Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Lenguaje Poético

Enviado por angel.cocho



 

Indice
1. Poesía
2. La Naturaleza De La Poesía
3. Tradición Poética

5. Lenguaje
6. Las Figuras Literarias
7. Bibliografía

1. Poesía

Es la forma del discurso literario o artístico que se rige por una singular disposición rítmica y por la relación rítmica y por la relación de equivalencia entre sonidos e imágenes. La poesía o discurso poético (que a menudo se usa como sinónimo de verso para oponerla a la prosa) une a veces la organización métrica a la disposición rítmica y, en esos casos, puede tener una estructura estròfica.

2. La Naturaleza De La Poesía

La poesía puede considerarse como una de las artes más antiguas y difundidas. Originalmente unida a la música en la canción, se fue independizando y el ritmo propiamente musical fue sustituido por el ritmo lingüístico. Este fenómeno ha motivado ciertas definiciones de poesía en las que se otorga papel relevante a la métrica y deja de lado prácticas poéticas, como la basada en versículos (de la Biblia y Pablo Neruda, entre otros) o el verso libre, en las que importa más lo rítmico que lo estrictamente métrico.
Desde un punto de vista métrico, la poesía traslada al lenguaje una experiencia humana emocional y sensualmente significativa. El metro puede basarse en la intensidad de las sílabas (fuertes o débiles) o en su acentuación. Si una sílaba es fuerte o débil, acentuada o inacentuada, depende de una cuestión de longitud —más larga o más corta—, como en el verso árabe o en el verso clásico griego y latino. En el verso griego, por otra parte, tanto el tono como la longitud silábica cumplen un papel en la determinación del acento. También depende de la intensidad más fuerte o más suave, como en el verso latino medieval y, en general, en el verso germánico. No todas las lenguas, sin embargo, tienen diferencias tan señaladas en el énfasis silábico; tampoco todos los poetas eligen explorar estas diferencias para crear modelos rítmicos. En muchas lenguas, el ritmo poético depende menos de las diferencias entre las sílabas que de la longitud del verso. Ésta se deriva del número total de sílabas en un verso (verso silábico), como en la poesía francesa, italiana, china, japonesa y galesa; o del número de sílabas acentuadas en un verso (verso acentual), como en la antigua poesía inglesa aliterativa; o por la combinación de número y acento. En español, los versos pueden ser métricos, cuando poseen el mismo número de sílabas; amétricos, si no mantienen esa igualdad silábica. Éstos también se llaman asilábicos o irregulares y pueden ser acentúales, cuando repiten en número variable el mismo tipo de cláusulas rítmicas; libres, cuando no se rigen por medida silábica ni por igualdad de cláusulas rítmicas. También los hay fluctuantes, cuando se someten a ciertos límites silábicos o rítmicos.

Formas Poéticas
La incorporación de nuevas formas de construir poesía, como el poema en prosa o la prosa poética, del mismo modo que la fusión entre lo narrativo, lo lírico y hasta ciertos rasgos de teatralidad en la poesía tradicional (la poesía pastoril, por ejemplo), hace cada vez menos convincente la teoría que reduce lo poético a la disposición en versos que, a veces, se combinan en estrofas. El ritmo acentual acaba siendo el rasgo determinante y, por tanto, ni siquiera el aspecto estrictamente métrico (la cantidad de sílabas) resulta distintivo. A través de las sucesivas etapas de la poesía española, ha coexistido la versificación amétrica y la regular. La estructura rítmica del Cantar de mío Cid, con su fluctuación en hemistiquios de seis, siete y ocho sílabas, es la que perdura en la prosa castellana. Si, por otra parte, en un poema importan, junto con la regularidad acentual, las distintas pausas que hacen a la respiración del texto, debe tenerse en cuenta que la conversación también se sostiene en una base rítmica y que ésta, elaborada artísticamente, conduce al poema. El ritmo del habla, en otras palabras, sustenta el ritmo de la construcción poética

Tipos De Poesía
La condensación, una marcada tendencia al uso de imágenes y un fuerte componente emotivo y sensual son características de la amplia variedad de poemas llamados líricos. Resultan más fácilmente definibles las otras grandes divisiones de la poesía: narrativa (poemas épicos, baladas, romances, cuentos y fábulas en verso) y dramática (la poesía como discurso directo en circunstancias específicas.) La poesía lírica, sin embargo, abarca desde himnos, nanas, cantos de taberna y canciones populares hasta la enorme variedad de poemas y canciones de amor; desde las punzantes sátiras políticas hasta la más o menos oscura poesía filosófica; desde las epístolas en verso a las odas; desde los epigramas y sonetos a las elegías.
Existe una clara distinción entre la poesía como arte puro y la llamada poesía didáctica, cuyo extremo lo constituyen ciertos recursos mnemotécnicos ("treinta días trae noviembre, con abril, junio y septiembre") o los intentos de hacer el aprendizaje más entretenido. En la tradición clásica se hablaba del prodesse et delectare ('instruir deleitando') y ese fue el ideal dominante durante varios siglos. El siglo XIX y sobre todo el XX inauguran la búsqueda de una literatura que, sin abandonar las preocupaciones morales, se base más en la respuesta individual y, con ella, en el papel cada vez más relevante del lector, que habrá de tener una actitud participativa, capaz de leer entrelíneas y de extraer sus propias conclusiones. Cuando el interés de la comunicación se centra en el conocimiento por sí mismo o en la instrucción práctica, el término poesía resulta inapropiado. En sus Geórgicas, Virgilio intenta en realidad instruir a sus lectores en el arte de la agricultura. En obras de este tipo, se impone la necesidad de una expresión clara de un ordenamiento lógico y de una presentación completa por encima de la proyección poética de la experiencia humana.
Entre los poetas líricos, los japoneses han aportado un ejemplo insuperado de concisión y brevedad. Las dos formas favoritas son el tanka, con una tradición ininterrumpida de unos 13 siglos, y el haiku, cuyo origen se remonta al siglo XVI y ha tenido una notable influencia en los poetas occidentales a principios del siglo XX. Ambas formas renuncian a la rima y se basan en el cómputo silábico: el tanka abarca 5 versos, dos pentasílabos (primero y tercero) y tres heptasílabos (segundo, cuarto y quinto). El haiku tiene sólo tres versos de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente (17 sílabas en total).
El haiku, que se ha definido como una especie de satori o iluminación, podría considerarse el emblema de la poesía por su capacidad de condensar sensaciones, imágenes y, más aún, esbozos de una imagen. Vinculado con la filosofía zen, importa captar un momento mínimo que suele pasar inadvertido a la mirada habitual. No es la subjetividad poética lo que importa sino ese hallazgo que habla de una comunicación con el universo. El haiku se difunde en la literatura occidental desde principios del siglo XX: primero en Francia, donde Paul Louis Chochoud publica en 1905 un libro de poemas y en 1906 un ensayo titulado Los epigramas líricos de Japón; en Inglaterra, entre 1908 y 1912, se reunieron varios poetas interesados en el haiku, entre ellos Hilda Doolittle y Ezra Pound, quien llegó a decir que "es mejor presentar una sola imagen en toda la vida que producir obras voluminosas".
En España y América, el haiku no resultó una forma extraña, sobre todo por su proximidad con el epigrama, la adivinanza y la seguidilla, que alterna versos de siete y cinco sílabas. El primer poeta que escribe haikus es el mexicano José Juan Tablada, quien visitó Japón en 1900. Lo más común entre los poetas de lengua española es recuperar la brevedad del haiku ("poesía miniatura", dice Tablada) sin que se cumpla necesariamente el canon de las 17 sílabas. Sin embargo, a través de la sucesión 5-8-4, la fórmula ideal se realiza en este poema de Tablada:
"Tierno saúz / Casi oro, casi ámbar, / Casi luz...", donde la densidad reside en la gradación lumínica (oro-ámbar-luz), captada como impresión gracias al adverbio casi, y en la unión de esos matices de color (sensación visual) con el atributo tierno (¿sensación táctil, gustativa, alusión a su delicadeza y fragilidad?). La imagen del saúz (sauz o sauce) se esboza mediante una sinestesia, es decir, la aproximación de dos dominios sensoriales.
Además de Tablada, otros poetas modernistas se acercaron al haiku y a la poesía japonesa: por ejemplo, el español Manuel Machado. Entre los poetas posteriores, destacan el ecuatoriano Carrera Andrade, los mexicanos Carlos Pellicer, Xavier Villaurrutia, José Gorostiza, Octavio Paz y Alfredo Boni de la Vega (1914-1965), compilador de la primera antología del 'haikai hispano', en 1951. Este último es autor, además, de un haiku fiel al modelo que tiene mucho de adivinanza: "Flor de tristeza que se abre cuando el llanto del cielo empieza". Solución: el paraguas.

3. Tradición Poética

El caso de la influencia de la poesía japonesa en la literatura occidental permite plantearse el vínculo de la poesía con la tradición. Todas las vanguardias del siglo XX, aunque buscan en la experimentación nuevas formas de concebir y practicar la poesía, no pueden desligarse de lo que han sido los grandes testimonios poéticos de distintos periodos históricos. La ruptura con lo anterior supone también continuidad porque, en definitiva, en la base de la nueva creación está la relectura de los viejos poetas. Como dice Michel Foucault, "lo nuevo no está en lo que se dice, sino en el acontecimiento de su retorno". Lamentablemente, muchos poemas se han perdido en el transcurso de los siglos, porque existían sólo como parte de la tradición oral o bien porque muchos manuscritos desaparecieron por su deterioro paulatino o fueron destruidos. Parte de la destrucción se produjo por causas naturales; en ocasiones, por el saqueo de bibliotecas y centros de enseñanza; algunos, como en el caso de la magnífica poeta griega safo, por culpa de la intolerancia. Durante la era cristiana, los escritos de Safo acabaron en la hoguera y sólo se salvaron 700 versos: unos porque estaban incluidos en antologías libres de condena; otros en citas hechas por escritores cuyas obras sobrevivieron; otros, por fin, porque ciertos embalsamadores egipcios llegaron a envolver a las momias con tiras de papiros donde había escritos versos suyos. De algunos escritores griegos sólo sobreviven sus nombres. La invención de la imprenta en el siglo XV favoreció en gran medida las oportunidades de supervivencia del libro. Los avances tecnológicos del siglo XX en tareas de almacenamiento y recuperación hacen teóricamente posible preservar cualquier poema. Frente a lo que se ha conservado de los últimos cinco mil años, las futuras generaciones de lectores tendrán acceso a una enorme cantidad de versos del pasado.

4. El Origen De La Poesía

Sin embargo, está a nuestro alcance la cantidad suficiente de poesías de otros tiempos como para deducir de ellas algunos aspectos perdurables de la expresión poética, más allá de las épocas o las culturas.
En inscripciones jeroglíficas egipcias del 2600 A.C. se han encontrado tipos de poesía que hoy siguen resultando familiares: se trata, evidentemente, de canciones, aunque sólo se ha conservado la letra y no la música, que abarcan géneros diversos como lamentos, odas, elegías, himnos. Muchas de ellas tienen significación religiosa, rasgo que, además de acercarlas a la poesía de otros pueblos antiguos como sumerios, hititas, asirio-babilónicos, judíos, permite enunciar la hipótesis de que los orígenes de la poesía se encuentran en la expresión comunitaria, probablemente asociada con la danza, del espíritu religioso. En consecuencia, el ritmo de la danza puede marcarse no sólo con pasos, palmas o gritos rítmicos, sino también con palabras cantadas. La canción, pues, funda la poesía y la música instrumental. Cantos de labor (también encontrados en inscripciones funerarias egipcias del tercer milenio a.C.), nanas, canciones de juegos y otras formas acompañantes de actividades rítmicas debieron desarrollarse al mismo tiempo que las canciones religiosas. El aspecto ritual de la poesía es aún evidente en las canciones de muchas culturas, entre los chamanes y en fórmulas de encantamiento, ensalmos y conjuros, como el que se dice en Galicia mientras se quema el orujo para hacer la queimada.
También la poesía narrativa remonta sus orígenes a la práctica religiosa. En diferentes momentos de su evolución, las canciones épicas cuentan los mitos de la creación y de los dioses; la vida de los semidioses; y, finalmente, la vida de los héroes históricos. Así ocurre con la epopeya babilónica del Gilgamesh, con la Iliada y la Odisea de Homero, con el Ramayana y el Mahabharata indios, la epopeya medieval francesa Chanson de Roland, la anglosajona Beowulf, la castellana del Cantar de mío Cid. La poesía de índole dramática también está vinculada a lo religioso, como ocurre en los antiguos festivales griegos y en la liturgia cristiana.
Cuando la tradición del poema cantado cede el paso a la tradición escrita, es decir, cuando las palabras se seleccionan y combinan independientemente de las necesidades melódicas, se impone el aspecto visual de la poesía. Así surgen experiencias como los caligramas (véase Apollinaire) que, de todos modos, ya aparecían en algunos poetas griegos antiguos y en la poesía de los siglos XVII y XVIII español; la poesía concreta; la poesía fonética que, a pesar de su fundamento en las onomatopeyas y en la armonía imitativa, sigue siendo un fenómeno de escritura. Destacan en estas experiencias el brasileño Haroldo de Campos, el mexicano Octavio Paz, los españoles Juan Hidalgo y Joan Brossa, por citar sólo algunos ejemplos.

5. Lenguaje

Lenguaje es el medio de comunicación entre los seres humanos a través de dignos orales y escritos que poseen un significado. En un sentido más amplio, es cualquier procedimiento que sirve para comunicarse. Algunas escuelas lingüísticas entienden el lenguaje como la capacidad humana que conforma al pensamiento o la cognición.

Lenguaje Poético
Al conjunto de contenido sensorial, afectivo y conceptuales de una obra literaria que funcionan como captadores de la dimensión del mismo se le conoce como lenguaje poético.

Lenguaje Literario
Tiene como objetivo la creación de la belleza, tanto prosa como en verso. Es el lenguaje de la literatura. Supone una cuidadosa selección del vocabulario y su ordenamiento en la oración.
El lenguaje literario en esencialmente escrito, en un lenguaje más trabajado, más cuidadoso.
La finalidad de este lenguaje es comunicar las ideas en forma original, correcta, elegante, pero sin rebuscamiento ni afectación. En el lenguaje literario aparecen palabras, giros y ubicación de vocablos poco comunes en la conversación cotidiana.

Terminos Utilizados Dentro Del Lenguaje Poetico
Afectivo: Palabra derivada de afecto. Lo afectivo se relaciona con los sentimientos, emociones.
Sensorial: Palabra derivada de sentir y esta de sentiré que en latín significa percibir por los sentidos.
Conceptual: Palabra derivada de concepto. Lo conceptual se relaciona con las ideas, opiniones, conceptos expresados a través de la obra.
A través de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) el hombre conoce, aprende, el mundo que lo rodea. Esa captación de los objetos, le permite ir formándose imágenes que se van acumulando en el cerebro y que luego, se evocan, se recuerdan, se traen al presente mediante la memoria.
Cuando el ser humano desea comunicar, transmitir esas imágenes que, por medio de la lectura, podemos evocar, constituyen los contenidas sensoriales de una obra.
Esas imágenes según el sentido al que impresionan, tienen diferentes nombres:

Imágenes:
Auditivas o Acústicas: indican sonidos
Olfativas: sugieren olores.
Táctiles: impresionan al tacto.
Gustativas: se refieren al gusto.
Cinéticas: indican movimiento.
Cromáticas: indican color.

Visuales:
De formas.
De tamaño.
Contenidos Afectivos
Los contenidos afectivos están sujetos a dos tipo de funciones del lenguaje:
Función denotativa: Designa directamente al referirse, es decir, si tiene un solo significado.
Función connotativa: Si por el contrario, la palabra empleada sugiere otros significados.

Sinestescia
Estas imágenes son el resultado de la mezcla de imágenes sensoriales que es entrecruzan o cuando lo afectivo se asocia con lo sensorial, se produce una imagen de tipo afectivo llamada sinestesia.
Ejemplo de sitentesia: Los niños dicen mentiras blancas, los malvados las dicen negras.

Cuando el lenguaje se utiliza con valor connotativo, es decir, con lo que tradicionalmente se ha llamado sentido figurado, se produce lo más variados tipos de figuras literarias (Símil, Metáforas, Humanizaciones, Sinestesia...).
A través de los contenidos sensoriales se llega a los contenidos afectivos que me manifiestan no solo por las figuras literarias, sino también por el uso de diminutivos o de aumentativos y por la utilización adecuada de los adjetivos.

Las Formas Expresivas De La Obra Literaria
La narración: la forma expresiva que utiliza el narrador para contar la historia recibe el nombre de narración. La narración puede manifestarse en prosa o en verso. La narración esta escrita en verso y en ella predomina la forma expresiva como se presenta lo que se esta contando, depende de como se haga, la narración se identifica al narrador.
La narración es la forma expresiva predominante de los cuentos, en las novelas, en las historias, en las anécdotas, en las fábulas. Tiene carácter dinámico porque se cuentan las acciones, los hechos que viven los personajes. La narración puede manifestarse tanto en prosa como en verso.

Formas Descriptivas
Esta forma es utilizada en el lenguaje poético para sugerir, connotar al lector una serie de imágenes sensoriales y afectivas, es por ello que lo adjetivos o partículas que derrotan cualidades que pueden presentarse de 2 formas:
Adjetivos Pertinentes: cuando denota una cualidad apropiada al sustantivo modificado
Adjetivo No Pertinente: cuando denota una cualidad que no es propia del sustantivo.

La Comparacion Como Recurso Literario
Cuando se compran dos o más cosas es porque hay un sexo de semejanza que las vincula. Sintácticamente ese verso se manifiesta en expresiones como "se parecía", "asemejaba", "era como", "cual", y otras.

Forma Dialogada
En un relato, el narrador puede intercalar descripciones o narraciones independientemente del dialogo que sostienen los personajes.
En una obra teatral, son los personajes los que pueden contar o describir, nunca lo hace directamente del dramaturgo hacia el publico.

Forma Expositiva
La forma expresiva conocida con el nombre de exposición se utiliza preferentemente en los ensayos, pero en algunas novelas en las que el autor es narrador omnisciente, este intercala sus opciones sobre lo que estan haciendo los personajes o acerca de lo que hablan.
Cuando el lector puede deslindar sus dificultades la opinión de los personajes de la opinión del narrador, se dice que en esa novela estan incluidas algunas exposiciones.

Forma Epistolar
El genero epistolar es el que esta formado por cartas que tienen valores literarios o políticos, o que, por haber sido escritas por grandes autores, tienen el valor de un testimonio.

6. Las Figuras Literarias

Para construir figuras literarias cuyo propósito es embellecer el lenguaje, el poeta o escritor usa un lenguaje connotativo: irreal, figurado, lleno de ilusionismo, de fantasía, subjetivo.
Pero también puede usar un lenguaje denotativo, el cual es real, nombra las cosas como son, objetivo, congruente del lirismo.
Igualmente recurre a un conjunto de elementos en que de una u otra manera, mezcla estos dos lenguajes y así, construye las figuras literarias. Ellas son:
Epiteto: es un objetivo con carácter connotativo y finalidad estética sin que afecte en nada nuevo al sustantivo al que hace referencia.
Ejemplo: por ti la verde hierba
El azul cielo
La perfumada rosa
Y la dulce primavera deseada
Pleanasmo: consiste en añadir palabras innecesarias con valor enfático o vigorizaste.
Ejemplo:
lo vi con mi propio ojos
subí para arriba
Anafora: consiste en la repetición de una o más palabras al comienzo de varios versos, frases u oraciones para conseguir mayor armonía.
Ejemplo:
"En cada rocío del amanecer
En cada sonrisa de un niño
En cada persona que sufre
Ahí esta Dios"
Epifora: es la repetición de una o varias palabras al final de la frase, verso
Ejemplo: Siempre te hizo promesas
Existen sus promesas
Su amor fue promesa
Lo perdiste con una promesa
Reduplicacion: se produce por la repetición de una palabra o grupo sintáctico.
Ejemplo: La luna sale en la noche
Vestida de luz brillante
El niño la risa, risa
Huye, luna, luna, luna
Que el niño te busca errante
Polisindeton: repetición de confesiones innecesarias que solo se emplean para infundir tono solemne y lento a la expresión
Ejemplo: y sufre tanto cada noche, y
Ofrece tantas sutiles tentaciones
Y son tan duras sus lagrimas
Y tan bárbaras y sentimentales
Paradoja: Es la asociación de dos o más ideas en apariencia incoherente o discordante.
Ejemplo: El alegre entierro, paso por la dulce funeraria
Festividad.
Hipérbole: Consiste en exagerar al máximo, la realidad de lo Que se dice.
Ejemplo:
"Llovió todo el día"
"Tenia los ojos como unos puños"
"Llovió más de mil veces"
Conduplicación: Se forma mediante la duplicación de términos. La palabra con que finaliza una frase inicia la siguiente
Ejemplo:
Cuando vuelvas, vuelve llenade regalos, regalos para todos,todos te esperamos, esperamos
Impacientes.
Polípote: Es la repetición de un sustantivo o adjetivo con distinto morfema (género o número) o de un verbo en diferentes modos y tiempos.
Ejemplo:
He dudado y creo que dudaré por tu confuso proceder.
Polisemia: Es el uso de palabras con dos o más significados.
Ejemplo:
Ese es el banco principal de la región.
Se sentó en el banco de la playa.
Los pescadores vieron un banco de carites en el río.
Asindeton: Consiste en la omisión de conjunciones, para dar mayor vigor y dinamismo a la expresión. Ejemplo:
Rendí, rompí, derribé, rajé, deshice, prendí, desafié, desmentí
Reticencia: Consiste en dejar incompleta una expresión dando a entender lo que se calla. (Culminando con puntos suspensivos).
Ejemplo:
Donde manda capitán...
De músico, poeta y loco...
Loro viejo...
Metáfora: Es la comparación en la que se omite el vínculo de unión entre los términos reales o imaginarios.
Ejemplo:
Su cabellera es una cascada de oro.
Tiene dientes de perla.
Metáfora Impura: Es aquella en la que están expreso los dos términos entre los cuales se ha establecido la relación de semejanza: A es B.
A: Es la imagen sugerente o término real.
B: Es la imagen sugerida o término irreal.
Ejemplo:
Su Pelo Es Azabache En La Noche Oscura
Termino Real Término Imaginario
Metáfora Pura: Es de mayor sutileza y encanto poético. Aquí sólo aparece el término imaginario, mientras que el término real
ha desaparecido.
Ejemplo:
Las Esmeraldas De Su Cara Me Miran Fijamente
Sus ojos verdes.
Sinécdoque: Es una figura literaria que se forma mediante la relación entre un elemento y otro, pero que mediante el lenguaje connotativo representa el significado de otro.
Ejemplo:
Había más de cien cabezas en ese hato.
100 reses
Le regalaron un óleo anoche, en el homenaje.
Un cuadro
Las herramientas del lenguaje poético.
El lenguaje poético fue enriquecido con distintas técnicas que dan paso a un novedoso estilo poético.
Uno de ellos es el muy conocido Hipérbaton empleado siempre, siguiendo formas latinas.
Estás técnicas funcionan como instrumentos que le otorgaran belleza y perfección a la poesía, originando un lenguaje culto y creador.
El simbolismo del lenguaje es uno de los medios que tiene el poeta para decir lo inefable y es el instrumento principal es la metáfora.
Aristóteles en su poética, definía la metáfora: "La aplicación de un nombre extraño, por transferencia de genero a la especie y agrega "Una buena metáfora implica la percepción intentiva de la semejanza de los desemejantes".
Otra definición otorgada: "Mc Leish" una metáfora es una metáfora es una comparación tácita. La metáfora múltiple consiste en relacionar entre si varios desemejantes que tienen, como quien dice, un común termino de comparación.
Es la deshumanización del arte. El símbolo, como dice Mc Leish, es "un foco de relación". "La metáfora es el supremo agente por el cual lo distante y desconectado puede juntarse en poesía.Los símbolos de la poesía son utilizados para inventar, crear sin limitación con toda la libertad sin caer en la lógica discensiva, sino en el buen gusto.

El ritmo.
Elementos tradicionales del verso son: La medida, la rima y el ritmo.
En castellano la medida de los versos es seguida por la ley del acento final y de la sinalefa y el hiato.
La innovación abre paso entonces, con el poeta Ruben Dario, quien escribió magníficos hexámetros.
Existe una ambigüedad al momento de la utilización de los versos en la poesía, puestos que algunos poetas concuerdan que realmente no es necesario para sentir el ritmo de los versos. Aunque indudablemente que está le otorga una belleza musical, armónica y creadora a la poesia.
Pero el ritmo sí es de esencia inexorablemente necesaria para la existencia del verso.

El modernismo.
El modernismo no es una escuela sino un movimiento, una tendencia, tiene sólo los dogmas de la originalidad, la libertad, la artesanía. El modernismo exige que la poesía no sea un suspiro analfabeta, sino una joya exquisitamente labrada. Y el arte es labor consciente: pero la norma moderna no es conceptual, sino preconceptual, imaginativa.
El modernismo en vez de utilizar la comparación emplea la metáfora, que es una imagen iluminativa inmediata.
El modernismo y la poesía moderna no nacieron por generación espontánea. Ruben Dario es el producto de un proceso de afinamiento, que comenzó con Jorge Manrrique en la España del siglo XV, siguió con Góngora y Quevedo en el XVII.

7. Bibliografía

BOUSOÑO, Carlos. Teoría de la expresión poética. Madrid, Edit. Gredos, 1986. Pag. 126-145
COHEN, Jean. Estructura del lenguaje poético. Madrid, Edit. Gredos, 1970. Pag. 15-59
DE ROA RODRIGUEZ.Conchita. Castellano Tercer año ciclo básico. Venezuela, Edit. Distribuidora escolar,s.a., 1987.Pag 83-140
LAPESA-MELGAR, Rafael. Introducción a los estudios literarios. Salamanca, Edit. Anaya, 1978. Pag. 21.35

 

 

 

 

Autor:


Angel Cocho


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda