en el proceso en el que nitrógeno molecular se convierte en compuestos de nitrógeno oxígeno (oxidos nitrogenados) debido a la alta energía de los relámpagos en la atmósfera. Solo una pequeña cantidad de nitrógeno se fija en esa forma este nitrógeno fijado se transporta a la superficie terrestre por medio de la lluvia y penetra en la porción del nitrato del ciclo otro modo más importante de fijación es aquel en que los microorganismos (que a menudo están estrechamente relacionados con ciertas plantas) convierten el nitrógeno molecular en formas (ion amonio, ion nitrito y ion nitrato) en las que se hace disponible al ciclo interno del nitrógeno. Este proceso de fijación se denomina fijación biológica y los microorganismos que participan en el se conocen como bacterias fijadoras de nitrógeno.
Dentro del ciclo interno, el ion nitrato sirve como fuente de nitrógeno para la mayor parte de la vida vegetal acuática y terrestre. Las plantas incorporan el nitrógeno a las proteínas vegetales. Los animales consumen muchas de las plantas, éstos convierten las proteínas vegetales en proteínas animales. Hay animales menores que pasan el nitrógeno hasta animales, superiores siguiendo a lo largo de la cadena alimenticia. El ciclo interno se completa con la muerte y la desintegración de las plantas o los animales cuando estos sistemas mueren o emiten desechos (por ejemplos, el excremento animal), la descomposición de las proteínas produce ion amonio. Ciertos microorganismos del suelo y la hidrosfera utilizan el ion amonio y lo convierten finalmente en forma de ion nitrato depositado en el suelo o disuelto en el agua. El ion nitrato se intercambia entre el suelo y la hidrosfera mediante el proceso por el que el ion nitrato disuelto se transporta gracias a las aguas subterráneas. Otros microorganismos del suelo y la hidrosfera emplean el ion nitrato en un proceso que se denomina desnitrificación. La desnitrificación es un proceso biológicos en el que ciertas bacterias convierten el ion nitrógeno en nitrógeno molecular, N2. El nitrógeno molecular que producen las bacterias desnitrificantes se convierte en nitrógeno disuelto o atmosférico. La entrada del nitrógeno molecular a la atmósfera, completa el ciclo de este elemento.
Como se mencionó antes, el nitrógeno en forma de ion nitrato sirve como elemento nutritivo esencial para el crecimiento de las plantas. Por supuesto las plantas constituyen el alimento fundamental del hombre. Para producir el suficiente alimento vegetal, utilizando los métodos modernos de agricultura, el hombre ha encontrado que es necesario alterar el ciclo del nitrógeno, fijando una mayor cantidad de este elemento que la base se obtendría sin su intervención. El hombre ha propiciado una mayor fijación biológica mediante el cultivo intencional de cosechas que están relacionadas con las bacterias que fijan el nitrógeno. Los cultivos más comunes de este tipo son las leguminosas, como la alfalfa. El cultivo de estas cosechas proporciona el nitrógeno ya fijado para otras plantas. Además del incremento intencional de la fijación biológica, el hombre ha desarrollado métodos químicos que permiten la fijación del nitrógeno. Este nitrógeno químicamente fijado se incorpora a los fertilizantes con contenido de nitrógeno que se utilizan mucho en la agricultura. El método que se utiliza para fijar químicamente el nitrógeno se denomina proceso de haber y se logra haciendo reaccionar hidrógeno gaseoso y nitrógeno para producir amoniaco. Este proceso se puede representar mediante la ecuación química:
N2-3H2------2NH3 (amoniaco)
B.- Biosíntesis:
Organismos Fijadores del Nitrógeno: La fijación del nitrógeno molecular mayor importancia en la biosfera puede ser llevado a cabo solamente limitado número de organismos. La mayoría leguminosas pueden fijar al N2 atmosférico, lo mismo que unas 250 o más especies de plantas no leguminosas. La fijación de nitrógeno por las leguminosas requiere la cooperación de la planta huésped con la de bacterias presentes en sus módulos radicíolas; se le denomina fijación simbiótica del nitrógeno.
Plantas representativas fijadoras de nitrógeno son los guisantes, las judías, el clavo, la alfalfa y la soja, entre la legumbres y el aliso, el arraclán marino y el mirto céreo entre las no leguminosas resultan fijadas por las legumbres de cosecha.
Metabolismo del Nitrógeno Absorbido: Pocos animales comen en forma constante, lo que quiere decir que el flujo de los nutrientes en el organismo es esporádico, no uniforme. La maquinaria metabólica debe estar preparada para manejar incrementos severos de los nutrientes, ser capaz de almacenarlos temporalmente para ponerlos en circulación durante las etapas de escasez. La absorción y metabolismo del nitrógeno no es la excepción. Para este proceso, el hígado es el órgano clave pues sintetiza las proteínas, provee a la circulación de los aminoácidos cuando se necesitan y procesa el nitrógeno para su excreción cuando existe en exceso. Su funcionamiento apropiado no solo depende de su capacidad de absorver y retener aminoácidos, sino de su capacidad de proveer una adecuada y cuidadosa liberación de ellos a todo el sistema.
C.- Nitrógeno no proteico de los Alimentos: No todo el nitrógeno presente en los alimentos se encuentra en forma de proteína, porque algunos insumos como el forraje verde contiene hasta un tercio de nitrógeno no proteico ya sea en forma de amidas, sales amoniacales, aminoácidos libres y nitratos.
Estos compuestos se encuentran en mayor en concentración en las hojas tiernas o zonas de crecimiento rápido de los pastos; igualmente sucede en las semillas en periodo de formación.
Compuestos Nitrogenadas no Proteicos: tanto en plantas como en animales existen ciertos compuestos que contienen nitrógeno, los que por definición, no son proteínas, es decir que no son aminoácidos unidos por un enlace peptídico. Se clasifican como compuestos nitrogenados no proteicos (NNP), que es lo único que tiene en común. Su estructura y función es muy variada para poder clasificarlos en forma específica o los compuestos púricos y pirimídicos recién discutidos están incluidos dentro de esta categoría y, por supuesto tienen una amplia distribución en los tejidos animales y vegetales. Los otros compuestos no proteicos presentes en los alimentos incluyen las amidas, aminoácidos, glucósidos y grasas nitrogenados, alcaloides, sales de amonio y nitratos. De ellos las amidas y los aminoácidos son los que tienen mayor importancia nutricional. Son especialmente abundantes en donde el crecimiento es rápido y así comprenden casi una tercera parte del nitrógeno total de las praderas y de los henos cortados tiernos 50% del nitrógeno del ensilaje se encuentra en esta forma debido, por una parte, a la inmadurez del forraje cosechada y, por otra, al proceso de fermentación durante el ensilaje que hidroliza la proteína en aminoácidos. Por ejemplo: el forraje de maíz fresco contiene 10 a 20% de Nitrógeno no Proteico, mientras que el ensilaje de maíz tiene hasta 50%. Las semillas en desarrollo tiene gran cantidad de NNP al principio, pero menos del 5% en la madurez. Los henos maduros y las mezclas de concentrados a base de semillas y sus subproductos, los que comúnmente se suministran como alimento, contiene relativamente pequeños cantidades de NNP. En los últimos años se han utilizado aditivos de NNP como fuente de nitrógeno para las dietas de rumiantes se han empleado en forma efectiva compuestas como las urea, el biuret ( 2 por urea), ácido úrico y productos amoniacales de diversos tipos. Además de los compuestos de NNP que están presentes en los alimentos, existen varios que son importantes en la nutición, ya sea como intermediarios o como productos finales del metabolismo proteico, o como constituyen esenciales de diversos tejidos y secreciones. Algunos de éstos como asparagina, glutamina, ácido úrico, urea y creatina, se tratan en otras secciones.
Azúcares (monosacáridos y disacáridos): Pueden provenir directamente del alimento ingerido o de la hidrólisis de polisacáridos durante el proceso de fermentación microbiana. Importantes contenidos de azúcares se ingieren especialmente de los pastos verdes (principalmente como sacarosa), así como de las remolachas.
Al aumentar la concentración de azúcar en la ración se produce un progresivo incremento del ácido butírico en el rumen.
Almidón y otros Polisacáridos Solubles: Principalmente presentes en los concentrados. Si predominan en la ración, conlleva a un descenso del pH ruminal, para adaptarla de la flora bacteriana aminolítica. Dentro de los márgenes fisiológicos de pH, la fermentación bacteriana es eficiente, pero si existe un descenso del pH por debajo del límite fisiológico (5,5) puede llevar a una fermentación fáctica y a acidosis ruminal.
En una dieta rica en almidón, se produce un aumento del ácido propiónico, y también del ácido butírico.
Celulosa: Dependiente de la flora bacteriana celulolítica. La acción enzimatica requiere un pH adecuado. Los principales ácidos grasos volátiles resultantes de la fermentación de la celulosa se caracterizan por presentar una proporción relativamente baja de ácido propiónico.
Hemicelulosa: Incluye diferentes polímeros tales como xclosa, arabinosa, galactosa como la relación entre los ácidos grasos resultantes son similares a los señalados para la celulosa.
Lignina: Los microorganismos que lo atacan son de carácter aerobio, por lo que la oxidación anaerobia del rumen impiden su acción oxidativa.
Es importante no sólo porque es indigerible sino porque tiende a encapsular a los carbohidratos presentes en la pared celular, disminuyendo la digestibilidad de los carbohidratos presentes en la pared celular, disminuyendo la digestibilidad de los carbohidratos al protegerlos de la acción de la celulosa bacteriana.

5. Urea

El amoniaco, la urea y el ácido úrico son los productos de excreción del exceso de nitrógeno resultante de la degradación metabólica de los aminoácidos por cualquiera de las tres vías. Los animales acuático excretan amoniaco. Cuando se dispone de menos agua, el amoniaco es convertido en productos menos tóxicos que requieren menos agua, el amoniaco es convertido en productos menos tóxicos que requieren menos agua para su excreción. Uno de tales productos es la urea que es excretada por los organismos urecotélicos que constituyen la mayor parte de los vertebrados terrestres. El otro producto es el ácido úrico excretado por la aves y reptiles terrestres, organismos que se denominan uricotélicos. Los organismos vivientes que excretan amonio son los amoniotélicos.
La urea es sintetizada en el hígado por las encimas del ciclo de la urea; es segregada a la sangre y captada por los riñones para su excreción por la orina.
El ciclo de la urea fue elucidado por Krebs y Henseleit en 1932 y sus reacciones individuales fueron descritas en detalles posteriormente por Ratner y Cohen. Krebs y Henseleit dedujeron los lineamientos del ciclo de la urea de sus observaciones de que la adición de pequeñas cantidades de ornitina y arginina estimula catalíticamente la producción de urea a partir del amoniaco, por cortes de hígado.
Arginina + H2O ----------- ornitina + urea
Sólo los animales ureotélicos tienen grandes cantidades de arginasa.

Límites al Suministro de NNP al Ganado Lechero:
Debido a que la mayoría de las vacas reciben alimento en grupos y no individualmente, los niveles de NNP en la ración deben ser ajustados para las vacas individuales que consumen mayor cantidad de alimentos (generalmente las mayores producciones de leche). Aunque el promedio de consumo de MS para el rodeo total sea un 3% del peso corporal, se ha sugerido en algunos estudios que las mayores productoras (6 a 16 semanas después de la parición) consumen 3,5% de su peso corporal. En consecuencia, una vaca de 700 Kg recibiría 220-250 g de urea (que es el límite práctico para mantener la producción de leche) si se la alimenta con una ración completa que contenga 1 a 1.1% de urea. Cuando la urea se mezcla con el concentrado y se suministra separada de los forrajes, el límite es 1,5 a 1,75% del concentrado, porque sobrepasa el 2%, el consumo disminuye (24). En caso de alimentos con mucha humedad, o en climas cálidos y húmedos, se indica un máximo de un 1% de urea en los concentrados; ello se debe a la necesidad de mantener la palatabilidad. Debido a la liberación de amoníaco por las ureasas en el alimento húmedo.

6. Posibles Problemas en la Alimentación con NNP:

Toxicidad:
El consumo de niveles altos de urea (más de 45 g/100 kg de peso corporal) en un corto período, en animales no adaptados, puede ser fatal 840): pero en el caso de animales adaptados, se puede tolerar hasta 2 a 3 veces esa cantidad. A menudo existen problemas de toxicidad debido a errores como el acceso accidental de las vacas a las reservas de urea, el desparramo de urea en los alimentos o el cálculo erróneo de los niveles de alimentación. El suministro de NNP en raciones completas, o la mezcla con ensilajes de grano minimiza los peligros, aun en el caso que se comentan errores. Las formas modificadas de urea (como Starea. Dehy-100 o urea y pulpa de remolacha) liberan el amoniaco más lentamente y protegen de la toxicidad.
Las vacas lecheras que sobreviven a la toxicidad del NH3 no sufren efectos posteriores. La producción de leche, los ciclos estrales y otros signos de bienestar rápidamente retornan a la normalidad. Se ha dejado a un lado la sugerencia que las vacas abortan a raíz de la toxicidad con amoníaco.

Sistemas para Suministrar NNP:
NNP en el concentrado vs. Raciones completas:
El NNP se suministra exitosamente a muchas vacas lecheras a través de concentrados ofrecidos una o dos veces por día.
Estudios llevados a cabo en New Hampshire (20), mostraron que no existían diferencias en la producción de leche o en la eficiencia en el servicio, entre grupos (cada uno promediaba alrededor de 8.000 Kg leche por lactancia) alimentados dos veces al día como concentrados conteniendo harina de soya o urea. La PC de ambas raciones fue 14,6% (de la MS) pero el quitar la urea hubiera disminuido un 12% la PC de la ración suministrada al grupo de NNP, un nivel demasiado bajo para grandes productoras. La incorporación de NNP en raciones completas disminuye la posibilidad de sobrecarga de amoniaco en el rumen, toxicidad de urea o problemas de palatabilidad. Ello se debe a que la distribución de NNP en los alimentos completos resulta en menos amoníaco eficiente del N de la dieta en la proteína microbiana.
Uno de los compuestos que aporta 100% de NNNP es la urea que conmunmente es utilizado en ración para vacunos adultos. La urea contiene en promedio 45% de nitrógeno, equivalente a 281% de proteína (45% de nitrógeno, equivalente a 2.81% de proteína (45 6.25 = 281). Sin embargo, el uso de este producto en la alimentación es limitado especialmente en animales tiernos (terneros) y en vacunos de alta producción; porque puede disminuir el consumo y bajar la eficiencia alimenticia. Por otro lado, la urea no es utilizada eficientemente con dietas altas en proteínas (14-16%). Mientras que con dietas bajas en proteínas (10-128) se justifica su suministro, como en el caso de los vacunos de engorde; teniendo la precaución de no utilizar niveles altos (máximo recomendable 1.5%) en la ración porque puede causar problemas de intoxicación.

La Proteínas en los Alimentos:
En los alimentos este nutriente se encuentra bajo la forma de proteína cruda o proteína total, que resulta de la combinación de la proteína total, que resulta de la combinación de la proteína verdadera y del nitrógeno no proteíco. Se calcula multiplicando el nitrógeno total del alimento por el factor 6.25. Factor que se deriva del hecho que la mayoría de las proteínas contiene 16% de nitrógeno (100 – 16 = 6.25)

7. Conclusiones

Hemos llegado a la conclusión que los ácidos grasos volátiles constituyen en los principales productos de la fermentación animal principalmente en los hidratos de carbono.
Los carbohidratos que se encuentran en el follaje de las plantas son inutilizados por el hombre y en mayoría de especies domésticas, pero son utilizados en los herbívoros.
Los animales no rumiantes absorben principalmente monosacáridos de los carbohidratos, los rumiantes absorben ácidos grasos volátiles y poco o ningún monosacárido.
Las proteínas son vulnerables al ataque microbiano debido a que están formados por compuestos de carbono.
Los ácidos grasos volátiles, además de rol como fuente de enrgía para el rumiante, también son utilizados como principales precursores para la síntesis de diferentes compuestos orgánicos en el metabolismo intermediario como en caso de la síntesis de grasa corporal.
El ciclo del nitrógeno comprende la transferencia de este elemento entre La biósfera, la litósfera, la atmósfera y la hidrósfera en varias formas químicas.
El amoniaco, la urea y el ácido úrico son los productos de excreción del exceso de nitrógeno resultante de la degradación metabólica de los aminoácidos por cualquier de las tres vías.

8. Bibliografía

1. Aron A. Bondi. Nutrición Animal. Editorial Acribia Zaragoza- España 1989.
2. Cunningham J. Fisiología Veterinaria Interamericana Mc Graw-Hill México 1995.
3. D.C. Church. Alimentos y Alimentación del Ganado. Hemisferio Sur- Uruguay 1984.
4. Lehninger Albert. Bioquímica. Ediciones Omega S.A. Plató Barclona 1987.
5. Maynard Leonard. Nutrición Animal. Séptima Edición Mc Graw-Hill México 1986.
6. Villavicencio Marino. Bioquímica. UNMSM Concytec Lima-Perú. A&B S.A 1995.
7. Universidad Agraria de la Molina. Alimentación del ganado de engorde (revista).

 

 

 

 

Autor:


Erika Geraldine Zarate Tinoco


Estudiante de Medicina Veterinaria
Uiversidad Alas Peruanas (Perù)


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Zoologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda