Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Religiones

Enviado por oneanye



  1. Judaismo
  2. La Tora
  3. La sinagoga
  4. La oración
  5. Bases del judaismo
  6. La moral o etica judia
  7. Ritos en torno al nacimiento, la muerte y el entierro:
  8. La actual comunidad judia venezolana
  9. Judíos de todos los tiempos en el desarrollo de Venezuela
  10. Las instituciones comunitarias:
  11. El islamismo
  12. La significación de los profetas en el Islam
  13. El Coran
  14. Los cinco principios del Islam
  15. El derecho islámico: la jurispericia
  16. Los Califas: sucesores del profeta y representantes de Dios en la tierra
  17. Los chiítas
  18. Historia e inmigracion hacia America
  19. Origen del fundamentalismo y la Guerra Santa en los paises del Medio Oriente

JUDAISMO

Es una religión monoteísta, revelada, la fuente de todas y de donde han brotado el cristianismo y el islamismo.

Una religión "revelada" como ésta, afirma que la "verdad" es dada en cierto momento histórico. De aquella fecha en adelante la historia es un desarrollo y desenvolvimiento de esa verdad.

La creación del mundo aparece sólo como la historia previa a la alianza de Dios con los hombres, empezando por Abraham y los patriarcas. Dios está en relación con los hombres creados por él, y toda la creación parece basarse en los dos polos Dios y hombre. Esta tradición de la alianza lleva a la conciencia de un encuentro del hombre con Dios que se repite a lo largo de la historia, razón por la que para el judaísmo no son necesarios intercesores ante Dios (como Jesús para el cristianismo o Mahoma para el Islam).

Dios cerró la alianza con Abraham como jefe de una familia y el pueblo judío se concibe como sucesor de Abraham. La alianza de Dios con Moisés está entendida más ampliamente y abarca a todo el pueblo de Israel. Como Noé, superviviente del diluvio universal, es el tronco fundador de todos los hombres, la alianza ha sido cerrada con todos los hombres, lo que significa que encontrarán redención todos los que sigan la ley.

El bíblico Noáj (Noe) recibió una "verdad" incompleta que está contenida en los siete principios básicos que debe cumplir: no matar, no robar, no cometer incesto, no maldecir a Dios, no comer la carne de un animal vivo, no practicar la idolatría y establecer cortes de justicia.

Siglos más tarde, Moshé (Moisés) recibirá la "revelación" completa en el Monte Sinaí que es la "Torá".

Moisés desempeña en el Judaísmo el papel más destacado como portador de la ley (Torá) y como guía de Israel liberándolo de la esclavitud de los egipcios. Ningún profeta posterior enseñó al judaísmo algo que no estuviese contenido ya en la Torá de Moisés. Se considera el gran maestro del judaísmo; Maimónides lo llama el "padre de los profetas" antes y después de él. Muchos relatos de la tradición judía se ocupan de la vida y de las leyendas de Moisés. Su actividad de profeta, formulada en los cinco (5) libros de Moisés (Pentateuco), se considera como la raíz de todas las demás profecías. Pero a pesar de que se considera el gran legislador del judaísmo, la tradición recalca siempre que en realidad sólo es el portador y avisador de las leyes divinas.

LA TORA

Doctrina y leyes:

La Torá se considera la ley de Dios llevada por Moisés al pueblo de Israel, tal y como se transmite en los 5 libros de Moisés, el Pentateuco. Pero la Torá no es sólo la ley, es "verdaderamente la doctrina" o la "doctrina escrita" (para diferenciarla de la "tradición oral", posteriormente añadida, de la tradición rabínica). La creencia en la Torá y la remisión a ella pertenecen por principio a la fe judía; entre los pocos "dogmas" del judaísmo se encuentran la creencia en el origen divino y en la fijación mosaica de la Torá, siendo en cambio discutida su configuración escrita y su transmisión entre los escribas judíos.

La investigación bíblico-crítica recalca que la Torá si bien es de un único espíritu, a saber del mosaico, fue transmitida por varios escribanos, por tanto separa la santidad del escrito, del cual los considera autores, igual que los grupos ortodoxos, de su proceso de creación literario. El Pentateuco es, en esencia, una unión de cuatro textos (Jahwista, Elohista, Deuteromista y escrito de los sacerdotes) que se han mezclado entre sí.

El judaísmo profesa la inconfundibilidad y la insustituibilidad de la Torá, es decir, se considera como la completa revelación de los mandamientos de Dios. Esta afirmación que sólo ha formulado así el judaísmo posterior, sirve para delimitarlo frente al cristianismo y al Islam porque ambos se refieren a su manera a la Torá. Sin embargo, una cuestión independiente de ello entre los escribas judíos es la medida en que los mandamientos de la Torá en general y también las normas sobre indumentaria, comida y matrimonio tiene carácter eterno o hasta qué punto deben ser interpretados sólo de acuerdo con la época.

En la tradición rabínica la Torá se considera "medio de purificación" de los hombres. La tradición (Rabbi Simlai) parte de la base de que Moisés había recibido originariamente 613 mandamientos, en concreto 365 prohibiciones negativas y 248 mandamientos positivos. La cifra 613 tiene un valor simbólico, ya que el judaísmo parte de 365 días del año y 248 partes del cuerpo humano. Todas esta prohibiciones y mandamientos juntos constituyen la causa primitiva de la profesión de fe en Dios; las 613 prohibiciones y mandamientos también tienen que corresponder con las 613 letras del decálogo (10 mandamientos).

La Torá se considera rabínicamente como "ordenación de la creación" y es la totalidad de una tradición santificada. Por ello la "Torá escrita" se complementa también siempre con la "Torá oral" (la tradición). En los escritos aparece continuamente la llamada a defender las leyes, sobre todo bajo las condiciones de diáspora o persecución. Se trata de una conversión viva, no de un seguimiento servil de las letras. Casi todo, se dice, es perdonado por Dios excepto el descuido el estudio de la Torá.

La obligación en la ley

El judaísmo y la formación (religiosa) van estrechamente unidos, el principal cometido de los padres, sobre todo del padre, es proporcionar a los hijos (en especial a los varones) conocimientos y transmitirles la tradición. En el judaísmo el profesor juega un papel importante, igual que el rabino como profesor religioso en la escuela del Talmud, el aprendizaje desde la infancia es obligación y está dedicado sobre todo al estudio de la Torá, pero por ello también adquiere un gran valor el aprendizaje en el ámbito profano.

Con 13 años el muchacho judío y con 12 la muchacha se hacen adultos en sentido religioso, lo cual se solemniza con la fiesta del Bar Mizwa (hijo del mandamiento) o de la Bat Mizwa (hija del mandamiento). La Bar Mizwa del muchacho significa que es presentado a los ancianos de la comunidad y que puede efectuar la lectura de la Torá en la sinagoga; la fiesta para las muchachas procede del judaísmo reformado del siglo XIX. El judío se somete de forma visible para todos a las instrucciones de la Torá.

LA SINAGOGA

Es el centro religioso de la comunidad judía, pero sólo desde la diáspora. Antes lo era el templo central de Jerusalén, que fue destruido en el año 70 dC. La palabra griega "sinagoga" significa "reunión, comunidad" y sólo de forma secundaria se refiere al lugar de reunión. En general la sinagoga era originariamente un lugar de asamblea. Hoy en día es, sobre todo, el lugar de servicio religioso que gira en torno a la lectura central de la Torá. Pronto se empezaron a conservar los rollos de la Torá en un armario especial, el armario de la Torá. Se trata siempre de ejemplares escritos a mano, enrollados alrededor de dos varillas de madera y protegidos por el abrigo de la Torá y el letrero; los extremos superiores de las varillas están rematados con adornos (Rimmonim), granadas o coronas, que expresan la dignidad real de los escritos.

La Sinagoga tiene un podio o púlpito (Bima) como lugar destacado para las lecturas. Para la lectura se lleva el rollo de la Torá en procesión festiva y allí se desenrolla. La lectura se efectúa en hebreo y tradicionalmente es cosa de hombres; la realizan varios hombres, uno tras otro. Hoy en día el recitador desempeña un papel especial en el servicio divino, más que el rabino. Originariamente se consideraba rabino a todo aquel que hubiese estudiado la Torá de forma intensa y fuese reconocido por la comunidad como experto en leyes. Sólo desde la edad media existe el papel especial del rabino de la comunidad, que es sobre todo maestro y árbitro y que realiza los matrimonios, los entierros y las circuncisiones.

LA ORACIÓN

La oración es hablar con Dios, es la expresión de las peticiones humanas y del agradecimiento, se ha de rezar con convencimiento interior, pero también en los momentos y en las ocasiones fijados según reglas determinadas (aquí se encuentra una especial semejanza con el islam). Hay tres momentos de oración: por la mañana, al mediodía y por la noche. El núcleo de la oración diaria matinal y nocturna se llama Schema, el inicio del Schema es siempre el "Oye Israel.......". Junto a la oración ritual también hay la personal, la oración se califica en el judaísmo como "el servicio del corazón", refiriéndose el corazón no tanto como sentimiento, sino mucho más a la sede de la razón y del reconocimiento.

BASES DEL JUDAISMO

1.- El Judaísmo parte del hecho que Dios es el Creador del universo. Los seres humanos y el cosmos en general son el producto de Su creación. Existe un solo Ser Supremo que es la causa de todo lo que existe. Sin Dios no hay existencia. Este es el primer fundamento del Judaísmo.

"Yahvé es nuestro Dios. Yahvé es el único".

Se reafirma el principio monoteísta de los judíos. Yahvé es el soberano, el primero y único dueño de todo.

2.- La segunda base de la tradición es el hecho de que Dios reveló Su voluntad a la humanidad a través de la TORA. Más aún, que el texto escrito de la Torá que poseemos en la actualidad es una fiel y auténtica réplica de la Torá que fue otorgada en Sinaí varios miles de años atrás. La Torá es la palabra de Dios. La Torá es de origen Divino, aunque algunos pretendan cuestionarlo.

Dios manifiesta su providencia en la vida de los hombres, en especial de los del pueblo elegido. Abraham, José, Moisés, David. Sus fracasos y sus éxitos, son hitos que señalan la cercanía de Dios , su amor por vidente con Israel.

3.-La TORA SHEBEAL PE (la ley oral, básicamente contenida en el TALMUD, que explica y amplía el texto escrito) es la interpretación autorizada de la Torá y puede considerarse como la tercera base del Judaísmo.

El Talmud es la obra enciclopédica que da testimonio del afán cuestionador de los "jajamin" (los que dan las enseñanzas futuras en distintas épocas para que se entienda la Torá)

El Judaísmo no está basado exclusivamente en el texto de la Torá. El Judaísmo es la "interpretación" judía tradicional de la palabra escrita en la Torá. por eso, es necesario estudiar el Talmud para obtener una genuina y auténtica posición judía sobre cualquier tema.

4.-El evento central para el Judaísmo (con la excepción de la revelación en el Sinaí) y que constituye la cuarta base, es el Éxodo de Egipto: YETZIAT MITZRAYIM. Además de su significación nacional es la manifestación de la posibilidad de la intervención Divina en el quehacer humano. Dios no se desentiende ni se despreocupa de su creación. Dios interviene en la historia, tal como lo hizo en el Egipto de antaño y por lo tanto, tiene sentido elevarle oraciones. Dios responde a estas oraciones (afirmativa o negativamente) cuando el así lo dispone.

El Dios israelita no se manifiesta en la naturaleza, a diferencia de otras religiones como la budista, sino que interviene en la historia humana. Dios es soberano de la historia e interviene en ella a favor de los justos y de los oprimidos.

5.-La quinta y última base del judaísmo está relacionada con la primera, que es la creación. Esto se expresa en la fe en un "mashiáj" o una ERA MESIANICA. Es una esperanza que se convierte en certeza, que en el sendero sobre el cual transita la humanidad conduce invariablemente hacia un desenlace feliz y armonioso, de tranquilidad y paz, anunciado en los escritos de los profetas. Será la hora de "vegar zeev im keves" (y el lobo morará con el cordero) según la imagen del profeta Yeshayahu. En este sentido son pertinentes las enseñanzas de los místicos acerca de la influencia de las acciones humanas que pueden acelerar la llegada de ésta época mesiánica. Eso quiere decir que nuestros actos individuales (incluyendo tal vez nuestros pensamientos) tienen eco y resonancia, e inciden sobre el destino global del universo, y por ende de toda la humanidad. El arribo de la era mesiánica también depende de nosotros.

LA MORAL O ETICA JUDIA

Está contenida en el DECÁLOGO (Ex20) los Diez Mandamientos en los cuales se condensaba la ley natural, la cual regula las relaciones del hombre con Dios y con sus semejantes incluyendo el CODIGO DE LA ALIANZA (Ex.21, 22,23,19) En buena parte, son comentarios y explicaciones del DECÁLOGO.

Los Diez mandamientos o Decálogo son: 1. -Amar a Dios sobre todas las cosas. 2. -No tomarás el Santo Nombre de Dios en vano. 3. - Santificarás las fiestas. 4. -Honrarás a tu padre y a tu madre. 5. - No matarás. 6. -No desearás la mujer de tu prójimo (No cometerás adulterio) 7. -No robarás. 8. -No levantarás falsos testimonios ni mentirás. 9. -No consentirás en pensamientos ni deseos impuros. 10. -No codiciarás los bienes ajenos.

El eje más sustancial está en dos puntos: el AMOR A DIOS y la adoración que requiere y el AMOR AL PROJIMO, la solidaridad que preside las relaciones humanas, la comunión fraterna entre los miembros del pueblo. Un índice claro de la caridad que rige las relaciones interpersonales es la continua recomendación del amor a los forasteros, las viudas, los huérfanos y los necesitados.

LA VIDA JUDIA

El calendario judío es un calendario lunar de 354 días que se adapta mediante la inclusión de un mes bisiesto en el año solar. El calendario fijo prevé 7 años bisiestos en 19 años. En las épocas bíblicas, el inicio del año podía ser tanto en primavera como en otoño, después se ha impuesto el otoño como fecha del año nuevo. El cálculo judío del tiempo empieza desde la edad media con la creación del mundo, correspondiendo el año cristiano 1240 al año judío 5000. El año empieza con los 10 días "respetables", los días de reflexión del año nuevo, que se considera el día del juicio divino, que incluye el soplado de los cuernos de carnero (soplado Schofar) como recuerdo al juicio y a la penitencia, hasta el día de las expiaciones (Yom Kippur), que es un día de estricto ayuno y reposo, es el día de la conversión interior, donde muchos oradores se visten de blanco y la sinagoga también es adornada de blanco, el día acaba con la sopladura del Schofar.

Pocos días después del Yom Kippur empieza la fiesta de los tabernáculos (Sukkot), originariamente una fiesta de la recolecta, a la que sigue la fiesta de la "alegría por la ley" (Simchat Torá); se construye una choza, donde el tejado está cubierto de ramas, en el jardín o en el balcón y durante los días de fiesta se van a vivir a esta choza. Luego está una fiesta semanal parecida, llamada Schawuot la cual se celebra durante siete semanas, y es la fiesta de la vendimia, en la que se conmemora lo sucedido en el monte Sinaí, cuando Dios entregó los diez mandamientos a Moisés.

La fiesta Pesach, de la que ha surgido la fiesta cristiana de Pascua, es una fiesta familiar con extensa liturgia doméstica, en la que durante 7 días se come pan ázimo, y se sacrifica un cordero ofrecido en holocausto, esto como conmemoración al éxodo de Israel desde Egipto, por lo que se trata de una fiesta especial de peregrinación.

La Chanukka es la fiesta de la luz, en recuerdo del transmitido milagro de la luz con motivo de la nueva consagración del profanado templo de Jerusalén en 164 AC. Según la tradición un único pequeño jarrón de aceite, contenía tan poca cantidad que habría bastado sólo para un día, pero el aceite duró por lo visto ocho días, por lo cual cada noche de la feliz fiesta de ocho días, se utiliza un candelabro de ocho brazos y se enciende una luz hasta que se han encendido las ocho velas.

Existe otra fiesta llamada Purim, en la que se conmemora la salvación divina, en donde Esther la esposa judía del rey persa, y su padre frustraron el plan del visir persa Amán de exterminar a todos los judíos en un día determinado por la suerte, estos días se solemnizan con abundante comida y bebida, desfiles de máscaras y juegos de Purim.

También está el respeto por el descanso del sabbat (sábado), por ser el séptimo día de la semana es un día de descanso (al igual que el domingo cristiano y el viernes islámico), está relacionado con el descanso de Dios después de la creación y también a la idea de la liberación de Israel de la esclavitud de los egipcios, éste es un día de recogimiento interior, de silencio y reflexión.

Año Sabático: Se celebra cada siete años. Estaba pensado en favor de los pobres, pues pretendía frenar la excesiva acumulación de las riquezas, evitar la desigualdad económica y hacer imposible la perpetuación de la miseria.

Para lograr este ideal de fraternidad y justicia, el Año Sabático implicaba tres exigencias: 1. -el descanso de la tierra. 2. - la liberación de los esclavos. 3. -el perdón de las deudas, siempre que los deudores fueran insolventes.

EL Año Jubilar es una institución revolucionaria. Tenía lugar cada cincuenta años. Las posesiones enajenadas (casas y campos) retornaban a sus dueños o propietarios originales. Se buscaba la fraternidad e igualdad.

En cuanto a la vestimenta judía, los judíos del este de Europa llevan un caftán negro y una gorra de piel (Streimel), los judíos devotos llevan además un pequeño abrigo de oración (Tallit) sobre el traje, en determinadas oraciones en la sinagoga o en la casa el hombre lleva filacterias, tiras de cuero en las que están sujetos pequeños recipientes con textos de la Biblia, el sombrero que se lleva durante la oración tiene forma de pequeña caperuza, casi siempre negra, la kippa. En los círculos ortodoxos el tocado religioso, barba larga y rizos en la sien, no se corta porque recalca la eternidad de los mandamientos divinos.

Por otra parte, con relación a las leyes judías sobre alimentos, tienen una estricta separación entre animales puros e impuros, y una especial prohibición de la carne de cerdo, ésta pureza se refiere a la pureza ante Dios, sólo se pueden sacrificar y comer animales puros para Dios, también existe una estricta prohibición de comer sangre, ya que la sangre significa la vida, por eso los animales sacrificados degollados y se dejan desangrar totalmente. Asimismo se prohibe el disfrute de carne combinada con leche. Algo importante es lavarse las manos antes de comer y la bendición de alimentos por parte del padre de la casa, así como una oración de agradecimiento después de la comida.

RITOS EN TORNO AL NACIMIENTO, LA MUERTE Y EL ENTIERRO:

Todos los niños reciben, además de su nombre de pila, otro nombre hebreo específico con el que son llamados a la Torá y con el que se nombran en todas las ceremonias religiosas, hasta su conmemoración fúnebre en la oración de los difuntos.

Ocho días después del nacimiento del niño tiene lugar la circuncisión festiva en presencia de diez miembros de la comunidad, realizada por un circuncisor propio y muy considerado llamado Mole, la cual se verifica como recepción en la alianza con Dios, según el ideal de Abraham, también viene acompañada de oraciones, buenos deseos y ritos de bendición.

En cuanto a los difuntos, en el judaísmo se siente un gran respeto por su descanso en integridad, por lo que se prohíben las autopsias, también a raíz del "retorno al mundo" el judaísmo no reconoce otra cosa más que el entierro, el cual debe tener lugar el mismo día de la muerte o un día después. Durante el funeral los dolientes, rasgan una pieza de ropa como símbolo de duelo, en la actualidad casi siempre una cinta simbólica y rezan una oración como petición para la salvación del difunto.

LA ACTUAL COMUNIDAD JUDIA VENEZOLANA

En la segunda mitad del siglo XIX, hubo marcado interés de los gobiernos de Antonio Guzmán Blanco y Joaquín Crespo por atraer inmigrantes al país. Se hacía mediante contratos que el gobierno otorgaba y con la designación de agentes consulares idóneos. Los judíos Abraham J. Lasry, Enrique B. Levy y Alejandro Mondolfi, este último de origen italiano, cumplieron esas tareas. En las dos últimas décadas de ese siglo, comenzó a llegar al país una inmigración judía proveniente del norte de Marruecos, especialmente de Tetuán. Enrique B. Levy será uno de los fundadores, en 1907, de la Sociedad Benéfica Israelita que apenas tiene una duración de dos años. En 1930, Alejandro Mondolfi preside la Asamblea que acordará la constitución de la Asociación Israelita de Venezuela, institución que hasta hoy agrupa a la comunidad sefardí del país.

Los apellidos de esos nuevos inmigrantes son, entre otros, Levy, Cohén, Taurel, Benacerraf, Sabal, Ettedgui, Pariente, Coriat, Benshimol, Bendayán, Sananes, Benzecri, Benmergui, Benaim, Pilo, Carciente, Benarroch. Se encuentran con una comunidad judía, la de origen curazoleño holandés, en vías de extinción por el proceso asimilatorio, pero el choque cultural impide los nexos entre ellos. Los recién llegados se establecen mayoritariamente en Caracas, pero también en La Guaira, Puerto Cabello, Carúpano, San Fernando de Apure, Río Chico, Valle de la Pascua, Maracaibo, Barcelona, Villa de Cura, Barquisimeto, Los Teques, La Victoria y Maracay.

A finales de los años veinte y mediados de los treinta, la crisis económica que se vive en el mundo, adquiere dimensiones de miseria en el Medio Oriente. Comienzan a llegar judíos provenientes de Palestina, Siria, Líbano y también de Turquía, Grecia y Bulgaria. Se les engloba bajo el mote de "turcos" ya que provenían de los antiguos dominios del Imperio Otomano. Se produce de nuevo un desencuentro cultural con la comunidad ya establecida, en su mayoría próspera, de judíos de origen marroquí. Estos últimos van a ser los mayoristas que proveen de mercancías a los "turcos" para que realicen su trabajo de vendedores por cuotas, de puerta en puerta y de pueblo en pueblo. Los unía la fe religiosa pero los separaban el idioma y las costumbres.

En esos mismos años llegaron algunas familias ashkenazíes, es decir judíos originarios de Europa que en su mayoría se expresaban en idish, una lengua derivada del alemán, o bien en este idioma. Las relaciones intercomunitarias eran difíciles, por razones idiomáticas, culturales y hasta por el acento y entonación de sus oraciones.

A finales de la década de los 30, logran arribar al país algunos judíos que han podido escapar de lo que ya se vislumbraba como el propósito del régimen nazi de exterminarlos. En 1939 el gobierno del general Eleazar López Contreras, en un gesto que lo enalteció, permitió el ingreso al país de un grupo de judíos que había salido de Alemania en los barcos Caribbea y Koeningstad y que fueron rechazados en distintos puertos de América, incluido Curazao. Iban a ser devueltos a la muerte segura cuando Venezuela les abrió sus puertas. Los esposos Rottenberg, Juan Plaut, la familia Kern, las profesoras María Tengler y su hermana Federica Ritter, la entonces muy niña Susy Kobler, que es hoy nuestra reconocida artista plástica Susy Iglicki, el profesor de canto Alfredo Hollander, serían algunos de los pasajeros de esos buques. Pronto se integraron a la vida venezolana con espíritu emprendedor. Gracias a Miguel Rottenberg, los caraqueños conocimos las delicias y el refinamiento de la pastelería europea cuando fundó la Pastelería Vienesa, al principio en un pequeño local en El Conde. Los Kern, introdujeron la comida rápida gourmet desde su inolvidable Fuente de Soda del Centro Médico de San Bernardino. Su hijo Heinz sería un notable químico, promotor de importantes empresas. Las profesoras Tengler y Ritter fueron memorables para varias generaciones, como pedagogas de latín, griego, alemán, inglés y francés. Profesionales, técnicos, artistas, maestros, gente con una vasta cultura y una formación para el trabajo emprendedor que pronto encontrarían en Venezuela, donde tantas cosas estaban por hacerse, el campo propicio para desarrollar todos sus talentos.

No fueron muchos los judíos europeos que tuvieron la suerte de los pasajeros del Caribbea y del Koeningstadt. Una circular girada por la Cancillería venezolana a todos sus consulados en el Exterior, prohibía expresamente otorgar visas a judíos. Al concluir la Guerra en 1945, llegó un número importante de sobrevivientes originarios de Rumania, Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Yugoslavia, Grecia, Austria y Alemania. Muchos cambiaron sus apellidos para poder ingresar al país ya que se mantenía vigente la antes mencionada circular.

En 1946, la comunidad ashkenazí funda el Colegio Moral y Luces Herzl Bialik. En sus comienzos el alumnado fue mayoritariamente perteneciente a ese sector. Pero al pasar de algunos años, los sefarditas comparten la tarea educativa y se transforma en el colegio de toda la comunidad y en el factor determinante de la unidad entre los judíos venezolanos, sin distingo de origen.

A partir de 1948, con la creación del Estado de Israel, se produce una emigración masiva de judíos desde países musulmanes, en donde la presencia de estas comunidades había sido milenaria. Llegan a Venezuela desde Egipto, Siria y Líbano. Y al proclamarse la independencia de Marruecos, en 1956, se produce una importante inmigración de judíos que venían de Tetuán, Tánger, Melilla, Ceuta y otras ciudades del Norte de África donde el español era el idioma predominante. Se encontraron con instituciones ya consolidadas, con sinagogas y con un colegio comunitario. De inmediato se incorporaron a la vida judía y a las actividades comerciales e industriales.

La comunidad judía de hoy está constituida por judíos venezolanos hasta de cuarta generación y por otros cuyos padres, o ellos mismos, nacieron en otras tierras.

JUDÍOS DE TODOS LOS TIEMPOS EN EL DESARROLLO DE VENEZUELA

Los integrantes de las distintas inmigraciones judías que llegaron a Venezuela, se dedicaron en su gran mayoría, al comercio. Pronto, muchos incursionaron en actividades industriales y financieras. El primer banco del país, llamado Banco de Venezuela y creado por decreto del Presidente José Antonio Páez, fue fundado por Isaac José Pardo Abendana, judío sefardí proveniente de Altona, ciudad alemana cercana a Hamburgo. Llegó a Venezuela, con solo 17 años de edad, en 1841. Además de banquero, fue un prominente jurista con participación protagónica en la redacción del Código de Comercio, lo que le valió una condecoración del presidente Guzmán Blanco. Administró y dirigió el primer telégrafo de Venezuela. Fue cofundador del primer periódico de La Guaira y del teatro Caracas. Tradujo del alemán la biografía de George Washington escrita por su hermano Michael, quien había emigrado a Venezuela pocos años antes que él.

Fue casi una norma que estos inmigrantes, muchos de ellos con escasa instrucción, aspiraran para sus hijos aquí nacidos, el camino de las profesiones universitarias. El primer judío egresado de la Universidad Central de Venezuela, fue Isaac Senior, graduado de Bachiller en Artes y Filosofía en 1844. Le sucedieron, a lo largo de varias generaciones, correligionarios que eligieron, con preferencia, la carrera de medicina. Luego la ingeniería, la farmacia, la odontología y la arquitectura. Pero también la abogacía, las ciencias, la economía y las carreras humanísticas. En todas y cada una de esas disciplinas, ha sido notable el aporte de profesionales judíos en las diversas áreas del desarrollo y de la modernización del país. Entre los que se pueden mencionar son:

Los Médicos:

David Lobo nacido en 1864, en Puerto Cabello, fue no-solo un eminente obstetra y fisiólogo, sino además miembro fundador y Presidente de la Academia Nacional de Medicina, Rector de la Universidad Central de Venezuela, Presidente del Senado de la República y Embajador en Washington. A este nombre se agregan los de Aarón Benchetrit, natural de Tetuán, revalidó en la UCV, en 1916, su título de médico colonial obtenido en París. Especialista en el estudio y tratamiento de la lepra e inventor de una pócima que, en medio de gran polémica, fue la única cura aplicada con éxito contra la epidemia de gripe española que hizo estragos en el país en 1918. Elías Benarroch, graduado en la Sorbona en 1923, revalidó en la UCV en 1928, descubrió al anopheles darlingi como transmisor del paludismo y fue uno de los pioneros en la lucha contra esta enfermedad que permitió su casi total erradicación a principio de los años cuarenta. Elena Blumenfeld, investigadora de la lepra, hizo del leprocomio de Cabo Blanco su residencia para estar siempre cerca de sus enfermos. Henrique Benaim Pinto, laureado internista, académico de la medicina. Víctor Benaim Pinto, ginecólogo y obstetra, iniciador de los estudios de fertilidad en el país. Siegbert Holz, médico rural al igual que su esposa, en Cariaco, Estado Sucre, donde ambos fueron declarados hijos ilustres. Fue un notable pedagogo y por muchos años, director del Instituto Nacional de Higiene. Gracias al rigor que aplicó siempre a la aprobación de nuevas medicinas, ningún niño venezolano sufrió las consecuencias nefastas de la talidomida. Martín Mayer, fundador del Instituto de Medicina Tropical. Rudolph Jaffé, quien vino de su Alemania natal para iniciar en Venezuela la cátedra de anatomo-patología. Víctor Zamorani, destacado pediatra y profesor universitario quien llegó a Venezuela cuando las leyes raciales de Mussolini le impidieron seguir ejerciendo la profesión en su Italia natal. La Academia Nacional de Medicina le rindió homenaje póstumo al cumplirse el centenario de su nacimiento. Joel Valencia Parparcén, uno de los más destacados gastroenterólogos de Venezuela, Simón Béker, fundador de la hepatología. Moisés Feldman, psiquiatra que dedicó gran parte de su vida al estudio de la sicología de los próceres de la Independencia: Simón Bolívar, José Antonio Páez, José Antonio Sucre y de figuras como el sabio Rangel y Armando Reverón y fue un adelantado en el estudio del genoma humano. Rubén Merenfeld, oncólogo, fundador de la Sociedad Anticancerosa e incansable líder de la lucha contra el cáncer.

La primera mujer que ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, fue Sara Bendahán. Por trastornos de salud no pudo graduarse cuando le correspondía. La primera egresada, en esta profesión, en 1936, fue la también judía Lía Imber de Coronil, pediatra de inolvidables aportes. Sara Bendahán se graduó de doctor en ciencias médicas en 1939. Y la primera mujer que obtuvo el título de médico por revalida fue, en 1928, Ida Malec de Petkoff, Durante 12 años ejerció como médico del Central Azucarero de El Batey y fue durante largo tiempo, la única médico en todo el Municipio Bobures, del Estado Zulia.

A estos nombres eminentes, se unen los de médicos de generaciones más jóvenes que tienen actuación destacada en todas las especialidades. Como dato interesante, Baruj Benacerraf, Premio Nóbel de Medicina, nació en Caracas aunque se residenció en los Estados Unidos desde temprana edad.

Ingenieros y Arquitectos:

Paúl Lustgarten, especialista en estructuras, individuo de número y Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, miembro correspondiente de la Academia Europea de Ciencias, Artes y Humanidades. Este judío guayanés, ha recibido los más altos honores de las instituciones de su Estado natal y ha participado en la construcción de mas de sesenta puentes en el país, entre ellos el Puente sobre el Lago de Maracaibo y el Puente de Angostura, sobre el río Orinoco. Fue asesor en la Construcción de la Avenida Cota Mil, del Metro de Caracas, de los puentes sobre el Río Limón y sobre el Caroní y de muchos otros desarrollos estructurales. Ricardo De Sola, doctor en Ingeniería de la UCV, profesor universitario, maestro fundador de las escuelas experimentales Venezuela y Artigas, Director Fundador de Petrolera Mito Juan C.A, coordinador del pabellón de Venezuela en la exposición Universal de Canadá, con motivo del centenario de esta nación. Autor de varios ensayos de carácter histórico. Su hermano, el geólogo Oswaldo de Sola, fue rector de la UCV.

Mario Benmergui Attías, arquitecto con maestría suma cum laude en el Instituto Tecnológico de Massachussets. Responsable y director del diseño de ocho estaciones del Metro de Caracas, Premio de la Fundación Mendoza junto con los arquitectos Isaac Abadí Abbo y Mariano Goldberg, por el anteproyecto del Club Hebraica. Ganador del concurso para proyectar la nueva ciudad Oued ed Dahab en Marruecos y Cónsul Honorario de Marruecos en Caracas hasta 1987. Salomón Cohén Levy, ingeniero civil, fundador del grupo Sambil. Podría calificársele como constructor en tiempos de crisis, ya que ninguno de los avatares políticos y económicos por los que ha pasado nuestro país, lo han desanimado en su propósito de invertir siempre en Venezuela. Celina Bentata, varias veces laureada por su brillante carrera de arquitecta. El Museo de Arte Contemporáneo "Sofía Imber", de Caracas, realizó recientemente una exposición de su obra.

Los Científicos:

Gabriel Chuchani y Estrella Laredo, investigadores con larga trayectoria en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) han sido galardonados con el Premio Nacional de Ciencias. Gabriel Chuchani, fue además designado, en 1986, el ex alumno más destacado de la Universidad de Tulane y ese mismo año recibió mención honorífica del premio Mundial de Ciencias "Albert Einstein". Boris Drujan y Miguel Laufer fueron directores del IVIC. Gonzalo Benaím Pinto, farmacéutico y químico, fue un investigador y docente ejemplar y un permanente luchador por la calidad de la educación en Venezuela.

Los Judíos en las Letras, las Artes y el Espectáculo:

Resaltan, por el reconocimiento nacional a su obra y trayectoria, los nombres de Isaac Chocrón, Premio Nacional de Teatro, Sofía Imber, Premio Nacional de Artes Plásticas, Elisa Lerner, Premio Nacional de Literatura y Alfredo Roffé, Premio Nacional de Cine.

En la música se encuentran los nombres de Reinaldo Hahn, el compositor del romanticismo del siglo XIX, que emigró a París desde su Caracas natal. Flor Roffé de Estévez, creadora de un importante método de enseñanza musical para niños. Emil Friedman, fundador y director del Colegio que lleva su nombre y que combina la educación formal con la musical. Harriet Serr, maestra de varias generaciones de pianistas. Alfredo Hollander, maestro de la mayoría de nuestros cantantes líricos. Jacques Braunstein, que ha contribuido como nadie, a la difusión y comprensión del jazz en nuestro país. En el mecenazgo musical, la Fundación Carlos y Alegría Beracasa ha tenido una actuación de gran alcance.

El teatro venezolano no sería lo que es sin la contribución extraordinaria de Juana Sujo, judía nacida en Argentina como Juana Sujokovich. Al aporte que han hecho a la dramaturgia figuras como Isaac Chocrón y Elisa Lerner, se une el joven Moisés Kaufman, con éxito internacional, especialmente en la ciudad de Nueva York.

La danza tuvo una pedagoga excepcional en la persona de Stefi Stähl, judía vienesa, maestra en distintas escuelas públicas y en su propia academia. Hoy destaca en ese arte el joven bailarín y coreógrafo de origen israelí, Offer Zaks. En letras se destacó Ángel Rosenblat, filólogo judío nacido en Polonia, español por adopción, argentino después de la Guerra Civil Española, y luego venezolano hasta su muerte. En la poesía y en la literatura destacan los nombres de Irma de Sola de Lovera, quien presidió por varios años la Asociación Nacional de Escritores, de Martha Kornblith, fallecida en plena juventud, de Jacqueline Goldberg, de Sonia Chocrón. La brillante periodista, y ensayista trágicamente fallecida, Susana Rotker, fue un miembro de esta comunidad.

Es invalorable el aporte al desarrollo de la actividad intelectual que hicieran Violeta Roffé y su hermano Alfredo, con su legendaria Librería Cruz del Sur, lugar para el conocimiento y discusión de las más avanzadas corrientes literarias y del pensamiento filosófico entre los años 50 y 70. Y la pasión de Alfredo Roffé por el cine, lo condujo a fundar y a publicar durante varios años, la revista "Cine al Día", que alcanzó prestigio internacional.

En el cine destaca, como creadora, Margot Benacerraf, pero además ha sido promotora del aprecio por el buen cine con la fundación de la Cinemateca Nacional. A la generación de cineastas más jóvenes pertenece Elia Schneider. Otros judíos apasionados por el cine contribuyeron a que lo mejor de este arte estuviera al alcance de los venezolanos: George Korda, fue quien introdujo el cine europeo de vanguardia en el país e inauguró los festivales de cine y los cine foros. Samuel Dembo, cofundador con Luis Guillermo Villegas, de Bolívar Films. La familia Radonsky, es propietaria de una importante cadena de salas de cine.

Las artes plásticas tienen entre sus creadores a la ceramista Reina Benzecri de Herrera, Premio Nacional de Artes Aplicadas en 1966. A los artistas Harry Abend, Méyer Vaisman, Sammy Cucher y Carlos Poveda con figuración internacional. También Ricardo Benaim, Susy Iglicki y Nadia Benatar. Y como promotores de estas artes: Sofía Imber, fundadora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas que lleva su nombre y Clara Diament de Sujo, una de las primeras galeristas del país. Hans Neumann, quien acaba de morir, fue además de empresario exitoso, un apasionado mecenas de artistas plásticos, de muchos proyectos culturales y gran coleccionista de arte.

En el espectáculo merece capítulo especial la figura de Amador Bendayán, nuestro inolvidable artista cómico que llenó varias décadas con risas amables desde la radio, el cine y la televisión. En las nuevas generaciones destaca el cantautor Ilan Chester (Czentochowsky)

La presencia de judíos en el periodismo de opinión tuvo como figura pionera a Netty Bargraser y ha contado con los nombres de Sofía Imber, Carlos Guerón, Alicia Freilich, Gustavo Arnstein, Rabino Pynchas Brener, Senta Essenfeld de Breuer, Aglaya Kinzbrunner, Alberto Krygier y Paulina Gamus. Ben Ami Fihman es, desde hace años, el exitoso editor y director de la revista Exceso.

Judíos en funciones públicas:

El judaísmo venezolano contemporáneo ha tenido a varios de sus miembros como servidores públicos: René de Sola fue Ministro de Justicia, Canciller y Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Alfonso Benzecri, Ministro de Sanidad. Gustavo Pinto Cohén, Ministro de Agricultura y Cría. Ruth Lerner de Almea, Ministra de Educación y Embajadora ante la UNESCO, Moisés Naim, Ministro de Fomento y actualmente director en Washington de la prestigiosa publicación Foreing Policy. Ricardo Haussman, Ministro de Cordiplán, Senta Essenfeld de Breuer, Ministra de la Familia, Ruth de Krivoy, Presidenta del Banco Central de Venezuela, Esther de Margulis, Presidenta de Fogade, Lolita Aniyar de Castro, Senadora y Gobernadora del Estado Zulia, Paulina Gamus Gallegos, concejal, diputada, senadora y Ministra de Cultura, Miryam Kornblith, Vice Presidenta del Consejo Supremo Electoral.

LAS INSTITUCIONES COMUNITARIAS:

Las dos grandes instituciones comunitarias son la Asociación Israelita de Venezuela, fundada en 1930 cuyos miembros tienen origen sefardí y la Unión Israelita de Caracas, fundada en 1950, que agrupa a la comunidad ashkenazí. Estas dos organizaciones, unidas a la Federación Sionista de Venezuela y a la Fraternidad Hebrea B`nai B`rith, conforman la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV). La Unión de Damas Hebreas es la institución representativa de todas las organizaciones femeninas cuya finalidad es el trabajo social.

Las Asociación Israelita de Venezuela y la Unión Israelita de Caracas son propietarias del Colegio Moral y Luces Herzl Bialik, del colegio y del liceo Hebraica y del Centro Social, Cultural y Deportivo del mismo nombre. Son a su vez las patrocinantes del periódico comunitario "El Nuevo Mundo Israelita", semanario que dirige el Dr. Gustavo Arnstein. La Asociación Israelita de Venezuela, por intermedio del Centro de Estudios Sefardíes de Caracas, publica trimestralmente la revista Maguén- Escudo, que divulga la cultura sefardí en toda su dimensión histórica y en su actualidad. La dirige el escritor y poeta Moisés Garzón Serfaty.

LA SOLIDARIDAD: ESENCIA DEL JUDAÍSMO.

Desde los tiempos bíblicos, ninguna comunidad judía se organiza sin constituir instituciones o instaurar mecanismos para ayudar al prójimo en sus necesidades básicas. Los judíos venezolanos no han sido la excepción sino que, como individuos o en forma colectiva, han practicado permanentemente este mandato de la ley mosaica.

Una figura emblemática de la solidaridad como razón de vida, fue Mevorah Florentín, judío sefardí originario de Salónica, Grecia, quien emigró a Venezuela en 1932. Una enfermedad incurable lo privó de la visión, viajó con sus escasos recursos a Francia para aprender el sistema braille. Retornó a Caracas y en su pequeña agencia de lotería ubicada de San Francisco a Pajaritos reunía a los billeteros, casi todos ciegos, para enseñarlos a leer. Extendió su labor docente a los barrios pobres del Oeste de la ciudad. Su modesta casa en Los Rosales, fue convertida en escuela para niños ciegos y albergue para aquellos que no tenían hogar. Con Juan de Guruceaga fundó, en 1936, la Sociedad de Amigos de los Ciegos y la primera escuela para ciegos. En 1938 dirigió la primera imprenta braille traída al país. Lideró la batalla de opinión para que los liceos públicos admitieran estudiantes ciegos. En 1959 fundó el Banco de Ojos. En 1966, tres años después de su muerte, el Concejo Municipal de Caracas le dio el nombre de Mevorah Florentín a la calle donde vivió siempre y donde fundó el Instituto Venezolano de Ciegos.

Los niños venezolanos con necesidades excepcionales tuvieron, por primera vez, la posibilidad de una atención especializada gracias a los esposos Carlos y Alegría Beracasa quienes, con Reyna Benzecri de Benmergui, fundaron en 1963 AVEPANE (Asociación Venezolana de Padres y Amigos de Niños Excepcionales).

ORT: Es la organización educativa no gubernamental y sin fines de lucro, más grande del mundo. Funciona en más de 60 países de los cinco continentes, incluido Venezuela. Prepara a jóvenes y adultos para el trabajo con entrenamiento tecnológico y vocacional. Esta organización que nació en 1880 en San Petersburgo para ofrecer entrenamiento agrícola a judíos pobres de Rusia, se extendió por toda Europa. En 1960 se transformó en una organización mundial que abarca a personas de todos los credos y orígenes. Tienen, gracias a Internet, un servicio de educación a distancia. Sus centros de enseñanza se encuentran en distintos lugares de Caracas, y, por un convenio con Petróleos de Venezuela, firmado en 1996, se han extendido a varias ciudades del Interior del país. Su lema es enseñar para la vida. Las labores de ORT en nuestro país reciben un impulso decisivo por parte de la comunidad judía.

La crisis económica que desde hace varios años afecta a nuestro país, ha provocado el desempleo y empobrecimiento de muchas familias judías. La comunidad cuenta con diferentes organizaciones para la asistencia a enfermos, ancianos y, en general, a personas con escasos recursos. Alrededor de un 30% de los niños y jóvenes que estudian en los colegios comunitarios, recibe becas parciales o totales por parte de Asociación Israelita de Venezuela y de la Unión Israelita de Caracas.

EL ISLAMISMO

La palabra Islam significa (en el idioma árabe): paz, obediencia o sumisión y, en el sentido religioso, quiere decir: la sumisión a la voluntad de Al- Lah; cumpliendo con sus preceptos y absteniéndose de sus prohibiciones. El hombre o la mujer que acepta con voluntad propia la soberanía de Al- Lah único y se rinde completamente a su voluntad es conocido (a) como "Muslim" o "Musulmán(a)".

El profeta y fundador del Islam fue Mahoma o Mujammad, también llamado "Ahmad", pero él no se consideraba fundador de una nueva religión sino perfeccionador de la religión única verdadera, monoteísta y revelada desde el origen de los tiempos.

Mahoma nació en la Meca, en la Península Arábiga, en el año 570 de la era Cristiana, después de la muerte temprana de sus padres, vivió con su abuelo Abdul Muttalib y con su tío paterno Abu Talib, durante su juventud trabajó con ahínco para colaborar con el mantenimiento de la familia, como pastor y ayudante en las caravanas, a los veinticinco años se casó con Jadiya Bintu Juailid, viuda de cuarenta años, perteneciente a la nobleza. De este matrimonio nacieron cuatro niñas: Zainab, Ruqaia, Um Kulzum y Fátima y dos varones: Qasim y Abdul-Lah, quienes fallecieron siendo muy pequeños.

En la época de su nacimiento La Meca era un centro de idolatría y de corrupción, sus habitantes adoraban ídolos, les ofrecían sacrificios, además se sumaba la decadencia social y moral. Por esta razón Mahoma desde su corta edad, se apartaba de ese medio durante días y semanas, abandonando su casa se recluía en una gruta llamada Jirá.

Meca es la ciudad santa de los musulmanes a 80 kilómetros del Mar Rojo. En la Meca se encuentra el templo de Káaba que decían que había sido construido por Adán. Los peregrinos deben darle siete vueltas al Káaba y besar la piedra negra.

Al cumplir los 40 años, encontrándose en dicha gruta en retiro espiritual, se presentó el ángel Gabriel, quien le dijo: "¡Lee! En el nombre de tu señor que todo lo creó…" Corán 96:1.

Alrededor del año 610 comenzó la primera presentación en público de Mahoma en la Meca como vocero y predicador, convocó a una vida que fuera agradable a Dios y predicó un monoteísmo estricto. Como a algunos habitantes les pareció un perturbador y una amenaza contra su anterior estilo de vida, fue objeto de numerosas campañas de difamación y descrédito, tanto por parte de los árabes de la Meca como de los judíos y cristianos, por lo que luego fue expulsado de la Meca junto con sus seguidores, y para el año 622 se dirigió a la ciudad de Medina, viaje que marca "el comienzo del calendario musulmán" también conocido como "el año de la Hégira".

La primera preocupación del Profeta en Medina, fue construir una Mezquita ocupándose personalmente de materializarla junto con sus compañeros. En esta ciudad se formó el primer Estado Islámico, y el Profeta hizo las veces de gobernante y juez, además de jefe militar en las campañas. El Mensajero se dirigía a los musulmanes de pie, recitándoles suras del Corán, que hablan de: La Unicidad de Dios, de su grandeza, su justicia y misericordia.

En los últimos meses del décimo año de la Hégira, el Mensajero de Dios comunicó su intención de efectuar la peregrinación y así, miles de devotos de toda la península se unieron a él para cumplir con este rito. En dicha peregrinación, al arribar al monte de Arafat, pronunció su sermón de despedida y le fue revelada la última aleya del Sagrado Corán: "Hoy os he perfeccionado vuestra religión, os he agraciado ampliamente y he elegido para vosotros, el Islam como religión" Corán 5:3.

Dos meses y medio más tarde el Profeta falleció en Medina (632), al haber completado el mensaje del Islam, y haber conducido a la nación islámica con amor y sabiduría.

LA SIGNIFICACIÓN DE LOS PROFETAS EN EL ISLAM

Junto al concepto de Dios, el mayor punto de proximidad entre el Islam, el judaísmo y el cristianismo consiste en la significación dada a los profetas. El Corán establece la afirmación de que Dios ha enviado a todos los pueblos sus propios profetas extrayéndolos en su caso de sus propias filas.

Mahoma se tiene por el último miembro de una larga cadena de profetas y se denomina, en el sura 33,40, "el sello de los profetas". Como profetas más significativos anteriores a Mahoma y que son igual válidos para el Islam como para los judíos y los cristianos, se considera a Abraham, Moisés y Jesús.

El Islam admite la protorevelación y la protoalianza de Dios con Adán como primer hombre, pero rechaza el pecado original. Subraya la especial coincidencia de la revelación divina y razón natural en el ser humano. La obra de Dios es directamente perceptible y comprensible por la razón humana, sin que ésta pueda descubrir el secreto de Dios. El alejarse de la fe entraña siempre para el Islam el apartamiento de la razón; según esta religión todos los profetas anunciaron, a fin de cuentas, el mismo mensaje único.

Abraham es considerado por los creyentes un paradigma de piedad y obediencia a Dios. En el Corán se le denomina "prototipo" singular y "amigo de Dios" y se le mira como modelo del hombre que busca la divinidad.

En el Corán se llama a Moisés "elegido" y tiene especial importancia para el Islam como el anunciador de las leyes acerca de las cuales habla extensamente este libro.

En múltiples pasajes, Jesús es mirado como el directo precursor de Mahoma, el Corán menciona su nacimiento por medio de la Virgen María, la cual fue elegida por Dios, las manifestaciones del Corán acerca de María se asemejan en sumo grado a las formuladas en los escritos cristianos. El Islam ve a Jesús como un profeta importante maltratado por los judíos (como Mahoma), pero niegan su muerte en la cruz, dicen que él simplemente desapareció. No cita su obra salvadora y refuta enérgicamente su condición de hijo de Dios, para ellos Jesús fue creado por Dios, es criatura de Dios.

Dios no hay más que uno, no tiene hijo alguno ni está "acompañado" por lo cual no creen en la Trinidad, como los cristianos. Los comentaristas del Corán creen en el retorno de Jesús en el fin de los tiempos, quien regresará como un musulmán perfecto que será rey de derecho de un reino mundial unido.

El Corán se ocupa extensamente de la vocación de Mahoma a ser profeta y lo defiende de la crítica que en su tiempo levantaron contra él sus adversarios, en el sentido que fuera un impostor o un poseído por los demonios. Mahoma sabe que, como elegido de Dios, sigue el camino recto y que ha de rezar ante Al-lah para pedir el perdón de las debilidades de los hombres. Con Mahoma como "sello de los profetas" termina la serie de los mismos, el Islam es, por ende, el perfeccionamiento religioso y temporal de la religión originaria querida por Dios. Mahoma es un hombre común y un profeta elegido.

EL CORAN

El Corán es el libro sagrado para los musulmanes creyentes, en el cual está escrita la revelación directa de Dios tal como Mahoma la anunció a los hombres. El Corán constituye para ellos la norma suprema de conducta en el mundo, un libro para el comportamiento correcto, la ilustración y la edificación de todos los creyentes.

La palabra Corán viene de "qara’a", que quiere decir leer, exponer. El Corán es, por consiguiente, el libro para recitar o para leer. Así lo dice la primera palabra de la revelación divina a Mahoma, en la cual, en el sura más antiguo del Corán (el 96), como se dijo anteriormente, se escribe: "¡Lee!. El Corán comprende 114 suras (capítulos) de diferente extensión que están denominados según una palabra característica que sobresale en el texto. No están ordenados cronológicamente y proceden mezclados de los diversos periodos de predicación de Mahoma, lo cual conduce en ocasiones a tesis contradictorias. En tal punto rige de modo general, el principio de que la tesis expuesta en un sura posterior del Corán, tiene precedencia sobre la manifestada en otro anterior. Todos los suras (con excepción del 9) empiezan con la invocación del nombre de Dios.

El idioma árabe del Corán es considerado por los fieles como inspirado por Dios, por lo cual se registró entre los musulmanes desagrado y aún resistencia a que fuera traducido a otros idiomas, de ello quedan vestigios aún hoy.

Después de la muerte de Mahoma en el 632, la revelación divina se puede considerar cerrada. Las manifestaciones del profeta fueron recopiladas, analizadas y sistematizadas bajo los tres primeros califas, bajo el tercer califa Utmán (644-656), el Corán se presentó a los creyentes en la versión actualmente válida.

CORAN Y HADIZ

Al lado de las palabras de Mahoma, su vida, para los creyentes ejemplar, presentaba un problema de interpretación, referido en especial a la fiabilidad de la tradición (hadiz) sobre sus hechos y opiniones en diversas situaciones concretas. Por consiguiente, adquirió intensa valoración la suna (costumbre, hábito), la biografía ejemplar del profeta.

En el siglo IX surgieron los seis compendios ortodoxos de la tradición que siguen valiendo hasta el día de hoy, son las llamadas "colecciones de hadiz". Las mismas no constituyen sólo comentarios del Corán, sino sobre todo colecciones documentales para problemas jurídicos concretos de la vida cotidiana, que han de solucionarse según el ejemplo del profeta y su círculo. A tal efecto es de especial importancia la exhibición de una "cadena de tradiciones" que sea lo más constante posible, y la comparabilidad con otras tradiciones reconocidas. Las colecciones de hadiz constituyen, junto con el Corán, la segunda fuente en importancia para las tesis de la teología y la jurispericia islámica.

LOS CINCO PRINCIPIOS DEL ISLAM:

Según el Islam, cada acto que se lleva a cabo con la conciencia, es como un verdadero acto de adoración. Sin embargo, los actos específicos de adoración se conocen como los "Cinco Pilares de la Religión Islámica" o "las 5 columnas del Islam" están considerados en un nivel más alto de espiritualidad y son los siguientes:

  1. El Testimonio de la Fe: dice lo siguiente "Atestiguo que no hay Divinidad excepto el Único Al- Lah y que Mujámmad (Mahoma) es Su Siervo y Su Mensajero". La misión apostólica de Mahoma convoca a los sensatos a que sigan la vida ejemplar del Profeta en todos los sentidos.
  2. Observar la oración: Se debe rezar cinco veces al día (al amanecer, a media mañana, al mediodía, a media tarde y en la noche), como obligación personal hacia Al- Lah. Ofrece una manera de darle fuerza y vida a su creencia en Al- Lah, inspira una moralidad superior en el creyente, le purifica el corazón y suprime las inclinaciones indecentes y dañinas, además le enseña y lo acostumbra al orden y la disciplina en su vida cotidiana.
  3. El ayuno durante el mes de Ramadán: Se practica ayuno durante el noveno mes del Calendario Lunar Islámico (Hégira). Durante este mes se abstiene de comer y beber desde el alba hasta el ocaso, también se abstiene de las malas intenciones y malos deseos incluso los pleitos. El ayuno le enseña al hombre el amor, la sinceridad y la devoción; le cultiva la paciencia, generosidad, disciplina y fuerza de voluntad.
  4. Pagar el derecho del pobre (El Azaque): El Islam ordena que un Musulmán debe sacar el 2% de su ingreso neto anual como caridad obligatoria para ser distribuida entre la gente pobre y las comunidades necesitadas.
  5. La peregrinación a la Káaba en la Meca: Se debe efectuar una vez en la vida, con la condición de que se tengan los medios económicos disponibles para costear el viaje, se les permite a los voluntarios peregrinar más de una vez si así lo prefieren.

EL DERECHO ISLÁMICO: LA JURISPERICIA

El Islam es una religión laica, es decir, refuta la necesidad de una clase sacerdotal propiamente dicha para dirigir a los hombres hacia Dios y la salvación, y es una religión de leyes. Los deberes religiosos y las "5 columnas del Islam" rigen igualmente para todos los creyentes.

Existe desde luego una teología genuinamente islámica, pero debido a los múltiples deberes sociales del individuo respecto de la comunidad, los problemas jurídicos de la vida cotidiana estaban en primer plano para la masa de los creyentes.

De este modo, el creyente recibe ayuda y consejo no de los sacerdotes sino de juristas, la jurispericia islámica funciona, pues, como elemento esencial del Islam y permite conducir a la comunidad de los musulmanes y conservarla unida. Los letrados islámicos son siempre, por ende, conocedores de la religión y la ley. Los principios ético morales que anunció Mahoma, fueron formalizados en preceptos que se orientan hacia el pensamiento jurídico.

La ley es tenida en el Corán como una luz que hace a los hombres atentos y razonables, y les permite formarse un juicio correcto. El Corán constituye una legislación paralela para los musulmanes, tal como la Torá lo es para los judíos y el Evangelio para los cristianos. La ley deber ser un vínculo que da fundamento a la unidad de los musulmanes y lo garantiza.

LAS CUATRO ESCUELAS JURÍDICAS DE LA SUNA

Después de la muerte del profeta, los califas y los islamitas doctos, emprendieron muy pronto una amplia legalización de las relaciones de la vida en la comunidad islámica. En el Islam sunita mayoritario se crearon 4 escuelas jurídicas aún válidas:

  1. La escuela hanafita, denominada así por su fundador, Abu Hanifa (699-767), la primera en el tiempo y hasta hoy la más extendida entre las citadas escuelas jurídicas. Es también la más liberal y concede un amplio espacio a la razón y la opinión propia, cosa que le es reprochada por sus adversarios. Tiene predilección por las sutilezas jurídicas y ha introducido en la jurispericia islámica una serie de criterios procesales y doctrinales que rigen hasta hoy. Prepondera en el Asia Central, India, Pakistán, Turquía, Afganistán y en parte de Egipto.
  2. La escuela de los malequitas, denominada así por Malik ibn Anas (715-795), es, al contrario de la anterior, conservadora y se remite enérgicamente a las costumbres que predominaban en Medina en la época del profeta. Predomina en el Magreb, en la parte norte y occidental de África, en Mauritania, Sudán y Kuwait.
  3. La escuela de los shafiitas, denominada así por as Shafii (767-820), estudioso de ambas escuelas descollantes, es la más sistemática de las dos escuelas jurídicas y adopta una posición intermedia entre los hanafitas más bien liberales, y los malequitas que se acercan al conservadurismo. Está extendida en todo el Cercano Oriente y predomina en Indonesia, Malasia, Jordania, Palestina, Siria, Líbano y en parte de Egipto.
  4. La escuela de los hanbalitas, denominada así Ahmed ibn Hanbal (780-855), representa un tradicionalismo riguroso, radical, lleno de devoción que no encontró gran expansión por efecto de su misma rigidez, pero alcanzó creciente consideración en el mundo arábigo desde la reforma wahabitas, a principios del siglo XIX, predomina en la Arabia Saudita, y algunos estados pequeños de la península de Arabia y tiene también seguidores en Siria, Irak y Argelia.

LOS CALIFAS: SUCESORES DEL PROFETA Y REPRESENTANTES DE DIOS EN LA TIERRA

Los sucesores del profeta, llamados califas, asumieron la dirección religiosa de la comunidad así como la organización estatal de un territorio cada vez más extenso, de este modo, su función a partir de los Omeyas, ya no fue sólo la de sucesores del profeta sino de representantes de Dios en la tierra.

Después de la muerte repentina de Mahoma fue elegido como primer califa mediante votación de las tribus su suegro, Abu Bakr (632-634), padre de la segunda esposa favorita de Mahoma: Aisha. Abu Bakr había figurado entre los primeros seguidores de Mahoma y había mantenidos unidas a las comunidades inclinadas a la dispersión. También el segundo califa, Umar (634-644), fue suegro de Mahoma y se había movido en el círculo más íntimo del profeta. Completó en pocos años la conquista islámica de Mesopotamia, Siria, Palestina, Egipto y Persia, comenzada bajo Aabu Bakr. Sus rápidos éxitos políticos y militares han sido utilizados por los musulmanes como "demostración" de la bondad del Islam invencible.

El tercer califa, Utmán (644-656), procedía de La Meca pero se sumó a Mahoma en época temprana, era una persona de carácter piadoso, más bien alejado de la política, y acabó la recopilación del Corán utilizada hasta hoy, así como la de las primeras "colecciones de hadiz". Después de su asesinato pasó a ser califa el primo y yerno de Mahoma, Alí (656-661), a quien los chiítas consideran hasta hoy como el único sucesor legítimo del profeta. La unidad de las comunidades musulmanas se rompió de manera definitiva en tiempo de Alí, hombre de personalidad piadosa y justa, que tuvo grandes dificultades para librarse de sus enemigos.

De este modo durante su califato en 657, se registró la primera gran escisión de los musulmanes, cuando los jaridistas se separaron como comunidad aparte y propugnaron un Islam primitivo, rigurosamente orientado por el Corán. En el curso de algunas infortunadas expediciones guerreras para la restauración de la unidad, Alí fue asesinado, en 661.

El Islam sunnita denomina a esos primeros califas "los cuatros califas bien orientados", su vida y actos constituyen para los sunnitas un modelo en todos los sentidos y constituyen, junto con el ejemplo del profeta, la sunna (literalmente costumbre).

Tras el asesinato de Alí se apoderó de la dignidad de califa el gobernador musulmán de Siria, Muawiya, el cual anteriormente había sido el adversario más radical de Alí, y fundó la dinastía califal hereditaria de los Omeyas, residente en Damasco (661-750). Estos soberanos ensancharon el imperio, lo consolidaron y lo administraron con adecuadas estructuras. Alrededor del año 750 los Omeyas fueron destronados de modo sangriento por la dinastía de los abasíes (750-1258).

Después de que el segundo califa abasí al Mansur fundara Bagdad como nueva ciudad para su residencia, los abasíes centralizaron la administración y el comercio y convirtieron la corte califal en un relevante centro de arte y ciencia. En su pensamiento político y en el ceremonial mostraron estar muy influenciados por los persas y manifestaron gran admiración por la cultura de la antigüedad, la dinastía alcanzó su cenit cultural bajo el califa Harun ar-Rashid (786-809), conocido a través de las mil y una noches, el cual se interesó por el intercambio cultural con centros de otros países. Le continuó su hijo al Mamun (813-833), muy cultivado, que convirtió Bagdad en un centro mundial de filosofía y ciencia.

Ya en el siglo X empezó la decadencia del califato y su dependencia de diversas dinastías militares "protectoras". El alud de los mongoles, bajo el Kan Hulagu, deparó al califato de Bagdad en 1258 un sangriento final, el imperio se desintegró y comenzó el surgimiento, o la extinción, de diversas dinastías locales de soberanos. Entre ellos resalta la dinastía militar de los mamelucos, dominante en Egipto, Siria y Palestina. En el siglo XIII, bajo su enérgico y capaz sultán Baibars (1260-1277), logró detener el avance de los mongoles y extinguir los últimos estados cruzados en Oriente.

LOS CHIÍTAS

Los chiítas, o chía, son una minoría separada de la mayoría de los musulmanes (sunnitas, o suna) que representa en conjunto alrededor del 15% de los musulmanes de hoy. En algunas regiones son muy poderosos y han tenido gran influencia en la vida espiritual del Islam. Su escisión se remite a los orígenes de esta religión, inmediatamente después de la muerte de Mahoma, y proviene de la cuestión del caudillaje legítimo de la comunidad musulmana. Los chiítas hacen hincapié en el papel peculiar de Alí, primo y yerno de Mahoma, casado con la hija de éste, Fátima (único vástago sobreviviente del profeta), ven en él al único sucesor legítimo de Mahoma y de ello derivan su nombre: Shiat Alí, es decir, partido de Alí.

El fundamento canónico de su fe, está constituido por unas palabras de Mahoma sobre Alí en el Corán, que no son totalmente claras. Mientras que Alí es para los sunnitas el último de "los cuatro califas bien orientados", los tres primeros califas son para los chiítas meros usurpadores. Tampoco reconocen los chiítas a las dinastías de los Omeyas y los abasíes, gobernantes, después del asesinato de Alí en el año 661, sino que hacen que la serie de sus imanes (jefe de la comunidad) continúe con los descendientes directos de Alí y Fátima, los cuales quedaron excluidos totalmente del poder político. Los chiítas consideran a esos imanes de la casa de Alí como caudillos genuinos de la comunidad islámica y enfrentan la figura del imán, carismática e inspirada directamente por Dios, con la figura legalista y, en suma, monárquica del califa.

El chiísmo no constituye un Islam completamente distinto del otro, de este modo, rigen allí también "las 5 columnas del Islam" y se concede gran importancia a la jurispericia. Así los chiítas añaden a la confesión general de la fe (shahada) la apostilla de "y Alí es el amigo de Dios", al deber de la limosna (zaqat) se añade entre los chiítas otro donativo ya mencionado en el Corán: el quinto (al chums). Además de la peregrinación a la Meca (hadj), son meritorias entre ellos las que se efectúen a las tumbas de los imanes. En distintos puntos, tales como el mesianismo y la esperanza en la salvación, el culto a los mártires, la asunción del neoplatonismo y la gnosis y la infalibilidad de los imanes, la chía se sitúa ideológicamente más cerca del cristianismo (primitivo) y también del judaísmo que el Islam sunnita.

HISTORIA E INMIGRACION HACIA AMERICA

La llegada del Islam es tan antigua como la región misma. Desde el descubrimiento por parte de los españoles en el siglo XV, los esclavos traídos de Africa, introdujeron el Islam, asentándose en países como Brasil, Venezuela, Colombia y algunas islas del Caribe.

Una gran mayoría de estos esclavos eran musulmanes, quienes no contaban con posibilidad ni libertad de realizar o practicar sus ritos y cultos religiosos, muy por el contrario, en muchos casos fueron obligados a abandonar sus creencias, bajo pena de ser ejecutados. Con el transcurso del tiempo fueron desapareciendo los vestigios del Islam. Pero nuevamente a fines del siglo XVI, luego de la liberación de esclavos y el retorno de muchos de ellos hacia estas tierras, otras corrientes inmigratorias provenientes de la India y Pakistán, dieron comienzo a nuevas concentraciones de musulmanes.

A pesar de ello, la falta de conocimientos islámicos de la mayoría de estos esclavos y la prohibición de una libertad de cultos, limitaron el desarrollo del Islam a círculos muy reducidos.

Para los años 1850 y 1860 comenzó nuevamente una inmigración masiva de árabes musulmanes a tierras americanas, la mayoría de origen Sirio y Libanés, quienes se asentaron en países como Argentina, Brasil, Venezuela y Colombia. Por ejemplo en el Paraguay además de Sirios y Libaneses, llegaron inmigrantes de Palestina, Blangadesh y Pakistán.

Estas comunidades fueron al igual que en los Estados Unidos integrándose a la actividad nacional, destacándose por su trabajo, respeto y cariño por la patria que los recibía. Muchos de ellos se agruparon para crear entidades Islámicas donde desarrollar su fe. En la actualidad en todos los países de América Latina, existen grandes concentraciones de musulmanes, inmigrantes o nativos de la región, quienes adoptaron el Islam como nueva religión. Según estadísticas, el número de musulmanes en América Latina supera los seis millones, existiendo como simple ejemplo, en Argentina alrededor de 700.000, en el Brasil algo más de 1.500.000 y en Venezuela más de 700.000 encontrándose en nuestro país la segunda Mezquita más grande de América Latina llamada: MEZQUITA SHEIKH IBRAHIM BIN ABDULAZIZ AL IBRAHIM, ubicada en Los Caobos, Caracas.

ORIGEN DEL FUNDAMENTALISMO Y LA GUERRA SANTA EN LOS PAISES DEL MEDIO ORIENTE

IMPACTOS EN VENEZUELA:

Para entender los orígenes de esto tenemos que irnos casi hasta los albores de la historia y así tenemos que preguntarnos hasta Abraham, 2000 años antes de Cristo.

Abraham es el principal profeta de las tres grandes religiones monoteístas, el judaísmo, el cristianismo y el islamismo. Abraham, a quien se le habían ofrecido muchos hijos era ya un hombre anciano y todavía no tenía ninguno, tiene finalmente un hijo con Hagar, que era la sirviente de su esposa Sara, el hijo que tienen se llama Ismael, de Ismael desciende toda la población árabe del mundo.

Por otra parte, Sara y Abraham tienen un hijo que se llamaba Isaac, de quien desciende toda la población judía, quizás allí encontramos el inicio de los problemas, una vez que Sara tiene a su propio hijo Isaac, le pide a Abraham que expulse a Hagar y a Ismael.

Pasan los años y 1300 años antes de Cristo, encontramos a Moisés en Egipto, que está sacando el pueblo judío de Egipto y durante 40 años vagan por el desierto de Sinaí, finalmente llegan a la tierra de Lechení, el que Dios les había prometido que era Israel.

En el año 570 de nuestra era nace Mahoma en La Meca, Mahoma era un comerciante letrado, pero llega a ser un hombre sumamente poderoso, en un momento determinado le aparece el Arcángel San Gabriel, que por cierto es el mismo que le había anunciado a la Virgen María el nacimiento de Jesús, y le explica el Corán, a partir de ese momento él funda una nueva religión, el islamismo y con ella rápidamente logra muchísimos creyentes y el Islam se extiende por todo el mundo árabe, incluso a conquistar lo que había sido antes Israel.

El Corán tienen una inmensa importancia para el pueblo musulmán, de hecho los musulmanes consideran que el Corán es la fuente de todas las sabidurías, ellos no tienen, a diferencia de los países occidentales, códigos civiles, códigos mercantiles, códigos penales, todo se desprende del Corán.

Ahora bien, dentro del Islam aparecen grandes divisiones, Mahoma muere en el año 630 de nuestra era, no deja un sucesor varón y ahí se presenta un problema en el Islam, al no tener un sucesor varón, su yerno, casado con su hija Fátima, reclama el Califato, pero el antiguo clan de los Omeyas, la antigua aristocracia de La Meca no se lo permiten, toman posesión del Califato y los cuatro primeros califas, sucesores de Mahoma, son del clan de los Omeya.

Finalmente en el año 670 de nuestra era, al morir el cuarto de estos califas, el nieto de Mahoma, Hussein, descendiente varón en línea directa a Mahoma reclama el Califato, pero resulta que es asesinado por los representantes del clan de los Omeyas y a partir de ese momento se presenta dentro del Islam una situación terrible, aquellos que defendían los derechos del nieto de Mahoma pasan a llamarse los chiítas y aquellos que defendían los derechos de los descendientes del clan de los Omeyas pasan a llamarse los sunnitas.

Sunnitas y chiítas se vienen matando desde el año 600 de nuestra era y no parece probable que dejen de hacerlo en un futuro cercano, por lo tanto esto llegará a tener una enorme repercusión en el futuro porque encontraremos poblaciones sunnitas asentadas, por ejemplo en Irán y veremos que esa es la causa de la revolución en Irán, cuando muchísimos años después el Ayatolah Khomeini derrota al Sha de Irán.

En cuanto al impacto que en Venezuela tienen todos estos problemas de desequilibrio que existen en el Medio Oriente, la relación viene a través del petróleo, pero para esto hay que remontarse a unos años atrás, hasta la Segunda Guerra Mundial.

Cuando se declara la Segunda Guerra Mundial, Hitler tenía lo que quizás era el ejército más poderoso del mundo, pero no tenía petróleo, no tenía gasolina, en un primer momento obtiene el petróleo que necesitaba a través del acuerdo con Temeltro Molotov, y es la Unión Soviética quien le suministra ese petróleo, gracias al cual en poco menos de un mes él se apodera de prácticamente de toda Europa Occidental.

Pero Hitler no quería depender de la Unión Soviética y en un momento determinado decide tomar de alguna manera los campos petrolíferos de Bacú que se encontraban en la Unión Soviética y para eso invade la Unión Soviética, en ese momento Hitler pierde la Segunda Guerra Mundial porque no le hace caso al Romel, al famoso general Romel que le había recomendado que en lugar de invadir a la Unión Soviética para llegar hasta los campos petrolíferos de Bacú, bajaran desde Egipto, donde él ya se encontraba, bajaran por el Mar Rojo y llegaran de todas maneras hasta Kuwait, hasta Irán y hasta Bacú misma, donde iban a ser muy bien recibidos por las naciones árabes, que consideraban que el Imperio Británico era quien los oprimían, ya que ellos eran colonias británicas en aquel momento.

Pues bien, enfrentado a la Unión Soviética, Hitler no logra sus objetivos y por lo tanto se va quedando progresivamente sin petróleo, mientras tanto los aliados tenían un suministro inagotable de petróleo que venía del subsuelo venezolano, Venezuela aportó cerca del 65% del petróleo que utilizaron las fuerzas aliadas durante ese conflicto y eso fue un factor determinante para el triunfo de las fuerzas aliadas.

Terminada la Segunda Guerra Mundial adquirimos una importancia geopolítica extraordinaria y como consecuencia de ello Venezuela inicia una etapa de crecimiento de proporciones inimaginadas, en pocas décadas logramos lo que otras naciones tardaron a veces cientos de siglos en alcanzar, de hecho entre 1950 y 1957 el Producto Interno Bruto venezolano crece en un 90%, era el crecimiento más acelerado que existía en ninguna parte el mundo, la segunda economía de mayor crecimiento era Alemania, Alemania Occidental en ese lapso creció en un 67%.

Remontándose de nuevo en la historia, en el año 138 de nuestra era, los romanos habían expulsado a los judíos del Estado de Israel, se inicia así la famosa Diáspora, a partir de ese momento otros pobladores pasan a vivir en estas regiones, esos mismos pobladores en el año 638 se convierten al Islam y habitan lo que se llama Palestina, que posteriormente pasaría a ser ocupado por imperio Otomano.

Pues bien, durante la Segunda Guerra Mundial, en lo que se llamó el Holocausto, cerca de 6 millones de judíos son sacrificados por Hitler y por el nazismo, al concluir el conflicto las Naciones Unidas sienten que tienen la obligación de compensar a los judíos por aquella tremenda injusticia y deciden nuevamente crear el Estado de Israel, el problema está es que en ese territorio que se llamaba para ese momento Palestina, muchos habitantes que abrazaban ahora la fe del Islam se vieron seriamente perjudicados.

Jerusalén es para los musulmanes una de sus tres ciudades más sagradas, por lo tanto al producirse la creación del Estado de Israel se inicia un conflicto que hasta la fecha no se ha podido solucionar, los musulmanes quieren que Jerusalén le sea devuelto y para los judíos esa es la tierra de leche y miel que Dios les había concedido.

Legalmente los judíos habitan en esa zona porque así fue aprobado por la Naciones Unidas. Aquí está el origen del fundamentalismo islámico en el tiempo moderno.

Pero de allí en adelante empiezan a surgir nuevos conflictos en la región, concretamente en 1956 Yamala Del Nacer nacionaliza el Canal de Suez. El petróleo que se producía en el Golfo Pérsico daba la vuelta a la Península Arábiga, subía por el Mar Rojo y a través del Canal de Suez pasaba hasta Europa y de ahí llegaba incluso a los Estados Unidos, pero cuando se nacionaliza el Canal de Suez, Nacer por primera vez bloquea el canal y eso deja a Europa desabastecida de petróleo.

En 1967 nuevamente Nacer vuelve a bloquear el Canal de Suez y esta vez estuvo bloqueado desde 1967 hasta 1975.

El petróleo que salía del Golfo Pérsico para ahora llegar a estos mercados, tenía que darle la vuelta a todo el continente africano, lo cual eran aproximadamente 12 mil millas náuticas adicionales y desde luego no existían tanqueros suficientes para llegar el petróleo a los mercados, nuevamente el petróleo venezolano adquiere una importancia trascendental.

En 1969 se produce otro conflicto en un país petrolero islámico, Libia, allí Mohamad Ghadaffi destrona al rey Iglish y la producción petrolera de Libia, que era del orden de 3 millones de barriles diarios se interrumpe y Europa se queda sin petróleo, nuevamente Venezuela adquiere un importancia trascendental para el mundo occidental como consecuencia de la desestabilización de un país del Islam.

En 1973 se produce otro fenómeno importantísimo, se produce la guerra del John Kipur. En la guerra del John Kipur los árabes atacan por sorpresa al pueblo judío el día de John Kipur, que era un día sagrado de oración para los judíos, por cierto, coincide ese año también con un día sagrado para los árabes porque se iniciaba el Ramadán, que era su festividad más sagrada y los árabes habían amenazado que iban a ahogar a todos los judíos en el Mar Mediterráneo o en el Mar Rojo, y quizá hubieran alcanzado su objetivo de no ser porque mientras tanto, del otro lado de mundo estaba ocurriendo en los Estados Unidos un conflicto importantísimo, Nixon estaba a punto de ser desplazado por el problema de Watergate y estando al apoyo del poderoso rey judío en el Congreso americano, envía todo tipo de apoyo municiones, armamentos, aviones al pueblo judío, gracias al cual Israel derrota nuevamente a las naciones árabes.

Al terminar esa guerra, las naciones árabes declaran el embargo petrolero árabe e interrumpen el envío de petróleo a Estados Unidos, a Inglaterra y a los países occidentales.

Pues bien, los conflictos en aquella región siguen repitiéndose con periódica frecuencia, de hecho en el año de 1979 se repite otro de esos conflictos, en esta oportunidad en Irán. El Ayatolah Khomeini derrota al Sha de Irán.

En aquel momento el fundamentalismo islámico chiíta se apodera de aquella nación y todavía controlan aquella nación, se interrumpe también la producción petrolera de Irán por algunos años, después se produce esta revolución y otra vez más Venezuela de alguna manera viene a resolver los problemas de energía al mundo occidental, aumenta la producción petrolera de Venezuela.

En 1990 estalla otra crisis del Medio Oriente, en esta oportunidad me refiero a la Guerra del Golfo, Irak había invadido a Kuwait y se había apoderado de todos los yacimientos petrolíferos en aquella región, se crea una alianza árabe-occidental que va y desplaza a Irak, expulsa a Saddam Hussein de Kuwait y Saddam Hussein al retirarse incendia todos los pozos petroleros de Kuwait, nuevamente hay gran escasez de petróleo en el mundo y nuevamente Venezuela adquiere una importancia trascendental.

Suben los precios del petróleo y se abre una ventana de oportunidades para Venezuela, esta ventana de oportunidades nos permite a nosotros hacer la apertura petrolera que ha traído más de 15 mil millones de dólares de inversión en nuestro país.

Acabado el conflicto, surge sin embargo los resentimientos del fundamentalismo islámico, muchos de los pobladores de aquellas regiones, sobre todo los más fanáticos religiosos no podían entender cómo un país musulmán se había aliado con infieles occidentales para enfrentarse a otro país musulmán, ahí aparece la figura de Osama Bin Laden.

Osama Bin Laden es un empresario sumamente rico de Arabia Saudita y él en los años 80, cuando la Unión Soviética decide invadir a Afganistán porque Afganistán era un punto que está irradiando ese fundamentalismo islámico, sobre todo al sur de la Unión Soviética y desestabilizando la Unión Soviética, la Unión Soviética decide invadir Afganistán. Bin Laden se traslada hasta Afganistán y allí combate durante muchísimos años con la Unión Soviética, que después de más una década de guerra se tiene que retirar vencida de Afganistán.

Bin Laden vuelve a aparecer posteriormente al frente de grupos terroristas, lo vemos así involucrado en los ataques a embajadas de los Estados Unidos en dos países concretamente africanos y ahora lo vemos involucrado también en el año 1993 en el primer atentado contra el Centro Mundial de Comercio y en esta oportunidad todo parece indicar que él es quien encabeza todas estas organizaciones terroristas que produjeron este ataque terrible contra la humanidad que fue el ataque al centro mundial de comercio.

 

 

 

ONEANYE MEZA


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda