Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La tarea de los intelectuales sólo se vuelve honrosa cuando comunican sus conocimientos a los demás

Enviado por obicetempestad



Indice
1. Introducción
2. Filosofía aplicada.
3. Conclusiones (inacabadas)
4. Bibliografía.

1. Introducción

De Más Platón y menos Prozac a la Filosofía Aplicada
"No se ha de emplear la memoria más que en las cosas cuya conservación nos sea conveniente y que tengan relación con la vida real"
(KANT, I Sobre educación)
Existen obras que, por si mismas, dejan zanjadas las cuestiones que nos desvelan. Otras plantean exiguamente los problemas y nos dejan con el apetito abierto para seguir investigando. Las hay que son lamentables compendios exhaustivos que dejan demasiado enardecida la cabeza y en una lúgubre penumbra invernal nuestro corazón. Escritos que arrebatan nuestros espíritus y otros que nos dejan dispuestos a la contienda.
Ahora bien, ¿qué pasa cuando un libro susurra algo, quizá con una intención sutilísima del autor consciente o inconsciente, o se desbroza en un argumento que, a todas luces, se despierta de manera anodina? ¿Qué sucede cuando un autor del que se espera un mediodía queda en un amanecer?
Pueden acontecer dos cosas: fraguar un lector desilusionado o generar un arqueólogo alentado por la lectura "esotérica" de la obra. En el primer caso seremos testigos de un crítico superficial, en el segundo de un buscador del santo grial que anhelará la autenticidad del contenido.
Mucho se ha hablado del libro de Marinoff. Los ámbitos academicistas, en ocasiones, han establecido críticas sin siquiera haberlo leido. Otros disertan peroratas pesimistas sobre la misma. Sin embargo, se confirma el éxito del best-seller. Por ello hemos de preguntarnos si es acaso un producto comercial que carece, mutatis mutandi, de relevancia en ámbitos de más alta especialización. Si Más Platón y menos Prozac podría ser un referente más allá de ordos menos profesionalizados.
El profesor Cencillo establece una crítica del mismo en su obra Cómo Platón se vuelve terapeuta. Sin esperar estragar sus argumentos, me parece oportuno indicar que sus intuiciones son adecuadas aunque incompletas. Un parpadeo que no alcanza el grial de lo que significa la Filosofía Aplicada. Se cierne sobre Más Platón y menos Prozac sin afincarse sobre la relevancia de su sustrato disciplinario.
Precisamente esta es la gran aportación de Marinoff: no tanto su obra sino las implicaciones de su argumento, no Más Platón y menos Prozac sino la Asociación Americana de Filósofos Prácticos (APPA) y las actividades a las que ayudan a elevar el vuelo.
A nuestro modo de ver, no es que la obra de Marinoff adolezca de numerosísimos elementos de seriedad (cosa que merecería un análisis pormenorizado) sino que es un cedazo de un argumento disciplinario mucho más complejo y controvertible. Quiero decir que resulta imprescindible contar todo aquello que a Marinoff se le ha quedado oculto en las cuartillas de su despacho en su cátedra en Estados Unidos y detrás del proscenio de sus actividades en la APPA.
Marinoff no es un escritorzuelo más que, bajo ínfulas neoliberales y deseos de ventas masificadas, ha lanzado al mundo un producto con el que enriquecer sus arcas.
El grave problema es que su escrito constituye un leve movimiento de sístole cardiaca que necesita que alguien ponga la diástole. Únicamente de este modo conseguiremos escuchar el latido verdadero (completo) de lo que es la Filosofía Aplicada allende de las limitaciones del filósofo de Nueva York. Es lo que vamos a intentar poner de relieve en este trabajito.
Consideramos que Más Platón y menos Prozac constituye una obra que, al estilo gadameriano, necesita ser completada por el trabajo de un lector que indague más allá de sus presupuestos explícitos (la obra de artística necesita continuarse en el individuo que la contempla). Atisbarla como un elemento ya hecho por el artista (de una vez para siempre) sólo induciría a la apologética de un lienzo famélico, escuálido y que es de escaso contenido (el circunscrito a la época y mente del creador inicial). Una obra escrita por un petimetre que no debe introducirse en círculos academicistas.
En lo que sigue no aflorarán defensas en favor del Dr. Marinoff sino de hacer un poco de luz en un ámbito novedoso de la filosofía (al menos a nivel profesionalen España), las asesorías filosóficas y la Filosofía Aplicada. Es casi una guía, un primer acercamiento que no pretende la minuciosidad sino que se gloría en despertar la sed. Es un trabajo incompleto que, presumiblemente, se irá aumentando en el futuro.
Decía Kant que la verdad se bastaba para defenderse a sí misma. Nosotros no pediremos tanto a un libro que ya se vende en la indecorosa edición de bolsillo. Sí lo haremos con la Filosofía Aplicada. Para ello desearíamos quedar fuera de lo que supone un filósofo bajo el sesgo de muchos de nuestros conciudadanos de a pie, esos que piensan como ya lo hiciera Wilde en uno de sus famosos relatos:
"yo soy tan profundo que , a veces, no comprendo ni una palabra de lo que digo.
-Entonces debéis ser licenciado en Filosofía- dijo la libélula"

2. Filosofía aplicada.

Clasificación y especificidad.
"La tarea de los intelectuales sólo se vuelve honrosa cuando comunican sus conocimientos a los demás"
(KANT, I Lecciones de ética)
El campo de la Filosofía Aplicada se caracteriza por ser un cosmos en el que se alinean un dilatado enjambre de prácticas. Cafés filosóficos, asesorías filosóficas, asesoramiento a empresas, son algunas de las manifestaciones que utilizan los instrumentos de la filosofía en su práctica profesional habitual.
Nosotros, nos vamos a restringir al estudio de uno de ellos, la asesoría filosófica. No obstante, haremos referencias al resto puesto que es un compartimento estanco, aunque sí definido.
El tránsito entre cada práctica específica se focaliza, no tanto en el cambio de metodologías, sino en el lugar de patentización de los mismos. Es así como aunque los problemas puedan diferir según el cliente sea individual o colectivo, el modus essendi de las herramientas utilizadas y la estructuración metodológica será común a todas las instancias profesionales a que nos referiremos.
Empezamos resumiendo en la tabla I los ámbitos operativos de la Filosofía Aplicada.

Representantes

Desarrollos profesión.

Objetivos

FILOSOFÍA APLICADA

Social –FAS-

-Prof. Obando.

-Profª. Zabala.

-Críticos de la sociedad (desde Platón a Beck)

Grupos

Cafés Fcos.

Crear ámbitos crít.rac.

Organizacio-nes.

Emp priv.

Racion.trabajo,...

Inst. Públicas

Racion.sociedad y trab

ONG´s y crítica social

Crítica (Kritik) y desarrollo integral

FILOSOFÍA APLICADA Personalizada

-FAP-

 

-Prof. Achenbach

-Prof. Raabe.

-Prof. Marinoff.

-Prof. LeBon

Consejo en momentos puntuales

-Solución de crisis.

Desarrollo integral racional

-Formación en el ser.

-Ayuda al desarrollo de una vida racional

Tabla I.- Clasificación orientativa de los ámbitos de la Filosofía Aplicada.

La Filosofía Aplicada va a tener dos lugares de acción el despacho y la consulta.
-En el primer caso incluimos:
-Trabajos de filósofos en empresas privadas y en instituciones públicas. Se trata de tareas en las que se persigue desde la optimización de la producción por métodos racionales hasta técnicas en las que se aportará una visión, ampliada por la filosofía, de la sociedad que ayude a introducir un producto determinado en una campaña de ventas. Estipula la eficacia en el trabajo y comprensión previa a la venta o al desarrollo de una empresa privada.
-Los trabajos en instituciones públicas serían los mismos aunque los objetivos dependerían de los de la institución a lo que pertenece. Supone ofrecer una visión amplia de las cuestiones que se estén trabajando.
-Crítica social: Se refiere a todos aquellos trabajos que actualmente se publican y analizan cuestiones sociales de manera pormenorizada. Por ejemplo los estudios sobre la clonación, sobre las nuevas situaciones a que nos conduce la aparición y desarrollo del Tercer Entorno, el nuevo tipo de relaciones que se dieron en los inicios de la sociedad industrial, las consecuencias de la globalización, etc... Aquí se mezcla la filosofía académica intentando dar respuesta a los problemas del ser humano de cada época.
-Cafés Filosóficos: Lejos de buscar aventar definiciones filosóficas sobre conceptos que los grandes pensadores han intentado dilucidar, se debería proponer el extender la práctica racional. La aplicación de la razón a la resolución de conflictos. De este modo, es un colchón social que aleja de la anestesia social y las existencias alienadas aquejadas en nuestra sociedad. Construye existencias más críticas, menos dependientes y/o alienadas y que enfrentan más eficazmente los problemas.
Nos centraremos en lo que sigue en el análisis de la FAP. Es el ámbito de los asesores filosóficos. En la bibliografía disponible se interseccionan dos líneas argumentativas sobre cómo desarrollar ésta práctica:
-Actuación sobre el ser del individuo para generar personas más racionales, o existencias más cercanas a una vida menos superficial y más íntima comprometidas con una vida examinada. El consejero lejos de resolver problemas ayuda a que el cliente los resuelva por sí mismo proporcionándoles los instrumentos oportunos para ello.
-Actuación en problemas puntuales del individuo.
En opinión del profesor Raabe el asesor filosófico es a la vez "a counselor and a teacher, helping the client to think clearly about the issue at hand while at the same time giving the cliente the tools that will improve his thinking in future". Precisamente por esto, continúa, no se crea una dependencia con el asesor filosófico sino que lo libera para que en el futuro pueda resolver por sí mismo sus problemas.
En resumen, subyace una común red sémica en la Filosofía Aplicada: la razón cómo methodos (meta-odon) resolutivo y vivencio-felicitario. Inexorablemente somos interpelados hacia su definición formal, su origen y su metodología. Es la cantinela que, como las sirenas a Ulises, nos llaman a encontrar lo que a continuación exponemos.

Definición y caracterización.
"¿No cumplen los filósofos lo que dicen? Pero ya hacen mucho con decirlo, con concebir en su pensamiento la virtud. Pues si sus hechos fuesen iguales que sus dichos, ¿quién sería más feliz que ellos?"
(SÉNECA Sobre la Felicidad)
Lo que aquí apuntamos como Filosofía Aplicada es lo que se ha denominado Filosofía Práctica, Philosophical Practice. Hemos optado por esta denominación para reservar el nombre de Filosofía Práctica a aquellas disciplinas filosóficas que se han considerado dentro del ámbito de la ética, política, estética y anejos.
El concepto de Filosofía Aplicada lo usan Octavio Obando así como Manuel A. Paz y Miño. Ahora bien, ellos lo utilizan para lo que hemos indicado como Filosofía Aplicada Social y no en el asesoramiento filosófico personalizado. A partir de ahora nos referiremos indistintamente a Filosofía Práctica y Aplicada con relación a la FAP como el objeto a estudiar.
La Asociación Internacional para la Práctica Filosófica (International Society for Philosophical Practice -ISPP-) fundada por el profesor Achenbach indica que la FAP es un camino de ayuda mental ("mental way") y de consejo pero no de tratamiento.
Constituye éste un elemento controvertido, puesto que, a veces, se ha discutido sobre si realmente era una terapia alternativa al modo de las psicoterapias. En consonancia con la afirmación del Dr. Achenbach, la FAP se ha convertido en una alternativa a las psicoterapias en lugar de una terapia alternativa.
Las asesorías filosóficas no tratan con personas enfermas sino con individuos sanos que buscan introducir claridad en sus modos de vida, "in order to understand and to be understood". Para ello, usan la racionalidad (razonable) y el legado de la sabiduría filosófica para resolver cuestiones que, eo ipso, la gente no puede solventar o que les crea conflictos personales.
Fue aquel filósofo alemán el primero que confió en las posibilidades racionales del hombre. Por ello, la filosofía se presenta como algo que, para el catedrático Marinoff, puede llevar a cabo cualquier individuo. Las asesorías, basadas en esta premisa, admiten que el profesional ayuda (como una partera) a sacar del cliente una solución a sus problemas. Es el cliente el que ha de fraguar su propia solución.
El profesor Raabe estipula la FAP en "un diálogo de colaboración creativo entre dos individuos. Uno, el asesor, que se ha entrenado en la historia y práctica de la filosofía y otro, el cliente, que busca ,mejorar su vida".
El Dr. Lebon , filósofo, enjundioso articulista y editor del Journal of the society for philosophy in practice, es consciente de que "Philosophical counselling is an approach to counselling that uses philosophical insights and techniques to help clients think about their life".
Últimamente existen psicólogos que han considerado lo adecuado de surcar con filosofía los rumbos de su terapia para desterrar los cercos a que los somete su disciplina. Es el caso del profesor Cencillo al que ya hemos aludido. En su opinión, la filosofía ayudaría a una "resituación adecuada del sujeto en el mundo (recordemos que ya Ortega mostraba que la función del conocimiento era orientar en el mundo), integración del hombre para llevar a la felicidad".
Resumimos lo indicado y le damos acabamiento adecuado con una epítome de características que concurren en la FAP:

  1. El consejero filosófico, como su nombre explícita, es alguien que conoce los problemas del cliente y va haciendo que éste, por sí mismo, descubra sus propias soluciones . Por tanto, no es una terapia.

    -Racionalidad razonable. Permite sondear los asuntos que presenta el problema con claridad y distinción, así como vehicular las soluciones. Constituyen el estadio formal del trabajo de la FAP.
    -Legado filosófico de la tradición. Recoge los trabajos de la filosofía perenne y de aquello filósofos que han modelado a lo largo de la historia una pléyade de conocimientos sapienciales útiles para la FAP.

  2. Cuenta con dos elementos de concreción profesional:
  3. El desarrollo del trabajo se adecua a un ámbito dialogado en igualdad. No hay alguien que está por encima del otro. Se intenta, de facto, que las soluciones sean el punto de encuentro de las dos partes. Marinoff indica que puede ser necesario proponer vías de comprensión de los problemas del paciente siempre y cuando éste los acepte como tales. No es cuestión de diagnosticar e imponer soluciones sino de dialogar para la comprensión y posterior actuación.

    Puede suponer tanto la solución de crisis personales como la transformación interior, como ya afirmamos. En el segundo caso, el conocimiento aportado es experiencial "entendiendo por experiencial aquellas experiencias en las que no entran en juego solamente una o varias de mis dimensiones (sensorial, mental, emocional, ...) sino en las que entro en juego yo mismo".
    Es así como por una parte hace (soluciona problemas puntuales que nos asolen) y nos hace (nos permite adquirir técnicas y habilidades que podemos integrar, modelándonos una personalidad más racional y capacitada para la resolución de problemas futuros).

  4. Aunque es una metodología cimentada en la racionalidad no obvia los sentimientos. No reduce al hombre a mera razón.
  5. Su herramienta formal de trabajo es el diálogo al modo platónico y socrático.
  6. Su ámbito profesional es la consulta privada con sesiones de poco menos de una hora.
  7. La creatividad y amplitud de horizontes es una de las armas que se han de forjar de manera incisiva en el trato con el paciente.
  8. La visión redimensionada al máximum del filósofos permite encuadrar el problema integrado en amplios marcos cognoscitivo-existenciales: Desde lo social, lo mental, lo antrópico, lo ético, lo epistémico, lo metafísico, ... y, fundamentalmente, dentro de esa categorización racional que constituye su esqueleto básico.
  9. Su finalidad es la Felicidad humana, el arte de vivir bien.

Los orígenes.
Toda disciplina se encuentra avalada por una tradición anterior. En ella, las diversas teorías se han ido enfrentando para ir agudizando la visión en torno a su objeto de estudio. La FAP no surge en el vacío. Su historia se remonta hasta unos 2500 años atrás en la historia. La describimos sucintamente a continuación.

a) Sócrates.
"En una palabra: es indispensable, como pedía el oráculo griego, conocerse a si mismo. He aquí el primer paso hacia la sabiduría. Consiste en imbuirse de lo insondable del alma humana. Nosotros mismos somos el misterio final"
(WILDE, O De profundis).
La FAP se basa en el método de trabajo de Sócrates. Él, lejos de pleitear o establecer argumentaciones sofísticas en las que brillase el destello de su valía, intentaba hacer parir la verdad de aquellos que tenía enfrente.
Es el arte de la mayeútica (de la celebérrima "maieue" que es la profesión de las comadronas a ayudar a parir a las madres). La mayeútica no deja lugar a peroratas del maestro sino que acompaña al discípulo cuando saca de él mismo verdades que se encontraban atesoradas en su interior.
Con este talante, el asesor filosófico no intentará dogmatizar sino razonar con el cliente. Asesorarle para que, racionalmente, descubra por sí mismo qué es lo que debe de llevar a cabo.
Al parecer del Dr. Achenbach, todo hombre tiene la capacidad de razonar. El mismo profesor Marinoff indica que las primeras fases metodológicas de la FAP pueden ser superadas sin ayuda profesional.
Análogamente a la intuición del Dr. Achenbach, la FAP ha recogido la afirmación del oráculo de Delos ("conócete a ti mismo") que repetiría Sócrates. Según este anhelo, la FAP aboca a una vida reflexionada. En ella, florece la sabiduría interior como manantial para razonar los eventos cotidianos de la existencia y para conocerse a uno mismo y al mundo que le rodea.

b) Filosofía perenne originaria y racionalismo posterior.
"¿Qué ha ocurrido? ¿Cuál es esa doctrina que ha desplazado así súbitamente las más altas creaciones de la mente griega?"
(MARÍAS, J Introducción a <<Sobre la Felicidad>> de Séneca)
Toda la filosofía oriental sapiencial, así como tradiciones filosóficas orientales como el budismo o el I Ching, es material para el desarrollo de una filosofía cuya intuición básica es la cuestión de la Ética a Nicómaco.
Ya Aristóteles nos advirtió en su ética que él no pretendía hacer un manual, sino una obra eminentemente práctica que nos condujera a la felicidad.
Buda indicaba que "los carpinteros daban forma a la madera, los flecheros a las flechas y los sabios a sí mismos". La forma que asumía Epicuro para conseguir esto era la razón. Marco Aurelio corroboraba que la filosofía era la ocupación adecuada para tales menesteres.
Epicuro caracterizó a la filosofía como una "terapia del alma" como nos recuerda el Dr. Raabe en What is Philosophical Counselling?.
Para los estoicos suponían que la filosofía era la enseñanza del arte de vivir bien. Sus concepciones sobre la apatheia estaban en paridad con el de una razón que llevaba inexorablemente a la Felicidad. Para Séneca, la felicidad "tiene, por tanto su fundamente en un juicio recto y justo".
Descartes y Spinoza también conceptualizaron la filosofía como la práctica de la sabiduría. Ellos introdujeron claridad en una serie de conceptos de las cosmovisiones de los seres humanos. Sus mayores aportaciones fueron los métodos de claridad racional que introdujeron. Sobre todo la duda racional de Descartes, modelo no sólo para los estudios filosóficos sino para determinar las condiciones de corrección del pensamiento científico
También son de destacar los asertos de Wittgenstein. Desafiantemente arguía "What is the use of studing philosophy if all it does for you is to enable you talk with some plausibility about some abstruse questions in logic, etc. and if it does nos improve your thinking about the important questions of everyday life?"
Aparte de esto, toda una tradición racionalista ha ido profundizando en el concepto de racionalidad, y sigue aumentando éste recorrido. Destacamos, en este sentido, el libro de Mosterín Racionalidad y acción humana quien, desconocedor de la Filosofía Aplicada, aventó en 1978 una forma de claridad racional muy útil para nuestro objeto de estudio. Ofreció pautas que en el futuro podrán desarrollarse como punto arquimédico para el desarrollo metodológico de la FAP.

c) La Filosofía Aplicada.
"El hombre que no está dispuesto a correr riesgo alguno renuncia a su propia realización"
(AGAZZI, E. El bien, el mal y la ciencia)
Tradicionalmente se atribuye el inicio profesional de la Filosofía Aplicada a la consulta que en 1981 abrió el Dr. Achenbach cerca de Colonia, Alemania.
Durante la década de los 80 fue casi un desconocido. El desarrollo de la práctica profesional de la filosofía se desarrolló en la década siguiente. Se empezaron a fundar asociaciones como la Asociación Internacional de Filosofía Práctica- ISPP- en Alemania, la Society of Consultant Philosophers en Inglaterra, la Israel Society for Philosophical Inquiry en Jerusalem o la Asociation Philosophical Practitioners Asociation (APPA) dirigida por el celebérrimo Marinoff.
Junto a las asociaciones surgieron los asesores profesionales: el Dr. Raabe en Canadá, el Dr. Marinoff en Nueva York, el Dr. Lahav de Israel, el Dr. Tim Lebon en Inglaterra, etc... Todos ellos fueron asentando esta disciplina. Así en 1995 se pudo celebrar el primer congreso internacional en British Columbia del que surgió el libro Essays in Philosophical Counselling.
Se dispone de amplia bibliografía sobre la FAP, desgraciadamente casi por completo en inglés (acúdase a www.appa.edu para completa bibliografía o a la bibliografía de este trabajo).
La FAP no es una moda más, sino todo un complejo profesional que busca su extensión en ámbitos a los que aún no ha accedido y que requiere de sus servicios.

d) La Filosofía Aplicada en España.
"No se cura un organismo amputándole un órgano vital, sino reconduciendo su funcionamiento para armonizar con el resto del cuerpo"
(AGAZZI, E. El bien el mal y la ciencia)
Análogamente a una bibliografía sin traducir, la profesión está escasamente desarrollada en España. Se cuentan meritorios, por nimios, casos de filósofos prácticos en España. La Dra. Cavallé tiene una consulta en Madrid, recientemente me han informado de que en Santander se ofertaba terapia filosófica en una consulta y en internet existe la página web del gabinete filosófico del Dr. Ramón Candó.
A pesar de lo exiguo de estos hechos, la perspectiva futura parece más halagüeña.
En la Facultad de Filosofía de Sevilla se encuentra trabajando el grupo E.T.O.R. (Educación, Tratamiento y Orientación Racional). Este grupo movido por trabajos como El estado oculto de la Salud en que colabora Gadamer, La sabiduría recobrada de la Dra. Cavallé, Cómo Platón se vuelve terapeuta del profesor Cencillo o Más Platón y menos Prozac de Marinoff inicia una asignatura de libre configuración durante el presente curso (2002/03): "Metodología racional de autointerpretación de la vida cotidiana".
Siendo conscientes de que para conseguir un certificado en la asociación del Catedrático Marinoff es imprescindible viajar a Nueva York. Es imposible realizar cursos vía internet (por el momento) que ayuden al alumnado en su formación académica sobre FAP. Por ello, consideramos que el esfuerzo de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla (y la asociación que está detrás del curso) constituye una gota de agua de extrema necesidad en un mar de sequedad para aquellos filósofos y alumnos españoles interesados en esta cuestión.

Metodología.
"Obrar es fácil, pensar es difícil; obrar conforme al pensamiento es molesto"
(GOETHE, J.W. De Guillermo Meister)
Encontrar un único método de trabajo en Filosofía Aplicada es complejo si atendemos a todas las sendas a que esta disciplina ha propiciado. Aun así, existen líneas maestras de trabajo. De hecho hay una tendencia a convergir en un único camino.
Describiremos tres de esas metodologías. Son la del profesor Marinoff, la de Octavio Obando y la del grupo ETOR.

El Proceso PEACE.
Son las siglas del proceso del autor de Más Platón y menos Prozac. Constituye cinco fases consecutivas. No todas requieren la presencia del facultativo, puesto que las primeras pueden superarlas el cliente por sus propios medios.
-Problema: Supone definir cuál es el problema. Por ejemplo una crisis en la que el cliente no esté seguro de la eticidad de su acción. Supone aclarar claramente los elementos de la cuestión (no de la decisión a tomar), las circunstancias connivenciales de la misma, etc..
-Emociones: Desentrañar las emociones que inducidas por la situación conflictiva (en este punto podría ser interesante usar la técnica del Testigo al que alude la Dra. Cavallé para alcanzar lucidez frente a ellas)
-Análisis: Ahora sí habremos de establecer las posibilidades de solución. No se trata de perseguir la solución perfecta del problema, sino la más adecuada de entre las que dispongamos. Los asuntos humanos no son cuestiones matemáticas, reducirlos a ellos conlleva el fracaso.
-Contemplación: El cliente deberá ver todo el bosque más allá del particularismo de aquello que le ha conducido a la asesoría. Elevamos el vuelo a una visión de conjunto. Integrando una mirada más amplia. La que ofrece la filosofía.
-Equilibrio: Tras tomar la decisión se será consciente de que ha sido la mejor opción de entre las posibles. De este modo, no quedaremos aprestados para nuevas disquisiciones futuras relacionadas con lo que nos preocupaba.

El método de Octavio Obando
Se compone también de cinco fases.
-Examen de los argumentos del cliente y sus justificaciones: El asesor acogerá dialogadamente el discurso del cliente y la red sémica a que ella nos traslada, la lógica conceptual que subyace en sus palabras.
-Clarificación y análisis: Se trabajará, sin el cliente enfrente, los conceptos filosóficos y las redes sémicas que nos ha lanzado el cliente: sus juegos de lenguaje y nodos cognitivos.
-Exposición de las implicaturas del discurso: Es el descubrimiento de aquellos argumentos que usa el cliente como protección frente al asesor. El cliente, de forma consciente o inconsciente, podría estar haciendo afirmaciones que supongan un armazón defensivo en lugar de un complejo expositivo sincero.
-Exposición de incoherencias y contradicciones entre lo implícito del diálogo del cliente y sus explicaturas.
-Rastreo de teorías filosóficas y solucionadoras:
-Distinguir las teorías previas con las que venía pertrechado el cliente.
-Plantear soluciones para que el cliente alcance un "enfoque más efectivo y productivo de sus relaciones con el mundo material".

Pautas metodológicas del grupo E.T.O.R.
Se escinde en una serie de pautas que busca resignificar y resituar la vida en conflicto, haciéndose cargo de sí, desde una perspectiva racional en el plano consciente, y de un modo conceptual y no simbólico.
-OIR. Atención en la otra persona.
-ESCUCHAR: Afinamiento de la atención hacia aquello que indica destellos de significación conflictiva, tanto a nivel comprensivo como afectivo, por parte del que se "ex-plica", para centrar la conversación en tanto que "con-versión". Esta "con-versión" es una estructuración racional que ha de alcanzarse, entre el que se "ex-plica" (habla) y el que "con-vierte" (escucha) para dar con el criterio y el sentido de lo conflictivo.
-TRATAR: Direccionamiento de la "con-versión" hacia el "hacerse cargo de sí", como pacificación entre la vida y el conflicto, para guiar y asesorar a la persona en el convencimiento de que ha de ella la que recomponga toda la información dada a sí misma.
-DERIVAR: Si se observan indicios de que el problema que se nos presenta queda fuera de nuestro marco profesional derivar al profesional oportuno (neurólogo, psiquiatra, psicólogo, etc...).

3. Conclusiones (inacabadas)

"Pero al enseñar a cada hombre lo absurdo de su limitación, al mostrarle que el universo es más comprensivo que su oficio, que su sistema, que su temperamento, que su pueblo, realizaba una influencia socializadora incitando a cada cual a desear ser el prójimo"
(ORTEGA Y GASSET, J. La Gioconda)
Finalizamos este articulito, que subrepticiamente anhela el formato de monografía, con una serie de cuestiones incompletas surgidas al hilo de lo expuesto.
Toda sociedad genera una pléyade de problemas frente a los que el ser humano va creciendo, dentro de sus grandezas y pequeñeces, soluciones. Un ejemplo paradigmático se ubica en la medicina: aparecen enfermedades que se van curando con fármacos, con la mejora de las condiciones de vida, con la asunción de hábitos de vida saludables, etc...
Somos coetáneos de un siglo que demanda la racionalidad razonable como mecanismo para la estructuración de las existencias individuales y globales. Nos afincamos en dos características de nuestra época como marco comprensivo del aserto precedente:
1)Hechos como la eclosión del fenómeno, el aumento de posibilidades a niveles inabarcables, el golpeteo de informaciones (veraces sólo en algunas ocasiones), de conocimientos no articulados entre ellos, etc... provocan la necesidad de preguntarnos por el sentido de nuestras vidas. Decía la Dra. Cavallé que la vida no tiene sentido porque ella misma es el sentido de la existencia. Ahora bien, agradeciendo de antemano tal intuición, el problema más acuciante hoy es solventar cuál es el programa de ese sentido para nuestra perentoria situación en este mundo.
Desde una estructura racional podemos llegar a vivir en este mundo narcotizado de posibilidades y con ambrosía de proyectos. Existen caminos de actuación, no obstante, resulta lamentable que anexo a los mismos aumente la densidad de anodinia, de alienación, de ser vividos en lugar de vivir.
La racionalidad razonable es el vehículo para salir de este círculo que, de un modo monstruosamente báquico, nos engulle sin dejarnos siquiera decir una palabra.
Nos roban la vida y ni siquiera somos conscientes de ella. El placer nos asola, los niveles de bienestar aumentan y, paradójicamente, la Felicidad sigue sin encontrar su lugar en el mundo.

2) La globalización.
Articular la vida en un mundo en que las fronteras empiezan a carecer de sentido, en que el verdadero cambio de moneda no es la osadía del Euro sino el desafío de la transnacionalidad, se hace cada vez más complejo.
Esto conduce, a veces, a regresiones infantiloides o a la técnica del avestruz. Ambas resultan inoperativas a corto o a largo plazo.
El efecto Tequila en México, la catástrofe de Argentina, el 11-S o el efecto invernadero, son fenómenos que, parangonados a miles de kilómetros, afectan a nuestras economías y al medio ambiente. Algo semejante nos termina asfixiando si no sabemos afrontar, desde una perspectiva global (o glocal, como indica Beck), conscientemente el marasmo de cuestiones que se ciernen sobre nuestra cotidianidad.
Quizá ayer no fue un problema en nuestras existencias-de-cercanía la inmigración. Hoy no sólo hemos de atender a ella sino que, si queremos conseguir los mejores resultados en nuestra acción, para ser racionales, hemos de comprender el fenómeno en su globalidad.
El inmigrante ya no es alguien que despierta nuestra curiosidad por el color de su piel, sino una persona con una serie de individualidades vivenciales arrabaladas por el sufrimiento. Proporcionarles una solución no supone darle una limosna para hoy y hambre para mañana. Actuar racionalmente supondría entender el concepto de compromiso, planear estrategias deliberativas en las que el problema sea trazado de la mejor manera posible. Ahora bien, con frecuencia se es demasiado racional y la razonabilidad queda acobardada por la eficacia de su hermana mayor. Explicaremos esto en otro lugar con más profusión.

Quede hasta sólo bosquejado:
1)El problema:
-El ser humano se desarrolla en un mundo cada vez más complejo. Éste le plantea asuntos que inquieren una visión global. La razón puede establecer vías de estructuración de los mismos.
-El ser humano, delante de lo faústico de las innumerables posibilidades, puede quedar como un espectador inerme por la pluralidad ofensiva de las mismas o desafiado ante un desarrollo personal que, en ningún momento de la historia, se le presento con tanta luminosidad.

2)Una posible solución:
-La Filosofía Aplicada. Huelgan los argumentos.
¿Es esto un punto y final?
Como puede suponerse esto sólo ha sido la presentación de un movimiento que necesita seguirse reflexionando al hilo de su práctica. Por ello, esperamos del lector la ilusión, la esperanza, el desasosiego y la insatisfacción (e incluso el desconsuelo y la crítica ante todo lo precedente). Eso terminará de dotar de sentido a lo aquí expuesto. A nosotros nos queda un reto. Seguiremos trabajando en esto.
José BARRIENTOS RASTROJO
Envíense lo comentarios y críticas (o preguntas) al e-mail del autor: obicetempestad[arroba]hotmail.com

4. Bibliografía.

-ACHENBACH, G. A short answer to the question: What is philosophical Practice? Bajado de www.igpp.org
-ARISTÓTELES Ética Nicomaquea Madrid 1995 Ed. Planeta DeAgostini.
-AA.VV. Código del ISPP bajado de www.ispp.org
-AA.VV. Consejería Filosófica bajado de www.geocities.com/athens/academy/ 7124/consejeria.html.
-AA.VV. Folleto de presentación del grupo E.T.O.R.
-CAVALLÉ, M. La sabiduría recobrada. Filosofía como terapia Madrid, 2002 Grupo Anaya.
-CENCILLO, L Cómo Platón se vuelve terapeuta Madrid, 2002 Syntagma ediciones
-GOETHE, J.W. De Guillermo Meister bajado de www.artnovela.ar.com
-HOLMSTROM, D. Vamos a hablar: los filósofos alcanzan hacia fuera bajado de www.appa.edu
-KANT, I. -Lecciones de ética Barcelona 2002. Editorial Crítica.
-Sobre Educación bajado de www.artnovela.ar.com
-LEBON, T. What is philosophical about philosophical counselling? Bajado de www.memebers.aol.com/timlebon
-MARINOFF, L. Más Platón y menos Prozac Madrid, 2002 Ed. Punto de Lectura.
-MOSTERÍN, J. Racionalidad y acción humana Madrid 1987 Alianza Editorial.
-OBANDO, O. Filosofía Aplicada. El paradigma intelectualista versus el aplicado en la filosofía nacional bajado de www.geocities.com/octavioobando/
-PAZ Y MIÑO, M.A. ¿Sirven de algo los filósofos?: Hacia una Filosofía Aplicada en el Perú bajado de www.gecities.com/athens/olympus/9234/filaph.html
-RAABE, P. B. -Filosofía Profesional fuera de la academia. Asesoramiento filosófico bajado de www.philosophos.com/philosophy_article_14.html
-What is philosofical counselling? Bajado de www.interchange.ubc.ca/raabe/Raabe_article1.html
-ROBERTSON, D. Practical philosophy. The journal of the society for philosophy in practice bajado de www.practical-philosophy.org.uk
-SÉNECA Sobre la Felicidad Madrid, 2001 Alianza Editorial.
-ZAVALA, C. -Filosofía Práctica: Balance de las experiencias concretas en el perú bajado de www.buhorojo.de
-Filosofía Práctica con fundamento para una Filosofía nacional y continental bajado de www.buhorojo.de

 

 

 

 

Autor:


José Barrientos Rastrojo


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda