Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El Contador Frente al Deber Moral

Enviado por cruz_richard



 

  1. El contador
  2. La moral y la etica c.p.a. #BIBLIO
  3. La administracion
  4. Contabilidad gerencial y finanzas de la empresa
  5. Conclusiones
  6. Recomendaciones
  7. Bibliografias

 

INTRODUCCION

El presente trabajo se plantea como una exposición de la función que cumple el contador dentro de la organización, destinado principalmente a apoyar la toma de decisiones administrativas. Pero también se analiza el papel moral de éste frente a las decisiones administrativas que van en contra de los cánones del Código de Etica Profesional.

La propuesta es que el contador debe proveer de las herramientas necesarias para la toma de decisiones de la empresa, en un nivel estratégico, táctico u operativo.

El contador público, en su desempeño profesional, debe tener como requisito ser una persona honorable, con alto grado de principios moraléticos en el desempeño de sus funciones, a fin de que su nombre no se vea envuelto en asuntos de dudosa procedencia, o manejo inexplicable.

El contador debe mantener la exactitud e integridad moral que debe caracterizar al trabajo de la contabilidad en las organizaciones.

La empresa, por su parte, tiene una finalidad con respecto al profesional de la contabilidad, y es la de respetar su buen desenvolvimiento dentro de la empresa. Esto quiere decir que no le debe imponer a éste asunto que pongan en tela de juicio la moralidad de la misma.

 

CAPITULO I

1. EL CONTADOR

1.1. LEY, INSTITUCION Y NORMAS QUE LO REGULAN

El 19 de junio de 1944 se publicó en la Gaceta Oficial No.6095 la Ley sobre Contadores Públicos Autorizados y Sobre la Escuela de Peritos Contadores. Esta Legislación pasaría a conocerse entre los relacionados con esta rama profesional como la 633, número que la identifica.

En el artículo 9 de la mencionada Ley se dictan los requisitos para conseguir la autorización para ejercer en la República Dominicana (exequátur). En el artículo 5 se establece el alcance de los trabajos a realizar, así mismo el artículo 18 establece que: "Para todos los fines legales los contadores públicos autorizados serán considerados como profesionales liberales y podrán posponer a sus nombres las iniciales CPA como indicativo de su profesión e investidura".

El CPA es ante todo un profesional universitario; el título profesional es el que lo califica por encima de cualquier otra consideración. Esos estudios superiores son los que garantizan a la clientela que los servicios prestados por esas personas son de alta calidad, derivados de los conocimientos adquiridos por medio de un proceso educativo de alto nivel.

Esa condición de profesional sirve como garantía de un adecuado espíritu de servicio y responsabilidad social. Al que ostenta la condición de CPA se le advierte un profesionalismo de alto nivel y se le supone que trata de servir, en primer lugar, a la sociedad ante la cual tiene un agradecimiento y una responsabilidad. Los principales instrumentos de trabajo de un CPA son sus conocimientos y su capacidad intelectual; en su moral está el usarlo para el bien o para el mal.

CONTADOR PUBLICO.

Cuando al sustantivo "contador" se le añade el adjetivo "público", éste adquiere connotaciones muy importantes. Ese adjetivo público tiene dos explicaciones:

• La primera proviene del hecho de que ofrece sus servicios al público en general y no a una sola persona, en oposición al término privado que indicaría lo contrario.

• El contador es público porque su responsabilidad es para con el público en general, más que con el cliente que le va a pagar.

CONTADOR PUBLICO AUTORIZADO.

La denominación de autorizado proviene del papel del Gobierno Dominicano como intermediario en la certificación de la idoneidad del profesional para servir como tal. En el artículo 7 de la Ley 633 se expresa

que: "Los reportes preparados por los contadores públicos podrán ser puramente objetivos, conteniendo únicamente los hechos y datos investigados; pero podrán tener también la opinión personal del contador público sobre los hechos y datos investigados, pero en el entendido de que la certificación prevista en el artículo anterior se referirá siempre a los hechos y datos objetivos del reporte".

Esa objetividad requiere independencia del contador hacia quien lo contrata. El requerimiento más importante de los contadores es que sean vistos por el público y el Estado como verdaderamente independientes de los intereses de sus clientes. Las leyes han creado para los CPA una condición de la cual disfrutan pocas profesiones. La fe pública le está reconocida a algunos profesionales liberales, y dentro de la maquinaria estatal sólo la Policía Nacional tienen concesiones semejantes. Los contadores son diferentes de todos los demás participantes en la economía del país porque se les ha dotado de reputaciones de objetividad e imparcialidad que están íntimamente asociadas con el concepto de independientes. Entre todos los profesionales universitarios, sólo ellos son considerados como árbitros desinteresados entre los intereses públicos o privados y los del pueblo que los sostiene con sus impuestos y consumo.

El objetivo de la Ley 633 y el interés del público reside en que se espera que el CPA proteja sus intereses y no promueve los intereses de sus clientes a expensas suyos. Es inapropiado para los auditores independientes, que actúen como defensores parcializados en beneficio de los intereses de sus clientes. La confianza pública en la exactitud y utilidad de la información financiera empresarial, depende de la firme creencia de que tal información ha sido revisada y certificada por auditores calificados que son realmente independientes. La confianza de la independencia de los auditores requiere que tengan intereses directos o indirectos con los asuntos de sus clientes.

El Instituto de Contadores Públicos Autorizados de la República Dominicana (ICPARD) fue creado por la Ley 633, de fecha 16 de junio del 1944, y es la máxima organización de contadores públicos autorizados de la República Dominicana, y tiene las siguientes finalidades :

a) Contribuir al adelanto de la contabilidad y proponer el desarrollo de la profesión de contador público autorizado.

b) Estrechar las relaciones entre los contadores públicos autorizados del país, y entre éstos y los colegas extranjeros.

c) Promover y mantener un alto prestigio en el ejercicio de la profesión de contador público autorizado.

d) Salvaguardar los intereses profesionales de sus miembros y proporcionarles ayuda profesional o moral.

e) Procurar la unificación de criterios entre sus asociados, en las cuestiones de carácter profesional.

f) Dictar reglas obligatorias para sus asociados acerca de normas y procedimientos de auditoría, principios de contabilidad, ética profesional y cualesquiera otras reglas que fueren necesarias para el mejor ordenamiento del ejercicio profesional.

El ICPARD es un organismo profesional miembro de la Federación Internacional de Contadores (IFAC), máxima autoridad de la profesión a nivel mundial, responsable de la emisión de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC's) a través del Comité de las Normas Internacionales de Contabilidad (IASC) y de las Normas Internacionales de Auditoría (NIA'S), con el objetivo de lograr uniformidad en los registros contables y en la práctica profesional del contador público autorizado alrededor del mundo.

1.2. IMAGEN DEL CONTADOR

El contador público juega un papel decisivo en una economía global y por lo tanto debe ajustarse a esos cambios, convirtiéndose en un administrador diestro de este proceso, capaz de determinar la necesidad y la forma de inversión estratégica en tecnología de información, y así mismo ser capaz de poder manejar los riesgos inherentes.

Entonces el contador debe proyectar su imagen a través de un lenguaje, un idioma con el cual se entiende la empresa y todos los que con ella se relacionan.

- Constancia y orden

- Claridad y limpieza

Trabajo - Puntualidad y dedicación.

- Sencillez y precisión.

- Dominio de la profesión.

- Accesible y cortés.

Proyección - Culto e intelectual.

Social del Persona - Entusiasta y optimista.

Contador. - Agil y dinámico.

- Comprensivo y humano.

- Responsabilidad.

- Respeto y discreción.

Etica - Amplio criterio.

- Independencia mental.

- Honradez y confiabilidad.

La tarea y misión del contador público es proveer un servicio profesional que siempre exceda las expectativas de sus clientes y del público. Para ello es necesario aceptar el permanente desafío con la fuerza del conocimiento y la voluntad para alcanzar siempre el éxito.

Los profesionales de la contabilidad y auditoría constituyen factores del progreso empresarial y facilitadores de los nuevos procesos de mejoramiento de las organizaciones.

1.3. DEBERES Y FUNCIONES DENTRO DE LA EMPRESA.

Para entender cuales son las funciones y deberes del CPA dentro de la empresa, debemos definir que significa cada cosa :

Deber:

Es el sentido de responsabilidad que nos obliga a proceder dentro de determinados preceptos ya establecidos. Este constituye una obligada norma de comportamiento que se nos impone y la cual no podemos eludir.

Todo profesional para poder ser considerado y respetado dentro del conglomerado, como un representativo dentro de su carrera, está comprometido a cumplir sus deberes como profesional.

Funciones:

Pueden ser definidas como el desarrollo y las ejecuciones de una o varias actividades con el objetivo de lograr una meta.

Teniendo estos conceptos definidos, entonces podemos proceder a enumerar las funciones y deberes más relevantes. En el caso de los deberes somos de opinión que el más importante es :

Suministrar las informaciones fiables y oportunas para la toma de decisiones.

Elegimos este único deber por las siguientes razones :

a) El CPA debe suministrar de manera clara todas las informaciones de relevancias importantes a la administración.

b) Es responsabilidad del CPA que las decisiones tomadas por la gerencia en base a las informaciones suministradas por él sean las más correctas.

Dentro de las funciones tenenos :

• Las aperturas de los libros de contabilidad.

• Establecimiento de sistema de contabilidad.

• Estudios de estados financieros y sus análisis.

• Certificación de planillas para pago de impuestos.

• Aplicación de beneficios y reportes de dividendos.

• La elaboración de reportes financieros para la toma de decisiones.

Con estas funciones enumeradas no queremos decir de modo alguno que sólo son éstas las que puede ejercer el CPA dentro de las empresas, dado que está más que demostrada la capacidad sobrada con que cuenta éste para ejercer muchas más.

 

CAPITULO II

2. LA MORAL Y LA ETICA C.P.A.

Siendo la ética la ciencia aplicada al arte de vivir, y la moral el conjunto de hechos sicológicos que dignifican la vida, nada se opone a que pensamos, en el sentido de aplicar conjuntamente la moral y la ética a la profesión contable para constituir lo que se ha de llamar Moralética.

2.1. BASE DE APLICACION DE LA ETICA

Todas las carreras liberales tienen que estar ajustadas a normas fundamentales tendientes a su perfeccionamiento moral. En esta virtud, la carrera de contabilidad no escapa a estos lineamientos porque mientras mejor formación ética tienen sus ejecutores, en esa misma proporción habrá una mejor aplicación de las reglas que hacen un cumplimiento eficaz de la carrera.

Toda actividad del contador debe ajustarse armónicamente a las normas de moralidad, para de esta manera darle prestigio, enaltecer la carrera y por consiguiente merecer la aceptación general en el ámbito donde es aplicada.

2.2. RESUMEN DEL DESARROLLO HISTORICO DE LA MORAL

La moral, antes de ser normativa y de ser una forma imperativa del bien social, tuvo su asiento indiscutiblemente en la conciencia humana. La moral apareció en forma congénita en el hombre, de manera instintiva.

Los grandes precursores de este arte fueron: Kant, Platón, Sócrates y otros que por razones de espacios en la elaboración de este trabajo, no mencionaremos, pero que tuvieron gran incidencia en el desarrollo de esta disciplina.

Una de las principales contribuciones de los griegos a la teoría moral y a la filosofía en general, es la extraordinaria variedad de problemas que plantearon y discutieron en términos claros y simples, aun en un lenguaje admirable.

La idea de una ley moral, universal y divina, enraízada en la naturaleza de las cosas, encontró su expresión más cumplida en los estoicos, la escuela fundada por Zenón y que tomó el nombre del pórtico donde éste enseñaba y quien se hizo célebre por la severidad de su moral.

Según los estoicos nada hay bueno, sino la virtud; nada malo, sino el vicio. La virtud es la felicidad, el vicio es la desdicha. La virtud es sabiduría, el vicio insensatez.

2.3. FORMACION DEL C.P.A.

La formación surge de acuerdo a las necesidades de cada individuo que trata de obtener un título universitario. El C.P.A. es la secuencia de los conocimientos que se van adquiriendo escalonadamente, deben estar revestidos de la ética, o sea la aplicación de la moralidad, para una aplicación futura y efectiva de la Carrera. Existen múltiples factores que contribuyen a la formación del C.P.A., como son: La vocación y orientación.

2.4. FORMACION HUMANA Y TECNICA.

El C.P.A. basa su personalidad en dos elementos esenciales: técnica del trabajo y calidad humana. El primer término implica una preparación académica que comprende conocimientos de contabilidad, matemática, economía y ciencias afines, y el segundo que de manera alguna cede información al primero, presupone la existencia de ciertas normas morales sin la cual el C.P.A. no merecería el crédito que justifica su razón de ser.

Las actuaciones del C.P.A. se clasifican en técnicas y éticas. La técnica se adquiere con el estudio, la ética se adquiere con la práctica habitual de los principios morales que la sociedad estima esenciales para depositar su confianza en un individuo. La técnica sólo hará, en el mejor de los casos, un buen factor, pero n o basta para cimentar una personalidad profesional. Por otra parte, la integridad y honradez del C.P.A. serán las bases de sus actividades profesionales y las que en mayor grado contribuirán a formar una clientela; integridad para investigar la verdad y honradez para exhibirlas.

2.5. LA ETICA APLICADA A LA PROFESION CONTABLE.

La ética representa las características humanas ideales o de autodisciplina en exceso, de las exigidas por la ley.

En el caso de los C.P.A. profesionales, puede considerarse la ética como un sistema de principios morales y la observancia de reglas para gobernar las relaciones con los clientes, el público y otros contadores públicos, y está relacionada con la independencia, autodisciplina e integridad moral del profesional.

Con este fin los miembros o asociados del Instituto de Contadores Públicos Asociados (ICPA) deberán en todo momento de acción, guardar estricto secretode los asuntos de sus clientes, esforzarse constantemente para mejorar su habilidad profesional, observando las Normas Internacionales de Auditoría Generalmente Aceptadas (NIA), promover las formas más completas y comprensibles en el informe financiero, sostener la dignidad y el honor de la profesión, y mantener altas normas de conductas profesionales.

La moral profesional es una aplicación de la moral a la profesión, o mejor dicho el profesional que es el hombre y puede ser cristiano con una función que cumplir en sociedad. No deben ser distintos los principios que rijan la moral del profesional en cuanto tal, de los principios que han de regir la vida de cualquier mortal, puesto que la moral como la verdad no pueden ser más que una.

Entre los protagonistas de las ciencias económicas o del proceso económico se destaca el contador como árbitro, y en cierto modo responsable de los métodos administrativos y como el autor, consciente de las informaciones, las cuales fundamentalmente requiere la economía.

El papel de la contabilidad es iluminar la administración para que opere de la mejor forma posible, en su doble carácter de acción y razonamiento.

Mucho depende de la capacidad y responsabilidad de los contadores, porque si el comercio y la administración consisten en el manejo técnico de los bienes y servicios, la función de los contadores tiende a orientar esa acción.

La función del contador, en el sentido estrictamente profesional, nos enseña don Rafael Alonso y Prieto: "Se condensa en dos términos":

- La mayor trascendencia.

- La que propone mayor responsabilidad al contador.

El CPA tiene la obligación de la consagración y el adiestramiento, haciendo conciencia de sus propias funciones. Si de él depende el rumbo de la empresa, con su sinceridad, lealtad y capacidad deriva la apreciación de un patrimonio cualquiera que sea, según su acción en la particularización, podrá ser considerado este profesional como un fruto superior o no.

Existen tres requisitos impuestos a la información para la toma de decisiones administrativas :

• Significación.

• Oportunidad.

• Veracidad.

La función intelectual del contador es operar en la realidad con arreglo de las esencias y principios de la ciencia, para, de manera responsable, iluminar la administración y las decisiones que tiene que tomar en las empresas.

El Código de Etica Profesional es explícito con el papel del contador público al servicio del sector privado, en cuanto a su integridad y lealtad con las empresas.

2.6. NORMAS ETICAS EN LAS RELACIONES LABORALES.

Cuando nos reunimos para plantear nuestro tema EL CONTADOR FRENTE AL DEBER MORAL Y LAS DECISIONES ADMINISTRATIVAS pudimos apreciar los problemas éticos y morales a los cuales la práctica de la contaduría pública está sometida.

Hablaremos de las normas éticas, empezando por:

2.6.1. La Conciencia moral del CPA.

La ley es la norma de lo que debe hacerse como bueno y evitarse como malo, por eso es que el contador se encuentra en una encrucijada cuando se le ordena que altere, que maquille o desvíe informaciones que de alguna manera beneficiará a la compañía, se pone en juego su moralética y su puesto dentro de la organización.

La conciencia del CPA se forma instruyéndola convenientemente, educándola con esmero, haciendo lo posible porque conserve su rectitud nativa, y si ésta es recta, nos dicta lo que es conforme a la ley, por lo que estamos obligados a omitir lo que ella prohibe, porque la conciencia es la norma de nuestras actuaciones.

El CPA es responsable de sus actos libres, por tanto sólo es responsable del mal cometido, ya sea por acción, ya sea por omisión o porque lo ha querido libremente, si éste ha sido el dictado de su conciencia.

El profesional que se entregue al creciente interés que despiertan las normas éticas y los principios fundamentales de la profesión, dejará de sentir en su conciencia la amargura y la decepción que le producirán actos, hechos, recuerdos de su vida realizados con inconscientes desenvolturas, creyéndolos justos y morales, y creyendo que no procedió con error.

2.6.2. Comportamiento del CPA Frente a sus Colegas.

Lo ideal en las relaciones de los contadores públicos con todos aquéllos que laboran dentro de la función contable, ya sea éstos empleados en la industria, comercio, firmas y otros, o sea que ofrezcan sus servicios de manera independiente, sería de que existieran vínculos de compensación y no de competencia.

EL CPA tiene para con sus colegas, en mucha mayor proporción que para el resto de sus semejantes, el deber de ser justos y honrados.

• Compañerismo :

Entre los profesionales debe existir la armonía y estimación, pues éstos son el resultado de las buenas relaciones producto de las actuaciones civilizadas regidas por normas preestablecidas.

Solidaridad :

Somos solidarios de hechos con la sociedad en que vivimos. El CPA realiza un acto solidario cuando cumple con los principios y normas que rigen el ejercicio de la profesión y se une, a fin de que sus metas y objetivos se materialicen de una manera real y positiva.

• Respeto mutuo:

El respeto mutuo es una de las normas más importantes que deben cumplir los C.P.A., porque es así como damos muestras de apego a los más elementales principios éticos. Debe prevalecer su trato sincero y honorable.

El descrédito de la profesión y el interés personal de dañar la reputación de los colegas, con calumnias, manifestando sus defectos, su falta de credibilidad ante la gerencia, culpando a éstos de los errores que cometen en la empresa por no tomar en serio las consideraciones que el CPA hace a la hora de la toma de decisiones, es faltar al respeto.

2.6.3. Comportamiento del CPA Frente a sus Clientes.

El comportamiento que debe exhibir el CPA frente a su cliente o empleador es una conducta cordial y respetuosa. Es a éste que le corresponde actuar correctamente por la formación superior que ha adquirido, haciendo que su comportamiento con los clientes de la información contable se asemeje de acuerdo con las normas dictadas.

El CPA tiene una responsabilidad moral consigo mismo, con la profesión, con los colegas y con la sociedad; así que, no debemos dejarnos maniatar por los dueños, los accionistas y acreedores de la empresa en donde estemos realizando una labor, sólo el CPA sabe el problema moral que corre si acepta las decisiones administrativas que de alguna manera tienen influencia en la información que éste tiene que presentar.

• Cordialidad:

Es una fuente generadora de buenas relaciones, la cual debe mantenerse frente a los clientes de una manera sincera.

• Respeto:

El profesional está obligado a respetar los acuerdos a los que ha llegado con el cliente, empresa o casa en la cual labora. Ninguna empresa debe abusar de la generosidad del CPA para basar sus equívocos en el mal manejo de sus operaciones financieras, tomando decisiones e imponiendo la misma al CPA para beneficio de la compañía.

• Seriedad:

Todo contador debe ser caballeroso. Sus acto y conducta deben hablar por él, en el día a día de los quehaceres de la profesión éste debe presentar las más altas credenciales de seriedad.

2.6.4. Responsabilidad profesional.

El CPA cuyas opiniones sobre estados financieros pueden influir en la adopción de importantes decisiones financieras. Siempre ha sido plenamente consciente de sus responsabilidades hacia terceros cuando desempeña su función de dar fe, y deberá desempeñar sus labores en una forma comparable con las desarrollados por cualquier miembro de la profesión.

Ignorar algunas normas no excusa su omisión al cumplir un compromiso profesional. El público tiene derecho a esperar un trabajo cuidadoso y ordenado del CPA, y el error que éste puede cometer en condiciones similares, puede ser perdonado, pero sólo cuando sea de buena fe y sin que exista relación alguna con la actitud conocida, deseo de un cliente o cualquier otro motivo profesional, porque éste es responsable del trabajo de su personal.

2.7. TEORIA MORAL DE LA EMPRESA

La empresa es la unidad social productora. La importancia que va adquiriendo y que para la moral tiene el desarrollo de la teoría social de la empresa, exige que se diga algo de ella.

Toda entidad cuya actividad comercial es su medio de subsistencia, es una empresa con personalidad jurídica, la que puede ser demandada y demandar.

2.7.1. Moral de la Empresa en sí Misma.

La empresa, constituida por elemento humano y dirigida necesariamente por ellos, tiene una moral. Del mismo modo que es una persona jurídica, en el orden de los derechos y deberes frente a terceros y frente al Estado, lo es también por las mismas razones frente a Dios.

No basta decir que la empresa como tal no tiene alma, porque es la empresa concreta en sus dirigentes, propietarios y trabajadores, la que tiene alma y la que en sus actos ejercen responsabilidad.

La preocupación de los accionistas, administradores y acreedores, todos y cada uno con un interés en particular en la empresa, provocan que cuando la empresa presenta problemas, toman decisiones equivocadas que afectan la moral de la empresa en sí misma y la del personal que tiene mucho que ver con la información financiera que proveen, la moral de estos profesionales se ve entre la espada y la pared. El CPA se enfrenta cada día más a una realidad que pone a prueba su moralética frente a las decisiones de los que tienen el control de poder decidir dentro de las empresas.

2.7.2. Moral de los actos de la empresa.

Todos los actos de la empresa deben estar impregnados de ambas finalidades para que sean lícitos:

• Finalidad de lucro y de ganancia a la que aspira la empresa.

• Finalidad social o de ayuda al bienestar social.

Consecuentemente con estas ideas se ha de decir que cuanto los actos de la empresa mejor cumplan sus dos finalidades, económica y social, son tanto más lícitos y cristianos.

Cuando la moral de la empresa está en juego debido a :

a) Falsedad y duplicidad de la información financiera.

b) Operaciones financieras dudosas.

c) Evasiones fiscales.

d) Ocultaciones de bienes y declaraciones juradas.

e) Otros.

Se pone en juego la moral de los responsables de elaborar dichas informaciones (gerente financiero o contralor). Con la basta experiencia que éste posee llega a ocupar uno de estos puestos dentro de la organización; se juzga al profesional de como a podido prestarse a tan semejante atropello a los principios moraléticos acatando semejantes decisiones.

Nosotros entendemos que cuando en nuestro desarrollo profesional alcanzamos una posición de relevancia, se debe luchar por mantenerla y, ocasionalmente, por mantener el status logrado. Muchos profesionales tienden a cometer los errores más arriba enunciados.

Debemos tratar de salir triunfante de todas y cada una de esta prueba que nos pone el destino y vencerlas poniendo en alto el nombre de la carrera de contabilidad y nuestra moral.

CAPITULO III

3. LA ADMINISTRACION

3.1. FUNDAMENTO DE LA ADMINISTRACION

Para poder entender en que se fundamenta una teoría, disciplina o ciencia, debemos saber su significado; la administración no se escapa de esta regla. A continuación veremos algunas de las definiciones más relevantes :

• Es la acción de administrar (Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua).

Esta definición es muy genérica, no dice en realidad lo que es.

• Consiste en prever, organizar, mandar, coordinar y controlar (Henry Fayol).

En esta definición podemos ver con más claridad el significado de la misma.

• Es una ciencia compuesta de principios, técnicas y prácticas cuya aplicación a conjunto humano permite establecer sistemas racionales de esfuerzos cooperativos a través de los cuales se pueden alcanzar propósitos comunes que individualmente no es factible alcanzar.

Otras definiciones serían:

• Es la técnica que busca lograr resultados de máxima eficiencia en la coordinación de las personas que integran una empresa (Agustín Reyes Pona).

En síntesis, la administración se fundamenta sobre la base de una buena coordinación, planeación y ejecución de las políticas empresariales.

Así como esta definición, existen muchas más, pero nuestro interés no es en modo alguno surcar una definición absoluta de la administración, sino más bien tratar de exponer algunos conceptos para poder entender en que se fundamenta.

En la administración moderna no existe una guía definitiva de como manejar o dirigir una organización, esto así porque no todas las empresas se dedican a lo mismo, como tampoco todo el engranaje es el mismo. La administración a lo largo del tiempo ha ido evolucionando como todo, pero en este caso específico la misma ha experimentado un desarrollo muy notable; sus principales figuras para alcanzar tal desarrollo son las diferentes escuelas y personajes que intervienen en el mismo, tal es el caso de las escuelas :

a) Clásica o Tradicional:

Que algunos la llaman "Productivista" por considerar que busca la eficiencia de la producción con miras a obtener el máximo rendimiento. Está representada fundamentalmente por dos enfoques diferentes, aunque con puntos en común, que son :

• El Taylorismo,

Que no es más que el sistema de conceptos e ideas sobre la administración, desarrollado por el ingeniero norteamericano Frederick W. Taylor, con el cual se inicia el llamado "Movimiento de la Dirección Científica", por lo que se le considera el Padre de la Administración Científica.

• El Fayolismo.

Es la doctrina administrativa ideada por el ingeniero francés Henry Fayol, la cual recibe también los nombres de "Administración Positiva", "Enfoque Anatómico" y "Enfoque del Proceso Administrativo". Fayol fue el primero que desarrolló una teoría general de la administración, por lo que se le considera Padre de la Administración Moderna".

Su aporte principal fue el de escribir sobre problemas no estudiados por Taylor, ya que mientras Taylor concentra sus estudios en el taller o la fábrica, Fayol lo hace a nivel de la dirección, creando lo que algunos llaman una "Escuela de Jefes".

Tanto Taylor como Fayol proporcionaron a la administración moderna una serie de principios, pero los más relevantes no fueron los principios, sino los elementos de la administración creados por Fayol, como son :

- Preveer.

- Organizar.

- Mandar.

- Controlar.

Esto así porque Fayol entendió que en estos cuatro elementos se fundamenta la verdadera tarea de administrar. Esto ha servido de base para estructurar lo que hoy se conoce como proceso administrativo.

Es decir, que Fayol fue el primero que estructuró dicho proceso; de ahí que se le considera como el fundador de la escuela de proceso administrativo.

Estos elementos nos permiten darles forma, de manera consciente y constante, a las organizaciones. Todas las organizaciones cuentan con personas que tienen el encargo de servirles para alcanzar sus metas. A estas personas se les llaman gerentes.

Si bien es cierto que el gerente puede servir mejor a su organización para establecer y alcanzar metas, no es menos ciertos de que el país por sí solo no puede realizar todas las tareas, es aquí donde intervienen los elementos fundamentales de la administración.

En la administración ya no se utiliza el término de mandar, debido a que el mismo ha sido reemplazado por el término de delegar. Este no es más que el acto mediante el cual se le asigna a un subordinado la autoridad formal y la responsabilidad para que realice actividades específicas.

Son muchos los administradores que no saben distinguir estos dos conceptos, esto trae como consecuencia que la empresa presente en un momento dado un gran vacío profesional debido a que muchas veces quieren mandar a profesionales capacitados, en vez de delegar las tareas; los profesionales se sienten menospreciados y no ejercen su tarea como deben.

Para medir la capacidad de administrar es bueno tomar los siguientes parámetros :

a) Los gerentes que resuelven el problema o toman la decisión ellos mismos, usando la información que tienen o su disposición en ese momento.

b) Los gerentes que comparten el problema con los subordinados, en grupo, donde los gerentes y subordinados se juntan y en conjunto generan y evalúan las alternativas y tratan de llegar a un consenso para la solución de un problema determinado.

En el primer caso vemos a un gerente todo poderoso, que piensa sólo "me basta tener información documentada y no contacto con las personas para solucionar los problemas". Este tipo de gerente, por suerte está en extinción debido a que a lo largo del tiempo hizo que muchas empresas terminaran su vida de actividad productiva en corto tiempo; ellos pensaban en tener la respuesta a todo, y solucionar todos los problemas, dominaban el concepto de mandar y desconocían por completo el término de delegar.

En el segundo caso vemos al gerente moderno, que entendió que no sólo con documentación fría pueden solucionar sus problemas, sino que necesitan tener contacto con las personas encargadas de suministrarles esas documentaciones, para así discutir con ellos y ver si los mismos tienen alguna idea que les pueda servir para solucionar un problema.

Muchas veces estos subordinados no son escuchados y tienen ideas interesantes que aportar, pero no son escuchadas.

Dicho todo esto podemos resumir que la administración se fundamenta en la buena aplicación que el gerente emplea en ella.

3.2. EL CONTADOR COMO ASESOR DE LA EMPRESA

La contabilidad, a nuestro entender, es la ciencia financiera más completa en lo que a una empresa se refiere.

Partiendo de este postulado debemos entender que el contador es la persona con mayor preparación dentro de una empresa, esto así porque el contador en cualquier momento puede ocupar diferentes posiciones en la empresa, como es:

- Contador.

- Auditor.

- Administrador.

- Encargado de compras.

- Gerente de ventas.

En fin, toda una gama de servicios puede asumir.

Por lo general, teniendo el contador estas cualidades, entendemos que es el asesor ideal para cualquier empresa. En el área impositiva quién mejor que éste para manejar estos asuntos tan delicados. En el campo laboral el contador domina estas leyes sin ser abogado, y en el campo de la seguridad social, quién más que el contador.

Una de las funciones básicas del contador es tratar de que las empresas cumplan con el logro de los objetivos más profundos, que son custodiar e invertir el total de valores de una empresa, a mantener los sistemas de información adecuados para el control de los activos y operaciones de esa empresa, y a proteger el capital invertido.

El simple hecho de que un profesional del área de contabilidad tenga el título de licenciado en contabilidad, no significa que puede ser asesor de una empresa. El contador debe reunir determinados requisitos y características peculiares, como: experiencia en el campo profesional y conocimiento de la disciplina administrativa contable, fiscales, legales, de manejo de personal, producción y mercadotecnia, al grado que les permitan enfrentarse y resolver con diligencia los múltiples problemas que se le presenten en el desempeño de su trabajo, no porque sea el responsable directo de todas y cada una de aquellas funciones, sino porque debe estar preparado a fin de coadyuvar a que las mismas se realicen eficientemente. De ahí que sea necesario señalar la necesidad y acaso obligación que tiene este profesional, no sólo de mantener, sino de acrecentar día a día sus conocimientos mediante la práctica constante del estudio, lo que lo mantendrá siempre enterado de los últimos adelantos y cambios en las materias propias de su campo de acción, con lo cual se encontrará más capacitado para desarrollar en forma eficaz y diligente sus labores.

El contador como asesor debe, y sobre todo tiene, que poseer algunas actitudes tales como :

a) Practicar adecuadamente las técnicas de las relaciones humanas, no olvidando que el personal es el factor fundamental a través del cual se desarrollan las operaciones de las empresas. Es por esto que cuando asesora a una empresa debe tener todo el cuidado de que tal propuesta no afecte, o si lo hace sea de manera mínima el personal de la empresa.

b) Precisar en forma clara los objetivos que alcanzará la empresa con tal medida a aplicar. Debe de cuidarse de utilizar terminologías complicadas, dado que la persona a quien asesora no domina su lengua y lo que más debe de evitar es confundir al cliente.

c) Sus sugerencias deben ser dadas directamente a la más alta instancia de la empresa, esto permitirá que la empresa utilice de manera eficaz todos sus recursos tanto material como humano con que cuente la organización.

d) Debe tener un gran interés manifiesto por la investigación, para así recomendar a cualquier empresa mejorar sus procedimientos en el área contable, de tal manera que se superen las condiciones existentes en una empresa y se alcance una mayor eficiencia de operación.

e) Poseer de manera prioritaria el interés de conocer las necesidades de la dirección de la empresa y el nivel gerencial, en cuanto a la información que requieran para conocer el resultado de las operaciones, y que le sirva de base para la toma de decisiones.

f) Actuar en su momento como consejero y participar en las discusiones que tratan de resolver problemas de áreas diferentes a la suya, evaluando métodos y alternativas, y sugiriendo mejorar. También de señalar con toda honestidad y valientemente, en forma imparcial, las deficiencias y puntos débiles que observa en la organización, y aceptar sinceramente los puntos de vistas de otros para evitarlos y corregirlos.

g) Practicar un riguroso control sobre su propio trabajo, evitando aquellas actividades que le distraigan y entorpezcan sus funciones, y asegurarse completamente que las normas y políticas de la empresa sean cumplidas de manera eficaz.

Estas actitudes no son una regla universal debido a que algunas de ellas el contador no podrá aplicar, porque tendrá que ver con cuales disposiciones cuentan las autoridades suprema de la empresa.

A continuación presentaremos un organigrama donde se podrá mostrar la posición que ocupa el contador, tanto dentro como fuera de la empresa.

Como vemos, el asesor financiero le hace recomendaciones al consejo directivo, lo que evidencia que el contador como asesor debe tener un manejo excelente de la información. También debe tener un buen manejo escénico, saber hablar y sobre todo transmitir en forma clara, precisa y concisa la información.

Esto así porque es el encargado de la planeación financiera, significando esto la determinación de las políticas, procedimientos y programas respecto a la obtención de los recursos necesarios para las operaciones de la empresa, y al mejor aprovechamiento de las mismas.

En esta parte el contador es visto como analista financiero.

CAPITULO IV

4. CONTABILIDAD GERENCIAL Y FINANZAS DE LA EMPRESA

EN LA TOMA DE DECISIONES ADMINISTRATIVAS

4.1. EL NUEVO PORTAFOLIO DEL CONTADOR GERENCIAL.

Los grandes cambios conceptuales van generando la necesidad de un proceso adaptativo en el ámbito internacional e interamericano en cada uno de los países y en sus organizaciones de negocios en particular. La propuesta consiste en concentrarse para precisar qué hacer hoy, si los fines son encontrarnos mejores posicionados en el mañana. Todo ello a la luz de las nuevas realidades.

Naciendo así una nueva generación de contadores que se manejen de la manera más correcta frente a las decisiones administrativas, quienes más allá de verificar y producir informaciones claves para la empresa, deben estar habilitados para realizarlas, analizarlas e interpretarlas solventemente a los fines analíticos y decisionales. Tenemos dos tipos de contadores, con su respectivo modelo: La contabilidad tradicional y la contabilidad gerencial.

La situación del contador gerencial acusa carencias frente al cuadro situacional aportado; los recursos técnicos a los cuales apela tradicionalmente el contador gerencial plantean anacronismo e in suficiencias (Ver anexo 1, Fig. 2).

Los aspectos más sobresalientes del contador tradicional denotan la influencia de una cultura tradicional. El tipo de participación que normalmente asume el contador tradicional en la fijación de "metas" y "objetivos", como referentes válidos de la gestación del negocio, está reducida a una recopilación de datos, una incorporación de éstos al sistema de control presupuestario y a una generación de la información relativa a los desvíos registrados.

Cuando al CPA se le ordena como un soldado que asuma tal o cual responsabilidad, que es contra la ética de la profesión, tiene de relieve su rol dentro de la organización y su puesto.

Debemos entender que las organizaciones luchan en un mundo lleno de subjetividad y muy exigente, en la cual la moral de la empresa, la moralética del CPA y las decisiones administrativas emanadas de la misma empresa, ponen a prueba la fe en lo correcto y lo que es mejor para ambos.

Los nuevos atributos demandados para el CPA gerencial son :

• Mantenerse a la vanguardia de las organizaciones de negocios mediante iniciativas que emergen de un estilo proactivo y anticipador, más allá de los enfoques reactivos que lo posicionen como un nuevo observador de hechos históricos (Ver Anexo 1, Fig.2).

• Concentrarse en el análisis de las variables, que es hacia donde se direcciona la toma de decisiones.

• Incorporar definitivamente la lógica en el proceso decisional.

• Encarar con flexibilidad las situaciones nuevas que se encuentran sometidas al análisis e interpretación.

4.2. LA INFORMACION CONTABLE EN LAS DECISIONES EMPRESARIALES.

El proceso decisional en la empresa adquiere especial importancia, por cuanto el éxito y el cumplimiento de los proyectos están asociados con la calidad de las decisiones que tomen los ejecutivos.

La toma de decisiones, entonces, constituye uno de los puntos principales en la gestión de las empresas y la información juega un rol relevante.

El sistema de información económico financiero constituye uno de los principales pilares de las empresas, su misión es preveer de la información adecuada de todos los niveles de ella, principalmente en apoyo de las decisiones empresariales.

La contabilidad forma parte del sistema de información de la empresa y cumple un rol relevante en su funcionamiento. El nuevo portafolio del contador gerencial que nos proponemos, es que el CPA tome una participación activa dentro de las organizaciones y las decisiones administrativas.

La información contable se expresa en informes referidos a distintos aspectos. Entre éstos están los llamados Estados Básicos. Los estados básicos están generalmente elaborados para usuarios externos de las empresas. Esta información, a su vez, recibe el nombre de Contabilidad Financiera. (Ver Anexo 1, Fig. 3).

La contabilidad financiera tiene como base el registro de las operaciones en estructuras contables expresadas en la normativa vigente y el procesamiento de la información se ajusta a las Normas Internacionales de Contabilidad.

La elaboración de la información contable para la toma de decisiones y las decisiones administrativas que luego toma la organización cuando ve que la información no es favorable, ordenando de manera irresponsable a que los estados sean maquillados, arreglados e incluso desviando informaciones.

Cuando todo esto se descubre, el CPA queda envuelto en una telaraña de acusaciones y recontracusaciones, dimes y diretes con los administradores de la empresa y las comisiones que investigan los hechos, quedando manchadas su ética y moral.

4.3. EL CONTADOR PUBLICO EN LA DIRECCION EMPRESARIAL

La contabilidad es reconocida actualmente como una de las más importantes profesiones que ayudan a la gestión empresarial.

El CPA es una persona dedicada y con alto grado de habilidad analítica, hace uso inteligente de la información contable, conoce la técnica contable, las limitaciones que ellas aportan da una interpretación correcta a los enunciados financieros, tiene en sus manos la herramienta básica de la gestión empresarial.

Al poseer estas virtudes y cualidades, le hacen merecedor de posiciones gerenciales de decisión en la empresa, considerando que el buen comportamiento de la organización depende, en gran medida, de la adecuada dirección asigne a este en la institución.

El CPA en un cargo de gestión, deberá trazar programas en el que se consideren reuniones con la alta directiva de la empresa. También requiere retroalimentar lo que se está haciendo y disponer instrucciones para mejorar el desarrollo de la empresa.

La aptitud que adopte el contador público como profesional en su tarea directiva, debe estar encaminada a crear el ambiente propicio para la labor colectiva, de manera que cada trabajador contribuya a conseguir los fines comunes de la organización.

4.4. LOS FRAUDES MAS COMUNES EN CONTABILIDAD.

Las diferencias esenciales entre los delitos contables de los empresarios y de los empleados consiste en lo siguiente: Mientras estos últimos efectúan las manipulaciones contables fraudulentas para encubrir malversaciones ya cometidas o en preparación, los patrones dirigen sus artificios en contabilidad hacia la falsa interpretación de la situación comercial en su totalidad.

Los delitos contables del empresario representan, desde su origen, el móvil perseguido. Su objetivo es siempre ocultar la verdad del balance, aún cuando, a veces, ocasionen confusiones en operaciones sueltas.

Los delitos contables se descomponen en tres grupos :

a) Los que se cometen en el curso del ejercicio.

b) Los que se efectúan al formular el inventario con repercusiones en el balance.

c) Los delitos de balance propiamente dicho.

Todos estos delitos son cometidos por órdenes expresa de los que administran la empresa, y muchas veces en componencia con los profesionales de la contabilidad.

Por eso, la selección de este tema, EL CONTADOR FRENTE AL DEBER MORAL Y LAS DECISIONES ADMINISTRATIVAS, donde hemos analizado la actuación del contador desde el punto de vista profesional y ético; que hace dentro de las organizaciones y su papel dentro del contexto gerencial y/o administrativo.

Cada vez que alguna parte de la información contable es: sobrevaluada, alterada, desviada, dislocada, etc., se mira al profesional de la contabilidad como el responsable de la misma, ya que sin la debida anuencia de éste, no se podría haber cometido el fraude contra la sociedad y el Estado.

El CPA es el responsable de verificar, analizar y corregir cualquier anomalía que se presente con los estados financieros, y si éste, a sabiendas que algo está mal, firma el documento dando fe de que todo está bien, es culpable por haber fallado a los principios de la ética y la moral por la cual juró defender.

En nuestros anexos, hacemos referencias al caso Enron, debido a la enorme relación entre éste y nuestro trabajo, pues aquí se ha puesto en tela de juicio la función del CPA dentro de las organizaciones, y su moral frente a la influencia de las decisiones administrativas, en donde el CPA parece haber perdido su independencia frente a la administración.

 

CONCLUSIONES

El contador frente al deber moral y las decisiones administrativas ha sido abordado de una manera más que nada instructiva. Nuestro objetivo final con el desarrollo de este tema fue mostrar algunas de las debilidades que nuestra carrera enfrenta actualmente, en el orden ético, moral y profesional. El caso más evidente de lo anterior, fue el de la Enron.

Desarrollamos brevemente los fundamentos de la administración, definimos quien es el contador, las leyes que regulan su comportamiento profesional, así como también la moral social que debe mostrar en su entorno y lo suyo en relación con profesiones de otras áreas o afines a la suya.

Al concluir el tema pudimos apreciar que en realidad nos falta mucho para alcanzar la perfección del profesional de la carrera, notamos además que tan frágil es nuestra carrera, por los compromisos que debe enfrentar el profesional, cómo todavía se deja manejar por el simple hecho de no perder su puesto.

Debemos esforzarnos cada día más para que nuestra Carrera disminuya su dependencia, de la administración; tratamos en el tema cuan importante es el contador y como su trabajo, tanto fuera como dentro de la empresa, es importante, y sobre todo sus aportes son vitales

Nosotros entendemos que si se puede, ya es tiempo de que el contador rompa su cordón umbilical con la administración, y que dé a entender que es profesional y no auxiliar de ninguna otro profesión. Estamos a la altura, y probablemente por encima, de muchos profesionales del campo financiero.

Nuestro interés no es en modo alguno enfrentar a nuestra Carrera con otras disciplinas, sino destacar que debido a la amplia formación profesional alcanzada en las aulas universitarias y al manejo generalizado de la entidad para la cual trabajamos, terminamos adquiriendo un conocimiento integral que nos permite incursionar con propiedad en todas y cada una de las áreas gerenciales de una institución o empresa, con mayor propiedad que los profesionales de otras áreas.

RECOMENDACIONES

Las recomendaciones que se enuncian a continuación, se refieren a la necesidad de la formación del CPA para que desempeñe con éxito las labores empresariales y morales :

Ø Una ampliación del Código de Etica Profesional, que investigue las causas reales y circunstancias en las cuales el contador se ve envuelto y se juzga la moral del mismo.

Ø Orientar al CPA sobre los peligros morales de sus actos en las organizaciones, y las consecuencias que esto ocasiona.

Ø Estrechar aún más los lazos de todos los comité, sindicatos y grupos del área contable a nivel mundial.

Ø Reflexionar acerca de los aportes hechos por los trabajadores de la contabilidad, para situarlos en el nivel en que se encuentra y que debemos mantenerlo con nuestros ejemplos morales y éticos.

Ø El contador debe ampliar sus conocimientos a nivel de Post-Grado y maestría, a nivel gerencial, para que se convierta en un ente vivo de las ejecutorias administrativas.

 

BIBLIOGRAFIAS

AZPIAZU, JOAQUIN.

La Moral del Hombre de Negocios.

Editorial Razón y Fe, 2da. edición, Madrid, España, 1952.

ESPIN, ANTONIO.

Código de Etica Profesional.

ICPARD, Talleres Somos Artes Graficos, noviembre 2001.

HERMAN, HAMLET.

CPA en República Dominicana.

JENNY, ERNST G.

Los Fraudes en Contabilidad.

Editorial Iberia, S.A., 5ta. edición, 1963, Barcelona, 1953.

MEIGS, ROBERT F.; MEIGS, MARY A.; BETNNER, MAR; WHITTINGTIN, RAY.

Contabilidad: La Base para las Decisiones Gerenciales.

Décima edición.

SEMINARIO REGIONAL INTERAMERICANO DE CONTABILIDAD.

El Contador Ante Nuevas Funciones y Servicios Gerenciales.

ICPARD, Talleres Somos Artes Gráficos, Diciembre 1966.

SILIE GATON, JOSE A.

Etica Profesional.

Publicaciones América, 9na. edición, Año 1998.

STONER, JAMES; FREEMAN, EDWARD; GILBER, DANIEL R. (Jr.).

La Administración.

6ta. edición.

VASQUEZ, JOSE. Proyección Social del Contador Público.

XX CONFERENCIA INTERMERICANA DE CONTABILIDAD.

Tomo II, Diagramación e impresión: CENAPEC, 1993.

 

RICHARD ANTONIO CRUZ.

JOSE M.RONDON.

WILLIAM CASTILLO.

 

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Contabilidad

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda