Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El conflicto de Chiapas (México)

Enviado por cardenas98



Partes: 1, 2

 

Indice
1. Introducción
2. Capítulo 1
3. Capítulo 2
4. Capítulo 3
5. Conclusiones
6. Bibliografía consultada

1. Introducción

El despertar de 1994 fue sorprendido por un fuerte levantamiento social revolucionario en el sureño Estado de Chiapas, México; significó la aparición de un gran ejército de campesinos e indígenas, que hasta ahora se estima en 10.000 miembros activos.
Este levantamiento impresionó a América Latina y al mundo, no sólo por el vistoso uniforme y el portentoso armamento de este grupo guerrillero, por su aparición en una fecha inesperada y por la posibilidad de que sólo estuviera integrado por indígenas; sino también porque nadie podía imaginar que un país que ese primero de Enero ingresaba oficialmente como miembro del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU y Canadá, pudiese tener en su extremo sur una guerrilla dispuesta a combatir al gobierno mexicano, aún cuando en su extremo norte tuviera al país económicamente más desarrollado del mundo.
Muchos han sido los análisis posteriores para tratar de entender el paradigma revolucionario que significa el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN); sin embargo, hasta hoy no son más que meras declaraciones periodísticas para tratar de solucionar un conflicto sin precedentes similares en la historia latinoamericana. A pesar de la tradicional y larga lucha de los movimientos revolucionarios en América Latina, éste tiene un aspecto diferente, tiene características especiales, y debe ser estudiado conforme a lo novedoso del mismo.
En nuestra opinión, el EZLN representa un nuevo paradigma de reformismo con método revolucionario. Planteamos que es posible para el sistema político mexicano actual solucionar este conflicto dentro de sus propios parámetros, puesto que los objetivos del EZLN son reformistas, conforme a sus declaraciones públicas, mientras que las dificultades son producto del método revolucionario empleado para lograr esos objetivos; es lo que debe entender el gobierno mexicano si no quiere convertir Chiapas en una guerra popular prolongada de baja intensidad durante el próximo lustro.
Hablamos de un método revolucionario, como medio separado de los fines de la revolución social; porque esta guerrilla sólo considera una parte de la totalidad del proceso histórico que significaría el derrumbe del modo de producción capitalista. En resumen podemos afirmar que los objetivos de la revolución social están dirigidos a suprimir los siguientes cuatro factores: la propiedad privada de los medios de producción (explotación económica), el Estado como instrumento de la clase dominante (opresión política), la sociedad dividida en clases (discriminación social) y la ideología como negación del pensar (alienación humana).
Mientras que los objetivos del EZLN están destinados a lograr reformas en el sistema político mexicano, por considerar que la clase dirigente se ha desviado de su telos original; producto del fraude, el monopolio del poder y la corrupción, para perpetuarse en el poder a través del Partido Revolucionario Institucional (PRI) hasta el próximo milenio.
En el Capítulo 1 presentamos el marco teórico, basados en La guerra de guerrillas (1960) de Ernesto Che Guevara, por ser fundamento político-militar del EZLN, a través del análisis de esta obra podemos verificar que los tres aportes que hizo la Revolución Cubana a los movimientos revolucionarios en América Latina, según Guevara, tuvieron un peso decisivo en esta guerrilla mexicana. En nuestra opinión, el EZLN se configura como un paradigma de guerrilla latinoamericana por su método revolucionario, por el aporte que hace a la guerrilla tradicional.
El Capítulo 2 resume los objetivos reformistas de la guerrilla, que van desde su invocación constitucional al declarar la guerra al Ejército Federal Mexicano, hasta la "Convención Nacional Democrática" de Agosto de 1994; pasando por la táctica del EZLN de una solución nacional al conflicto y la respuesta localista del gobierno mexicano.
En el Capítulo 3 desarrollamos la síntesis del enigma que significa esta poderosa guerrilla con su método revolucionario, negado por los objetivos reformistas. Damos una respuesta en defensa del EZLN, por considerar que no hay alternativa en el contexto del México actual para que una organización política demócrata pueda alcanzar el cumplimiento de exigencias de los sectores más empobrecidos de ese país. Lo importante es vislumbrar que el caso de estudio que nos ocupa es una referencia teórica para futuros movimientos revolucionarios tanto continentales como a escala mundial.
Pensamos que ya no es posible en el marco del modo de producción capitalista intentar un proyecto de cambio radical de su infraestructura económica y de su superestructura ideológica, con objetivos reformistas y método revolucionario.
Lo conveniente sería crear las posibilidades de un método revolucionario con objetivos emancipatorios, saludando las perspectivas de dos, tres o más Chiapas en América Latina con proyección a escala mundial.

2. Capítulo 1

1. EZLN: Guerrilla basada en la esencia político-militar de La guerra de guerrillas de Ernesto Che Guevara.
1.1 Esencia política e importancia de la obra La suena de guerrillas (1960)
1.2 Los tres aportes de la Revolución Cubana, según Guevara y el EZLN.
1.3 El EZLN: la guerrilla contemporánea latinoamericana por su método revolucionario.
En este Capítulo desarrollaremos el marco teórico en el cual pensamos cabe el EZLN como movimiento guerrillero. Para tal fin hemos tomado la obra La guerra de guerrillas de Ernesto Che Guevara (1960), por considerar que ha significado no sólo un manual, sino el fundamento para la estrategia y táctica de la guerrilla latinoamericana, africana y asiática de los años sesenta.
Los tres aportes que según Guevara hizo la Revolución Cubana a la "mecánica de los movimientos revolucionarios en América", y que se explican en la misma obra, consideramos que tuvieron un peso decisivo en el EZLN, incluso, según versiones oficiales del gobierno mexicano, en allanamientos y detenciones de algunos integrantes de esa organización, se ha decomisado entre otra literatura, la obra de Guevara en cuestión. Finalmente, es este Capítulo presentamos al EZLN como un paradigma de guerrilla contemporánea latinoamericana, a nuestro modo de ver, por su método revolucionario; pues con su aparición se convierte en un movimiento organizado cualitativamente, que aporta por lo menos dos elementos nuevos a la lucha revolucionaria tradicional, y con un poderoso número de miembros militantes activos, que lo hace la guerrilla más importante cuantitativamente al inicio de sus operaciones.

Esencia política e importancia de la obra La guerra de guerrillas (1960).
Esta pequeña obra de Ernesto Che Guevara (1928-1967), escrita en 1960 como compendio de la experiencia acumulada durante la Revolución Cubana, no puede considerarse aisladamente, sino como una continuación del proceso histórico de lucha revolucionaria a escala mundial; contiene enseñanzas de la lucha guerrillera de Mao Tse Tung en China e igualmente de otros movimientos anteriores a la Revolución Cubana.
La obra está muy vinculada a tres escritos posteriores de Guevara: Guerra de guerrillas: un método (1963), El socialismo y el hombre en Cuba (1965) y Mensaje a la Tricontinental (1967), pero estos escritos no han recibido los méritos que se merecen, ni por los movimientos guerrilleros en América Latina ni por los estudiosos de los procesos políticos y militares de tipo revolucionario. Aún cuando ha sido utilizada como manual del guerrillero, y muchos la han aplicado dogmáticamente al interior de sus propios procesos, no siempre ha sido apreciada en toda su magnitud y viabilidad:
Es natural que las condiciones geográficas y sociales de cada país determinen el modo y las formas peculiares que adoptará la guerra de guerrillas, pero sus leyes esenciales tienen vigencia para cualquier lucha de este tipo.
Entonces, es sencillo determinar que la intención de Guevara con esta obra era llevar un mensaje a los movimientos guerrilleros que se iniciaban en América Latina, como un medio que les permitiera tener adelantada una parte de las actividades políticas y militares a emprender.
Lo decimos porque se compendia en esta obra cada uno de los aspectos más importantes que militar y políticamente requiere una organización guerrillera; además, no es producto de un simple proceso teórico, sino como parte de una experiencia en el terreno práxico vivido por el propio autor, y ratificada con la respectiva victoria de los ocupantes del Granma.
En La guerra de guerrillas no se separan los medios de los fines, es decir, ambos forman la esencia político-militar, y su superación es la garantía de la victoria. Aquí el método revolucionario está establecido como una parte de la revolución social:
Analizando el modo operacional de la guerrilla, su forma de lucha y comprendiendo su base de masas, sólo nos resta preguntar:¿por qué lucha el guerrillero? Tenemos que llegar a la conclusión inevitable de que el guerrillero es un reformador social, que empuña las armas respondiendo a la protesta airada del pueblo contra sus opresores y que lucha por cambiar el régimen social que mantiene a todos sus hermanos desarmados en el oprobio y la miseria.
A pesar de que hasta aquí Guevara denomina al guerrillero reformador social, no es en el mismo sentido del reformismo, conquistas o reivindicaciones dentro del régimen institucional establecido, sino de cambio radical de toda la estructura económica, política y social de un país.
Inmediatamente dice Guevara que el guerrillero "se lanza contra las condiciones especiales de la institucionalidad de un momento dado y se dedica a romper, con todo el vigor que las circunstancias permitan, los moldes de esa institucionalidad".
De tal manera queda establecido en La guerra de guerrillas que no se trata sólo de un manual acerca de cómo hacer guerrilla, sino que profundiza en los objetivos tendientes a lograr la revolución social, inscrita en la corriente del pensamiento materialista-histórico-dialéctico, iniciado como socialismo científico por Marx y Engels.
Hacemos una separación entre los objetivos y los medios (método revolucionario) para el estudio de este caso, EZLN, que efectivamente parte de esta obra como manual, como método; pero los objetivos de esta guerrilla son reformistas, lo cual demostraremos más adelante.

Los tres aportes de la Revolución Cubana, según Guevara, y el EZLN.
Las tres aportaciones fundamentales que hizo la Revolución Cubana a los movimientos revolucionarios en América, según Ernesto Che Guevara, en su obra La guerra de guerrillas, son los siguientes:
1.- Las fuerzas populares pueden ganar una guerra contra el ejército.
2.- No siempre hay que esperar a que se den todas las condiciones para la revolución; el foco insurreccional puede crearlas.
3.- En la América sub-desarrollada, el terreno de la lucha armada debe ser fundamentalmente el campo.

Primero analizaremos el significado de estos tres aportes de la Revolución Cubana, tal como lo señaló el propio Guevara en su obra. Luego veremos el vínculo que tiene el EZLN con estos tres aportes, especialmente el tercero, como área indiscutible de la lucha armada que adelanta esa guerrilla en México.
Según Guevara, las dos primeras aportaciones luchan contra "la actitud quietista" de algunos revolucionarios, puesto que indudablemente, es posible derrotar al ejército profesional, es decir, al ejército del estado organizado como fuerzas armadas para la defensa del status quo. Se establece cuál es la manera de lograr este objetivo:
Es importante destacar que la lucha guerrillera es una lucha de masas, es una lucha de pueblo: la guerrilla, como núcleo armado, es la vanguardia combatiente del mismo, su gran fuerza radica en la masa de la población. No debe considerarse a la guerrilla numéricamente inferior al ejército contra el cual combate, aunque sea inferior su potencia de fuego.
Es conveniente señalar que la base popular es lo decisivo para propinar una derrota al ejército; puesto que la conquista de amplios territorios por parte de la guerrilla le permite establecer toda una red de apoyo popular, donde los propios pobladores de esos territorios asuman la defensa frente al ejército opresor. Sin embargo, esto no se logra en esta primera fase la guerra de guerrillas, la cual de por sí no tiene oportunidades de triunfo, la victoria sólo puede acreditarse cuando "[...] el Ejército Guerrillero, en su crecimiento constante, adquiera las características de un Ejército Regular".
También la segunda aportación está dirigida a señalar que no es aceptable esperar a que estén dadas todas las condiciones objetivas y subjetivas para la revolución, para luego iniciar la lucha revolucionaria, sino que la propia guerrilla puede y debe impulsarlas o acelerarlas. No tiene dudas Guevara, como tampoco nosotros las tenemos hoy, de que están dadas las condiciones para la revolución en medio del modo de producción capitalista. De lo que se trata es de "[...] demostrar claramente ante el pueblo la imposibilidad de mantener la lucha por las reivindicaciones sociales dentro del plano de la contienda cívica."
Respecto a estas dos primeras aportaciones podemos establecer un vínculo claro con el EZLN, porque se puede aplicar a la situación especial de esta guerrilla y al Estado de Chiapas, área del conflicto armado. Observemos que el EZLN se calcula que está conformado por unos 10.000 miembros; dotados de armas de alta potencia, en su mayoría, con alta capacidad de movilidad en un territorio intrincado y extenso, pudiendo tomar varias poblaciones simultáneamente e incluso extenderse hacia otros estados, permitiendo la toma por los guerrilleros en las primeras horas del año nuevo, de los pueblos de Ocosingo, Altamirano, Chanal, Las Margaritas y San Cristóbal de las Casas, los posteriores combates y bombardeos —con un saldo de 200 muertos entre los combatientes, soldados y civiles— así como el repliegue táctico de los insurgentes hacia la selva Lacandona.
Ilustramos así la capacidad operativa que tiene dentro de su estrategia el EZLN; pudiendo, gracias a su base popular en el campesinado e indígenas, del Estado de Chiapas, desarrollar una guerra popular prolongada de baja intensidad contra el Ejército Federal Mexicano. La fuerza popular y militar del EZLN fue reconocida y respetada por los estrategas militares del gobierno mexicano, así lo demuestra el hecho de que:

El Ejército Mexicano ha emprendido una auténtica ofensiva militar, superior a la empleada por cualquier gobierno centroamericano para combatir sus guerrillas en el último decenio, y que consta de unos 15.000 soldados y decenas de tanques blindados, según cálculos periodísticos.
Este dato nos indica, además, que el número de miembros del EZLN no puede ser menor al calculado por los expertos, puesto que con esa movilización militar por parte del gobierno, el Estado de Chiapas fue tomado por una quinta parte del total del Ejército Mexicano.
Igualmente podemos considerar el segundo aporte de la Revolución Cubana respecto a las condiciones objetivas y subjetivas en el Estado de Chiapas; aceleradas por el EZLN, que ya no puede ser considerado como un simple "foco insurreccional", sino como un Ejército Guerrillero. Para nadie es un secreto las condiciones de pobreza crítica en que viven millones de campesinos e indígenas en América, desde la conquista española hasta hoy. Brevemente reseñaremos el contexto histórico del problema:

El conquistador español se convirtió en empresario de minas, en productor de cultivos comerciales, en ganadero, en negociante [...] Quería convertir los recursos y el trabajo en bienes negociables: en oro y plata, en cueros y lana, en trigo y caña de azúcar [...]. El motor de este capitalismo fue la minería [...]. Toda referencia a la Utopía --económica, religiosa y política-- se apoyaba, en última instancia en el gobierno y el control de un solo recurso: La población indígena de la colonia
Podemos afirmar que aquí comienza la preparación de las condiciones objetivas para la revolución en América Latina, agravándose cada vez más y profundizándose a través de los distintos cambios políticos e históricos operados en el continente, porque simplemente ocurrieron cambios de unos explotadores por otros.
Específicamente en el Estado de Chiapas existe un panorama desolador que confirma la necesidad de una insurrección como la ocurrida:
La marginación geográfica de Chiapas del poder central favoreció los abusos locales, la pacificación y conversión incompletas, la resistencia espiritual y armada (es legendaria la batalla de la cual se cuenta que los Chiapas prefirieron despeñarse al cañón del Sumidero antes que rendirse), así como las revueltas de indios supuestamente ya pacificados (1532,1542,1692,1712,1869, entre otras).

El contexto histórico señala que las causas de la rebelión (condiciones objetivas) tienen una larga trayectoria, agravadas en regiones todavía más específicas del Estado de Chiapas:
En Ocosingo, Las Margaritas, Altamirano, municipios decisivos en la rebelión (región de las cañadas de la selva Lacandona), la quinta parte de la población no habla español, la mitad es analfabeta, tres cuartas partes viven en cabañas con piso de tierra, sin red de agua potable, drenaje ni electricidad, y el 97% no tiene seguridad social. A lo cual hay que sumar la falta de respeto; el racismo en el trato cotidiano, los atropellos y despojos, el no escuchar ni las quejas razonables y respetuosas.
También debemos señalar otras condiciones de miseria a la que fueron llevados miles de habitantes esa región, y que según Carlos Fuentes, la revolución Mexicana de 1910, dejó atrás a Chiapas:
[...] el mezzogiorno mexicano donde las prácticas oligárquicas no sólo no le han devuelto la tierra al campesino, sino que se la han arrebatado palmo a palmo, en beneficio de los ganaderos, los terratenientes y los talamontes que explotan a Chiapas
como una reserva colonial.
[...] sólo una minoría disfruta de la renta de estos productos. Y esa minoría provinciana, sin nombre ni membrete nacional, hace lo que hace porque el gobierno local se lo permite y cuando alguien protesta, el gobierno local actúa en nombre de la oligarquía local, reprime, encarcela, viola, mata, para que la situación no cambie.
Hasta aquí podemos constatar que ni siquiera fue necesario para el EZLN acelerar las condiciones objetivas para este levantamiento; sólo tuvo que organizar la estrategia político-militar y actuar en un campo fértil para la lucha revolucionaria.
Con esta caracterización también podemos asumir que el tercer aporte de la Revolución Cubana, el terreno de la lucha armada debe ser fundamentalmente el campo, tiene especial importancia para la guerrilla. De acuerdo con lo sostenido por Ernesto Che Guevara, en lo que él denomina la América sub-desarrollada, el grupo armado (guerrilla en cuanto foco insurgente) va progresando contra el poder constituido y en los "medios rurales"; "[...] cualquiera que sea la estructura ideológica que anime la lucha, la base económica está dada por la aspiración a la tenencia de la tierra."

Para Guevara, el "guerrillero es ante todo un revolucionario agrario"; porque es allí donde se concentra el mayor número de problemas y donde puede observarse la profunda brecha que separa al campo de la ciudad. Indudablemente que hoy podemos ubicar tantos problemas de miseria en la ciudad como en el campo, pero lo que no podemos negar es que, conforme al desarrollo de los procesos revolucionarios, quedó demostrado en la década de los sesenta la validez de la tesis de la lucha armada rural. Es claro también que las mismas razones que tuvo Guevara para su formulación las tuvo el EZLN, aún cuando no coincidan sus fines, que es lo que queremos demostrar. Veamos la siguiente comparación:
Interpreta [el guerrillero] los deseos de la gran masa campesina de ser dueña de sus medios de producción, de sus animales, de todo aquello que ha anhelado durante años, de lo que constituye su vida y constituirá también su cementerio.
Son estas las mismas reivindicaciones que exige el EZLN para el campesinado mexicano y particularmente para el de Chiapas:
Luego de una semana de accionar, el EZLN distribuyó en la capital su publicación El Despertador Mexicano, donde dieron a conocer su programa de gobierno, que incluía reparto de tierras, igualdad para las mujeres, reforma urbana y mejoras para los trabajadores.

Siendo el Estado de Chiapas una región eminentemente agrícola, los esfuerzos tuvieron que concentrarse contra el despojo histórico de la tierra, pues tiene "[...] 3,3 millones de habitantes, de los cuales una gran parte se dedica a la agricultura, el estado es uno de los más ricos en cuanto a recursos naturales."
Lo que queremos significar en esta breve comparación es que el EZLN sigue la línea tradicional de ubicar los "focos insurreccionales" en el campo y que la lucha armada debe desarrollarse fundamentalmente con una base popular campesina. El elemento indígena es de mucha importancia dentro de esta guerrilla, incluso se pensó en principio que estuviera integrada sólo por indígenas entapas, cuestión que fue desmentida posteriormente, y no se trata exclusivamente de una lucha indigenista tradicional.
En este sentido, la base de operaciones que venia funcionando en Chiapas fue muy bien asumida por el campesinado y los indígenas de la región, porque militarmente se conformó un ejército bien entrenado y con miembros casi exclusivamente de la región; es decir, el tercer aporte de la Revolución Cubana, según Guevara, es valioso y viable para Chiapas y para el EZLN.
Para Chiapas, por las condiciones de explotación y discriminación a que está sometida su población mayoritariamente rural, conformándose así una región de características acordes para emprender una empresa guerrillera, en el más amplio sentido de la lucha armada rural. Para el EZLN, por iniciar un trabajo político-militar con una estrategia definida y aplicable a mediano plazo, con la certeza del éxito, al menos hasta ahora, y sólo respecto a los medios (método revolucionario).
Surge así un conflicto armado con amplio apoyo popular campesino e indígena, reivindicando los postulados de Ernesto Che Guevara, en cuanto al método, y con una visión importante para las luchas sociales de los condenados de la tierra en América Latina, con implicaciones más allá de este milenio, como lo analizaremos en el siguiente aparte

EZLN: La guerrilla contemporánea latinoamericana por su método revolucionario.
Después del primero de Enero de 1994 se comienza a observar en el contexto latinoamericano un resurgimiento del espíritu revolucionario, que había sido casi borrado por los distintos acuerdos de paz y reconciliación alcanzados por los grupos alzados en armas, con los gobiernos de sus respectivos países. Aunque no es algo nuevo el procedimiento de pacificación o amnistía, sí puede verse un aumento de esta tendencia después de la caída del Muro de Berlín (1989), y el derrumbe del "socialismo real existente"; situación muy bien explotada ideológicamente por el imperialismo, en cuya red cayeron muchos movimientos políticos revolucionarios de América Latina. Pero con la solidaridad internacional que obtuvo el EZLN desde su presentación pública, pensamos que empezó a derrumbar también ese discurso manipulador del capitalismo que:
[...] pretendía vendemos la falsa idea de que entrábamos en un prolongado período de paz a escala internacional; que no existiendo los países llamados socialistas, cesaba la confrontación y se imponía la colaboración, porque éramos un mundo interdependiente (donde todos dependíamos de todos), donde los conflictos regionales que pudieran surgir serían sometidos a una autoridad internacional como la ONU.
Mientras la democracia occidental celebraba todavía la victoria sobre su enemigo bloque socialista, se produce en el país que ingresaba oficialmente al Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE UU y Canadá, una insurrección popular de grandes proporciones, encabezada por el EZLN, cuya carta de presentación implica el factor sorpresa y la fecha adecuada a la celebración del año nuevo y del TLC.
Para analizar el EZLN como la guerrilla contemporánea latinoamericana por su método revolucionario, debemos considerar lo siguiente: La concepción de la estrategia militar del EZLN reúne la experiencia de la lucha revolucionaria desarrollada durante las últimas tres décadas en América Latina. Esta afirmación se puede sostener en el hecho de que esta guerrilla supo ganar en las dos primeras semanas de presentación: primero, una opinión pública nacional e internacional sobre el gobierno mexicano, y un segundo elemento es que dentro de la estrategia se diseñó un plan mediante el cual no se realizarían actividades propiamente militares hasta tanto no se tuviera el número de milicianos, equipos, armamentos y apoyo logístico militar y propagandístico urbano, que le permitiera infundir temor al gobierno mexicano y a su ejército.

No queremos desvirtuar la opinión de uno de los altos dirigentes del EZLN (Subcomandante Carlos), quien señaló que "no somos una guerrilla clásica que pega y huye, sino que pega y avanza." Lo que hemos venido analizando es que la conformación de esta guerrilla está inscrita en la concepción de Guevara. Así podría considerarse esta opinión de que "pega y avanza", porque el impacto propagandístico que propinó el EZLN ante la opinión pública mexicana y mundial, es parte del avance frente al enemigo, ya no sólo en el campo exclusivamente militar:
La rebelión cuenta con la solidaridad activa de gran parte de la población. No se trata de solidaridad armada, sino de un vasto movimiento de opinión que presiona al gobierno para buscar salidas favorables a la negociación y a la paz.
A este punto nos referimos con lo del resurgimiento de un espíritu revolucionario, manifestado no sólo en una actitud favorable al EZLN, sino que se constituyeron muchos movimientos populares, particularmente indígenas, en otros municipios de Chiapas y en otros Estados; llegándose a anunciar incluso participación directa simbólica en el movimiento guerrillero. Esta solidaridad ganada, forma parte de la estrategia político-militar del EZLN. En un llamado público del 6 de enero de 1994, solicitaban a "todos los hombres buenos de esta tierra, indígenas y no indígenas, hombres y mujeres, viejos y jóvenes", no abandonarlos, que no permitieran que su lucha fuera en vano; obteniendo una respuesta inmediata al conformarse dos días después el Movimiento Zapatista del Sur de Puebla, quienes aseguran tener contacto con el EZLN y contar con el apoyo de 60 comunidades indígenas mixtec.

También en San Cristóbal de las Casas se produjeron manifestaciones de apoyo en el mes de marzo de 1994, desfile de 8.000 personas; 5.000 personas lo hicieron en Tapachula y 12.000 manifestaron en Tuxtla Gutiérrez, capital del Estado de Chiapas.
En las marchas los campesinos expresaron apoyo al EZLN y demandaron el retomo a los cuarteles del Ejército Mexicano y acusaron al gobierno de tácticas dilatorias para responder a sus demandas.
Las manifestaciones de solidaridad también se hicieron sentir en la capital (Ciudad de México), donde producto de una amplia cobertura por parte de la prensa, la radio y la televisión de ese país, ya el día 8 de Enero de 1994 hubo una gran manifestación de 10.000 personas, "muchos portando carteles con lemas de apoyo a los insurgentes"; lo cual nos revela el amplio margen de popularidad alcanzado por esta guerrilla en apenas una semana de acciones militares.
Internacionalmente ocurrieron algunos hechos de importancia, especialmente en EE UU se desarrollaron manifestaciones públicas de apoyo en Seattle, protestando contra la represión que ejecutaba el Ejército Federal en Chiapas. La organización no gubernamental norteamericana denominada Coalición para los Derechos de los Pueblos Indígenas de Oklahoma, por medio de su vocera Francis Wise, manifestó su solidaridad al EZLN, al señalar que:
Existe una larga historia de opresión del pueblo de Chiapas en temas agrarios, pobreza y violaciones de los derechos humanos. Es una posición valiente la adoptada por esas personas oprimidas en su esfuerzo por atraer la atención internacional a su causa.

Además, exigía esa organización, la intervención de EE UU en el conflicto armado entre indígenas insurgentes y el ejército mexicano. El amplio margen de popularidad que ganó el EZLN se debió especialmente a su capacidad de manejar los medios de comunicación, con una calificada expresión escrita, que desde el primer momento emitió comunicados y declaraciones claras y precisas; así como lo vistoso de sus uniformes, que por supuesto inspira un aire de seguridad frente a la opinión pública. Existe otro factor, es la figura enigmática del Sub-comandante Marcos, quien ha sabido explotar su apariencia personal y buenos modales frente a la prensa.

Sobre este punto relativo a la guerrilla y los medios de comunicación queremos hacer una crítica a lo que denomina Gabriel Zaid en su ensayo Chiapas: la guerrilla postmodema. "De la guerrilla como producción editorial", al establecer que el EZLN es una "guerrilla universitaria" que "busca ante todo llamar la atención, producir noticias en la capital, más que la mera supervivencia o el avance militar". Llega a comparar Zaid al EZLN con el "departamento de producción teatral de un noticiero", es decir, producir hechos noticiables. La manera como aborda Zaid el análisis del EZLN, nos hace pensar que se trata de uno de los epígonos remunerados del capitalismo, que con escasa rigurosidad científica y con muchos datos de inteligencia militar internacional, quiere desprestigiar la imagen de esta guerrilla. Insiste en ridiculizar alegando que "la guerrilla universitaria sabe que no puede vencer militarmente; que su victoria consiste en ganar la atención de la capital y convencer como espectáculo."
Tampoco podemos estar de acuerdo con la hipótesis de Zaid acerca de quién financia las operaciones del EZLN, porque su fundamentación de que pudo ser financiada por algunos resentidos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) o por el Narcotráfico, sólo se basa en dos hechos que no son enteramente como él los plantea: la reciente creación del EZLN y los "uniformes visiblemente nuevos". Rechazamos estos dos eventos como determinantes para afirmar que la "inyección de dinero fue reciente", porque según cálculos y declaraciones, esta guerrilla tenía no menos de diez años de actividades, y lo vistoso de sus uniformes no es general para todas sus milicias.

El plan contemplado dentro de la estrategia político-militar del EZLN, mediante el cual las operaciones militares se emprenderían una vez que se contara con la cantidad de miembros, equipos, armamentos y apoyo logístico urbano, que les permitiera una cierta seguridad en el combate; se puede sostener mediante el análisis de algunos factores de importancia.
Primero, la denominación ejército que tiene esta guerrilla, está vinculada directamente con sus intenciones de impactar e infundir temor frente al gobierno mexicano. Tradicionalmente se conoce en América Latina las guerrillas con otras denominaciones como frente, movimiento, fuerzas armadas, sólo excepcionalmente algunas se han autodenominado ejército, pero nunca con una milicia de la magnitud de la del EZLN. La denominación no niega que su basamento teórico, en el sentido militar, sea la concepción de Guevara; por el contrario, él habla de ejército guerrillero, que puede convertirse en ejército regular.
Segundo, un aspecto igualmente importante lo tenemos en su Declaración de Guerra (ver Anexo N° 1), mediante la cual se cumple con una formalidad hasta ahora sólo utilizada en caso de guerras externas o internacionales; es decir, quería el EZLN con esta medida alcanzar el rango de parte o ejército beligerante, y ser reconocido por su condición de tal:
Declaración de Guerra al ejército federal mexicano, pilar básico de la dictadura que padecemos, monopolizada por el partido en el poder y encabezada por el ejecutivo federal que hoy detenta su jefe máximo e ilegitimo: Carlos Salinas de Gortari.
Esta declaración formal de guerra emitida antes del comienzo de las operaciones militares, contiene una exposición de motivos, una fundamentación jurídica y seis órdenes precisas que deben ser cumplidas por las fuerzas militares del EZLN, conforme a lo decidido por la Comandancia General del mismo.
Con esta declaración podemos constatar que la organización y los objetivos militares representan un elemento estratégico cuidadosamente montado por la Comandancia del EZLN, para convertirse en paradigma de la guerrilla contemporánea latinoamericana.
Tercero, ya hemos dicho que los cálculos estiman el número de miembros del EZLN en 10.000, lo cual lo convierte en un movimiento poderoso al inicio de sus operaciones militares:
El gobierno, por su parte, emitió un largo comunicado en el que aseguró que el EZLN cuenta con 15 centros de adiestramiento, tiene armas del más diverso calibre y posee una red de comunicaciones que incluye 172 estaciones de radio distribuidas en todo el estado.

El reconocimiento público por parte del gobierno mexicano de que se trataba de una guerrilla muy bien armada y con alta capacidad de maniobra militar, se puede verificar también en el hecho de que los estrategas militares del gobierno movilizaron unos 15.000 soldados, bombardearon la selva Lacandona e indiscriminadamente acribillaron a la población civil. La respuesta militar del gobierno mexicano no respetó ningún acuerdo internacional sobre el Derecho de Guerra, en abierta violación de la Convención de Ginebra de 1949, "sobre defensa de la población civil". Se actuó como si se tratara de una guerra convencional contra un enemigo externo; acciones que sólo pudieron atenuarse por la presión internacional y por la negativa directa de EE UU a que se utilizaran los helicópteros y demás equipos militares empleados para combatir el tráfico de drogas en México. Aunque los intereses de EE UU estaban relacionados con su imagen democrática internacional, y no con una posición filantrópica de respeto a los derechos humanos de los campesinos e indígenas de Chiapas.
Un último factor, que pensamos convierte al EZLN en la guerrilla contemporánea latinoamericana por su método, es el relacionado con el apoyo logístico militar y propagandístico urbano. En principio se pensó que las acciones militares urbanas se debían a actos de solidaridad de otros grupos revolucionarios de otras regiones de México; pero no podemos asumir que por un simple acto de solidaridad alguien se autodenomine miembro del EZLN y emprenda acciones de sabotaje urbano. En Ciudad de México un carro-bomba hizo explosión una semana después del inicio de las operaciones militares en Chiapas, en el estacionamiento subterráneo de un centro comercial, con un saldo de un lesionado y cuantiosos daños materiales; sólo se observaron mensajes pintados con la leyenda: "Ya llegamos, EZLN." Por la rapidez y capacidad militar urbana, no podemos aceptar que otro grupo subversivo mexicano haya preparado y ejecutado esta acción en tan sólo una semana, sino que se trata del apoyo logístico establecido por el propio EZLN en el área urbana. Además, esta guerrilla "había anunciado llevar la lucha a la capital mexicana."
Simultáneamente en los Estados de Puebla y Michoacán, el EZLN se adjudicó mediante comunicados a varias agencias, el derribo de dos torres de energía eléctrica.
Cuando analizamos las acciones militares y políticas adelantadas por el EZLN durante las dos primeras semanas de actividades a escala nacional en México, llegamos a la conclusión preliminar de que esta guerrilla cuenta con un amplio margen de popularidad en la opinión pública mexicana y cierto apoyo internacional, gracias a la amplia cobertura de la prensa. Posee, además, un importante equipo militar y logístico, nunca antes visto en el contexto latinoamericano, con el cual es capaz de soportar una guerra popular prolongada de baja intensidad frente al Ejército Federal Mexicano, porque el número de su milicia, así como la subordinación a una Comandancia General, los mantiene con una alta autoestima y una moral irreductible.
Toda esta caracterización del EZLN puede considerarse decisiva para la interpretación política en cuanto a los aportes nuevos que hace esta guerrilla a la tradicional lucha armada revolucionaria en el continente. Nos indica también que estamos frente a un paradigma de guerrilla contemporánea que muestra renovadores aspectos tanto para otros movimientos revolucionarios, como para estudiosos de este tema. El paradigma es claro. El enigma que encierra sus objetivos reformistas, sólo podrá comenzarse a vislumbrar con un análisis serio y detallado, como lo intentaremos en el Capítulo 3.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda