Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Hepatitis

Enviado por anagelfo anagelfo



Indice
1. Introducción
2. ¿Qué es la Hepatitis A?
3. ¿Qué es la Hepatitis B?
4. Conclusión

1. Introducción

Definición
La hepatitis es una infección viral que produce la inflamación del hígado, como consecuencia de ésta se bloquea el paso de la bilis que produce el hígado al descomponer la grasa, y se altera la función del hígado de eliminar las toxinas de la sangre, de producir diversas sustancias importantes y de almacenar y distribuir la glucosa, vitaminas y minerales.

Objetivos
Nuestros objetivos son de conocer de qué se trata esta enfermedad, de saber sus agentes causantes, sus consecuencias, como así también los factores de riesgos y su prevención. Queremos poder informarnos sobre los casos que hay, sobre las secuelas que deja, en síntesis, queremos aprender todo lo posible sobre esta enfermedad, de la cual nadie queda exento.

Causas
La infección está producida por varios tipos de virus y por ello se caracterizan la hepatitis A, B, C y D según el tipo de virus causante en cada caso.
La Hepatitis A (infecciosa) y se contagia por vía oral y fecal a través de ciertos alimentos (crustáceos), agua o materiales contaminados. Entre el contagio y la aparición de síntomas (período de incubación) transcurren de 15 a 50 días.
La Hepatitis B (sérica) se contagia por la sangre (sangre o agujas contaminadas), por el sudor, semen, saliva o lágrimas y secreciones vaginales a través de heridas o mucosas. También se trasmite a través de la placenta al feto, y a través de contactos sexuales.
La C y D son de parecidas características a la B.

Factores De Riesgo
Es más frecuente en la pubertad pero puede adquirirse a cualquier edad.
La falta de higiene en las comidas, en la preparación de alimentos y el tomar agua contaminada es la fuente más importante de contagio en la Hepatitis A.
En la Hepatitis B el factor de riesgo principal es el personal sanitario por el uso de agujas y del cuidado de heridas, etc. y en el caso de convivir con portadores crónicos del virus. Otros factores son la administración de drogas inyectadas, la promiscuidad sexual, el padecer hemofilia, etc.

La Hepatitis B no se trasmite vía oral como la A.
La Hepatitis C sí se trasmite igual que la B, por sangre o secreciones corporales. La Hepatitis B y C se pueden trasmitir a la vez y conjuntamente.

Prevención
El método más efectivo es la aplicación de la vacuna Engerix-B, que puede administrarse a cualquier edad (protección entre el 90% al 95%).La pauta de vacunación es una dosis inicial, otra al mes y otra a los 6 meses (total 3 dosis). Se administra I/M en el deltoides (hombro) de adultos o en el muslo en niños.

Indicaciones precisas de la vacunación son:
  • Al nacimiento.
  • Adolescentes (por el comienzo de actividad sexual, y drogadicción).
  • Personas con promiscuidad sexual.
  • Personal sanitario.
Hace unos meses apareció en el mercado una nueva vacuna de dos dosis (en 2 años) contra la Hepatitis A. Esta vacuna es efectiva en un 80 a 98% de los casos, consiguiendo una protección de cuatro hasta veinticinco años. Al convivir con una persona afectada de hepatitis A se recomienda lavar los platos, vasos, y cubiertos con agua caliente.
Las mujeres embarazadas con hepatitis B trasmiten la enfermedad al bebé. En estos casos se aconseja vacunar al bebé al nacer y durante su primer año de vida. La hepatitis C no se trasmite por la placenta pero como suele asociarse a la hepatitis B y por ello se aconsejan medidas similares. Tratamiento
No existe un tratamiento de la infección, por lo que se recomienda reposo y una dieta apropiada con abundantes proteínas y pocas grasas, hasta que los niveles de transaminasas en la sangre desciendan. Se debe tomar abundantes líquidos y evitar ciertos medicamentos que producen toxicidad hepática (analgésicos, tranquilizantes, etc.).
Se puede prevenir la hepatitis A con las inyecciones de una Gamma globulina específica, ésta es efectiva en el 75% de los casos cuando se administra antes del contagio con este virus (en el caso de factores de riesgo). La protección dura cinco meses. A veces se administra después de una exposición al virus (antes de las dos semanas posteriores al contagio) y puede prevenir o reducir los síntomas de la enfermedad. La gamma globulina específica de la hepatitis B se administra en el caso de contagio (o posible contagio) y es efectiva en la prevención de la enfermedad.

2. ¿Qué es la Hepatitis A?

La hepatitis A es una enfermedad del hígado. La hepatitis hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente.
Usted necesita que su hígado esté sano. Este órgano desempeña muchas funciones para mantenerlo vivo. El hígado combate las infecciones y detiene las hemorragias. Elimina medicamentos, drogas y otras sustancias tóxicas del torrente sanguíneo. También almacena energía que puede usarse en caso necesario.

Causa de la Hepatitis A
La hepatitis A es causada por un virus. Un virus es un germen que causa enfermedad. (Por ejemplo, la influenza es causada por un virus.) La gente puede transmitir los virus a otras personas. El que causa la hepatitis A se llama virus de la hepatitis A.

¿Cómo Puedo Contraer la Hepatitis A?
La hepatitis A se propaga por medio de tocar el excremento de una evacuación intestinal.
Usted puede contraer la hepatitis A por medio de

  • Tocar el excremento de una persona infectada (por ejemplo, cuando se le cambia el pañal a un bebé infectado), y luego comer o beber con las manos sucias.
  • Comer alimentos preparados por alguien que tocó el excremento infectado.
  • Beber agua contaminada con excremento infectado (este problema existe en los países en desarrollo).
  • Tener relaciones sexuales anales con una persona infectada.

Es posible que contraiga la hepatitis A al besar a una persona infectada.
¿Quiénes Pueden Contraer la Hepatitis A?
Cualquier persona puede contraer la hepatitis A.
Pero algunas personas son más propensas que otras:

  • Las personas que viven con alguien que tiene hepatitis A.
  • Los niños que asisten a guarderías.
  • Las personas que trabajan en una guardería de niños.
  • Hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.
  • Las personas que viajan a otros países.

Síntomas
Podría ser que

  • Se sienta cansado.
  • Tenga náuseas.
  • Le dé fiebre.
  • Pierda el apetito.
  • Tenga dolor de estómago.
  • Le dé diarrea.

Algunas personas presentan

  • Oscurecimiento de la orina.
  • Excremento de color claro.
  • Color amarillento de los ojos y la piel.

Algunas personas no presentan ningún síntoma.
Si usted tiene síntomas o cree que podría padecer de hepatitis A, acuda a un médico. El médico le hará pruebas de sangre.

¿Cómo se Trata la Hepatitis A?
La mayoría de las personas que contraen la hepatitis A se recuperan por sí solas en pocas semanas.
Puede ser que usted necesite reposar en cama durante varios días o semanas, y no deberá ingerir bebidas alcohólicas hasta que se recupere. El médico le puede recetar medicamentos para aliviar los síntomas.

¿Cómo Puedo Protegerme?
Puede vacunarse contra la hepatitis A.
Una vacuna es una droga que usted puede recibir cuando está sano que impide que usted se enferme. Las vacunas le enseñan a su organismo atacar ciertos virus, como el virus de la hepatitis A.
La vacuna de la hepatitis A se aplica en inyecciones. Los niños pueden recibir la vacuna después de haber cumplido los dos años de edad. Los niños de entre 2 y 18 años de edad deben recibir tres inyecciones en el plazo de un año. Los adultos deben recibir dos inyecciones en el plazo de 6 a 12 meses.
Es necesario que se apliquen todas las inyecciones para quedar protegido. Si no recibió alguna inyección, llame inmediatamente a su médico o consultorio para que le den una nueva cita.
Usted puede protegerse así mismo y proteger a los demás de la hepatitis A de las siguientes maneras:

  • Siempre lávese las manos después de ir al baño y antes de preparar los alimentos o comer.
  • Use guantes si tiene que tocar el excremento de otras personas. Lávese las manos después de hacerlo.
  • Cuando visite otro país, beba agua embotellada. (Y no use cubitos de hielo ni lave la fruta y la verdura con agua del grifo.)

3. ¿Qué es la Hepatitis B?

La hepatitis B es un problema grave de salud que afecta a personas de todas las edades en Estados Unidos y en el mundo entero. En los Estados Unidos, más de 240.000 personas contraen hepatitis B cada año. La enfermedad causa un virus altamente infeccioso que ataca al hígado. La infección del virus de la hepatitis B (HBV, por sus siglas en inglés) puede conllevar a padecer: una enfermedad grave, daños al hígado, y en algunos casos, la muerte.
La mejor manera de protegerse en contra de la hepatitis B es poniéndose la vacuna contra esa enfermedad, la cual han probado que es segura y eficaz.

¿Quiénes corren el riesgo de contraer hepatitis B?
Cerca del cinco por ciento de la población en los EEUU contraerá hepatitis B en algún momento en su vida. Si usted participa en ciertos tipos de comportamiento, su riesgo a contraer hepatitis B puede aumentar. Usted puede estar en riesgo de contraer hepatitis B si:

  • tiene un trabajo en el que está expuesto a sangre humana
  • comparte su vivienda con alguien que padece de infección permanente de HBV
  • se inyecta drogas
  • tiene relaciones sexuales con alguien infectado con HBV
  • tiene relaciones sexuales con más de una persona durante un periodo de seis meses
  • recibió una transfusión de sangre antes de que hubiera disponible mejores análisis de sangre (1975)
  • es hijo de padres que nacieron en Asia, África, la cuenca del Amazonas, las islas del Pacífico, Europa Oriental o el Medio Oriente
  • nació en una de las regiones mencionadas arriba
  • es hijo adoptivo proveniente de una de las regiones mencionadas arriba
  • es nativo de Alaska
  • es paciente o trabaja en una institución para personas con problemas de desarrollo
  • padece de hemofilia
  • estará recluido en una institución correccional por un largo tiempo
  • sale del país hacia áreas en las que existe un alto índice de hepatitis B.

En EEUU la epidemia más grande de hepatitis B ocurrió en 1942 entre el personal militar, cuando los vacunaron para protegerlos de la fiebre amarilla. No se supo, en ese entonces, que la vacuna contenía un componente de sangre humana contaminada con HBV. La epidemia causó 28.585 casos de hepatitis B con ictericia.

¿Cómo se propaga el HBV?
El HBV se encuentra en la sangre y en ciertos fluidos corporales de las personas infectadas con hepatitis B. Estos fluidos son: suero, semen, secreciones vaginales y saliva. El HBV no se encuentra en el sudor, las lágrimas, la orina, o las secreciones respiratorias. El contacto con aun cantidades pequeñas de sangre puede causar infección.
La hepatitis B se propaga de las siguientes maneras:

  • sexo sin protección
  • uso de drogas por inyección
  • durante el parto, de la madre al hijo
  • contacto con sangre o llagas abiertas de una persona infectada
  • mordiscos humanos
  • contacto cercano entre personas que comparten la misma vivienda, o artículos de uso personal tales como navajas de rasurar, o cepillos de dientes
  • al masticar alimentos para darlos a un bebé o compartiendo goma de mascar
  • Al usar agujas sin esterilizar para: abrir agujeros en las orejas, inyectarse drogas, hacerse tatuajes o en acupuntura
  • al usar la misma aguja de vacuna en más de una persona

La hepatitis B NO se propaga de las siguientes maneras:

  • contacto casual, tal como darse la mano
  • comer alimentos preparados por una persona portadora
  • al besar en las mejillas o al besar en seco
  • al compartir utensilios de mesa, platos o tazas
  • al visitar en sus hogares a personas infectadas
  • jugar con un niño infectado
  • estornudos o tos

¿Cuáles son los síntomas de la Hepatitis B?
La mayoría de las personas que contraen hepatitis B cuando son bebés o niños no lucen o se sienten enfermos para nada. De la misma manera, más de la mitad de los adultos que contraen hepatitis B nunca presentan ningún síntoma o señales de la enfermedad. Cuando reciben los resultados de los análisis de sangre indicando que tuvieron o tienen la enfermedad se sorprenden. Si las personas presentan señales o síntomas, esto es lo que probablemente puedan observar:

  • pérdida de apetito
  • piel y ojos amarillos (ictericia)
  • náusea, vómito
  • fiebre
  • debilidad, cansancio, falta de energía para trabajar por semanas o meses
  • dolor abdominal o de las coyunturas
  • orina oscura

No estoy en un grupo de riesgo. ¿Cómo fue que contraje hepatitis B?
Muchas personas no saben cuándo ni cómo contrajeron la infección. Los estudios demuestran que entre el 30% y el 40% de las personas infectadas con hepatitis B no pueden identificar los factores de riesgo de la enfermedad.

¿Las personas generalmente se recuperan de hepatitis B?
Cerca del 90% de los adultos se recuperan de HBV luego de varios meses. La infección se cura de sus cuerpos y éstos se vuelven inmunes. Esto significa que no volverán a contraer hepatitis B otra vez. No son fuente de contagio y no pueden transmitir la hepatitis B a otros. Las personas inmunes generalmente no desarrollan fallo hepático o cáncer del hígado a consecuencia de la hepatitis B.
Desafortunadamente, alrededor del 10% de los adultos y la mayoría de los niños que padecen hepatitis B no se pueden volver inmunes y se convierten en portadores de hepatitis B.

¿Cómo sé si tengo, o he tenido, hepatitis B?
La única manera de saber si en este momento padece de hepatitis B, se ha recuperado, es un portador crónico, o es sensible a la hepatitis B es haciéndose análisis de sangre. Los tres análisis estándares de sangre para detectar la hepatitis B son los siguientes:
HBsAg (hepatitis B, antigen de superficie), cuando éste es "positivo" o "reactivo" significa que la persona tiene la infección de HBV en ese momento y puede transmitir la enfermedad a otros.
Anti-HBc o HBc-Ab (anticuerpos a la raíz de la hepatitis B) cuando éste es "positivo" o "reactivo" podría significar que la persona ha tenido contacto con el virus de la hepatitis B. Este es un análisis muy complicado de explicar, porque a menudo el "anti-HBc" es falso-positivo, y la interpretación del análisis puede depender de los resultados de los otros dos análisis de sangre. (Pero aunque los bancos de sangre llevan a cabo de manera rutinaria análisis de "anti-HBs," no hacen análisis rutinarios de "anti-HBs").
Anti-HBs o HBs-Ab (anticuerpos a hepatitis B de superficie) cuando éste es "positivo" o "reactivo" significa que la persona es inmune a la hepatitis B. Esta persona ha tenido la enfermedad en el pasado, no la volverá a tener, y por lo tanto no puede transmitirla a otros. Los resultados de este análisis son generalmente positivos después de que una persona ha recibido la vacuna de la hepatitis B. (Repitiendo: los bancos de sangre no hacen este análisis de manera rutinaria)

Interpretación de los resultados de análisis de sangre para la hepatitis B.

Análisis

Resultados

Interpretación

HBsAg
anti-HBc
anti-HBs

negativo
negativo
negativo

susceptible
(nunca infectado)

HBsAg
anti-HBc
anti-HBs

negativo
neg. o pos.
positivo

inmune (seguro)
no volverá a desarrollar
la infección de HBV

HBsAg
anti-HBc
anti-HBs

positivo
positivo
negativo

infectado
o portador de hepatitis B

HBsAg
anti-HBc
anti-HBs

negativo
positivo
negativo

posible interpretación múltiple*

* Notas:

  1. Podría estar recuperándose de una infección reciente de HBV. (En los donantes de sangre esta explicación es extremadamente rara).
  2. Podría ser inmune de alguna manera y el análisis no es lo suficientemente sensible como para detectar un nivel bajo de anti-HBs.
  3. Podría no estar infectado con un anti-HBc "falso-positivo". (Este es el caso del 80% de los donantes de sangre).
  4. Podría haber en la sangre un nivel de HBsAg que se puede detectar poco y la persona es un portador. (Esto es extremadamente raro)

¿Qué significa si el banco de sangre me dice que el análisis de mi sangre es positivo para hepatitis B?
Si el banco de sangre le dice que su análisis es "positivo", es muy importante que averigüe cuál análisis es el que resultó positivo. Si el "HBs-Ag" resultó positivo, esto significa que usted es ya sea un portador de hepatitis B o que fue infectado recientemente. Si solamente el "anti-HBc" resultó positivo, es más probable que usted tenga, ya sea un análisis "falso-positivo" o sea inmune a la hepatitis B. Es importante que entienda los resultados de sus análisis. Si no sabe cómo interpretar estos resultados, llame al banco de sangre para que se los expliquen, o pídales que se los envíen a su médico. Es probable que necesiten su permiso escrito para que los envíen a su médico. Su médico quizás quiera repetir los análisis o hacer otros adicionales, tales como el "anti-HBs". Lleve esta hoja de información con usted cuando vaya a ver a su médico.
Y recuerde, usted no puede contraer hepatitis B si dona sangre debido a que el equipo que se usa en ese proceso está esterilizado.

Portadores De Hepatitis B
¿Qué significa ser un portador de hepatitis B?
Las personas que no se recuperan de la hepatitis B se llaman portadores. Hoy en día, hay más de un millón de portadores en los Estados Unidos. Un portador de HBV es alguien que ha tenido hepatitis B en su sangre por más de seis meses. Entre el cinco y el diez por ciento de los adultos que contraen HBV se convierten en portadores. Los niños que son infectados antes de cumplir los cinco años tienen entre un 20 y un 90% de posibilidades de convertirse en portadores de por vida. Muchos niños que nacen de madres que son portadoras serán también portadores de hepatitis B, a menos que se les pongan vacunas especiales en el hospital y durante los siguientes primeros seis meses de vida para protegerlos de la infección.
Un transmisor generalmente no presenta señales o síntomas de HBV, pero permanece infectado con el virus por años o por toda la vida y puede transmitir la enfermedad a otros. En algunas ocasiones la infección desaparece del cuerpo de los portadores de HBV, pero en la mayoría no lo hace. A pesar de que la mayoría de portadores no tienen problemas graves con la hepatitis B y tienen vidas normales y saludables, algunos portadores sí se enferman debido a que ellos tienen un riesgo más alto a tener un fallo hepático o cáncer en el hígado que la población en general.

¿Cómo puedo cuidarme si soy portador de hepatitis B?
Una persona que tiene HBV debería ver un médico cada seis meses o una vez al año. El médico hará análisis sanguíneos para revisar cómo esta funcionando el hígado y buscar señales tempranas de cáncer en el hígado. Se recomienda que los portadores se abstengan de tomar bebidas alcohólicas debido a que el alcohol puede causar lesiones al hígado.
Además, su médico debe tener información de todas las medicinas que está tomando, incluyendo las que se compran sin receta, debido a que algunas medicinas pueden dañar el hígado. Si se presentan anormalidades en los resultados de los análisis, es importante consultar con un gastroenterólogo (un especialista en el hígado) en lo referente a las recomendaciones a tratamiento médico y una dieta apropiada.

¿Qué puedo hacer para proteger a otros contra la hepatitis B?
Los portadores pueden sentirse saludables, pero aún así pueden transmitir la infección de hepatitis B a otras personas. Para poder proteger a otros de contagiarse con hepatitis B, es importante protegerlos del contacto con su sangre infectada y otros fluidos corporales, tales como saliva, semen, y fluidos vaginales. El sudor, las lágrimas, la orina y las secreciones respiratorias no contienen el virus de la hepatitis B.

Cosas importantes que los portadores DEBEN y NO DEBEN hacer.
DEBEN:
Cubrir con gasas todas las cortaduras y llagas abiertas.

  • Tirar en bolsas de papel objetos personales tales como pañuelos de papel, almohadillas sanitarias, y tampones.
  • Lavarse bien las manos después de tocar su cuerpo o sus fluidos corporales infecciosos.
  • Limpiar derrames de sangre. Luego volver a limpiar el área con una solución de lejía (una parte de lejía casera por 10 partes de agua). Decir a sus compañeros sexuales que usted tiene hepatitis B para que les hagan los análisis necesarios y luego los vacunen, si es que todavía no tienen la infección.
  • Usar condones (plásticos) durante las relaciones sexuales, a menos que su compañero sexual ya haya tenido hepatitis B o haya sido vacunado o se le haya hecho análisis que indica inmunidad.
  • Decir a los que viven en el mismo hogar que vean a su médico para que les hagan análisis y los vacunen en contra de la hepatitis B.
  • Decir a su médico que usted es portador de la hepatitis B.
  • Ver a su médico entre cada seis meses y un año para que le revisen su hígado y ver si tiene lesiones o cáncer, y de esta manera recibir educación continua sobre la hepatitis B.
  • Si está embarazada, dígale a su médico que usted es portadora de hepatitis B. Es importante que el bebé empiece a recibir vacunas en contra de la hepatitis B pocas horas después del nacimiento.

No deben:

  • Compartir goma de mascar, cepillos de dientes, agujas de abrir orificios para aretes, y ninguna otra cosa que pueda haber estado en contacto con su sangre o fluidos corporales infectados.
  • Mascar alimentos para los bebés.
  • Compartir jeringas y agujas.
  • Donar sangre, plasma, órganos, tejidos o esperma.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo de la hepatitis B?
Cada año, aproximadamente 5.000 personas en los Estados Unidos mueren a causa de fallos hepáticos relacionados con la hepatitis B, y otros 1.500 mueren de cáncer al hígado debido también a este tipo de hepatitis. La hepatitis B es la causa más común de cáncer en el hígado alrededor del mundo; y el cáncer en el hígado es uno de los tres cánceres más comunes en el mundo entero.

¿Existe cura para la hepatitis B?
Al momento de preparar este artículo, existe solamente una medicina aprobada por la FDA. Esta medicina se llama interferón, la cual puede ayudar a curar a una persona que ya esté infectada con HBV. A menudo presenta efectos secundarios y se recomienda solamente a aquellos cuyos resultados de análisis de enzimas del hígado resultan anormales. Pregúntele a su médico si el tratamiento de interferón es apropiado para usted. Los investigadores continúan buscando otras curas para la hepatitis B.

¿Por qué es tan grave la hepatitis B en las mujeres embarazadas?
Las mujeres embarazadas que tienen una infección de HBV frecuentemente transmiten la enfermedad a sus bebés. Muchos de éstos desarrollan infecciones de HBV de por vida, y hasta un 25% desarrollarán fallos hepáticos o cáncer. Todas las mujeres embarazadas deberían hacerse análisis al principio del embarazo para determinar si tienen una infección de hepatitis B. Si el análisis de sangre es positivo, entonces en cuanto el bebé nazca deberán ponérsele dos vacunas: una de inmunización de glóbulos de hepatitis B y otra vacuna de hepatitis B. El bebé necesitará dosis adicionales de la vacuna en contra de la hepatitis B cuando cumpla uno y seis meses de nacido.

¿Cómo se puede evitar la hepatitis B?
La vacuna en contra de la hepatitis B puede proteger entre un 90 y un 95% de las personas saludables. La vacuna es segura para ponérsela a los bebés, niños y adultos en tres dosis durante un periodo aproximado de seis meses. Incluso, la vacuna se puede administrar de manera segura a mujeres embarazadas, siempre y cuando los factores de riesgo lo justifiquen. La vacuna de hepatitis B es segura y los efectos secundarios son raros.

¿A qué edad se puede poner la vacuna en contra de la hepatitis B?
En los EEUU, la vacuna en contra de la hepatitis B se recomienda a todos los bebés y adolescentes. Para los bebés, la primera vacuna de hepatitis B se les administra en el hospital o poco tiempo después de haber nacido. Todos los adolescentes deberían recibir la vacuna a los 11 o 12 años de edad si todavía no han sido vacunados. Adolescentes de mayor edad deberían ser vacunados en la primera oportunidad. Cualquier adulto o niño en un grupo de riesgo puede empezar la serie de vacunas a cualquier edad.

¿Dónde me pueden poner la vacuna en contra de la hepatitis B y cuánto cuesta?
Primero consulte con su médico. Si él / ella no proporciona las vacunas, o si son muy caras, llame al Ministerio de Salud Pública. Se supone que en los Estados Unidos esta vacuna este disponible para todos los bebés. El precio varía dependiendo si es para bebés, niños, o adultos, así es que asegúrese de averiguar en varios lugares para encontrar el mejor precio. La dosis de la vacuna depende de la edad de la persona, así es que cuando averigüe el precio, asegúrese de informar a la clínica sobre la edad del niño o del adulto.

¿Cuántas vacunas se necesitan?
Se necesitan tres vacunas para tener protección total en contra de la hepatitis B, pero también se tiene cierta protección si sólo se reciben una o dos dosis. Las vacunas se ponen entre 0, 1 y 6 meses, pero hay mucha flexibilidad en cuanto al lapso de tiempo en el que se pueden poner. Como con cualquier otra vacuna, usted no debe comenzar ninguna dosis adicional. Si se atrasa en recibir una de las dosis, simplemente continúe en donde se quedó. Estas vacunas no van a "curar" a la persona que ya tiene la infección de hepatitis B, pero cuando se les ponen a los miembros de la familia y a las personas que mantienen contacto frecuente y que no han sido infectadas, las vacunas proporcionan protección.

¿Qué debo hacer si pertenezco a uno de los grupos en riesgo?
Si usted pertenece a uno de los grupos en riesgo, vea a su médico o llame a la clínica de salud pública para determinar si primero deberían hacerle análisis de hepatitis B, o si simplemente deberían vacunarlo. Para cierto tipo de adultos, estas vacunas están disponibles en las clínicas de salud pública, pero es mejor indagar primero con su médico. Todas las personas en los grupos en riesgo deberían protegerse de la hepatitis B. Si usted está en riesgo, cada día que pospone vacunarse incrementa las posibilidades de contraer esta enfermedad del hígado altamente contagiosa. Los problemas causados por la hepatitis B, cáncer al hígado y fallo hepático, son grandes. Vea a su médico.

4. Conclusión

Para finalizar, podemos decir que la hepatitis es una infección viral que produce la inflamación del hígado, bloquea el paso de la bilis y altera la función del hígado de eliminar las toxinas de la sangre.

Si su enfermedad de hígado ha avanzado...
Si su enfermedad de hígado ha avanzado más allá de ser un "portador sano", hay otras precauciones que debe tomar:

  • Vacúnese contra la influenza cada año. Personas con una enfermedad seria del hígado (cirrosis) deben ser vacunadas también contra la neumonía.
  • Vacúnese contra la hepatitis A. La hepatitis A puede hacer todavía más daño al hígado.
  • No coma los ostiones crudos. Los ostiones crudos pueden llevar la bacteria Vibrio vulnificus, la cual puede causar la septicemia primaria en personas con una enfermedad del hígado. Alrededor de 40% de estos casos de septicemia son mortales.

Para Más Información
Usted también puede obtener información sobre la hepatitis A de estos grupos:

  • American Liver Foundation
    1425 Pompton Avenue
    Cedar Grove, NJ 07009-1000
    Teléfono: (800) 223-0179 (número gratuito)
  • Hepatitis Foundation International
    30 Sunrise Terrace
    Cedar Grove, NJ 07009-1423
    Teléfono: (800) 891-0707 (número gratuito)

Existen otros tipos de hepatitis. El Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Digestivas también tiene folletos sobre la hepatitis B y la hepatitis C:

  • Lo que necesito saber sobre la Hepatitis B
  • Lo que necesito saber sobre la Hepatitis C

Puede obtener un ejemplar gratuito de cada uno de estos folletos si llama al (301) 654-3810 o si escribe a

  • NDDIC
    2 Information Way
    Bethesda, MD 20892-3570

También contamos con información sobre la hepatitis para los profesionales de la salud.
Los ministerios locales y estatales de salud pueden proporcionarle más información. También puede ponerse en contacto con las siguientes organizaciones: La Coalición en contra de la Hepatitis B tiene un catálogo de más de 85 artículos relacionados con la hepatitis B y las inmunizaciones. Usted puede hacer fotocopias de cualquier de nuestros artículos para distribuir. Para recibir un ejemplar de nuestro catálogo, envíe un sobre largo ya con sello y su nombre y dirección a:

    • The Hepatitis B Coalition, 1573 Selby Avenue, Suite 234, St. Paul, MN 55104. Se puede encontrar algunos de nuestros artículos en nuestro sitio de Internet: www.immunize.org
    • The American Liver Foundation es una organización que proporciona a los profesionales en cuidados y salud pública, información sobre todas las enfermedades relacionadas al hígado. Ellos pueden proporcionarle los nombres de los especialistas cercanos a su hogar. El número telefónico es (800) 223-0179.
    • The Hepatitis B Foundation es una organización comprometida a la investigación para poder encontrar la cura para las personas que sufren de HBV crónica. La Fundación proporciona comunicación con grupos de apoyo, boletines y servicios de información a los portadores de HBV y a los profesionales en cuidados de salud. Su número telefónico es (215) 489-4900.
  • The Hepatitis Foundation International es una organización dedicada al aumento de conciencia acerca de la hepatitis viral, su investigación y prevención, y también a proporcionar una red de apoyo para pacientes y sus familias. Su número telefónico es (800)-891-0707.

5. Anexos

¿Qué es la Coalición en contra de la Hepatitis B?
La Coalición es una agencia pública de caridad sin fines de lucro y libre de pagos de impuestos 501(c)3, que promueve entre otros: la inmunización en contra de la hepatitis B en todos los bebés y adolescentes, evaluaciones de HBsAg en todas las mujeres embarazadas, análisis e inmunización para todos los grupos en riesgo, y educación y tratamiento para los portadores de hepatitis B. La Coalición es un programa de la Coalición a Favor de la Inmunización.
La Coalición en contra de la Hepatitis B depende de las contribuciones de individuos, corporaciones, y fundaciones para mantener sus actividades.

¿Cuál es la diferencia entre la hepatitis B y las hepatitis A y C?
Las hepatitis A, B y C son causadas por virus que atacan y lesionan el hígado, y todas pueden causar síntomas similares.
Generalmente, las personas contraen la hepatitis A al comer alimentos o tomar bebidas contaminadas, pero también se transmite sexualmente. La hepatitis C, conocida anteriormente como hepatitis que no es A ni B, es un virus que nace en la sangre y que se propaga de la misma manera que la hepatitis B. Ambas hepatitis pueden causar problemas hepáticos de por vida, mientras que la hepatitis A no lo hace. Una vacuna para prevenir la hepatitis A ya se tiene disponible. Todavía no hay una vacuna para prevenir la hepatitis C. Si usted padeció de hepatitis A o C, aún es posible que contraiga la hepatitis B.

Distribución
Es de distribución mundial, se presenta en forma esporádica y epidémica, y en el pasado tenía tendencia a las recurrencias cíclicas. En los países en desarrollo, los adultos suelen ser inmunes y son raras las epidemias de hepatitis A. Sin embargo, las mejoras sanitarias en muchas zonas del mundo han hecho que muchos adultos jóvenes sean susceptibles y que esté aumentando el número de brotes. En los países desarrollados, la transmisión de la enfermedad es frecuente en los centros de atención diurna donde se brinda asistencia a lactantes que usan pañales, en los contactos del hogar y sexuales de los enfermos agudos, en las personas que abusan de drogas por vía intravenosa y en las personas que viajan a países donde la enfermedad es endémica. En los lugares donde el saneamiento es deficiente, la infección es común y aparece a edad más temprana. En los países desarrollados las epidemias a menudo evolucionan lentamente, abarcan grandes zonas geográficas y duran muchos meses, aunque las epidemias originadas de una fuente común pueden evolucionar de manera explosiva. En los Estados Unidos, los ciclos epidémicos a nivel nacional que alcanzaron su punto máximo en 1961 y en 1971 desaparecieron en el decenio de 1980. Sin embargo, desde 1983 las tasas de hepatitis A han aumentado poco a poco. La enfermedad es más común entre los escolares y adultos jóvenes. En años recientes, los brotes a nivel comunitario han explicado muchos casos de transmisión de la enfermedad, aunque siguen apareciendo brotes causados por una fuete común como son los alimentos contaminados por las manos de personas a su vez contaminadas y por agua también contaminada.

TIPO

VÍA PRINCIPAL DE CONTAGIO

PRODUCE HEPATITIS CRÓNICA

PRODUCE CIRROSIS

PRODUCE HEPATITIS FULMINANTE

A

Fecal-oral

0

0

0.001

B

Por sangre y secresiones

0

0.03

0.01

C

Por sangre y secresiones

0.8

0.2

0.001

D

Por sangre

0.9

0.6

0.1

E

Fecal-oral

0

0

10% (en embarazadas)

X

No conocida

TIPO

VACUNAS

EVOLUCIÓN A CÁNCER

A

No

B

C

No

D

Sí = B

E

No

No

X

No

No

 

 

 

Autor:


Ana Gelfo


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda