Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El populismo en América Latina (página 2)

Enviado por balzora



Partes: 1, 2

4. Aspectos rescatables del populismo histórico para la creación de una vía política alternativa

Cuadro: Principales Rasgos De Los Populismos En Rusia Y América

Lugares

Items

Populismo Ruso

Populismo Norteamericano

Populismo

Latinoamericano

Perú

Brasil

Argentina

Epoca

1850 -1900

1870-1910

1920-1960 (fuerte, en la década del 30)

1930-1954

1945-1955

Líderes, ideólogos

Herzen, Chernishevski, Levrov, Mijailovski, Flevrosk, Vorontozov, Danielson y Bakunin, casi todos pertenecientes a las clases acaudaladas burguesas y aristocráticas.

Nacen del propio seno de los pequeños y medianos propietarios agrícolas. Se destacan Jerry Simpson, Mary E. Lease, Tom Watson, Ignatius Donelly, William J. Bryan.

Los principales líderes e ideólogos provienen del sector estudiantil. Su jefe máximo: Víctor Raúl Haya de la Torre. Otros: Manuel Seaoane, Pedro Muñiz, Américo Pérez.

En Getulio Vargas se concentró el populismo brasileño. Gracias a su capacidad de manipulación, logró mucho apoyo y poder. Vargas pertenecía a una familia propietaria del sur del país.

Líderes máximos: Juan Domingo Perón y su esposa Evita. Ellos interpretaron las necesidades de los trabajadores urbanos y crearon un movimiento que respondiera sus expectativas

Contexto internacional

Expansión del capitalismo mundial, con todas sus consecuencias políticas y sociales. Revoluciones sociales en Europa (1848, 1872). Difusión de las doctrinas hegelianas y marxistas.

Expansión del capitalismo mundial. Estados Unidos irrumpe en el escenario capitalista con fuerza. Comienza el imperialismo norteamericano.

Crisis del capitalismo mundial, que obliga a los países importadores de productos elaborados, a autoabastecerse y modernizarse. Auge del imperialismo norteamericano en América Latina.

Crisis del capitalismo mundial, debido a las guerras mundiales y sus consecuencias. Esto dio la oportunidad a los países latinoamericanos de crear industrias que suplieran los productos que antes se importaban.

Fin de la II Guerra Mundial y depresión de la posguerra. Otra oportunidad para un impulso a la industrialización en los países dependientes.

Estados Unidos se convierte en una de las dos superpotencias. Se inicia la Guerra Fría y la bipolarización del mundo.

Contexto nacional

País monárquico. Expansión imperialista hacia el Oriente y el Occidente. "Occidentalización" de Rusia. Comienzan procesos de industrialización de Rusia, calcados del modelo británico, poniendo en peligro las Comunas campesinas, base de la vida y la cultura de los campesinos rusos.

País republicano y colonizador. Después de la Guerra Civil de Secesión, se acelera la industrialización y la capitalización del país, de base agraria proceso que prácticamente había nacido con el país. El capital monopolista emprendió un curso avasallador con la venia de los dos partidos tradicionales, amenazando al pequeño productor.

Contexto de regímenes políticos autoritarios y procesos de industrialización, con todos los efectos sociales que esto trae. Además un crecimiento de la economía de extracción minera, incitado en gran medida por la creciente inversión de los Estados Unidos, de cuyas ganancias no se beneficiaba el Perú más que indirectamente

El populismo brasileño nace en un contexto de crisis del sistema oligárquico vigente hasta la década del 20. (República bella), y de crecientes procesos de urbanización. Agitaciones sociales y políticas, lideradas por los militares crean movimientos como el Tenentismo, y finalmente, la Revolución del 30 pone en el poder a Getulio Vargas.

Crisis del régimen oligárquico que produjo el Golpe de Estado de 1943. Activo papel político de los militares argentinos. La Guerra Mundial alicienta la reactivación económica de Argentina. Procesos de industrialización y urbanización. Grandes masas de trabajadores con innumerables problemas sociales.

Configuración interna

Estructura ideológica dentro de la cual cabían muchas posiciones, a veces complementarias y a veces antípodas unas de otras. Desde anarquistas hasta liberales. Este populismo, antes que ser un movimiento, fue una corriente de pensamiento, producto de las reflexiones de una intelectualidad burguesa y que luego fue "llevado" a las masas campesinas.

Fue, ante todo, un movimiento. La producción teórica fue menos importante. Movimiento de Clase, de "abajo hacia arriba", que irrumpió con fuerza en el escenario político. Fuerte apego a los valores tradicionales de la clase portadora y de la cultura popular campesina.

Ideología y movimiento político propiciado por jóvenes y universitarios descontentos con la realidad de su país y del continente. Busca rápidamente integrar a sectores obreros y campesinos con relativo éxito. Otro sector con participación interna: las mujeres. Partido policlasista.

El populismo brasileño contó principalmente con el apoyo del los militares, quienes, desde comienzos de la República, se habían convertido en los "árbitros" de la política. Sectores de la clase media también integraron las toldas populistas de Vargas, aunque en menor cuantía. Las "masas" populistas, estuvieron compuestas principalmente por el naciente proletariado urbano, que, sin embargo, no actuó de manera organizada ni activa.

El peronismo fue un fenómeno que interpretó los anhelos y necesidades de la creciente población urbana trabajadora. El caudillo supo crear una relación simbiótica entre el y la masa, que se convirtió en su apoyo y base. El proletariado urbano, casi en su totalidad, apoyó al peronismo, al igual que gran parte de la clase media. Las mujeres también fueron sustento del peronismo, gracias a la labor desempeñada por Evita.

Organización

No existió una organización política única ni definida. Tal vez la más famosa sea la desarrollada en la década de los 60 y 70, que consistió en el "narodnichevsko" o "Ir al pueblo" con el fin de educarlo y concientizarlo de su situación. Otros populistas trabajaban con los partidos anarquistas, o con los partidos liberales de Rusia (década de los 90).

Estuvo muy bien organizado, con el objetivo de llegar al poder. Se destacan el "Greenback" y la "Alianza". Organiza marchas y convenciones con presencia masiva, en donde se discute de política, se departe, se come y se hace una integración. Tuvo un programa práctico, sencillo y concreto. Difusión por medio de libros, periódicos

La principal organización: EL APRA. Preocupación por lograr apoyo internacional. En pocos años se organizaron comités y células apristas en varios países latinoamericanos, e incluso en los E.U. y Europa. Difunde sus ideas en revistas como "Tribuna" y "Amauta", libros variados, artículos en periódicos, etc.

El populismo brasileño fue, en su mejor época, un movimiento victorioso, es decir, un movimiento en el poder. Por ello, Vargas no se preocupó durante su dictadura, de crear una estructura organizativa. Confió todo al poder de su persona y su capacidad de manipulación. Sólo a raíz de la campaña presidencial de 1950, Vargas decide crear el PTB, con el cual llega de nuevo al poder.

El populismo en Argentina estuvo muy bien organizado, en una estructura jerárquica, cuya cabeza era Perón. El partido único da cuenta de ello. Gran importancia al liderazgo carismático. Los "conductores", como intermediarios entre el líder y las masas no eran en la práctica, representativos. Se confió en el poderío de las reuniones de masas y la presión que representaban. Se crearon numerosos comités por sexo, oficios y edades. Los sindicatos también fueron coptados.

Pensamiento y acciones en el tema económico

En general, existió una crítica al liberalismo económico y a la capitalización de Rusia. También era antifeudal. Apoyo a las "comunas" campesinas rusas. Crítico también del marxismo, en el sentido de impedir la proletarización de Rusia, y centrar su atención en el campesinado.

No atacó el sistema capitalista, pero sí representó la primera gran rebelión contra el capital monopolista y el sistema imperialista. Favorecía un mayor control del sistema económico por parte del Estado, impidiendo la concentración desmesurada de capital.

El APRA es decidido antiimperialista y nacionalista. Por ello busca la independencia económica de A.L., nacionalizando tierras e industrias. Para atacara a la oligarquía, se busca liquidar el latifundio. Se acepta el capitalismo como realidad inevitable, pero se busca hacerlo más humano, esperando que de acuerdo con la teoría marxista, sobrevenga su crisis y fin. Ni Estado proletario, ni Estado burgués

Vargas decidió a toda costa industrializar el país, y de esta forma hacerlo menos dependiente de las coyunturas internacionales. Dio incentivos al capital privado, y a su vez, el Estado creó nuevas empresas. Organizó el Ministerio de Trabajo y creó una estructura laboral sin precedentes. Reguló los salarios de los trabajadores, atacó el imperialismo norteamericano, y nacionalizó la economía. Sin embargo el populismo brasilero no se ocupó del problema agrario.

Se basó en una política de nacionalización de las empresas y de impulso a la industria. Se buscó, no sólo la emancipación económica de Argentina, sino convertirla en una potencia económica mundial. No obstante, el impulso a la industria se hizo a costa de la ruina del campo, sector otrora determinante en la economía. Las graves consecuencias de este error se notaron al final del gobierno peronista. A partir de 1950 se pasa de un nacionalismo económico a un colaboracionismo con EU

Pensamiento y acciones sociales

Reivindicación del campesinado, sus tradiciones y organizaciones como núcleo de la identidad Rusa. Por lo tanto, era necesario eliminar las clases sociales burguesas y aristocráticas.

Al concentrar su acción en defender a la clase propietaria campesina, se resaltaron sus valores tradicionales y su cultura. Críticas a los capitalistas urbanos monopolistas.

Indigenista. Busca la solidaridad con todos los pueblos y clases oprimidas del mundo. El Estado debe proteger el bienestar social por medio de reformas laborales, sociales, educativas. Igualdad política y social para hombres y mujeres.

Vargas se preocupó por regular los salarios, las condiciones laborales, etc. Y Creó una fuerte estructura de Bienestar social inexistente hasta el momento. Organizó el aparato Sindical.

El peronismo dio carta de ciudadanía a la creciente masa urbana trabajadora. Variedad de leyes referentes a bienestar social, a bienestar laboral, en favor de los derechos civiles y políticos de la mujer, etc. Las reformas en favor del bienestar social se hicieron, incluso a riesgo de la estabilidad económica del Estado.

Acción política

Debido a la diversidad existente en su configuración, los populistas adoptaron posiciones que van desde un antizarismo radical y un anarquismo, hasta posiciones que creían en el Zar para buscar el progreso del país por la vía no capitalista.

El populismo Ruso era nacionalista. Buscaba emancipar cultural y económicamente a Rusia respecto de occidente.

El sistema democrático se acepta y se asume. Crítica severa a los dos partidos políticos tradicionales (Republicano y Demócrata). Pretendió competir con ellos en el escenario político, creando una Tercera Opción, que alcanzó a obtener victorias locales y votaciones representativas a nivel nacional.

Creación de un Estado Fuerte y regulador a través de una revolución "nacional" policlasista.

Propone la unidad política latinoamericana, creando un gran Estado confederado.

Establecimiento de una democracia representativa.

El populismo en Brasil se adecuó, tanto al sistema democrático (competencia política por medio del PTB) como al autoritarismo (golpes de Estado). Todo, en bien de una causa llamado "nacionalismo".

El populismo llegó al poder por la vía democrática y a esta se adaptó.

El Estado populista

El populismo ruso no llegó al poder

El populismo en E.U. no llegó al poder nacional.

El populismo no llegó al poder en el Perú. El APRA, consiguió el poder tardíamante, cuando había perdido su cariz populista.

Durante el "Estado Nuevo", se produjo el fortalecimiento del Gobierno Federal respecto a los Estados. Fortalecer el Estado implicó crecimiento burocrático. El nacionalismo se convirtió en bandera política. Poca oportunidad dio a la oposición. Los partidos políticos fueron clausurados y las acciones opositoras de derecha e izquierda fueron reprimidas. La manipulación política, fue un instrumento clave del accionar del gobierno Vargas.

El Estado peronista centralizó el poder al máximo, teniendo duras confrontaciones con las demás ramas del poder público, originando vetos, cierres y decisiones autoritarias. El congreso fue manipulado por los peronistas, al igual que la Corte Suprema. Prácticamente nada se movía sin la autorización de Perón. El Estado se fortaleció en grado sumo. La burocracia se aumentó de manera desmedida, con graves consecuencias al fisco. Dureza con la oposición. Se suprimieron los partidos y se eliminaron figuras políticas molestas.

Crisis y fin del populismo histórico

Hacia la década de 1890 la capitalización de Rusia ya era una realidad. El populismo ruso, entonces decide pragmáticamente adecuarse a esta realidad, lo cual la deslegitima entre el pueblo y los vanguardistas como ideología liberadora. El marxismo-lenninismo vendrá a ocupar su lugar.

En primer lugar, debilidad teórica y programática. Su plan de acción era demasiado coyuntural y concreto, y esto fue utilizado en su contra por parte de los partidos tradicionales. En segundo lugar, el populismo en E.U. descansó exclusivamente en una clase social condenada a desaparecer.

Las ideas arpistas tuvieron amplia influencia en la formación de partidos populistas latinoamericanos (la UNIR, la AD. El Partido Febrerista, etc.) Pero en Perú, el APRA recibió fuerte oposición desde su nacimiento: atentados, boicoteos, fraudes, etc. Lo cual le impidió llegar al poder. El APRA se fue diluyendo, poco a poco, a medida que se transformaban las condiciones históricas.

El populismo brasileño cayó producto de su propia debilidad estructural. El no poseer una organización fuerte y confiar todo a la capacidad personal de su máximo líder, Getulio Vargas. Este descuidó la clase media, no organizó al proletariado y sin embargo, se enfrentó en su nombre, a la burguesía industrial en los momentos de crisis política en 1945 y 1954. Descuidó también el apoyo de los militares, quienes, terminaron con el populismo en el poder.

El peronismo cayó producto de la crisis económica. La bonanza de los primeros años tuvo unos costos económicos muy altos que se sintieron después de 1950. Perón le apostó a que la crisis económica y política internacional iba a perdurar mucho tiempo y que los países de Europa requerirían de los productos argentinos. La industria creció, pero no se cualificó, y eso fue fatal. La crisis económica aumentó los inconformismos y el régimen se vino abajo.

Los populismos, pese a las diferencias de contexto y lugar, han respondido a un origen similar; en el cual siempre ha tenido que ver el capitalismo y sus consecuencias sociales y políticas, especialmente en los campesinos o pequeños trabajadores urbanos, clase obrera y/o clase media. Debido a la evolución del capitalismo (crecimiento o crisis) en algún momento este sistema económico tiende a afectar la vida de estos sectores de la población y a poner en peligro y como reacción, la estabilidad del sistema político establecido, pues las reacciones de los inconformes no se hacen esperar. El populismo es una manera de concentrar esfuerzos frente a estas preocupaciones sociales y económicas. Es una lectura original y creadora de la situación y se adapta a los casos concretos de cada país. Por ello no se puede hablar de dos populismos iguales, y los teóricos han tenido muchas dificultades en identificar los populismos y definir sus rasgos. Esta lectura populista de las condiciones sociales y económicas del pueblo, en la mayoría de los casos era realizada por sectores intelectuales y/o políticos, creando un planteamiento teórico o en los casos más pragmáticos, un plan o programa político de trabajo. Estos planteamientos eran considerados una respuesta a las necesidades populares, y posteriormente (o simultáneamente)eran llevados a las masas, que hasta bien avanzado nuestro siglo, poco conocían de escritura y lectura. Sólo en un país, con una tradición letrada suficientemente expandida a amplios sectores de la población (Estados Unidos), el populismo nació y se estructuró en el mismo seno de un sector del pueblo: los pequeños propietarios campesinos. Y su debilidad, precisamente, consistió en que sólo respondía a las necesidades de esta clase social, dificultando el encuentro e identificación con otras clases sociales.
En los casos estudiados en Europa y América Latina, vemos, pues, al populismo como una alternativa reformista ante una situación socioeconómica concreta. Otras corrientes políticas, más elaboradas teóricamente (como el marxismo, la socialdemocracia) o la represión, diluyeron las distintas propuestas y movimientos populistas, y coptaron a las masas. Algunos estudiosos del tema consideran que el populismo fue una fase "previa" del movimiento revolucionario, y que estaba condenado a desaparecer gracias a que la base social en la cual se basaba no tenía muy claro sus propósitos, y en términos marxistas, no tenía conciencia de clase. La característica policlasista detectada en el populismo latinoamericano impedía todavía más la permanencia de este movimiento. Otras propuestas teóricas, más estructuradas y "científicas", como el marxismo, al considerarse mejores, deberían responder de mejor manera y con mayor sistematización a la realidad ya detectada por el populismo.
No obstante, al pasar los años vemos cómo una, a una, las distintas teorías y propuestas elaboradas con tanto cuidado para confrontar al capitalismo y destruirlo, o al menos, hacerlo más "humano", han caído víctimas de su propia debilidad interna y del arrollador paso de este sistema económico. Y haciendo caso al refrán, "si no puedes con tu enemigo, únetele", muchos están optando por no resistir y dejar todo al azar, al "sálvese el que pueda". Pero muchos no pensamos así. La pregunta entonces, es: ¿cómo afrontar el capitalismo, cada vez más salvaje, que se nos ofrece ahora bajo el nombre de "neoliberalismo" y amenaza con individualizar el mundo y aumenta la brecha entre ricos y pobres?.
Creemos que las diversas facetas del populismo histórico nos ha dejado muchas lecciones valiosas que debemos recordar. Tal vez la primera de ellas es la originalidad, el mirar hacia nosotros mismos, hacia nuestra propia historia, tradiciones y valores y rescatar de ella aquellos elementos que puedan servir para crear alternativas de desarrollo económico y social. Existen, por ejemplo, tradiciones comunitarias en nuestros pueblos que merecen ser retomadas. Es necesario, entonces, profundizar los estudios sobre la cultura popular, no para disecarla, sino para rescatar y engranar aquello sobre lo cual podemos profundizar en la creación de nuevas estrategias de desarrollo. Y los populismos de Perú, Estados Unidos y Rusia, nos enseñan sobre ello.
Otro elemento que hace parte de nuestra historia, es sin duda el factor religioso. El populismo africano supo sacar partida de ello. Las teorías y movimientos alternativos al capitalismo, basados la mayoría en el marxismo, vieron a la religión como un elemento obstaculizador. Este fue, sin duda, un error histórico fatal. Lo religioso moviliza, alicienta y congrega. En la historia latinoamericana tenemos numerosos ejemplos de ello, lo cual debe ser utilizarlo positivamente para bien de un nuevo proceso de transformación social y económica alternativo al neoliberalismo salvaje.
Estamos en un proceso "globalizador" cultural y económico del mundo. Proceso que no es otra cosa que buscar una homogenización, cuestión a todas luces imposible y dañina. Los seres humanos somos iguales en cuanto a "humanos", pero tenemos diversidad de culturas y maneras de pensar. Las soluciones a los problemas no son las mismas en todas partes. Pero las soluciones no se hacen de manera individual. La invitación y la necesidad es, entonces, a mirar de nuevo las comunidades, las regiones, la casa, lo que tenemos dentro, y a partir de ello, sabiendo quienes somos, qué necesitamos, qué queremos, buscar la transformación del sistema vigente, y pensar de esta manera implica crear procesos de largo plazo, de varias generaciones, lo cual implica tener buenas bases.
El populismo histórico creyó en el Estado como principal regulador económico y social. Trató de fortalecerlo a toda costa, llegando algunas veces a la exageración y produciendo efectos negativos como la excesiva burocratización. De todas formas, la idea de un Estado fuerte debe ser rescatada. Crear un Estado fuerte, pero descentralizado, es indispensable, pese a la creencia errónea que estos dos conceptos son contradictorios. Actualmente se busca disminuir el tamaño del Estado en pro del capital privado y de la iniciativa privada, y paralelamente se emplean procesos de descentralización, que no han sido efectivos, al menos en nuestros países. Un Estado nominal no sirve para nada, un Estado débil no puede regular, y tal vez uno de los grandes poblemas que ha tenido este país ha sido la debilidad del Estado. Y paradójicamente, las pocas responsabilidades que había adquirido, por mandato de "afuera" las están eliminando. Por ej, ¿Si no es el Estado, quién garantiza la seguridad social, el bienestar general?. ¿El capital privado?. Sólo lo hará si le es rentable. Y no siempre el bienestar es rentable, económicamente hablando.
Otra enseñanza del populismo histórico es su concepción amplia de pueblo, no reducida a los sectores proletarios, como pretendió hacerlo el marxismo, creyendo que sólo ellos tendrían la capacidad y la Conciencia para construir una mejor sociedad. Los procesos de mayor cobertura de las comunicaciones, y la variedad de las mismas hace cada vez más difícil pensar que sólo un porcentaje urbano y asalaridado de las masas populares tienen conciencia de su situación y las herramientas suficientes para afrontarla y transformarla. Los campesinos (los grandes olvidados de la teoría social) y nuevas clases sociales populares urbanas no proletarias (trabajadores independientes, rebuscadores, pequeños comerciantes, etc.), los niños, los jóvenes, las mujeres, tienen cada vez mayor conciencia del mundo en que viven y también tienen propuestas de cambio. Es indispensable congregarlas, no en una gran masa, sino en agrupaciones intercomunicadas (como las células del
cuerpo humano).
El populismo, entonces, no es, ni mucho menos una experiencia del pasado, una teoría pasada de moda, ni la caricatura que algunos políticos y medios de comunicación presentan, entresacando de este movimiento sólo sus aspectos más negativos y espectaculares: el tono populachero de los discursos, los gritos, los remedos de liderazgo carismático, el autoritarismo, etc. El populismo fue una lectura de una realida concreta, y mientras esta persista o aparezca de nuevo, habrá oportunidad para re-crearlo.

5. Bibliografía

  • CIRIA, Alberto. Perón y el Justicialismo. Mexico: Siglo XXI, 1971.
  • FERREIRA, Jorge. Trabalhadores do Brasil o imaginario popular. 1930-1945. Rio de Janeiro, Fundacao Getulio Vargas, 1997
  • HERZEN A. Obras escogidas. Moscú: Ediciones en lenguas extranjeras, 1956.
  • IANNI, Octavio. La Formación del Estado Populista en América Latina. Mexico: Ediciones ERA, 1984.
  • IANNI, Octavio. Populismo y relaciones de Clase. En Populismo y relaciones de Clase en Latinoamérica. Mexico: Serie Popular ERA, 1973.
  • IONESCU Ghita y GELLNER, Ernest (Comp). Populismo. Sus significados y características nacionales. Buenos Aires: Amorrortu editores.
  • LUNA, Félix. Perón y su tiempo. (s.d.). (s.f.)
  • MUÑIZ, Pedro y SHOWING, Carlos. Lo que es el Aprismo. Bogotá: Publicaciones del P.A.P., 1933.
  • SKIDMORE, Thomas. Brasil: De Getulio a Castelo. Rio de Janeiro: Paz e Terra, 1976. (5ª. Edición).
  • WOHLFORTH, Tim. El movimiento populista de los Estados Unidos de América. En Críticas de 0le economía política. Edición latinoamericana No. 20-21: Los populismos. México: Ediciones El Caballito, julio-diciembre 1981. P.p. 3-48.

 

 

 

 

 

Autor:


William Elvis Plata Quezada

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.