Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Causas de la Segunda Guerra Mundial




Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Sobre las Causas Políticas
  3. Sobre las Causas Ideológicas
  4. Sobre las Causas Económicas
  5. Sobre las Causas Demográficas y Sociales
  6. Bibliografía

Introducción

La Segunda Guerra Mundial superó claramente a la Primera, tanto por, la duración y la intensidad de los combates como por las pérdidas humanas y los recursos que se utilizaron: participaron 72 Estados, fueron movilizados 110 millones de hombres, el coste económico de la guerra fue cuantiosísimo y hubo más de 55 millones de muertos.

El norte de China, Japón y Europa quedaron devastados y su equipamiento industrial, ferroviario, portuario y viario quedó muy maltrecho. Además, la Segunda Guerra Mundial tuvo una extensión realmente mundial, ya que se combatió en casi todos los continentes (Europa, Asia, África y Oceanía) y en todos los océanos.

En el terreno armamentístico, las grandes potencias enfrentadas perfeccionaron y pusieron a punto instrumentos de ataque suficientemente terribles como para destruir a toda la Humanidad. La aparición de las grandes unidades blindadas, la utilización de los submarinos, de los porta-aviones, de los misiles antiaéreos, del radar y de la aviación como recurso habitual para el transporte de tropas y para los bombardeos sobre la población civil, hicieron de este conflicto una verdadera carrera hacia a destrucción. Finalmente, la explosión de la primera bomba nuclear marcó un hito en la historia del miedo atómico, al demostrar que era posible destruir la humanidad.

La mayoría de los problemas que llevaron a la S.G.M. fueron conflictos que no se habían resuelto en la P.G.M. o que tenían origen en ella. La humillación de Alemania en el Tratado de Versalles, la crisis económica de los años 30 y el ascenso al poder del nazismo provocaron en este país un sentimiento de revancha que culminó en una actitud agresiva hacia el resto de Europa.

Esta guerra que estalló en 1939 fue el segundo conflicto que, iniciado en Europa, llegó a convertirse en una "guerra total", porque directamente incluyó a países de otros continentes e influyó indirectamente en los aspectos políticos, sociales y económicos en el resto del mundo, de manera similar como sucediera con el enfrentamiento armado de 1914. Pero a diferencia de éste, la Segunda Guerra Mundial lite un conflicto de escala mucho más grande y de mayor duración, que se propagó a territorios más extensos y llegó a ser más cruel e implacable. En su origen, aparte de la rivalidad internacional inherente a todo conflicto de esta naturaleza, intervinieron otros factores relacionados con los eventos ocurridos en el mundo durante los veinte años del periodo de entreguerras.

Capítulo 1.

Sobre las Causas Políticas

  • El Tratado De Versalles.

Ya entonces "Finalizada la Primera Guerra o la Gran Guerra (1914-1918), se firmaron tratados de paz entre las naciones"[1], pero dichos tratados fueron un poco débiles y para algunos países resultaron injustos, lo que produjo disconformidad en la población y deseos de venganza.

De acuerdo a "Los acontecimientos políticos se precipitaron durante el periodo comprendido entre 1933 y 1939, fundamentalmente en Europa"[2], dando lugar a una escala generalizada del terror y crueldad política, confirmada y agigantada en los años siguientes.

Una de las causas políticas más resaltantes y la primera, es el tratado de Versalles.

Según "El tratado de Versalles fue un tratado de paz firmado al final de la primera guerra mundial que oficialmente puso fin al estado de guerra entre Alemania y los países aliados"[3], en este tratado salía muy ofendido Alemania debido a que se le impuso una serie de medidas injustas, por ejemplo: la entrega material y militar incluyendo su flota de guerra, desmilitarización de Renania, reducción de su ejercito a cien mil hombres, se le impide integrar a la sociedad de naciones, una indemnización muy alta como daños y perjuicios causados en la guerra, etc.

Debido a la injusticia hecha en el tratado, el pueblo alemán entra en una comunión en deseos de venganza, pero no había alguien en su gobierno capaz de realizarlo hasta que aparece Hitler.

Seguidamente, "el estado alemán recibe el nombre de república de Weimar durante el periodo de entreguerras"[4]. Fue una república parlamentaria donde el canciller se desempeñaba como jefe de gobierno. No obstante, si el parlamento alemán se resultaba incapaz de formar un gobierno, el presidente podía designar uno, esto es, lo que en los últimos años de la república ayudaría a Hitler a subir al poder.

Mientras tanto, tras ser abandonados por su Káiser, los alemanes, entonces "los obreros, la pequeña burguesía alemana y el ejército se reúnen en Weimar y deciden adoptar un gobierno de tipo republicano"[5], pero además aceptando que la soberanía de un país reside en el pueblo, y que este debe por lo tanto, elegir a sus representantes.

Ésta república no contó con el apoyo de los sectores más poderosos, como la burguesía industrial, por que suponían que los obreros podrían formar un duro sector que iría contra sus intereses.

Pero, "los izquierdistas querían también tomar el poder, estos estaban liderados por Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, y querían proclamar una república Soviética"[6], esta revuelta y levantamiento fueron controlados luego de unas luchas internas, pero finalmente fueron derrotados y sus líderes fueron depuestos.

En esta etapa aparece un partido nacionalista que dirigido por un líder que arengaba discursos conmovedores, de ideas nacionalistas, pero muy poco conocido hasta entonces, les fue devolviendo el orgullo y la fe al pueblo alemán, proponiéndole el rearmen militar, la pureza de la raza aria y la unificación de una Gran Alemania. "Ese conductor fue: Adolf Hitler, y su partido se denominaba nacionalsocialista o simplemente NAZI"[7].

El hecho de que Hitler subió al poder, como veremos mas adelante, se debió a la Gran Depresión, donde sus discursos fueron tierra fértil para una población desesperada.

Este partido, Nazi, decidió culpar a los judíos, marxistas y liberales de las desgracias actuales de Alemania, por lo que comenzó una política de persecución y eliminación sistemática de todos estos sectores. "Para Hitler los judíos, que controlaban la economía capitalista habían dividido al pueblo germano y habían detenido el crecimiento económico de Alemania, y no le hacia nada bien al país"[8], pues fueron los que habían colaborado en la revolución de noviembre de 1918 para que se de el cambio de monarquía del Reich alemán a una republica parlamentaria.

Los nazi también son apoyados por una gran masa de campesinos que estaban al borde de la pobreza, la clase media también lo sigue.

Hitler, había intentado llegar al poder mediante un golpe de estado que intentó, pero que lamentablemente no le confirió la victoria por muchas razones como, por ejemplo: el abandono que tuvo por parte de sus tropas en medio camino, también su insuficiente armamento y su minoría de soldados, es por eso que "El golpe de estado frustrado llevado a cabo por Hitler en 1933 apartó a este político de la idea de acceder al poder mediante la violencia o cualquier otro tipo de presión inspirada en la "acción directa" del retoricismo fascista italiano"[9]. Pero lo que se ganó luego de esta revuelta fue la cárcel, es allí donde podría escribir en su libro: Mi Lucha, sus ideales determinantes para desatar la nueva guerra.

1.2. Hitler Llega Al Poder

Sin embargo, a pesar de las muchas dificultades encontradas en el camino referentes a muchos ámbitos como el armamentista, "Hitler llegó al poder dentro de la legalidad, consiguió ciento siete votos en el parlamento"[10], este hecho fue tan asombroso, pues no se pensaba que de buenas a primeras ocuparía legalmente el puesto tan ansiado por él, seguidamente esto le fue basta para que pudiera, por medio de jugadas internas e intereses de los demás políticos, colocarlo como Canciller.

Seguidamente, este político fue "elevado en 1933 al poder dentro de la legalidad constitucional de la república de Weimar, Hitler juró el cargo de canciller para "mantener la constitución y las leyes del pueblo Alemán""[11], según indicaba la ley de ministros del estado y que este respetaría, pero él tramaba otros asuntos y se traía consigo diversas intenciones como las de volver muy gigantesco el territorio patrio suyo. A continuación, "Formó en seguida un gabinete de coalición para tranquilizar a sus aliados centristas, en el que los nazis solo ocupaban una minoría de ministerios claves"[12], pero cuyo objetivo real se encaminaba hacia la consecución de la dictadura mediante el decreto de suspensión de garantías constitucionales y la ley de capacitación o de "plenos poderes", con las que el Canciller Hitler conseguiría la facultad de legislar, incluso en materia financiera, el dominio del parlamento.

Otra cuestión se trata sobre "La ley de "plenos poderes" de 23-24 de marzo de 1933 consagraba en una aparente legalidad el fin del propio régimen político weimariano para dar paso a la dictadura personal y al régimen autoritario nazi"[13]. Todos los actos políticos, legislativos, administrativos, financieros, militares, raciales, culturales, por vía de la legalidad jurídica no fueron sino decididos por el canciller-dictador, que incluso se había apoderado de la doctrina y jurisprudencias de los jueces, esto le hizo verse capaz de legislar sus propias leyes.

Unos de los instrumentos de los cuales se valió Hitler para implantar en corto espacio de tiempo la dictadura personal y del partido fue esencialmente "La unificación y la identificación del partido Nazi con el estado, dando a los militantes del partido la prioridad total sobre todos los demás ciudadanos del país"[14], además trataba al pueblo casi como se lo debía, incluso propuso medidas urgentes de diversos tipos de creación de empleos que pretendía mantener contento al pueblo para prepararlo para lo que sería su gran ambición.

Ahora, "Otra de los asuntos fue el control de la administración civil y militar del estado mediante el juramento de lealtad al fhurer, especie de lazo medieval que iba mucho más allá de que los funcionarios realizaban con respecto al estado en la Europa de aquellos años"[15]. La ley que prohibía explícitamente partidos políticos o asociaciones de fin directa o indirectamente político, de 14 de julio de 1935, consagraba de manera definitiva el control y la preponderancia nazis.

También, "la vigilancia y control sobre jueces y tribunales frenó la tendencia hacia la autoridad del poder judicial y consiguió el apoyo de la mayoría de los funcionarios del poder jurisdiccional alemán"[16]. Hitler, como ya era supremo juez del pueblo alemán, contó con aportaciones sustanciales, teóricas y prácticas, de numerosos juristas y jueces.

1.3. Persecuciones Políticas Hechas por Hitler.

Seguidamente, "El 1 de febrero se disolvía el parlamento-Reichstag- con el objetivo de que el partido Nacionalsocialista pudiera presentarse en las elecciones inmediatas bajo favorables condiciones para conseguir la mayoría"[17]. Así comienza la persecución política contra todos sus opositores, esto, porque consideraba que no querían el resurgimiento de Alemania.

Hitler panificó y vio conveniente usar "La violencia como método político y la organización de una policía secreta que desde 1934, bajo la dirección de Heinrich Himmler"[18], eliminaban por el terror o por la opresión a todo oponente o adversario político contrario a la dictadura hitleriana. El terror y la violencia avanza también dentro del partido debido a que unos de los cuantos no les pareció tan leales y les destituyó de puestos importantes que fue una medida que uso también para generar contento en su gobierno.

Hitler persigue un solo objetivo, fundamental para llevar a cabo todas sus hazañas y atrocidades de actos deshumanos, esto se refiere a, "que el nuevo parlamento le vote los plenos poderes para desentenderse de él a continuación"[19]. Pero, él es muy inteligente y hábil, se las juega dentro del gobierno y hace creer a muchos de sus colaboradores que son de su entera confianza, pero en el proceso va destituyendo de forma sabia a uno por uno sin generar escandalo ni murmuración en la sociedad, de tal manera que este día de quedarse con los plenos poderes que daban paso a un régimen de excepción o de dictadura legal, llegó, y les son votados finalmente el 23 de marzo de 1933. El parlamento como tal, pues, dejo de existir.

Pues estando tranquilo "ahora, sin nada que pueda interrumpirle en sus ideales de rearme alemán ni en desobediencia publica, se siente capaz de llevar a cabo lo que, cuando estuvo prisionero, pudo escribir con tanta ilusión de proyectar sus deseos en su amado país"[20]. Es con esa intención que organiza grupos violentos y sanguinarios para perseguir a los disidentes al sistema, estos fueron la guardia personal del furher. Fueron los grupos S.A. y S.S.

Hitler, no encontraba métodos rápidos para poder deshacerse de sus enemigos disidentes, es por eso que se valió de cualquier cosa para hacer creer a su pueblo que él tenía toda la razón y que la guerra debía darse de no hacer caso los demás países a sus interés, es por eso que "siendo Canciller incendió el Parlamento y culpó a los comunistas, de esta manera justificó la persecución a este sector"[21]. Mas tarde clausura el Parlamento y crea el Tercer Reich, que durará 1000 años, él será el conductor, el Furher,  y exige una total sumisión y fidelidad a su persona.

"Pero donde la persecución nazi se había mostrado mas implacable, y ya exterminadora, fue en la cuestión de los judíos"[22]. Se dispuso a exterminar a estos que consideraba como los ojos del mal del pueblo alemán, hasta llegar a la publicación de las "leyes de Nurember" donde prácticamente les quitaron todos sus derechos como personas y que recaía sobre: comerciantes, estudiantes, miembros liberales judíos, etc. También prohibía los matrimonios e incluso los vínculos de amistad con los judíos, así se aseguraba que todos estaban con él.

El canciller, "con la S.S. persiguió y eliminó a todos los opositores "enemigos del Reich", además quemó libros públicamente y creó los campos de concentración"[23]. Armó un aparato publicitario en apoyo a su gobierno y comenzó el Plan de purificación de la raza. El antisemitismo ya estaba un poco proliferado en la población europea, por lo que no fue muy difícil inculcarles este sentimiento de rechazo a gitanos y judíos.

Referente a la exaltación y masacre "con los judíos comenzó quitándoles diversos derechos civiles, y poco a poco los fue obligando a vivir aislados de la sociedad y encerrados en guetos"[24], que eran sectores dentro de la ciudad, pero cercado por un alambrado y controlados por la policía alemana. El mayor fue el de Varsovia, y famoso por su rebelión, contra los nazi.

En cuanto a "los campos de concentración que eran cientos, estaban distribuidos por todo el país"[25]. Allí se los obligaba a realizar trabajos forzados de cualquier tipo, y recibían una pequeña dosis en calorías de comida diaria, lo que "aseguraba que en sólo 6 meses de penurias esos judíos morían de debilidad. Estaba todo calculado, en su Plan: "La Solución Final""[26]. Por otro lado, también hacemos referencia que el hambre no fue el único factor que se usó para estos fines, en algunos casos la misma naturaleza ayudaba a exterminarlos y como se quería su pronta extinción, entonces no se les daba protección contra el helado clima de algunas zonas, por lo que muchos morían de frío, otros por enfermedades, otros por maltrato físico, etc.

Según el canciller "todos lo judíos que se consideraban ineptos para el trabajo como los viejos, chicos y enfermos eran clasificados diariamente y llevados a las cámaras de gas"[27], donde se los asfixiaba y los cadáveres se los quemaba en grandes hornos, hubieron muchos levantamientos por parte de los judíos, pero no se les respetaba ni la vida, y mas aun con las leyes que, contra estos, había proclamado Hitler y que debían de cumplir aunque estos no quieran, lo único que les esperaba, y estos sabían, era la muerte, pero tuvieron un poco de esperanza mientras vivieron,, lamentablemente, no contaban con armamento bélico, porque en realidad hay muchas pruebas de su insatisfacción con el gobierno alemán en cuanto se refiere a levantamientos y enfrentamientos muy sangrientos. "Los muertos llegaron a más de seis millones en toda la guerra, donde gran porcentaje fueron eliminados en los últimos dos años"[28]. Inclusive, el gran Hitler, llegó a descuidar la guerra en pos de completar su "Plan" con los judíos, considerados los responsables directos de su sufrimiento en aquellos tiempos. Eran vistos, además de una raza inferior, como los ojos del mal de los alemanes.

Es así como "el pueblo le va mostrando su fidelidad que ha de tener que comprobarla en la guerra"[29], en realidad, en ese sentido, no se pudo tener la amabilidad de todo el pueblo, pero se trataba de parte de su plan en lo que se refiere no solo a exterminar judíos sino también destituir a muchos miembros importantes de su gobierno, en algunos casos por beneficio propio y en otros por agradar a sus grandes compañeros que lo ayudaban a gobernar en acuerdo, pues nadie de los que no lo estaba podían permanecer allí, y es mas, debía de ser muerto porque él consideraba que ese tipo de personas no quieren el resurgimiento de Alemania, claro que va, en ese proceso, teniendo mas quehaceres, mientras tanto va planificando como llevar acabo otras medidas que son de gran importancia y que tienen que ver todas, finalmente, con desencadenar la guerra.

De acuerdo a "las ideologías políticas de Haushofer tuvieron gran influencia en Hitler, especialmente en la "teoría del espacio vital""[30], en este caso, proponía su admirador, la idea de un espacio suficiente para poder desarrollarse de forma tranquila y mantener contenta a la gente, además claro, de tener mucho víveres para comercio y consumo, y lo mas importante, el dominio de una extensa cantidad de tierra productiva para volverse como un imperio que domina todo Europa y no deja sino el comercio con los países de los otros continentes, esto a causa de que la nación alemana crecía mucho y cada vez mas, por lo tanto, no era posible sostener tantas personas en un reducido espacio, pero algo que vio Hitler también fue que la nación alemana estaba llamada a ser una potencia, mientras la opinión publica alemana deseaba restablecer las fronteras perdidas en la primera gran guerra, los nazis iban mas lejos, como queriendo la guerra "proponían modificar todas sus fronteras nacionales para que incluyeran a todos los alemanes étnicos sin dejar ni uno afuera, pero algo más, él quería conquistar nuevos territorios en el este de Europa, y acabaría con el bolchevismo ruso en el proceso"[31].

Pero Alemania no era el único país que deseaba revisar sus fronteras, en el sur tenía compañía, se trataba de Benito Mussolini, que planeaba, entre muchas cosas, anexarse el imperio de Etiopía, nación miembro de la liga de naciones. "Cuando Hitler llegó al poder Mussolini intentó acercarse al Reino Unido y Francia, formando parte del Frente de Stresa para hacer frente a Alemania que pretendía anexarse Austria"[32].

Sin embargo este frente colapsó cuando Italia decidió invadir Etiopía en 1935, "Mussolini desempeño un papel internacional bastante confuso, pero que le permitió gozar de la benevolencia de Gran Bretaña y Francia"[33]. Cuando descubrió su juego ya era demasiado tarde y las potencias democráticas se encontraron ante una situación de hechos consumados y difíciles de poner en retroceso.

Francia y Reino Unido reaccionaron de forma no correcta imponiendo sanciones económicas a Italia, pero también generó que Alemania siga intentando desafiarlos, luego de la guerra civil española, en la que participaron los italianos, estos, empezaron a realizar planes para combatir a sus enemigos en una futura guerra.

A continuación, "Los nazis empezaron a tener, con la unión soviética, una relación de amistad. Las relaciones con Francia, Reino Unido, Italia y Estados unidos a veces se estrechaban y a veces se alejaban"[34], de manera no estable y la nación euroasiática entro a la Liga de Naciones, Maxim Litvinov ya estaba alertando contra los avances de Alemania, sin embargo, Stalin no estaba dispuesto a enfrentarse a Alemania.

En cuanto a Rusia, su presidente y dictador, Stalin, se encargaba de verificar las líneas de aproximación posible para poder defenderse de la guerra, pero debió ser muy cuidadoso y sigiloso, de modo interesado para no lograr sumergirse al comienzo de la guerra.

A lo referente "en política exterior, Stalin mostró todo lo consecuente que las circunstancias le permitieron. De acuerdo con el principio de "socialismo en un solo país" practicó la aproximación permanente hacia todos los países"[35], esto sucedió aun sin saber él lo que en realidad eran las planificaciones de los demás países, por eso, no debía mostrarse confiado, debería de siempre estar conversando con amigos y enemigos a fin de equilibrar la guerra de acuerdo a sus intereses, llega a firmar incluso pactos secretos que se llegan a saber en 1945, no se podía confiar ya que eran inestables en sus pensamientos.

"Hacia 1933-1936 Stalin había conseguido el apoyo de una poderosa nueva clase técnica y el control fundamental del partido comunista"[36]. Esto sin duda, es muy importante para poder, en adelante, llevar a cabo políticas de relaciones internas y externas con los que se creía, le podían ayudar a no enfrentarse solo. Asimismo realizó un cambio en la constitución acomodándola quizá para los tiempos difíciles que se predecían, esta fue visada a lo largo de un proceso relativamente complejo y en el mismo año de 1936 fue aprobada una nueva, la constitución de 1936, que mejoraba los aspectos básicos que no pudo suplantar la constitución anterior, ahora se sentía mas seguro de realizar sus diplomacias, pues contaba con el apoyo del pueblo en caso de acontecimiento bélico.

Pero, lamentablemente, el gran gobernante soviético, cuando se vio lleno de poder, lo usó en contra de sus opositores, cosa que hace un dictador, y en realidad ya lo era, es así que "Stalin juzgó injustamente a militares y civiles hasta deshacerse de los que no le convenían para hacer del poder su voluntad, a algunos les dio muerte, a otros los extraditó y otros siguieron suerte distinta"[37]. Es decir, tuvo una semejanza de aniquilamiento como Hitler, pero este no juzgaba según su raza sino para poder tener los plenos poderes como el antisemita. Acorde con estos tiempos se llegaron otros más difíciles, esto es referente a la contención de los ejércitos alemanes entre 1941 y que fue gracias a los esfuerzos desplegados durante los planes quinquenales.

1.4. La Remilitarización de Alemania.

Seguidamente, Hitler, vio que era hora de la real expansión fuera de sus antiguas fronteras, es de ese modo que "En 1935, Hitler repudió las clausulas del desarme que establecía el tratado de Versalles, alegando que Francia no la estaba respetando"[38]. Pero en realidad, se trataba de un verdadero plan de lucha externa, que ninguno de los países lo augurara sino cuando vieron su nueva armada causando desorden armamentista ya fuera de sus fronteras correspondientes, entonces empiezan a dudar de sus intenciones.

Seguidamente, un nuevo paso hacia el fin del orden establecido en Versalles, este se produjo en marzo del mismo año, "cuando se restableció el servicio militar obligatorio, era un acto de hostilidad y el ejército comenzó a expandirse"[39], estas acciones significaban el inicio de la fatalidad que vendría luego, pero según Hitler, un varón muy astuto y renegado por el pasado aplastante que había recibido al final de la primera guerra, también se trataba, mas bien, de dar empleo a favor de los miles de protestantes y pobres.

"A pesar del rearme Hitler pronunció discursos de carácter pacífico para calmar al gobierno británico, comenzó a construir submarinos gracias al acuerdo Naval Anglo-Germano"[40], este acuerdo no contó con la aprobación de Francia e Italia, por lo que fue una de las causas por la que fracasó el frente de Stresa.

La política de apaciguamiento no contuvo a los nazis, y mientras Francia y Reino Unido se encontraban distraídos en conflictos internos. "El siete de marzo de 1936 Hitler anunció la remilitarización de Renania"[41], a la vez que se desligaba del pacto de Locarno. Era el fin del orden impuesto en 1919. La sociedad de naciones mostró de nuevo su ineficacia, esto fue una victoria alemana, aunque es notable aclarar que se lo habían permitido porque consideraban muy injusto el tratado de Versalles.

En cuanto a "la política de apaciguamiento había sido propuesta por Chamberlain, primer ministro Británico, pues no deseaban una segunda guerra en Europa"[42], además la juventud y la mayoría de los habitantes de sus estados estaban en contra porque consideraban el tratado de Versalles como muy injusto, esto será, consecuentemente, aprovechado por Alemania.

A continuación, "El siguiente éxito de los nazis fue el plebiscito del Sarre"[43]. Esta región votó masivamente por su reincorporación a la patria alemana en enero de 1935, luego de haber estado sometida por quince años por la sociedad de naciones.

Los conflictos de Etiopía y de España aceleraban el acercamiento entre Alemania e Italia, que encontraban un aliado en Japón. "estos tres estados firmaron en noviembre de 1936 el pacto de Anti Komintern"[44]. Las ambiciones de Hitler no tenían límite, y su siguiente objetivo fue Austria. El canciller de este país, Kurt Schuschnigg recibió garantías de que Alemania no invadiría la nación danubiana, pero como contrapartida la política exterior austriaca debía supeditarse a la Alemana, lo que equivalía a un protectorado de Berlín sobre Viena. "Hitler, obligó a renunciar a Kurt con la amenaza de invadir Austria, éste asintió, y en cambio Hitler designó ministro austriaco a Arthur Seyss, éste a su vez permitió la entrada de tropas alemanas a Austria y la invadió"[45], puesto que todo formaba parte de la gran trama de Hitler que, de ningún modo, termina con estas cortas fases.

Es así como pasado unos días alrededor de 1936, "El 13 de marzo se consagró el Anschluss (unión) de Austria con Alemania"[46]. Por su parte, "Gran Bretaña practicaba una política de apaciguamiento propuesta por el ministro conservador Stanley Baldwin (1935 - 1937)"[47]. También, en Francia fracasó la política del Frente popular. La dirección del gobierno pasó del socialista Blum al moderado Edouart Daladier (1938-1940), mas preocupado por la política social y económica que por las cuestiones políticas y sociales europeas, esto no garantizaba la paz social o, mejor dicho, dejaba los caminos sin reparar, de este modo se pudo adelantar el paso hacia la guerra.

Luego de terminar una victoria más para Alemania, la cual buscaba expansión sin límite y "Finalizada la crisis anterior, sigue la de Checoslovaquia, alemanes étnicos, habitaban la región de los Sudetes, quedando dentro de sus fronteras"[48], estos estaban liderados por el Nazi Henlein, él, haciendo caso a Hitler se encargó de estancar las relaciones de paz que se proponía a realizar el gobierno Checo obligado por el británico para no desatar una guerra, el canciller no quería la paz. Entonces el ministro "Chamberlain se reúne con Hitler y éste le exige que se le anexe los Sudetes"[49], mientras tanto, los checos no quieren cederla a pesar de no contar con ningún respaldo de un país, es por eso que aparece Mussolini y propone la realización de una conferencia, esta es la de llamada: Múnich. "Esta conferencia se realizó en presencia de Hitler, Mussolini, Chamberlain y el primer ministro francés: Dalanier, y los checoslovacos no fueron invitados, el 30 de setiembre se firman los acuerdos de Munich, donde se establece la anexión de Los Sudetes para Alemania"[50]. Por lo tanto, Alemania se acababa de reivindicar otro territorio y los demás países estaban vulnerables a sus ambiciones, pero debía tener cuidado. Por su parte, en esa misma tarde, Polonia aprovecha para pedir que se le anexe Tesín, el cual, era territorio checo, sin embargo, los dueños de sus originales tierras ni lo sabían.

Pensando que de ese modo se calmarían las ansias de Hitler y que terminaría toda la pesadilla que iba a vivir el mundo meses después "el ministro Chamberlain regresa eufórico a Europa, asegurando que acaba de establecer la paz en el mundo"[51], la felicidad y las buenas nuevas no duraron muchos días, pues lamentablemente se equivoca y la realidad es otra, recién casi en esos instantes, éste, ve la misión como no posible.

Pasados no muchos días, con la mente y el corazón en pedazos al no poder calmar el incidente bélico que venia aproximándose y a la vista de una nueva desdichada realidad "Tardíamente los franceses y el Reino Unido se percataron que Alemania buscaba extenderse vastamente"[52], mientras tanto los Estados Unidos está envuelto en una interrogante si entrar o no en la guerra, pero de momento no lo hace, esto es por influencia de sus habitantes que no quieren verse sumergidos en una guerra, los estudiantes universitarios y los viejos ven claramente las consecuencias que una nueva guerra después de salir de otra les puede traer, pues por ese motivo y con razón suficiente, es que en este país "se establecieron las leyes de neutralidad que imponían la no venta de armamento bélico estadounidense a las naciones beligerantes para asegurarse de no participar en la posible guerra"[53], nadie en absoluto, a excepción de los franceses estaban dispuestos a enfrentase en esas duras condiciones económicas ocurrentes en esos años tales como la crisis del 29, la misma que azotó a toda raza y nación.

Debido al avance incesante del canciller alemán y conociendo mas de cerca ahora sus ideas, no es posible dudar que tendría éste una nueva misión, claro que la había y esta era consecuencia posterior a "La desaparición de Checoslovaquia y la conquista de Memel señalaron a los diplomáticos que el siguiente objetivo de Alemania seria Polonia"[54], todo esto a causa del litigio de Danzing, la ciudad libre que diera acceso al mar a la nación Polaca y que separara Prusia Oriental del resto de Alemania, es por eso que el Reino unido reaccionó anunciando un acuerdo militar bilateral con Polonia, se pensaba que era el fin de la paz.

En cuanto a "Francia tenía sucinto un tratado de alianza con el gobierno de Varsovia"[55]. Abandonar a Polonia hubiera significado para los franceses renunciar a su tradicional política del doble frente y confiar su seguridad exclusivamente a la benevolencia de Alemania, pero se sabia que de la palabra del canciller no era posible de fiarse, además, algo muy importante, el canciller aun con todo este botín no iba a darse por satisfecho, es como si quisiera poner en prueba a sus cualidades a ver hasta donde es capaz de llegar en cuanto se refiere a su vida.

En cuanto a los franceses, a pactos se refiere, "el acuerdo de Ribbentrop-Bonnet del 6 de diciembre de 1938, dicho acuerdo obligaba a bilateralmente tanto a Francia como a Varsovia a renunciar a actos de agresión"[56], era esta una cobertura demasiado frágil, pues el canciller alemán ya había comprobado que sus enemigos por separado eran débiles y mas aun, tras el desmembramiento de Checoslovaquia, muy poco creíble.

La aniquilación del estado Checo suponía la ruptura irreversible del equilibrio Europeo. "La guerra generalizada era la única alternativa posible al desafío Alemán"[57]. Chamberlain, ministro de Inglaterra, reconoció sus errores y tomó iniciativa el 30 de marzo de 1939, comprometiendo a su país unilateralmente con Polonia, en el caso de que ésta sufriese alguna agresión.

Efectivamente, esto fue muy necesario, es mas, esto debió haberse hecho desde un comienzo, pero ahora se tenían que sufrir las inciertas cuestiones, es de esa precaución como "el 13 de abril, Gran Bretaña y Francia prestaron la misma garantía a Rumania y Turquía"[58]. Chamberlain también propuso un pacto de asistencia mutua a Francia y a la URSS, pero aquí se detuvo la apresurada organización de la defensa de Europa contra la amenaza Alemana. Los soviéticos aceptaron en principio, aunque desconfiaban de las democracias occidentales. Para ellos era el único camino que les pudiera mantener al margen de la guerra y así poder recuperar a territorios perdidos en los primeros tiempos de la revolución anterior.

A puertas de la venida atroz, viéndose quizá un poco debilitada Alemania y pensando en todo el rearme que había causado, es como "el 22 de Mayo se firmó el pacto de Acero entre Alemania e Italia"[59], esto aun sabiendo Hitler que su aliada no estaba en condiciones de sumarse a la política belicista, pero el canciller no tenía a nadie mas a quien creer, pues esto se trata de confianza entre el uno y el otro mas que de pactos que, en esos tiempos al menos Hitler, los disolvía con total tranquilidad y normalidad. Por su parte "Mussolini intentó convencer al Fauhrer para que aplazase la guerra por lo menos hasta 1942"[60], pero lo que ya había causado hasta ese momento no era de poder hacerse esperar mas, esto es, podía significar el autentico rearme paciencioso de todos los países y sumarse a una guerra exterminadora, aunque como se sabe, eso no le importa al Fhurer, por lo que si es, que le conviene, no hacerse esperar mas.

Seguidamente, "El dos de junio Stalin toma la iniciativa y quiere formar alianza con occidente, estas, estudiaron el planteamiento, las negociaciones progresaron lentamente"[61], pero se estancaron cuando Voroshílov propuso a la unión soviética la defensa de Polonia, este a su vez no quiso dejar entrar tropas soviéticas a su territorio, es por eso que las relaciones se estancaron.

Sobre los días siguientes, "los autores coinciden en que el choque Soviético-japonés, que se estaba llevando a cabo en ese momento en Manchuria, hizo ver a Stalin de que ese no era el momento correcto para iniciar la guerra contra Alemania"[62], ciertamente pues, no se tiene registros de aquellas comunicaciones de ningún tipo en aquellas tensionadas horas.

El primer indicio de acercamiento germano-soviético se dio el tres de mayo cuando "Stalin cambió al ministro de relaciones exteriores Litvinov por Molotov, este a su vez hizo negociaciones y un pacto con Hitler estableciendo la no agresión entre ellos por diez años"[63]. En realidad, como notamos, es un juego de confianzas y de hacer caer al otro en el momento correcto, no se puede confiar en nadie, por un lado uno planea hacer tratos con el otro, luego este no los respeta.

Seguidamente, "Hitler deseaba evitar la guerra contra occidente, además neutralizar momentáneamente a los soviéticos, creía que el pacto Molotov-Ribbetrop obligaría a Reino Unido y a Francia a renunciar a su compromiso con Polonia"[64], sin embargo no fue así, lejos de deshacerse esto, se convirtió en alianza militar, entonces Hitler retraso la invasión de Polonia por una semana, durante ese tiempo quiso representantes de los gobiernos extranjeros pero no tuvo ninguna respuesta, ni siquiera de "Mussolini, el cual en cambio había invadido el reino de Albania el siete de mayo"[65], sin embargo, "el primer ministro italiano no deseaba todavía una guerra con el Reino Unido y Hitler decidió finalmente atacar Polonia sin su apoyo"[66].

Además, "Como hoy se sabe, el 1 de setiembre de 1939 Alemania invade Polonia, ocasionando que inevitablemente Francia y el Reino Unido le declarara la guerra"[67], dando inicio a la segunda guerra mundial, seguidamente se irán incorporando una a una las naciones hasta volverse con dimensiones mundiales.

A semejanza de la Primera Guerra Mundial, la Segunda se presenta en dos fases: la Primera consta "desde 1939 a 1941 cuando se desarrolla fundamentalmente la guerra en Europa y muestra una orientación favorable a las potencias del Eje"[68], se refiere a Alemania, Italia, Japón.

La Segunda parte se lleva a cabo "desde 1942 a 1945, cuando la guerra adquiere dimensiones mundiales y paulatinamente pasa a ser favorables a los países aliados encabezados por Gran Bretaña, EE.UU. y URSS"[69].

Capítulo 2.

Sobre las Causas Ideológicas

2.1. Causas Ideológicas.

En cuanto a "la Segunda Guerra Mundial surgió en función del enfrentamiento entre ideologías que amparaban sistemas político—económicos opuestos"[70]. A diferencia de la guerra anterior, enmarcada en un solo sistema predominante: el del liberalismo capitalista, común a los dos bandos; en el segundo conflicto mundial se enfrentaron tres ideologías contrarias: el liberalismo democrático, el nazi, el fascismo y el comunismo soviético. Estos dos últimos sistemas, no obstante ser contrarios entre sí, tenían en común la organización del Estado fuerte y totalitario y el culto a la personalidad de un líder carismático.

Además, "tanto en Alemania como en Japón se difundieron ideologías de tipo nacionalista que justificaban la supremacía de estos países sobre los de su entorno"[71]. A partir de esta premisa consideraban legítimo someter a sus vecinos por lo que se convirtió en una justificación del expansionismo y del imperialismo. "En Alemania ya desde inicios del siglo XIX hubo autores que defendieron la superioridad racial y cultural de los alemanes como Fichte o Haushofer, es el llamado "germanismo""[72].

Igualmente pasó en Japón, su superioridad industrial sirvió para justificar ideas de supremacía racial. Su objetivo será crear lo que llamaron "esfera de coprosperidad asiática" un gran imperio asiático dirigido por Japón y sin potencias coloniales europeas.

También hubieron los "problemas étnicos, según la filosofía de Hitler sobre la pureza de la "raza aria", de acuerdo con las ideas expresadas en "Mi Lucha""[73]. Estas ideas de supremacía nacional y racial serán totalmente asumidas por los alemanes arios, que la unieron a su fuerte antisemitismo, al rechazo de la democracia y a su defensa del elitismo o jerarquía natural entre los hombres, de lo que habla Erich Fromm en su obra "Miedo a la libertad". Racismo unido a pseudo ciencia acabará dando lugar a aberraciones intelectuales como la "higiene racial" o eugenesia, origen ideológico de la masacre.

Es necesario recordar que la idea de superioridad racial usada por Hitler contra los judíos y otras razas le llevaron a casi exterminarlos, la mayoría de ellos en los campos de concentración.

"En "Mein Kampf" Hitler había escrito acerca de la necesidad y el derecho de la expansión territorial de Alemania hacia el Este"[74]. Aunque no era muy claro, parecía apoyarse en la idea de que si Gran Bretaña se había convertido en el gran imperio oceánico Alemania tenía el mismo derecho a ser un gran imperio terrestre.

Ya veíamos anteriormente los puntos básicos de la ideología de Hitler, recordemos en concreto los que hacen referencia a su expansionismo. El pensamiento de Hitler es ultranacionalista, para él la nación alemana está llamada a grandes designios. "El territorio de Alemania es insuficiente para mantener a una población en continuo crecimiento, es la teoría del espacio vital (lebensraum)"[75], y basándose en ella reclamará el expansionismo territorial y la incorporación a Alemania de todos los territorios de lengua alemana, y aquellos en los que los alemanes sean demográficamente mayoría, pero no se quedará sólo en eso y aspirará a controlar todo el continente. Recordemos que las ideas expansionistas son también propias de Mussolini cunado hizo la invasión de Etiopía en 1936, Albania y otros territorios, y de Japón que lo practica desde antes, por ejemplo en Manchuria, 1931.

"Esta doctrina hitleriana, junto a mas como Mussolini, desataría un huracán bélico que sobrepasó todo lo hasta ese momento conocido"[76]. Nuevas armas y ejércitos de millones de soldados sembrarían la desolación en el continente europeo y más tarde en Asia y Oceanía.

Las democracias estaban en minoría. "Recordemos que además de los regímenes de Hitler y Mussolini, las dictaduras de corte más o menos fascista se van a extender por toda la Europa oriental y del sur; y casi todos esos regímenes muestran un odio atroz hacia la democracia lo que no fomenta precisamente el diálogo"[77]. Pero el miedo del nazismo y el fascismo se dirigían también contra el comunismo contra el que sentían todavía más rechazo.

Capítulo 3.

Sobre las Causas Económicas

3.1. Comienzos De La Crisis Económica.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda