Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Música,

Enviado por yoefsantos



Indice
1. Introducción
2. Raíces y estrategias de la invisibilidad de lo local-regional.
3. Internet, multiculturalidad y música: contribución al que hacer vocacional y solidario.
4. Mirar adelante y recobrar: fe, creatividad y alegría, desde la solidaridad.
5. Una idea: grano de arena en el caudal de la invención humana.

1. Introducción

Artículo de Intercambio y libre reproducción/
Editado por "Pupila Insomne",
Santiago de los Caballeros.
25 enero, 2002
"[...] En el mundo hay tanto dolor, la vida no vale nada,/ ahora yo quiero vivir/ gozando junto a ti/ dame la mano!/ no hay que esperar!/ quiero estar contigo/ y dame tu amor/[...] la humanidad ha perdido su honor/ la gente tiene que seguir su propio destino/ de acuerdo con su alma/ todos podremos vivir feliz/ si empezamos a compartir/ dale la mano al que se cayó/ así entraremos abrazados al futuro[...] Inocentes van a morir[...]la llave y motor, es la libertad[...]Necesito la vida![...]"

Carlos Santana
"Vive la Vida"
(Canción)
" [...] un tipo grito: - sálvense quien pueda! / cada día que pasa/ sube más la marea/ Felipito se fue a los Estados Unidos/ allí pasa frío y aquí estaba aburrido/ en la mesa del domingo hay dos sillas vacías/ están a noventa millas de la mía/ pero entiéndelo brother/ tómalo como quieras/ la política no cabe en la azucarera/[...] anda traficando con dinero de turista/ el tiene cuatro hijos y la vida está muy dura[...] en la escuela me enseñaron/ que en el apartheid, /no todos son iguales/ y no importa la ley[...] un amigo se compro un chevrolet del 59[...]"

Carlos Varela
"La política no cabe en la azucarera"
(Canción)
"[...] los hechiceros de la tribu/ resucitan para invertir en mis pecados/ [...]y la mentira vale más que la verdad/ y la verdad es un castillo de arena/ y en las autopistas de la libertad/ nadie se atreve a conducir sin cadenas[...]cada mañana salto de la cama/ pisando arenas movedizas/ cuesta vivir cuando lo que se ama / se llena de cenizas /y que me muero de.../ ganas de decirte/ que te quiero[...] y que prefiero la guerra contigo/ al invierno sin ti[...]"

Joaquín Sabina
"Ganas de..."
(Canción)
" Que importa si es largo el camino /del crepúsculo lento / nacerá el roció/ segando el abrojo y el cardo/ mañana, compañero/ florecerá el trigo/[...]y la lluvia es la luz/ Que importa si pierdo mañana/ si gane libertad para mis hijos/ Ayer no es el hoy/ ni el mañana/ que es tiempo pasado/ cuando el trueno es la voz / y el relámpago es vida/ y la lluvia es la luz/"

Jesús de la Rosa (Triana)
"Del crepúsculo lento, nacerá el roció"
(Canción)
"[...]Un grupo de amigos postulamos que la mejor defensa contra la Ignorancia Única es el debate inteligente. Sostenemos que los pensadores, artistas y creadores en general dignos de tal nombre deben inaugurar intelectualmente el nuevo milenio formulando propuestas alternativas sobre ecología, recursos naturales y biotecnología, soberanía, Nuevo Orden Mundial y política, economía y esclavitud financiera, sociedad y nuevas formas de solidaridad colectiva, cultura, estética, educación y concentración de la comunicación[...]".

Luis Britto Garcia
Art. "Superutopista de la información"
(Ap en "EL NACIONAL" Caracas, SÁBADO 24 DE JUNIO DE 2000)
Yoe F. Santos: "Música, etno-pluralidad y pensamiento único". Ed. "Pupila Insomne", Santiago de los Caballeros, 25 Enero, 2002
Revisando por A la Argentina: espejo ‘encantado’ de América, en estas difíciles horas, con amor y solidaridad.razones puramente lúdicas, la conformación de las entradas en el buscador, de ritmos, escuelas, o autores, en uno de los mega-sitios de música, en formato MP3, observamos que el Caribe, como región se disolvía en una sub- categoría -en un lugar virtual monolingüe, como audiogalaxy- implícita, en un universo variopinto como "latin".En vista de que como ‘hispanic’ comprende un conjunto de submundos que escapan a la realidad latino e iberoamericana, incluyéndose allí, el repertorio de lenguas y culturas romances, además de los nacidos en terceros países, pero uno de cuyos padres es de ascendencia hispana, iberoamericana o latino-caribeña.
Imagino que esa percepción homogénea de lo latino, por parte del personal de mercadeo de muchos lugares virtuales, que no contemplan las especificidades locales y subregionales, habrá alcanzado a provocar, más de un desaliento, o insatisfacción, en usuarios/as o consumidores/as, en este caso también. No porque no se encuentre uno cómodo/ a, en el marco de tal generalización a falta de otra, más afincada, en aquello que como dice el Dr. E. Valdez nos permite reconocer, por ejemplo un dominicano o dominicana, de solo verle ponerse de pie, en cualquiera de las cadenas, ‘talks shows’ o programas de variedades, hay algo en las facciones, en la forma de elegir la ropa, con la que se va a un ‘programa de televisión que se ve en todo el mundo’, una lógica, perceptible para el observador/ a , en muchos casos, desde antes de que comience a hablar. Una vez en ese punto, los acentos, hacen el resto.
Pero bien, la cuestión de esta tarde poli- rítmica es la música y su viabilidad, desde ese mismo lugar virtual, con el objeto de hacer una contribución modesta a las generaciones más jóvenes o bien a otras, que ya carecen del tiempo para tales búsquedas.
Alguien decía hace pocos años, que aprender a abandonar la cosmovisión insular, para ‘bregar’ a fondo con el otro, en tierra firme, iba a ser una suerte de sacerdocio -con sentido de perdida incluido- en lo relacionado a quienes han ‘vendido’ la idea -por alguna razón interesada, sin duda- de que una isla puede ser el centro del universo.
El presente texto pasa a ciento veinte kilómetros por hora, por la idea de la pureza, en cualquier sentido y al verla a los ojos, tuerce suicida, hacia la izquierda, como exorcismo y luego se pierde en el oleaje.

2. Raíces y estrategias de la invisibilidad de lo local-regional.

Casi todas las naciones o territorios del área poseen cuando menos 3 entradas identitarias, en relación a la geo-cultural, como es el caso de Anguila; en otros lugares, por el contrario, la manufactura, estructura y factura de la canción, procede de la mirada del otro, con los consabidos riesgos del perfil racial, el estereotipo o el reduccionismo. Traducción en ocasiones insuperable del legado de L. Bhrull y la antropología colonialista vigente desde fines del XIX hasta el primer tercio del siglo XX.
Otro de los elementos que llamo nuestra atención, descansa en la vocación de presentar, de manera inflexible, los documentos o productos de las industrias culturales, que gozan de la popularidad o de la masificación mediática, como la única forma de consultar la base de datos, o por lo menos la oficialmente recomendada. De forma tal que para encontrar las canciones de Luis Alberti y la Orquesta Santa Cecilia en el renglón folklore, nos vimos precisados a revisar más de cien paginas web, dado que el sistema, no brinda la opción de adelantarse, salvo pagina por pagina, lo cual, con una conexión a 56 kbps, implico varios días de paciente espera - o mejor dicho, búsquedas insomnes -.
La invisibilidad de la región, sin embargo nos dio la luz para preguntarnos: que tan disimulados o traspapelados, ‘habían sido’ los ritmos, las expresiones de las minorías de principios y mediados de siglo XX? O las manifestaciones documentadas por registros en formato MP3, en los casos de pueblos indígenas o del folklore urbano y por consiguiente, sus apuestas tanto estéticas como sociales, en tal maremagnum o galaxia virtual?
No seria, desde la perspectiva de las políticas publicas, retroalimentar esos canales una tarea viable desde los ministerios de educación, mujer, juventud, cultura, turismo u otros de atribuciones conexas, en coordinación con las propias industrias culturales y las organizaciones de la sociedad civil, considerando sus beneficios: servir como referentes o herramientas auxiliares para la co o auto educación, al mismo tiempo que una posibilidad del retorno o reimpresión en las ‘raíces’ para los millones de migrantes de la Región del Caribe y otras partes del mundo? Es eso demasiado pedir, cuando en el caso dominicano sus migrantes remesan más de 86 millones de pesos cada día, durante todo el año? Donde se nos queda o se nos va el sentido de la reciprocidad, en situaciones de este tipo?

3. Internet, multiculturalidad y música: contribución al quehacer vocacional y solidario.

Por lo general la discusión, en los círculos y documentos oficiales, sobre la Internet, como pilar de una nueva aproximación a la información –no al conocimiento- descuida la cuestión de los contenidos, creyéndose que se ‘ha cumplido’ con garantizar las redes escolares, o bien propiciar el acceso a la misma, desde los telecentros.
Hasta ahí, la historia de la relación de nuestras respectivas administraciones con el mundo virtual (1994-2001), seguimos creando consumidores/as, solo que esta vez de información, con el agravante de que el predominio de los contenidos anglosajones, dejan a más de las 2/3 partes de los estudiantes dominicanos, del sistema educativo público, completamente ajenos a una cantidad de recursos para sus actividades, lo mismo en la educación básica como a nivel medio (bachillerato).
Esa limitación estructural y conceptual, perjudica la optimización de la experiencia de la navegación web - y de hecho su inserción ulterior en las coordenadas actuales del mercado de trabajo- por varias razones:

  • Las lenguas modernas son un elemento relacional esencial, en actividades, como el turismo, la exportación o las actividades de coordinación o gerencia, en el sector maquiladoras o zonas francas, pilares de la absorción de importantes segmentos de la población económicamente activa (PEA), en el mercado formal de trabajo;
  • Las lenguas modernas, sin detrimento del dominio de la lengua materna - en un mundo mediado por la velocidad de los cambios científicos y tecnológicos - representan una garantía de poder dar efectivo seguimiento a los recursos de la innovación, trabajar en su aclimatación a entornos no industrializados, como el caso de la República Dominicana, así como una reducción de los niveles de incertidumbre, en la espera de las traducciones de manuales, libros, folletería y similares;
  • El dominio de las lenguas modernas permite el ejercicio del trabajo independiente o por cuenta propia, dentro o fuera del mercado formal, como ‘free lance’ traductor, guía turístico, secretario, redactor, interprete, etc.; amen de las restricciones o formalidades legales, para tal ejercicio en áreas como la traducción legal;
  • Aun en la experiencia migratoria internacional, este tipo de destrezas o competencias, resultan ser de gran valor para la supervivencia: como saber nadar, en medio de un naufragio;
  • Por otro lado, las micro y pequeñas empresas (MYPE’s), tienen lo mismo en la red de internet, como en la solución a la limitante de comprensión/comunicación coloquial o reconocimiento de las lenguas modernas, una limitación a salvar.
  • Obviamente, primero, todos los micro y pequeños emprendimientos, tendrán que contar con que se emprende una tarea gigantesca y agotadora: alfabetizar a más de un 15%, de la población mayor de quince años, reconocido oficialmente, como iletrado, en la República Dominicana.
  • Las micro y pequeñas empresas - por sobre las micro- aglutinan casi el 30% de la Población Económicamente Activa (más de un millón de dominicanos y dominicanas), siendo este promedio mucho menor, que el 58% de la informalidad que se asigna a la región América Latina, en organizaciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID,2000);

La net es como las enciclopedias - sólo que un poco más libertaria o caótica si se quiere- todo esta disponible en diferentes proporciones o cantidades. La pregunta es donde y como encontrarlo. En el caso de la música, la existencia de la referencias se centran en los autores, interpretes o en una visión orientada en la función recreacional de la misma, en detrimento de la divulgación o complejización de otros tipos de criterios a partir de la cual la misma ejerce, no una función al interior de las industrias culturales; sino en las sociedades que recepcionan tales productos, ni de los modos en que los mismos tienden a modificar, el resto de sus entornos simbólicos o las interrelaciones entre si de los hitos de los mismos, como una de las funciones posibles: la (des) orientadora.
Los inventarios, muestrarios, como herramientas descriptivas, de lo inter, lo pluri o lo transcultural, en el caso de música o documentos audio-visuales en general, cumplen una serie de funciones, o rinden un conjunto de beneficios .
Pensando en voz alta sobre el tipo de intervención o lectura (s) posible a partir de ‘xlibrio’ como comunidad - o proyecto en curso - capaz de listar alfabéticamente más de 1100 documentos –canciones, entrevistas, discursos- correspondientes a las industrias culturales en el periodo 1900-2001 y la función que cada uno de ellos juega o jugo, en la demarcación de unos mapas mentales, generacionales o transgeneracionales, en materia de identidad - o percepción de la misma- dentro de la comunidad o cultura creadora-emisora y del resto de las sociedades que tomaron contacto con el mismo en los circuitos de circulación, mercadológicos o alternativos, que tuvo en su momento inicial y la reflexión, placer o emoción que nos despierta ahora, en el particular contexto histórico-cultural del: inicio de un nuevo siglo.
La disposición de un conjunto ordenado– por género, autor, movimiento o escuela; geográfica, alfabética, y/o cronológicamente- de documentos, como los señalados comprende distintos tipos de usos:

  • Recreativos o lúdicos (motivación inicial) entre los que no se descarta la fiesta, además de la recepción o audición pasiva;
  • educacional: educación en valores, ciencias sociales, artes y humanidades (recursos auxiliares);
  • Ampliación de los horizontes de identidad/participación/ciudadanía, reencontrándose con unidades significantes más amplias que las fronteras del Estado-nación;
  • Ejercitar algunas estrategias cognoscitivas: comparar, describir, sintetizar, por ejemplo;
  • Motivación a la exploración del talento propio o a la búsqueda de canales expresivos, a distinto nivel (principiante, aficionado, profesional) no de la música, sino en cualquier otro de los universos colindantes o yuxtapuestos que ella sugiere para crear o pensar el hecho cultural;
  • Motivación al feedback en línea, sobre temas, actividades, usos o utilidad de la herramienta, vista al margen de los valores artísticos en si, como un recurso en pro de la auto-ayuda, a la hora de intentar reforzar nuestra auto-estima – individual, sectorial, comunitaria, local, regional,continental o mundial - flexibilizar nuestros miedos, odios o prejuicios, encarando el presente y el futuro sobre la base de intentar modificar y acrecentar un acervo espiritual reciente;

En principio, el elemento que nos movió a embarcarnos, en tal experiencia, se reducía a:

  • Mover de lugar - en el ranking - las expresiones culturales del Caribe, como forma de reducir los tiempos de espera, o evitar que el o la interesada, desistiera en el intento;
  • Posteriormente creímos necesario, dejar fluir otras expresiones culturales, de otros lugares del mundo, aunque correspondientes, vis a vis, con los ethos y criterios de inclusión predeterminados;
  • Finalmente, dejamos reservado poco menos del 1% del total de documentos, para mostrar como se presentan desde los medios de comunicación - y resultado de una fracción de los productos manufacturados por las industrias culturales- los nacionalismos, las y los supremasistas, los discursos de odio, xenofóbicos y otros. Inclusión que procura también fortalecer el distanciamiento - sin caricaturizar a tales autores/as, en el ejercicio de su libertad de creer en la superioridad de religión, cultura, estilo de vida, raza o destino- frente a quienes procuran la coexistencia tolerante –tanto en el Norte como en el Sur- y aprovechan el: contacto transcultural, enriquecimiento de las migraciones y los productos que logran atravesar las y los guardabarreras del mundo mediático global, con finalidades ajenas a instrumentalización, dominación, negación, o sometimiento del otro;

Con tal interrogaciones y delimitación anterior presente, nos trazamos las coordenadas de repensar la historia de la música popular y los distintos folklores, en el pasado siglo, dentro de las posibilidades de tal sistema, habidas cuentas que muchos valiosos documentos reposaban allí –no solo canciones sino entrevistas, discursos, entre otros- de forma dispersa e inalcanzables para por ejemplo un estudiante de bachillerato o de universidad, que sólo anda buscando terminar una tarea, divertirse un rato o complementar una obligación de mirar su pasado, digamos que en una clase de historia o de historia de la cultura ‘universal’.
Una propuesta más allá de la idea de que para muestra basta un botón: 1100 ‘botones’ en orden alfabético y crecimiento, por retroalimentacion, al ritmo de más de 50 nuevos ‘botones’ por día.
Los objetivos y estrategias comunicacionales planteados - no así la metodología de búsqueda o consulta, por razones obvias- se encuentran esbozados en la comunidad que inicialmente creamos y que denominamos "xlibrio", debido a que la invisibilidad y el desequilibrio - en este renglón como en muchos otros, vinculados a lo mediático- en relación al espacio de producción, divulgación y recepción, de los discursos –estéticos, sociales, políticos o culturales- emanados de las minorías; o bien, procurando motivar a las mayorías a la adopción de valores amparados en la ética de:

  • Preservar y ampliar, la llamada cultura de paz, con el pertinente aderezo de respeto a los derechos humanos, democratización de las expresiones, canales, recursos, al margen de cualquier solución de fuerza;
  • Fortalecimiento de los canales expresivos y participativos del sistema democrático;
  • Reconocimiento de la diversidad de las culturas locales, su función histórico-social y hasta económica; sin descartar los puntos de contacto entre unas y otras, en tanto que marginación, pobreza y ‘shock’ cultural o la amenaza de extinción, coexisten en la mayoría de ellas;
  • Ejercicio de la ciudadanía, en el rescate y difusión del legado simbólico de las distintas etnias, ritmos, lenguas o cosmovisiones, tanto a nivel local, regional, nacional y global, como recursos indispensables para la asunción creativa de los nuevos paradigmas – desde la perspectiva de el abaratamiento de las tareas de registro y clasificación a partir de las estaciones personales de trabajo y los formatos intercambiables por Internet- la potente irrupción de la influencia de los medios masivos de comunicación desde los países centrales, en la cotidianidad de comunidades, - anteriormente, segregadas - o deshilvanadas de su efecto modelizador, para la conducta individual y social;
  • Diferenciar lo etnocéntrico, de un cosmopolitismo que devora raíces en la vida comunitaria, para proponer, una mirada y participación creativa, donde no solo es posible entretenerse, bailar; sino también pensar y escuchar, muchas voces ya idas, pero cuyas propuestas, en la mayoría de los casos de América Latina y el Tercer Mundo - aunque no solo allí- han quedado truncas;
  • Proponer, desde el punto de la memoria sociocultural del Caribe y América Latina, en el siglo XX, en primer termino, un replanteo de la aproximación-producción-circulación-consumo y retroalimentación de los productos de las industrias culturales, desde y por el ocio, desde y por el sujeto, desde y por la alteridad frente al adocenamiento mediático unidireccional: monotemático – maniqueista y utilitarista de los infinitos planos de lo real- y el fundamentalismo anclado en la divulgación preeminente de un estilo de vida - de los miles, o millones posibles- como victorioso y único, para transitar a la construcción del nuevo siglo en democracia, en el cual el lugar de los excluidos del Norte y del Sur, ocupan el lugar del sordomudo, so pena de ser criminalizados por su vocación de no renunciar a la vida – su limitada capacidad de resistirse a la ‘petición’ de resignación frente a la muerte silente por inanición, material o espiritual, sin el ejercicio al derecho a la protesta pacifica, en el marco de las leyes y principios en la comunidad mundial, desde la Post II Guerra Mundial, como recurso soberano para detener la virulencia y sistematicidad de la violencia institucional contra su derecho a la vida y/o los derechos de existir en sus comunidades- o perdida de la capacidad de hacerse visibles o audibles, en los grandes festines, en los que se reparte el destino de sus recursos, sus símbolos, sus saberes tradicionales o la geografía del planeta;
  • Abrirse al dialogo, la recepción y retroalimentacion frente a otras manifestaciones culturales, lo mismo del Norte como del Sur, de Oriente y de Occidente, coincidentes en la necesidad de la paz, la equidad y el compromiso de fundar un capitulo más en las relaciones entre los seres humanos; no sólo entre productos o mercados; no solo entre ricos o pobres; entre pesimistas y optimistas, enfatizando en lo que nos une: la preservación de la bio-diversidad y la honesta vocación de existir, con dignidad, en el plano tanto individual como social, en este mismo planeta;

Podría incluso aparecer un lector o lectora que considere, que ‘el horno no está para galletitas’ y que en las circunstancias actuales, mejor seria volverse a los clásicos, en los voluminosos textos y a veces engominadas reflexiones; sin embargo, quizás nunca antes volver a la cuestión cultural fue tan necesario, como en nuestros días, cuando lo mediático promete desplazar algunas funciones o actores, de lo animación o gestión de lo social o lo político:
"[...]El rango sobresaliente de los actores neopopulistas en el poder- Fujimori, Menen, Collor de Melo- ha sido en efecto, su amplia adhesión a las políticas neoliberales, la cual en algunos casos no se distingue sólo por sus dispositivos ideológicos, sino también porque su soporte ha sido el entrelazamiento incluso personal entre el poder de la empresa económica y el liderazgo político - en un sentido limitado este es el caso de Max Fernández en Bolivia, y en un sentido casi paradigmático el caso de Berlusconi en Italia[...]Los medios de comunicación, especialmente la televisión, han fortalecido su poder e influencia debido al debilitamiento progresivo de ciertas funciones importantes de los partidos políticos como la canalización de los intereses sociales y tienden a desplazar y sustituir a los partidos políticos como mecanismos de agregación, cubriendo el vacío dejado por sistemas políticos de fragmentación y descomposición como en Brasil e Italia[...]"
En un momento del reflujo del péndulo del pesimismo, donde lo intereses patrimoniales, la corrupción y el clientelismo, se confunden con el tipo de ejercicio del poder ‘normal’ instituido o tolerado, desde los países centrales, en detrimento del derecho a la vida o a la seguridad de millones de seres humanos, sacando incluso de sus otrora confortables espacios residenciales, a segmentos de medianos ingresos, cacerola en mano, como vimos - gracias a la tele y su conexión satelital- en los hechos recientes en Argentina. Ese es quizás un instante para reconocer que la ola de la muerte, esta subiendo mucho más allá de la línea de la pobreza extrema y que las ‘recetas’ del ajuste estructural, la invocación shamánica a que la ‘mano invisible’, componga nuestras vidas, quizás termine en pesadilla para muchos más de los que tradicionalmente se habían estipulado, en los gélidos cálculos, costo/beneficio, en las catedrales del capital y especulación financiera.
Las organizaciones de mujeres, por ejemplo, convocan a una huelga mundial de género, por el derecho a la vida y a la paz, para el 8 de marzo, pero no solo por su programa de reivindicaciones, sino además reconociendo el daño que al desarrollo sostenible - del Norte y del Sur- hacen el militarismo, la carrera armamentista, con sus 8 mil billones anuales para "gastos de defensa", a costa de los programas económicos, sociales o culturales del desarrollo humano sostenible.
La Agenda 21 para el desarrollo humano - emanada del consenso entre sociedad civil y el sistema multilateral- ha quedado relegada a un momento de mayor cordura para el planeta, pero en las respuestas que pueda la humanidad brindar a su puesta en valor o ejecución, descansa la paz y la seguridad de la tierra, la viabilidad de la democracia en los países más pobres del mundo y al mismo tiempo en la redefinición de marcos apropiados para la globalización de la solidaridad, de la tolerancia y la canalización de energías - de todos y todas- talentos y recursos, más allá de la nausea - las nuevas modalidades de la real politik- o la ‘politikverdrossenheit’

4. Mirar adelante y recobrar: fe, creatividad y alegría, desde la solidaridad.

Quizás se crea que es poco lo que los y las ciudadanas del mundo pueden hacer para revertir, los niveles de insensibilidad de autocentramiento, o arrogancia, expresados por los grandes medios de comunicación, para explicar los eventos sociales de incertidumbre, con que se nos ha forzado a iniciar el nuevo siglo.
Sin embargo, si no abrevamos de las fuentes de una identidad cultural, refundida más allá de las fronteras, asumiéndola - por
su carácter humanizante y democrático- como parte de lo propio.
Un elemento más de sostén para el alma –bueno no es una palabra feliz para algunos, pero creo que no hay otra disponible por el momento- para reencontrarnos, reconocernos y alcanzar a definir acciones concretas de tanto culturales como sociales, a favor de la vida, la tolerancia y el aprovechamiento de nuestras raíces lo mismo ciencias, artes o tecnologías, durante el pasado siglo, estaremos pretendiendo volar hacia lo desconocido, para asumir un futuro - planeado en un escenario insólito, por intereses descabellados en detrimento de las prioridades de más de 5000, de los 6000 millones de habitantes del planeta- que:

  • En primer lugar: nadie o casi nadie desea, plagado de temores, frustraciones o conculcacion de las libertades, a favor de una imposición unilateral de la doctrina de la seguridad nacional, como marco de las relaciones, entre gobernados y gobernantes, entre estados, grupos socioculturales o personas físicas, representa la victoria de la barbarie corporativista, sobre el derecho, la civilización y multiplicidad de las culturas nacionales, constitucionales o las convenciones consensuales, en el marco de la identificación de necesidades humanas e institucionales, para la preservación de la paz, la participación democrática y la dignidad en el diálogo trans, multi y meta cultural en la definición de formas para prevenir y/o remediar las inequidades del Nuevo Orden Internacional (NOI), contra las minorías en los propios países industrializados, y contra naciones, regiones, continentes enteros, en los países no industrializados;
  • En segundo lugar: para los casos de los pueblos y territorios de América Latina, donde un 58% de la población carece de los medios mínimos para sobrevivir, comparando su estado de pobreza extrema con los del África Subsahariana, no sólo en lugares internacionalmente reconocidos como portadores de grandes contrastes redistribuidos, como Bolivia, Haití, República Dominicana, Guatemala o el Salvador; sino incluso en la culta Argentina, donde más de tres millones de personas han caído bajo la línea de pobreza, a la abismática categoría de la pobreza extrema o critica, recientemente igualada por el New York Times, a una ‘nación de las democracias bananeras’.

Aun bajo ese clima adverso para la autorrealización, la gente tiene y de hecho sigue inscribiéndose en cursos, participando de las ofertas del sistema escolar o de la universidad. Se invierte poco, eso lo sabemos, en las cosas realmente importantes, demasiado en las urgencias.
La miopía, el patrimonialismo, la intolerancia y la corrupción han sido en casi todo el siglo recién concluido, grandes ‘enfermedades’ ocupacionales de las elites militantes en la partidocracia latino-caribena. Una mecánica que explica su devoción por la metafísica y las grandes piezas oratorias para las masas, como si procuraren alimentarles con una cuchara vacía.
Aunque ‘no solo de pan vive el hombre’...sin el pan es imposible afrontar exitosamente la escuela o salir a buscar trabajo.
Como se concilian los imperativos de un giro educacional capaz de proveer recursos humanos y ciudadanos/as, en la calidad y cantidad indispensables para repensar el proyecto nacional y al mismo tiempo articularse –no como simples espectadores, sino actores y actrices de su destino- con las realidades cotidianas de los barrios marginalizados, o de los niveles de aislamiento o escasez de las zonas rurales, en sociedades como las caribeñas?
Cuales son o serán los mecanismos de preservación, divulgación y exploración de las expresiones de las culturas y subculturas locales y regionales en un mundo más interdependiente, desde los bloques económicos, hasta las telecomunicaciones, los marcos legales, las migraciones, sin olvidar los niveles – o intentos- de uniformizaron en los hábitos de consumo del tiempo libre, del jet set, de los sectores más acomodados y su sincronía con las marcas, las modas, los aderezos, del hombre y la mujer de éxito en los países industrializados? Norte y Sur, modernidad y tradición, yuxtapuestos, en el paisaje de las naciones no industriales, como en el juego de las manecitas calientes.
Seguiremos contabilizándoles solo como un mal necesario, una población flotante, trashumante, de la que puede prescindirse sin cargos de conciencia, englobable el subterfugio o eufemismo del ‘daño colateral’, una víctima necesaria, de los caminos inaplazables ‘del progreso’ o la ‘modernización’ de sociedades tradicionales? Igual que como ocurrió con el hombre y la mujer afro-descendientes en los tiempos coloniales? O como antes ocurrió a los pieles rojas, a los arawacos y el resto de las civilizaciones anteriores a la presencia del hombre blanco en el continente? Es ese su destino manifiesto, ser exterminados, por hambre, violencia institucional, o terrorismo de estado? Donde queda entonces, la racionalidad del clásico ejemplo de la mantequilla y los cañones? Invocaremos con honestidad alguna vez, como Hitler, la doctrina del ‘espacio vital’?
"El nuevo secreto de este paradigma productivo reside, no tanto en las tecnologías denominadas ‘duras’, maquinarias, instrumentos, tierra, o capital; sino en las ‘blandas’ o tecnologías organizativas y que se han difundido bajo los nombres de: justo a tiempo, calidad total, planeación estratégica, producción modular, entre otros. Su esencia reside en la mejor organización del proceso y en la superación de la subutilizacion del conocimiento, la creatividad y las capacidades humanas, que tendían a caracterizar las formas de organización incorporadas al paradigma fordiano"
Si de algo queda escasa duda después de este largo trajinar, es que factores como:
- Pobreza u otras difíciles situaciones existenciales, como la migración, el exilio, la represión político-cultural o la prohibición, o el prejuicio, expresa de determinados ritmos, temas o situaciones abordadas en la canción popular;
- Exclusión o pertenencia a un grupo subordinado o discriminado, no han sido óbice para lastrar, castrar o impedir el desarrollo de la cultura;
- las economía de medios expresivos por parte de payadores, juglares o cantautores; sus instrumentos de registro o documentación, tecnologías de producción o los circuitos de difusión, por el contrario, si han privado a la humanidad de una visión integral del planeta, desde el punto de vista, tanto matérico, como en relación a la larga y siempre incidentada aspiración humana de democratizar, trabajar por la paz y la solidaridad universales, dejando atrás la intolerancia y la barbarie.

5. Una idea: grano de arena en el caudal de la invención humana.

Para la gente ligada al movimiento cultural en los pueblos del Sur, y muy particularmente en la Región del Caribe, la actividad que representan las múltiples fases de la animación cultural, casi siempre se desprende de alguna idea procedente de un/a entusiasta, puro ‘serendipity’.
La continuidad de las iniciativas dependen en gran medida del empeño y aceptacion por parte de las audiencias beneficiarias, con un nuevo espacio para el dialogo cultural. En la medida en que si priman el silencio y no aparece retroalimentacion, en el volumen o calidad proyectadas, probablemente, cualquier iniciativa de este tipo, terminara perdiendo su camino o extraviandose en la multiplicidad de necesidades de sintonia permanente, que la misma envuelve; las personas involucradas en la tarea, probablemente decidan modificar la estrategia comunicativa, los objetivos o cambiar de actividad.
En líneas generales, la exploracion de usos, nuevos y viejos usos, procurando generar satisfactores a diversos sectores de la sociedad, creo es una fase importante de los procesos de apropiacion de los beneficios proporcionados por las nuevas tecnologias de la informacion y la comunicación (NTIC’s) en la búsqueda de caminos locales o regionales, para el desarrollo sostenible.
El cambio de signo y roles del consumidor al productor, en solitario, para abrirse ulteriormente a la colaboracion colaborativa o solidaria. Es decir, si efectivamente no se cocinar, sino que estoy imbuido en los caminos de desarrollar tales destrezas, seria una locura, que invitara a una comida a unos clientes, o a cualquier persona de procesos digestivos delicados.
Mucho más de 10,000 documentos en dirección a cuestiones como : historia, culturas, locales y regionales, alternativas al racismo o la xenofobia, paz, desarrollo, Tercer Mundo o democracia, son posibles de ser localizados, luego de una comprobacion prelimar, en tal sentido, en el ambiente de la misma comunidad de audio-galaxy,a además de la música, por supuesto.
Con un equipo de menos de cinco personas, es poco menos que imposible, que alcancemos a sistematizar tal inventario, antes de un año; sin embargo, en los últimos dos días, algunas comunidades, alojadas en el mismo sistema y coincidente, en algún sentido con los criterios de inclusion, se han ofrecido a contribucion con sus propios archivos, regresando a ellos, y contrastandolos con los criterios de inclusion. Y ese es un rayo de esperanza, también: sin fronteras, como observara el visitante al revisar la multiplicidad de lugares de procedencia u objetivos de tales partners. Si por segunda, tercera o cuarta mano lectora, recibió Ud. el presente artículo, no dude en sentirse cogestor/a y bienvenido/a en tal comunidad de melómanos/as sin fronteras.
Hasta pronto y que vivan largamente en cada uno/a: la amistad, la alegría, la música y sensibilidad solidarias!!
ReferenciaAcceso/URL: http://www.audiogalaxy.com/groups/group.php?&gID=295039

 

 

Autor:

Yoe F. Santos

Centro Cultural de Intercambio Audio-Visual, Inc
República Dominicana


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Orquesta Sinfónica Nacional

    Antecedentes. Los Instrumentos de la Orquesta. José de Jesús Ravelo (Chuchú). Sección de Cuerdas. Sección Viento-madera....

  • El clasicismo

    Música. Criterios estéticos y estilísticos del clasicismo. Cuando se habla de clasicismo o de romanticismo, por dar un...

  • La Ópera

    Los orígenes. El estilo napolitano. Difusión. Periodos preclásico y clasicismo. El periodo del romanticismo. Finales del...

Ver mas trabajos de Musica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda