Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Nutricion

Enviado por usptumbes



 

1. Introducción

3. Vitaminas y Minerales
4. Diez elementos especiales para mantener y acrecentar el vigor sexual
5. Conclusiones

1. Introducción

El papel desempeñado por la nutrición en medicina preventiva y terapéutica se hace cada vez más evidente. Desequilibrios y deficiencias nutricias pueden afectar el bienestar físico y mental del hombre como así también su sistema sexual y las funciones relacionadas.

Los alimentos son "combustible", y si estos son altos en nutrientes le dan más energía al cuerpo y las decisiones que tome en cuanto al tipo de alimentos a consumir pueden hacer la diferencia en como se sienta.

El deseo y la aptitud sexuales del hombre y de la mujer sumado a la función normal de sus respectivos sistemas reproductores dependen hasta cierto punto de la calidad nutricia de los alimentos que ingieren.

La vida sexual es regida por un sistema glandular. Las glándulas endocrinas son las directamente responsables de la actividad sexual. Estas mismas controlan la mayoría de las funciones corporales, regulan el crecimiento, desarrollo y las funciones de muchos tejidos, y coordinan los procesos metabólicos del organismo. Las hormonas que producen sumadas con las de las otras glándulas sexuales guardan el secreto de la fuerza sexual.

El estrógeno, la hormona sexual femenina, desempeña una parte vital en la norma de vida de cada mujer. Este producto de secreción interna tiene un efecto fisiológico sobre la salud de su sistema reproductivo, el ciclo normal de la menstruación, el embarazo, su actitud mental, psíquica y el bienestar físico en general.

La testosterona, la hormona sexual masculina, asimismo juega un papel importante en la vida sexual y en la salud del hombre.

Ambas hormonas junto con otras secreciones de las glándulas endocrinas constituyen las bujías que provocan la estimulación y la incitación mental y corporal. De ahí que el buen funcionamiento de las glándulas endocrinas y una producción apropiada de hormonas son indispensables para el normal funcionamiento de los órganos sexuales.

Existe un factor conectivo que liga la nutrición con el estado general de salud, la integridad funcional del sistema endocrino, el deseo y la capacidad sexual. La calidad de la nutrición influye en la síntesis, la cantidad y descarga de las hormonas endocrinas, las cuales a su vez influencian el libido y la capacidad sexual. Para el funcionamiento saludable de las glándulas son virtualmente esenciales aquellos alimentos de los cuales no han sido eliminados sus elementos vitales nutritivos, es decir que se encuentren en su estado natural sin adulteración o refinamiento alguno. En general gran parte de los alimentos que se consumen en la actualidad se caracterizan por su desvitalización, despojados de sus factores nutricios y por la presencia de preservativos y aditivos químicos. Con ello no sólo se va destruyendo paulatinamente la salud sino que al mismo tiempo se contribuye a la debilidad sexual del hombre. El creciente número de abortos es vinculado a los hábitos dietéticos poco adecuados. El efecto de la malnutrición en el sistema reproductivo es mayor de lo que puede imaginarse. Para que puedan funcionar normalmente, las glándulas sexuales requieren nutrientes específicos – minerales, vitaminas y productos químicos naturales –. Por ejemplo, el zinc, en determinadas proporciones se le considera indispensable para la salud de la glándula prostática, una cantidad insuficiente del mismo en la dieta puede conducir a la próstata a su degeneración. La vitamina B1, tiamina, estimula indirectamente las glándulas sexuales por medio de su acción en la glándula pituitaria. Se considera a la vitamina E de importancia indiscutible para la salud sexual, esta vitamina participa en la formación de los glóbulos rojos, músculos y otros tejidos y en la prevención de la oxidación de la vitamina A y las grasas. Se encuentra en el aceite de germen de trigo, aceite de oliva, hígado, verduras de hoja verde, en las calabazas, en las semillas de girasol, levadura de cerveza, leche y otros productos. El uso regular de los alimentos mencionados tendrán un efecto beneficioso sobre el vigor sexual.

Asimismo puede mencionarse de que la virilidad depende de otros factores entre los cuales se incluyen un acondicionamiento físico optimo, la habilidad de relajarse, dormir y descansar y de una actividad mental apropiada.

La obesidad, el sobrepeso, generados por un exceso de comidas tienden a constituir un factor causal que desempeña un papel principal en los problemas provocados por la impotencia, particularmente en la edad madura.

Platón, el filósofo griego dijo: "La virilidad corporal y mental es indivisible. Quien destruye la virilidad del cuerpo destruye también la del alma".

El mejoramiento de la vida sexual tendrá un profundo efecto en toda la personalidad la cual se traducirá por una tranquilidad de conciencia, y con ello probablemente éxito en las empresas que se emprendan. De cualquier manera, una vida sexual mejorada será un vehículo capaz de transportar una mayor satisfacción y felicidad personal.

2. Cinco reglas para una vida sexualmente sana y feliz

Regla Nº1: Una nutrición óptima es originada por la inclusión de alimentos en su estado natural. Para gozar de una salud excelente se debe consumir alimentos íntegros, puros en su consistencia, sin mezclas ni refinamientos desvitalizadores, de sus propiedades nutricias. Alimentos que no hayan crecido en suelos agotados, enriquecidos con productos químicos o elaborados industrialmente; carne, huevos y leche de animales desarrollados naturalmente, sin la cooperación de elementos químicos sintéticos, por cuanto estos disminuyen biológicamente sus valores nutricios originales incidiendo adversamente sobre el estado general de la salud del individuo.

Una dieta bien proporcionada es aquella que no contiene cereales elaborados, azúcar y harinas blancas refinadas, grasas hidrogenadas, carnes con vestigios de hormonas sintéticas.

Todos aquellos alimentos necesarios para gozar una buena salud física y sexual se pueden conseguir en aquellos almacenes dedicados a la venta de alimentos en su estilo natural y sin la cooperación de sustancias químicas o artificiales: productos vegetales desarrollados orgánicamente, granos íntegros, leche y queso sin pasteurizar, aceites vegetales prensados en frío, substancias alimenticias sin refinar, conteniendo todas sus vitaminas, minerales, proteínas y elementos químicos vitales característicos.

Regla Nº2: Se refiere a la nutrición vitalizada con alimentos vivientes, es decir, todos los que conservan sus propiedades nutricias originadas por la naturaleza. La cocción altera la estructura bioquímica de los alimentos y, por ende, disminuye su grado de digestibilidad y de asimilación. Asimismo la cocción destruye las enzimas.

Es recomendable comer la mayoría de los alimentos crudos; cuando exigen ser cocinados, deben ser al mínimo, con poco calor y agua para evitar la destrucción de las enzimas y otros nutrientes. Las papas, batatas (camotes), calabazas siguen el mismo procedimiento de la cocción, preferiblemente sin pelar y asadas. Las frutas secas, semillas y los granos también son recomendados toda vez que sea posible comerlos en su estado natural para aprovechar de sus depósitos enzimáticos y vitamínicos.

Se sugiere de que menos de la mitad, o mejor, las dos terceras partes de la composición dietética diaria debe consistir en alimentos crudos con el objeto de alcanzar un alto grado de salud y vitalidad.

Regla Nº3: Una dieta saludable, en el mundo deletéreo de hoy, es la constituida, en todo lo posible, de sustancia alimenticias carentes de toxicidad para que no resulten nocivas a la salud física y reproductiva.

En realidad, es casi imposible evitar los destructores de la salud por cuanto el "enorme progreso químico" se hace sentir en todo el planeta, aun en sus partes más alejadas, en sus regiones árticas y antárticas.

Al parecer el avance de la contaminación ambiental es imparable, si bien es cierto no es posible eludirla tanto como se quisiese, se pueden tomar todavía ciertas precauciones:

  • Evite vivir en un área afectada por la niebla densa y obscura provocada por el humo de fábricas y de industrias.
  • Trate de que la dieta diaria se componga de frutas y vegetales crecidos orgánicamente. Todavía pueden conseguirse en algunos almacenes que se dedican a vender productos alimenticios de los cuales no se han eliminado sus propiedades vitales características.
  • Si fuese posible, cultivar sus propios vegetales, alejados del tráfico pesado, por cuanto en este caso los vegetales pueden contaminarse con plomo exhalado por la combustión utilizada por los medios de transporte.
  • Si se depende del supermercado, todos los vegetales y las frutas deben lavarse cuidadosamente para remover de los mismos todo resto de tóxicos químicos que pudieran contener

Regla Nº4: Las investigaciones han demostrado de que las necesidades de las proteínas animales son en realidad menores de las estimadas previamente. Las substancias proteicas de origen vegetal y las obtenidas de la leche son tan valiosas como las proporcionadas por la carne, y sin los efectos secundarios que esta última puede tener sobre la salud.

Además, se debe tener en cuenta de que la carne, tal como se la suministra comercialmente en la actualidad, contiene vestigios dañosos de drogas, elementos químicos y hormonas muy perjudiciales para la salud y la virilidad.

"Una dieta bien equilibrada y preventiva contra las enfermedades características de la edad madura y de la vejez, potencialmente vigorizante se distingue por la siguiente composición:

  • Substancias alimenticias naturales, íntegras, libres de aditivos nocivos.
  • Provisión adecuada de vitaminas, proteínas, minerales, enzimas, ácidos grasos esenciales, y elementos químicos de efecto significativo sobre el proceso bioquímico de la digestión.
  • Suministro moderado de calorías y de elementos energéticos que se hallan normalmente en substancias carbohidratadas.
  • Lacto-vegetariana, con productos de grano integro, vegetales, frutas, semillas, frutas secas, leche y sus derivados.

La leche natural, sin procesar, es recomendada especialmente como alimento rico en proteínas, vitaminas y minerales.

Como suplemento dietético, sin necesidad de utilizarlos diariamente, lo constituye la carne, el pescado y los huevos.

Esta dieta básica deberá enriquecerse con alimentos en estado natural, sin mezclas y sin proceso alguno. Entre ellos puede mencionarse: jugos de frutas, nueces, almendras, avellanas, granos y cereales íntegros, leche cortada, yogurt, kéfir, fresas, moras y frutas frescas, miel, aceite de origen vegetal prensados en frió y levadura de cerveza comestible. Especialmente la miel es indicada para las personas de edad.

Regla Nº5 : En realidad, no es lo que se come sino lo que se asimila, es lo que constituye el secreto de todo programa dietético. Se pueden ingerir los alimentos nutricios cuyas propiedades son consideradas como excepcionales, sin embargo, si el sistema digestivo no es capaz de utilizarlos, dejaran de tener la importancia dietética adjudicada. El alimento es separado en pequeñísimas moléculas para que puedan ser asimiladas por la corriente sanguínea y transformada en células vivas por la acción de las enzimas. Una digestión defectuosa y una pobre asimilación puede resolverse en las siguientes formas:

  • Comer en exceso. "Un hartazgo de alimentos es la causa de todo sufrimiento" ha dicho cierta vez Benjamín Franklin. Ciertas estadísticas muestran una característica común entre aquellos que han vivido una centuria o más gozando de buena salud y de vitalidad, y esta es la de haber sido moderados en sus comidas. Además los obesos no se destacan singularmente en el arte amatorio. La obesidad no sólo disminuye la vida sino que también la fuerza sexual. Resultados de estudios obtenidos en experimentos extensivos muestran que el exceso en las comidas constituye la causa principal del prematuro envejecimiento.
  • Comer precipitadamente tiene efectos adversos a lo largo de todo proceso digestivo. Comer pausadamente, masticando con ritmo normal, son elementos esenciales para una buena digestión y asimilación.
  • Falta de descanso después de las comidas. Es necesario comer siempre rodeado de una atmósfera tranquila y gozar de lo que se está comiendo. Sólo aquellos alimentos consumidos de esta forma podrán tener un efecto beneficioso y reparador. Asimismo, es importante descansar después de cada comida. La digestión exige una cantidad considerable de sangre. Si esta es desviada del cerebro, de los músculos, del aparato sexual...para zambullirse en un trabajo pesado mental o físico – o una actividad sexual – inmediatamente después de una copiosa comida, constituye una práctica desfavorable para la salud. Si es frecuente, sólo puede conducir a una pobre digestión y asimilación, putrefacción en el tracto intestinal y a posibles desórdenes gástricos indeseables.
  • Una dieta construida alrededor de estos principios se traducirá favorablemente en la salud y en un aumento de la resistencia contra enfermedades y esfuerzos. Asimismo, aumentará la vitalidad, la energía, el poder físico y menta. Desde que la vitalidad sexual tiene estrecha relación con la salud en general, es evidente de que una salud óptima se reflejará en el estado de salud y en la capacidad sexual.
  • El programa dietético no tiene el propósito de alcanzar un rápido e instantáneo poder amatorio; persigue en cambio el de transformarse en un programa relacionado con la virilidad a largo plazo: un plan vigorizante saludable y preventivo contra el envejecimiento prematuro, físico, mental y sexual. La práctica del mismo redundará beneficiosamente en la salud constituyendo la mejor garantía para una fuerte y feliz vida sexual a lo largo de toda su vida.

Alimentos Naturales: Salud Optima

Alimentos naturales son aquellos que crecen sin la estimulación de elementos químicos tóxicos y que no han sido despojados de sus propiedades nutricias por medio de calor o de procedimientos de fabricación y de refinamiento.

El trigo cultivado en tierra fértil, rica en humus, fertilizada con fimo y residuos vegetales y que además se consuma en granos enteros, se define como alimento natural.

El fruto de ésta planta gramínea es rico en proteínas, vitaminas, minerales y enzimas, elementos de gran valor nutricio; las enzimas, por su parte, constituyen un fermento vital coadyuvante de la digestión, además de poseer factores nutricios muy apreciados. El trigo utilizado en la elaboración del pan blanco dista mucho del definido como natural. En general ha crecido con abonos químicos y en consecuencia, muy pobre en su composición nutricia, muy inferior al cultivado naturalmente en tierra fértil y sin estimulación química alguna.

Se calcula que el contenido proteico del trigo que se consume en la actualidad es de un veinticinco por ciento menor que el cultivado en generaciones pasadas, antes que la química tomase posesión de los métodos actuales de cultivo.

El valor nutricio del trigo disminuye mucho más cuando es procesado industrialmente. El salvado y el germen de trigo, los cuales contienen la mayoría de las vitaminas B y E características, son eliminadas en la molienda con el objeto de obtener la harina blanca, originando de esta manera su pobreza alimenticia. La vitamina E, tan vital para el sistema reproductor de ambos sexos, es casi inexistente en el pan blanco, pese a encontrarse en cantidades considerables en el trigo.

Los huevos constituyen otro punto de reflexión. Los huevos naturales, puestos por gallinas criadas a campo abierto y alimentadas con alimentos naturales que encuentran en su medio ambiente, son muy nutritivos. En cambio los producidos "en masa", artificialmente, por gallinas alimentadas con amasijos sintéticos y medicados, no son considerados "naturales".

 

3. Vitaminas y Minerales

Hipócrates (c. 460-c. 377 a.C.), el médico más importante de la antigüedad, considerado el padre de la medicina, declaró "Nuestro alimento constituye nuestra propia medicina y ésta es nuestro propio alimento".

Incontables seres humanos se hallan vivos o se sienten mejor debido a la terapia vitamínica y mineral.

Las vitaminas y los minerales son elementos esenciales para la salud. Sin ellas se hubiera perecido o acortado la existencia, de ahí su importancia vital en la nutrición. Aún la mínima deficiencia vitamínica en la dieta puede causar enfermedades por deficiencias posibles de afectar en mayor o menor grado la salud.

Las vitaminas y las enzimas son agentes catalizadores que pueden influenciar o impulsar los procesos vitales orgánicos incluyendo la actividad sexual y la metabólica. El equilibrio químico de los tejidos es imperativo para la salud y los minerales son los responsables del mantenimiento de dicho equilibrio. Un balance bioquímico inadecuado en el sistema es considerado como la causa principal de muchas enfermedades.

Directa o indirectamente, las vitaminas y los minerales se hallan relacionados con la salud sexual. Los alimentos tienen un profundo efecto sobre esta última.

Las vitaminas participan en la formación de hormonas, células sanguíneas, sustancias químicas del sistema nervioso y material genético. Las diversas vitaminas no están relacionadas químicamente, y la mayoría de ellas tiene una acción fisiológica distinta. Por lo general actúan como catalizadores, combinándose con las proteínas para crear metabólicamente enzimas activas que a su vez producen importantes reacciones químicas en todo el cuerpo. Sin las vitaminas muchas de estas reacciones tardarían más en producirse o cesarían por completo.

Las 13 vitaminas identificadas se clasifican de acuerdo a su capacidad de disolución en grasa (vitaminas liposolubles) o en agua (vitaminas hidrosolubles). Las vitaminas liposolubles, A, D, E y K, suelen consumirse junto con alimentos que contienen grasa y, debido a que se pueden almacenar en la grasa del cuerpo, no es necesario tomarlas todos los días. Las vitaminas hidrosolubles, las ocho del grupo B y la vitamina C, no se pueden almacenar y, por tanto, se deben consumir con frecuencia, preferiblemente a diario (a excepción de algunas vitaminas B, como veremos después).

El cuerpo sólo puede producir vitamina D; todas las demás deben ingerirse a través de la dieta. La carencia da origen a una amplia gama de disfunciones metabólicas y de otro tipo. Una dieta bien equilibrada contiene todas las vitaminas necesarias, y la mayor parte de las personas que siguen una dieta así pueden corregir cualquier deficiencia anterior de vitaminas. Sin embargo, las personas que siguen dietas especiales, que sufren de trastornos intestinales que impiden la absorción normal de los nutrientes, o que están embarazadas o dando de mamar a sus hijos, pueden necesitar suplementos especiales de vitaminas para sostener su metabolismo. Aparte de estas necesidades reales, también existe la creencia popular de que los suplementos vitamínicos ofrecen remedio para muchas enfermedades, desde resfriados hasta el cáncer; pero en realidad el cuerpo elimina rápidamente casi todos estos preparados sin absorberlos. Además, las vitaminas liposolubles pueden bloquear el efecto de otras vitaminas e incluso causar intoxicación grave si se toman en exceso.

Vitamina A

La vitamina A es un alcohol primario de color amarillo pálido que deriva del caroteno. Es necesaria para el mantenimiento y buenas condiciones físicas de los tejidos testiculares y las membranas mucosas de los órganos de reproducción. Afecta a la formación y mantenimiento de la piel, cabello, membranas mucosas, huesos y dientes, a la vista y a la reproducción. Uno de los primeros síntomas de insuficiencia es la ceguera nocturna (dificultad en adaptarse a la oscuridad). Otros síntomas son excesiva sequedad en la piel; acné, falta de secreción de la membrana mucosa, lo que produce susceptibilidad a la invasión bacteriana, y sequedad en los ojos debido al mal funcionamiento del lagrimal.

El cuerpo obtiene la vitamina A de dos formas. Una es fabricándola a partir del caroteno, un precursor vitamínico encontrado en vegetales como la zanahoria, brécol, calabaza, espinacas, col, batata, melón, calabaza, tomates, melocotones y albaricoques. La otra es absorbiéndola ya lista de organismos que se alimentan de vegetales. La vitamina A se encuentra en la leche, mantequilla, queso, yema de huevo, hígado y aceite de hígado de pescado.

Dietas fortificadas con vitamina A

  • En la dieta diaria debe figurar zanahorias, tomates y hojas verdes de vegetales.
  • Beber jugo fresco de zanahorias.
  • Tomar aceite de hígado de pescado.

Las vitaminas B

Conocidas también con el nombre de complejo vitamínico B, son sustancias frágiles, solubles en agua, varias de las cuales son sobre todo importantes para metabolizar los hidratos de carbono o glúcidos.

La Tiamina o vitamina B1

Una sustancia cristalina e incolora, actúa como catalizador en el metabolismo de los hidratos de carbono, permitiendo metabolizar el ácido pirúvico y haciendo que los hidratos de carbono liberen su energía (Metabolismo de glúcidos). La tiamina también participa en la síntesis de sustancias que regulan el sistema nervioso. La insuficiencia de tiamina produce beriberi, que se caracteriza por debilidad muscular, inflamación del corazón y calambres en las piernas y, en casos graves, incluso ataque al corazón y muerte. Muchos alimentos contienen tiamina, pero pocos la aportan en cantidades importantes. Los alimentos más ricos en tiamina son el cerdo, las vísceras (hígado, corazón y riñones), levadura de cerveza, carnes magras, huevos, vegetales de hoja verde, cereales enteros o enriquecidos, germen de trigo, bayas, frutos secos y legumbres. Al moler los cereales se les quita la parte del grano más rica en tiamina, de ahí la probabilidad de que la harina blanca y el arroz blanco refinado carezcan de esta vitamina. La práctica, bastante extendida, de enriquecer la harina y los cereales ha eliminado en parte el riesgo de una insuficiencia de tiamina, aunque aún se presenta en alcohólicos que sufren deficiencias en la nutrición.

La Riboflavina o vitamina B2

Al igual que la tiamina, actúa como coenzima, es decir, debe combinarse con una porción de otra enzima para ser efectiva en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y especialmente en el metabolismo de las proteínas que participan en el transporte de oxígeno. También actúa en el mantenimiento de las membranas mucosas. La insuficiencia de riboflavina puede complicarse si hay carencia de otras vitaminas del grupo B. Sus síntomas, no tan definidos como los de la insuficiencia de tiamina, son lesiones en la piel, en particular cerca de los labios y la nariz, cabello opaco, arrugas prematuras en el rostro y en los brazos, uñas quebradizas y sensibilidad a la luz. Las mejores fuentes de riboflavina son el hígado, la leche, la carne, verduras de color verde oscuro, cereales enteros y enriquecidos, pasta, pan y setas.

La Nicotinamida o vitamina B3

Vitamina del complejo B cuya estructura responde a la amida del ácido nicotínico o niacina, funciona como coenzima para liberar la energía de los nutrientes. Es preventiva contra la migraña y en caso de manos y pies fríos. También se conoce como vitamina PP. La insuficiencia de niacina o ácido nicotínico produce pelagra, cuyo primer síntoma es una erupción parecida a una quemadura solar allá donde la piel queda expuesta a la luz del sol. Otros síntomas son lengua roja e hinchada, diarrea, confusión mental, irritabilidad y, cuando se ve afectado el sistema nervioso central, depresión y trastornos mentales. Las mejores fuentes de niacina son: hígado, aves, carne, salmón y atún enlatados, cereales enteros o enriquecidos, guisantes (chícharos), granos secos y frutos secos. El cuerpo también fabrica niacina a partir del aminoácido triptófano. Se han utilizado experimentalmente sobredosis de niacina en el tratamiento de la esquizofrenia, aunque ninguna prueba ha demostrado su eficacia. En grandes cantidades reduce los niveles de colesterol en la sangre, y ha sido muy utilizada en la prevención y tratamiento de la arteriosclerosis (Ateroma). Las grandes dosis en periodos prolongados pueden ser perjudiciales para el hígado.

La Piridoxina o vitamina B6

Es necesaria para la absorción y el metabolismo de aminoácidos. También actúa en la utilización de grasas del cuerpo y en la formación de glóbulos rojos o eritrocitos. La insuficiencia de piridoxina se caracteriza por alteraciones en la piel, grietas en la comisura de los labios, lengua depapilada, convulsiones, mareos, náuseas, anemia, insomnio y cálculos renales (Litiasis). Las mejores fuentes de piridoxina son los granos enteros (no los enriquecidos), cereales, pan, hígado, aguacate, espinacas, judías verdes (ejotes) y plátano. La cantidad de piridoxina necesaria es proporcional a la cantidad de proteína consumida.

La Cobalamina o vitamina B12

También conocida como cianocobalamina, es una de las vitaminas aisladas recientemente. Es necesaria en cantidades ínfimas para la formación de nucleoproteínas, proteínas y glóbulos rojos, y para el funcionamiento del sistema nervioso. La insuficiencia de cobalamina se debe con frecuencia a la incapacidad del estómago para producir una glicoproteína (factor intrínseco) que ayuda a absorber esta vitamina. El resultado es una anemia perniciosa, con los característicos síntomas de mala producción de glóbulos rojos, síntesis defectuosa de la mielina (vaina nerviosa), pérdida del epitelio (cubierta membranosa) del tracto intestinal e irregularidad menstrual. La cobalamina se obtiene sólo de fuentes animales: hígado, riñones, carne, pescado, huevos y leche. A los vegetarianos se les aconseja tomar suplementos de esta vitamina.

Otras vitaminas del grupo B

El Ácido fólico o folacina es una coenzima necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina; su insuficiencia en los seres humanos es muy rara. El ácido fólico es efectivo en el tratamiento de ciertas anemias y la psilosis. Se encuentra en las vísceras de animales, verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos, granos enteros y levadura de cerveza. El ácido fólico se pierde en los alimentos conservados a temperatura ambiente y durante la cocción. A diferencia de otras vitaminas hidrosolubles, el ácido fólico se almacena en el hígado y no es necesario ingerirlo diariamente.

El Ácido pantoténico, otra vitamina B, desempeña un papel aún no definido en el metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y grasas. Abunda en muchos alimentos y también es fabricado por bacterias intestinales.

La Biotina, vitamina del grupo B que también es sintetizada por bacterias intestinales y se encuentra muy extendida en los alimentos, participa en la formación de ácidos grasos y en la liberación de energía procedente de los hidratos de carbono.

Vitamina C (ácido ascórbico)

La vitamina C es importante en la formación y conservación del colágeno, la proteína que sostiene muchas estructuras corporales y que representa un papel muy importante en la formación de huesos y dientes. También favorece la absorción de hierro procedente de los alimentos de origen vegetal. El escorbuto es la clásica manifestación de insuficiencia grave de ácido ascórbico. Sus síntomas se deben a la pérdida de la acción cimentadora del colágeno, y entre ellos están las hemorragias, caída de dientes y cambios celulares en los huesos de los niños. La afirmación de que las dosis masivas de ácido ascórbico previenen resfriados y gripe no se ha obtenido de experiencias meticulosamente controladas. Sin embargo, en otros experimentos se ha demostrado que el ácido ascórbico previene la formación de nitrosaminas, unos compuestos que han producido tumores en animales de laboratorio y quizá los produzcan en seres humanos. Aunque el ácido ascórbico no utilizado se elimina rápidamente por la orina, las dosis largas y prolongadas pueden derivar en la formación de cálculos en la vejiga y el riñón, interferencia en los efectos de los anticoagulantes, destrucción de la vitamina B12 y pérdida de calcio en los huesos. Las fuentes de vitamina C se encuentran en los cítricos, fresas frescas, pomelo (toronja), piña y guayaba. Buenas fuentes vegetales son el brécol, las coles de Bruselas, tomates, espinacas, col, pimientos verdes, repollo y nabos.

Vitamina D

Es necesaria para la formación normal de los huesos y para la retención de calcio y fósforo en el cuerpo. También protege los dientes y huesos contra los efectos del bajo consumo de calcio, haciendo un uso más efectivo del calcio y el fósforo. Llamada también ‘vitamina solar’, la vitamina D se obtiene de la yema de huevo, hígado, atún y leche enriquecida con vitamina D. También se fabrica en el cuerpo cuando los esteroles, que se encuentran en muchos alimentos, se desplazan a la piel y reciben la radiación solar. La insuficiencia de vitamina D, o raquitismo, se da rara vez en los climas tropicales, donde hay abundancia de rayos solares, pero hubo un tiempo en que era común entre los niños de las ciudades poco soleadas antes de empezar a utilizar leche enriquecida con esta vitamina. El raquitismo se caracteriza por deformidad de la caja torácica y el cráneo y por piernas arqueadas, todo ello producido por la mala absorción de calcio y fósforo en el cuerpo. Debido a que la vitamina D es soluble en grasa y se almacena en el cuerpo, su consumo excesivo puede causar intoxicación vitamínica, daños al riñón, letargia y pérdida de apetito.

Vitamina E

La vitamina E se la conoce como "vitamina reproductiva", "vitamina antiesteril", "anti-abortiva", a sido utilizada con éxito en la terapia de enfermedades serias del corazón, debido a su capacidad de oxigenación. Tiene una cualidad anticoagulante que ayuda a prevenir la muerte causada por la trombosis o coágulo. Dilata los vasos sanguíneos y previene la producción excesiva de tejido cicatrizal. Estas propiedades son de extrema importancia en los ataques al corazón cuando parte del tejido del mismo es destruido. Es un nutriente esencial. Esta vitamina participa en la formación de los glóbulos rojos, músculos y otros tejidos y en la prevención de la oxidación de la vitamina A y las grasas. Una seria deficiencia de esta vitamina causa la degeneración de las células epiteliales o germinales de los testículos. Asimismo protege las hormonas sexuales de su destrucción por oxidación. En la mujer la vitamina E puede prevenir los abortos y partos muertos. De acuerdo a un estudio la vitamina E fue utilizada en ciento cincuenta y tres embarazos, de los cuales ciento veintidós se hallaban en peligro de aborto, y ochenta y siete de mal parto; todos ellos fueron evitados por medio de un tratamiento a base de vitamina E. La deficiencia de esta vitamina es común en mujeres embarazadas. Lo encontramos en el aceite de olivo, germen de trigo y en su aceite respectivo. Otras, son las originadas en el aceite de soya, algodón y girasol, hígado y verduras de hoja verde: coliflor, espinacas, col. Asimismo debe agregarse a la lista la leche y productos lácteos.

El Médico es el que puede aconsejar la dosis necesaria para cada caso.

Vitamina F

Es generalmente conocida bajo el nombre de ácido graso esencial. Esta substancia orgánica es extremadamente importante por su participación en numerosas funciones fisiológicas:

  • Imprescindible para la actividad normal glandular, particularmente las adrenales.
  • Esencial para la prevención contra la acumulación del colesterol en las arterias.
  • Acción protectora contra efectos nocivos provocados por radiación.
  • Promoción del uso del calcio a las células.
  • Prevención contra las enfermedades de la piel, eczemas, alergias; infecciones provocadas por resfriados y sinusitis.

El ácido linolénico, uno de los ácidos grasos esenciales presentes en los aceites vegetales, puede prevenir los ataques del corazón causado por coágulos. Este ácido se expone en abundancia en los aceites de soya y de linaza. Se recomienda emplearlos en ensaladas y en la cocina en general, en lugar de grasas y margarinas, por cuanto en el proceso de hidrogenación estas grasas pierden el contenido de sus ácidos grasos esenciales.

Vitamina K

La vitamina K es necesaria principalmente para la coagulación de la sangre. Ayuda a la formación de la protrombina, enzima necesaria para la producción de fibrina en la coagulación. Las fuentes más ricas en vitamina K son la alfalfa y el hígado de pescado, que se emplean para hacer preparados con concentraciones de esta vitamina. Las fuentes dietéticas incluyen todas las verduras de hoja verde, yema de huevo, aceite de soja (soya) e hígado. Para un adulto sano, una dieta normal y la síntesis bacteriana a nivel intestinal suele ser suficiente para abastecer el cuerpo de vitamina K y protrombina. Las alteraciones digestivas pueden provocar una mala absorción de vitamina K y, por tanto, deficiencias en la coagulación de la sangre.

Minerales

Los minerales inorgánicos son necesarios para la reconstrucción estructural de los tejidos corporales además de que participan en procesos tales como la acción de los sistemas enzimáticos, contracción muscular, reacciones nerviosas y coagulación de la sangre, la actividad mental, el funcionamiento normal de las glándulas endocrinas y sexuales. Estos nutrientes minerales, que deben ser suministrados en la dieta, se dividen en dos clases: macro elementos, tales como calcio, fósforo, magnesio, sodio, hierro, yodo y potasio; y micro elementos, tales como cobre, cobalto, manganeso, flúor y cinc.

El Calcio

Esencial para las funciones vitales corporales. Es necesario para desarrollar y mantener en buen estado los huesos. También participa en la formación del citoesqueleto y las membranas celulares, así como en la regulación de la excitabilidad nerviosa y en la contracción muscular. Un noventa por ciento del calcio se almacena en los huesos, donde puede ser reabsorbido por la sangre y los tejidos. La leche y sus derivados son la principal fuente de calcio, En los vegetales verdes: lechuga, coliflor, repollo, tomates. Otras fuentes de calcio la ofrecen la avena, frijol blanco, almendras, nueces, germen de trigo, semillas de girasol y semillas de sésamo.

El Fósforo

También presente en muchos alimentos y sobre todo en la leche, se combina con el calcio en los huesos y los dientes, por lo tanto deben hallarse en un apropiado balance para que sean efectivos. Desempeña un papel importante en el metabolismo de energía en las células, afectando a los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Una deficiencia fosfórica tiende a retardar el crecimiento, reducir el vigor sexual, reducir el desarrollo óseo, provocar una debilidad general, y una función deficiente cerebral y nerviosa.

La vieja creencia de que "el pescado es bueno para el cerebro" puede tener una justificación científica, además de la popular, puesto que es rico en fósforo, mineral esencial para las células cerebrales.

Se le encuentra en productos lácteos, yemas de huevo, pescado, granos íntegros, frutas secas, semillas y habichuelas; naranjas, toronjas, manzanas, espárragos, apio, lechuga, coliflor, aceitunas, maíz, berro, alcachofa, repollo, zanahoria y aguacate (palta).

El Magnesio

Tiene la particularidad de activar ciertas enzimas y de ayudar a la utilización del calcio y otros minerales. Su presencia es necesaria en cuanto incumbe al tono muscular. Es esencial para el metabolismo humano y muy importante para mantener el potencial eléctrico de las células nerviosas y musculares. La deficiencia de magnesio entre los grupos que padecen malnutrición, en especial los alcohólicos, produce temblores y convulsiones.

Proporcionan una buena cantidad de magnesio: higos, limones, manzanas, duraznos, pomelos, frambuesas, escarolas, lechugas, coliflores, apio, granos íntegros, almendras, semillas de girasol, de sésamo y el arroz moreno (integral).

El Sodio

Está presente en pequeñas cantidades en la mayoría de los productos naturales y abunda en las comidas preparadas y en los alimentos salados. Está también presente en el fluido extracelular, donde tiene un papel regulador. El exceso de sodio produce edema, que consiste en una superacumulación de fluido extracelular. En la actualidad existen pruebas de que el exceso de sal en la dieta contribuye a elevar la tensión arterial.

El Hierro

Es necesario para la formación de la hemoglobina, pigmento de los glóbulos rojos de la sangre responsables de transportar el oxígeno. Sin embargo, este mineral no es absorbido con facilidad por el sistema digestivo. En los hombres se encuentra en cantidades suficientes, pero las mujeres en edad menstrual, que necesitan casi dos veces más cantidad de hierro debido a la pérdida que se produce en la menstruación, suelen tener deficiencias y deben tomar hierro fácil de asimilar. La deficiencia de éste mineral tiende a disminuir la resistencia corporal a las enfermedades, debilitamiento en general, dolores frecuentes de cabeza, la deficiencia de este mineral se traduce en anemia, y una persona anémica es un amante carente de vigor.

Las fuentes dietéticas de hierro, en cantidades considerables, se encuentra en nabos verdes, germen de trigo, levadura de cerveza, hígado, hojas de remolacha, espinacas, dátiles, damascos, ciruelas, pasas, habas, guisantes, y nueces. La levadura de cerveza es rica en hierro, además de ser un depósito de las vitaminas del complejo B y de proteínas.

El Yodo

Es imprescindible para la síntesis de las hormonas de la glándula tiroides. Su deficiencia produce bocio, que es una inflamación de esta glándula en la parte inferior del cuello. La ingestión insuficiente de yodo durante el embarazo puede dar lugar a cretinismo o deficiencia mental en los niños. Se calcula que más de 150 millones de personas en el mundo padecen enfermedades ocasionadas por la insuficiencia de yodo. También puede manifestarse en forma de bocio, síntomas nerviosos, pérdida de cabello, susceptibilidad a enfermedades o infecciones, sobrepeso, esterilidad, actividad mental disminuida, y merma de vigor.

Este mineral se le encuentra en las algas marinas (o en forma de tabletas), piñas, peras, alcachofas, frutos cítricos, berros y mariscos.

El Potasio

Es un mineral importante para los latidos normales del corazón. Es un agente promotor de la secreción hormonal y coadyuvante de la actividad desintoxicante de los riñones. Se considera de particular importancia como preventivo de desórdenes femeninos debidos a su influencia estimulante sobre la producción hormonal de las glándulas endocrinas.

"El Síndrome del ama de casa", definido como una fatiga crónica, insomnio y letargo en relación a las obligaciones íntimas del matrimonio y del hogar, tratado con la prescripción de potasio, magnesio y ácido aspártico (aminoácido proteico que se encuentra en la miel), disminuyó en un ochenta y siete por ciento de mujeres que siguió el tratamiento.

El potasio ayuda a excretar la cantidad excesiva de sal en los tejidos, y en especial para el tono muscular.

Las fuentes ricas en potasio se hallan en las papas, particularmente en la cáscara, la mayoría de las hojas verdes de los vegetales, pan moreno, cereales, frutas secas, la mayoría de las frutas, leche y queso.

Los Microelementos

Son otras sustancias inorgánicas que aparecen en el cuerpo en diminutas cantidades, pero que son esenciales para gozar de buena salud. Se sabe poco de su funcionamiento, y casi todo lo que se conoce de ellos se refiere a la forma en que su ausencia, sobre todo en animales, afecta a la salud. Los microelementos aparecen en cantidades suficientes en casi todos los alimentos.

Entre los microelementos más importantes se encuentran:

El Cobre

Presente en muchas enzimas y en proteínas, que contiene cobre, de la sangre, el cerebro y el hígado. La insuficiencia de cobre está asociada a la imposibilidad de utilizar el hierro para la formación de la hemoglobina.

El Cinc

Constituye un factor esencial para la función normal de los órganos sexuales y de la glándula prostática. Existe una gran concentración de zinc en el esperma, fluido seminal, y en la próstata misma. Deficiencias del zinc pueden provocar enlargamiento de la próstata y otros cambios adversos a esta glándula sexual. De ahí la importancia de este mineral en los que pasan la edad madura, la cual es precisamente cuando, por lo general, aparecen los desórdenes protáticos. Asimismo, la deficiencia de zinc se asocia con el desarrollo retardado de los órganos sexuales o hipogonadismo.

También es importante para la formación de enzimas. Se cree que la insuficiencia de cinc impide el crecimiento normal y, en casos extremos, produce enanismo.

Sus fuentes naturales comprenden el salvado y germen de trigo, levadura de cerveza, leche, huevos, cebollas, ostiones, semillas de girasol y de calabaza. Estas dos últimas poseen una extraordinaria cantidad de este mineral.

El Flúor

Se ha descubierto que el flúor, que se deposita sobre todo en los huesos y los dientes, es un elemento necesario para el crecimiento. Los fluoruros, una clase de compuestos del flúor, son importantes para evitar la desmineralización de los huesos. La fluorización del agua ha demostrado ser una medida efectiva para evitar el deterioro de la dentadura, reduciéndolo hasta casi un cuarenta por ciento.

El flúor orgánico se encuentra en la avena, semillas de girasol, leche, queso, vegetales verdes.

4. Diez elementos especiales para mantener y acrecentar el vigor sexual

La base para una vida sexual feliz y dinámica yace en una óptima nutrición. Por supuesto, ésta no constituye la única respuesta ni tampoco una garantía para alcanzar la completa satisfacción sexual.

Lo que sí, puede admitirse de que la capacidad física y la salud sexual se hallan ligadas estrechamente al estado general corporal, particularmente a las glándulas sexuales y endocrinas; y que el estado de salud y la eficiencia de las funciones glandulares depende considerablemente de una apropiada nutrición.

La nutrición constituye el factor más importante capaz de afectar tanto la salud física como la mental.

Una nutrición óptima tendrá un efecto estabilizador favorable plausible de carácter mental y psicológico, en el equilibrio general emocional, eliminando de esta forma algunos de los factores psíquicos no orgánicos asociados con la impotencia.

Alimentos "especiales" indicados para el vigor sexual

Constituyen elementos nutricios absolutamente naturales e innocuos, capaces de estimular sin exceso las glándulas sexuales, sin efectos secundarios indeseables para la salud y de cooperar para que las glándulas alcancen su máxima actividad de manera saludable.

Siete de los diez elementos especiales han sido utilizados desde la remota antigüedad con el propósito de realzar la energía amatoria: miel, leche, huevos, semillas de sésamo, frutas secas, algas marinas y aceite de hígado de pescado. Alimentos mencionados y recomendados en literatura y recetas pretéritas, transmitidas de generación en generación y cuya reputación a pasado por el fino tamiz del tiempo.

Los tres restantes alimentos descubiertos son: germen de trigo, aceite de germen de trigo y lecitina, fueron desconocidos en el pasado:

Si bien, los aceites vegetales han sido obtenidos prensando las semillas desde tiempo inmemorial, los antiguos carecían del conocimiento para extraer aceite del trigo.

El trigo había sido utilizada como substancia alimenticia (e incluso como afrodisíaca), pero la separación del germen y la extracción del aceite es reciente.

La lecitina fue descubierta en el huevo a fines del siglo XIX, y como alimento producido en masa se remonta al siglo pasado. Es extraída de la soya y puede comprarse en los almacenes o tiendas que se especializan en la venta de productos alimenticios naturales.

1.Germen de trigo

Algo de historia

El trigo a ocupado siempre un lugar prominente en las dietas. En algunas civilizaciones se lo a considerado como símbolo de salud y fertilidad.

La estimación que goza desde tiempo inmemorial es ampliamente justificada, por cuanto el grano es rico en substancias nutricias, pleno de vitaminas, minerales, ácidos grasos y proteínas es decir, una fuente poderosa de energía y salud.

Al parecer, el hombre, tiene una tendencia nata en destruir o arruinar sus alimentos antes de ingerirlos, por medio de su inventiva y habilidades características. Sería difícil encontrar otro alimento que haya sufrido un mayor despojo de sus cualidades pertinentes que el trigo. Hacia fines del siglo XIX, el hombre decidió de que su pan debiera ser blanco en lugar de moreno y para conseguir su objetivo desarrollo un proceso de molienda con el cual podría lograr una harina de un bonito color blanco, originando así un pan blanco como la nieve. Es difícil comprender porque éste pan es más atractivo que el moreno, y más aún explicarlo racionalmente.

Y, con semejante lógica, el hombre cambia el color blanco del queso en uno naranja amarillento.

Una vez comenzada su campaña destructiva contra el trigo, su alimento principal, la ha completado transformando su pan en una masa esponjosa blanca carente de valor nutricio y de gusto. El alimento milenario que atesoraba factores salutíferos se ha visto despojado de los mismos sin razón alguna. En el proceso de molienda refinamiento y cocción se han eliminado virtualmente todas las vitaminas B, ácidos grasos no saturados y la vitamina E – veinticinco factores alimenticios conocidos – proteínas y minerales. Lo que queda es sólo almidón al cual se le ha agregado tres vitaminas sintéticas B y hierro inorgánico.

En éste proceso destructivo, se a eliminado totalmente el germen de trigo por dos razones: su presencia obscurece la harina; y la harina se hecha a perder más rápidamente debido a su contenido aceitoso, el cual se rancia fácilmente, de manera que el germen de trigo es eliminado de la dieta humana para ser parte principal de la animal.

A medida que el hombre cambió su pan moreno por el blanco, su salud comenzó a deteriorarse paralelamente, con el consiguiente desarrollo de una serie de padecimientos modernos: enfermedades del corazón, esclerosis múltiple, caries dentales y esterilidad. Poco después cuando fueron descubiertas las vitaminas B y E, se llegó a la conclusión de que descartando la parte más nutritiva del trigo, el germen el hombre se privaba a sí mismo de la más rica fuente de esas dos vitaminas. Se a comprobado de que deficiencias graves de vitaminas B y E tienden a causar esterilidad femenina y masculina además de cortos desordenes fisiológicos.

¿Qué es el germen de trigo?

Germen es la parte del grano responsable de la germinación y, por lo tanto, del crecimiento de otra planta. Lleva consigo la estimulación de una nueva vida, la capacidad reproductiva y el poder generador vital. Asimismo, contiene todas las substancias nutricias: vitaminas, proteínas, minerales, indispensables para alimentar la nueva planta hasta que sea capaz de hacerlo por sí sola, alimentándose de la tierra, el agua, el aire y la luz solar. Prácticamente todos esos nutrientes vitales se encuentran en el germen y en el salvado en las capas exteriores del grano, y todos ellos son eliminados en el proceso de refinamiento. La harina blanca se hace con el endodermo, la sección central blanquecina de la semilla del trigo, que en su mayor parte es almidón.

La parte tragicómica de esta situación fue cuando alguien descubrió el tesoro nutricio del germen de trigo y comenzó a repartirlo al ganado, mayor, menor y de cerda. Inútil es decirlo, la alegría de los ganaderos de poder alimentar a sus animales con semejante nutrición a un precio tan económico, puesto que no tardaron en descubrir de que el germen de trigo tenia un efecto salutífero sobre los animales comestibles, aumentando en energía, desarrollo, frecuencia de parición en las hembras y capacidad reproductiva en el macho.

Así de esta manera, el germen de trigo llegó a redescubrirse como un alimento milagroso y adaptado por aquellos consagrados al mantenimiento de la salud corporal en su máxima expresión. El germen de trigo es vendido en la actualidad en los almacenes y tiendas naturistas y es adquirido por atletas, deportistas y todos los que estiman su poder fisiológico revitalizante y de mantenimiento del buen estado de salud en general.

2.Aceite de germen de trigo

El aceite de germen de trigo constituye la fuente natural más rica de la milagrosa vitamina E, difícilmente se puede encontrar una enfermedad que no responda favorablemente a la vitamina E.

Esta vitamina fue descubierta en el aceite de germen de trigo en 1922. Las investigaciones realizadas han comprobado sus valores terapéuticos y profilácticos.

He aquí algunas de sus actividades características:

  • Estimula la producción espermática en el hombre.
  • Evita abortos y nacimientos prematuros.
  • Previene la esterilidad en ambos sexos.
  • Sirve en el tratamiento de espasmos menopáusicos y otros desórdenes afines.
  • Incrementa la vitalidad general y el vigor muscular mejorando la eficiencia cardíaca y aumentando la oxigenación de los tejidos.

 

3.Semillas de Sésamo

El sésamo a sido cultivado por milenios y mencionado frecuentemente en la literatura antigua como un poderoso alimento viril. Es empleado considerablemente en África y en el Asia.

En la India y en la China su consumo es muy generalizado. En Israel, Turquía y países árabes, se lo utiliza mezclado con miel, en forma de dulce o caramelo.

Las semillas de sésamo tienen una abundancia mayor de calcio que la leche, queso o nueces. Su contenido proteico es de diecinueve a veintiocho por ciento mayor que el de la carne, aun de calidad superior. El sésamo es también rico en aminoácido, designado con el nombre de metionina, escasamente presente en otras proteínas de origen vegetal. La semilla de sésamo es rica además en ácidos grasos no saturados. Igualmente, constituye una fuente generosa de vitaminas B, niacina, inositol, colina y vitamina E.

El sésamo es rico en lecitina, una substancia grasa orgánica fosforizada, un componente importante del cerebro y del tejido nervioso, esencial en el semen.

La concentración de lecitina en la glándula maestra pituitaria y en la pineal es más elevada que en otra parte del cuerpo. La lecitina, es además necesaria para mantener los vasos sanguíneos libres de depósitos de colesterol.

La semilla tiene abundancia de minerales, magnesio y potasio; la miel, por su parte, es rica en ácido aspártico, otro aminoácido importante. Una receta muy similar: sales de magnesio, potasio y ácido aspártico fue prescripta por algunos especialistas como una terapia específica para combatir el "Síndrome del ama de casa".

4.Miel

Desde tiempo inmemorial, el hombre había estimado a la miel como una ambrosía. En cuevas neolíticas las pinturas ilustran panales de miel coleccionado como alimentos hace alrededor de quince mil años: En las pirámides egipcias se encontraron ánforas conteniendo miel que conservaban aún, a pesar del tiempo pasado su característico aroma y buenas condiciones. Pitágoras e Hipócrates recomendaron la miel como alimento rejuvenecedor y revitalizador.

La miel natural, sin colar y refinar contiene cantidades considerables de polen, es responsable de las propiedades rejuvenecedoras.

Al parecer, el polen es el alimento más completo posible de hallar en la naturaleza. Contiene el veinte por ciento de proteínas completas, todas las vitaminas solubles, especialmente B y C, abundancia de minerales, enzimas y vestigios de elementos químicos. Asimismo contiene la hormona gonadotrópica, estimulante de las glándulas sexuales. Los investigadores han utilizado el polen para el tratamiento de desordenes gástricos, asma, fiebre del heno y enfermedades de la próstata.

La miel a sido utilizada a través del tiempo como substancia medicinal y alimenticia. Aparte de sus propiedades contra la senectud prematura, se la considera efectiva en las siguientes condiciones:

  • Incrementa la retención del calcio en el sistema.
  • Incrementa la hemoglobina y previene o cura la anemia. Es rica en hierro y en cobre.
  • Es beneficiosa en el tratamiento de desordenes de hígado y riñones, respiratorios tracto digestivo, circulación deficiente, complexión deteriorada y resfriados.
  • Fortalece la acción cardiaca y es especialmente indicada para las personas de edad.
  • Es un excelente agente destructor de bacterias: acelera el proceso de cicatrización de las úlceras y calma los dolores.

Se recomienda utilizar la miel natural, los procesos de refinación, filtración y "clarificación" eliminan los minerales y aminoácidos, incluyendo el ácido aspártico y el polen. Se debe preferir siempre las variedades obscuras por cuanto contienen mayor cantidad de vitaminas y minerales.

5.Frutas secas

Las semillas, granos y frutas secas son substancias nutricias extraordinarias que se caracterizan primariamente por constituir:

  • Minas copiosas de minerales.
  • Fuente abundante de vitaminas, especialmente B, E y F.
  • Veta rica en proteínas. A pesar de que la mayoría de los granos no contienen una serie proteica "completa" , no disminuye su valor por cuanto se integran eficazmente en la dieta con vegetales, huevos o leche.

Desde hace mucho tiempo, el fósforo ha sido estimado como un factor mineral fortificante del cerebro y de la virilidad. Precisamente, la popularidad del pescado reside en su gran contenido fosfórico. Se le considera como un factor de extrema importancia para la función eficiente del cerebro y de los nervios y para el metabolismo del azúcar, ligado vitalmente con el deseo sexual. La mejor fuente del mismo se halla en semillas, granos y frutas secas.

6.Leche

La leche de origen animal – vaca, cabra, oveja, camello o yegua, dependiendo del país y del continente – a sido altamente estimada como un alimento fortificante de la virilidad a todo lo largo de la historia del hombre. La razón, determinada en el laboratorio o en la experiencia originada por su amplio empleo como substancia alimenticia, se debe sencillamente a su contenido proteico: la caseína de grado excepcional.

El valor biológico de esta proteína es determinado por su contenido y cantidad de aminoácidos. Todos los aminoácidos son importantes, pero algunos de ellos pueden ser sintetizados en el sistema o suministrado por los alimentos. Aquellos que no son producidos por el cuerpo y deben provenir de las substancias alimenticias ingeridas se denominan aminoácidos esenciales.

La leche contiene todas las conocidas vitaminas incluyendo las mas difíciles de obtener D y B12. Esta última es esencial para la actividad normal sexual.

El yogurt posee las mismas propiedades detalladas en la descripción de la leche con la diferencia de que el cuerpo las aprovecha y digiere con el doble de rapidez y de facilidad que la leche común.

El yogurt es un alimento "predigerido" cuyo estado se particulariza por la acción bacterial. Además de ser una fuente instantánea de proteínas completas, constituye, como la leche fresca un gran deposito de vitaminas y minerales. Un refrigerio refrescante que puede servir de postre mezclado con frutas o como parte de una excelente comida.

Su fama y su popularidad comenzó a extenderse cuando se descubrieron sus propiedades promotoras salutíferas y retardadoras de la edad madura. El científico ruso Ilja Metchnikoff, estableció que la putrefacción del intestino grueso intoxica el cuerpo y provoca un prematuro envejecimiento. Infirió que los balcánicos, especialmente los búlgaros, cuya dieta diaria se compone de yogurt gozan de larga vida porque el lactobacillus bulgaricus, bacteria presente en el mismo destruye la bacterias putrefactivas intestinales.

7.Algas marinas

Las algas contienen yodo, elemento esencial requerido por las glándulas endocrinas, especialmente la tiroides. Su deficiencia puede entorpecer la función normal de ella y disminuir la producción normal de sus hormonas. Estas son en gran parte responsables de la incitación y del estímulo sexual. Una actividad inadecuada e insuficiente de la tiroides, tiende a disminuir el vigor sexual y el libido.

La fuente natural más rica en yodo la ofrecen las algas marinas, además de magnesio, sodio y potasio.

Durante milenios, las tierras cultivables han sido despojadas de sus minerales arrastrados por las lluvias y los ríos al mar. Estos han sido recogidos por las plantas acuáticas y las devuelven al hombre que ya no puede encontrarlos en la tierra.

Las algas marinas no pueden considerarse como un alimento de moda, en la China y en el Japón esta planta acuática comestible a formado parte de la dieta común, desde tiempo remoto.

Contiene vitamina C en cantidad considerable, entre los esquimales, las algas han constituido casi la única fuente de esa vitamina, contienen también vitaminas A, B, D, E, K, minerales como el calcio y potasio, y vestigios de elementos químicos: cobre, silicio, boro, bario, litio, estroncio, zinc y vanadio.

La forma más fácil de consumirlas es en tabletas.

8.Aceite de hígado de pescado

Es una fuente excelente de vitamina A y D, esta última esencial para la asimilación de los minerales.

Se le debe tomar de acuerdo con las dosis especificadas, debido a que en exceso pueden causar intoxicación vitamínica.

9.Lecitina

Constituye un componente principal del cerebro y del tejido nervioso como también lo es en abundancia en las glándulas endocrinas, particularmente en las gónadas; la glándula pineal es la más rica en esta substancia que cualquier otra parte del cuerpo. Asimismo, resulta un componente esencial del semen, y su producción normal requiere un abastecimiento normal de esta substancia.

Para ser utilizado apropiadamente, el colesterol necesita de la lecitina, la cual es una substancia emulsiva de las grasas.

Ella previene que el colesterol se fije en porciones en las paredes de los vasos sanguíneos estrechándolos de manera que impida la libre circulación de la sangre.

La lecitina, prescripta en grandes cantidades a personas que padecen de un exceso de colesterol, rápidamente emulsifica el colesterol facilitando su eliminación.

Se prescribe para evitar el problema del colesterol y para obtener una abundancia de lecitina en la dieta:

  • Evitar carnes grasosas.
  • Comer únicamente productos de granos y de cereales enteros sin procesar .
  • Jamás utilizar grasas hidrogenadas (mantecas, margarinas).
  • Usar aceites vegetales sin procesar y solo prensados en frío.
  • Suplementar la dieta diaria con lecitina en polvo.

La lecitina, aparte de constituir un excelente coadyuvante preventivo contra la arteriosclerosis, y fortificante para el cerebro, nervios y glándulas sexuales, es beneficiosa para la absorción de vitamina A y de las grasas, mejora la utilización de la vitamina E, tan importante para la función saludable del sistema reproductivo; por otra parte puede disminuir los requerimientos de insulina de los diabéticos y participar eficazmente en la terapéutica de la psoriasis con resultados excelentes.

10.Huevos

Como elementos orgánicos, junto con la leche y la miel han sido considerados como estimulantes del vigor y deseo sexuales.

En casi todas las civilizaciones el huevo simboliza la fertilidad.

Los huevos se caracterizan por ser una fuente exuberante de proteínas de calidad superior. La calidad proteica es de suma importancia para las funciones de las glándulas endocrinas y sexuales, y para la producción de hormonas sexuales. Por su valor biológico las proteínas suministradas por los huevos siguen inmediatamente después al de las suministradas por las proteínas de la leche.

Se considera a los huevos como una fuente excelente de vitaminas y minerales. Todas las vitaminas se hallan presentes menos la C. En los huevos abundan las vitaminas A, todas las del complejo B y también la D. Como fuente mineral posee fósforo y potasio.

El color oscuro de la yema es una indicación visible de su contenido vitamínico y mineral.

La yema es una solución de albúmina, una proteína de elevado valor energético, rica en los aminoácidos lisina, metionina y triptófano.

La yema contiene proteínas, grasas neutras, lecitinas, colesterol, hierro y vitamina A (carotenoides). Desde el punto de vista de la relación entre contenido energético y volumen, los huevos aventajan claramente a la carne.

Debido a que las yemas tienen un alto contenido de colesterol, se aconseja un consumo mínimo, particularmente a los aquejados de infecciones coronarias.

La forma más apropiada de comer los huevos es pasados por agua.

5. Conclusiones

El trabajo a tenido por objeto el de exponer e interpretar la estrecha unión entre sexualidad y la salud normal<, y que la condición de esta última depende inseparablemente de la calidad nutricia alimenticia.

Se a hecho referencia también al valor significativo de una dieta bien equilibrada con alimentos naturales, sin proceso o refinamiento alguno, y con sustancias orgánicas, vitaminas, proteínas, minerales y vestigios químicos, las cuales pueden coadyuvar a mejorar el vigor sexual y mejorar la capacidad física amatoria. Recíprocamente una nutrición desvitalizada y otros factores del medio ambiente destructores de la salud característicos de la vida moderna es responsable de ser una amenaza contra el buen acondicionamiento físico, la fertilidad y la fuerza natural sexual en su máxima expresión.

La nutrición no constituye por sí sola una panacea o un sanalotodo; además, ella no trata de competir con la práctica médica. El esfuerzo personal, independiente, para mejorar la condición salutífera por medio de una nutrición mejorada no significa una automedicación. Pero, con solo dejar de lado condiciones de vida poco adecuadas y efectivas, dietas deficientes, se avanza resuelta e inteligentemente por el camino directo a la salud.

El conocimiento de la salud en su más amplio sentido y su más amplia manifestación no es útil si no se lo pone en práctica; esta requiere un sinnúmero de esfuerzos personales incluyendo comprensión, determinación y voluntad para cambiar los hábitos de vida. Nuevos hábitos de alimentación, de promoción salutífera y medios de vida se hacen necesarios adoptar de manera estricta para arribar al objetivo nutricio propuesto. A menudo cuando esto ocurra no habrá inmediatamente señales evidentes de mejoramiento o resultados definitivos y ello será debido a las dietas inapropiadas responsables del deterioro de la vitalidad, virilidad y de la salud en general. Por lo tanto, aun cambiando el sistema de vida y de alimentación, es necesario esperar un tiempo prudencial, dependiendo de las condiciones individuales hasta que estas puedan ser restablecidas normalmente y gozadas en toda su plenitud.

Temores de raíces profundas y complejos o sentimientos de inferioridad basados en experiencias desagradables, conceptos o interpretaciones erróneas e inhibiciones pueden tener un efecto devastador sobre la vida sexual. Estos problemas de carácter psicológico pueden ser resueltos con una terapia pertinente.

Por otra parte, a sido demostrado de que una nutrición adecuada puede fortalecer y reconstituir la salud física en una base sólida y, por extensión, la salud mental y emocional. Una nutrición optima reactivará la función glandular con un efecto revitalizante y rejuvenecedor que se difundirá sobre la personalidad individual, sus sentimientos y deseos, desarrollando la voluntad, la habilidad y la fuerza para lograr con éxito soluciones a sus problemas.

Es difícil imaginar una base más firme y completa que la salud física y emocional para el logro de una sexualidad feliz y de un matrimonio laudable.

 

Diana Pardo Mendoza

Américo Gonzales Dongo

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda