Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

CULTURA DE LA EVALUACIÓN DE LOS SERVICIOS DE SALUD EN LA FACULTAD DE ODONTOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE ZACATECAS

Enviado por asalazar



 

Cultura de la evaluación de los servicios de salud en la facultad de odontología de la
universidad autónoma de Zacatecas, México

Índice
1. Introducción
2. Bases conceptuales
3. Metodología
4. Resultados
5. Conclusiones preliminares
6. Bibliografía

1. Introducción

Hablar del tema de la evaluación en nuestros tiempos, constituye uno de los elementos que debe ser retomado en todos los quehaceres del hombre actual.
En este sentido, evaluar las diferentes actividades que se realizan, representa la única forma en que se puede analizar el papel que se desempeña para el logro de lo que se propone de antelación.
La evaluación de los servicios de salud, es una situación que actualmente se retoma en las diferentes organizaciones que desempeñan la función de la prestación de este tipo de servicio; aunque aparentemente a simple vista sea un aspecto que pueda ser retomado en cualquier momento, en realidad es un aspecto que provoca indistintamente preocupación para los recursos humanos que desempeñan esta labor.
Bajo este marco de análisis, el presente trabajo hace referencia a la concepción que en materia de la evaluación de los servicios de salud tiene una Institución cuyas características principales son entre otras, la prestación de servicios de salud odontológica, así como también la formación propiamente dicha de médicos cirujanos dentistas, en el marco de un organismo educativo como lo es la Universidad Autónoma de Zacatecas.
Por sus características propias, la institución necesita entender claramente lo que implica un proceso donde se evalúen una de sus funciones sustantivas como lo es el extensionismo, donde aparte de proporcionar un servicio de salud para la comunidad, necesita la redefinición de sus propios objetivos en la medida en que estos no se ajusten a las propias necesidades del que los solicita.
Es así que se plantea en este sentido una exploración acerca del conocimiento que se tiene al respecto, reconociendo que es un primer acercamiento que brindará elementos básicos para plantear un siguiente estudio donde se conozca más a fondo el cómo se están brindando estos servicios.

2. Bases Conceptuales

La definición de un referente teórico para el presente trabajo lo constituye sin lugar a dudas, el tema de la cultura, el cual, junto con lo relacionado a la cultura organizacional, representan un posible análisis con respecto a entender a las organizaciones y más específico aún con respecto a las organizaciones al servicio del hombre.
En este sentido, definir cultura es el primer elemento que es necesario retomar para la construcción del referente teórico al respecto.
Cultura es la manera particular y diferenciada de un conjunto de personas para ver, comprender y actuar, tanto en relación al mundo en el que individual y colectivamente están inmersas, como en relación a sí mismas, en tanto individuos y en tanto colectividad.
Esta manera particular y diferenciada implica una serie de valores, premisas y supuestos compartidos que sustentan acciones y comportamientos o fundamentan posturas, filosofías y manifiestos; un grado de congruencia entre los que sustentan aquéllos y los que fundamentan éstos; y un grado de consistencia interna en unos y en otros.
Una cultura se caracteriza, por su manera particular de concebir lo visible y lo invisible; los objetos y personas en su contexto; las relaciones entre ellos; lo que puede o no hacerse; el significado de lo que se hace, etc.
La cultura constituye el mapa en el que un grupo humano codifica su diseño de vida; "es la herencia social que el individuo recibe de su gente" (Kluckhohn, 1944).
Para Hofstede (1948) una cultura es "la programación colectiva de la mente que distingue a los miembros de un grupo humano de otros grupos humanos".
Esta programación colectiva es "un agregado interactivo de características comunes que afectan las respuestas de un grupo humano a su medio ambiente. La cultura determina la identidad de un grupo humano, de la misma manera que la personalidad determina la identidad de un individuo" (Hofstede, 1984).
En tanto "manera particular y diferenciada" la cultura distingue e identifica al "conjunto de personas" que la comparte, de otros conjuntos de personas o grupos humanos.
En tanto manera de "ver", la cultura dirige la atención de quienes la comparten hacia ciertos aspectos de la realidad circundante, al tiempo que no sólo desatiende otros, sino que puede hacer verdaderamente imposible la visualización física o psicológica de algunos más.
En tanto manera de "comprender" lo visto o atendido, la cultura ha generado en quienes la comparten una serie de marcos o casilleros conceptuales con los cuales clasificar los aspectos de la realidad que han sido atendidos; interpretarlos; e integrarlos con las experiencias procesadas previamente, en una todo coherente y significante.
En tanto manera de "actuar", la cultura ofrece a quienes la comparten un elenco o catálogo de acciones y respuestas conductuales correspondientes a todos los estímulos y a todas las instancias de la realidad que han sido "vistas" y "comprendidas". Este elenco o catálogo sirve no sólo como una guía de comportamiento en quienes comparten esa cultura, sino como una guía de visión (atención) e interpretación de acciones y comportamientos ajenos.
Así pues, la cultura bosqueja los mapas tanto respecto a las interacciones entre un individuo y su mundo físico; y un individuo y los demás individuos que lo rodean -y, en su caso, identifica las variables aceptables para establecer relaciones diferenciales con ellos; como respecto a cómo se conciben y se perciben esos mismos individuos y grupos.
Además, el concepto de cultura puede manejarse de manera semejante al de "sistemas", en el sentido de que toda cultura (sistema) podrá verse como constituida por una serie de subculturas (subsistemas) o como una subcultura inserta en una cultura más amplia (suprasistema).
Una organización social "se contempla como una agrupación artificial de personas con comportamientos e interrelaciones complejos, reunidas en torno a la consecución de una serie de objetivos, de ahí, su "artificialidad".
Cuando esa manera particular y diferenciada para ver, comprender y actuar, o esa programación colectiva de la mente, identifica a ese conjunto de personas o grupo humano reunido y estructurado en torno a la consecución de esa serie de objetivos, se le llama cultura organizacional.
Se pueden mencionar otras definiciones con respecto a la cultura organizacional, como la que propone Schein (1984 y 1985), la cultura organzacional es el "patrón básico de supuestos y creencias, inventado, descubierto o desarrollado" por esa agrupación de personas "en su aprendizaje para enfrentar sus problemas de adaptación externa e integración interna".
Para Gagliardi (1986), cultura organizacional es el "sistema coherente de premisas y valores básicos que distinguen a una
organización en lo particular y que orientan el comportamiento de sus miembros".
Por cultura organizacional se puede entender la propuesta que hace Ortega (1989) como "la manera particular y diferenciada de un conjunto de personas -deliberadamente agrupadas en torno a la consecución de una serie de objetivos- para ver, comprender y actuar, tanto en relación a la propia agrupación, sus objetivos, tareas, funciones e interacciones; como en
relación al contexto más amplio en el que individual y organizacionalmente están inmersos".
En este sentido, toda organización que pretenda concebirse como tal, necesita crear una cultura donde se integren todas aquellas premisas, valores y supuestos que compartan o fundamenten sus posturas, filosofías y manifiestos, con el fin de alcanzar sus propios objetivos, en el entendido de que puede ser una mezcla de ellos que a fin de cuentas pueden guiar el alcance de los mismos.
Es así que como toda organización, la institución que se analiza debe mantener este tipo de relaciones en el análisis de los diferentes contextos en los cuales se ve inmersa, mismos que expresan el grado de desarrollo de las funciones académicas y de servicio que la caracterizan.
El realizar un análisis de la situación que se mencionó anteriormente, es explicar los condicionamientos que caracterizan directamente a las organizaciones al servicio del hombre, donde se incluyen las organizaciones de la atención a la salud.
En este sentido, estas organizaciones particulares se distinguen de otras burocracias por el hecho de que su materia prima es la gente, así como también se destacan por las transformaciones que tratan de producir en los beneficiarios.
Así pues, se puede establecer que estas organizaciones se pueden clasificar de acuerdo a: el tipo de personas que atienden (sus beneficiarios), y las tecnologías de transformación (por ejemplo, los procedimientos y técnicas) que emplean para provocar cambios en las personas que atienden; además se puede mencionar que para asegurar que sus actividades sean conducidas apropiadamente y de acuerdo con sus propósitos, cada organismo establece una estructura interna, que define la autoridad de cada persona y el mecanismo de coordinación entre ellas.
Del mismo modo los objetivos de éstas son indefinidos, ambiguos y llenos de problemas, especialmente porque es mucho más difícil estar de acuerdo en la forma de lograr la realización de las necesidades del progreso y bienestar anhelados por la gente que en transformar objetivos inanimados. Además las actividades centrales de las organizaciones al servicio del hombre consisten en relaciones entre el personal y los usuarios, las cuales sirven como vehículo y como herramientas por medio de las cuales la organización logra jurisdicción sobre las personas, valora y determina sus necesidades, trabaja para transformarlas, y cumple algunos de sus resultados deseados.
De esta manera, ubicar a las instituciones prestadoras de servicios de salud como organizaciones al servicio del hombre, indica que es necesario considerar todos y cada uno de los rasgos de su funcionamiento, entendiendo que estos organismos tienen múltiples implicaciones con aspectos relacionados con la cultura, la política y la economía, de donde parten la características que estas deben mantener, para conocer las condiciones bajo las cuales deben llevar a cabo sus funciones.
Haciendo más referencia al aspecto cultural, este tipo de organizaciones tienen un aspecto que a diferencia de las demás, las caracteriza por tener que definir el término de sistema de salud, que de acuerdo a su definición puede ser descrito como el concepto de la población con respecto al proceso salud-enfermedad, mismo que no es elaborado de diez años a la fecha, por así decirlo, mismo que obliga a encontrar la respuesta para que exista la búsqueda de los servicios y el autocuidado de la salud; además se puede decir que es la institución compuesta por seres humanos en donde ocurre el proceso de búsqueda y el contexto físico, social, económico y político; mismo que implica esa serie de relaciones que se establecen bajo las cuales explican el funcionamiento de la organización misma, para lo cual debe entender a la población a la que atiende y con ese fin enmarcar sus acciones.
Esta definición engloba todos los aspectos relacionados al sistema de salud, aunque vale aclarar que la interpretación debe admitir la forma en que el grupo social dominante entiende lo que es salud y lo que es atención médica, y de esta forma se organizarán los servicios.
En este sentido, las acciones que realizan este tipo de instituciones requiere de la participación de todos y cada uno de los elementos que la constituyen, mismos que necesitan ser evaluados para conocer su funcionamiento, en el entendido de que se busca que estos desempeñen sus acciones respectivas con la finalidad de cumplir su rol establecido.
Entrar en materia de la evaluación de las organizaciones de salud, implica hacer un análisis de la definición de "evaluación" y principalmente de los proyectos sociales, dentro de los cuales se encuentran estas.
"Evaluar es comparar de forma permanente y en un momento determinado, lo que se ha alcanzado mediante una acción con lo que se debería haber alcanzado de acuerdo a una programación previa".
Si se analiza esta definición, se observa que lleva implícitos tres elementos:
1. La existencia de una situación prevista que fue definida previamente mediante el proceso conocido como programación.
2. La existencia de una situación real en un momento determinado, la que se ha configurado por medio de unas acciones que se ejecutan.
3. Un proceso de comparación entre ambas situaciones para llegar a determinar si son iguales o desiguales y conocer los factores que han determinado la igualdad o desigualdad.
4. Así mismo la manera en que debe ser llevado a cabo este proceso, en el entendido de que debe ser permanentemente.
En este sentido, se puede decir que la evaluación es un enjuiciamiento analítico entre lo planteado y lo realizado, que precisa el grado de éxito o fracaso de una acción, comparando sus resultados con lo que se esperaba de ella. Por lo tanto, una evaluación revela la efectividad de las acciones emprendidas trayendo de antemano como consecuencia una meta determinada.
La evaluación está consagrada al principio de la utilidad. Según esto, no se evalúa por el solo ejercicio intelectual de descubrir una verdad oculta, sino que se hace porque de ahí se derivará un mejoramiento en la marcha de un proyecto o su eliminación, si es que éste aparece como la medida más razonable.
Carol H. Weiss señala: el objeto es medir los efectos de un programa por comparación con las metas que se propuso alcanzar, a fin de contribuir a la toma de decisiones subsiguientes acerca del programa y para mejorar la programación futura". De acuerdo con esta interpretación, de las conclusiones a que se llega mediante la evaluación, siempre debe desprenderse un conjunto de medidas que influyen en la marcha de un proyecto. La evaluación es parte, en consecuencia, del proceso racional de toma de decisiones.
De esta manera, todos aquellos proyectos que sean encaminados a la sociedad deben responder a una evaluación que permita hacer un análisis exhaustivo acerca de los alcances que se lograron y del cumplimiento de los objetivos planteados, de forma tal que permita realizar una retroalimentación para mejorarlos y redefinir las acciones realizadas.
La evaluación de los sistemas de salud ha sido un aspecto que ha estado latente en las últimas décadas; aún a pesar de esto, no ha alcanzado un espacio de vital importancia en la propia práctica de la atención.
Es así, que a pesar de los logros realizados hasta la fecha, siguen existiendo aspectos que sin duda pueden no ser abarcados por el proceso de evaluación de los servicios, pero que sin embargo, no dejan de ser analizados aunque de forma parcial.
Otro aspecto que hay que señalar, es que esta evaluación no ha sido realizada en todos los espacios del servicio de atención, salvo en algunos que representan desde las políticas institucionales, aspectos de mayor importancia encaminados a mejorar el servicio en grupos poblacionales, que pudieran considerarse de riesgo.
Por otra parte, el contexto económico, cultural y social ubican la necesidad de poder llevar a cabo esta evaluación de las acciones encaminadas a mejorar el estado de salud del hombre; en nuestro país existe esta necesidad entre otras cosas por el incremento en la presión social hacia los servicios de salud manifestada de manera evidente y de diversas formas, ante la cual, por ejemplo, se ha establecido la Comisión Nacional de Arbitraje Médico; además un incremento en la presión que ejercen ahora las compañías aseguradoras y los bancos sobre médicos y hospitales para ofrecer servicios de mejor calidad al tiempo que se negocian tarifas que se consideran razonables; una mayor competencia entre las instituciones de salud del sector privado.
Además de la amenaza que perciben algunos prestadores de servicios de salud frente a las instituciones de organizaciones norteamericanas de establecerse en México; la expectativa que ha generado la posible ampliación de la modalidad de subrogación con reversión de cuotas del I.M.S.S., tanto entre prestadores del sector privado, empresarios y en la propia institución de seguridad social; y finalmente la evidencia plasmada en los resultados de la Encuesta Nacional de Satisfacción de los Servicios de Salud que llevó a cabo la Fundación Mexicana para la Salud en 1994 y que refleja que, para la población
mexicana, el principal problema de los servicios de salud privados y públicos, es la "mala calidad"
En este sentido, es necesario que todas las acciones que son desarrolladas por estos organismos sean sometidos a una evaluación constante, con el fin de conocer y ubicar qué papel están desempeñando y con qué características están resolviendo los diferentes problemas que en salud se les demandan, para poder así implementar las medidas necesarias tendientes a reorganizar su propia práctica en beneficio de la población a quien dirigen su accionar.
Bajo este marco de análisis y con los puntos retocados, es de suponerse que toda organización que se encuentre al servicio del hombre debe en primer lugar tener una cultura con respecto a una evaluación de sus funciones, haciendo referencia a que este tipo de situaciones, intenta dar a conocer cuál es el impacto que tiene en sus diferentes acciones, con el fin de mejorarlas o bien de redefinirlas.
Pero es necesario hacer entender, que esta cultura a la que se hace mención, necesita tener claro que debe ser en el mismo sentido, haciendo caso omiso de lo referente a acepciones personales, tendiente a una uniformidad en criterios y lo que es principal, teniéndola como uno de los ejes que marquen su accionar en el servicio de la población humana que hace uso de los servicios que proporciona.

3. Metodología

La metodología utilizada para llevar a cabo el presente ensayo, consistió en el reconocimiento de la explicación subjetiva de un grupo de informantes clave de la propia institución, mismos que han llevado acciones de carácter administrativo a lo largo de la evolución histórica que ha tendió la Institución. La técnica de elección fue la etnografía, en el entendido de que esta intenta describir aquellos aspectos de la conducta que son más o menos comunes y habituales de grupo, en el presente trabajo lo referente a la concepción que como grupo de personas pertenecientes a una institución con toda una organización interna tienen en el sentido de la prestación de los servicios de salud y con respecto a la evaluación.
La forma como se llevó a cabo la recolección de la información fue en dos niveles, primero, se recopiló información bibliográfica al respecto de lo que se busca y los referentes teóricos al respecto de la información; en segundo lugar se realizó una entrevista semiestructurada con diez informantes clave, en el entendido de que se consideraban claves por haber realizado funciones de carácter administrativo en la Institución; a los cuales se les pidió que mencionaran su opinión personal con respecto a la interpretación que tienen con respecto al término de la evaluación de los servicios de salud, cuáles son los elementos que cree Usted que deban ser evaluados durante la prestación del propio servicio; y la última pregunta con respecto que si cada uno de ellos consideraban que la evaluación de los servicios de salud que se proporcionan son importantes para la institución y por qué.
Una situación que fue importante para la realización del presente trabajo, fue que estas preguntas fueron llevadas a cabo pudiera decirse que de manera espontánea, ya que los informantes clave no pudieron tener un análisis previo con respecto a las mismas, sino que las contestaron en un sólo momento.

4. Resultados

Los resultados que se obtuvieron con respecto al presente trabajo, versan de forma muy diferente con respecto a las respuestas que dieron cada uno de los informantes clave, ya que cada uno contestó de acuerdo a la concepción que cada uno de ellos tiene con respecto a los elementos abordados.
En relación a esto, se observó que existen diversas formas de concebir la evaluación de los servicios de salud con todos los elementos que esto implica; a pesar de ser una institución que brinda servicios de este tipo, y que por consiguiente se diera un entendimiento más o menos homogéneo con respecto a esto.
Es así como se presentan los resultados generales al respecto, expresándolo primero de forma escrita, para luego presentar un cuadro donde se intenta resumir las respuestas al respecto. (Ver cuadro 1)
En relación a la primera pregunta, los diversos conceptos estuvieron pincelados con respuestas que en ocasiones se vio un desconocimiento al respecto, ya que las contestaciones expresaban el nerviosismo que puede imperar en este tipo de preguntas.
Las respuestas a la primera pregunta versaron en relación a que consideran varios no manejan un concepto acerca de este, respondiendo que lo consideran como un proceso integral; algunos que la definieron fue en relación a que constituye uno de los indicadores objetivo que permite apreciar el trabajo que se realiza en la institución; verificación de la eficacia y la eficiencia, analizar la prestación del servicio; como una categoría de análisis y desarrollo práctico que tiende a realizar el entendimiento y comprensión del funcionamiento interno de la organización, así como también a que obedecen; como un proceso que permite conocer el avance, identificar problemas; la medición del impacto en la comunidad; como un proceso donde participe un equipo multidisciplinario.
Así mismo, hubo respuestas en donde se expresó a la evaluación de los servicios de salud en analogía con la concepción de la forma en que se realiza la evaluación del aprendizaje; dividiéndolo en evaluaciones de carácter diagnóstico, donde se intenta saber donde se encuentra la institución; como formativa para saber que se quiere al respecto; y como sumativa para saber donde se está y para la planeación del futuro.
En relación a la pregunta que planteaba los elementos que participan en este proceso, cada uno de los informantes clave expresó una serie de elementos muy diferentes al respecto, ya que mencionaron que era necesario evaluar la atención, el trato interpersonal paciente-médico, los tratamientos realizados, el costo de ellos; otros hablaron acerca de evaluar los elementos que se encuentren concentrados en el programa; la eficacia y la eficiencia de los tratamientos, la calidad de la atención y el impacto, la relevancia, la equidad y el beneficio que se logra; el número de pacientes atendidos, los recursos humanos, físicos y financieros; la funcionalidad del proceso de atención; además aspectos relacionados con la ubicación del paciente en relación a su realidad social y de esta forma entender el proceso de salud-enfermedad, abordándolo desde un enfoque multidisciplinario; otros mencionaron que era necesario evaluar los aspectos relacionados a la formación del alumno al respecto, ya que estos eran los que directamente se encuentran al frente de los diferentes tratamientos que se realizan, por lo tanto era necesario que estos estuvieran formados adecuadamente para satisfacer las necesidades que la población tenía con respecto a su salud bucal.
Las respuestas a la pregunta número tres, que solicitaba lo relacionado a la importancia de la evaluación para la institución, todos los informantes la consideran de carácter importante, ya que todos mencionaron que era necesaria e indispensable; lo interesante de la situación es que todos fundamentaron situaciones muy coincidentes en algunos casos, aunque en otros fue en otro sentido.
Al referirnos a esto, las respuestas del porqué de la importancia de la evaluación, algunos argumentaron que era importante para asegurar la calidad de la atención, para conocer la morbilidad de las afecciones bucales, que debe ser aplicada tanto a los servicios públicos como privados; que para permitir ver el cumplimiento de la función social de la institución; para la retroalimentación de los programas, para la evaluación del impacto, trascendencia, pertinencia de los programas.
Otros opinaron que era necesaria para conocer el grado de avance académico de los estudiantes en cuanto al otorgamiento de los servicios, la actitud de los profesores y personal de apoyo; conocer el alcance de los objetivos, mejorar los contenidos curriculares de la institución; algunos otros opinaron que era necesario para conocer la formación "integral" que están teniendo los estudiantes.
Cuadro 1
Resumen esquemático de las respuestas proporcionadas por los informantes clave con respecto al tema de la evaluación de los servicios de salud

TEMA

 

INFORMANTES

Interpretación del concepto de Evaluación de los Servicios de Salud

Elementos que participan en la evaluación de la prestación del servicio

Importancia para la institución

Informante 1

Proceso integral, donde se evalúa el proceso de la atención y su impacto en la morbilidad.

Atención del paciente, trato que da el personal, la atención propiamente dicha en los tratamientos, y los costos.

Son importantes, ya que aseguran la calidad de la atención, donde se deben incluir los servicios públicos y privados.

Informante 2

Indicador objetivo que permite apreciar el trabajo de la institución

Son los elementos que se marquen en el programa, e indicadores de calidad y entrenamiento de los estudiantes.

Son importantes, porque permiten ver si se cumple la función social de la institución.

Informante 3

Verificación de la eficacia y la eficiencia de los programas, calidad de tratamientos y aspectos de los recursos que se tienen.

Eficacia y eficiencia, calidad básica y el impacto de los programas.

Definitivamente, ya que permite retroalimentar para ver el impacto de los programas, trascendencia y pertinencia.

Informante 4

Aspecto que se relaciona con la prestación del servicio y la formación de los estudiantes.

El tipo de atención que se presta, calidad y formación profesional del alumno, control de la calidad a largo plazo, evaluación de los costos, misión de la institución, volumen de población atendida.

Si, ya que es necesario evaluar la formación de los estudiantes en cuanto al otorgamiento del servicio, mejorando actitud de profesores y personal auxiliar, orientación para estudiantes en cuanto a parámetros de calidad y para su actualización.

Informante 5

Categoría de análisis que permite entender y comprender el funcionamiento interno y sus implicaciones. Valorándose el proceso y el resultado

Eficacia, eficiencia, relevancia, equidad y el impacto y beneficio que se tienen.

Si es importante, ya que permite conocer a tiempo que es lo que se está haciendo mal para recomponer, conociendo además sus causas, y permitir la toma de decisiones al respecto.

Informante 6

Proceso permanente que permite ver cuáles son los problemas que existen, sus causas para darles solución. Entendiendo que debe de estar implícito en todos los programas.

La forma de atención, número de pacientes dado de alta, los recursos humanos y los elementos que resultan conflictivos a la hora de la evaluación para corregirlos.

Es importante, ya que representa la parte más importante para cualquier servicio de salud, conociéndose los aciertos, errores, marcando los caminos, dando cuenta de los errores para solucionarlos.

Informante 7

Uno de los aspectos más complicados que debería llevarse a cabo en todos los niveles.

Funcionalidad de la institución, la opinión de los pacientes en cuanto al servicio.

Es indispensable, en todos los niveles por la propia prestación del servicio.

Informante 8

Medir el impacto en la comunidad, estructurando una serie de parámetros que permitan comparar entre lo que planee y lo que alcance.

Eficiencia y eficacia

Definitivamente, ya que es necesario para visualizar los objetivos que se establecieron.

Informante 9

Proceso integral que ha estado siempre fraccionado, donde debe existir la participación interdisciplinaria

Todo lo que implique el proceso integral y el papel del equipo multidisciplinario de la salud.

Son importantes ya que es necesario evaluar todos las acciones llevadas a cabo por el equipo de salud multidisciplinario; además de dar elementos para mejorar la currícula, valoración de pacientes en forma completa.

Informante 10

Proceso permanente donde se debe hacer una evaluación diagnóstica para saber donde se está, una formativa para saber que se quiere y planearlo, y una sumativa que exprese donde se encuentra y ver los alcances de lo planeado.

Toda la prestación del servicio, planes y programas, formación de los alumnos, calidad del conocimiento, materiales usados, calidad del servicio, impacto.

Son importantes, ya que la función de la institución es formar profesionales de la odontología, adquiriendo la formación integral para valorar a la propia institución.

FUENTE: Entrevista Directa.

5. Conclusiones preliminares

Como ha podido observarse, las opiniones con respecto al tema de la Evaluación de los Servicios de Salud, representa en la Institución uno de los temas que son de mayor importancia para la misma desde el punto de vista de las personas entrevistadas.
Pero aún así, vemos que a pesar de tener cada uno de ellos un concepto personal al respecto, no existe una unificación respecto del mismo.
Por lo anterior, y a pesar de las propias características que tiene la institución de conjugar una triada de elementos como son la Docencia, la Investigación y el Servicio, reúne diferentes definiciones al respecto de la propia evaluación y en especial del servicio de salud odontológica que se proporciona.
Además es válido mencionar que en el caso de la Institución, es una dependencia de una Universidad Autónoma y Pública, en base a la cual las opiniones que se tienen pueden variar en el sentido de las acepciones hechas de la realidad por los integrantes de la misma.
Aún así, vemos que las concepciones varían también en cuanto a la posición que han jugado cada uno de los informantes en su paso por la Institución; pero a pesar de esto podemos concluir que no existe una unificación de criterios en cuanto al tema abordado.
Por lo tanto, podemos decir que no existe una cultura -en su acepción más rígida de ser como se definió al inicio: la "manera particular y diferenciada de un conjunto de personas para ver, comprender y actuar, tanto en relación al mundo en el que individual y colectivamente están inmersas, como en relación a sí mismas, en tanto individuos y en tanto colectividad", constituyendo el mapa en el que un grupo humano codifica su diseño de vida- de la evaluación, aunque se tengan las nociones generales, dadas por la propia experiencia y formación, ya que se conceptualiza de manera muy diferente a pesar de ser una práctica realizada en la vida diaria en la institución, y en especial en esta que forma recursos humanos en salud odontológica.
En este sentido, la cultura organizacional vista como la manera particular y diferenciada de un conjunto de personas para ver, comprender y actuar, tanto en relación a la propia agrupación, sus objetivos, tareas, funciones e interacciones; como en su contexto más amplio en el que individual y organizacionalmente están inmersos, no cumple con los requisitos necesarios para realizarla.
Es necesario pues, y a pesar de lo aquí planteado, que se lleve a cabo lo necesario para que la institución transite por un cambio, un cambio que permita que los integrantes de esta tengan en cuenta y que además conozcan cuáles son sus objetivos a seguir, además de crear canales de comunicación en donde se puedan unificar los criterios para establecer las metas a seguir como organización prestadora de servicios de salud, además de la formación de recursos humanos; esto con el fin de lograr un mejor acercamiento a su misión, en tanto organización al servicio del ser humano.

6. Bibliografía

Ortega, Mariano. La cultura organizacional. Centro de Desarrollo y Estudios Sociales y Administrativos. Querétaro, Qro.: 1990.
Nigenda Gustavo y Langer, Ana. Métodos Cualitativos para la Investigación en Salud Pública. Edit. Amanuense. Cuernavaca, Mor.: 1995.
Ruelas Barajas, Enrique. Curso: Calidad de la Atención a la Salud. "Presentación". Maestría en Ciencias de la Salud, Fac. de Medicina Humana de la U.A.Z.. MIMEO. Octubre de 1996.
Espinoza Vergara, Mario. Evaluación de Proyectos Sociales. Edit. HV Manitas. Buenos Aires, Argentina: 1983. págs. 13-16.
Hansefield, Yeheskel. Organizaciones al Servicio del Hombre. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica, 1990. Págs.: 11-63.
Estudios realizados:

  1. Licenciatura en odontología
  2. Especialidad en docencia superior
  3. Maestro en ciencias de la salud con especialidad en salud pública

Actividad profesional:

  1. Catedrático por oposición del área social y salud colectiva de la facultad de odontología de la universidad autónoma de zacatecas, méxico.
  2. Responsable del centro de investigación educativa de la universidad autónoma de zacatecas, méxico.

Titulo del articulo:

  1. Cultura de la evaluación de los servicios de salud en la facultad de odontología de la universidad autónoma de zacatecas, méxico.

Categoría del artículo:

  1. Salud bucal
  2. Palabras clave:

  3. Odontología
  4. Servicios de salud
  5. Evaluación
  6. Evaluación de servicios de salud
  7. Cultura

 

 

 

 

Autor:


Alfredo Salazar de Santiago


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda