Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Medio siglo de acción cultural francesa

Enviado por chareille



 

Indice

2. Los años postguerra.
3. Los años cincuenta.
4. Los años sesenta.
5. Los años ochenta.
6. Los años noventa
7. Situación actual.
8. Conclusión.
9. Bibliografía.

1. Introducción.

Para entender las políticas lingüísticas francesas actuales nos parece importante comenzar por algunas explicaciones terminológicas.
El término language planning apareció por primera vez en 1959 en un texto de Einar HAUGEN donde se utilizaba para presentar los esfuerzos de normalización lingüística llevados en Noruega. A final de los años sesenta, el concepto de language planning se extendió al conjunto de las operaciones voluntarias practicadas sobre la lengua, que estén del orden del estatuto o del orden del sistema y del corpus lingüístico mismo (Joan RUBIN, Jyotirindra DAS GUPTA, Björn JERNUDD y Joshua FISHMAN). En Francia, el término inglés fue traducido en primer lugar por « planificación lingüística » que hacía referencia a la intervención sobre el sistema lingüístico y al debate relativo a los problemas de normalización del propio código (planificación del corpus). No obstante esta expresión rápidamente se teñió de una conotación tecnócrata y totalitarista en relación con las acciones francesas en África. Pues se pretendió crear otro término lo que dio nacimiento a las « políticas lingüísticas » que designan el conjunto de las elecciones nacionales en cuanto a la lengua y la cultura.
Estas últimas se definen en objetivos generales (niveles educativos, formaciones, empleos, funciones y estatuto de lengua (s), etc.) y se basan en un análisis preciso y completo de la situación inicial. Precisemos por otra parte que para que sean eficaces, las políticas lingüísticas deben basarse en la interacción (Fritz SCHARPF, 1987, p. 11).
Ahora, conviene destacar que las políticas lingüísticas y culturales siempre se vincularán con las relaciones mantenidas por Francia y el país en el cual piensa desarrollar su lengua y su cultura.
Une politique de défense, de diffusion et d’expansion de la langue française doit tenir compte à la fois des faits historiques et des données du monde d’aujourd’hui. Elle ne saurait être conçue comme une entreprise de propagande ou de domination. Elle doit être à la mesure de l’attachement des Français à cet héritage précieux qu’est leur langue nationale, riche de siècle et de culture. Elle constitue aussi l’accomplissement d’un devoir, non seulement envers les peuples qui ont partagé le passé de la France, notamment à l’époque coloniale, mais encore envers ceux qui, éloignés d’elle, aspirent à mieux connaître et accéder à sa langue, sachant que celle–ci leur permettra de participer plus aisément à la vie de la communauté internationale. (Jean Basdevant in Daniel Coste, 1984, p. 42.)
Sin querer remontarse a las cruzadas, cuando la « acción cultural » francesa era más bien una acción católica - envío de evangelizadores, misioneros, congregaciones -, se nota que Francia siempre ha dedicado grandes esfuerzos a la difusión de su lengua y su cultura. No podemos olvidar las relaciones internacionales de las sociedades de pensamiento y la francmasonería así como las grandes asociaciones francesas que supieron tejer una red de amistades y actividades en el mundo: la Alianza israelí universal desde 1860, la Alianza francesa desde 1883 y la Misión laica francesa desde 1902. Todas estas acciones se aumentaron considerablemente entre las dos Guerras Mundiales. Se crearon muchos institutos, escuelas, colegios franceses, y los intercambios artísticos, escolares y universitarios se intensificaron durante este período.

2. Los años postguerra.

Mientras que la Segunda Guerra Mundial da un golpe muy duro a la lengua francesa en el mundo, el 13 de abril de 1945, se crea por resolución del Ministerio de Asuntos Exteriores, una Dirección General de las relaciones culturales y obras francesas en el extranjero. El Ministro de Asuntos Exteriores de la época, Georges BIDAULT, define lo que está en juego en la presentación de su presupuesto en 1946.
Actuellement, la culture est, dans le domaine de l’expansion française, la carte maîtresse de notre jeu. Je pense que, particulièrement dans le domaine des échanges d’hommes (notamment par la venue de boursiers étrangers en France), les décisions que nous prendrons auront une influence décisive dans l’avenir proche et lointain sur la place de la culture française dans le monde, et indirectement sur l’influence politique et commerciale de la France.
Esta primera Dirección General se dota con emisarios - los consejeros culturales -, y se liga los servicios de profesores trasladados del Ministerio de Educación nacional.
La firma de numerosos convenios culturales acompaña la reconstrucción del dispositivo. Orientado hacia las zonas de influencia tradicionales de Francia, este esfuerzo se establece en particular con la creación de establecimientos, centros culturales, escuelas, colegios, cuya vocación es proponer una enseñanza del francés que complete la red de las Alianzas francesas, instituciones de derecho local afiliadas a la sede de París. Así pues, se abren los institutos de Beirut, Teherán, Oxford, Port-au-Prince, Santiago, etc.
Lectores de francés y profesores a disposición de universidades extranjeras completan este dispositivo que se basa entonces esencialmente en profesores locales quienes, generalmente, no tienen contacto con Francia desde más de cinco años.
Al mismo tiempo, la lengua inglesa conoce una extensión sin precedentes y aparece cada vez más como la lengua del comercio y las técnicas. Apoyada por el doble aparato del British Council y de los centros culturales americanos, su desarrollo es favorecido por la publicación de métodos de aprendizaje rápido.
En respuesta a este reto, se establecen progresivamente nuevas herramientas para la enseñanza del francés:

v Métodos pedagógicos generalmente elaborados in situ como el Cours de langue et de civilisation françaises de G. MAUGER (Alianza Francesa) que se venderá a dos millones de ejemplares.

v Elaboración de una gramática y de un vocabulario básico del francés confiados en 1951 a la Escuela normal superior de Saint-Cloud. A partir de un estudio científico de un corpus de declaraciones registradas al magnetófono nace el francés fundamental, zócalo de un renacimiento de los métodos de enseñanza del francés lengua extranjera.

v Períodos de prácticas en Francia organizadas por el Centro internacional de estudios pedagógicos de Sèvres (C.I.E.P.).

3. Los años cincuenta.

Con la aparición del tercer mundo nacido de la descolonización, las prioridades cambian progresivamente. Responder a las necesidades de modernidad que suscita el acceso a la independencia y formar las élites de estas nuevas sociedades constituyen en adelante nuevas prioridades. Por lo tanto, la promoción del francés pasa por la formación lingüística de los nuevos ejecutivos que participan en la cooperación técnica.
A finales de 1957, los personales franceses de enseñanza escolar y universitaria que trabajan en Marruecos, Túnez, Laos, Camboya y Vietnam pasan bajo la tutela de un servicio de la cooperación técnica.
En 1966, los 7.500 profesores quienes trabajan en Argelia se incorporan a este servicio que toma el título de Dirección de la cooperación técnica y que administra a más de a 22.000 personas.
A finales de 1969, se destaca la presencia en el mundo de aproximadamente 27.000 profesores franceses en el extranjero. Se distingue entonces la acción de los agentes de los establecimientos franceses.

Fase de expansión de la acción cultural exterior (1959–1969).
Dos planes quinquenales permiten un aumento sensible de los recursos:

v Refuerzo de la red de las relaciones culturales tradicionales.

v Desarrollo de la cooperación técnica hacia los Estados recientemente independientes.

Durante esta época, se considera que « allí donde se habla francés, se compra francés ». Este período es especialmente fértil para la producción de herramientas de acompañamiento de la política lingüística:

v Difusión de métodos procedentes de las investigaciones sobre el francés fundamental, como Voix et image de France y De vive voix, desarrolladas por el equipo de la Escuela normal superior de Saint-Cloud en el marco del Centro de investigación y estudios para la difusión del francés (C.R.E.D.I.F.).

v Publicación del número 1 de la revista Le français dans le monde el 1 de mayo de 1961.

v Creación de laboratorios de lengua.

Un movimiento de investigación muy activo en didáctica del francés lengua extranjera se pone en marcha a los márgenes de la universidad. En 1959, se crea el Bureau d’enseignement et de liaison pour l’enseignement du français dans le monde (B.E.L.) que se convertirá en el Bureau d’études des langues et cultures (B.E.L.C.), pronto seguido por distintos centros o asociaciones dependientes de universidades: en Besançon (C.L.A.B.), Grenoble (C.U.E.F.), Vichy (C.A.V.I.L.A.M.), Nancy (C.R.A.P.E.L.), etc.
Tantos socios de la política lingüística del Ministerio de Asuntos Exteriores para ayudar a los profesores de francés extranjeros in situ, aproximadamente 900.000 profesores quienes garantizan a diario y en todo el mundo la enseñanza del francés y desempeñan un papel determinante cuando la elección de las lenguas se somete a la competencia. En paralelo se crean asociaciones con vocación internacional: en 1961, son fundadas la Asociación de las universidades parcial o enteramente de lengua francesa (A.U.P.E.L.F.) y en 1969, la Federación internacional de los profesores de francés (F.I.P.F.).

4. Los años sesenta.

La ampliación de las competencias de la Dirección General a la cooperación científica implica una reestructuración interna; la acción lingüística que estaba incluida en la cooperación técnica se integra al servicio de enseñanza e intercambios lingüísticos.
A partir de 1969, la cultura científica hace su entrada en la Dirección General: a Voltaire se añaden las comunicaciones satelitarias, la carabela, el paquebote « Francia » y el átomo.
Mientras que la cooperación se amplía a nuevos países, se entabla progresivamente un debate sobre los medios otorgados por el Estado a la acción cultural exterior y sobre el papel de los profesores:

v La acción de los establecimientos de enseñanza franceses se centra en una función de recepción de los jóvenes franceses, de tal modo que facilite la expatriación indispensable para el esfuerzo de extensión económico.

v Los establecimientos culturales deben reforzar su papel de vitrina de las tecnologías francesas.

v La enseñanza directa asumida por profesores se reduce progresivamente en favor de acciones más estructurantes confiadas a ayudantes y consejeros pedagógicos.

Oficinas pedagógicas, creadas en los servicios culturales, reciben como misión mejorar la calidad de la enseñanza del francés en el extranjero a través de:

v La participación en programas de formación inicial y continua de profesores extranjeros de francés.

v El apoyo documental.

v La ayuda a la elaboración o a la difusión de manuales de enseñanza.

En Francia, esta acción se apoya cada vez más en la red de los centros de formación e investigación en el ámbito del francés lengua extranjera.
Los trabajos sobre la enseñanza del francés especializado se desarrollan. Se publica un método específico, Le français scientifique et technique (1971), los seminarios sobre el « francés funcional » se multiplican.
La investigación en didáctica de las lenguas encuentra un nuevo terreno gracias al Consejo de Europa que realiza recopilaciones de actas de discurso, en distintas lenguas europeas. Le Niveau–seuil para el francés, que aparece en 1977, permite concebir métodos adaptados a las necesidades y motivaciones de que aprenden y a las « exigencias cambiantes de la sociedad », según los términos de los autores.

Del informe Rigaud al proyecto cultural exterior de Francia.
En un contexto de reducción de los recursos presupuestarios, Jacques Rigaud presenta, a finales de 1979, su informe sobre las relaciones culturales exteriores en el cual se afirma con vigor el papel central y específico de la cultura en las relaciones internacionales y se preconiza una política de diálogo e intercambios.
En esta época, del lado francés, las políticas lingüísticas orientan exclusivamente sus actividades hacia la formación de los profesores de francés tanto del superior que del secundario, con la ayuda de las asociaciones de profesores de F.L.E. Se puede decir que existe cierta armonía entre las oficinas de acción pedagógica y los distintos socios locales. A nivel económico, es un período fasto en personal de las oficinas de acción pedagógica, en becas concedidas a los estudiantes y a los profesores latinoamericanos y en misiones francesas. A nivel universitario, la presencia francesa se apoya en una red de lectores bastante importante dado que en esta época apenas existe políticas de cooperación universitaria para las disciplinas literarias y lingüísticas. El resultado de este primer período de trabajo es una buena presencia francesa, una buena imagen, pero paradójicamente, hacia el final de estos años, el principio de una disminución del número de alumnos y estudiantes que eligen el francés que irá creciendo.
En julio de 1982, una reforma profunda traspasa las competencias culturales del Ministerio de Cooperación a la Dirección General que crea una red única de establecimientos culturales. Por otra parte, esta reforma crea a una Dirección de la comunicación cuyo objevtivo es afirmar el lugar de Francia en las redes audiovisuales mundiales.
El 19 de octubre de 1983, el Consejo de Ministros aprueba el proyecto cultural exterior de Francia que desarrolla numerosos temas abordados por Jacques Rigaud. Todos los sectores deben reflejar « el deseo de reciprocidad que la Dirección General se esfuerza en establecer para el conjunto de los intercambios culturales ». Los centros escolares, por ejemplo, no deben ya sino escolarizar a los niños de los Franceses exiliados, sino « favorecer también el biculturalismo » por medio de la recepción de alumnos extranjeros.
Un plan quinquenal de acción radiofónica exterior (1983-1987) prevé el desarrollo de Radio France Internationale (R.F.I.). El 2 de enero de 1984, se difunde el primer programa de TV5 que asocia las tres cadenas francesas, la radio televisión belga de la Comunidad francesa de Bélgica y la Sociedad suiza de radiodifusión y televisión.

5. Los años ochenta.

La creación de la Dirección del francés (1984).
En la Dirección General se crea una Dirección del francés. En este marco, la Subdirección de la política lingüística establece una política ofensiva destinada a valorizar la imagen de Francia y el francés, a actuar sobre las motivaciones de los públicos extranjeros y a movilizar los medios de comunicación.
A tal efecto, se organizan animaciones en medio escolar, concursos, operaciones de « promoción del francés ». Se transforma a las oficinas pedagógicas en oficinas de acción lingüística (los B.A.L.). los agregados lingüísticos se substituyen progresivamente a los ayudantes y consejeros pedagógicos mientras que el personal docente en el extranjero se reduce progresivamente.
Durante este período, la red de los socios franceses se amplía a las colectividades territoriales con una operación sobre las regiones francesas titulada « Francés 2001 » que acompañará la apertura hacia el internacional y favorecerá la creación de asociaciones interregionales. Estas nuevas orientaciones se acompañan de reuniones de información destinadas a preparar personales cada vez más especializadas.
En paralelo, el francés lengua extranjera gana sus cartas de nobleza con la creación de sectores universitarios específicos y de dos títulos entregados por el Ministerio de Educación nacional: el diplôme élémentaire de langue française (D.E.L.F.) – vuelto diplôme d’études de langue française – y el diplôme approfondi de langue française (D.A.L.F.).
Es el momento en que se crean asociaciones como el A.S.D.I.F.L.E., el A.N.E.F.L.E., la asociación de los agregados lingüísticos, el A.S.B.E.C. (asociación de los aprendices del B.E.L.C. y el C.R.E.D.I.F. hoy desaparecido) y el S.I.H.F.L.E.S.

La creación de un Secretariado de Estado a la Francofonía (1986).
En 1986, podemos asistir a la primera Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno que tenien el francés en división y a la creación de un Secretariado de Estado a la Francofonía.
Se crean dos años más tarde, un Secretariado de Estado a las relaciones culturales internacionales que confiere una dimensión política a la acción cultural exterior.
Dos sectores son entonces objeto de un desarrollo sin precedentes: la francofonía multilateral y el sector audiovisual exterior. Antes de entregar su informe relativo a la política audiovisual de Francia en 1989, Alain DECAUX, el Ministro delegado encargado de la Francofonía escribe al Primer Ministro:
L’heure n’est plus aux voyages de conférenciers venus entretenir quelques vieilles dames ravies des amours ambiguës de Mme de Staël ou de l’usage du subjonctif dans l’œuvre de Tallemant des Réaux. En revanche, il faut littéralement inonder les pays francophones d’images, de chansons, d’informations, de fictions en français et le faire par l’intermédiaire de la télévision.
Hasta los años noventa, las políticas lingüísticas francesas se caracterizarán a nivel económico por una primera fuerte disminución de los recursos de los servicios de acción lingüística y por la búsqueda de una nueva racionalización de los presupuestos. En cuanto a la política lingüística, se nota un cambio de orientación en lo que ésta debe descartarse progresivamente de la misión de la formación pedagógica para ir hacia la de la promoción de lengua francesa. A nivel universitario, es la era del « francés funcional » luego del « francés comunicativo ». Desgraciadamente, el francés sigue cayendo en número de alumnos, los productos franceses no se venden, y, en paralelo, la calidad de los profesores baja.

6. Los años noventa.

De 1987 a 1990, se lleva una reflexión para adaptar la red de los centros escolares a las realidades locales, lo que implica una reorganización de la Dirección General. Se disuelve a la Dirección del francés: su componente enseñanza se transforma en un establecimiento público autónomo, la Agencia para la enseñanza francesa en el extranjero (A.E.F.E.), mediante la ley de 6 de julio de 1990.
La Subdirección de la política lingüística está entonces vinculada a la Dirección de desarrollo y cooperación científica, técnica y educativa y toma el nombre de Subdirección de la cooperación lingüística y educativa.
Se transforma a las oficinas de acción lingüística en oficinas de cooperación lingüística y educativa (B.C.L.E.). Se establece una cooperación más institucional:

v Peritaje para los sistemas educativos de los países en vías de desarrollo y elaboración de nuevos programas.

v Apoyo a proyectos de cooperación universitaria innovadores en relación con la lengua francesa.

v Reactivación o apertura de secciones bilingües en establecimientos nacionales del nivel secundario.

v Apertura de departamentos universitarios francófonos en establecimientos de enseñanza superiores extranjeros.

v Utilización más sistemática de las nuevas tecnologías.

El abanico de los socios se enriquece de la ayuda de otros Ministerios franceses, en particular, los de la Educación nacional y la Cultura. Se inscribe también en la dinámica de operaciones conducidas por la Unión Europea, de las organizaciones multilaterales y organizaciones no gubernamentales.
De 1989 a 1991, las convulsiones conocidas en Europa Central y Oriental implican una redefinición de los objetivos y una
reconversión de los medios para esta zona donde se crean o se redinamizan algunos establecimientos culturales (por ejemplo en Praga, Bucarest, Moscú, etc.) y se reactivan nuevos programas de cooperación.
El año 1994 inaugura el período actual que se caracteriza por una reforma de la Dirección General de las relaciones culturales, científicas y técnicas, reuniendo establecimientos culturales y política lingüística en una misma dirección. Un documento describe entonces la política seguida.
El año 1998 marca la integración del Ministerio de Cooperación y Francofonía al Ministerio de Asuntos Exteriores.
1999 será, por su parte, el año de la creación de la Dirección General de la cooperación internacional y el desarrollo: renacimiento de una Subdirección del francés en la Dirección de cooperación cultural y francés.
En adelante, la misma administración asume la política francesa de cooperación internacional para el mundo entero, tanto en la zona de solidaridad prioritaria recientemente creada como en los otros países. Los agregados lingüísticos se transforman en agregados de cooperación para el francés, agregados de cooperación educativa y agregados de cooperación universitaria cuyo papel es más « político » que pedagógico. Tendrán que trabajar en una lógica de proyectos con de los socios locales o de las organizaciones internacionales.
Lógicamente, la asociación de los agregados lingüísticos se integra completamente al A.c.a.d.-m.a.e. y toma el nombre de A.D.A.C.E.F. (asociación de los agregados de cooperación educativa, de los agregados de cooperación para el francés y de los agregados de cooperación universitaria).

7. Situación actual.

Desplegando su acción en el campo de la educación y la formación, la política para la promoción del francés se ejerce según cinco orientaciones:

v Una cooperación educativa basada por una parte en los intercambios de ejecutivos de la educación, profesores y alumnos y por otra parte en la contribución de un peritaje francés a las autoridades educativas de los países en vías de desarrollo.

v Una cooperación universitaria que se dirige hacia la modernización de los sectores clásicos de los departamentos de estudios franceses, el desarrollo de formaciones especializadas con perspectivas de títulos valorizando el aprendizaje del francés así como la creación de centros universitarios de investigaciones sobre la Francia contemporánea en asociación con establecimientos de enseñanza superior francesa.

v Una cooperación en asociación que se realiza en el marco de programas de cooperación que implican numerosos socios franceses y extranjeros. Política de red, contempla también, por medio de una concertación entre los puestos de una misma zona geográfica y cada vez que la oportunidad se presenta, la intensificación de una cooperación regional.

v La enseñanza en los establecimientos culturales.

v Una cooperación lingüística centrada en la formación inicial y continua, de los profesores nacionales en particular, y en el apoyo a la difusión de la lengua en los sistemas educativos locales y fuera de la escuela, en particulares en los medios de comunicación.

Estrategias y prioridades.
La defensa y la promoción del francés en el mundo implican la definición de prioridades geolingüísticas y la elaboración de estrategias adaptadas a la diversidad de los contextos.
En efecto, si el futuro demográfico del francés pasa por el continente africano - lo que explica el esfuerzo presupuestario realizado de conformidad con el Ministerio delegado a la Cooperación - su estatuto como lengua internacional depende, en primer lugar, de la capacidad y la voluntad de los Europeos para salvaguardar un verdadero multilingüismo y de los Francófonos para afirmarse a nivel internacional. Se supone, por otra parte, que Francia mantenga una fuerte presencia en sus zonas de influencia tradicional, que consiga conservar vínculos privilegiados con los países de lengua latina y que refuerza sus relaciones con Asia. Este esfuerzo de reconquista pasa al mismo tiempo por la defensa del pluralismo cultural y el multilingüismo, y por la valorización del francés como medio de acceso al conocimiento, a la cultura y a la profesión.
En este sentido, corresponde al Ministerio de Asuntos Exteriores y a cada embajada determinar el esfuerzo que debe acompañar la enseñanza tradicional de nuestra lengua en los sistemas educativos nacionales. Les corresponde también definir el apoyo que conviene aportar a experiencias innovadoras destinadas a crear polos de excelencia de enseñanza del francés o a favorecer la formación de públicos específicos. Les corresponde finalmente favorecer el uso del francés en las grandes manifestaciones culturales, deportivas o comerciales.

Nuevas asociaciones.
La intervención cada vez más importante de proveedores de fondos multilaterales en los programas de ayuda al desarrollo hace cada vez más necesario la articulación de la cooperación bilateral con las intervenciones multilaterales que disponen de fondos muy importantes.
Conviene valorizar el peritaje francés ante organismos como el Banco Mundial (ue dedica un 10% de su presupuesto a la educación), la U.N.E.S.C.O. o también a los bancos regionales de desarrollo.
En la misma perspectiva, la cooperación bilateral procura favorecer la participación de operadores franceses en programas financiados por la Unión Europea en terceros países.
La comunidad de los 49 Estados y Gobiernos que tienen el francés en división dispone de operadores que tienen vocación que intensificar una cooperación multilateral en los ámbitos de la educación, la formación, la cultura, de las ciencias y técnicas, del derecho, la administración, los intercambios universitarios y la comunicación.
En estos ámbitos, acciones comunes se multiplican entre la cooperación francesa y los operadores multilaterales francófonos.
Las colectividades territoriales son cada vez más numerosas a aplicar programas de cooperación internacional. La Dirección General de las relaciones culturales, científicas y técnicas interviene puntualmente en apoyo, o a nivel técnico por medio de la red de las embajadas, o a nivel financiero por medio de fondos puestos a disposición de las prefecturas de región.
En 1995, la Subdirección de la cooperación descentralizada y las organizaciones no gubernamentales cofinanciaron 226 proyectos con 26 millones de francos. Se dedican alrededor del 10% de estos programas a los intercambios lingüísticos, educativos y culturales.
Numerosas organizaciones no gubernamentales y asociaciones intervienen en los ámbitos de la francofonía y la educación, participando en proyectos de cooperación lingüística y educativa en asociación con la red cultural. La Delegación general a la lengua francesa publica regularmente un directorio titulado Lengua francesa y francofonía - Directorio de las organizaciones y asociaciones que trabajan para la promoción de la lengua francesa.

Nuevos objetivos.
Los centres de recursos sobre Francia contemporánea en la red cultural francesa en el extranjero.
Informar sobre Francia, dar a conocer sus escritores, sus investigadores, sus instituciones, sus regiones, sus realizaciones científicas, sus proyecciones tecnológicas, sus empresas, su sistema educativo, su lengua etc, tales son los objetivos de los centros de recursos sobre Francia contemporánea.
Esta información es eximida por una colección compuesta de herramientas documentales: directorios, obras de referencia, anuarios, guías; en todos los soportes: impresos, documentos audiovisuales, CD-rom, bancos de datos en líneas.
Esta colección no puede ser exhaustiva, de hecho un centro de recursos tiene también una función de orientación hacia otros organismos especializados en Francia o en el país de recepción.
Concebido para desempeñar un papel federalista, se encuentra a la confluencia misiones de información de cada uno de los otros servicios de la embajada.

Las autopistas de la información.
Consciente de la necesidad de tener en cuenta la perspectiva de la « civilización numérica » materializada por las « autopistas de la información », el Ministerio de Asuntos Exteriores decidió abrir un sitio internet colocado bajo la responsabilidad de la Dirección de prensa, información y comunicación.
Por ello después de haber recurrido a la telemática y fuerte de la experiencia del desarrollo de una plataforma de comunicación con norma videotexto, « Francemonde », poniendo a disposición de los personal encargados de la cooperación cultural, científica y técnica un conjunto de servicios, del Ministerio de Asuntos Exteriores inauguró en septiembre de 1995 en la red Internet el sitio « France ». Éste pone gratuitamente a disposición de todos los públicos que tienen acceso a la red una extensa base de datos multilingüe, permanentemente actualizada.
Esta base interesa en primer lugar los profesores y formadores extranjeros de francés lengua extranjera. Recursos complementarios figurarán también pronto a la carta de este nuevo servicio: directorio de los cursos, períodos de prácticas y centros de formación en Francia, método de autoaprendizaje, recursos para la enseñanza del francés, información sobre la situación del francés en el mundo, etc.

La terminología y la neología.
Los principales objetivos son:

v Proporcionar herramientas de expresión de la modernidad tecnológica y científica en francés.

v Ayudar al desarrollo de las lenguas de los socios de la francofonía, en particular, por medio de la publicación de léxicos bilingües especializados.

v Poner en la red bancos de terminología que siguen siendo poco inexplotadas.

v Garantizar la formación de terminólogos, en particular, en los países del Sur.

En este ámbito se creó en 1986 la Red internacional de neología y terminología (R.I.N.T.), por iniciativa de Canadá, Suiza y Francia. Este organismo, cuyos proyectos estan financiados por la Agencia de cooperación cultural y técnica (A.C.C.T.), se consagra al desarrollo terminológico y a la cooperación internacional en cuanto a adaptación lingüística.
El R.I.N.T. está, en relación con la Asociación de las universidades parcial o enteramente de lengua francesa (A.u.p.e.l.f.-u.r.e.f.) que trata de cuestiones relativas a la traducción, lexicografía y terminología, y REALITER, la red panlatina de terminología, creada en 1993, bajo los auspicios de la Unión latina y la Delegación general a la lengua francesa.
Con el fin de favorecer, a nivel nacional, una mejor coordinación de estas cuestiones, el Primer Ministro decidió la creación de una comisión general y de comisiones especializadas de terminología y néología.

Las industrías y las tecnologías de la lengua.
Nacida en 1982, el concepto de « industria de la lengua » da cuenta de las aplicaciones industriales de la investigación lingüística y informática, encaminada a desarrollar el tratamiento automático de la lengua natural por las máquinas.
Entre los ámbitos de aplicación, se encuentran, en particular, el sector de la ofimática, el tratamiento de la documentación convertida, las investigaciones en el ámbito de la traducción asistida por computador.
En el ámbito de la normalización de las tecnologías de la información en sus aspectos lingüísticos, se contemplan tres objetivos:

v El afrancesamiento de los programas informáticos de navegación Internet.

v Un listing de los bancos de datos francófonos.

v El desarrollo de herramientas de tratamiento informatizadas capaces de buscar, de reconocer, de traducir y de proporcionar en francés la información querida.

En la industria, las normas técnicas y los modelos representan lo que está en juego a niveles considerables. El reconocimiento y la competitividad de las empresas a nivel mundial dependen de ellas.
En el conjunto de estos mercados industriales en plena extensión, la lengua, materia prima de la sociedad de la información, se convirtió en a la vez objeto y factor del desarrollo económico.

La diversificación de la enseñanza de las lenguas en Francia.
El estrechamiento creciente del abanico de las lenguas efectivamente elegidas por los alumnos en el sistema educativo francés contradice el esfuerzo de promoción del multilingüismo adoptado en el marco europeo.
La hegemonía aplastante del inglés, el retroceso de las otras lenguas implican un empobrecimiento del sistema educativo francés.
En un informe publicado en diciembre de 1995, la Comisión de los asuntos culturales del Senado denuncia esta situación, preconiza medidas destinadas a promover la diversificación de la enseñanza de las lenguas y destaca la « relación directa entre el fenómeno de retroceso del lugar de la lengua francesa en el mundo y el escaso lugar concedido en nuestro país a las lenguas extranjeras ».
El sistema educativo francés es sin embargo uno de los únicos que propone un abanico tan amplio de lenguas extranjeras. La enseñanza de una segunda lengua viva es obligatoria. Se pueden elegir una veintena de lenguas para las pruebas obligatorias del bachillerato. El problema consiste en comprometer una política voluntarista que esperan de nosotros nuestros principales socios.

La recepción en Francia de estudiantes extranjeros.
La educación superior francesa está tradicionalmente abierta a los estudiantes extranjeros. Con 134.943 estudiantes de origen extranjero en 1994 - 1995 de representante cerca del 10% del número de inscritos en las universidades francesas, Francia se sitúa proporcionalmente a la primer fila de los países industrializados.
El origen geográfico de los estudiantes, para la mayoría Africanos, Magrebíes y Europeos, pone de manifiesto que un esfuerzo de apertura debe hacersa por el lado de los países emergentes donde existe un mercado de estudiantes quienes se dirigen mayoritariamente hacia países anglófonos (los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia). Es importante pues adoptar medidas voluntaristas para reequilibrar estos flujos.

8. Conclusión.

En conclusión, lo que resalta de un estudio de la historia de la acción cultural francesa en el mundo es, en primer lugar, su antigüedad y su notable permanencia desde siglos. A continuación, es una anterioridad y una primacía de los protagonistas privados, religiosos y otros sobre la acción del Estado, sobre todo financiera, la mayor parte del tiempo ejercida bajo la presión del privado. A este respecto, se nota que los créditos dedidados hacia las obras privadas y las acciones propias del Gobierno siempre fueron muy inferiores a las necesidades de los protagonistas como a las solicitudes extranjeras.
Durante por muchos años, la cooperación francesa, en particular lingüística, se limitó a favorecer la opción francofrancesa destinada a defender al francés. Ahora bien, una cooperación verdadera supone une interés. Esta es la razón por la que la opción intercultural nos parece inevitable.

9. Bibliografía.

A.S.D.I.F.L.E., janvier 1996, Les Politiques linguistiques, actes des 15ème et 16ème rencontres (Paris, Janvier 1995 – Montpellier, Septembre 1995), les cahiers de l’A.S.D.I.F.L.E. n°7, Paris.
BRUEZIERE Maurice, 1983, L’Alliance Française 1883–1983 (Histoire d’une institution), Hachette, Paris.
CALVET Louis–Jean, février 1996, Les Politiques linguistiques, collection Que sais–je ? n° 3 075, Les Presses Universitaires de France, Vendôme.
COSTE Daniel (ouvrage coordonné par), septembre 1984, « Aspects d’une politique de diffusion du français langue étrangère depuis 1945 » : matériaux pour une histoire, publié par Hatier avec le concours du C.R.E.D.I.F.–Ecole Normale Supérieure de Saint–Cloud, Luçon.
HAUGEN Einar, 1959, « Planning in modern norway » in Anthropological linguistics n°3, vol. 1, U.S.A.
Scharpf Fritz, 1997, Games real Actors play. Actor–centered institutionalism in policy research, Westview, Boulder–U.S.A.

 

 

Trabajo enviado por
Samantha Chareille.

Doctora en Didactología de las lenguas y de las culturas.
Université Paris III–la Sorbonne Nouvelle.
Ecole normale supérieure de Lettres et Sciences humaines de Lyon.


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda