Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Minerales

Enviado por Mariam Sotelo



Indice
1. Introducción
2. Grados de lustre.
3. Solubilidad.
4. Bibliografía

1. Introducción

Se ha demostrado que la forma geométrica de un mineral cristalizado es la expresión externa de su estructura molecular interna. La estructura interna controla muchas de las propiedades físicas enlistadas. Todas las propiedades de un mineral deben depender del carácter de los elementos de los que ésta compuesto. (1)
La palabra cristal se deriva de el nombre dado por los antiguos griegos a los hermosos cristales de cuarzo de seis caras, la belleza depende de una combinación de cualidades tales como el color, la forma, la proporción o apariencia agradable a la vista, esto induce el concepto de simetría de la forma, que es muy importante en el estudio de los cristales.
Un mineral es una sustancia inorgánica que tiene dos características fundamentales:

  • Un mineral posee una composición química definida, la cual puede variar de ciertos límites.
  • Un mineral posee una disposición ordenada de átomos de los elementos de que está compuesto, y esto da como resultado el desarrollo de superficies planas conocidas como caras. Si el mineral ha sido capaz de crecer sin interferencia, las caras pueden intersecarse para producir formas geométricas características, conocidas como cristales. (3)

Dureza. La resistencia ofrecida por un mineral a la abrasión, o al raspado. Es de gran importancia en el reconocimiento rápido de los minerales, pues una dureza aproximada de una muestra se puede determinar fácilmente. (1). La dureza de un mineral depende de su composición química y también de la disposición estructural de sus átomos. Cuanto más grandes son las fuerzas de enlace, mayor será la dureza del mineral (3). La dureza se mide por la resistencia que ofrece una superficie a la abrasión (1).
Las distintas caras de un cristal difieren en dureza, y la misma cara también puede diferir cuando se haya en distintas direcciones. El grado de facilidad con la que determinado mineral se raya, es una medida de su cohesión molecular; y en los casos en que la cohesión varía, la dureza también. (1).
La dureza de un mineral se determina por su situación aproximada en la escala de Mohs. El mineral de mayor dureza rayará al más blando. Dos minerales con la misma dureza no se rayarán entre sí, si lo hacen, será de una forma muy ligera. Si el cuarzo raya un mineral y el mineral raya al feldespato se dice que ese mineral tiene una dureza de 6.5.
Es posible determinar la dureza de algunos minerales en el campo con simplemente rasparlos con la uña donde presentan una dureza hasta de 2.5 en la escala de Mohs, los que se raspan con una moneda de cobre alcanzan una dureza de 3; los minerales raspados con una hoja de navaja tienen una dureza de 5.5 como máximo, los que son raspados con un vidrio de ventana tienen una dureza de 5.5, los dos últimos se consideran los mas duros, el primero es posible rayarlo con la lámina de raya, tiene una dureza de 6.5 y el último es rayado solamente con un filo de acero. Teniendo así una dureza entre 6 y 7. (2)
Los joyeros utilizan lápices especiales que contienen puntas de los minerales de la escala antes mencionada, con el fin de verificar si es una gema auténtica o en su defecto una genuina imitación.

Densidad. La densidad de un mineral es su masa por unidad de volumen y es necesario especificar las unidades usadas, por ejemplo kilogramos por metro cúbico o libras por pie cuadradas. La densidad de un mineral puede obtenerse pesando directamente el ejemplar, primero en el aire luego en el agua. Si el espécimen es suficientemente grande, puede suspenderse por un hilo de nylon de gancho de una balanza de precisión. El ejemplar se pesa en el aire y luego se sumerge en un recipiente con agua. La densidad se obtiene dividiendo el peso en el aire entre la perdida de peso en el agua (3). Uno de los instrumentos más sencillos de utilizar es la balanza de Jolly. Este instrumento consiste de un resorte espiral en cuyo extremo inferior están sostenidos dos platillos o canastillas de alambre, sobre la plataforma móvil se coloca un vaso lleno de agua y se procede a hacer la lectura. También existe el picnómetro, éste se usa cuando son minerales pequeños. El picnómetro es una pequeña botella que tiene tapón esmerilado que cierra perfectamente y termina en un tubo con una abertura muy fina. La botella se llena con agua destilada, se inserta el tapón y el agua se que derrama se elimina cuidadosamente con un trapo y entonces se pesa (1).
Fractura. La fractura de un mineral se refiere al carácter de la superficie obtenida cuando sustancias cristalinas se rompen, en direcciones distintas de aquellas en las que puede tener lugar una exfoliación o ésta es muy débil, proporcionan superficies de fractura muy fáciles.
Concordea.- las superficies se curvan y toman una forma de concha ejemplo el cuarzo.

Lisa.- las superficies de fractura son lisas o casi lisas, es decir, que aproximadamente planas. Ejemplo calizas.
Irregulares.- las superficies son más desiguales. Ejemplo la rodaita. Las superficies de fractura tienen muchos puntos agudos y bastantes irregulares.
Astillosa.-el mineral se rompe en astillas o fibras. Ejemplo pectolita.
Terrosa.- fractura irregular característica de las sustancias terrosas, o tiza como caolín. (2).
Las fracturas están en relación con el punto de aplicación de la fuerza y tienden a formar superficies curvas que se describen como concoidales. Los hombres primitivos descubrieron que el pedernal podría romperse en hojas delgadas limitadas por superficies concoidales , que se intersecaban formando bordes muy filosos. (3).

Crucero. Es la tendencia de un mineral cristalizado a romperse en ciertas direcciones definidas, produciendo superficies más o menos lisas. Es obvio que un valor mínimo de cohesión en la dirección de la fractura fácil, es decir, normal al propio plano del crucero. Un cuerpo amorfo necesariamente no puede mostrar crucero. El crucero es el mismo en todas direcciones en un cristal en el que son cristalográficamente idénticas; por ejemplo, si existe un crucero paralelo a un plano del octaedro en una sustancia isométrica, debe ocurrir también y con igual facilidad, paralelo a los otros tres planos octaédricos. Se ha considerado comúnmente que los planos del crucero, son aquellos de la estructura atómica en los que los átomos están colocados más cerca unos de otros, mientras la distancia entre los planos sucesivos es relativamente grande, pero no pueden ser los únicos factores que los controlan. El crucero aparentemente depende no solo de la posición geométrica de los átomos constituyentes, sino también de sus cargas eléctricas. Las fuerzas eléctricas que existen entre las diferentes capas, en la estructura atómica, son de gran importancia y el crucero verifica cuando las fuerzas de atracción son mínimas.
El crucero se define 1. de acuerdo con su dirección, como cúbico, octaédrico, romboédrico, básico, prismático, etc. También 2 de acuerdo con la facilidad con que se obtiene y la tersura de la superficie producida. Se dice que es perfecta o eminente, cuando se obtiene con gran facilidad, produciendo unas superficie lustrosa y tersa, como en la mica, el topacio, la calcita. Los grados inferiores de crucero se denominan precisos, imprecisos o imperfectos, interrumpidos, en trazas, difíciles.
En algunos casos el crucero que no se observa ordinariamente puede producirse por un golpe fuerte o por un cambio repentino de temperatura. (1).

Raya. Es el color del polvo fino de un cristal y frecuentemente se ha usado en la determinación de minerales. Aunque el color de los minerales varíe, el de la raya suele ser constante. El color de la raya se determina por corte, limado o rasguño. Una raya de longitud de ¼ de pulgada es generalmente suficiente para determinar su color. La lámina de raya no se puede emplear con minerales de una dureza de 7 o más, pues estos minerales son más duros que la lámina. Cuando no se puede emplear la lámina de raya ésta se puede determinar estrujando una pequeña cantidad de muestra hasta hacerla polvo fino y examinado para ver su color, sin ayuda o con una lente de mano sobre un fondo claro tal como un trozo de papel o una uña. Algunos minerales que tienen el mismo color, tienen rayas diferentes. Los siguientes tres minerales de hierro pueden ser todos negros, pero se distinguen con facilidad por sus rayas respectivas: hematita ( Fe2O3) pardo rojizo; goethita (HFeO2) pardo amarillento; magnetita (FeFe2O4) negra.
La raya de frote se produce cuando se frotan los minerales blandos contra porcelana sin brillo. Esta raya es útil para distinguir el grafito que tiene una raya negra brillante, de la molibdenita que tiene una raya verdosa. (2).

Hábito. Cuando los cristales crecen sin interferencias, adoptan formas relacionadas con su estructura interna. La forma general de los cristales de un mineral se llama hábito y algunas veces es útil para la identificación del mismo. Existen varios tipos entre ellos tenemos:

  • columnar: alargado en una dirección semejante a las columnas. Los cristales de coridón y los de cuarzo generalmente tienen hábito columnar.
  • Prismático: alargado en una dirección como los cristales de andalucita.
  • Tabular: alargado en una dirección y con bordes finos como la estibinita. Los cristales de hornblenda generalmente tienen hábito laminar.
  • Foliado: similar a las hojas, que fácilmente se separan en hojas como la muscovita.
  • Brotoidal: grupo de masas globulares.
  • Reniforme: fibras radiadas, que terminan en superficies redondas.
  • Granular: el mineral está formado por un agente de granos.
  • Masivo: compacta, irregular, sin ningún hábito sobresaliente. (3)

Es posible clasificar las formas de los cristales de la siguiente manera:
Cristales Agrupados de cristales ej. Calcita
I. Cristaloides estructura cristalina
Granos o partículas agregados cristalinos
Irregulares ej, mármol.
II. colidea y geles. Estructura amorfa masas ej. Ópalo
El término cristaloide se refiere a cristales asilados o agregados a grupos de cristales, o a partículas que tienen estructura cristalina. Algunas de las formas en que se presentan a la naturaleza:

  • acicular: compuesta de delicados y finos cristales en forma de aguja, ej. Natronita.
  • Amigdaloide: masa de minerales en forma de almendra, que aparecen en cavidades en las lavas. Ej. cobre.
  • Arborescente: agregados de cristales en forma de árbol o rama. Ej. Cobre.
  • Hojoso: estructura tabular o en lámina, las partes individuales se parecen a hojas de cuchillo o a hierba. Las hojas pueden ser paralelas o divergentes. Ej. Distena.
  • Botoidal o arracimado: masas esféricas muy unidas, que se parecen a un manojo de uvas. Ej. Psilomelana.
  • Capilar: compuesto de cristales muy finos o en forma de cabellos.
  • Celular: poroso, como una esponja.
  • Clástico: hecho de fragmentos.
  • Columnar: compuesto de columnas o fibras gruesas, con frecuencia en grupos paralelos.
  • Concéntrico: capas esféricas alrededor de un centro común, similar a las capas de una cebolla. Ej. Ágata.
  • Concrecional: masas redondas o nodulares. Ej. Pedernal.
  • Dendrílico: estructura en forma de rama o de helecho. Ej. Manganita.
  • Drúsido: superficie basta debido a un gran número de cristales pequeños muy apretados. Ej. Sheelita.
  • Fibrosos: se compone de fibras o filamentos finos. Ej. waverlita.
  • Filiforme: compuesto de alambres finos, con frecuencia retorcidos o curvados. ej. plata.
  • Foliados: hecho de lámina u hojas que se separan con facilidad.
  • Globular: esférico o casi esférico.
  • Granular: compuesto de granos muy finos, que pueden ser gruesos o finos.
  • Lamelar: hecho de láminas o capas delgadas.
  • Lenticular: en forma de lente.
  • Mamelar: masas grandes y redondas, mayores que racimos.
  • Micáceo: compuesto de láminas o escamas muy delgadas, como las de la mica.
  • Nodular: masas redondas de forma irregular. Ej. Pedernal.
  • Olítico: compuesto de pequeñas partículas redondas del tamaño de huevos de pez. Ej. Piedra caliza.
  • Anerocristalino. Cristales o cristalinos muy toscos. Ej. ortosa.
  • Pisolítica: compuesto de partículas redondas del tamaño de guisantes o perdigones. Ej. bauxita.
  • Plumoso: estructura de pluma, observa a veces la mica.
  • Reniforme: compuesto de masas grandes, redondas, que se parecen a un riñón. Ej. Hematita.
  • Escamoso: compuesto de escamas o láminas delgadas.
  • Reticulado: compuesto de fibras que se cruzan en mallas, como en una red. Ej. Plata.
  • Forma de haz: agregados que se parecen a un haz de trigo. Ej. Estilbita.
  • Estalacnítico: masas cilíndricas o cónicas que se parecen a carámbanos. Ej. Estalactita.
  • Estelar: cristales o fibras radiantes que centellan como las estrellas.
  • Tabular: compuesto de superficies anchas y lisas, en forma de tableta. Ej. Celestina. (2)

Brillo. El brillo de un mineral es la apariencia de su superficie a la luz reflejada, y es una propiedad de fundamental importancia para su reconocimiento. El brillo es función de la transparencia, refractividad y estructura de un mineral. Hay dos tipos principales de brillo: metálico y no metálico.
El brillo metálico lo tienen los metales y los minerales de apariencia metálica. Las sustancias que tienen brillo metálico son opacas o casi opacas y bastante pesadas, la galeana y la pirita son ejemplos de ello. Todas las demás clases de brillo son aspectos diversos del brillo no metálico.

  • Vítreo: brillo de l cristal o del cuarzo.
  • Adamantino: sumamente brillante de los minerales con elevado índice de refracción, como el diamante y la piromorfita.
  • Resinoso: brillo o apariencia de resina. Perfectamente apreciable en la esfalerita o blenda.
  • Graso: apariencia de una superficie aceitada. Ejemplo, el nefelino.
  • Nacarado: similar al brillo de una madre perla. Normalmente visible en los minerales de estructura laminar o lisa y en aquellos que tienen hendiduras pronunciadas como el talco por ejemplo.
  • Mate: sin brillo; buenos ejemplo son la creta y el caolín. Llamado también brillo terroso.

A veces se usan los nombres esplendoroso, resplandeciente, reluciente y centellante. Éstos están relacionados con la intensidad o cantidad de luz reflejada.
Cuando el brillo no es metálico ni no metálico solo se llama metaloideo o submetálico. (2).

Lustre. Naturaleza del lustre. Una variación en la cantidad de luz reflejada produce diferentes grados de intensidad de lustre; una variación en la naturaleza de la superficie reflejante produce clases de lustre.
Clases de lustre: las clases de lustre reconocidas son las siguientes:

  • metálico: no se dice que un mineral tenga lustre metálico a menos que sea opaco en el sentido mineralógico, esto es, que no se trasmita luz alguna en los bordes de las astillas delgadas.
  • No metálico:
  1. Adamantino: el lustre del diamante. Cuando también es submetálico, se denomina adamatinometálico, como la cerusita pirargirita. El lustre adamantino pertenece a las sustancias de alto índice de refracción.
  2. Vítreo: el lustre del vidrio roto. Un lustre vítreo imperfecto se denomina subvítreo. Los lustre vítreo y subvítreo son los más comunes en el reino mineral. El cuarzo posee el primero en grado prominente, la calcita con frecuencia el último.
  3. Resinoso. Lustre de las resinas amarillas, como el ópalo y algunas variedades amarillas de la esfalerita.
  4. Grasoso. Lustre de vidrio aceitoso. Este es casi un lustre resinoso, pero con frecuencia es muy distinto, como la nefelita.
  5. Perlino. Como perla, como el talco, brucita, estibita, etc. Cuando ésta unido a submetálico, como el hipersteno, se usa el término perlino metálico.
  6. Sedoso. Como seda, es el resultado de una estructura fibrosa. Ejemplo calcita fibrosa.

2. Grados de lustre.

Los grados de intensidad de lustre se clasifican como sigue:

  1. esplendente: refleja con brillantez y da imágenes bien definidas como la hematita, la casiterita.
  2. resplandeciente. Que produce una imagen por reflexión, pero no bien definida, como la celestita.
  3. centellante. Que tiene una reflexión general de la superficie, pero sin imagen como talco, calcopirita.
  4. destellante. Que tiene una reflexión imperfecta y aparentemente de puntos sobre la superficie como el pedernal, la calcedonia. (1)

Se dice que un mineral es mate cuando carece de lustre. Ahora tanto el brillo como el lustre de los minerales depende mucho de la incidencia de la luz en las caras del mineral, pues puede darnos diferentes lustres y brillos un mismo mineral por ejemplo la apofilita.
Color. El color de las rocas despertó el hombre el deseo por el manejo de los pigmentos, los cuales usó para realizar las pinturas rupestres en cuevas, mismas que formaban parte de los ritos mágicos.
El color es una de las características de los minerales más llamativas y generalmente es la primera propiedad observada en los minerales. Generalmente el color no es una propiedad confiable para la identificación de un mineral. (3)
Algunos minerales tiene color constante y se llaman idiocromáticos. Otros tienen colores que varían mucho. Esta variación se debe a la presencia de pigmentos, inclusiones y otras impurezas. Dichos minerales se llaman alocromáticos.
En los minerales idiocromáticos el color es una propiedad inherente pues constituye un agente de pigmentación, buenos ejemplos son azufre amarillo, malaquita, verde, magnetita negra. En los minerales alocromáticos, el color puede variar mucho. Estos minerales, cuando son puros, no tienen color o son blancos. Esta variación se debe a las impurezas de pigmentación en las partículas submicroscópicas o a inclusiones de otros minerales coloreados. Por ejemplo el cuarzo puro no tiene color. (2). El pigmento de los minerales alocromáticos se distribuye en el mineral de forma irregular, formando betas o machas, o bien trazos gruesos de color.
La sensación de color depende, en el caso de a luz monocromática, solamente de la longitud de las ondas de luz que llegan a la vista. Si la luz consiste de varias longitudes de onda es, al efecto combinado de éstas, a lo que se debe la sensación de color. El color de un cuerpo depende de la absorción selectiva que se ejerce sobre la luz trasmitida o reflejada por él. El color que percibe la vista es el resultado de la mezcla de las ondas que no se han absorbido.

Variedades de color.
La variedad de colores metálicos reconocidos son las siguientes:
1. rojo cobre: cobre nativo. 2. amarillo bronce: pirrotita. 3. amarillo latón: calcopirita. 4. amarillo oro: oro nativo. 5. blanco plata: plata nativa, menos claro en la arsenopirita. 6. blanco estaño: mercurio, cobaltita. 7. gris plomo: galena.
Las siguientes variaciones son variedades de colores no metálicos:

  1. blanco. Blanco nieve: mármol de carrara. Blanco rojizo, blanco amarillo, blanco amarillento y blanco grisáceo, todos los ilustrados por algunas variedades de calcita y cuarzo. Blanco verdoso: talco; blanco lechoso, blanco ligeramente azuloso; algunas calcedonias.
  2. Gris azuloso: gris tirado a azul sucio. Gris perla: mezclado con rojo y azul: cerargirita. Gris humo: gris algo moreno: pedernal. Gris verdoso: gris con algo de verde: ojo de gato. Gris amarillento: algunas variedades de calcita compacta. Gris cenizo: el color gris más puro.
  3. Negro. Negro grisáceo: negro mezclado con gris, sin tintes: basalto, piedra de lidia. Negro terciopelo: negro puro: obsidiana, turmalina negra. Negro verdoso: augita. Negro moreno: carbón moreno, lignita. Negro azuloso: cobalto negro.
  4. Azul. Azul negrusco: variedades oscuras de azurita. Azul celeste: un tono claro de azul brillante: variedades pálidas de azurita, variedades brillantes de lazulita. Azul violeta: azul, mezclado con rojo: amatista, fluorita. Azul lavanda: azul con algo de rojo y mucho gris. Azul de Prusia: azul de Berlín: azul puro: zafiro. Azul esmalte: algunas variedades de yeso. Azul índigo: azul con negro y verde: turmalina azul. Azul cielo: azul pálido con algo de verde, los pintores lo llaman azul montés.
  5. Verde. Verde cardenillo: verde tirado a azul: ayunos feldespatos . verde glauco: verde con azul y gris: algunas variedades de talco y berilo. Es el color de las hojas de celidonia. Verde monte: verde, con mucho azul: berilio. Verde liquen: verde con algo de moreno: es el color de las hojas del ajo. Verde esmeralda: verde intenso puro: esmeralda. Verde manzana: verde claro con algo de amarillo: crisoparasio. Verde pasto: verde brillante con más amarillo; dialagita. Verde pistache: verde amarillento con algo de moreno: epidota. Verde espárrago: verde pálido con mucho amarillo: piedra de espárrago. Verde negruzco: serpentina. Verde olivo: oscuro con mucho moreno y amarillo: crisolota. Verde aceite: el color del aceite de olivo: vidrio volcánico. Verde verderon: verde mas claro tirado mucho a amarillo: uranita.
  6. Amarillo. Amarillo azufre. Amarillo paja: amarillo pálido: topacio. Amarillo cera: amarillo grisáceo con algo de moreno: esfalerita, ópalo. Amarillo miel: amarillo con algo de rojo moreno: calcita. Amarillo limón: azufre. Amarillo ocre: amarillo moreno, ocre amarillo. Amarillo vino: topacio y fluorina. Amarillo crema: algunas variedades de caolinita. Amarillo naranja: oropimiento.
  7. Rojo. Rojo aurora: rojo con mucho amarillo: algún rejalgar. Rojo jacinto: rojo con amarillo y algo de moreno: granate jacinto. Rojo ladrillo: polihalita. Rojo escarlata: rojo brillante con algún tinte de amarillo: cinabrio. rojo sangre: rojo oscuro, con algo de amarillo: granate de Bohemia. rojo carne: feldespato. Rojo carmín: rojo puro: zafiro rubí. Rojo rosado: cuarzo rosa. Rojo carmesí: rubí. Rojo flor de durazno: rojo con blanco y gris: lepidolita. Rojo colombiano: rojo intenso, con algo de azul: granate. Rojo cereza: rojo oscuro, con algo de azul y moreno: espínela.
  8. Moreno. Moreno rojizo: granate. Moreno clavel: moreno con rojo y algo de azul: axinita. Moreno cabello: ópalo de madera. Moreno brócoli: moreno con azul, rojo y gris: circón. Moreno castaño: moreno puro. Moreno amarillento: laspe. Moreno espurio: moreno amarillento con un lustre metálico o metálico aperlado. Moreno madera: color de madera vieja casi podrida: algunos asbestos. Moreno hígado: moreno con algo de gris y verde : jaspe. Moreno negruzco: carbón moreno. (1).

Pátina. Fina capa uniforme que cubre un mineral metálico, como producto de su alteración superficial. Se diferencia de una costra en que ésta puede ser frecuentemente producto aportado por las aguas. (4).
Juego o cambio de colores. Algunos minerales presentan diversos colores cuando se le da vueltas lentamente a una muestra o cuando cambia la dirección de la observación. Se ve muy bien en la labradorita y en el ópalo noble.

  • Opalescencia: consiste en reflexiones lechosas o anacaradas que salen del interior de la muestra, como se ve en algunos ópalos. La opalescencia se observa corrientemente en muestras superficies pulidas o redondeadas
  • Contraste. El brillo variable, en forma de olas, sedoso, que presentan algunos minerales de estructura fibrosa se llama contraste. Excelentes ejemplos son la variedad satinada de yeso o el ojo de gato. (2).

La expresión cambio de colores se usa cuando cada color en particular parece ocupar un espacio más grande que el juego de colores y la sucesión producida al girar el mineral es menos rápida. (1).
Contraste. El brillo variable, en forma de olas, sedoso, que presentan algunos minerales de estructura fibrosa se llama contraste. Excelentes ejemplos son la variedad satinada de yeso o el ojo de gato. (2).
Asterismo. Algunos minerales, como ciertos zafiros y rubíes naturales y sintéticos presentan un efecto de luz semejante a una estrella, cuando se miran con luz reflejada. Otros minerales presentan un efecto similar cuando se emplea luz transmitida, es decir, cuando se ve una intensa fuente de luz teniendo la muestra muy cerca del ojo; por ejemplo, esto se ve en la flogopita. (2).
Este nombre se le da a los rayos estrellados peculiares de luz observada en ciertas direcciones en algunos minerales. En el zafiro se ve que una luz forma una estrella de seis rayos, esto se explica por la presencia de láminas delgadas de macla arregladas simétricamente. En el caso de una pequeña flama se debe a la presencia de diminutos cristales incluidos, arreglados también simétricamente. (1).
Magnetismo. Todos los minerales están afectados por un campo magnético. Los minerales que son atraídos ligeramente por un imán se llaman paramagnéticos, mientras que los minerales que son ligeramente repelidos se llaman paramagnéticos,. Las diferentes propiedades magnéticas delos minerales permiten separarlos de otros, cuando se encuentran en mezclas. (3).
Unos cuantos minerales en su estado natural son capaces de ser atraídos por un imán de acero fuerte; se dice que son magnéticos. Esto es visible en la magnetita, óxido magnético de hierro; también en la pirrotita, o piritas magnéticas y en algunas variedades de platino nativo. (1).
Radioactividad. En 1896 Henri Bequerel observó que una lámina fotográfica cuidadosamente protegida con papel negro se velaba cuando se colocaba encima o cerca de ella una sal fluorescente que contenía uranio. Los compuestos de uranio despiden rayos penetrantes que oscurecen las láminas fotográficas, lo mismo que los rayos X. (2). La utilidad de la radioactividad de los minerales es por medio de ella y los aglomerados de plomo que el uranio crea a su alrededor es posible calcular la edad una determinada zona o montaña.
Luminiscencia. Cuando en la oscuridad se calientan o se exponen a la influencia de rayos ultravioleta, como los producidos por el arco de hierro, algunos minerales brillan y se hacen luminiscentes. Dicha luminiscencia se produce también por la exposición a los rayos X, rayos catódicos, radiaciones de las preparaciones de radio y luz solar. Los colores luminiscentes suelen ser muy diferentes de los que tienen los mismos minerales no expuestos. La exhibición de estos colores no sólo es muy interesante sino también espectacular.
Una sustancia es fluorescente si es luminiscente durante el periodo de excitación, y que es fosforescente si la luminosidad continúa después que ha desaparecido la causa de la excitación. La fluorina, la calcita, sheelita, blenda, diamante presentan fluorescencia o fosforescencia o ambas cosas.
La luminiscencia producida por raspado, rayado o machacamiento se llama triboluminiscencia. La presentan algunas variedades de blenda. Cuando la luminiscencia es el resultado de la aplicación por calor, como con frecuencia se observa en la fluorina, se llama termoluminiscencia. (2). (1).
Diafanidad. Grados de trasparencia. La cantidad de luz transmitida por un sólido varía la intensidad, o en otras palabras más o menos puede absorberse al pasa a través de la sustancia dada. La cantidad de absorción es mínima en un sólido trasparente, como el hielo, mientras que es máxima en uno opaco como el hierro. Los siguientes términos se adoptan ara expresar las diferentes grados de poder de trasmisión de luz.
Trasparente: cuando el contorno de un objeto, visto a través de un mineral, se distingue perfectamente.
Subtrasparente. O semitransparente: cuando se ven los objetos, pero no los contornos precisos. Traslúcido: cuando se transmite la luz, pero no se ven los objetos.
Subtraslúcido: cuando únicamente las aristas trasmiten luz o son traslucidas.
La propiedad de diafanidad ocurre en el reino mineral, desde casi opacidad perfecta hasta la transparencia, y muchos minerales presentan en sus numerosas variedades, casi todos los distintos grados. (1). Es la propiedad de un mineral de poder trasmitir la luz. (2)
Tenacidad. Los minerales pueden ser , ya sea quebradizos, sectiles, maleables o flexibles.

  1. quebradizos: cuando se separan del mineral, en polvo o granos, cuando se trata de cortarlos, como la calcita.
  2. Sectil: cuando se pueden cortar en pedazos con una cuchilla sin que se pulverice, pero sí se pulveriza el mineral con el martillo. Este carácter en intermedio entre el quebradizo y el maleable, como el yeso.
  3. Maleable: cuando se pueden sacar por tajadas, y éstas aplastarse con el martillo; oro y plata nativos.
  4. Flexible: cuando el mineral se dobla sin romperse y queda doblado después de retirar la fuerza que lo dobla, como el talco.

La tenacidad es una consecuencia de la elasticidad. (1).
Con este nombre se denomina el comportamiento de los minerales cuando se intenta romperlos, cortarlos, golpearlos, aplastarlos, deformarlos. Tenemos las siguiente clasificación:

  1. frágil: que se rompe o hace polvo con facilidad y no se puede cortar en láminas como el cuarzo.
  2. Dúctil: se puede estirar para formar alambres, ejemplo: el cobre y la plata.
  3. Flexible: finas capas de mineral se pueden curvar sin llegar a romperse y no recupera su forma aunque se quite la presión ejercida. Ejemplo talco foliado.
  4. Elástico: finas capas de mineral se pueden curvar sin llegar a romperse, pero recuperan su forma cuando se quita la presión. Ejemplo: mica.

3. Solubilidad.

Fusibilidad. La fusibilidad relativa aproximada, de diversos minerales es un carácter importante para distinguir unas especies minerales de otras por medio de un soplete. Con este propósito, se usa convenientemente, para comparación una escala. Los siguientes son los valores de los puntos de fusión aproximados de los minerales en la escala de von Kobell:
Estibina ( 525°); natrolita (1200°); actinolita (1296°); ortoclasa (1200°); broncita (1380°); también para el cuarzo cerca de 1600°.
Porosidad. Algunos minerales como consecuencia de su carácter hipogroscópico se adhieren a la lengua cuando se ponen en contacto con ella, tomando de ahí el nombre de porosos. (2).
Figuras de corrosión. Cuando los cristales de minerales o sustancias químicas están sujetos a la acción disolvente de ciertos líquidos o gases, aparecen en su superficie pequeñas depresiones geométricas. Las figuras de corrosión están íntimamente asociadas con la estructura interna del cristal. Para la determinación de la simetría del cristal, es de gran ayuda el estudio de la forma y posición de estas figuras en relación con las caras en las que aparecen y con desarrollo geométrico de todo el cristal. La calcita (CaCO3) y la dolomita (CaMg(CO3)2), cristalizan en romboedros. Sin embargo, la simetría de la calcita es mas alta que la de la dolomita.
Con bastante frecuencia, los cristales de minerales presentan figuras de corrosión naturales. Para una determinación precisa de la simetría del cristal, las figuras de corrosión deben estudiarse a la vez que el análisis de rayos X.
Al provocar figuras de corrosión en el laboratorio, ha de tenerse mucho cuidado en la selección de los disolventes y en el tiempo que éstos deben actuar. (2).
Pequeñas oquedades en la superficie de un cristal, producidas ocasionalmente por la erosión natural o ante el ataque de un reactivo adecuando. Debido a la anisotropía de la materia cristalina, las figuras de corrosión se manifiestan iguales en caras homólogas y diferentes en caras no afectadas por algún elemento de simetría. Las figuras de corrosión son el resultado de una fase inicial de una disolución del mineral. (4).
Conductividad. Se ha encontrado que, por lo que se refiere a su conductividad térmica, los cristales se deben dividir en tres clases. La conductividad del calor parece seguir las mismas leyes generales que la propagación de la luz.
Conductividad eléctrica. La mayoría de los minerales, excepto aquellos que tienen un lustre metálico, entre los sulfuros y óxidos, son no conductores. Solo los no conductores pueden mostrar fenómenos piro eléctricos, y solo los conductores pueden dar una corriente termoeléctrica. Los experimentos han demostrado que la conductividad eléctrica es igual en todas direcciones en los cristales isométricos y que los cristales de otros varían con la dirección del cristal, ajustándose a las misma leyes que gobiernan la trasmisión de la luz.

  • Electricidad friccional. La generación de una carga eléctrica en muchos cuerpos por fricción es un tópico familiar. Todos los minerales se electrizan por fricción aunque al grado que éste se manifiesta varía ampliamente. Ambos estados eléctricos pueden presentarse en diferente variedad de la misma especie.
  • Piroelectricidad. La generación simultánea de cargas de electricidad negativas y positivas en diferentes partes del mismo cristal, cuando se cambia la temperatura adecuadamente, se llama piroelectricidad. Si un cristal genera una carga positiva en una porción durante el calentamiento se generará una negativa en la misma porción durante el enfriamiento.
  • Piezoelectricidad. El calentamiento o enfriamiento de un cristal para producir fenómenos piroeléctricos, requiere un cambio en su volumen, además si un cambio de volumen se puede causar por otros medios como la compresión o la tensión, resultan cargas eléctricas similares. El nombre piezoelectricidad se ha dado a la generación de cargas eléctricas en un cuerpo cristalizado por presión o tensión como sucede claramente con el cuarzo, turmalina y algunas otras especies. Ha empleado también el término actinoelectricidad o mejor fotoelectricidad, para el fenómeno de producir una condición eléctrica por la influencia de la radiación directa.
  • Termoelectricidad. El contacto de dos metales diferentes, en general resulta en la electrificación de uno de ellos positivamente y negativamente el otro. Si además se calienta el punto de contacto mientras las otras partes, conectadas por un alambre se conservan frías se establece una corriente contínua de electricidad. Dos metales así conectados constituyen un par termoeléctrico.

Tacto. Se llama así a la impresión que se produce al tocar un mineral. Los más conocidos son los siguientes:
Frío: es el tacto de los buenos conductores del calor. Ejemplos: minerales metálicos como el cobre y la plata y algunas gemas.
Tosco: aspecto al tacto. La tiza.
Suave: sin asperezas ni irregularidades. Sepiolita. (2).
El tacto es un carácter que ocasionalmente es de alguna importancia; se dice que es térreo (sepiolita), grasoso (talco), áspero o magro, etc. (1).
Olor. Exceptuando algunas especies gaseosas y solubles, los minerales en el estado seco inalterado no desprenden olor. Por fricción, humedeciendo con el aliento, y la eliminación de algún ingrediente volátil por el calor o los ácidos, los olores que se obtienen algunas veces se dignan así:

  • Aliáceo: olor a ajo, la fricción de la arsenopirita desprende este olor .también puede obtenerse de compuestos arsenicales por medio de calor.
  • Olor a rábano rústico: olor de descomposición del rábano picante. Se percibe fuertemente cuando se calientan menas de selenio.
  • Sulfuroso: la fricción emite este olor de la pirita y el calor de muchos sulfuros.
  • Bituminosos: el olor del betumen.
  • Fétido: el olor del ácido sulfhídrico o de los huevos podridos. Se emite por la fricción de algunas variedades de cuarzo y calcita.
  • Arcilloso: el olor del barro húmedo. Se obtiene de la serpentina y de algunos minerales semejante, después de humedecerlos con el aliento, otros como la pirita lo tiene cuando se calientan. (1).

Algunos minerales tienen olores característicos al olerlos, rasparlos, arañarlos, golpearlos o calentarlos. (2).
Sabor. Los minerales solubles en agua o en saliva generalmente tienen sabores característicos, como se indica a continuación, en los siguientes ejemplos:

  • ácido: sabor agrio del ácido sulfúrico.
  • Alcalino. Sabor de sosa o potasa.
  • Astringente: al tomarlo provoca una contracción, por ejemplo el aluminio.
  • Amargo: sabor de sal de higuera o sales amargas.
  • Fresco: sabor de nitrato de sodio o potasio.
  • Metálico: un sabor muy desagradable, metálico. La pirita descompuesta es un ejemplo.
  • Picante: gusto punzante o corrosivo, por ejemplo el cloruro de amonio.
  • Salino: sabor salado del cloruro de sodio o halita. (2).

El sabor pertenece solamente a los minerales solubles. (1)

4. Bibliografía.

  1. Mineralogía; Edward Dana, William E. Ford; 4a ed. Ed continental pp. 235 – 252; 29 3 – 294; 303 – 309; 370 – 378.
  2. Mineralogía; Edward Harry Kraus, Walter Fred Hunt, Lewis Stephen Ramsdell, traducido por Agustín Navarro Alvargonzález; Ed Castillo; 5a ed.; pp 95 – 115.
  3. Fundamentos de mineralogía para geólogos; John Nahid Phillips; Ed. Limusa; pp. 15 –34
  4. Diccionario de términos mineralógicos y cristalográficos: Carlos Días Mauriño; Ed Alianza; pp. 409; 40; 125.

Ilustraciones: Microsoft® Encarta® 98 Enciclopedia. © 1993-1997 Microsoft Corporation. All rights reserved.

 

 

 

Autor:


Elisa Sotelo


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Quimica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda