Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El pensamiento político en la Grecia antigua Platón y Aristóteles

Enviado por Jaz Hernandez



Partes: 1, 2

  1. Presentación
  2. Objetivos
  3. Introducción
  4. El pensamiento político en la Grecia antigua
  5. "La Política" – Aristóteles
  6. "La Republica" – Platón
  7. Conclusión
  8. Anexos
  9. Bibliografía

I. PRESENTACION

Es importante hablar y conocer acerca del pensamiento político en general (enfocado en grecia) porque, El pensamiento político aparece en el proceso de desarrollo social, formado por las ideas, instituciones y asociaciones que caracterizan la vida espiritual del hombre.

El Estado es la institución más universal y poderosa; allí donde existe la vida humana está siempre una organización, una autoridad y la fuerza que garantice el cumplimiento de normas fundamentales. Las teorías políticas expresan tendencias, no principios absolutos, que cuando se aplican en la práctica tienen en cuenta las circunstancias modificativas de la realidad. Son útiles como teorías los conceptos políticos como la soberanía absoluta de los Estados o la igualdad entre los mismos.

Porque, Quien posee un pensamiento político, sabe escuchar, ver las carencias y necesidades de su pueblo, pero no se queda en ello: piensa una idea, la comunica, indaga en los medios con que cuenta, los organiza y selecciona, los organiza en base a la idea, los reorganiza cuantas veces sea necesario, escucha las críticas, repiensa su accionar, y finalmente ejecuta la acción.

Actualmente el pensamiento político es visto como inmoral, corrupto, y más inclinado a satisfacer los propios intereses que los colectivos. Sin embargo el error radica en creer que esas personas merecen llamarse políticos, pues su pensamiento no es político, sino egoísta y mezquino, y en ciertos casos, hasta antijurídico, es por esto que se observara en dicho trabajo si el pensamiento político de la época de platón y Aristóteles, era igual o quizá peor.

En una etapa posterior de su desarrollo, los seres humanos ya no se limitaron a pensar el mundo sino que comenzó a pensar sobre el pensamiento. En un momento determinado del desarrollo de las relaciones sociales, se conjugaron una serie de factores que llevaron a un grupo de individuos a preguntarse por la fundamentación racional de las normas morales existentes. A la pregunta ?¿por qué esto es lo bueno y lo justo, ya no aceptaron una respuesta basada en la tradición o en mandatos divinos, en principios trascendentes al ser humano y a su mundo, sino que exigieron una explicación basada en razones, en principios demostrables argumentativamente. Todo esto implicó una reflexión mucho más compleja. Este proceso de ascenso de un tipo de pensamiento a otro superior se conoce como tránsito del mito al logos. Su resultado fue el nacimiento de una nueva forma de apropiación espiritual de la realidad, a la que sus creadores (los griegos antiguos) llamaron ?filosofía.

La conciencia mítica tiene un carácter conservador: justificaba lo existente, y lo presentaba como algo invariable, ajeno al ser humano, impuesto a este desde una instancia superior y extra mundana, y por lo tanto incapaz de ser transformada por los hombres. La nueva forma de conciencia a la que llamamos filosofía tuvo desde su origen un carácter radicalmente diferente, revolucionario. Fue el instrumento para canalizar el interés de ciertos grupos sociales de nueva aparición, de transformar el orden social, las relaciones de poder. Para ello las normas reguladoras del comportamiento práctico de los individuos, las normas morales, debían ser fundadas, ancladas, legitimadas, en criterios objetivos.

El nuevo orden social que se pretendía imponer debía ser presentado como expresión de un orden inherente al mundo mismo. La reflexión lógica, racional, sobre el mundo, conducente a descubrir sus principios inmanentes de funcionamiento y ordenamiento, tenía como propósito último justificar los nuevos valores morales. La filosofía aunó la nueva reflexión sobre el mundo y la nueva reflexión sobre el ser humano y la sociedad. Desde su inicio mismo, la filosofía fue, esencialmente, filosofía política. Pensar al mundo, y pensar cómo se piensa al mundo, implicaban necesariamente pensar el mundo del ser humano, las relaciones sociales, los valores y las instituciones que rigen esas relaciones.

Este tipo de pensamiento, radicalmente nuevo e inédito hasta ese momento, surgió en la antigua Grecia a fines del siglo VII a n e y principios del siglo VI a n e. Debido a la conjugación de un conjunto de circunstancias, allí surgió un grupo social, conformado por campesinos individuales libres, artesanos y comerciantes, con poder económico suficiente como para desafiar el poder de la aristocracia esclavista terrateniente. Ese grupo social quería transformar las relaciones sociales, y para ello necesitaba deslegitimar los viejos valores morales, basados en el mito, y presentar nuevos valores basados no en la trascendencia divina, sino enraizados en los principios inmanentes del orden de las cosas. De ahí la nueva intención cognoscitiva, que se apartó de la solución de problemas prácticos inmediatos para preguntarse sobre el proceso mismo del conocimiento, para indagar sobre cómo se conoce, y qué quiere significar el acto mismo de conocer: un pensamiento teórico sobre la realidad como totalidad.

El pensamiento filosófico era pensamiento ético y político. Es decir, por primera vez las normas y valores morales y los principios de ordenamiento de la vida pública, del poder y del Estado, se pensaron racionalmente. Pensar unas era simultáneamente reflexionar sobre las otras. Es totalmente erróneo presentar el pensamiento ético, el pensamiento político y el pensamiento ontológico (la preocupación sobre el ser) en la filosofía griega como tres productos separados.

La preocupación ética desde el inicio fue preocupación política. Para poder entender esto es preciso explicar la significación del término ?política para los griegos.

Aristóteles definió al ser humano como zoon politikon. Puede traducirse como ?animal polític. Para nosotros, anclados en la modernidad, donde la política es una forma específica de la actividad social, diferente de las otras (y en muchos casos antitética), puede parecernos una definición demasiado limitada. Pero a lo que Aristóteles está señalando como rasgo definitorio del ser humano no es a una forma entre otras de actividad, sino a un modo de actividad superior a las anteriores. La política era la actividad social de la polis, forma superior de organización de la vida humana. El marco conceptual de la política era la filosofía, la preocupación ética. Para Aristóteles los griegos eran los únicos seres humanos verdaderos, pues a diferencia de los persas, egipcios, etc., eran capaces de establecer entre ellos relaciones regidas por la razón, y por lo tanto ser libres del despotismo, la ignorancia y la superstición. Sólo los griegos vivían en las polei, y por ende sólo ellos eran libres y racionales, condiciones que diferencian al ser humano de los animales.

En sentido estricto, la política era la vida de la polis, el conjunto de formas de praxis sociales de la polis. Es preciso destacar esta idea: la política constituía para el ciudadano griego su horizonte de sentido. No vivir en una polis era, para un griego, no vivir civilizadamente, no tener una vida esencialmente humana. Pensamiento filosófico, pensamiento ético y pensamiento político eran sinónimos para los griegos. La política (modo superior de vida social) estaba esencialmente interrelacionada con su marco conceptual (la filosofía, modo superior de pensamiento). La existencia de la polis generó la necesidad de pensar racionalmente la nueva praxis social, la política.

OBJETIVOS

  • Desarrollar una investigación para acerca de "El pensamiento político en la Grecia antigua Platón y Aristóteles" por medio de un análisis de la obra de Platón y Aristóteles

  • B. Objetivos Específicos

  • Analizar detenidamente cada aspecto de la historia de Platón y Aristóteles dentro de sus obras la república y la política y los diferentes tipos de pensamientos que ellos tienen acerca de la política en ese tiempo.

  • Categorizar los diferentes tipos de ideas que Platón y Aristóteles consideran en sus obras y lograr abarcar sus diferentes maneras de concebir en cierto modo la realidad de ese entonces

INTRODUCCION

A través del siguiente trabajo, intentaremos exponer las ideas políticas de dos de los más grandes pensadores que tuvo nuestra historia: Platón y Aristóteles.

A lo largo hemos podido considerar algunos aspectos relacionados principalmente a su concepción del poder y la forma que tenían de legitimarlo, haciendo una breve referencia a las nociones de Aristóteles, sobre las formas de gobierno que él analizó. Nuestra intención es la de exponer las formas de gobierno que ambos analizaron, tomando algunas citas de sus dos libros más importante, es decir de La República, de Platón; y La política, de Aristóteles.

Consideramos que es uno de los temas más importantes de sus concepciones filosóficas, por lo que se verá a lo largo de la investigación, en lo que refiere a la gran trascendencia que tenía para ellos la política, como ciencia o disciplina fundamental dentro del marco de sus ideas.

Es importante destacar, como veremos dentro del presente, la influencia que ejercieron sobre ellos algunos pensadores y líderes políticos de la época. Al mismo tiempo consideramos importante destacar la gran influencia recibida de la sociedad en la que vivieron, los cambios políticos que se sucedieron en Atenas, que cumplió un largo proceso de transformaciones políticas hasta llegar a la época "clásica", pasando por diversas formas de gobierno hasta llegar a constituirse en democracia, organización que ellos vivieron en carne propia y que motivó varias críticas, muchas de las cuales veremos en el apartado correspondiente.

También, la influencia recibida de otra gran ciudad de la antigua cultura griega, Esparta, cuyo estado militarizado sirvió de base a las concepciones que elaboraron respecto de un estado ideal que pretendieron realizar los dos.

Como expresamos anteriormente, consideramos que este tema es uno de los que más ha influido en la actualidad, además de otras nociones filosóficas de ambos, las cuales no trataremos ya que no van con el tipo de trabajo solicitado, por el legado que han dejado a nuestra civilización.

EL PENSAMIENTO POLÍTICO EN LA GRECIA ANTIGUA

Para saber de que estamos hablando es necesario conocer primeramente que quiere decir el término "pensamiento político" en general.

El pensamiento político como todo pensamiento es una capacidad humana, y en este caso exclusiva de este animal racional, al que además Aristóteles calificó de animal político, portador de ciertas habilidades del pensamiento como la de percibir el bien y el mal, distinguirlos, formar ideas, y expresarlas lingüísticamente.

Eso es en esencia el pensamiento político, el del hombre que vive en sociedad, conformada en un Estado, y busca para él, la mejor forma de gobierno y administración para lograr el bien común.

Platón y Aristóteles toman como población de estudio la Ciudad-Estado o polis, entendida en términos de un territorio pequeño habitado por una comunidad dominante de ciudadanos libres y poseedores de bienes materiales y virtudes, que descansa sobre el trabajo de artesanos y esclavos. La ciudad existe, en tanto la existencia política. La ley es la esencia de toda igualdad o derecho, "dike"; es el fundamento en última instancia. La justicia constituyen la esencia de la polis, "la libertad corresponde así a la naturaleza de la polis. Por ello precisamente para el griego de la época de Solón– como también para los griegos posteriores, la libertad es ante todo, libertad política y no resulta, en general, pensable por fuera de la polis"[1]

Estos grandes pensadores asumieron su posición política ante los acontecimientos cotidianos en los que transcurrieron sus vidas, a pesar de sus visiones diferentes. Lo hicieron desde un mismo escenario pero asumiendo enfoques y prácticas ideo-políticas diferentes o distintas. La teoría del punto medio es válida tanto para Platón como para Aristóteles. Platón con su concepción de un Estado comunalista excluyente, en tanto el privilegio del comunalismo es de los gobernantes o verdaderos guardianes de la polis. Aristóteles con su proyecto de Estado mixto o moderado democrático–oligárquico, denominado República, intenta contrarrestar la agonía de la Ciudad–Estado. Desde la perspectiva de los objetivos, la República y la política son semejantes, así los mecanismos e instrumentos para llegar al ideal propuesto sean diferentes. En últimas se trata de dos proyectos de Estado y Gobierno: La democracia como proyecto ético–político platónico y la democracia moderada de Aristóteles. Jean Touchard en su tratado de Ideas Políticas dice que:

"Platón funda la política deduciéndola de la justicia y no ciertamente como descripción objetiva de los fenómenos políticos, sino como estudio normativo de los principios teóricos del gobierno de los hombres"[2]

Para conocer que era el pensamiento político en la antigua Grecia, es necesario que conozcamos las ideas principales, sus características y el contexto donde se desarrollaron las dos obras de las que ya antes mencionábamos: La república y la política; es así como podremos conocer a totalidad que o cual es el pensamiento que se tuvo en la antigua Grecia en los siglos V y IV Es de esta manera, que conoceremos y concluiremos cuales son los pensamientos acerca de la situación política en Grecia que las personas en general tenían, estas dos obras fueron de las más importantes que dichos filósofos escribieron ya que presentan más que perfectamente el pensamiento de esa época.

Si consideramos que el pensar consiste en la acción de reflexionar o examinar con cuidado algo para formar dictamen sobre ese algo y que la política, grosso modo, es la actividad a través de la cual los grupos humanos toman decisiones colectivas; entonces, el pensamiento político vendría a hacer aquella reflexión sobre el cómo se toman las decisiones colectivas en los distintos grupos, pero sobre todo en aquellos que tienen relación directa con el ejercicio del gobierno, o mejor dicho, del poder político.

Ahora bien, dicha toma de decisión puede partir de una actitud cooperativa, la cual comprende a la política como aquella actividad que forma a los seres humanos al obligarlos a usar la palabra y la persuasión en la deliberación en común de lo que a todos afecta; o bien, por otro lado, como consecuencia de una visión que entiende a la política como el conflicto entre personas y/o grupos con intereses contrapuestos, algunas veces irreconciliables, debido a las visiones que del mundo tiene cada persona.

"LA POLITICA" – Aristóteles

La Política, se desarrolla a lo largo de ocho libros, caracterizándose por la coherencia en torno a la teoría política. Aristóteles construye las bases de la teoría política partiendo de la observación de la realidad histórica de la decadencia de la polis y del conocimiento de otras nacionalidades. Su obra se apoya en el método inductivo–comparativo–jurídico de las instituciones políticas y sistemas de gobierno, estructurando de esta manera un modelo proyecto de Estado Moderado, resultante del equilibrio de los intereses de los miembros de la polis. Los ocho libros se refieren a:

La sociedad es un hecho natural, en consecuencia el hombre es un ser esencialmente sociable, más que las abejas la naturaleza arrastra instintivamente a todos los hombres a la asociación política. A partir del origen natural de la sociedad, Aristóteles justifica la desigualdad inherente a la sociedad, la cual se expresa en la existencia de hombres libres y esclavos, bárbaros y griegos, el hombre y la mujer, el padre y los hijos.

El Estado como organización política resultante de la asociación de individuos, familias y pueblos, se origina para resolver las necesidades básicas de la vida y el fin de la satisfacción de ellas, el poder doméstico descansa en la trilogía del poder que el jefe de familia tiene sobre la mujer, los hijos y los esclavos, el poder del señor, el del padre y el de esposo se concentra en el padre de familia. La sociedad civil se levanta sobre relaciones de propiedad en términos de riqueza bienes materiales y de propiedad viva o esclavos. La posición de señor se obtiene porque se sepa mandar, sino porque se tiene cierta naturaleza para ser señor. La concepción del poder doméstico de Aristóteles difiere radicalmente de Platón en tanto en el primero es el poder doméstico sobre la familia monogámica y en el segundo, está dado por la pertenencia a la comunidad de mujeres. De la teoría de la sociedad civil, se pasa al análisis comparativo de las constituciones más representativas de la época como eran las de Fáleas de Calcedonia, Hipódamo de Mileto, la de Creta y la de Cartago.

En este libro Aristóteles confronta la República de Platón, centrando sus críticas sobre las teorías acerca de la comunidad de las mujeres, la destrucción del Estado, la abolición de la propiedad entre los gobernantes, la selección de la familia y de los hijos y el carácter elitista del Estado.

El tercer libro, centra el estudio en la teoría del Estado y el ciudadano, los gobiernos y la soberanía. La idea absoluta y "rasgo eminentemente distintivo del verdadero ciudadano es el goce de las funciones de juez y magistrado"[3], luego, evidentemente, "es ciudadano el individuo que puede tener en la asamblea pública y en el tribunal voz deliberante"[4].

El ejercicio de la política es el distintivo del ciudadano, pero ese poder de participación está determinado por la calidad de ser ciudadano y solamente es ciudadano el que participa en los poderes en tanto por naturaleza era descendiente de ciudadanos, no pertenece a los extranjeros, ni a los artesanos, ni a los domiciliados. La calidad de ciudadano está determinada por el poder doméstico que era portador, es decir por la propiedad de instrumentos de producción.

He aquí otras de las grandes diferencias entre Aristóteles y Platón, para quien la ciudadanía está ligada al poder del saber o poder que se deriva del conocimiento sobre el arte de hacer política y defender la ciudad. Para Aristóteles es ciudadano sólo el que plenamente tiene participación en los poderes públicos, es decir, que no sea esclavo, extranjero o artesano. La función pública exige tiempo libre para ponerlo al servicio del poder. El ciudadano era el hombre virtuoso en tanto a la virtud del hombre de bien y la virtud del ciudadano son idénticos. El ser animal político por naturaleza y por ser ciudadano es el título que "pertenece sólo al hombre político, que es o puede ser dueño de ocuparse, personal o colectivamente, de los intereses comunes"[5].

En la ciudad se identifica el ser político en tanto portador de virtudes, en esta parte Aristóteles retoma el ideal ético platónico, pero, incorporándolo a las condiciones del poder doméstico que se requiere para ser ciudadano. Virtud y ciudadanía son las premisas esenciales de la perfecta felicidad talentos, o a un tirano. La solución se encuentra en las leyes, pero no en las leyes oligárquicas, democráticas o tiránicas, sino en las leyes buenas fundadas en la "razón"[6].

Los libros IV, V, VI Y VII forman una sola unidad, son las partes de la teoría general de la ciudad perfecta, pero necesariamente se halla conectado a los planteamientos teóricos previamente desarrollados por Aristóteles. En otras palabras en los cuatro primeros libros, se hallan planteados los elementos teóricos de entrada que van a dar lugar a la elaboración de la teoría general de la ciudad perfecta, a saber:

  • 1. El origen natural de la sociedad y la asociación política.

  • 2. La desigualdad natural entre los hombres

  • 3. El Estado como hecho natural y social.

  • 4. Razón y función social del Estado.

  • 5. La unidad existente entre virtud y la ciudadanía.

  • 6. La naturaleza y función política del ciudadano.

  • 7. La ley fundamento racional de la soberanía.

La ciudad debe reunir un conjunto de elementos materiales y humanos interactuantes que en su dinámica permitirán alcanzar el Estado más perfecto, es decir aquel Estado, en el que cada ciudadano asegura su felicidad.

El gobierno de la ciudad debe ser práctico, al respecto señalaba que "no basta imaginar un gobierno perfecto, se necesita, sobre todo un gobierno practicable, que pueda aplicarse fácilmente a los Estados"[7].

Las leyes deben ser hechas para las Constituciones y no las Constituciones para las leyes. Aristóteles se identifica con Platón en el sentido que la educación es el "baluarte" de la ciudad, con la diferencia que a ella deben ascender no exclusivamente las élites sino todos los ciudadanos. La ciudad perfecta sería aquella que adoptara el gobierno mixto, producto del equilibrio y comunicación de elementos oligárquicos y elementos democráticos. Es así como el justo medio político es el fundamento del Estado. Desde el punto de vista de clase social, Aristóteles considera que:

"la asociación política es sobre todo la mejor cuando la forman ciudadanos de regular fortuna. Los Estados bien administrados son aquellos en que la clase media es más poderosa y más numerosa que las otras dos reunidas"[8].

Touchard, también afirma:

"corresponde a Aristóteles el honor de haber sido el primero en distinguir los tres órdenes de poderes"[9], "se trata, por tanto, de una distinción funcional destinada a tener gran porvenir, pero no, es absoluto, de una doctrina de la separación de los poderes"[10].

Aristóteles expresa que la diferencia entre los Estados radica en la organización diferente de los tres poderes: La asamblea general que delibera sobre los negocios públicos, los magistrados y el cuerpo judicial.

"Compete a la Asamblea General decidir con respecto a la paz y a la guerra, y a la celebración y ruptura de tratados; hace las leyes, impone la pena de muerte, la de destierro y la confiscación, y toma cuenta a los magistrados"[11].

La Asamblea corresponde a la forma de gobierno democrático. El cuerpo de los ciudadanos sanciona las leyes. La Asamblea era el cuerpo deliberante, es decir, el verdadero soberano del Estado. El Poder Ejecutivo se compone por las magistraturas, encargadas de garantizar el buen orden y la tranquilidad con respecto a la vigilancia del mercado público, la conservación de las propiedades públicas y particulares, las rentas públicas, la defensa de la ciudad, el culto a los dioses y los negocios generales del Estado, "el poder de los comisarios está por encima de los senadores"[12].

Los tribunales en número de ocho se encargaban de los gastos públicos, los daños causados al Estado, los atentados contra la Constitución, las demandas de indemnización, las causas civiles, los homicidios y la extranjería. El equilibrio democrático u oligárquico de los tres poderes, depende de la forma de cómo se combinen los elementos que integran los poderes.

Aristóteles dedica el último libro a la teoría general de las revoluciones, explicando que la desigualdad es la causa de ellas. El ansia de riqueza y honores, puede encender discordias, así como la diversidad de origen de los pueblos, en especial la presencia de extranjeros. El carácter turbulento de los demagogos ha sido causa de las revoluciones, ellos agitan a los ricos y a los pobres según las conveniencias y cuando se trata de asuntos públicos arrastran multitudes.

Aristóteles remata la política criticando a Platón en tanto en la República se habla de las revoluciones, más no se precisan las causas.

  • A.  Ideas principales en la política de Aristóteles

En el capítulo 1, 2 y 3 como ya lo habíamos mencionado, Aristóteles habla de las ciudades y comunidades, de la sociedad en la "polis", y de cómo deben ser las relaciones de cada persona. Hace un análisis del comportamiento del hombre en la sociedad, llegando a la conclusión de que éste es un "animal cívico", y que debe vivir en comunidad..

Las formas políticas de las polis dependían de quién retenía y ejercía ilegítimamente el poder político. Si se hallaba en manos de la oligarquía, la ciudadanía se adquiría por el tamaño de la fortuna, impedía que la mayoría de la población libre accediera a los derechos políticos. Si por el contrario, la polis era gobernada democráticamente, las personas públicas decidían todo lo relacionado con la polis a través de su participación. Es importante decir que tanto una forma de constitución como la otra excluían a los esclavos y mujeres de todo derecho político y capacidad para ser ciudadano.

A grandes rasgos las ideas políticas que Aristóteles defiende en el texto son las propias de un aristócrata, aunque él no lo fuese ya que era extranjero Pero lo que más llama la atención son los argumentos que utiliza:

  • Los derechos políticos solamente podían adquirirlos los hombres, ya que las mujeres eran consideradas seres inferiores, limitadas de una manera natural: los hombres están destinados a mandar y las mujeres a obedecer.

  • Dentro de los hombres, unos son considerados superiores a otros por una determinación también natural, física e intelectual: los esclavos pertenecen al género de los inferiores, ya que la naturaleza los ha dotado solamente de fuerza pero no de inteligencia.

  • Los poseedores de grandes fortunas, solamente a ellos les pertenece la ciudadanía, puesto que lo son por su condición social.

Aristóteles comienza reflexionando acerca de las ciudades y las comunidades, y afirma que todas las comunidades tienen como fin algún bien. Especifica además, que la que pretende un bien superior y comprende a todos es una ciudad o comunidad cívica. 

Hace también una diferencia entre lo que es regir una comunidad o familia, ya que no es lo mismo ser un rey que un cabeza de familia que un gobernador de la polis o ciudad. Para comprobar esto, hace un análisis de los elementos de la ciudad. 

En la siguiente parte, Aristóteles hace un análisis sobre la naturaleza del hombre, afirmando que ésta es vivir en comunidad. Reflexionando sobre nuestra naturaleza, afirma que siempre hay un gobernante natural y hay otros que son sumisos por sí mismos. Por tanto, el hombre es un animal cívico y social, y que necesita de los demás para vivir bien. Además, nos demuestra que ésa es la naturaleza del hombre, ya que es el único animal que posee la palabra para comunicarse. 

Para Aristóteles, la justicia representa el orden de la sociedad cívica, y es la virtud la que permite la apreciación de lo justo. 

Después pasa a tratar el tema de las relaciones en la casa, haciendo una diferenciación: 

  • "Heril", que es la relación esclavo-señor. Aquí surgen discusiones, ya que hay quien considera injusto la existencia de esclavos, mientras que otros consideran un arte el mandar a los esclavos, y por tanto necesario. 

  • "Matrimonial", que es la relación esposo- esposa 

  • "Procreador", que es la relación entre padres e hijos.

  • B. Características del pensamiento político de Aristóteles

Aristóteles, en el terreno político, no trata de crear una ciudad ideal, sino que realiza un análisis más empírico, más realista. Para Aristóteles es importante la recopilación de datos y aprender de ellos. Aristóteles es un tanto conservador, en el sentido en que cierra los ojos ante la nueva realidad histórica (el imperio), y sigue analizando el marco de la polis.

Otro punto de la teoría política de Aristóteles es su relación con la ética. La ética sólo se puede lograr en la polis. El hombre alcanza su perfección al relacionarse en la polis, al socializarse. Aristóteles considera que el individuo no es autosuficiente, sino que es un animal político, que vive en la polis como ya lo habíamos mencionado en el punto anterior. Dentro de este marco, va busca la mejor forma de gobierno.

Hay que tomar todos los elementos útiles para lograr dos cosas: el progreso y la estabilidad de la mayoría o sea, el bien común. Esta polis no debe producirse por reformas radicales, si con medidas revolucionarias. Es decir, de manera violenta. Dentro de esta vida feliz, Aristóteles tiene una idea de civilización: la que define al hombre a diferencia de las bestias, porque el hombre es capaz de la comunicación social El hombre social está definido por la razón y lenguaje.

El hombre se organiza por familias, tribus y de ahí nacen las ciudades. Todos los hombres son capaces de practicar unas cualidades políticas, cívicas, que resume en tres virtudes: justicia, amistad, prudencia El hombre capaz de cultivar las tres virtudes será el perfecto ciudadano, y el que se deberá de ocupar de los asuntos de las polis. Además considera que entre las dos grandes clases sociales (ricos y pobres) debe haber un fuerte grupo intermedio.

Respecto a la sociedad, Aristóteles reconoce por primera vez que además del componente político, hay un componente económico indispensable. Los hombres dedicados a la política necesitan además una buena educación y tiempo. Esto es posible mediante la mano de obra esclava. Aristóteles define al esclavo como un instrumento animal. Cree que ese es el precio que debe pagar la civilización griega para que el hombre logre vivir bien. También dice que el hombre para realizarse debe disponer de un ocio, y ese ocio exige que exista trabajo forzoso.

Respecto a la constitución de las polis. El gobierno de las polis debe ser mixto, en el que sean compatibles la voluntad de la mayoría y el gobierno de los más capacitados. Los elementos fundamentales serían:

• La deliberación de los temas políticos.

• Una administración para los asuntos públicos.

• Funciones judiciales.

Respetando esos elementos, se constituirá un orden estable, y por tanto, la justicia.

  • ¿Qué es la polis según Aristóteles?

La pólis, en cuanto forma autárquica y perfecta, ofrece el marco para la realización de los objetivos naturales de la vida humana; el télos de la pólis es la vida bella y feliz, una vida donde se desarrolla completamente la areté o virtud, porque sólo en la sociedad puede el hombre practicar su virtud y lograr la eudaimonía o felicidad que es el fin de su existencia (al margen de la sociedad sólo viven los dioses y las bestias.)

Todo en la ciudad está dispuesto de manera tal que se cumpla el fin de toda comunidad política: la vida autosuficiente, feliz y virtuosa. La felicidad –el vivir bien- es el objetivo supremo al que la política aspira y el bien es un fin ético; así, la política tiene fines éticos: debe dotar a los ciudadanos de cierto carácter, hacerlos capaces de acciones buenas. Puesto que desde la perspectiva aristotélica el fin es el que conduce al perfeccionamiento de la naturaleza, la ética es la que conduce a la política hacia lo mejor, es la que marca el objetivo fundamental: el bien común. De esta manera, Aristóteles establece un vínculo fundamental entre ética y política, entre el bien y lo común: la política implica a la ética, realiza sus contenidos, y se dirige hacia ella, y la ética sólo puede desarrollarse en el marco de la pólis, porque la naturaleza del hombre ya es política: "El fin último será el bien supremo"

  • ¿Cuáles son las formas de Gobierno?

Aristóteles expuso en la Política la teoría clásica de las formas de gobierno, la misma que sin grandes cambios fue retomada por diversos autores en los siglos siguientes; además estableció categorías fundamentales, en las que continuamos apoyándonos para entender la realidad política.

Para la célebre teoría de las seis formas de gobierno Aristóteles basas en el fin del régimen politico (bien común o bien particular). Los regímenes politicos que buscan el bien común (puros) se distiguen en 3 tipos:

Si gobierna una sola persona: monarquía

Si gobiernan pocas personas: aristocracia

Si gobiernan muchas personas: democracia

Y las degradaciones de estos regímenes politicos se traducen en:

La degradación de la monarquía es la tiranía

La degradación de la aristocracia es la oligarquía

La corrupción de la democracia es la oclocracia

Para Aristoteles, la Monarquía era el gobierno de una sola persona, la más virtuosa y noble de la polis, que buscaba el bien común de la ciudad. La aristocracia era el gobierno de unos pocos (los más virtuosos) y la republica era la mezcla entre una oligarquía (gobierno de los ricos) y una democracia (gobierno de los pobres).

También dio a estas formas de gobierno una jerarquía respecto a las demás tomando en cuenta para ello si estos gobiernos velaban por el interés común o el individual, quedando las formas de gobierno en orden de la mejor a la peor de la siguiente manera:

1. Aristocracia

2. Oligarquía

3. Democracia

4. Oclocracia

5. Monarquía

6. Tiranía

  • C. Contexto político de la Grecia Antigua

En la Grecia antigua a lo largo del periodo arcaico (siglos VIII al V a. C.) y del clásico (siglo V a. C.), las polis fueron la verdadera unidad política, las cuales constituyeron entidades independientes y soberanas cuyos límites estaban marcados por barreras naturales.

Cada polis se formaba por tres ciudades, una ciudad alta, Acrópolis; una ciudad baja, Asty; el cual poseía un lugar central donde se desarrollaba la vida política y económica de las polis el cual recibía el nombre de ágora, y finalmente también era conformada por terrenos agrícolas.

Se reconocían como ciudadanos de las polis tanto a los que vivían en la ciudad, como los que vivían en las villas rurales que los circundaban ,entre ellos se lograba ver el gran sentido comunitario .El deber de cada ciudadano era trabajar políticamente para engrandecer su ciudad.

Las polis son una integración de forma armónica de los intereses del individuo con el Estado, gracias a la ley, y con la comunidad, mediante la participación del ciudadano en los asuntos públicos. En definitiva, la ciudad es un elemento distintivo del hombre civilizado.

A fines del siglo VII y durante VI a.C., los ciudadanos griegos experimentaron importantes cambios debido a los serios conflictos sociales que debieron enfrentar, lo cual los llevó a alcanzar diferentes formas de administración política y formas de gobierno más o menos complejas .

Las formas más conocidas desarrolladas por las polis griegas fueron:

  • Monarquía: Gobierno legítimo de un solo hombre, el rey, que tenía todo el poder en sus manos

  • Oligarquía: Gobierno de unos pocos aristócratas que manejaban todos los asuntos de la ciudad

  • Tiranía: Gobierno de un hombre que toma el poder en sus manos de manera violenta

  • Democracia: Forma más compleja, en la cual el gobierno estaba en manos de la mayoría de los ciudadanos, el demos que podía decidir sobre todos los asuntos importantes de la polis. El caso más conocido es el de Atenas

Por esta época Aristóteles, al frente del Liceo y gozando de la protección que la brindaba Alejandro desde el poder, concibe la mayor parte de su obra (cuya cronología es del todo imprecisa). Es entonces cuando toma cuerpo el pensamiento aristotélico, totalmente emancipado de la doctrina de Platón, y que se expresa en obras de lógica (Organon) como Categóricas, De la interpretación, Analíticos primeros, Analíticos segundos o posteriores, Los tópicos y refutaciones de los sofismas; de física y psicología como Física, Del cielo, De la generación y de la corrupción, los Meteoros, la Mecánica, la mencionada De la generación de los animales, De los partes de los animales, la también mencionada Sobre el alma, Sobre el movimiento, La memoria, etc.; de filosofía primera, como los catorce libros que componen la Metafísica (así mencionada por Andrónico de Rodas porque en su recopilación de los escritos de Aristóteles de los dedicados a la filosofía primera venían después -meta- de la física); de ciencias prácticas y poéticas, como la Ética a Eudemo, la Ética a Nicómaco, la Gran ética, la Política, La constitución de Atenas, Económicas y los escritos de preceptiva literaria denominados poética y Retórica.

A continuación se situara el momento histórico en el que se desarrolla la vida de Aristóteles; asimismo, creo que para comprender su obra es importante tener una idea general de su pensamiento, así que realizaré un breve resumen de las ideas que expresó durante su vida. Haré un pequeño resumen de su vida y evolución, y un pequeño análisis de los puntos más importantes que tocó el filósofo durante su vida. Además, teniendo en cuenta la gran influencia que tuvo Platón sobre él, señalaré las críticas que hace el filósofo a ciertas teorías de Platón a lo largo de su vida.

VIDA Y EVOLUCIÓN

Podemos situar a Aristóteles en la época clásica en Atenas. Podemos clasificar sus obras en: Tratados lógicos, físicos, metafísicos, tratados de ética y política, de retórica y poética. Aristóteles además, hizo una división de la ciencia :

- Ciencias teóricas: matemáticas, física y teología.

- Ciencias prácticas: ética, política y economía.

- Ciencias poéticas: retórica, poética, etc.

Aristóteles pasó primero por un período platónico y que solo lentamente fue creando su propio pensamiento. Aristóteles, como Platón, vivió una búsqueda permanente, y en sus escritos es posible rastrear la evolución de un pensamiento siempre abierto y que nunca dice la última palabra.

Primer período: La academia platónica (367-347)

En esta época Aristóteles fue a estudiar a Atenas a la academia de Platón, maestro que marcaría su vida. Tras 20 años en la academia Aristóteles emprende una crítica de la teoría de las Ideas, la cual sería el principio de su próximo período.

Segundo período: Transición y viajes (347-335).

Muere Platón y Aristóteles abandona la academia. Es una época enormemente creativa. Escribe gran parte de sus tratados de Lógica, La Física, La Ética a Eudemo, parte de la Política, y al menos parte de la Metafísica. El pensamiento de nuestro filósofo experimento una evolución permanente, aunque todavía en este momento se sigue considerando como platónico. Así en los cursos mas antiguos de la metafísica, cuando Aristóteles critica la teoría de las Ideas, aun se considera platónico.

Tercer período: Atenas. El Liceo (334-322)

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda