Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Chicales De Prepuna Del Valle Vilgo-Paganzo, La Rioja, Argentina




 

Indice
1. Resumen
2. Introducción
3. Desarrollo
4. Caracteres Estructurales
5. Cortes microscopicos en estudio
6. Anatomia De Corteza
7. Conclusiones
8. Referencias

1. Resumen

La chica riojana ( Ramorinoa girolae Speg.) es un género monotípico de Fabaceae, Subfamilia Papilionoideae, Tribu Dalbergiae, cuyo ambiente son los faldeos montañosos de San Luís, San Juan y La Rioja, en el cuadrante delimitado por los paralelos 29°30' y 33° 00' de Latitud Sud, y los meridianos 57° 00' y 58° 00' de Longitud Oeste (18).
Domina el piso montano de la formación Prepuna (6) entre los 1450 y 2600 metros sobre nivel del mar, creciendo y estabilizando acarreos y areniscas provenientes de terrenos Cuaternarios y Terciarios.
Por su temperamento robusto y elevada xerofilia es colonizadora por excelencia, brindando protección, abrigo y alimento a una rica avifauna del Valle de Vilgo, Paganzo, Talampaya y Amaná, al Sur del Sistema Nevados del Famatina ( Sierras de Sañogasta, de Vilgo y de Paganzo ); siendo su presencia fundamental en el equilibrio del ecosistema y de la cadena trófica estudiada (5,6,8).-
Los datos de relevamiento ecológico del área (5) se obtuvieron según el método fitosociológico de J. Braun Blanquet (1,2,5,11,13,14), a fin de confeccionar la cartografía de la vegetación, determinándose que comparte el ambiente con asocies halófilas, psamófilas y de riparias, conformadas por especies de importancia secundaria en cuanto a la conservación del patrimonio natural.
Su biología (3,8,9,12,17,18) y fisiología (8), como su gran aptitud para adaptarse a condiciones climáticas extremas y a los accidentes orográficos, extremas pendientes y variados materiales geológicos, pero siempre en locaciones distantes de los cursos de agua permanentes; son los factores decisivos que merecen su interés e importancia como para ser incluída, prioritariamente, en la fijación de cuencas de altura, cuando se planifica la ordenación territorial y su corrección de torrentes.
Se incluye su descripción botánica, fenológica, ecológica, fisiológica, citogenética (18), como así mismo su rol en la biocenosis.
Para las descripciones anatómicas del leño se adoptó las Normas COPANT para anatomía de madera N° 30 (1-20). En corteza (9) se tuvo en consideración la terminología de Roth en Structural Patterns of Tropical Barks (15). Los estudios analíticos de corteza, leño y albura, fueron desarrollados con la colaboración de la Cátedra de Dendrología, Facultad de Ciencias Forestales, UNSE.(8)
Los caracteres anatómicos analizados son concluyentes en cuanto a la excelencia del xilema, desde su interés estético y estructural; incluyéndose valores de histometría de tejidos, caracteres organolépticos, macroscópicos y microscópicos; anatomía de corteza y aplicaciones de la madera.
Se concluye sobre la importancia de planificar la ordenación y estabilización de áreas con similitud ecológica,mediante ensayos de reproducción y de reforestación, sin omitir la investigación de técnicas de repoblaciones "in situ".
Se declara a la especie en vía de extinción, al obtenerse un grado de presencia inferior al 1 % de los stand relevados, debiéndose proteger por Ley y concretarse su conservación mediante la creación de un Area Intangible y de Reserva de las comunidades de chicales; apoyadas en la formación de un Banco de Germoplasma, dado el consumo abusivo de semillas tanto por roedores, aves, y del mismo asentamiento humano existente; y por la detección de ecotipos con caracteres biológicos, ecológicos y xilológicos diferentes.-

2. Introduccion

Se aportan datos morfológicos, fenológicos-fisiológicos y de la biocenosis de la especie, como valores decisivos para comprender su adaptación a este clima extremo, templado y seco, de la formación Arida Andina Prepuneña (Chiozza y Dumselaar, 1958). La fisiografía es rica en valles de sierras y bolsones amplios, con elevaciones de hasta 3.300 m.s.n.m. e innumerables ríos y arroyos de cursos permanentes y temporarios que desaguan hacia el Sur ( Paganzo ).
Las precipitaciones medias anuales son inferiores a los 100 mm, con tempera-turas medias anuales entre 21 a 23 °C, amplitud térmica anual de ± 58°C, hu-medad relativa media anual del 53 %, déficit hídrico superior a los 900 mm./ año; evapotranspiración superior a los 55 mm/día durante enero, un período libre de heladas de 270 días/año, con más de 3.000 horas de heliofanía anual.
Dominan suelos de textura arenosa y ripiosos, con rocas cuaternarias en superficie, pH 8 a 9, alcalinos, con capacidades de campo desde 5 a 9 %, materia orgánica inferior al 1 % y relación C/N de 10 a 13; siendo de escasa fertilidad por tener baja cantidad de nitrógeno y moderadas cantidades de fósforo y potasio; con presencia de sales conformadas por sodio, cloruros, sulfatos y carbonatos que favorecen la revenición de los mismos. (Fuentes: AER/INTA, Chilecito y Base Aérea Anguinán, Chilecito, La Rioja)

3. Desarrollo

La especie alcanza porte decumbente en locaciones de baja densidad, pero en masas dásicas es de porte erecto con altura de 10 metros, áfilo y xerófilo, presentando sus más extensas comunidades ("chicales") sobre suelos Paleozoicos donde abundan granito y pórfidos cuarcíferos; y en terrenos del Carbonífero, Pérmico y Triásico ("Estratos de Paganzo"), formados por areniscas coloradas cementadas con calcio y óxidos de hierro y de manganeso. Los tallos jóvenes tienen epidermis con varias capas de células estratificadas (12), erectos y erizados de espinas terminales, para luego ser reptantes, distantes y postrados, conforme van adquiriendo mayor peso y edad. Los depósitos de materiales de acarreo entierran parte de sus ramas horizontales, originando raíces y brotes independientes y nuevas plantas. De esta manera avanzan ascendiendo las cumbres de las sierras y estabilizan naturalmente las pendientes y disminuyen el riesgo de torrentes y derrumbes por erosión hídrica y eólica, originándose innumerables manantiales de aguas mansas y cristalinas, sostén de los lugareños dedicados a la crianza del ganado.
Durante esta etapa colonizadora es partícipe activa de una estrecha e importante creación de biocenosis para el sitio árido, como es el sostener a una interesante avifauna en su ecosistema. Consumidores primarios como: roedores, zorros, guanacos, loros, yutos, perdicitas, insectos, ácaros, hongos y bacterias dependen de la producción de su mantillo, frutos y semillas ricas en reservas albuminosas. Aquellos, a su véz, sirven de alimento a las aves rapaces y cantoras, batracios, reptiles, ofidios, arácnidos, murciélagos, comadrejas y gato montés; que conforman a los consumidores secundarios. Los grandes felinos como el puma y las grandes aves rapaces como el cóndor y jotes se alimentan finalmente de aquéllos y son los consumidores terciarios. Finalmente y sobre los restos de materia orgánica muerta, actúan consumidores detritívoros: lombrices, pequeños artrópodos del suelo, nemátodes y anélidos acuáticos. Paralelamente actúan los organismos saprófitos como las bacterias y los hongos causantes de la descomposición y liberación de elementos inorgánicos que incrementan la fertilidad y el estado de agregación de estos suelos ripiosos, rocosos y arenosos, sumamente sueltos y fácilmente erosionables, reciclándose aquellos nuevamente por absorción y nutrición del sistema radicular y aéreo de los chicales, con lo cual se reinicia el ciclo biológico. Esta estructura de la cadena trófica observada a campo, puede permanecer en equilibrio indefinidamente, porque el tamaño de las poblaciones se regula y mantiene de acuerdo con las condiciones que determina este ambiente. Pero, si desaparece la fuente de producción de alimento, sea por incendios periódicos e intencionales, cortas comerciales, aumento de roedores o de insectos perjudiciales, y al no haber fuentes alternativas de alimento tiene escasa capacidad para estabilizarse y es posible el desequilibrio, ya que las poblaciones de los niveles superiores se extinguen o emigran por la falta del alimento. Las de niveles inferiores, al ser eliminada la presión limitante de mayor importancia, se reproducen y aumentan su número fuera de control, y generalmente terminan por agotar los recursos del ambiente , con lo cual también declinan.
Desde su germinación y durante los primeros años, su crecimiento se circunscribe a la producción de un pobre crecimiento de ramos verdes con parénquima clorofiliano en palizada, células grandes glandulares tanto en periciclo como en médula (12), con escamas foliosas lanceolado-subuladas (17), estriados y pubérulos; destinando la mayor parte de sus reservas a la expansión rápida en profundidad del sistema radicular pivotante hacia capas freáticas, emitiendo también raíces viajeras superficiales que llegan hasta los cauces distantes en procura del agua de torrentes ocasionales (8). Este sistema complejo de varios tipos de raíces, le permite sobrevivir en momento de gran estrés hídrico, observándose a varios cientos de metros de su localización. Desde mediados de octubre hasta fines de noviembre, cada vástago de un año de edad, presenta yemas de flores que originan entre 6 a 9 racimos laterales de hasta 15 cm de longitud, en cuyo extremo aparecen las flores amarillo-anaranjadas, papilionoideas, pedunculadas ( pedúnculo de 2 a 5 mm ) de 10 a 11 mm de largo, en número variable entre 12 a 18 por racimo. Cada racimo o inflores-cencia brinda entre 1 a 3 legumbres secas de maduración estivo-otoñal, indehiscentes, leñosas y fibrosas, obovoide o elíptica, subcomprimida, glabra, castaño-claras hasta negruzcas. Miden hasta 7 cm de longitud, por 4 cm de ancho y 2,5 cm de espesor, similares al fruto de "maní", pero con ala leñosa y filosa, circundando la zona medial (8,12,17). Por su particular estructura, las semillas pueden permanecer en el interior de la legumbre, a salvo de incendios, sequías y depredadores ocasionales. Los roedores y la especie establecen así un mutualismo que beneficia ambos: aquéllos quedan menos expuestos a las aves rapaces y a la adversidad climática, obteniendo alimento rayendo la corteza endurecida de sus frutos para alimentarse de sus semillas; mientras que la chica se resiembra al ser liberadas sus semillas y acumuladas en las cuevas. La excavación de estas últimas provoca el enterrado de ramas y su enraizado. Los roedores, a través de sus heces y cuerpos muertos, aumentan la fertilidad del suelo y de sus poblaciones de microorganismos. La fijación del nitrógeno atmosférico es llevado a cabo por bacterias quimiosintetizadoras fijadas en estructuras nodulares de las raíces.
Los frutos tienen desde 3 y hasta 7 semillas castaño-rojizas, brillantes de 18 mm de longitud por 12,5 mm de ancho y 6,5 mm de espesor, ovales, ricas en endosperma albuminoso, con hilo subapical protegido por un breve rostro radicular. Es común que los lugareños preparen los frutos a las brasas para cocinar las semillas y luego saborearlas e ingerirlas igual que maníes y otras veces las usan como sucedáneo del café (17); siendo un alimento principal en época invernal, muy codiciado por los changuitos".
Durante el período pre-incaico y pre-hispánico los chicales constituyeron la base de alimentación de las tribus y asentamientos diaguitas que poblaron el área, habitando el centro del triángulo de la Nación ANTAPA ( ANCHUMBIL-TALAMPAYA-PALUQUI ), y por usos y costumbres se realiza aún en nuestros días. Actualmente se encuentran innumerables testimonios de sitios de asentamientos y de objetos como cántaros, conanas, manos, morteros, así como grabados y dibujos que delatan su presencia numeraria.
La chica se disemina (8) merced a la acción de roedores, loros y también en ocasiones de fuertes torrentes, que terminan de liberar sus semillas repoblando nuevas áreas y cauces tributarios o principales del ecosistema, aminorando el peligro del fenómeno aluvional.
Su comunidad fitosociológica (4,6,7,10,16) se forma con otras especies leñosas, tales como: Maytenus viscifolia, Schinus polygamus, Proustia cuneifolia, Condalia microphylla, Prosopis flexuosa, P. chilensis, Bulnesia retama, Larrea cuneifolia, Monttea aphylla, Tricomaria usillo, Cyclolepis genistoides, Cercidium australe, Cassia aphylla, Atriplex lampa, Gochnatia glutinosa, Ximenia americana, Lithraea ternifolia, Capparis atamisquea, Zuccagnia punctata. En el sotobosque aparecen especies del estrato herbáceo tales como: Aristida adscensionis, A. mendocina, Pappophorum philippianum , P. caespitosum, Trichloris crinita. Se encuentran, además, Tagetes pusilla, Helenium donianum, Hyalis argentea, Gutierresia gilliesii, Thymophylla belenidium, Parthenium hysteriophorus, Porophyllum lanceolatum, Verbesina encelioides,
Flourensia fiebrigii, F. polyclada, Salvia gilliesii, Mutisia aff. orbygniana, Aloysia castellanosii, Deinacanthon urbanianum. Abundan enredaderas como Morrenia odorata, Philibertia gilliesii var. parvicoronata, Cucurbitela asperata, Tweedia brunonis, Clematis barbadense, etc. Las cactáceas son numerosas y se hallan: Trichocereus terscheckii, T. candicans, Opuntia sulphurea, O. glomerata, Cereus aethiops, Echinopsis cfr. intricatissima, etc.. Existen epífitas tales como Tillandsia xyphioides, Deuterocohnia longipetala, acompañadas de hemiparásitas como Psitacanthus cuneifolius, Tristerix verticillatus; como por el líquen litófilo Usnea durietzii.-
Esta especie posee un genoma igual a 10 (18) y una elevada especialización en sus tejidos y disposición singular de sus elementos anatómicos del leño (8), delatando su carácter fuertemente xerófilo y un uso eficiente del agua.
Por la excelencia de su leño con taninos, conformado por un 40 % de fibras, 29 % de parénquima paratraqueal, 18 % de vasos cortos y 13 % de radios uniseriados estratificados; veteado floreado (zebra wood); textura fina y homogénea es, sin duda, una de las mejores maderas pesadas

4. Caracteres Estructurales

Anatomía del Leño:
Descripción Macroscópica
Caracteres organolépticos:
El leño presenta color pardo-violáceo en su durámen (Tipo IV), oscureciéndose con el tiempo por oxidaciones. Es muy vistoso ya que presenta zonas más oscuras donde alternan bandas castaño-amarillentas con bandas castaño-violáceas, posiblemente ello se debe a golpes de tanino en la planta, hecho corroborado al observar las muestras microscópicamente. El durámen es concéntrico con anillos escasamente demarcados, comenzando a partir de una línea de coloración más clara, difícil de precisar por la desigual acumulación de taninos en la misma. Existe transición abrupta entre albura y durámen debido a una gran diferencia en colores. La albura es blanco-amarillenta (Tipo I), delgada y abarca entre el 17 a 20 % del diámetro del tronco. Corteza pardo-grisásea, delgada (1000 a 1700 m), caediza en placas longitudinales, con acumulación de varias peridermis que forman un ritidoma escamoso (8,9).-
Especie de muy lento crecimiento, con espesores de anillo anual de crecimiento desde 0,8 hasta 1,5 mm., existiendo ejemplares centenarios de más de 1 metro de diámetro basal.
Exhibe un veteado floreado muy agradable producido por sustancias xilócromas, alternándose bandas oscuras con zonas más claras (zebra wood) al acumularse taninos xilemáticos en forma irregular.
Es madera de grano recto, textura fina y homogénea, dotada de excelente resistencia estructural mecánica. Es de sabor astringente, olor agradable y de brillo muy intenso, con un peso específico entre 1,080 a 1,100 kg./ dm3, extremadamente dura y pesada.

Caracteres estructurales de observación macroscópica:
Porosidad difusa no uniforme, con vasos de mayor diámetro al comienzo del anillo de crecimiento. La concentración de los vasos varía en relación al anillo pero se mantiene regular de un anillo a otro.

5. Cortes microscopicos en estudio

Corte Transversal x 100:

Corte Transversal x 400:

Corte Tangencial x 100:

La proporción entre los diversos tipos de vasos es mayor para solitarios con 87 %, múltiples de 2: 7 %, múltiples de 3: 2 %, múltiples de 4: 1 % y vasos geminados con un 3 %. Por su diámetro son vasos pequeños de forma redondeada, con contenidos.
Presenta parénquima no visible x 10 aumentos. Los radios son finos, numerosos (12-15 radios/ mm) y no visibles x 10 aumentos.

Descripción Microscópica
Los poros presentan un diámetro tangencial x: 56 m (30-90 m ), siendo pequeños a muy pequeños. La longitud de los vasos x: 230 m (220-250 m ), siendo cortos; placa de perforación simple y horizontal. Los vasos presentan obstrucción por tílide escasa y por contenidos orgánicos (taninos). Parénquima paratraqueal vasicéntrico y delgado, de 3-4 camadas de células, confluente en bandas más o menos contínuas. Es notable la abundancia de contenidos tánicos en las células parenquimáticas. En sección tangencial presenta estratificación en series de dos células fusiformes, ambas de la misma altura que los radios. Los radios se presentan estratificados totalmente, siendo homogéneos del Tipo III de Kribs, uniseriados; con altura entre 6-10 células y entre 180-230 m , con células de contacto. Las fibras son fusiformes, algunas vivas con contenidos tánicos en su lúmen, punteadura simple. Son cortas ya que su longitud es x: 270 m (160-350 m ), diámetro tangencial x: 10,75 m (7,5-12,5 m ); diámetro del lúmen x: 5,25 m (2,5-7,5 m ) y un espesor de pared x: 2,5 m .
Se observan, además, fibrotraqueidas y traqueidas vasculares, con camadas de células de parénquima septado de 8 a 20 células conteniendo cristales rómbicos de oxalato de calcio.
Por todas estas cualidades es madera muy utilizada para confeccionar instrumentos musicales y de medición, piezas torneadas, ejes de ruedas para carros, parquets, esculturas, tallas, etc. pudiendo constituirse en alternativa válida para la extracción de sustancias tánicas (8).

6. Anatomia De Corteza

Descripción Macroscópica:
La corteza externa es dehiscente en placas longitudinales poco profundas, de color pardo grisáceo. Transversalmente se diferencia una corteza viva y muerta por su coloración. Presenta estructura laminar y el tejido duro se estratifica en relación al blando. Existe acumulación de varias peridermis con formación de ritidoma de tipo escamoso. No presenta exudados.
La corteza viva mide 800 m de espesor, mientras que lacorteza muerta ( más oscura) es de 500 m y los valores de corteza total oscila entre los 1.000 y 1.700 m .

Descripción Microscópica:

La corteza interna es muy delgada y esta formada solamente por tejido blando en escasos estratos de células.
La corteza media presenta tejido diferente y duro formado por fibras libriformes dispuestas en placas superpuestas (desarrolladas en senido radial), sólo interrumpidas por radios delgados. Se observa aplastamiento de los tubos cribosos, desviándose los radios leñosos en una sola dirección.
La corteza externa no presenta dilatación de los radios leñosos, pero con alto contenido de taninos tanto en parénquima axial como radial.
Presenta cristales rómbicos en camadas de células parenquimáticas septadas, de 8-10 células. La peridermis presenta un súber formado con células rectangulares de paredes delgadas, de 15 a 20 células de espesor; y una felodermis poco desarrollada. El ritidoma es escalar con acumulación de más de 5 capas peridérmicas.

7. Conclusiones

Sin lugar a dudas, la función principal de esta especie es la realización de las siguientes funciones múltiples benefactoras:
1°) Estabilización de terrenos inestables en cuencas hidrográficas de altura
2°) Mantenimiento de biocenosis variada y abundante en zona árida.
3°) Aprovisionamiento, creación y regulación de manantiales de agua potable.
4°) Ordenación territorial y manejo racional de suelos, mediante el cultivo y aprovechamiento de otras especies forestales, frutales y forrajeras.
6°) Estabilizar asentamientos humanos de la zona, ya que además de equilibrar el ecosistema, brinda alimento al hombre campesino.
7°) Realizar estudios climáticos y de caudales mediante dendrocronología.
8°) Permite contínuamente que el ecosistema pueda funcionar como una unidad autosuficiente que no requiere de aportes externos de materia, pero sí de un manejo racional de los recursos naturales y artificiales.
9°) Uso del agua para radicar industrias elaboradoras de aguas minerales y piscifactorías.
Debido a sus funciones e importancia prioritariamente ecológicas y ante eventuales usos comerciales abusivos e irracionales, se propone:
1°) Iniciar ensayos de producción de plantines en vivero, con el objeto de reforestar y fijar cuencas hidrográficas degradadas, o bién emplear aviones o helicópteros para distribuir sus frutos y ampliar su repoblado hacia áreas nuevas con similitudes ecológicas.
2°) Declararla como especie protegida por ley, prohibiendo absolutamente sus cortas con finalidad comercial.
3°) Crear un Area Intangible y de Reserva Ecológica en el área del Valle de Vilgo y Talampaya, con el objeto de estudios científicos y de ampliación del área turística.
4°) Crear un Banco de Germoplasma ante el inminente peligro de extinción de la especie.
5°) Introducirla como cultivo alternativo de zona árida como frutal y forestal, en asociación con crianza de ganado menor.

8. Referencias

1.- BRAUN BLANQUET, J. 1950. Sociología Vegetal: estudio de las comunidades vegetales. Versión castellana de Grassi y Digilio. Buenos Aires.
2.- BRAUN BLANQUET, J. 1979. Fitosociología: bases para el estudio de las comunidades vegetales. Ed. H. BLUME. 820 p.
3.- BURKART, A.1952. Las leguminosas argentinas silvestres y cultivadas.Ed.ACME AGENCY, Bs.As.
4.- CABRERA, A. 1978. Flora de la provincia de Jujuy. T.XIII, parte X. INTA.
5.- FEMENIA,J.H.1989.Estudio de la flora del Parque Provincial Talampaya.UPLR.Sede Chilecito.75p
6.- FEMENIA, J.H. 1990. Las comunidades vegetales de Talampaya. UPLR. Sede Chilecito. 60 p.
7.- FEMENIA, J.H. 1994. Flora de Talampaya: descripción y utilización.UNLaR. Sede Chilecito.300 p.
8.- FEMENIA, J.H. y A.M. GIMENEZ DE BOLZON. Ramorinoa girolae: una especie leñosa xerofítica. Actas X Congreso Forestal Mundial, 1991, y Actas I Jornadas de Ciencia y Técnica del NOA, 1992. 9 p.
9.- GIMENEZ DE BOLZON, A.M. 1989. Estructura cortical de leguminosas argentinas. Actas XXII Jornadas Argentinas de Botánica. Córdoba.
10.-HUNZIKER, J. 1952. Las comunidades vegetales de la cordillera de La Rioja. Rev.Inv.Agr., Tomo VI, 2: 166-195.
11.-MATTEUCCI, S. y A. COLMA. 1982. Metodología para el estudio de la vegetación. AEA.
12.-O'DONELL, C. 1939. La anatomía de una interesante planta afila cuyana-Ramorinoa girolae. Physis 15 (47): 311-321.
13.-ROIG, F.A. 1973. El cuadro fitosociológico en el estudio de la vegetación. Deserta 4: 45-67.
14.-ROIG,F.A. 1966. La cartografía de la vegetación. Bol.Est.Geogr. XIII: 255.
15.-ROTH, I. 1982. Structural Patterns of Tropical Barks.
16.-RUIZ LEAL, A. 1972. Flora popular mendocina. Deserta 3. IADIZA. Mendoza.
17.-SPEGAZZINI, C. 1924. Un nuevo género de leguminosa ( Ramorinoa ). Physis 7 (21): 262-267. Bs.As.
18.-SUBILS, R. 1981. Recuento cromosómico en Ramorinoa girolae Speg.(Fabaceae) Kurtziana 1: 307.

 

 

 

Autores:
Jorge Hugo Femenía
Cátedra de Silvicultura y Fisiología Vegetal




Teresita Inés López
Cátedra de Botánica

Ingeniería Agronómica, Universidad Nacional de La Rioja, Sede Chilecito
Miguel Azcuénaga s/n. C.P. 5360 SAN MIGUEL, CHILECITO, LA RIOJA, ARGENTINA
Te. 03825-429153


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Biologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda