Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La Ética como conducta y expresión social




 

Indice
1. Introducción.
2. La conducta socialmente aceptada.
3. Operacionalidad
4. El Plano Social
5. Comportamiento de la ética y el esfuerzo
6. A título de conclusiones
7. Referencias Bibliográficas

1. Introducción.

Este trabajo es una propuesta metódica que parte de considerar la ética como la conducta socialmente aceptada la cual reproduce los elementos culturales básicos que caracterizan una sociedad en particular en un momento histórico determinado. Pretendemos con este análisis contribuir a explicar la correspondencia existente entre los elementos macroeconómicos, políticos y culturales y el comportamiento individual e institucional, utilizando la ética como elemento explicativo de la perpetuación de la sociedad.
La presente elaboración teórica se enmarca en la Línea de Investigación Economía, Política y Educación, que trata de determinar la relación de dependencia y condicionamiento que existe entre estos tres elementos de la sociedad. Consideramos la educación y sus "productos", como una de las expresiones culturales resultante de las pugnas que se dan en el seno de una sociedad por la apropiación de los excedentes de producción, (*)y que esta condicionada, por el peso específico de cada uno de los grupos de poder político, presentes para el momento histórico en cuestión.
El enfoque de esta línea es pragmático y contextual, pues su interés es establecer una hipótesis operacional que permita estudiar el efecto colectivo como determinante de la conducta individual, socialmente aceptada. No pretende ser un trabajo filosófico sino sociológico o de psicología social, que le atribuye a la ética un rol determinante en la perpetuación de un modelo cultural particular.
En relación con el objetivo de la Línea de Investigación este análisis pretende vincular los valores y principios contenidos en los códigos normativos de la conducta individual y colectiva con los mecanismos de perpetuación de una sociedad.
La Ética, como condicionante de la conducta de los integrantes de una sociedad, espacial, histórica y culturalmente determinada, puede ayudarnos a comprender el rol de la educación como agente institucional de socialización e interpretarla como expresión cultural contextualizada y como mecanismo de perpetuación social.

Objetivos generales y específicos del trabajo investigativo:
Objetivo General:
Utilizar el concepto de ética como conducta socialmente aceptada para describir el efecto del colectivo sobre la conducta de los individuos y de las organizaciones, para describir el mecanismo de perpetuación del orden social, así como la relación entre el poder económico - político con la educación.

Objetivo Especificos:

  • Elaborar una propuesta teórica basada en considerar la ética como conducta socialmente aceptada.
  • Analizar la relación existente entre la Moral y la normativa legal y su aplicación para establecer sus efectos sobre la conducta individual y colectiva.
  • Examinar la forma como el individuo establece las expectativas, valores y principios que orientarán su desempeño social.
  • Determinar cómo es el mecanismo de reproducción de la conducta de los individuos que se considera digna de emulación.
  • Establecer la relación entre los elementos de control social y la conducta individual concreta.

2. La conducta socialmente aceptada.

La ética como conducta socialmente aceptada se difunde entre los individuos a través de procesos formales e informales de socialización. La educación como proceso inherente a la sociedad es básicamente espontánea e informal. En los orígenes de la sociedad se capacitaba y entrenaba a sus integrantes para que se pudieran alimentar a si mismo, luego la educación asumió el rol de socialización. La evolución histórica complica la diversidad estructural de la sociedad, apareciendo el Estado como la personalidad jurídica e institucional de la sociedad en el espacio geográfico que ella ocupa. El Estado asume la educación como parte de su cuerpo orgánico y funcional cuando toma conciencia de la importancia que tiene para su preservación como orden social y para la difusión de la uniformidad del marco ideológico que la explica, justifica y le da coherencia interna. La participación institucional del Estado en educación se inicia luego de la Revolución Francesa, cuando por razones propias de la lógica burguesa, se asume que la capacitación es un elemento necesario para el naciente desarrollo industrial.
El uso de la palabra Estado se debe a Maquiavelo (Príncipe, 1513). Se pueden distinguir tres tipos de conceptos fundamentales: 1) la Concepción organicista, por la cual el Estado es independiente de los individuos y anterior a ellos; 2) la concepción atomística o contractual, según la cual el Estado es una creación de los individuos; 3) la concepción formalista, según la cual el Estado es una formación jurídica. Las dos primeras concepciones se han alterado en la historia del pensamiento occidental; la tercera es moderna y, en su forma pura, ha sido formulada solamente en el último tiempo. (ABBAGNANO, 450)
La interpretación moderna del Estado es de carácter sociológico y tiende a fundir en su concepción lo contractual y lo formalista. El Estado es creación y expresión del colectivo social, expresada comúnmente en una Carta Magna o Constitución manifiesta al concierto internacional su soberanía territorial, política y cultural; así como su voluntad de acogerse a un cuerpo legal donde se establecen claramente los límites de acción de los diferentes actores de la sociedad: individuos, organizaciones e instituciones.
Luego de la revolución francesa la creación de un nuevo orden orgánico-político surgió como necesidad de adaptación del cuerpo institucional a las nuevas realidades económicas capitalistas. Era necesario garantizar la libertad y la igualdad, así como el derecho de propiedad y las buenas relaciones entre los individuos, expresamente reconocidas por el cuerpo delegado a la Asamblea de los Estados Generales, en la Constitución de la Republica de Francia, donde de manera explicita el pueblo y sus instituciones se someten al imperio de la Ley; dividiendo el Poder Público en tres: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para garantizar así los derechos del individuo y el ciudadano. (**)
Este discurso desea resaltar que el Estado moderno es expresión de la voluntad soberana del pueblo organizado, al que la sociedad delega una serie de actividades que le son propias, tales como su protección, su salud y su educación.
Si bien el colectivo social modernamente pone al Estado, sus instituciones y sus funcionarios, a su servicio, su forma,
funcionamiento, la ideología que le ofrece coherencia y sus diversas expresiones, tales como las leyes, su organización, etc., son el resultado de las relaciones de poder que existen entre los diferentes grupos de intereses que pugnan en el seno de la sociedad.
El Gobierno es el administrador del Poder Ejecutivo, la organización política que se encarga de ejercerlo dura un tiempo limitado en sus funciones, reconoce y valida con sus acciones la estructura organizativa y cultural del Estado.
Si el Estado es expresión de las relaciones de poder que ocurren en el seno de la sociedad, el Gobierno está totalmente plegado al grupo de poder económico que lo respalda. El objetivo de la acción política es colocar la voluntad de una mayoría en función de los intereses del grupo dominante. La educación, asumida institucionalmente por el Estado y administrada por voluntad de los grupos de poder dominante, debería tener como objetivo socializar al individuo y capacitarlo para que pueda ser productivo para sí, y no represente una carga adicional para el colectivo y el Estado.
Siendo la educación una actividad inherente a la sociedad, ésta también tiene un rol a jugar en el proceso de socialización y de su conservación, a través de un mecanismo autogénico de reproducción. Este trabajo intenta describir ese proceso.
Las distintas formas de educación, formal o institucionalizada y la informal son mecanismos idóneos, coherentes y armónicos de un solo cuerpo social; puede decirse que son un único proceso.
La educación informal se transmite a los individuos por varias vías pero aquí describimos una de ellas quizás la más eficiente y la que requiere la menor inversión de esfuerzo individual y colectivo. Este mecanismo autogénico es el de la conducta socialmente aceptada por la sociedad y sus integrantes y la reconocemos como Ética.
La educación oficial masifica la ideología y el conocimiento pertinente, útil y necesario, así como certifica un modelo conductual cónsono con sus exigencias culturales. Además, condiciona la conducta individual a la lógica y razones del funcionamiento de la sociedad. Este tipo de educación mistifica su rol ante el colectivo, imponiendo el conocimiento oficializado como único válido, ubicándose en la apreciación individual por encima de su interpretación pragmática, lo cual reduce su capacidad para auto validarse en la confrontación material y concreta con la realidad.
La educación informal uniformiza, masifica y valida los paradigmas conductuales socialmente aceptados a través de la aprobación o repudio, reconocimiento o rechazo; condicionando una vía que conduce a la aceptación y reconocimiento como miembro del colectivo. Quienes no se ajustan a los términos y paradigmas conductuales, son excluidos.
Este trabajo pretende describir gráficamente la acción de la ética, reconocida como válida, sobre la reproducción cultural de la sociedad. No asume la ética como causa sino como un efecto de condicionantes que buscaremos explicar en otro momento de la investigación y establecer el rol del colectivo en la conducta de sus individuos, de sus organizaciones e instituciones.
Utilizando una representación gráfica, que posteriormente exponemos, observaremos como influye el plano social en la definición de la conducta de los individuos que conforman el colectivo.
Para apreciar las causas que condicionan la conducta de las personas que conforman la sociedad no podemos continuar con simplificaciones, atribuyendo culpas individuales, destacando colectivamente ciertas conductas que racionalmente consideramos aberradas. Siendo que son el conjunto social y los poderes que la gobiernan las causas del tal modelo conductual.
La responsabilidad individual en su propia conducta es innegable en la medida que no invierte esfuerzo en tomar conciencia de su situación y al albedrío propio de su conducta; sin embargo, la presión social normativa y sus valores morales, trasmitido al ciudadano común, condicionan por lo masivo del hecho, la conducta de todos.
Sin emitir juicios de valor sobre la conducta ética de los individuos intentamos explicarla a la luz de la epistémia tradicional, del cuerpo ideológico expresado en la normativa moral y coercitiva de la sociedad y de las propias aspiraciones de los individuos. Estas son expresión del interés personal, por apropiarse parte de lo que definimos como el Diferenciador Social Básico (DSB) o de las formas que toma el éste.
El Diferenciador social está representado por el bien material y concreto que requieren los integrantes de un colectivo para poder influenciar sobre el resto de los individuos y el colectivo para dar satisfacción a sus objetivos y requerimiento. El poder o capacidad para influir e influenciar a los demás radica en la cantidad que se detenta. A mayor poder económico mayor también el peso en las relaciones de fuerza y relevancia política.
El Diferenciador Social Básico (DSB) es aquel que determina la jerarquía social de la sociedad en general. En la sociedad feudal era el tesoro, en la capitalista el capital, cuya definición radica en la forma de acumular la riqueza y de cómo se usa. En el feudalismo la acumulación se realizaba a través de las rentas, impuestos y la captura. En el capitalismo los mecanismos mercantiles generan que el capital invertido sea menor que el recuperado. En todo caso, la detención de una importante cantidad de lo acumulado determina el nivel de Diferenciación social.
Hemos utilizado el término "Diferenciador" pues en la sociedad no solamente el poder económico determina una posición de relevancia, existen otros bienes que sin tener la forma monetaria, determinan una posición de jerarquía en el seno del grupo social específico del que se trate.
El Diferenciador Social Especifico (DSE) es independiente a la relevancia política determinada por el poder económico o Diferenciador Social Básico, actúa en el seno del grupo específico al que se pertenece, dependiendo de la cantidad y calidad de lo detentado. El DSE puede adquirir la forma de Títulos académicos, belleza física personal, cuota delegada por instancias organizativas superiores (Partidos políticos, milicia, mafia, etc.), elecciones públicas, entre otros. Por ejemplo, en una universidad la relevancia académica no la determina el poder económico sino el grado alcanzado, un doctorado, una maestría, participación en congresos, escalafón académico, etc. Entre los militares el grado alcanzado determina el poder para decidir y ordenar.
Esta clasificación del Diferenciador es necesaria para explicar, aunque sea en parte, las relaciones de poder que se dan en el seno social por la apropiación de determinado Diferenciador o para impedir que otro lo obtenga.
Consideramos que la conducta humana así como la de las organizaciones, es expresión de las relaciones de fuerza que imperan en el seno de la sociedad, por la apropiación del excedente de producción que se perpetúa a través del modelage de la conducta socialmente aceptada.
Interpretamos al Hombre como una concreción histórica de factores naturales y sociales; como un ser relacional, cuya conducta es reflejo de los factores que constriñen su albedrío, dentro de la ética establecida.
Si bien el hombre puede escoger actuar entre los parámetros del bien y el mal establecidos por los principios filosóficos y la normativa moral vigente; el sentido de pertenencia al grupo, la actitud mostrada por los grupos de poder y de quienes ocupan posiciones de liderazgo, así como la valoración que la apropiación de Diferenciador Social, condicionan una conducta social aceptada por la sociedad la cual se conoce como ética.
La ética como expresión cultural actúa como mecanismo de socialización y regulación colectiva, que consolida una imagen social determinada.
Interpretamos la ética como el comportamiento socialmente aceptado de los individuos, reflejo de factores concretos que actúan tácitamente sobre ellos, condicionando la forma como satisfacen sus necesidades, expectativas y deseos.
Representaremos gráficamente, mediante un sistema tridimensional, los factores sociales e individuales que determinan la conducta socialmente aceptada, con la intención de visualizar la acción de éstos factores e inferir sus efectos sobre la ética.
El plano social actúa a través de los condicionantes conductuales fundamentales: el código moral y el legal coercitivo. La acción individual, se evidencia como la actividad personal por alcanzar sus aspiraciones.
Los factores vinculados con el aspecto ecológico natural, a saber: clima, vegetación, fauna, humedad y disponibilidad de agua, radiación solar, etc., que afectan la conducta individual no serán tomadas en cuenta pues no nos interesa resaltar la conducta individualizada, sin menospreciar su importancia. Nuestro centro de interés es analizar la influencia que las luchas por la apropiación de los excedentes sociales y los grupos de poder tienen en la conducta social aceptada en los individuos, a través de los mecanismos regulatorios y normativos sociales.
Los factores que tomaremos en cuenta para evidenciar el efecto social como determinante de la conducta individual son tres y los representaremos gráficamente en tres ejes cartesianos:

Gráfica Nº1. Ética: Factores sociales e individuales que condicionan la conducta socialmente aceptada

Eje Individual (Y)
En este Eje se representan los factores asociados con las Metas o aspiraciones personales vinculadas con la apropiación del Diferenciador Social Básico directamente o el Especifico según sea el caso. El rol que el individuo juega en la sociedad, su posición, nivel de estudios, intereses personales y grupales, etc., le determinan un nivel de aspiraciones dado y la forma que toma el Diferenciador en su caso especifico. Su interés es apropiarse de una cuota parte importante del Diferenciador a fin de adquirir relevancia política en su grupo o en el ámbito social donde se desempeña. Este poder político radica en mostrar ese "algo" adicional, que el resto del colectivo necesite y del que no disponga. No importa qué posición se ocupe en la sociedad en su conjunto o el colectivo social al que se pertenece, pero lo que marca una importante distinción es disponer de una cantidad suficiente de Diferenciador para influir en el colectivo o grupo donde se participe.
En el Eje Individual se gradúan las metas personales por obtener el diferenciador en cuestión. En toda sociedad, la detención del Diferenciador históricamente determinado es el factor determinante para adquirir relevancia social.

Eje Coercitivo (X)
Está conformado por el conjunto de normas de carácter formal que han sido sancionadas por el aparato político legislativo del Estado y además por la forma que éste tiene para aplicarlo. También está representado por la acción preventiva policial que constriñe la conducta del ciudadano a normas o patrones establecidos. Por ejemplo: Normas y Reglamento de Transito Terrestre.
La graduación de este Eje representa la forma en que el Estado aplica su acción reguladora de la acción individual y colectiva: Nula, Laxa y Estricta; dependiendo de las condiciones establecidas por el Marco Legal vigente, por su actualidad, su permeabilidad a presiones grupales e individuales, a lo politizado del Poder Judicial, a la discrecionalidad en la aplicación de la normativa legal vigente, al albedrío de los jueces y a la actuación preventiva y represiva de los cuerpos policiales.
Dependiendo del cuerpo normativo legal y de su aplicación el poder regulatorio coercitivo puede tener una acción:

  • Estricta: Aplicación severa de sanciones, cumplimiento estricto de las Normas y reglamentos, Aplicación del Marco Legal apegado a Derecho. Todo ciudadano es igual ante la Justicia.
  • Laxa: Marco Legal obsoleto. Intervencionismo Estatal en actividades económicas. Exceso de permisos. Vulnerabilidad del Poder Judicial. Aplicación discriminada de la Normativa Legal Vigente. Aparato policial sobrepasado por las circunstancias. Corrupción pública. .
  • Inexistente: Países con una monarquía autoritaria o de férreas dictaduras, donde el Marco Legal es prácticamente inexistente.

Eje Moral
Está compuesto por los valores, principios, sentencias y juicios de carácter ideológico- moral que conforman el marco de opinión sobre lo que es importante, el comportamiento, la valoración personal, la medición etc. Actúa como "conciencia" en los individuos. Establece la escala y manera de valorar la importancia y relevaría que tienen los individuos en el grupo social al que pertenecen
La posición en la escala de graduación del Eje se establece de acuerdo a los niveles de exigencia de la sociedad en razón, por
ejemplo, de la valoración moral que el colectivo le atribuye a la manera individual de adquirir el "Diferenciador". También por el
efecto y trascendencia que tiene para la colectividad, la trasgresión de las normas de conducta moral.
Hemos establecido la escala de graduación de este Eje "Z" de la siguiente manera:

  • Alta: Sociedad donde se reconozca el valor del esfuerzo personal para alcanzar sus Metas individuales. Donde la opinión pública sea reconocida. Donde sean valores el respeto al ciudadano, su calidad de vida, su aporte al beneficio colectivo. Donde existan valores morales relacionados con la conducta pública y privada de las personas y se utilicen como marco de opinión contra el trasgresor y se reconozca al buen ciudadano. Allí donde el Estado y sus administradores tengan como objetivo y valor moral el bien común y se esmeren en cumplirlo.
  • Media: Sociedad donde la valoración de sus individuos se mida por la detención del Diferenciador, se reconozca el valor de la posesión sin valorar la forma de obtenerlo. El esfuerzo personal, el estudio, la intelectualidad, la productividad y la capacidad creadora no tenga valor.

Se reconocen como valores: el facilismo, el menor esfuerzo, el irrespeto al derecho ajeno (Vivismo), la agresividad; desvalorización del estudio y el trabajo. Los mecanismos de control social no se ajustan a un estricto patrón que resalte el esfuerzo individual, sino que se centra en la posesión del Diferenciador.

  • Limitada: Sociedad donde la opinión del colectivo se centra en patrones copiados de una pequeña clase dominante. El código moral se limita a valorar la jerarquía, los mecanismos de ascenso y el reconocimiento de la posición no importa el medio sino el objetivo. Se presenta en sociedades de países altamente divididos donde están claramente diferenciado los grupos sociales, generalmente dos: pobres y ricos.

3. Operacionalidad

En el Grafico queremos representar la forma como influyen los factores sociales sobre la ética o conducta social aceptada. Reconocemos que limitar la conducta humana a tres factores y representarla gráficamente tiene fuertes restricciones por lo reducido de los factores y por lo mecanicista del análisis. Simplemente deseamos representar el peso del plano social como moderador de la conducta individual dentro del conjunto de elementos reconocidos como diferenciadores.
Para ello partimos por establecer en el Grafico el punto donde se interceptan las rectas originadas en el nivel de aspiraciones individuales y los niveles restrictivos que impone el plano social representado por la normativa moral y la coercitiva legal. Este punto no es otro que el logro social luego del actuar individual representado por la línea recta entre el punto cero y del cruce de las líneas trazadas desde los ejes. Esta recta la reconocemos como la representación de la conducta socialmente aceptada o Ética. Es socialmente aceptada pues es respuesta de la acción del colectivo a través de mecanismos moderadores.

4. El Plano Social

Está conformado por los dos Ejes que condicionan el Logro de las Metas individuales, a través de regulaciones que el sistema social impone a la conducta individual.
Estos dos Ejes son normativos:
Eje Coercitivo.
Eje Moral.
El plano Social no representa un impedimento al logro de las aspiraciones individuales sino más bien un condicionante de la conducta para que su desempeño no entre en contradicción con los paradigmas aceptados.
El Plano Social no debe ser calificado como bueno o malo, positivo o negativo; los juicios de valor reducen la interpretación del efecto social sobre los individuos, su manera de comportarse y su manera de apreciar su desempeño y el de los demás.
El Plano Social es un hecho producto de las relaciones de poder que se dan en el seno de una sociedad, por la apropiación del excedente de producción y la detención de poder político.

  • Logro Personal: está representado por el punto donde se interceptan las líneas imaginarias trazados desde la posición que alcanzan las Metas personales y la posición que ocupa en el Eje Coercitivo el Marco Legal vigente y su aplicación por un lado y por el otro, en el Eje Moral, la posición alcanzada por el colectivo social en cuanto a su poder de control social.
  • Ética o la conducta social aceptada resulta de trazar una línea entre el punto de unión de los tres Ejes y el punto que representa el Logro Personal.
  • El Esfuerzo individual es representado por una línea trazada desde la posición donde se ubica la Meta y el Logro Personal.

El ángulo que se forma entre el Plano Social y la línea de Ética, determina el grado de importancia que lo social tiene para los individuos que la conforman. Mientras se incremente el valor del ángulo, se tiende al individualismo y a la agresividad.
El ángulo entre la línea que representa el Esfuerzo y el plano formado entre los Ejes Individual y Coercitivo, mide el grado de efectividad que tienen el Marco Legal y su aplicación, sobre la conducta de los individuos. Mientras más cerrado sea el ángulo (-45º) mayor será la influencia regulatoria que lo Legal ejerce sobre el ciudadano.

5. Comportamiento de la ética y el esfuerzo

La representación grafica de la Ética como la conducta socialmente aceptada, se representa por una línea recta entre el punto cero donde se cruzan los tres ejes y el punto que representa el Logro de las metas personales, o dicho en otros términos, obtener una cuota parte importante del "Diferenciador" social.
El plano social no se opone al logro de las aspiraciones, si establece límites a la conducta individual, ejerciendo mayor o menor restricción, al desempeño personal mediante la forma de aplicación de la normativa legal y moral.
En el Eje Moral (Z) se representa la forma como las personas valoran el esfuerzo y capacidad individual para alcanzar una cuota parte del "Diferenciador" social. Está influenciado por los Principios y Valores imperante en la sociedad que influyen en la forma de actuación de los individuos para obtener el "Diferenciador"
El Eje Coercitivo (X) se representa la forma de aplicación la normativa legal y está graduada en función a la acción jurídica institucional en función a proteger los derechos de colectivos y sus ciudadanos, presentándose como restricciones de la acción individual con miras a apropiarse del Diferenciador.
En este punto es de resaltar tres aspectos importantes en lo referente al razonamiento lógico base de este trabajo.

  1. El código moral y el marco legal vigente para una sociedad dada, se inscriben dentro de la postura epistémica tradicional. Se presenta como conocimiento o realidad preexistente, la cual el hombre debe hacer suya para operar eficientemente en sociedad. Hemos mencionado anteriormente que la epistémia tradicional ha permitido la consolidación de la sociedad tal como la conocemos hoy en día; que no es cuestión de oponerse a ella sino de darle un uso conciente y racional dentro de la construcción de un hombre con mayor desarrollo de sus capacidades creativas individuales.
  2. Al desarrollarse dentro de una ética social dada, el hombre aprende y actúa de forma inconsciente a comportarse en el interior del colectivo histórico y culturalmente determinado. Siente seguridad mientras se mantenga dentro de estos parámetros, asume como suyos los paradigmas conductuales y los reproduce con su descendencia. Por lo tanto el proceso de reproducción cultural y, por lo tanto, de la esencia ética de la sociedad es un mecanismo autogénico, se reproduce a sí mismo, otorgándole a la sociedad perpetuación automática, hasta tanto no surja en su seno una nueva forma de producción, acumulación y apropiación del excedente social; hasta tanto no tome importancia entre el colectivo, el nuevo Diferenciador.
  3. Para que una persona dentro del mundo social establecido pueda interpretar de manera diferente la sociedad donde se inscribe es menester que se aparte de la postura epistémica tradicional y asuma que la realidad no puede ser explicada a través comparándola con un deber ser ideal, sino que se interprete tal como es.

Para poder comprender la envergadura que tiene el plano social sobre la conducta individual, dentro de nuestro razonamiento teórico; debemos contrastar el anterior gráfico, donde se expone una situación con un plano social restrictivo, con uno caracterizado por una sociedad de laxo nivel coercitivo y una moral madia. (Grafico Nº 2)
Un plano social laxo significa que el marco legal y su aplicación no son suficientemente seguros para garantizar respeto al derecho ajeno tanto a personas naturales como jurídicas; por lo tanto los límites a la conducta individual respecto al logros de sus expectativas, van a estar en función de sus propias decisiones. Puede ser por leyes muy antíguas, aún vigentes, por una alta permisibilidad en la acción personal, o por amplio albedrío en su aplicación. Un código moral laxo significa que los valores sobre los cuales está construida la valoración personal centran su atención en la posesión de diferenciadores sociales específicos o básicos, sin tener en cuenta la forma de apropiación ni el valor cualitativo de los mismos. Por ejemplo, una sociedad que reconozca el título académico por encima de la capacidad y habilidad que éste debiera certificar, contribuiría a que el ejercicio docente y de investigación no fuera desdeñado, así como la calidad de la educación.

En una sociedad permisiva, las ambiciones personales se situarían como valor fundamental en la conducta individual. Atribuirle a la persona la exclusividad de su acción sería en vano pues estaría actuando en concordancia con el código moral tácitamente aceptado, cuyos valores no necesariamente coinciden con aquellos que se reconocen y difunden corrientemente. El código que opera guiando la acción individual es aquel que concuerda con la obtención de valoración y reconocimiento dentro de los parámetros aceptados.
Cuando esto ocurre, la línea que representa en el grafico N° 2, a la Ética se aproxima al Eje Individual, debido a lo reducido de la acción del plano social. La ética que se reconoce tácitamente como válida está entonces orientada por el objetivo, por los medios para lograrlo. La acción personal se torna individualista, egoísta; el esfuerzo personal, representado por la línea que une la meta con los logros, se acorta. El esfuerzo personal se reduce en función de medios "más efectivos e idóneos" para alcanzar las metas. El compadrazgo, la filiación partidista, el vivismo, la adulancia, la corrupción administrativa o cualquier otro mecanismo que facilite el logro personal, se considera válido.
Si bien este procedimiento gráfico es poco ortodoxo para representar la conducta socialmente aceptada sí nos permite observar el efecto social sobre la conducta individual. También es válido para deducir que, siendo los logros personales una demostración de éxito e influencia sobre el colectivo, la actuación personal se vuelve un paradigma digno de ser copiado; se vuelve mecanismo autógeno de reproducción de este tipo de conducta, al igual que en otro tipo de sociedad. La sociedad se hace autorreproducible mientras duren los mecanismos de producción y acumulación de los excedentes sociales así como también la forma que toma el Diferenciador.

6. A título de conclusiones.

Siendo este un trabajo que intenta consolidar un marco teórico con el cual intentar explicar la coherencia entre la economía, política y educación, se presentan estas conclusiones preliminares, con el fin de orientar el desarrollo de hipótesis que permitan avanzar en la exploración investigativa.
La ética de cada sociedad le es propia y pertinente a sus relaciones de poder interna, por lo tanto posee una escala en sus ejes que le es propia.
La ética no es causa sino efectos o expresión cultural reflejo de factores relacionales que ocurren en una determinada sociedad.
Cada sociedad posee una ética que le es propia y que se difunde por todos sus mecanismos de socialización, sobre la, científicamente no pueden emitirse juicios de valor, sino interpretarse tal como es, a fin de intentar estables las causas de tal comportamiento.
Las posibles causas deben tratar de encontrase en las relaciones de poder que se dan en el seno de la sociedad en la lucha por la apropiación y acumulación de los excedentes de producción.
Siendo la sociedad, sus instituciones y los individuos que la integran un todo coherente históricamente determinado, ninguno de sus elementos puede actuar ajeno a la cultura y conducta que le es propia.
Para ser reconocido como tal, los miembros de la sociedad deben comportarse bajo el esquema ético aceptado, so pena de ser execrado.
La ética por lo tanto, es expresión de los individuos y las instituciones que conforman la sociedad, para ser un todo orgánico coherente. La educación como institución social está imbuida y reproduce a su vez la cultura y la ética que le es inherente.
La educación sigue la ética como cualquier otra organización social no pudiéndola modificar, pues generar contradicciones internas grave.
Por lo tanto, la educación tenderá a mantener y preservar la sociedad a la que pertenece.
Al no poseer un albedrío propio, la educación produce egresados cónsonos con los parámetros exigidos, expresa o tácitamente, por los grupos de poder dominantes es una sociedad, para el momento histórico en cuestión.

7. Referencias Bibliográficas

DUPLÁ, Francisco Javier. La educación en Venezuela: Los dos primeros niveles educativos venezolanos (Preescolar y Básica). Curso de formación sociopolítica N°37.Caracas, 1999
APPLE, Michael. Ideología y Currículo. Madrid: Ediciones Akal S.A.. 1986 Capitulo 2.
UGALDE, Luis. Educación, Estado y Sociedad. Ponencia. Caracas: Asamblea Nacional de Educación Discursos y ponencias, Tomo I, 1998,
LÁREZ, Ronald . Educación Estado y Sociedad. Una síntesis paradigmática. Ponencia. Caracas: Asamblea Nacional de Educación Discursos y ponencias, Tomo I, 1998.
SCHILLER, Bradley. Principios Esenciales de Economía ¿Qué, Cuánto y Cómo produce Venezuela. Caracas: McGraw-Hill S.A. 1996 Capitulo 3.
LERNER, Elisa. Venezolanos de hoy en día: del silencio posgomesista al ruido mayamero. En "El Caso Venezuela. Una ilusión de armonía" de Moisés Naím y Ramón Pinango Caracas: Ediciones IESA. 1999
Laceras, Luque, Bigott, Carvajal y Rodríguez. Historia de la educación venezolana. Caracas:UCV, Facultad de Humanidades y Educación, Comisión de Estudios de Postgrado. 1996.
RODRÍGUEZ Jannette. La dimensión económica de la Republica de Venezuela y su relación con la estabilidad e inestabilidad del sistema político. Caracas: Revista seriada Extramuros, N° 9 octubre 98, Facultad de Humanidades y Educación Universidad Central de Venezuela. 1998.
ALBORNOZ, orlando. Estado, ideología, educación y escolaridad en Venezuela a finales del siglo XX : Una aproximación inicial. En La educación venezolana: historia, pedagogía y política. Conmemoración del centenario del primer congreso pedagógico venezolano de 1895. Caracas:UCV, Facultad de Humanidades y Educación, Comisión de Estudios de Postgrado. 1996.
CORTAZAR, José Miguel. El concepto de Estado docente: Alcances y significados. En La educación venezolana: historia, pedagogía y política. Conmemoración del centenario del primer congreso pedagógico venezolano de 1895. Caracas: UCV, Facultad de Humanidades y Educación, Comisión de Estudios de Postgrado. 1996. Pág. 259
ASAMBLEA NACIONAL DE EDUCACIÓN. Ideas para el debate educativo. Caracas: Consejo Nacional de Educación. 1998.
Escontrela, Ramón y Saneugenio Amadeo.¿Cómo hacer historia de la educación en Venezuela? Una aproximación al proceso metodológico desde una perspectiva critica. Caracas: Revista seriada Extramuros, N° 9 octubre 98, Facultad de Humanidades y Educación Universidad Central de Venezuela. 1998
WITTGENSTEIN, Ludwig. Tractatus Lógico- Philosophicus. Londres, Rootledge & Kegan Ltd. 1974.
vABBAGNANO, Nicola. Diccionario de Filosofía. Trad. A. Galletti. México: Fondo de Cultura Económica. Reimpresión Colombiana. 1997
GEYMONAT, Ludovic. Historia de la Filosofía y de la Ciencia. Trad. Juana Bignozzi y p. Roqué. Barcelona: Critica, Griraldo Mondadori S.A. .1998.
GINES, Hermano. Pensamiento filosófico para un quehacer. Caracas: Fundación La Salle de Ciencias Naturales, 1993.
DURANT, Will. Historia de la Filosofía. Trad. F. Perea. México: Editorial Diana. 1980

 

Resumen
Este trabajo interpreta la economía y la política como el contexto que condiciona, expresa o tácitamente, al proceso educativo. Este abordaje permite conocer los límites en los que se desenvuelve la educación, a fin de orientar su desempeño en el marco de los intereses que la condicionan, reduciendo así, los posibles conflictos interpretativos y la frustración originada por el desconocimiento de las causas.
La educación es una actividad de la sociedad con fines de socialización y capacitación de sus integrantes. La evolución social la convierte en una institución del Estado cuya expresión estructural, funcional y cognoscitiva, es producto de las relaciones de poder por la apropiación de los excedentes sociales de producción. La educación así concebida es el resultado tangible y concreto de la intención objetiva de los grupos de mayor influencia social. Nos preguntamos ¿Cómo estos intereses modelan la conducta de los individuos y de las instituciones? Pretendemos encontrar respuesta a esta interrogante, interpretando la ética como el mecanismo idóneo e instintivo que reproduce la conducta socialmente aceptada, moldeando un estereotipo social.
Palabras claves: economía, política, ética, sociedad, educación, conducta social, esfuerzo individual

Summary
This work interprets to the economy and the politics as the context that conditions, expressed or tacitly, to the educational process. This boarding allows to know the limits in those that the education is unwrapped, in order to guide its acting in the mark of the interests that you/they condition it, reducing the possible interpretive conflicts and the frustration originated in the ignorance of causes.
The education is an activity of the society with socialization ends and its members' training. The social evolution transforms it into an institution of the State whose structural, functional and cognitive expression, is product of the relationships of power for the appropriation of the social surpluses of production. The education this way conceived it is the tangible result and I sum up of the objective intention of the groups of more social influence. Do we wonder How these interests model the behavior of the individuals and of the institutions?. We seek to find answer to this query, interpreting the ethics as the suitable and instinctive mechanism that reproduces the socially accepted behavior, modeling a social stereotype.
Words: economy, politics, ethics, society, education, social behavior, I make an effort singular

 

 

 

Autor:


Dr. Pedro Gutiérrez Leal.



Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda