Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Depresión psicosocial (página 2)




Partes: 1, 2

Es evidente que una gran cantidad de parejas, logran sortear sus diferencias y viven de una manera armoniosa y realista su relación, la hacen funcionar, se permiten la flexibilidad y además, logran aceptarse a sí mismos y a sus parejas, tal cual son. La relación de pareja es exigente; pero es hermosa y necesaria.

(21) depresión psicosocial por enfermedad: este tipo de depresión se puede relacionar con la enfermedad, de las siguientes maneras. (1) las exigencias emocionales y adaptativas, en el caso de los diagnósticos y los síntomas adicionales. (2) en algunos casos, los síntomas depresivos; son producidos, no por la enfermedad como tal; sino por, los tratamientos empleados para tratarla. (3) el miedo y temor al dolor, o a los daños que se desprenden del tratamiento de la enfermedad; a esto, se le llama depresión iatrogénica. (4) los medicamentos que pueden producir síntomas depresivos.(5) los costos adicionales que demanda el tratamiento.

Las enfermedades son estados de alta exigencia psicosocial; para las cuales hemos de estar dispuestos; sabiendo que todos somos, o podemos ser afectados por las mismas sin excepción.

(22) depresión psicosocial por amputación: las personas que se han sometido a una amputación, no siempre reaccionan de forma favorable, y es absolutamente entendible, hay que asegurarles; que no son las únicas, que hay otras personas que pasaron por una experiencia similar.

Es posible que sienta dolor físico en el proceso de curación, además, pueden sentir (miedo, ansiedad, soledad, incertidumbre, tristeza y abandonos de orden existencial). Lidiar con una amputación no es fácil, hay componentes como la madures, la edad y la ocupación; que son definitivos en estos procesos, tenemos que mostrarles; que de cualquier forma había que salvarles la vida, o evitar el compromiso de otra parte del cuerpo o no se tuvo elección.

Es fundamental que la persona pase por un proceso de adaptación, para algunas personas es más fácil y corto el proceso; a otras personas, les lleva un poco más de tiempo.

Al perder una parte de la integridad física; se pasa por (tres) tipos de tristeza, "la anticipatoria, la normal y la psicosocial" (1) la anticipatoria, llega antes de la pérdida y está asociada al diagnóstico. (2) la normal, está asociada al dolor y a la racionalización de la dolencia; vista como perdida. (3) la psicosocial, está relacionada con procesos de aceptación y adaptación, (en caso de un accidente) culpa y pugna con un real, o potencial culpable.

(23) depresión psicosocial por abandono: muchas personas en algún momento de la vida, sienten la fatiga que supone el abandono, sea por sus padres, su pareja o cualquier situación que suponga desamparo.

Cuando la persona se siente abandonada; interpreta la situación como una ruptura, una muestra de rechazo brusco y cruel, por consiguiente puede vivir momentos de dolor intenso, y supone un duelo con sus síntomas, como son: (falta de ilusiones, tristeza, llanto recurrente, melancolía, insomnio, inapetencia, pensamientos negativos y recurrentes e ideaciones de suicidio). La sensación de abandono en algunos casos, y en algunas personas, detona desordenes psicosociales de alto impacto.

En la depresión psicosocial por abandono, se reviven situaciones de la infancia; además, de estados emocionales no gratos, y de acusada exigencia. La depresión psicosocial por abandono, es altamente demandante. La depresión psicosocial por abandono; puede también, ocurrir por desesperanza y desamparo "aprendido". De niño se puede aprender que se es un inepto, además de un estorbo; del cual se deben librar, esto puede acompañar a la persona toda la vida, y aparecer; cuando el abandono real o potencial; se manifiesta. Los inconvenientes que acarrea la depresión psicosocial por abandono, se ven aumentados por factores psicosociales que no han sido enteramente definidos. En muchos aspectos la depresión psicosocial; se da por indefiniciones de orden pragmático.

(24) depresión psicosocial por existencialismo: la depresión existencial, ocurre cuando se enfrentan problemas relacionados con la existencia, tales como: (la vida, la muerte, la enfermedad o diagnostico, la reclusión, la libertad, las cuestiones trascendentales ligadas a la fe, las crisis de valores, la discapacidad, las perdidas, las dependencias toxicas, etc.) Una persona que sufre de depresión existencial cuestiona el significado de la vida y a menudo siente que ésta no tiene sentido, en consecuencia afloran sentimientos de desesperanza, aparece no necesariamente como respuesta a un hecho traumático, sino también, en las crisis de valores o neógenos. En los niños y niñas también, se puede dar; siendo esta, una preocupación por la muerte o el abandono principalmente. La depresión existencial, se deriva del existencialismo, siendo esta; un afán por hallarle explicación a una serie de acontecimientos en apariencia imprecisos o de carácter ambiguo.

También, puede darse; por un hecho inusual de gran repercusión existencial; convirtiéndose en algo tan importante; que puede transformar el curso de la vida del afectado o afectada. Resolver adecuadamente esta crisis le permite a quien la sufre, adquirir un sentido de autonomía-moral y personal, pasando a un estado de autoestima, que le permite decir: (me siento diferente), (pienso diferente), (veo las cosas de manera distinta), (soy responsable de lo que heincluido en mi vida), etc.

Generalmente este tipo de crisis aparecen cuando nos enfrentamos a preguntas que no tienen una respuesta precisa; sino múltiples explicaciones, ejemplos para esto pueden ser: ¿Cuál es el sentido de mi vida?, ¿Porqué nunca soy feliz?, ¿Para qué vivo?, ¿Qué hago yo en este mundo corrupto?, ¿Qué hago con mi vida; si ya todo está hecho?, ¿Existe vida después de la muerte y de ser así, adonde van los muertos?, ¿De qué sirve la vida si todos vamos a morir tarde o temprano?, ¿Dónde diablos esta Dios? ¿Porqué no morí en ese accidente; si murieron, todos?, ¿Porque nací con esta familia?, ¿Porqué todo me sale mal?, ¿Qué es estar vivo realmente?, ¿Merece la pena vivir una vida recta y de ser así, para qué?, ¿Porqué tuve estos hijos?, ¿Qué hice para merecer este hijo enfermo?, ¿Porque me tenía que pasar esto a mi?, ¿Qué hice con mi vida?, ¿Porque me convertí en esto?, ¿Por qué Dios me castiga? Estas preguntas hacen parte del ideario existencial de algunas personas, y se convierten en verdaderas cargas emocionales, delirantes; muy dolorosas, exigentes y en ocasiones, hacen que las personas opten por conductas destructivas y contraventoras que lesionan, la integridad propia, y muchas veces la ajena.

Muchas veces estos cuestionamientos; se agudizan, cuando se hace consciencia de que no tenemos posibilidad de llevar el tiempo atrás; empero, el pasado si se puede cambiar; es decir, el pasado cambia cuando cambiamos la percepción de ese pasado, hay que tener en cuenta que si pudiéramos devolvernos en el tiempo descubriríamos que las experiencias son totalmente diferentes de cómo la recordamos. Es bien sabido que existe en las personas una rara fascinación por lo trágico; y la explicación es bien simple, a todos nos gusta que nos tengan algo de consideración. En consulta clínica; sin ir muy lejos, la persona se siente confrontada con su discurso y racionaliza la experiencia objeto de atención, y termina reconociendo que hay un acento de exageración, aclaro; esto no se da; en todos los casos, hay casos de acusada transformación, que obligan a una reorganización vital.

También las crisis se detonan cuando nos enfrentamos a personas desleales, a conductas extremas de egoísmos, a malas intenciones, a personas corruptas y mal intencionadas, etc. Y esto es más común de lo que creemos, cuando hemos tenido una formación de alta sensibilidad social así mismo con honestidad, con principios bien definidos, además con proyectos reales y éticos, y nos vemos enfrentados a un mundo irresoluto y abyecto, nuestros principios chocan con ellos, y en muchos casos, nos colapsan. No solamente riñen con nuestros principios; sino que riñen con nuestros estilos de vida.Hay una enorme cantidad de personas; que sienten el peso abrumador de situaciones de bajo fondo; que claramente riñen con sus principios, y con su personalidad; sin llegar en muchos casos a saber, el porque de este malestar.

Tengamos en cuenta que las preguntas siendo estas: (filosóficas, trascendentales, religiosas, vitales, sexuales, ocupacionales, existenciales, etc.) obligan respuestas, muchas veces las personas fallan en las respuestas, y las respuestas, se vuelven cargas existenciales dolorosas, las respuestas que las personas se dan; en algunos casos; agudizan las crisis, es por eso; que, precisamos; de personas entrenadas para tal fin, recuerde, no bastan las buenas intenciones de terceros. Las consideraciones formales del (entrenamiento cognitivo y psicosocial) son fundamentales para la valoración objetiva; de la sobre exigencia, máxime; cuando algunas sobre exigencias; ocurren, solo una vez en la vida. La depresión psicosocial por existencialismo es un psico-toxico muy poderoso, poderosamente destructivo, y es más común de lo que se cree. No se detecta con facilidad; ya que corresponde, a un encuadre teórico humanista.

(25) depresión psicosocial por corrupción: el poderoso cerebro humano siempre busca el equilibrio; y en su interior subyace la conciencia; que es esa instancia que no admite engaños. Somos (biológicos, sociológicos y psicológicos) por la misma razón cognoscentes y esa condición; obliga al auto-examen. Gústenos o no nos guste; el inconsciente nos pasa factura siempre por los actos indecorosos y los excesos. Una vida alejada de la norma y la prudencia que dicta la recta razón; tiene sus consecuencias, y en muchos casos, son consecuencias desafortunadas, las cuales; nos llevan a experimentar la existencia, de manera catastrófica.

No solamente hay corrupción en el robo, en el abuso del poder, en el tráfico de influencias, en la mentira, en el engaño, en la estafa, en la difamación, en la humillación a subalternos y en todo acto que contraríe la norma, también, hay corrupción en el acto de destruir los honores, los valores y las virtudes de nuestros hermanos de especie, (la calumnia, la envidia, la injusticia, la lengua mordaz, etc.), pasan factura.

Se ha contemplado mal la vida cuando no se ha visto también la mano que de manera indulgente – mata. (Friedrich Nietzsche)

Existe un dato curioso y es muy antiguo; es el (arete) griego; que traduce "excelencia" y (política) que traduce "ciudadanía" (excelente ciudadano) en el cual se hayan, tres virtudes alojadas estas en el cerebro del homo sapiens; sapiens (esto y los rudimentos de la moral; definieron a la especie), y son: (justicia, fortaleza, templanza), luego se añadiría una cuarta; hallada está en la república de Platón y es la (prudencia), como quiera que sea, estas virtudes o cualidades; son las que nos dieron las maneras o formas de relación humanas que nos han caracterizado.

Si bien, por si solo; el cerebro humano tiende a la rectitud y al equilibrio; con mayor razón estas cualidades nos obligan al decoro; sea este de nuestro gusto, o no. Todo ser humano puede ser susceptible al ardid, pero; el poderoso cerebro humano; (NO). Las personas sabemos cuándo estamos haciendo daño, y cuando estamos obrando mal. Al cerebro no lo engañamos jamás. Muchas de las sobre exigencias que nos asaltan, son producto de nuestro comportamiento indecoroso y de nuestra deformidad moral cultivada.

Vivir bien; es sencillo, agradable, y lo más importante, es que todos; podemos acceder a esa vida mejor, sin mucho esfuerzo.

Si bien, la psicoterapia tiene como finalidad que la persona logre mayor autonomía, también, es tarea de la misma; "descubrirla", y mostrarle la atrofia en la voluntad para obrar decorosamente. El terapeuta; no puede ser un solidario neurótico, y si lo fuere, su aporte será limitado. La pregunta obligada en estos casos, es ¿Porque quiere cambiar?,una respuesta con contenido; nos permite ver, si es necesaria; una intervención psicología, psiquiátrica, legislativa o en su defecto, todas las anteriores.

La visión desde la terapéutica; nos permite descubrir que la depresión por corrupción, es un trastorno mental de orden moral. El cerebro humano es absolutamente complejo, no tenemos idea de lo que en el; se puede hallar. El cerebro siempre esta en automático, nada absolutamente nada se le escapa, y además, todas las emociones las reproduce cognoscitivamente.

Tratamiento farmacológico de la depresión psicosocial

Ante todo los medicamentes antidepresivos, son asignados con criterios médicos.

Los antidepresivos se ordenan, tomando como base las substancias químicas cerebrales sobre las cuales tienen efecto, y son los exámenes médicos los que permiten elaborar recetas; no a la automedicación. El uso de antidepresivos, puede causar efectos secundarios graves como: (1) debilidad. (2) vértigo. (3) dolores de cabeza. (4) temblores. (5) dependencia, etc.

La depresión psicosocial es curable

El (entrenamiento cognitivo y psicosocial) es uno de los tratamientos más importantes en este tipo de depresión. Las personas responden exitosamente a este tipo de tratamiento, lo primero que hacemos es desmontar la idea de que es "incurable" porque esto es lo que hace, que no se quiera enfrentar de forma decidida, y además, esta afirmación aumenta en la persona; la perdida de esperanza; como suele suceder en la depresión severa.

A las personas, se les debe proporcionar la información precisa sobre la efectividad del tratamiento, de tal manera que aclare dudas y fortalezca sus ideas sobre el (entrenamiento cognitivo y psicosocial) el cual empieza por definir aspectos culturales y psicosociales fundamentales de la vida cotidiana, además de revisar los sucesos vitales que la asisten y los pensamientos en ella involucrados.

Por supuesto que el tratamiento, no elimina las inevitables exigencias que plantea el hecho de ser dinámicos, además de las altas y bajas anímicas, no obstante, provee a la persona de elementos para enfrentar toda suerte de exigencias. El (entrenamiento cognitivo y psicosocial), es de gran ayuda para mejorar la habilidad de enfrentar desafíos; y así, la persona puede disfrutar más de la vida y enfrentar, sin mayor compromiso emocional; las sobre exigencias que le plantean los hechos vitales cotidianos.

El bienestar psicosocial

Para obtener beneficios del tratamiento, hay que comenzar reconociendo las carencias, y la necesidad de ayuda profesional. Este tipo de depresión, puede ser diagnosticada y tratada por médicos, pero muchas veces el médico, remite al paciente a un psiquíatra, a un psicólogo, a un terapeuta psicosocial; además, de otros profesionales entrenados en salud mental. En este tipo de tratamiento, es indispensable que la persona; este muy bien informada de los procesos, y conozca los pasos a seguir, e igualmente las opciones de tratamiento.

Cómo se hace

(1) confirme o identifique conjuntamente (terapeuta y cliente) los síntomas.

(2) definir el tipo de asesoría; conjuntamente (terapeuta y cliente)

(3) seleccione el procedimiento y el método de tratamiento (cliente), con el cual se sienta cómodo (es importante informar al cliente de los métodos de tratamiento)

(4) el cliente es activo en el tratamiento; por lo tanto, exige información precisa.

(5) si no se siente cómodo o satisfecho (cliente) hable con su terapeuta. Es posible un tratamiento diferente o adicional.

(6) no abandone el tratamiento, es normal sentir apatía y desazón; pero recuerde que todo toma un tiempo.

(7) la depresión psicosocial, hacen sentir cansancio, invalides, incapacidad y desesperanza e irritación (nos enfrenta con nosotros mismos) es por esta razón, que algunas personas se quieren rendir; sin dar batalla, (es tu vida).

(8) es importante reconocer que los sentimientos negativos, son parte de la depresión psicosocial, y que no son eternos, irán; disminuyendo con el tratamiento, y poco a poco; se dará el efecto deseado.

(9) todas las personas tenemos sobre exigencias de orden adaptativo, usted; no es la única, eso que la pasa no es lo peor del mundo; animo.

(10) redefinir conceptos, en este punto aparecen algunas resistencias; debido en parte a que algunos conceptos; han hecho o hacen parte de contenidos culturales; muchas veces en desuso, o están en desacuerdo; con los tiempos actuales.

(11) si experimenta (cliente), una nueva aparición de síntomas, (recuerde lo que sabe; sobre cómo combatir la depresión psicosocial) y no se prive de pedir ayuda nuevamente, entre más pronto; se trate la reaparición de síntomas, menos tiempo durarán sus efectos.

Junto con el tratamiento profesional; existen otras actividades en las cuales la persona, puede incursionar para ayudarse a mejorar. Algunas personas participan en grupos de apoyo, siendo esto de gran ayuda, puede ser de gran utilidad pasar algún tiempo con otras personas, y conocer sus penas y fatigas, también, es importante participar en actividades; que le hagan sentir mejor como: (leer, ver películas, dialogar, jugar, hacer ejercicios leves o yoga). Recuerde que toma un tiempo empezar a sentirse mejor, además, si es afín con los grupos de oración no se exima.

Ética y depresión psicosocial

Como en toda ocupación de carácter psicosocial, es menester ocuparnos con genuino interés en: (aliviar el dolor y el sufrimiento que se derivan de los estados de exigencias somáticas, psíquicas y sociales del ser humano). El tratamiento de la depresión psicosocial, supone una exigencia de orden mayor; debido en parte a que en ella se conjugan aspectos fundamentales de la historia vivida por las personas. El desarrollo de la sociedad actual, y sus nuevas patologías; así, lo sugiere y lo exige.

Conocer que afecta la salud del hombre, y lo más importante; saber cómo curarlo, es un reto de grandes proporciones, y mas hoy; que vivimos en una sociedad altamente competitiva, y velos, los cambios son sorprendentes, y mayormente exigentes; y esa puede ser una de las razones; que detonan las sobre exigencias de orden mental, conductual y psicosocial; en el mundo entero. Hoy hemos de ser, consecuentes con los tratamientos psicosociales. La ética y la moral, pautan la conducta profesional actual; de no ser así, el aporte psicosocial es limitado.

Tratamiento no farmacológico de la depresión psicosocial

Hay diversas formas de abordar la depresión psicosocial. Esta forma de depresión es multifactorial y existen; más de un método para su tratamiento.

(13) - - Terapéutica:

Para llevar a cabo felizmente un trabajo psicosocial coherente, con los temas abordados en el presente ensayo, hemos de hacer uso de recursos eclécticos; entendiendo por ecléctico, conjuntar diferentes clínicas; respetando en todo momento, las diferencias medulares que existen en las mismas.

El desarrollo del trabajo terapéutico, involucra un profesional entrenado, y que además, sea conocedor de los modelos a continuación propuestos.

(1) psicoanálisis o psicología del conflicto:

El psicoanálisis; es la práctica terapéutica de mayor usanza. A partir del psicoanálisis, se han desarrollado diversas escuelas de psicología profunda o de orientación dinámica y analítica. Asimismo, la teoría ha influenciado a muchas otras escuelas, psicológicas y de terapéuticas; no necesariamente psicoanalíticas. De hecho la psicoterapia, deriva su nombre del psicoanálisis.

Sea cual fuere la tendencia terapéutica hoy; no ha de desconocerse la necesidad de abordar cronológicamente el conflicto intra-psíquicos y su relación con la existencia del inconsciente, esto solo es posible; si ponemos a trabajar en interacción coherente (tiempo lógico con tiempo cronológico), habilitando el diálogo entre pasado y presente, generando nuevas posiciones que muestren un porvenir seguro y además, de fácil acceso; donde el malestar humano tenga menos cabida como sufrimiento o como padecimiento existencial y mas como realización personal y desarrollo armónico trascendental. En mi modesta forma de interpretar la psicoterapia; pienso que este debería ser el destino de todo psicoanálisis (bien siendo este breve o tradicional) y de toda intervención terapéutica; o de toda terapéutica, además; de lograr la realización individual y la mayor autonomía del cliente

(2) psicología conductista:

Es la corriente de la psicología que recurre al análisis conductual de las actividades psicológicas, fundado en el principio de economía explicita y rechaza todo recurso a variables intermedias entre la entrada o estímulo y la salida o respuesta (estimulo-respuesta-consecuencia)

Básicamente la terapia de conducta comienza mediante un proceso de diagnóstico denominado análisis funcional o conductual. Consiste en (traducir) el problema en categorías conductuales operativas, conductas manifiestas y encubiertas, por lo general clasificadas como cogniciones, emociones y conductas y en determinar las variables que las mantienen, como son: (orgánicas, mediacionales, estimulares y contingencias de refuerzo). El anterior proceso determina de qué variables depende la conducta estudiada y guía el proceso de selección de las técnicas terapéuticas. En la mayoría de los casos el terapeuta comparte con su cliente o paciente los resultados del análisis y a partir del mismo se hace la intervención.

(3) psicología humanista:

Se denomina psicología humanista a una corriente dentro de la psicología, que nace como parte de un movimiento cultural más general surgido en (Estados Unidos) en la década de los sesenta del siglo (XX) y que involucra planteamientos en ámbitos como la política, las artes y el movimiento social denominado contracultura.

La concepción de los problemas psicológicos desde el humanismo, nos dice que: (1) existe un plano interno llamado realidad fenomenológica. (2) los problemas psicológicos se dan como sublevaciones en el plano fenomenológico. (3) los problemas a pesar de que se crean en un plano interno; no se crean en el plano inconsciente. (4) la dinámica del problema se da al nivel de incoherencias en la conciencia. (5) esas incoherencias impiden que el ser humano se dirija hacia su realización. (6) las incoherencias nacen de la auto-estima condicionada o pobre.

(4) psicología cognitiva:

Es el modelo que estudia los pensamientos. Surgió en los (60) a partir de diversos cambios sociales y científicos, entre ellos la concepción de la mente como un procesador de información, a raíz de la teoría de la comunicación y la informática. De hecho, una parte importante de la psicología cognitiva estudia el proceso mental mediante simulaciones informáticas e investigación centradas en la inteligencia artificial.

El terapeuta cognitivo desarrolla su trabajo recorriendo un camino que va desde la conceptualización a la intervención del caso concreto. La conceptualización supone iniciar el proceso diagnóstico, primero general, utilizando la historia clínica y el análisis funcional y posteriormente, de manera más individualizada, generando las primeras hipótesis sobre la estructura cognitiva que subyace a la presentación sintomática o al patrón conductual problemático.

(5) psicología de la Gestalt:

Gestaltes unapalabra alemana que quiere decir conjunto, configuración, totalidad o forma. Es una escuela de psicología que interpreta los fenómenos como unidades organizadas y estructuradas; más que como agregados de distintos datos sensoriales. La Gestalt, que ha hecho un substancial aporte al estudio de (el aprendizaje, la memoria, el pensamiento, la personalidad y las motivaciones humanas), surgió en (Alemania).

La terapia gestáltica también puede considerase una filosofía de vida en la cual, la persona asume los valores de (auto-respeto), (auto- responsabilidad) sobre todo en lo que siente, piensa y hace. La honestidad y el desarrollo con los pies bien firmes en la tierra es una de sus metas, como lo es también; la relación con los demás y con el entorno, esta relación ha de ser abierta y madura. La terapia gestáltica, más que una teoría de la psiquis, es un eficaz abordaje terapéutico y una filosofía de vida; donde priman la conciencia (awareness), y el (darse cuenta de), para tomar la propia responsabilidad de los procesos en curso, y la fe, en la sabiduría intrínseca del organismo (descubrir la persona total que somos) para auto-regularnos de forma adecuada; con las actitudes cambiantes y con el medio dinámico. Este modelo requiere del terapeuta un uso de sí, como instrumento (emocional, corporal, intelectual y formativo) que transmita una determinada actitud vital; en vez de practicar únicamente una técnica.

(6) psicología sistémica:

Es el modelo de la cultura organizacional, y considera a la psicología sistémica; como un subsistema de la organización; conformada por el medio ambiente interno del individuo.

La terapia sistémica se basa en un enfoque psicoterapéutico que; si bien tiene sus orígenes en la terapia familiar, ha venido precisando en el transcurso del último medio siglo en lo que hoy se prefiere denominar terapia o (psicoterapia sistémica), para puntualizar el hecho de que no es imprescindible que sea una familia el foco de atención, para que la mirada terapéutica sea sistémica. Es así, como los conceptos sistémicos, así como sus métodos y técnicas terapéuticas pueden igualmente aplicase a la pareja, a los equipos de trabajo, a los contextos escolares y también a las personas individuales. Lo que resulta decisivo es que el énfasis esta puesto en la dinámica de los procesos comunicacionales, en las interacciones entre los miembros del sistema, y entre los subsistemas que lo componen.

(7) psicología transpersonal:

La psicología transpersonal es un movimiento que tuvo origen a finales de los años (60), fue desarrollada por un grupo de psicólogos, quienes consideraron que era necesario, investigar y desarrollar una nueva rama de la psicología que estudiase el conjunto de experiencias y fenómenos exógenos; de la conciencia, (lo que ocurren fuera de la persona)

Una terapia transpersonal será aquella que nos ponga en contacto con nuestro centro esencial, (terapéutica quiere decir acompañante, y el término tras-personal significa lo que está más allá de la persona, desde esta perspectiva, la terapia es un viaje a lo profundo del ser; con todas las consecuencias que esto implica). La transcendencia en este caso es, viven-ciar las experiencias especulativas que existen dentro del cliente, y descubrir en ellas; los procesos sanadores explicativos, y las sobre exigencias que le asisten de acuerdo a las circunstancias de vida e historia individual del cliente.

(8) psicología de la psico-síntesis o psicología de la bio-psico-síntesis:

La psico-síntesis se realiza automáticamente, inevitablemente; todo ya es una unidad en diversidad de (síntesis), sin que debamos intervenir. En la conciencia, conceptualizamos y creamos las separaciones, además, del estancamiento cognitivo y conductual, pero; bastará para ver la realidad; conceptualizar y definir.

La psico-síntesis como su nombre lo indica; tiene como fin manifestar armoniosamente la unidad relacional de todos los aspectos de la personalidad humana (síntesis-bio-psico-social-espiritual), por esto; su nombre completo es (bio-psico-síntesis), esta técnica aprovecha los estudios, y las investigaciones ya realizadas; para resaltar los hechos acertados, los aspectos positivos de la persona y por otra parte descarta las exageraciones, superando así; las limitaciones que suponen las distintas exigencias. Tiene una concepción (pluri-dimensional de la personalidad humana), concepción no perfecta ni definitiva; pero si más extensa y cercana a la realidad multiforme; de la condición humana. La psico-síntesis tiene una concepción dinámica, y dramática del individuo en sociedad, la cual le permite entender la lucha de multiplicidad de fuerzas rebeldes y contrastantes que afanan las sobre exigencias en el mundo actual.

Deducciones

Con esta propuesta ecléctica, lo primero que se debe hacer para tratar a una persona; sobre exigida por la depresión psicosocial, es ubicar; en qué tipo de terapia debe estar con respecto a la vulnerabilidad que presenta. La fortaleza del procedimiento, reside en la capacidad de integrar lo que se puede integrar de las diferentes clínicas, viendo primero; las situaciones simples, para luego pasar a un contexto más grande, y más complejo; pautado este, por las exigencias que asisten a la persona sobre exigida. El valor agregado; en el tratamiento de la depresión psicosocial; con esta técnica, está en que tiene la capacidad de reducir; las situaciones de exigencias complejas, en mecanismos psicológicos de afrontamiento de uso simple.

El (entrenamiento cognitivo y psicosocial), logrado con la terapéutica que sugiere este ensayo de depresión psicosocial; habilita a la persona para:

(1) aprender a: desarrollar la capacidad de diferenciar, categorizar y reaccionar de manera adecuada a los estímulos ambientales, o a los sucesos vitales; fueren de la naturaleza que fueren. Las sobre exigencias exógenas son, formas o estímulos ambientales que debemos dimensionar de forma racional.

(2) aprender a: (completar la información dada por la sobre exigencia), y aprender a: (regir las propias conductas; de acuerdo a la edad). Es importante que la persona entienda que, muchas de las interpretaciones que se hacen, tienen un sesgo de carácter negativo; y es por eso que, la reacción; corresponde con la interpretación amañada del estímulo de acuerdo a la información, la cual es en muchas veces; un modo o vicio cultural en desuso. En el proceso de (entrenamiento cognitivo y psicosocial), la persona aprende a pensar diferente, aprende nuevas definiciones y aprende nuevas conductas, además, descubre de donde vienen las propias interpretaciones; las cuales muchas veces, corresponden con un deseo asistencialista, claro que esta actitud; es un componente muy común en la depresión psicosocial.

(3) aprende a: ampliar la capacidad para detectar; los estados emocionales disfuncionales que hacen presencia; en un momento de sobre exigencia siendo esta, endógena o exógena, y aprende a: anteponer una modificación cognitiva automática.

(4) aprende a: desarrollar la capacidad para delimitar los pensamientos no gratos, y mantener estados emocionales agradables y permanentes. El (entrenamiento cognitivo y psicosocial) nos permite detectar; pensamientos de corte pesimista y cambiarlos así mismo; por estados optimistas de relación con el entorno.

(5) aprender a: identificar y fijar la atención en el problema real, dimensionando su impacto de forma objetiva sin comprometerse emocionalmente. Es natural que los sucesos ocurran, esto es debido a que somos dinámicos no estáticos, y en consecuencia afectamos a otros y los otros a su vez, nos afectan. Dimensionar la exigencia de forma real; nos aproxima a una solución sin distorsión.

(6) aprende a: controlar de forma adecuada su comportamiento emocional y psicosocial, aprende que: el equilibrio es sinónimo de buena salud mental, además aprende a: no darle tanto poder a los demás, no se deja afectar; se sobre pone con facilidad.

(7) aprende a: diferenciar su propio yo; del yo de otro. La imitación en muchos casos, lleva a estados de nulidad y a estados de inutilidad, estados de los cuales; se carece en su totalidad.

(8) aprende a: descubrir que la inmensa mayoría de las personas que nos sobre exigen, padecen más; o sufren más.

(9) aprende a: racionalizar las exigencias de orden endógeno (enfermedades), y a entender que son procesos orgánicos que tienen distintas etiologías, para las cuales existe un tratamiento; y si no existiera el tratamiento, aprende a: aceptar que esto hace parte de su vida y dimensiona de forma real la sobre exigencia, sin arandelas ni moñitos y además, sin odios hacia los demás.

(10) aprende a: entender que los problemas son necesarios e inevitables, de no ser así; nos envenenaríamos de felicidad, (que oso envenenarse).

(11) aprende a: descubrir que la psico-inocencia cultivada, no le permite avanzar en la vida y lograr todo aquello, a lo que realmente tiene derecho.

(12) aprende a: hacerse responsable de todo lo que ha hecho con su vida, y deja de culpar a los demás, quienes quizás; solo han sido sus víctimas.

(13) aprende a: a aceptar y aceptarse, nadie, absolutamente nadie, puede vivir una vida sin consecuencias.

(14) aprende a: detectar sus fallas y las corrige; no como favor a otros, sino como compromiso vital personal.

(15) aprende a: descubrir la paz que hay en el decoro y la norma, aprende igualmente a pensar que los demás existen, y merecen, todo el respeto posible.

Ya para terminar

La depresión psicosocial es un estado de alta exigencia, además, es un tema muy común en estos tiempos; pero, por fortuna; existen formas de hacerle frente, esta es solo una más.

La depresión, la ansiedad, el estrés, el existencialismo, la corrupción, son algunos de los inconvenientes que enfrentamos; en el acelerado estilo de vida que vivimos en la actualidad, estos padecimientos, pueden empeorar las enfermedades crónicas, y sociales de las que ya padecemos. Muy pronto hemos de incluir las multitudes, como el principal motivo de desajuste emocional, y psicosocial en todo el mundo, esto no es una profecía, es una certeza.

A tal asociación prolongada en el tiempo; tal exigencia.

La depresión tiene algo extraño; hace incursionar a las personas en los lugares donde habitan los demonios, y en los cuales por su puesto; nadie quiere estar, y de los cuales muchas veces; se sacan fortalezas para enfrentar las exigencias.

Cuando una persona se suicida, no lo hace por elección lo hace por opción, si pudiera elegir, elegiría estar bien; con o sin problemas, además, elige; habitar con los demonios; en tanto su tiempo en la vida se agote.

Morir es para siempre; es para toda la vida.

Salud and provecho.

La depresión psicosocial y todos los demonios que en ella se incluyen, son una conmoción de ideas, del mismo modo, son asociaciones, indefiniciones, usanzas y vicios prolongados en el tiempo; que exigen un orden preciso o por lo menos, una nueva lectura.

Nuestra vida está hecha de todo aquello que en ella incluimos, de ahí, la importancia de revisar bien los contenidos, no tiene ningún sentido, llenar nuestras vidas de cargas innecesarias.La felicidad y la paz mental; existen, solo hay que hacerse digno de ellas. ¿Para qué sufres?...

Sinceramente.

(HERM)

Bibliografía

(1) Ruiz M Hugo E. Psicología humanista. Publicado en: (www.monografias.com) 2005 Bogotá Colombia.

(2) Ruiz M Hugo E. Estrés psicosocial. Publicado en: (www.monografias.com) 2004. Bogotá Colombia.

(3) Ruiz M Hugo E. Terapéutica ética. Publicado en: (www.monografias.com) 2006. Bogotá Colombia.

(4) Ruiz M Hugo E. Personalidad y mecanismos de defensa y/o agresión. Publicado en: (www.monografias.com)

(4) Finkler Pedro. Cuerpo Sano y Mente Sana. ED: San Pablo 3ra edición. Madrid España 1986.

(5) Saz Ana Isabel. Diccionario de psicología. ED. Panamericana Ltda. 2006, España.

(6) Revista Psicología Práctica. Director DR López Ibor J M. Editorial. Espacio y tiempo. Madrid España. 1992. Números (36) La conducta humana. (63) La depresión. (69) Conductismo. (59) Evaluación psicológica. (68) Psicoanálisis. (32) Vida e instintos. (52) Medicina psico somática. (61) La conciencia. (47) Las necesidades humanas. (67) Terapias psicológicas. (49) Esquizofrenia y paranoia.

(7) Cyrulnik Boris, Tassin Jeanpol, y otros. La consciencia raíces biológicas y organización psicológica. ED. Rafue casa editorial. Primera edición 2001. Cali Colombia.

(8) Jorge Martínez R. Psicoetica. ED. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá Colombia 2002.

(9) Floyd W. Matson. Conductismo y Humanismo. ED. Trillas. Primera Edición febrero 1984. México DF.

(10) Revista. MUY interesante. Año15 Número 172. Las nuevas psicoterapias. Editora cinco. Colombia.

(11) García, Fernández A. y García, Arenas B. A. Lógica: teoría y práctica. ED. Ducere, S. A. de CV., México. 1996.

(12) Lafarga, J. y Gómez del Campo. Desarrollo del potencial humano, aportaciones de una psicología humanista. ED. Trillas, Volumen I. 1998 México.

(13) Phares. J. Psicología clínica, conceptos, métodos y práctica. ED. Manual moderno. México 1999.

(14) MoscoviciSerge. Mugny Gabriel. La influencia psicosocial inconsciente. ED. Anthrophos. España 1991.

(15) Guille Cesar San Juan. Intervención psicosocial (elementos de programación y evaluación socialmente eficaces). ED Anthrophos Colombia 1996.

(16) Thomas H Leahey. Historia de la psicología 6ta edición. ED. Pearson pretice hall (Virginia Commonwealth University) Impreso en España Año 2004.

(17) Palladito Connie D. Ph. D. Como desarrollar la autoestima ED Iberoamericana S.A. de. CV. México 1999.

(18) Frank Jerone D. Persuasión y Cura. Titulo Original. Persuasion and Healing.ED. Hopkins. UniversityPress USA. 1973.

(19) Rojas Enrique. Guía práctica contra la depresión. ED. Brooket Madrid España 2012.

(20)GrunAnselm. Caminos a través de la depresión. ED. Herder España 2009.

(21) Burns David D. Sentirse bien. ED. Paidos. 1ra edición 1980 última edición 2010 los ángeles California USA.

(22) Ester Sánchez y otros. La resiliencia (responsabilidad del sujeto y esperanza social. ED. Rafue. 1ra edición, marzo 2002. Cali Colombia.

(23) Marinoff Lou. Mas platón menos prozac. ED. B. S.A., 2000 Barcelona España. 1ra edición, junio 2000. Impreso por PURESA, S.A.

(24) Casuística, derivada del ejercicio profesional realizado por (HERM) autor de este ensayo.

 

 

Autor:

Hugo Edgar Ruiz Monroy

Terapeuta psicosocial

Psicoterapeuta

Eticista

Bioeticista

Docente

Título original. (Aspectos psicosociales de la depresión)

2010 2013.

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.