Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

DINOSAURIOS:

Enviado por ruby100078



 

Indice
1. Introducción

3. Pistas de la extinción de los dinosaurios

1. Introducción

Piensa en dinosaurios realmente famosos: Stegosaurus, Diplodocus, Triceratops, Tyrannosaurus... Todos ellos vivieron en América del Norte. La mayoría de los dinosaurios que has oído nombrar se han encontrado allí. ¿Por qué? Hay varias razones.
Cuando empezó la Era de los Dinosaurios el clima era cálido y seco. Hacia el Jurásico se fue haciendo más húmedo y crecieron muchas plantas, que servían de alimento a los dinosaurios. América del Norte estuvo comunicada al resto del mundo durante millones de años, por lo que los dinosaurios podían ir y venir y extenderse con facilidad. Descubrimientos de desarrolladas especies sugieren que Norteamérica perdió el contacto con Europa y Sudamérica, pero ganó una conexión de tierra cerca del este de Asia al final de la Era Mesozoica.
Grandes manadas vagaron por las orillas de los ríos del Jurásico y las tierras bajas del oeste hacia el mar dividieron en el Cretácico superior América de norte a sur. En el oeste de Norteamérica, los ríos se desbordaban a menudo, ahogando y enterrando a los animales que sorprendían. Sus orillas son buenos lugares para buscar fósiles. En las tierras yermas, es decir, áridas, del medio oeste, la lluvia y los vientos erosionan las rocas y dejan al descubierto los fósiles. Hoy, los EE.UU. y Canadá tienen dinero para montar excavaciones de dinosaurios y también gran tradición como buscadores de fósiles.
América del Norte era el hogar de algunos dinosaurios enormes, incluyendo el Ultrasauros y el Seismosaurus. Los expertos creen que este último quizá fuera el mayor animal que ha existido nunca, mayor incluso que la ballena azul actual. El Ultrasauros era un saurópodo, pariente cercano del Brachiosaurus. Un solo hueso de brazo era mucho mayor que un adulto humano. En vida, este increíble gigante probablemente medía más de 30 metros de largo y más de 25 de alto. En América del Norte vivían muchos otros saurópodos de cuello largo, incluyendo el Camarasaurus, el Brachiosaurus, el Apatosaurus, el Diplodocus y el Supersaurus, otro gigante casi tan grande como el Ultrasauros.
Uno de los dinosaurios medianos de América del Norte fue el Stegosaurus. Se han encontrado muchos de sus fósiles, lo que demuestra que fue muy común durante 10 millones de años, a pesar de su minúsculo cerebro, su pequeña cabeza, sus dientes de aspecto inservible y las grandes placas del lomo.
En el otro extremo de la escala se encuentran algunos de los dinosaurios más pequeños. El Segisaurus sólo medía 1 metro de longitud, pero estaba adaptado para la carrera. Corría sobre sus patas traseras, atrapando animales pequeños con sus dedos provistos de garras. El Segisaurus era un primitivo terópodo carnívoro que vivió en Arizona hace 180 millones de años. Se trata uno de los pocos dinosaurios como las aves actuales.
Las rocas del Triásico y el Jurásico se extienden por toda la costa occidental de América del Norte, desde Alaska hasta Colorado. Esas rocas se levantaron para formar las montañas rocosas, y han dejado al descubierto muchos fósiles de dinosaurios. El estado de Utah es uno de los mejores para buscar fósiles de dinosaurios. Se han hallado más de 5.000 dinosaurios. En 1953 se fundó allí el Dinosaurio National Monument, o Monumento Nacional al Dinosaurio, donde los visitantes pueden contemplar a los científicos extraer huesos lenta y cuidadosamente. El río Green discurre entre rocas que se formaron hace 150 millones de años. En aquella época, un río prehistórico arrastró dinosaurios muertos hasta las orillas arenosas y los cubrió de lodo, gracias al cual se conservaron.
Los hipsilofondóntidos son herbívoros bastante pequeños, del Jurásico y Cretácico. El Dryosaurus, era uno emparentado con ellos, pero pertenecía a otra familia. Medía casi 4 metros de longitud, del hocico a la cola, y era tan alto como un adulto humano. Corría sobre sus patas traseras y con la cola en horizontal. Buscaba las partes más sabrosas de las plantas, sirviéndose de los cinco dedos de sus patas delanteras, provistos de garras.
Algunos dinosaurios primitivos eran pequeños, del tamaño de perros de compañía. Uno de ellos, llamado Scutellosaurus, vivió en América del Norte hace 190 millones de años. Sólo medía 1.3 metros de longitud, y la mitad correspondía a la cola. Al igual que sus primos de Europa, África y Asia, era un animal muy veloz. Dejaba atrás a sus enemigos corriendo sobre sus patas traseras. Tenía la protección adicional de pequeñas y duras placas óseas sobre las piel.
Los terribles Carnosaurios son dinosaurios carnívoros que recorríeron América del Norte durante del Jurásico. Uno de los primeros fue el Diplophosaurus. Tenía dos semicírculos de hueso de la cabeza, como la mitad de un plato. Medía unos 6 metros de longitud. Quizá fuera un carroñero o persiguiera a sus presas corriendo sobre sus patas traseras para atraparlas con las delanteras. Los Carnosaurios se fueron haciendo mayores y más terroríficos a medida que transcurría la Era de los Dinosaurios. El Ceratosaurus vivó hace 150 millones de años en Colorado. Eraun poco mayor que el Dilophosaurus y mucho más pesado. Sus patas traseras eran como troncos de árbol y las patas delanteras, muy pequeñas. Su cabeza, enorme, presentaba rebordes óseos sobre las órbitas, y tenía un cuerno en el hocico. El mayor carnívoro del Jurásico fue el Allosaurus. Sus mandíbulas eran más largas que sus brazos y estaban forradas de largos dientes curvos. Pero el mayor asesino aún estaba por llegar. Al final del Cretácico, hace 70 millones de años, apareció el Tyrannosaurus rex.
Para los dinosaurios, América del Norte era un lugar inmejorable donde vivir, y donde morir y fosilizarse. Durante el Cretácico, estaba separada de Europa y África. En ésta época, los dinosaurios Norteamericanos se especializaron y se diferenciaron de sus parientes de otras zonas del mundo.
Alberta está en Canadá. Hace 75 millones de años era un hermoso paraíso subtropical, las plantas con flores exóticas crecían entre marañas de helechos cicadáceas, musgos y equisetos, en el lindero de los grandes bosques de coníferas. Alberta sigue siendo un lugar hermoso, pero algunas de sus zonas se han encontrado en desapacibles llanuras rocosas, a menudo cubiertas de nueve. Se trata uno de los mejores lugares para encontrar dinosaurios, que vivieron y murieron allí en grandes cantidad durante el Cretácico. En una zona de Alberta se han encontrado tantas especies distintas de dinosaurios, que se ha convertido en un inmenso museo al aire. Científicos de todo el mundo llegan al Dinosaurio Provincial Park, o parque provincial del Dinosaurio, para estudiarlos. El parque es tan importante, que se ha declarado Patrimonio de la Humanidad, como las Pirámides de Egipto.
Pero otros lugares de América del Norte, incluyendo muchos yacimientos de EE.UU., son terreno abonado para buscar dinosaurios. Algunos de los carnívoros más terribles recorrían la frontosa Norteamérica hace 70 millones de años. Los había de muchos tamaños y cazaban de distintas maneras, El más pavoro fue el gran Tyrannosaurus rex, que tenía feroces parientes. El Daspletosaurus medía 9 metros de longitud y todo él era enorme; la pesada cabeza, las mandíbulas llenas de dientes como cuchillos de trinchar carne, las patas como troncos de árbol y la gran cola bamboleante. El Albertosaurus vivió en el mismo tiempo y lugar; probablemente era más ligero y cazaba presas más pequeñas.
En América del Norte había peligrosos dinosaurios, pequeños pero tan feroces como sus parientes gigantes. El Stenonychosaurus medía 2 metros de longitud y sólo 1 de altura. Los pequeños mamíferos parecidos a musarañas y los insectos de la época debieron considerar a este animal un gigante espantoso. Algunos científicos creen que se trata del mismísimo Troodon, uno de los dinosaurios con el cerebro más voluminoso en relación con el cuerpo. Usaba sus grandes ojos, que apuntaban hacia delante, para divisar animales pequeños.
En estos lugares, también hubo dinosaurios avestruz. Eran altos, esbeltos y bípedos, como los avestruces actuales. Incluían al Ornithomimus, el Dromiceiomimus y el Struthiomimus. Medían de 3 a 4 metros de largo y eran de constitución muy ligera, por lo que podían moverse con agilidad. Probablemente se alimentaban de huevos, insectos anfibios, reptiles y cualquier otro ser vivo que pudieran atrapar con su pico sin dientes.
En las exhuberantes selvas subtropicales de América del Norte, durante el Cretácico, los herbívoros estaban a sus anchas, pero vivían por miedo de ser atacaron, por los carnívoros, por lo que desarrollaron todo tipo de escudos y armas.
Los ceratópsidos, o dinosaurios con cuernos, sólo vivieron en Norteamérica. Desarrollaron cuernos de distintos tamaños y en diferentes posiciones para ensartar al enemigo, y placas óseas con el fin de protegerse el cuello. El Pentaceratops, que significa cara con cinco cuernos, fue uno de ellos. Tenía un cuerno en el hocico y otro sobre cada ojo. El cuarto y el quinto eran, en realidad, pómulos puntiagudos. La larga placa ósea de su cuello, servía para defenderse y exhibirse. Probablemente los ceratópsidos vivían en grupos, para mayor protección.
Algunos dinosaurios norteamericanos desarrollaron una armadura de placas duras, protuberancias y púas; son los nodosáuridos. Los anquilosáuridos también tenían una pesada armadura. El Ankylosaurus era uno de ellos y presentaba protuberancias óseas en la cabeza y en todo el cuerpo, además de una gran porra en la cola.
Hacia finales del Cretácico los dinosaurios con pico de pato abundaban en este continente. Para eso tenían que evitar con éxito a los carnívoros, pero os científicos no saben con seguridad cómo lo conseguían. El Kritosaurus medía unos 9 metros de longitud. Tenía grandes aberturas en las fosas nasales, que se elevaban formando un reborde frente a cada ojo. Los hadrosáuridos, o dinosaurios con pico pato, quizá utilizaran el hocico para emitir bramidos y trompeteos. Algunos de estos dinosaurios desarrollaron extraños cuernos y crestas en la cabeza. Es probable que actuaran como instrumentos de viento para emitir fueres sonidos. Imagina que te acercas furtivamente a uno de estos dinosaurios y, de pronto, oyen un ruido atronador, como de un cuerno de caza. Muchos depredadores habrían salido corriendo. Los hadrosaurios vivieron hacia el final del Cretácico. Entre estos hadrosaurios, además del Kritosaurus, se incluían el Prosaurolophus, el Saurolophus, el Parasaurolophus, el Corythosaurus, el Hypacrosaurus, el Lambeosaurus, el Procheneosaurus y el Edmontosaurus. Las pruebas sugieren que vivían en grandes rebaños, como las cebras actuales.

2. Desarrollo
Esta es una historia que sorprendió a todas las personas. Con mucha razón; ya que aquellos animales que habían existido 120 millones años atrás, los dinosaurios, tenían grandes historias y misterios que provocaban a los cientificos a estudiar las icnitas, las formas de sus huellas, su profundidad, su cantidad de dedos y muchas otras cosas.

Procedencia
La palabra dinosaurio es procedente de lo griego{dino de terrible y saurio de lagarto} Se dice que la primera huella de dinosaurio sé descubrio en 1802; por un granjero llamado Pliny Moody en Massachussets. Este hallazgo pasa de inadvertido hasta mucho tiempo después.

Descubrimientos
El primer descubrimiento fechado en Europa fue en 1828 en Escocia. En 1836 Edward Hitchcock es decir el padre de el estudio de las icnitas. Este publico su primer libro del estudio de las huellas fósiles, sin poder precisar bien lo escrito por lo que seguía el estudio.

En España los descubrimientos de icnitas comienzan a finales del siglo XIX. Estas huellas reconocidas de antes por pastores, habitantes de estas zonas han sido clasificados por ejemplo:

Pisadas
La Rioja que se le atribuye a las pisadas de los caballos o a las huellas del gigantesco león.
Una región cubierta por bosques de árboles ignatos, húmedos e impenetrables, tierras, cielos y aguas colonizadas por especies animales increíbles de las que hoy nos quedan sus huellas labradas en la roca. Huellas de todos los tamaños, de diferentes espacios, rastros y fósiles, todo ello lo podrá ver el viajero que quiera conocer y descubrir muchas cosas interesantes sobre los dinosaurios. El conjunto de fósiles conservado (unos 10.000 vestigios) hacen de La Rioja un lugar privilegiado para conocer la vida de la Prehistoria.

El viajero
El recorrido a través de los distintos yacimientos transportará al viajero a épocas remotas, cuando la Tierra era dominada por los dinosaurios. . Los campos de icnitas están perfectamente señalizados y los alrededores cuentan con caminos que permiten al viajero gratificantes paseos por los montes admirando un paisaje abrupto y salvaje. Siguiendo la Ruta nos adentramos en el Valle del Cidacos, montes áridos y pardos dan la bienvenida al visitante quien en el término de Munilla, encuentra dos importantes yacimientos: el de Peñaportillo, con el curioso rastro de la cola de un Dinosaurio.
El viajero debe seguir la Vía Cretácica hasta Préjano, pueblo de antiguo esplendor y alrededores mineros donde se encuentran dos interesantes yacimientos. Desde Préjano sale un camino a Peña Isasa, techo de La Rioja Baja, desde donde disfrutamos de unas vistas impresionantes y otra vía que nos lleva a Enciso, último pueblo regado por el Cidacos y que cuenta con una historia antiquísima. En esta localidad hallamos la mayor concentración de yacimientos. Se puede decir que Enciso es el centro de la Ruta de los Dinosaurios. El siguiente punto de nuestra ruta es Cornago pudiendo llegar el viajero a través de carretera o por senderos señalizados admirando el paisaje. El yacimiento de Los Cayos es el más importante de La Rioja encontrándonos con huellas de grandes dinosaurios carnívoros que viendo su tamaño nos permite adivinar el aterrador aspecto de estos animales. Existen varios cientos de huellas de diferentes especies de dinosaurios. Adentrándonos en el corazón del Valle del Alhama-Linares donde e encuentra el yacimiento de la Era del Peladillo que conserva huellas de un dinosaurio nunca hallado en otro lugar que ha adoptado el nombre de la localidad: el Hadrosaurichnoides Igeensis. La vía Cretácica además de evocar la existencia de criaturas desaparecidas es una forma de conocer La Rioja más agreste y recóndita plena de paisajes y leyendas como la que atribuía las huellas al caballo del Apóstol Santiago o a un león que asolaba la comarca en tiempos pretéritos.

Modo de vida(ataque)
Los dinosaurios atacaban respectivamente según su tamaño con disferentes maneras. Los cazadores confian mucho en su rapidez ya que el dinosaurio es mayormente grande. Los carnívoros siempre han utilizado la fuerza bruta por lo que acorralan a su presa en manadas. Los herrerasaurios son unos de los dinosaurios mas primitivos que se ha conocido hasta este momento. Son característicos por ser altos como un hombre, con dientes muy afilados y puntiagudos son generalmente pavorosos.
No todos los dinosaurios carnívoros eran cazadores. Los ovirraptorosaurios, que significa reptiles ladrones de huevos, necesitaban otras armas para conseguir su comida. En lugar de hileras de afilados dientes para desgarrar la carne, algunos no tenían dientes y otros tenían dos púas en el paladar. Con las púas o el duro pico, rompían los huevos que robaban a otros dinosaurios. Entre los tiranosáuridos, el Tyrannosaurus rex era el gigante de los dinosaurios carnívoros. Aunque demasiado corpulento para emprender persecuciones a grandes distancias, no solía tener dificultades para procurarse el alimento. Si encontraba a otro cazador que acababa de derribar a un animal, lo ahuyentaba y devoraba la presa. Los grandes cazadores actuales, como los leones, utilizan las mismas tácticas para obtener comida sin esfuerzo. Es posible que tuviera un arma secreta. Algunos expertos creen que este gigantesco cazador quizá matara a sus presas infectándolas. Los dinosaurios herbívoros acorazados tendrían que defender su vida. Un fornido Euoplocephalus, provisto de porra en la cola, habría sido un enemigo peligroso. Un golpe bien dirigido de la pesada porra bastaría para derribar a un tiranosaurio. Un herbívoro con cuernos, como el Triceratops, también podía defenderse eficazmente.

-Defensa:
Muchos dinosaurios eran pacíficos herbívoros, pero todos tenían que defenderse de los depredadores hambrientos. Cada grupo de dinosaurios tenía una manera particular de defenderse de las agresiones. Muchos de los grandes herbívoros se protegían viajando en manadas. Los dinosaurios más pequeños empleaban la velocidad para escapar. Algunos herbívoros eran demasiado grandes para ser atacados con éxito. Otros dinosaurios se ocultaban bajo una pesada armadura.
Una de las mejores defensas consiste en evitar ser visto. Muchos cazadores rastrean a su presa con la vista. Quizá no vean a un animal que se confunda con el entorno. Algunos seres actuales como el camaleón se defienden adoptando el mismo color que su entorno. Los cazadores también utilizan la forma de identificar a su presa. Los ciervos actuales tienen el lomo oscuro y el vientre claro para defenderse con la vegetación. En los dinosaurios es probable que presentaran manchas oscuras y claras de varias formas.
Algunos herbívoros confiaban en su dura piel para salvarse. Los dinosaurios acorazados, los Anquilosaurios, estaban cubiertos por gruesas placas óseas de las que sobresalían púas. Algunos incluso tenían párpados óseos. Cuando era atacado, se encogían y exponían sólo su caparazón acorazado, como los armadillos actuales. Resultaba invulnerable a menos que su enemigo consiguiera darle la vuelta. Pero eso habría sido equivalente a mover una piedra de dos toneladas. Muchos animales indefensos ahuyentan a los agresores con su aspecto amenazador. Un tipo de camaleón actual hincha su cuerpo y silba con fuerza abriendo sus mandíbulas de vivos colores. El Parasaurolophus quizá utilizara su cresta hueca para bramar a todo volumen. El Styracosaurus tal vez mostraba el cuerno de la cabeza y la placa ósea del cuello, igual que el lagarto barbudo utiliza la piel de su garganta.
Muchos grandes dinosaurios herbívoros viajaban en manadas, y los adultos rodeaban a las crías. Si caían en una emboscada, los adultos se volvían agresivos. Los dinosaurios con cuernos quizá formaran una muralla defensiva, para ahuyentar a los depredadores.
La defensa definitiva de muchos animales consiste en contraatacar con sus dientes, cuernos, garras o cola. Un golpe con la porra de la cola del herbívoro Ankylosaurus podría romperle un hueso a su atacante. 

Los pacificos herbívoros
Ciertas preferencias de la naturaleza fue en algun momento la comida y fuente de alimentacio para los dinosaurios herbívoros, como por ejemplo: los helechos, majestuosos robles entre otros que marcaron ciertos cambios en la alimnetacio de los herbívoros. Debido a la falta del gusto consumian venenos sin poder ser advertidos. Su cuello uno de los mas largo entre el reino animal de varios metros les permitian acercarse a mejores cogollos, y los plumeros sabrosos de araucaria y palmera. Cuando las araucarias fueron disminuyendo en su cantidad los dinosaurios sufrian epidemias y algunos morian. Las grandes masas continentales sufieron misteriosos cambios en el planeta geológico. Estos animales de eras pasadas emigraban a medida que los lugares pasaban a ser desiertos. Se dice que varios de estos animales majestuosos tenian su cuerpo cubierto de plumas, mientras que la capa protectoras de otros era de pelos, ya que la arrugada piel de los dinosaurios tenia placas protectoras sobre su lomo.

Un cerebro minúsculo
Estos reptiles comprendian un cerebro insignificante comparado con su volumen, por lo que podemos hacerlos esta pregunta ¿ Como un centro nervioso tan pequeño puede condirnar tan movimientos bruscos que efectua el dinosaurio? Utilizando la relación entre el peso del cerebro y del cuerpo, se aprecian sorprendentes diferencias entre los dinosaurios y los mamíferos: en el hombre, esta relación es aproximadamente de 1/60; en el elefante 1/1.000 y solamente 1/100.000 en el gigantesco brontosaurio. La reducción del cerebro se constata tanto en términos relativos como absolutos: en un estegosauro, con una talla equivalente a la de un elefante, el encéfalo era apenas mayor que un gatito recién nacido. Para compensar la pequeñez del cerebro los dinosaurios estaban dotados de una medula espinal muy desarrollada, llegaron a ser en muchas especies mas voluminosos que el propio cerebro.

Huevos gigantescos
Muchos cientificos y personas que se han dedicado a ese oficio han encontrado grandes huevos protoceratops en Mongolia. Los huevos de estos animales son oblongos y miden alrededor de 21 centimetros de longitud. Lo interesante es En efecto, nunca se han descubierto huevos fósiles cuya talla igualase a los que ponían las aves mamut, de Madagascar, cuya capacidad era de 81.

Los feroces predadores
Estos feroces predadores comprendian afilados dientes y poderosas garras que le permitian acabar con otros dinosaurio mas grandes y fuertes entre ellos se encuentran los tiranosaurios, el alasaurio de America del Norte y el carnotauro de America del Sur. El carnotauro fue unos de los dinosaurios carnívoros del cretaceo. Vivio en la America del Sur. . La reconstrucción de sus aspectos es exacta, pues es unos de los escasos fósiles que se conservaron junto a impresiones de la piel en la roca. El alasauro es otro de los grandes carnívoros

El mas cruel y el mas temible
Estos temibles animales a pesar de pesar 7 Toneladas pueden desplasarse hasta 25 km por hora. Al divisar a su presa, cargaba sobre su víctima con sus garras preparadas y sus feroces mandíbulas abiertas. El ataque de unos de estos poderosos monstruos pudo haber sido mas aterrador que el de un rinoceronte. Se cree que fue muy ágil, pese a su enorme tamaño. La gran cola balanceada perfectamente el resto de cuerpo y la inmensa cabezota. El ataque era incontenible. Eran frecuentes los enfrentamientos entre individuos de la misma especie. La potencia de garras y dientes de tiranosaurio terminaba en combate donde era difícil que hubiese vencedores . Al volverse hacia sus víctima, la impresionante cabeza tiene que haber producido una sensación aterradora que contribuiría a inmovilizar a la presa. Los dientes de los dinosaurios eran reemplazados constantemente por nuevos, así que siempre había varios con afilación perfecta. Los del tiranosaurio media mas de 10 centímetros de largo. El dibujo compara, desde arriba hacia abajo, los dientes de un alasauro, un reptil actual (El dragón de komodo) y un lobo. El tiranosaurio rex era capas de abatir a un poderoso triceratops después de breve lucha. Hoy resulta difícil concebir la agracibidad de estos feroces carnívoros, que unían la potencia de un rinoceronte a la combatividad de un tigre de bengala. El nombre rey de los tiranos (eso quiere decir tiranosaurio) párese muy apropiado.

3. Pistas de la extinción de los dinosaurios

Con base en observaciones de satélites de la península de Yucatán en México, investigadores de la Dirección Nacional del Espacio y Aeronáutica (NASA) y de Geo Eco Arc Research en La Canadá, California, han identificado una cadena semicircular "casi perfecta" de agujeros que parecen corresponder con el piso de un cráter gigantesco. La mitad de un diámetro de unos 160 kilómetros parece yacer en la tierra y la mitad en el Golfo de México.
En los últimos años, simpatizantes de la teoría extraterrestre de la extinción de dinosaurios han estado recolectando pruebas para sugerir que un asteroide "asesino" pudo haber caído en Tierra en la parte noreste de la península de Yucatán.
Anormalidades en los campos gravitacionales y magnéticos, así como fragmentos de vidrio natural encontrados en Haití, han sugerido la existencia de un cometa enterrado o un cráter de asteroide en el área.

"Prueba en superficie"
Pero en una carta al diario británico Nature, Kevin Pope de Geo Eco y sus colegas dijeron que los agujeros encontrados constituyen la "primera prueba de superficie" de un cráter, que ha sido llamado Chiexulub.
El debate sobre cuáles fueron las razones de la extinción de los dinosaurios y otras numerosas formas de vida al final del período Cretáceo hace unos 66 millones de años ha estado llamando la atención desde 1980, cuando el Premio Nobel Luis Alvares y su hijo, Walter, propusieron que la extinción en masa fue causada por un enorme asteroide o cometa que cayó en la tierra.
Sin embargo, los oponentes aseguran que no es necesario buscar en el espacio para explicar la extinción en masa, diciendo que otras fuerzas de la Tierra como los volcanes podrían considerarse para explicar la desaparición de los dinosaurios y sus contemporáneos.
Pero Pope dijo: "la edad aparente, localización y tamaño del presunto impacto en Yucatán lo hace como uno de los mejores candidatos del acontecimiento catastrófico global, aunque impactos múltiples permanecen como una posibilidad. Sin embargo, sólo el impacto de Yucatán podría haber tenido una consecuencia devastadora en el clima, los animales y la flora en la Tierra".

Invierno nuclear que provoco la muerte de los dinosaurios:
Un meteorito que cayó sobre la Tierra hace 65 millones de años levantó nubes de polvo suficientes para ocultar el Sol durante uno a dos meses, provocando un "invierno nuclear" que causó la extinción de los dinosaurios, según estima un geólogo estadounidense.
Los científicos formularon hace tiempo teorías según las cuales el impacto de un enorme meteorito fue el causante de la desaparición de los dinosaurios en las postrimerías de la Era Cretácica.
Jack Wolfe, de la Oficina Geológica norteamericana, señaló en la revista científica Nature que fue en realidad un "invierno de impacto" lo que provocó la extinción de los dinosaurios al impedir el crecimiento de plantas, su principal fuente de alimentación.
Estudiando hojas fosilizadas en Wyoming, Wolfe dijo que encontró que todas las plantas de tierra y mar murieron aproximadamente al mismo tiempo. Su estructura celular indica que perecieron por congelamiento y la etapa de desarrollo hace pensar que la fecha fue en junio.
Formuló la hipótesis de que un enorme meteorito cayó en la península de Yucatán en lo que ahora es México y provocó gigantescas nubes de polvo y restos que impidieron el paso de la luz solar, como sucedería después de una explosión nuclear.
La desaparición de la luz solar hizo que las temperaturas en todo el mundo cayeran desde un promedio de 19 grados centígrados a 10 grados bajo cero. Los lagos se congelaron y miles de especies de plantas perecieron.
Según Wolfe, el invierno por impacto fue seguido por un período de calentamiento global al desintegrarse las nubes de residuos y propagarse por toda la atmósfera, reteniendo el calor solar como lo hacen el anhídrido carbónico y otros gases de invernadero en la actualidad.
De tal modo es muy probable que las plantas que lograron sobrevivir a ese período glacial fueron eliminadas durante la posterior etapa de calentamiento, y con ellas habrían perecido los dinosaurios, dijo.

Cuando cayeron los dinosaurios:
Gracias a los recientes descubrimientos geológicos se ha reforzado la teoría de que la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años se debió al choque contra la Tierra de un enorme asteroide que hizo su colosal impacto en la península de Yucatán (México), provocando un desastre de tal magnitud que el planeta quedó sumergido en tinieblas por un largo lapso, lo que produjo la desaparición de especies de animales y vegetales incapaces de alcanzar la sobrevivencia en condiciones climáticas adversas.
Estiman los geólogos que en su momento el impacto proyectó a la atmósfera una mezcla de vapores, gases liberados, polvo, residuos rocosos y metálicos cuyas sustancias más volátiles, suspendidas en el aire y mezcladas con el humo provocado por la frotación del asteroide con la atmósfera, envolvieron al planeta en una gigantezca nube de oscuridad impenetrable por muchos años.
Los restos incandescentes caídos sobre los bosques y pastizales provocaron pavorosos incendios que abarcaron más del 70% de los continentes, interrumpieron la fotosíntesis y redujeron prácticamente a cero el índice de oxígeno, lo que hizo imposible toda posibilidad de vida tal como estaba dada en la Tierra.

Conclusiones:
Yo he llegado a la conclusión de que en la era de los dinosaurios se enmarco una etapa muy bella e interesantes para el estudio y descubrimientos de los cietificos entre otros. Tambien que existian muchas especies de dinosaurios que varios se mataban y se ilimitaban entre ellos mismo. Como tambien en donde estos habitaban estaba constituido por enormes especies vegetales con las cuales alguno de ellos podian subsistir y asi vivieron estos en constante movimiento. Por lo que yo digo que los dinosaurios son animales muy importantes ya que mediantes estos los cientificos descubren nuevas características que no sa hayan descubierto.

 

 

 

 

Autor:


Roberto Arce Sabin

13 Años


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Paleontologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda