Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Evaluación, nuevas concepciones

Enviado por silviaker



Es principalmente desde la perspectiva económica y particularmente desde el mercado de trabajo que hoy se cuestiona el papel del sistema educativo.
El acceso al conocimiento y a determinadas competencias ( y no sólo el acceso a la escuela ) es visto como el elemento decisivo para participar activamente en los nuevos procesos productivos, por este motivo que tipo de conocimiento o de competencia desarrolla la educación para a ser problema central.
De ahí que como educadores, el tema eje para todos los que estamos involucrados en la educación sea la evaluación .
La evaluación se ha convertido en los últimos tiempos en un tema recurrente, tanto en el debate didáctico como en las preocupaciones de los distintos estamentos que integran la vida escolar.
Para muchos es un tema de difícil solución y de difícil acuerdos, pero indudablemente nos compromete diariamente en los desafíos similares de esta hermosa tarea de educar.
Siendo la educación una práctica social y la evaluación uno de sus principales actos que se lleva a cabo en las instituciones educativas, debemos abordarla desde distintos aspectos: ideológicos, sociales, pedagógicos, psicológicos y técnicos.
Porque evaluar es valorar, tiene connotaciones ideológicas ya que tiene que ver con concepciones históricas – sociales que predominan en el contexto que sin duda la condiciona.
Tiene connotación social porque se relaciona con la promoción , con el fracaso escolar, con el éxito , con la deserción, donde el
proceso de enseñanza y aprendizaje de desarrollan en un clima donde la ambigüedad, el caos, el desorden, los conflictos , están presentes y formando parte de las instituciones escolares.
Tiene connotación pedagógica porque tiene peso en la conducta de los diferentes actores sociales involucrados en el curriculum .
Cuando la evaluación es estudiada como instrumento de selección puede transformarse en una práctica clasificatoria y etiquetadora, en donde las investigaciones psicológicas han demostrado lo importante que es para el sujeto la imagen que los otros tienen de él.
Tiene connotación técnica, porque es necesario repensar y recrear instrumentos idóneos y confiables que enriquecen el proceso de enseñanza y de aprendizaje , lo cual determina que el problema técnico dependerá y estará condicionado por los otros aspectos.
Se puede definir a la evaluación como el proceso sistemático de recolección y análisis de la información , destinado a describir la realidad y emitir juicios de valor sobre su adecuación a un patrón o criterio de referencia establecido como base para la toma de decisiones .
Evaluar es participar en la construcción de un tipo de conocimiento axiológico, interpretando la información , estableciendo visiones no simplificadas de la realidad y facilitando la generación de una verdadera cultura evaluativa.
Construir una cultura evaluativa implica incorporar a la evaluación como una práctica cotidiana que realizan todos y afecta a la institución en su conjunto, no ya para sancionar y controlar sino para mejorar y potenciar el desarrollo de sus miembros. De esta manera, la evaluación ya no puede reducirse a una práctica que realizan unos ( con autoridad o poder ) sobre otros.
La evaluación es un proceso reflexivo, sistemático y riguroso de indagación sobre la realidad, que atiende al contexto, considera globalmente las situaciones, atiende tanto a lo explícito como lo implícito y se rige por principios de validez, participación y ética .
Evaluar implica valorar y tomar decisiones que impactan directamente en la vida de los otros. En tal sentido, es una práctica que compromete una dimensión ética , no siempre tenida en cuenta y asumida como tal. Se requiere de un proceso reflexivo que asuma una posición de análisis crítico en torno a las acciones que se realizan conjuntamente con las intenciones que se persiguen. En decir, se hace necesario preguntarse qué se pretende, qué valores están involucrados, cómo se realiza, qué efectos tiene, qué papel asumen los evaluadores, etc.
Siendo el conocimiento sobre evaluación una construcción teórica, no es de extrañar que en su práctica convivan diferentes modelos .
La evaluación forma parte de un proceso más amplio que supone la gestión y elaboración de un proyecto .
Es posible pensar en algunas etapas o fases que habría que considerar en la implementación de acciones de evaluación institucional.
Se pueden identificar distintos momentos que se distinguen entre sí por su especificidad:

  • Planificación, que consiste en la definición de los aspectos o situaciones que van a ser evaluadas que dependerá del momento en que se realice así como los objetivos que se persiguen.

En esta etapa se explicitan los propósitos, se definen las situaciones, métodos e instrumentos y el impacto de resultados. También se asignan los responsables y recursos.
Uno de los puntos más importantes a definir en esta fase, es el problema o Situación que se desea estudiar ya que de esta definición emanarán todas las otras.

  • Implementación, en esta etapa se incluye la recolección de información a partir de la que se emitirán las apreciaciones y juicios para valorar la situación que se estudia.

La información que se recolecte será la fuente a través de la cual se van a valorar las situaciones y se tomarán decisiones; si la información que se Recoge no es válida y confiable, la evaluación carecerá de significatividad Posterior.

  • Análisis y elaboración de conclusiones, esta etapa debería realizarse intentando dar respuesta a las preguntas que originaron el estudio. De esta Manera, se debería poder explicar el problema identificado al comenzar la evaluación.

Se realiza la evaluación de los datos, la construcción de explicaciones, la contrastación de hipótesis y la elaboración de conclusiones, definición de líneas y estrategias de acción.
Para que este análisis sea más rico es importante incluir y contrastar las diferentes lecturas y opiniones de las distintas personas implicadas en la evaluación.
Habría que evitar que se generen situaciones donde unas voces son más Escuchadas que otras, ya que es a partir de las diferentes miradas y perspectivas es que se enriquecerán las conclusiones.
Si se trata de un proceso de heteroevaluación, habrá que ser cuidadoso con la forma en que se desenvuelve la información recolectadas a las personas evaluadas, recordando que la evaluación más que servir para marcar un error debería permitir el crecimiento y desarrollo profesional así como la resolución de problemas.
*Elaboración de un informe que debería ser confeccionado de modo sucinto, concreto y con un leguaje inteligible de forma que se facilite su lectura y posterior utilización.
El informe no sólo debería dar cuenta de las causas o factores intervinientes en la situación estudiada sino también y especialmente incluír sugerencias y propuestas concretas para incorporar en el diseño e implementación de proyectos. Es decir, si evaluar supone emitir juicios, valorar una situación y tomar decisiones, el informe debería contemplar estos dos aspectos.
Para la difusión de las conclusiones se podría prever la elaboración de un pequeño documento que incluya las condiciones más importantes de modo de que estén al alcance de todos los miembros de la institución.
La evaluación puede analizarse desde una perspectiva cuantitativa que tiene que ver con el concepto de evaluación como medición y desde una perspectiva cualitativa, se relaciona la evaluación con la capacidad y la acción de apreciar, valorar, comparar, comprender.
Desde el campo teórico podemos afirmar que esto tiene que ver con dos paradigmas diferentes: el positivista y el naturalista.
El paradigma positivista pone su acento en lo observable y medible, en donde subyace la cuantificación, donde se sostiene la defensa de la objetividad y neutralidad del observador en el proceso de evaluación; es decir lo que interesa aquí es producir información que sea de utilidad para el control.
Históricamente debemos reconocer la influencia que han tenido las ciencias naturales en la conformación de este paradigma, que metodológicamente ha buscado siempre la medida y la exactitud. Pero en el campo de las ciencias sociales las críticas comenzaron a sumarse ya que la metodología propia de este paradigma no servía para dar cuenta de los hechos y los fenómenos sociales, ya que requerían de otro tipo de indagación y de construcción teórica.
El paradigma naturalista adopta una orientación cualitativa y surge de las críticas y limitaciones del paradigma positivista, particularmente desde las ciencias sociales.
Desde esta perspectiva se valorizan los aspectos contextuales y situacionales, de ahí que lo que caracteriza a este paradigma es su preocupación por indagar en profundidad, atendiendo a la complejidad de variables, su carácter heurístico y la posición del investigador que va a actuar de acuerdo con sus propios conocimientos y creencias por lo cual no se puede exigir objetividad y neutralidad absoluta.


Comparando ambos enfoques, según Gimeno Sacristán y Pérez Gómez expresan que el enfoque cuantitativo ofrece conocimiento sobre el grado en que han alcanzado los objetivos , mientras que el cualitativo permite una retroalimentación de la acción didáctica .
El concepto de evaluación es uno de los conceptos didácticos que más ha sufrido en nuestro contexto la estrechez positivista. Pero la estrechez del paradigma positivista en sus aplicaciones a la elaboración y evaluación de proyectos educativos ha provocado el desarrollo paralelo de enfoques alternativos con presupuestos éticos, epistemológicos y teóricos bien diferentes.
En la actualidad se ha comprendido que ambos paradigmas tienen limitaciones, ofrecen distintos tipos de datos y en consecuencia necesitan complementarse, frente al objetivo común de generar un conocimiento lo más exhaustivo posible, de manera de ofrecer un mejor conocimiento de aquello que se desea comprender y cambiar.
De lo que se trata es poder lograr en el investigador evaluador subjetividad crítica racional, diferenciándola del subjetivismo como interpretación parcial y/o tendenciosa de los datos .
Desde Parlett y Hamilton también se toman dos paradigmas o escuelas de pensamiento ;
< Clásica o Agrícolo-Botánica ; basado en el aprendizaje por una metodología hipotético deductiva derivada de la psicología experimental y test mentales.
< La antropología social que surge desde la psiquiatría y la investigación participativa, con un estilo de investigación fundamentalmente distintos desde la tendencia dominante e investigación educativa .
Desde la antropología social se toma la evaluación iluminativa, cuyos fines son el estudio del proyecto innovador como funciona, como influyen las variadas situaciones escolares en la que se aplica, que ventajas y desventajas encuentra en él, las personas directamente interesadas y como afecta las actividades individuales desde los estudiantes y las experiencias académicas.
Hay dos conceptos claves para la comprensión de la evaluación iluminativa; el "sistema de instrumentación " y "el ambiente entorno de aprendizaje".
La evaluación iluminativa presenta tres estadios:

  • Observación.
  • Selección de fenómenos
  • Distinguir Causa- Efecto,

Los datos se recogen desde cuatro áreas: observación, entrevistas, cuestionarios y test, y fuentes documentales e históricas.
Se destacan como problemas y posibilidades al subjetivismo, la interpretación personal y los alcances reales de la investigación.
La evaluación educativa significa comenzar senderos cargados de dificultades, incertidumbres y controversias, es un término (significante); pero que tiene multiplicidad de significados.
La evaluación como parte del proceso educativo, está directamente relacionada con las concepciones de educación, de curriculum, de institución y de rol docente. Tiene profundas connotaciones ético-políticas con evidentes efectos sociales.
Cuenta con aportes teóricos propios y requiere de procesos metodológicos pertinentes, rigurosos y adecuados a los
contextos, actores y finalidades.
El proceso educativo es la expresión cotidiana que adopta el plan de estudios en el salón de clase Furlan.
Se gestan para que el alumno adquiera y reconstruya las tendencias, según Mauri se pueden resumir:

  • Conocer las respuestas correctas a las preguntas del profesor. Instrucción, como simple proceso de capacitación.
  • Adquirir los conocimientos relevantes de una cultura; Construir conocimientos. Adquisición de conocimientos relevantes y construcción.

El aprendizaje es la reconstrucción personal del conocimiento existente y el desarrollo de capacidades de un sujeto.
La evaluación del proceso educativo consiste en la formulación de juicios y propuestas para mejorar dicho proceso, por lo cual, según Coll, " La enseñanza se refiere a la comunicación entre profesores y alumnos en torno a un contenido y el apoyo de los docentes para que el alumno adquiera la capacidad de análisis, mítica, reflexión y práctica".
Las finalidades son un componente del proceso educativo que orienta la selección de los contenidos, estrategias y medios educativos y la evaluación del propio aprendizaje, facilitando la relación entre profesores y alumnos.
Los contenidos dan las pautas para la selección de las estrategias ( de enseñanza, de aprendizaje y de estudio).
Coll señala que "los contenidos son los saberes o formas culturales cuyas asimilación y apropiación se consideran esencial para el desarrollo humano y social de los alumnos". La evaluación de los contenidos del proceso es la formulación de juicios sobre su vinculación con la realidad (significatividad), su carácter formativo humano social y profesional, así como sobre su actualidad.
Las vías mediante las cuales se enseñan y aprenden los contenidos y que están vinculadas a los demás componentes del proceso educativo.
Los medios son los apoyos del proceso educativo e incluyen objetos, equipos, materiales impresos y material audivisual. La selección se hace de acuerdo con los objetivos, los contenidos.
La evaluación puede incluir entrevistas con los profesores que los seleccionan y emplean y los alumnos que reciben sus
beneficios.
Para fines de evaluación interesan el espacio de acción y comunicación del proceso educativo (aula, laboratorio, taller u otro escenario) por su importancia para promover el aprendizaje; distinguiendo las características físicas (desde el punto de vista del uso y propósito del espacio, el mobiliario y el material para la enseñanza) y el aspecto psicosocial referido a la oportunidad, viabilidad y tipo de interacción social entre profesor, que matiza el ambiente del proceso educativo.
La evaluación de la propia evolución del aprendizaje hace a la valoración de su propósito, a las formas y el papel en el proceso educativo; esto es, qué, cuánto, cómo y para qué se evalúa lo aprendido en el proceso educativo.
¿Qué evaluar? Manifiesta el interés por conocer el objeto de la evaluación del aprendizaje.
¿Cómo evaluar? La evaluación del aprendizaje puede aplicarse al inicio del proceso educativo.
¿Cómo se evalúa el aprendizaje? Interesa conocer las técnicas e instrumentos que el profesor utiliza para este fin; por ejemplo, determinar si para el aprendizaje de hechos y teorías el profesor utiliza formas idóneas.
¿Para qué se evalúa? Se relaciona con el papel que el profesor confiere a la evaluación del aprendizaje en el proceso educativo.
Interesa saber cuáles son los usos y fines de la evaluación; certificar o calificar el aprendizaje logrado por los alumnos, acreditar y promover a los alumnos, ejercer control a conocer y valorar el proceso de adquisición del aprendizaje de los alumnos.
En el marco de la gestión institucional, la evaluación se transforma en una práctica intrínseca al desarrollo e implementación del PEI. Por lo tanto, si el PEI expresa los principios y objetivos institucionales, la valoración de las prácticas se realizará en función de ellos. Seguidamente las decisiones deberían tender a elaborar e instrumentar estrategias que permitan acercarse a los objetivos institucionales.
Es importante señalar que un proyecto institucional involucra a todos los actores de un establecimiento escolar, aunque a partir del reconocimiento de los diferentes grados de implicación en el proyecto que los actores puedan tener. También solicita una planificación de la participación de los actores; requiere de tiempos (a veces prolongados) para su formulación y exige la previsión de diferentes estrategias para atender las características propias de los establecimientos que integran un nivel, una
modalidad, etc.
La evaluación debe ser fruto de una decisión y una intención institucional. Son muchas las prácticas evaluativas que se llevan adelante de manera cotidiana en una institución, aunque no todas sean sistematizadas u organizadas.
La evaluación tiene la función de motor del aprendizaje pues sin evaluar y regular los aciertos y errores, no habría progreso en
el aprendizaje de los alumnos, ni acción efectiva de los docentes, tal cual también lo sostiene la transformación educativa, y en nuestra provincia, el Diseño Curricular Jurisdiccional.
¿Cómo evaluar?
Está referido a la importancia de la obtención de la información. En las Instituciones Educativas en general ésta circula en forma oral y espontánea.
Tomar decisiones en cuanto a cómo evaluar requerirá de consideraciones y criterios, el problema metodológico es mucho más amplio y profundo que la serie de instrumentos a evaluar.
La clara determinación de los aspectos a evaluar, de los específicos o variables y de los posibles indicadores, es fundamental para pasar más tarde a construcciones estratégicas y de instrumentos de recogida d datos. Una serie de interrogantes nos permiten discriminar; orientar el proceso de selección de indicadores que permitan recoger esos datos que den cuenta de la existencia o no de aspectos a indagar; eso si cualquiera sea el modelo por el que se opte, el proceso y las técnicas o
instrumentos deben respetar la validez y fiabilidad como condiciones fundamentales.
Para la indagación del curriculum real pueden resultar de utilidad:

  • Observación directa (listas de conducta – escala de clasificaciones)
  • Diversas técnicas de registro y notas de campo
  • Observación indirecta (entrevista – cuestionarios – diarios o registros)

Para la utilización de cualquiera de las técnicas señaladas, habrá que tener en cuenta: la oportunidad de aplicación, la rigurosidad propia de cada uno, el análisis del material recogido, su contrastación y la interpretación posterior y que por su importancia debe ser elaborada a nivel institucional.
Para los resultados o efectos del curriculum es necesario tener en cuenta otras cuestiones (ámbitos, actores a indagar, técnicas adecuadas a cada caso).
Para el rendimiento de los alumnos habrá que tener en cuenta si se van a seleccionar determinadas materias o espacios curriculares; se podrá utilizar datos de tipo cuantitativos y cualitativos.
Luego nos plantearemos ¿qué hacer con la información recogida?
Frente a la pregunta anterior resulta imprescindible que las evaluadores estén concientizados de la importancia de:

  • Registrar ordenadamente los datos de acuerdo con los requisitos de las técnicas empleadas.
  • Guardar ordenada y sistemáticamente la información recogida.
  • Tener prevista forma de triangulación para constratación y enriquecimiento.
  • Analizar datos e interpretarlos de acuerdo con el plan de evaluación.
  • Elaborar informes parciales o de avance acerca de los procesos evaluativos.
  • Asegurar la confidencialidad de los datos hasta que sean interpretados e informados.

La investigación
Las posiciones actuales tienden a considerar a la evaluación como un proceso de investigación, pero que se diferencie de otras investigaciones, en tanto la investigación con fines evaluativos posee objetivos que le son propios, que tienen que ver con la toma de decisiones en relación con cambios a producirse como consecuencia de los resultados obtenidos.
Para que los docentes puedan tomar decisiones tendientes a mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje es necesario que reflexionen sobre su propia práctica: sólo a partir de esta reflexión en el marco del PEI podrán ajustar las acciones necesarias para acercarse a los objetivos que la institución persigue.
Según MC. KERMAN "La idea del profesor como investigador es de importancia crucial para el desarrollo futuro de la profesión y del curriculum en general. Estoy firmemente convencido de que si esta idea se tomara más en serio, el curriculum mejoraría espectacularmente. Esta investigación incumbe al profesional en ejercicio y hay signos de que es una idea cuya hora ha llegado. Una escuela que es sólo distribuidora de conocimiento no sirve para liberar a los profesores y a los alumnos, sino para sumirlos en la esclavitud, pues los priva de sus derechos intelectuales".
La investigación-acción es una forma de indagación autorreflexiva sobre la propia práctica cuya finalidad es entenderla para poder mejorarla. Consiste en investigar primero para posteriormente, tomar decisiones. Es un tipo de investigación que se relaciona con los problemas prácticos cotidianos experimentados por los docentes en su quehacer diario.
Siguiendo a Elliot (1990), es posible identificar las siguientes fases:
1.- Identificar y clarificar el problema (situación o hechos) que se desea cambiar para mejorar:
2.- La exploración: describir la situación de la manera más completa posible y explicarla generando hipótesis explicativas y comprobándolas. Para que se comprueben es necesario recoger información.
3.- La construcción del plan general: Descripción de la idea general. Descripción de los factores que se han de modificar para poder mejorar la situación. Descripción de los recursos necesarios (materiales, funcionales y personales). Descripción de las normas que regirán el acceso y disponibilidad de la información.
4.- Decisión sobre cuáles de las medidas perfiladas en el plan general deben ser puestas en marcha en primer lugar, y cómo se verificarán los procesos de puesta en marcha y sus efectos: se utilizarán técnicas de recolección de información.
Según M. BROVELLI:
"Cualquiera sea el modelo por que se porte, las técnicas e instrumentos a utilizar no pueden obviar el rigor propio de todo trabajo de investigación. En tal sentido, la validez y fiabilidad, constituyen dos condiciones ineludibles. "
"La investigación en la acción es, según afirman KEMMIS Y STAKE (1988), una especial forma de autoevaluación usualmente empleada por los profesores, aunque cada vez más usada por los profesores en colaboración con los estudiantes y con otros miembros de la escuela. Se centra en la mejora de las prácticas educativas, la comprensión de dichas prácticas y de las situaciones en las que trabajan los profesores".
La investigación-acción en la autoevaluación institucional ha sido analizada y estudiada por diferentes investigadores, pero vale una mención especial a lo analizado por Antonio Rivilla y Antonia Pesqueira : " los profesores no pueden ser agentes pasivos en los procesos de evaluación de sus centros, tienen que erigirse en agentes activos y participar en la evaluación que desde las diferentes administraciones se les practica".
En especial sobre el objeto de investigación , numerosos estudios presentan las posiciones de renombrados investigadores; en la década del noventa, Stenhouse comenzó a valerse fuertemente de una premisa que hoy nos toca cada vez más fuerte: "investigar es mantener en todo momento una actitud investigadora en el aula".
Porque además, las épocas marcan cambios profundos, nos encontramos con una comunidad científica para la cual investigar significa o equivale a aplicar el método científico a la resolución de problemas y la concepción de esta nueva investigación pretende adoptar desde este estudio reorientar lo que tradicionalmente se ha entendido por investigar en educación/enseñanza. Trata de conjugar algunos de los criterios y procedimientos de los enfoques tradicionales y acogerse a la perspectiva epistemológica de las nuevas corrientes evaluativas de la investigación en el aula.
Siguiendo a Ferrández, hablamos de una investigación interpretativa, crítica y positivista ( esta última característica hace mención a la utilización de técnicas positivistas pero no afecta a la naturaleza del conocimiento), aunque por definición suele situarse entre las perspectivas interpretativa y crítica.

Nos agradaría cerrar con la opinión del autor de este término investigación-acción. Proviene de KURT LEWIN y nos dice:

"La investigación requerida para la práctica social puede ser caracterizada como una serie de procesos investigativos que esclarecen el quehacer del profesional en el manejo de problemas sociales específicos (administración social). Se trata de una forma de investigación-acción, una investigación comparativa sobre las condiciones y efectos de varias clases de acción social, y es investigación que conduce a la acción social. A nuestro entender la investigación que produce sino libros no es suficiente".
En el módulo anterior, de organización escolar, se analizó un proyecto de investigación-acción que llevó el nombre "Comprensión Lectora".
Nuestra propuesta en este módulo es enmarcar este proyecto teniendo en cuenta a Fuensanta y abordar la evaluación del mismo considerando las apreciaciones de este autor.
Para dar respuesta a este interrogante, observamos que se distinguieron claramente los tres momentos a tener en cuenta para la evaluación del PCE: evaluación inicial, evaluación procesual y evaluación sumativa.
Vale destacar que el abordaje de la selección, distribución y secuenciación de contenidos inter e intraciclos, así como el tratamiento de los temas transversales, pudo haber sido desarrollado con mayor claridad.
Las estrategias metodológicas e idoneidad aplicada, incluye diferentes aspectos metodológicos generales: agrupamientos, organización de horarios y espacios, así como las decisiones sobre los materiales curriculares y didácticos a emplear.
Se tiene en cuenta también el tratamiento de la atención a la diversidad en las diferentes etapas; la acción orientadora y tutorial, el apoyo al proceso de enseñanza y aprendizaje , la orientación académica y profesional, la evaluación de las estrategias , el aprendizaje de los alumnos, la práctica docente y la evaluación del propio PC.
Teniendo en cuenta que la respuesta educativa de las distintas áreas /o espacios curriculares se llevó a cabo mediante la implementación de las Programaciones didácticas, los docentes evaluaron los objetivos, contenidos, tratamiento de los temas transversales, metodología y evaluación, además de la coherencia entre todos los elementos, mediante la evaluación inicial,
procesual y sumativa de dichas programaciones didácticas.
En nuestra opinión, la investigación evaluativa, cooperativa sería el mejor modo de abordar la evaluación del PCE, es decir, el trabajo conjunto entre profesores e investigadores compartiendo responsabilidades, pero en el que cada persona pueda actuar desde su rol específico, lo cual permitirá un enriquecimiento mutuo de ambos profesionales que, forzosamente habrá de repercutir directamente en el desarrollo profesional y en la práctica educativa.
Porque pensamos que la evaluación del PCE debe ser una tarea permanente de los docentes, mediante procesos cooperativos, compartidos, hasta lograr la autoevaluación plena del PCE sin ayuda del investigador.(Pudiendo convertirse cada docente dentro de su tarea diaria en investigador.)
Sostiene Fuensanta: " Nuestra propuesta para evaluar el PCE queda enmarcada dentro de la actual Reforma educativa y pretende como finalidad última el desarrollo profesional de los profesores y mejorar la práctica educativa desde la reflexión, el diálogo y las actuaciones colegiadas".

 

 

 

Autor:


Nancy Colomba
Griselda Chanes
Silvia Kern:
Mirta Cevallos
Silvia Fosch:
Carlos Wangler


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda