Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Situación de la adolescente y la maternidad

Enviado por martinulibarrie



Partes: 1, 2

 

Indice
1. Introducción
2. Planteo Del Problema
3. Problema Objeto De La Investigacion
4. Diseño Metodologico
5. Desarrollo
6. Análisis De Variables
7. Bibliografía consultada

1. Introducción

El deterioro de las condiciones económicas y sociales, con la consecuente disminución de oportunidades laborales y educativas, ha afectado severamente las condiciones de salud y calidad de vida del adolescente, resultando en un continuo aumento de las incidencias de conductas de riesgo contribuyentes a la moví mortalidad de éste grupo.
Uno de los aspectos más relevantes es el incremento de problemas relacionados con la maternidad, dado que ésta situación genera un doble riesgo, la madre y el niño, fundamentos importantes que ameritan estudios que profundicen el conocimiento de los factores de riesgo en los distintos escenarios sociales, partiendo del barrio como pilar de organización y desarrollo de la vida socio familiar de un individuo.
En los últimos años, el incremento de los índices de maternidad adolescente, es un motivo de preocupación en la provincia del Chaco y en especial en la zona donde se realizara la investigación, (Localidad de Comandante Fontana), observándose que la proporción de mayor crecimiento se concentra en la franja etarea de 13 a 15 años.
Las razones expuestas han llevado a la presentación de esta investigación, como un aporte de conocimiento y producción de estrategias de atención a esta etapa de la vida que requiere involucramiento de todos los sectores.

2. Planteo Del Problema

La maternidad, la capacidad de procreación es una de las cosas más importantes para la continuidad de la especie humana, incidiendo en ella, elementos de orden afectivo, social, psicológico, educativo, económico, político, cultural, religioso, etc.
Lo que para determinadas culturas se constituye en un factor de crecimiento, para otras se transforma en un problema social de gran envergadura, atacándose generalmente el emergente y no profundizando en las causas y posibles transformaciones.
La maternidad adolescente en nuestra sociedad se ha constituido en un problema, cuyo índice de crecimiento resulta alarmante.
Desde la perspectiva del Trabajo social, se pretende abordar los distintos factores del contexto social que inciden en la red vincular y mecanismos de subsistencia de las jóvenes, situando el estudio en un barrio de la localidad de Comandante Fontana, seleccionado por presentar un alto porcentaje de adolescentes madres, datos obtenidos de sondeos realizados en el Centro de Salud de Río Araza, Fontana.

3. Problema Objeto De La Investigacion

Incidencia de factores sociales en la maternidad (precoz) de adolescentes de 14 a 20 años del Barrio la Anunciación, de la Ciudad de Comandante Fontana Chaco.

Objetivos generales
Describir el escenario social de la madre adolescente desde la perspectiva de la trama vincular y mecanismos de subsistencia.

Objetivos especificos

  1. Caracterizar a la población en estudio, considerando: edad, estado civil, ocupación, grupo de convivencia, situación de escolaridad.
  2. Describir la relación que establece la adolescente con su grupo de pares y los vínculos con su entorno familiar a partir de su maternidad.
  3. Determinar tipo de relación que establece la adolescente con el padre del niño.
  4. Caracterizar el vínculo entre ala adolescente y su hijo.
  5. Identificar los medios que utiliza la adolescente para garantizar la supervivencia.

4. Diseño Metodologico

Localización:
Barrió la Anunciación de la Localidad de Comandante Fontana, Provincia del Chaco.
Universo:
Madres adolescentes de 14 a 20 años con residencia en el barrio la Anunciación de la localidad de Comandante Fontana Pcia. Del Chaco.
Muestra:
Para el presente trabajo de investigación se han seleccionado 13 casos madres adolescentes de 14 a 20 años, con residencia en el barrio la Anunciación de la localidad de Comandante Fontana, por considerarlo adecuado al diseño cualitativo, a fin de profundizar en aquellos aspectos significativos de la investigación.
Para la selección de casos se ha considerado la edad de las adolescentes, su condición de madres primíparas, situación económica desfavorable y disponibilidad de acceder a las entrevistas.
Para la detección de la población objetivo, se trabajo con informantes claves de la comunidad tales como:

  • Representantes barriales,
  • Agentes de salud.
  • Agentes de los centros de cuidados infantiles.
  • Pastores de iglesias evangélicas.
  • Representantes de la agrupación Jóvenes cristianos.
  • Párroco local.

Unidad de Análisis:
Cada una de las adolescentes madres de 14 a 20 años, que residen en el Barrio la Anunciación de la localidad de Comandante Fontana Pcia. Del Chaco.

Tecnicas Y Procedimientos
La investigación se plantea un nivel de análisis EXPLORATORIO DESCRIPTIVO. La misma tiene como finalidad describir la situación social de las adolescentes a partir de su maternidad, destacando los rasgos más significativos de ésta situación. Para ello se aborda la investigación de tipo cualitativa que permite conservar el lenguaje propio de los sujetos, captando la definición de la situación y la visión que tienen en su propia historia.

Instrumento A Utilizar

  • Entrevistas en profundidad.
  • Informantes claves.
  • Exploración documental.

Marco teorico
Esquema general del marco teórico:
1. Adolescencia.

  • Desarrollo Psicosocial.
  • Necesidades básicas.
  • Vulnerabilidad.
    • Afectividad.
    • Cambios corporales en los adolescentes.
    • Grupos de pares. Participación en grupos.
  1. Familia.
  • Tendencias Mundiales.
  • Padres o Amigos.
  • La crisis y los principales cambios en las economías.
  • Estrategia de las familias pobres urbanas ante los procesos de ajuste y reestructuración del estado y de las economías.
  1. Maternidad adolescente.
  • Factores de riesgo.
  • Sexualidad y reproducción.
  • Aspectos sociales y educativos.
  • La adolescencia de las adolescentes embarazadas.
  • Actitud hacia la maternidad.
  • Consecuencia de la maternidad-paternidad adolescente.
  • El padre adolescente.
  1. Vinculos
  2. Contexto provincial.
  • La maternidad adolescente.
  • El chaco genera 200 niñas madres cada año.
  1. Contexto barrial.
  2. Rol del estado.
  • Políticas sociales.
  1. Situacion social condicionante del embarazo precoz.

9. El trabajo social en la problemática de la maternidad adolescente.

5. Desarrollo

Adolescencia:

La adolescencia es el período de transición que transcurre entre la infancia y la edad adulta. Es un periodo muy particular de la vida, en el que se suceden cambios biológicos, psicológicos y sociales.
Es la etapa que se extiende desde la niñez hasta los veinte años. Comienza con la pubescencia (cambios físicos) y termina cuando se completa el proceso de crecimiento y desarrollo. Se estructura una nueva identidad, se adquiere una nueva escala de valores y una independencia socioeconómica.

  • Hay tres términos que tenemos que comenzar por aclarar: Pubescencia, es el periodo de aproximadamente dos años que antecede a la pubertad y el término se refiere también a los cambios físicos que tienen lugar durante ese periodo y que culminan en la pubertad.
  • El comienzo de la pubescencia se caracteriza por una aceleración del ritmo del crecimiento, junto con la aceleración se producen cambios en las proporciones faciales y corporales, maduran los caracteres sexuales primarios y secundarios y se manifiestan otros cambios físicos.
  • Pubertad: Es el momento de la madurez sexual, caracterizada en las niñas por el primer flujo menstrual o menarquia y en los varones por diversos signos, entre los cuales tal vez, sea el más confiable la espermaquia, la presencia de espermatozoides en la orina (perceptible con el microscopio.

En realidad la pubertad no tiene limites claros ni en los varones ni en las mujeres. En principio la menstruación suele ser escasa e irregular y a veces pasan meses entre un flujo y otro. Es posible que los varones no puedan eyacular, aunque ya sienten fuertes impulsos fálicos y hayan descubierto que la proximidad femenina es un poderoso estímulo para la erección. El criterio legal corriente establece como edad de la pubertad los doce años para las mujeres y catorce para los varones. Pero no tiene sentido hablar de promedios, pues son muy amplias las diferencias individuales y entre distintos grupos, debidas posiblemente a la alimentación, el estado de salud y otros muchos factores, no muy conocidos; entre los que podría estar la exposición a la estimulación sexual.
Esta edad es un periodo trascendental y difícil. El joven muchas veces desconoce los procesos y fenómenos que se están produciendo en su persona.
El mundo le plantea exigencias nuevas y conflictivas, pues no dispone de conocimientos de sí mismo y de la realidad. La manera de enfrentarse y de reaccionar frente a éstas circunstancias dependerá de su personalidad, de sus experiencias previas y de sus capacidades.

Una vez que el joven ha logrado conocerse, se vuelca hacia fuera. Esta extroversión es típica de la adolescencia tardía.
El término de adolescencia: Es empleado en dos sentidos, algo diferentes. Aplicado al desarrolló físico se refiere al período que comienza con el rápido crecimiento de la pubertad y termina cuando se alcanza una plena madurez física.
En el sentido físico, la adolescencia es un fenómeno universal en sentido psicológico, la adolescencia a diferencia de la física, remanifiesta sólo en algunas culturas. El contexto indicara claramente cuando estamos hablando de adolescencia física y cuando de la psicológica. La adolescencia es una situación anímica. El contexto indicará claramente cuando estamos hablando de adolescencia física y cuando de la psicológica. La adolescencia es una situación anímica, un modo de existencia que aparece aproximadamente con la pubertad y tiene su fin al alcanzar una madurez social.

Como todos los otros períodos de desarrollo humano, la adolescencia es una etapa de cambios.
El tema central de la adolescencia es la de la identidad, el de llegar a saber quién es uno mismo, cuales son sus creencias y sus valores, qué es lo que quiere realizar en la vida y obtener de ella.

  • Desarrollo Psicosocial.

Las dificultades que caracterizan a la adolescencia están relacionadas con los cambios sociales rápidos y marcados, así como con la estructura misma de las familias. La capacidad de los adolescentes para enfrentar las demandas de la sociedad moderna es función de varios factores, entre los que están su desarrollo físico y psicologico, así como también el de sus habilidades cognitivas.
En la evolución Psicosocial y emocional de los adolescentes se ha descripto el llamado "síndrome de la adolescencia normal", integrado por una serie de síntomas, características y comportamientos presentes en mayor o menor grado en esta etapa de la vida. Dichas características que dependen de diferencias individuales y del ambiente cultural son:

  • Búsqueda de sí mismo y de su identidad.
  • Tendencia grupal.
  • Necesidad de intelectualizar y fantasear.
  • Crisis religiosa que pueden ir desde el ateísmo más intransigente hasta el misticismo más fervoroso.
  • Desubicación temporal, en donde el pensamiento adquiere las características de pensamiento primario, a menudo hay dificultad de enfocarse en el presente.
  • Manifestaciones sexuales que van desde el autoerotismo hasta la heterosexualidad genital manifiesta.
  • Actitud social reivindicatoria, con tendencias antisociales o asóciales de diversas intensidad.
  • Contradicciones sucesivas en manifestaciones de la conducta.
  • Relación conflictiva con los padres, oscilando entre comportamientos infantiles y la necesidad de separación de los mismos y el establecimiento de su identidad propia.
  • Constantes frustraciones del humor y del estado del animo.

Las anteriores características son útiles para reconocer las manifestaciones de conductas frecuentes en los adolescentes y además señala la normalidad de dichas manifestaciones e indica la falacia de considerarla como conducta patológica.
Con respecto al desarrollo cognitivo, los años que transcurren entre la pubertad y la adustez son críticos. Es esta una etapa donde existe una evolución del pensamiento concreto a lo abstracto, la capacidad de utilizar el conocimiento alcanza su máxima eficiencia. Como resultado de esos desarrollos los adolescentes adquieren la capacidad de repensar en términos del futuro y lo que quiere realizar en la vida y obtener de ella.

Necesidades Básicas de Salud y Bienestar:
El óptimo crecimiento y desarrollo biológico y social de los adolescentes se logra más fácilmente cuando crecen en ambientes saludables y armoniosos, donde se sienten comprendidos y queridos y donde se los ayuda y apoya en periodos de transición no siempre fácilmente superables.
La adolescencia es una etapa crucial para la formación de hábitos, conductas y comportamientos sociales. Es por ello que los hábitos que se adquieren a esa edad pueden tener una importancia clave en la vida futura de los adolescentes y permitirles (o impedirles) un pleno aprovechamiento de sus capacidades.
Los adolescentes deben confrontar cambios relativamente bruscos y dramáticos de tipo físico, psicológico, cognitivo y social. Al mismo tiempo, necesitan definir sus ideas en los que concierne a su papel como futuros adultos. Este proceso incluye la adquisición de nuevas habilidades y patrones de comportamiento, la necesidad de reflejar y anticipar las consecuencias de sus acciones y el pensar sobre su futuro.

En concreto, a través de una variedad de mecanismos y usualmente a través de un proceso de prueba, los adolescentes tienen que definir un proyecto vital que determinará el tipo de adulto en que se convertirán, la calidad de su inserción en sus comunidades y una identidad que los marcará por el resto de sus vidas. Estas consideraciones son especialmente importantes cuando se tiene en cuenta que las conductas nocivas desarrolladas durante la adolescencia y juventud son en gran parte previsible cuando se aplican las estrategias adecuadas.

Necesidades Nutricionales
El rápido crecimiento durante la adolescencia impone necesidades nutricionales muy grandes, que son especialmente marcadas durante un periodo de uno y medio a dos años, cuando el ritmo de crecimiento llega a su máximo. En este período, los requerimientos nutricionales pueden llegar a ser hasta el doble de los necesarios durante el resto de la adolescencia.

  • La adolescencia es un período especial desde el punto de vista nutricional por las siguientes razones:
  • El rápido crecimiento y desarrollo durante ese periodo, que origina una mayor demanda de sustancias nutritivas.
  • Determinadas situaciones o condiciones que interfieren con la ingestión de alimentos o aumentan las necesidades de nutrientes específicos.

Algunas dietas o regímenes alimentarios a los que se someten los adolescentes. En condiciones normales, los adolescentes necesitan cantidades mayores de algunas vitaminas y minerales.
Los problemas relacionados con la nutrición inadecuada de los adolescentes son diferentes en las distintas regiones y países de América. Mientras que en algunos países no son infrecuentes la anorexia nerviosa o la obesidad en los adolescentes, en otras regiones se manifiestan carencias nutritivas por falta de ingesta, que dan como resultado déficit de peso en los adolescentes.

La obesidad puede influir sobre la autoestima de los adolescentes y alterar su desarrollo psicológico y social.
Otras situaciones especiales que afectan las necesidades nutricionales de los adolescentes son sus estilos de vida con hábitos de alimentación inapropiados o por dietas especiales, la participación en deportes, el embarazo temprano y el abuso de drogas o alcohol. La falta de una alimentación adecuada puede retardar el crecimiento y la maduración sexual de los adolescentes.
Los requerimientos nutricionales de la adolescente embarazada son mayores de los de la mujer adulta, ya que ella misma se encuentra todavía en proceso de crecimiento.
Además de una alimentación suficiente en calorías y proteínas, la adolescente embarazada debe recibir cantidades adecuadas de hierro y calcio, además de las vitaminas y minerales que normalmente recibe una mujer embarazada. En el caso de las adolescentes embarazadas, su déficit nutricional pueden influir sobre su salud y la de sus hijos.

Necesidades Educacionales
Desde el punto de vista educacional se podría dividir a los adolescentes en tres grupos distintos:

  • Adolescentes que provienen de las zonas rurales, quienes debido a las limitadas oportunidades educativas y a las necesidades familiares se integran precozmente al trabajo agropecuario.
  • Adolescentes de las zonas marginales y peri urbanas quienes a pesar de tener mayores oportunidades educativas que los de las zonas rurales no siempre pueden integrarse a la fuerza laboral. En muchos casos, hay una inadecuada respuesta del sistema educativo para interpretar sus necesidades, adaptarse a sus posibilidades y capacitarlos para el trabajo.
  • Adolescentes de los estratos con mayor ingresos en las áreas urbanas, quienes son los que más se benefician de las oportunidades educativas, especialmente en los niveles más avanzados.

La situación educativa de los adolescentes de América ha experimentado cambios notables en los últimos cuarenta años. Mientras en la década de los cincuenta el grado de analfabetismo alcanzaba niveles alarmantes y más de la mitad de la población de 15 años se consideraba analfabeta, en la década de los noventa el analfabetismo está decreciendo marcadamente en muchos países de Latinoamérica.

Necesidades Ocupacionales
Dentro de éstas necesidades ligadas a sus posibilidades educativas están los problemas relacionados con las oportunidades y condiciones de empleo. La adolescencia es el periodo durante el cual los jóvenes entran en contacto con el mundo del trabajo, tratan de determinar su orientación vocacional, investigan las posibilidades ocupacionales y comienzan a formar parte de la fuerza laboral.
En América, la crisis económica de los años ochenta, la cual a comienzos de la década de los noventa tiene atisbos de superación, a afectado especialmente a los adolescentes debido a la marcada contracción del mercado de trabajo, así como a la mayor demanda resultante de las migraciones internas y de la deserción escolar. Uno de los grandes problemas de la juventud latinoamericana es la falta de oportunidades laborales. El desempleo abierto, que puede alcanzar al 15% o más de la población, es particularmente notable en los jóvenes de ambos sexos en las zonas urbanas.
Los problemas de desempleo en los adolescentes presentan las siguientes características:

  • Afectan más a los jóvenes de estratos económicos más bajos, o a aquellos que pertenecen a grupos étnicos minoritarios.
  • Contribuyen a aumentar las patologías sociales.
  • Actúan como circunstancia facilitante de las relaciones sexuales prematuras, que pueden conducir al embarazo temprano y a las enfermedades de transmisión sexual (E.T.S.)
  • Tiene un impacto no solo económico sino también social, ya que afectan la adaptación social y la salud mental de los adolescentes.

Tan crítico como el desempleo es el subempleo de los jóvenes. La participación de los mismos en trabajos sin perspectivas de progreso o en ocupaciones circunstanciales sin posibilidades de una carrera estable, contribuye a mantener o prolongar situaciones de desesperanza y pobreza crítica. Estas situaciones afectan preferencialmente a la juventud de áreas marginales, de poca educación y de bajos ingresos. El impacto negativo de estas situaciones sobre la salud mental y el desarrollo social de los adolescentes es indudable.

Las implicaciones de estas situaciones son muy serias, ya que indican que los jóvenes con déficits educativos marcados confrontan situaciones criticas de falta de empleo en el futuro, cuando la sociedad se hará cada vez más compleja, más especializada y más orientada tecnológicamente. No se debe ignorar, sin embargo, que cuando se enfrentan situaciones económicas serias, los problemas de empleo afectan también a los jóvenes con educación superior.

Necesidad De Recreacion Y Vulnerabilidad
El uso adecuado del tiempo libre es crucial para el óptimo desarrollo de los adolescentes. El dotarlos de posibilidades recreacionales, culturales, artísticas y artesanales acordes con sus necesidades contribuyen a su salud, bienestar y su mejor calidad de vida.

¿ Por que son vulnerables los adolescentes?:
Vulnerable es quien tiene el riesgo de recibir determinada lesión o daño. El adolescente es más vulnerable, porque, tanto las características del ambiente familiar y social en que una persona se desenvuelve, como sus propias particularidades, pueden hacerla vulnerable.
Y por el solo echo de ser adolescente, la hacen vulnerable.
Por otra parte, si ese adolescente pertenece además a un sector socialmente excluido, se incrementan aún más su vulnerabilidad.
Si en situaciones de crisis concurren factores tales como la edad, la baja aceptación de las normas sociales, el fracaso escolar, la baja autoestima, la alta necesidad de aprobación social, se incrementan el riesgo deponer recibir determinada lesión o daño.

Es en estas condiciones cuando la maternidad no planificada se hace más probable, aunque no inevitable. Así, se incrementa la vulnerabilidad social del mismo.
Una persona frente a situaciones externas (crisis económicas, accidentes, enfermedades, etc.) e internas (aspectos afectivos, estados de angustia, depresiones o violencia, entre otros) que puedan alterar su equilibrio, se encuentra ante una crisis. Ante ésta hay quien está más expuestos que otros - los adolescentes -. Frente a la crisis cuando en el contexto se encuentran los elementos para su contención y se dan las condiciones necesarias, la persona puede resolverla favorablemente. Pero cuando esas condiciones y valores no existen, la crisis induce conductas que poco tienen que ver con un proyecto de vida, que los conduzca hacia su propia promoción.

La Afectividad Del Adolescente
Es la peculiar forma en que sé vivencian el compañerismo, la amistad y el amor en estos años de maduración. Se consideran también los sentimientos estéticos del adolescente.

Fenómeno que comprende la vida afectivo:
La vida afectiva comprende fenómenos y procesos de la mayor intimidad, caracterizados por su resonancia, su polaridad placentera - dolorosa, sus raíces profundas en el psiquismo y su condición de disparador energético y motivacional.
Dentro de los procesos internos por los que va atravesando el adolescente, se encuentra el sustrato endotímico, nombre que deriva del griego endo, que significa "interno", "adentro" y thymós, "emoción", "disposición mental o de ánimo".
En este sentido se pueden mencionar algunas de las vivencias más significativas de la efectividad adolescente, como ser:

  • Los procesos relativamente duraderos de efectos equilibrantes o reguladores: Los sentimientos.
  • Estados breves de gran intensidad, de consecuencias desequilibrantes y desreguladoras: las emociones.
  • Procesos duraderos, intensos y movilizadores, a la vez desequilibrantes, pero de alto efecto polarizador de las funciones psíquicas y de la energía: las pasiones.
  • Estados que responden a situaciones vividas bajo presión interna o externa, experiencias de fracaso o estancamiento en situación dilemática, que pueden llamarse de ansiedad-angustia, frustración, conflicto.
  • Disposiciones vitales estables que se manifiestan en el permanente contacto con el mundo, como lo son el optimismo y el pesimismo.

La vida afectiva arraiga en las pulsiones instintivas propias del individuo y de la especie.
Esta variedad de experiencias y procesos psíquicos, diversamente sentidos, ejerce su honda influencia desde lo más intimo, pues nada es más subjetivo, propio o intransferible que la vida afectiva.

¿Cómo se viven los cambios corporales en el pasaje de la infancia a la adolescencia?
Los embarazos de mujeres púberes y adolescentes nos abren un amplio campo para pensar. En primer lugar, hay que descartar la idea de que se trata de una cuestión que concierne solo a la joven y a su familia. Un embarazo es el producto de la relación entre dos personas y es muy común que el compañero de la joven sea también un adolescente. En consecuencia, es necesario detenerse primero en el despertar sexual de los jóvenes.

Las niñas suelen entrar a la pubertad - la etapa anterior a la adolescente - cuando se encuentra en sexto o séptimo grado, esto es, entre los diez años y los doce años, mientras que en los varones el proceso de cambios es más lento y ocurre entre los doce y los catorce años.

El cambio corporal provoca sentimientos variados entre las niñas y los niños; algunos, sienten vergüenza, otros son más seguros. A veces los chicos tienen ganas de estar con amigos del mismo sexo pero sienten deseos de agradar a los de sexo contrario. Es común que en esta etapa las niñas y los niños se tornen más pudorosos y tímidos, se sienten sorprendidos y preocupados entre los cambios corporales que experimentan.
En esta etapa es importante que las niñas y los niños aprendan a querer y a cuidar su cuerpo y conozcan las consecuencias de los cambios que están viviendo.
Por ello, es necesario que cuenten con espacios (la familia, la escuela o las asociaciones religiosas o comunitarias), en donde puedan entablar un dialogo franco y tranquilizador acerca del cuerpo, la sexualidad y la relación con las personas de otro sexo.

Grupo de Pares:
Así como las familias es la primera organización a la que pertenecemos y en ella realizamos nuestros primeros aprendizajes (valores, formas de ver las cosas, etc.) los distintos grupos a los que nos integramos tanto mientras vivimos en nuestras familias cuanto a las salidas de esta en nuestra adolescencia, pasan a ser el siguiente ámbito para estos aprendizajes.
El grupo de pertenencia proporciona al adolescente una plataforma distinta para ver el mundo. le ofrece un lugar relativamente estable que, por ser adolescente, le es difícil encontrar en su familia.
en él encuentra una situación de igualdad, con pares que tienen sus mismos problemas, preocupaciones, deseos y gustos. Aprende a establecer relaciones sociales, encuentra apoyo para afrontar sus conflictos y elementos para construir su identidad.
En el grupo el joven puede aprender a postergar intereses individuales a favor de conductas que implican participación, solidaridad y colaboración, conductas que respondan a valores que son básicos para su posterior inserción en la comunidad.

¿Porque Participan en Grupos?
Las cualidades, defectos, características y valores que cree poseer o que parecen faltarle, van conformando el concepto que una persona tiene de sí mismo. A partir de ese concepto, puede construir su autoestima.
Para establecer esas valoraciones el adolescente busca referencia para comparar. El espejo donde se mira habitualmente es el de los grupos en que por lo general está, la familia, los vecinos, los amigos, los compañeros. Allí encuentran personas que se diferencian de él o se le parecen, personas a quienes puede imitar, seguir o por el contrario oponerse.
Allí también se continúan formando en el adolescentes dos aspectos, el de la identidad y el de la pertenencia, los atributos que distinguen a una persona de otras, no son solo el nombre, el DNI o sus huellas digitales.
También hay otros elementos diferenciadores, que los adolescentes construyen con pautas que obtienen de la publicidad, la moda, la televisión, la familia, etc.
Estos elementos diferenciadores pueden ser las actividades que realizan, el lenguaje que utilizan, sus lugares de encuentro, los símbolos que adoptan, lo que consumen, etc.
Sirven tanto como marcas personales, como para identificarse con otros que los comparten.
Este proceso tiene que ver con la construcción de la identidad del adolescente.

Como inciden sobre ellos los distintos Grupos:
Según como sean los jóvenes, los grupos de los que participen pueden incidir de distintas maneras sobre ellos. Su influencia es distinta para un joven que ha crecido sostenidos en vínculos adecuados a sus necesidades y que para otros en el que una historia de desamparo durante su etapa de desarrollo dejó marcas de fragilidad o de vulnerabilidad.
Algunas áreas de la vida del adolescente están especialmente influidas por la presión del grupo, el tiempo libre, el consumo, la ropa, la ideología, etc. Junto a los beneficios que le permiten alcanzar a sus miembros, los grupos les imponen condiciones, se dan en la forma de una presión, que el grupo aplica sobre ellos.
Cuando los jóvenes reciben la presión del grupo sin renunciar a su singularidad o ideales personales, se ve favorecida su integración o sentimientos de pertenencia.
cuando la presión del grupo los obliga a renunciar a sus ideales o principios, pueden resultar afectados distintos sentimientos o afectos de su personalidad, es más probable que esto ocurra con aquellos jóvenes que son más vulnerables por su propia historia.

Familia.
La familia es el grupo social básico creado por vínculos de parentesco o matrimonio presente en todas las sociedades. Idealmente, la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización. La estructura y el papel de la familia varían según la sociedad.
La familia nuclear (dos adultos con sus hijos) es la unidad principal de algunas sociedades. En otras éste núcleo está subordinado a una gran familia con abuelos y otros familiares. Una tercera unidad familiar es la familia monoparental, en la que los hijos viven sólo con el padre o la madre en situación de soltería, viudez o divorcio.
Se han desarrollado diferentes teorías sobre la evolución de las estructuras familiares y sus funciones. Según éstas, en las sociedades prehistóricas existían dos o tres núcleos familiares, a menudo unidos por vínculos de parentesco, que se desplazan juntos, parte del año, pero se dispersaban en las estaciones en que escaseaban los alimentos.
La familia era una unidad económica: los hombres cazaban mientras que las mujeres recogían y preparaban los alimentos y cuidaban de los niños. En este tipo de sociedad eran corrientes los infanticidios y la expulsión del núcleo familiar de los enfermos que no podían trabajar.

Muchos sociólogos afirman que las familias modernas occidental se han desarrollado en gran medida a partir de la antigua unidad doméstica de los hebreos con su sistema patriarcal. La familia en la cultura grecorromana también era de tipo patriarcal con preceptos religiosos estrictos, en la que el hombre era el jefe del grupo.
Con la llegada de la cristiandad, el matrimonio y la maternidad se convirtieron en preocupación básica de la enseñanza religiosa. Después de la Reforma protestante en el siglo XVI, el carácter religioso de los lazos familiares fue sustituido en parte por un carácter civil. La mayor parte de los países occidentales actuales reconocen la relación de familia fundamentalmente en el ámbito del derecho civil.
La familia moderna ha sufrido menos cambios a causa de la emigración a las ciudades y de la industrialización de lo que se pensaba en un principio. El núcleo familiar era la unidad más común en la época preindustrial y aún sigue siendo la unidad básica de la organización social en la mayor parte de las sociedades industrializadas modernas. Sin embargo la familia moderna ha variado con respecto a su forma más tradicional en cuanto a sus funciones, con posición, ciclo de vida y roles de padre y madre.

La única función de la familia que ha sobrevivido a todos estos cambios es la de ser fuente de afecto y apoyo emocional para todos sus miembros, especialmente para los niños.

Otras funciones que han desempeñado la familia rural (trabajo, educación, formación religiosa, actividades de recreación y socialización de los hijos) son hoy día realizadas por instituciones especializadas. El trabajo se realiza normalmente fuera del grupo familiar y sus miembros a menudo trabajan en ocupaciones diferentes lejos del hogar. La educación, la proporcionan el estado o grupos privados. La formación religiosa y las actividades de recreación están disponibles fuera del grupo familiar, aunque también se realizan en ella.
Finalmente la familia es también la responsable de la socialización de los hijos, aunque en esta actividad los amigos y los medios de comunicación han asumido un papel muy importante.
La composición de las sociedades industriales ha cambiado de forma drástica a partir de la industrialización de la sociedad. En algunos países, por ejemplo, la media de hijos nacidos se ha reducido de 7,0 a 2,00 a principios de 1990, lo que también a reducido el número de años entre el nacimiento del hijo mayor y del menor. También se ha conseguido una mayor esperanza de vida. Por otro lado, antes el matrimonio se disolvía por lo general, como consecuencia del fallecimiento de uno de los cónyuges, lo que solía ocurrir antes de que el hijo menor hubiera abandonado el hogar. Hoy día las parejas casadas (así como los matrimonios de hecho) no encuentran tantas dificultades para separarse y las que no lo hacen viven juntas casi tantos años antes como después de que los hijos abandonen el hogar.

Algunos de estos desarrollos están relacionados con los cambios actuales del rol de la mujer. En las sociedades desarrolladas la mujer ya puede ingresar (o reingresar después de haber tenido hijos) en el mercado laboral en cualquier etapa de la vida familiar, se enfrenta a sus expectativas mayores de satisfacción personal a través del matrimonió y de la familia. En los últimos tiempos se ha producido en todo el mundo desarrollado un considerable aumento de la tasa de divorcios, que en parte se ha producido por las facilidades legales y la creciente incorporación de la mujer al trabajo.

Durante el siglo XX ha disminuido en Occidente el número de familias numerosas. Este cambio está particularmente asociado a una mayor movilidad residencial y a una menor responsabilidad económica de los hijos para con los padres mayores al irse consolidando los subsidios de trabajo y otros beneficios por parte de la administración (estatal o local) que permiten mejorar el nivel de vida a los jubilados.

En la década del 1970 el prototipo familiar evoluciono en parte hacia unas estructuras modificadas que englobaban a las familias del padre o madre casado en segundas nupcias y familias sin hijos. Las familias monoparentales en el pasado eran a menudo consecuencias del fallecimiento de uno de los padres. Actualmente la mayor parte de las familias monoparentales son consecuencias de un divorcio, aunque muchas están formadas por mujeres solteras con hijos. En 1995 uno de cada cuatro hijos vivía sólo con uno de los padres, por lo general, la madre. Sin embargo, muchas de las familias monoparentales se convierten en familias con padres y madres a través de un nuevo matrimonio o de la constitución de una pareja de hecho.

Tendencias Mundiales
Todos los países industrializados están experimentando tendencias familiares similares a las de Occidente. La mejora de los métodos de control de natalidad y la legalización (en algunos países) del aborto han reducido de forma considerable el número de familias monoparentales no autosuficientes. El número de divorcios está aumentando incluso en aquellos países donde las trabas religiosas y legales son muy fuertes. Además, en todas las sociedades industriales están apareciendo familias más pequeñas con una fase pospaternal más larga.

En los países en vías de desarrollo, la tasa de hijos que sobreviven en una familia ha ido aumentando con rapidez a medida que se han ido dominando las enfermedades infecciosas, el hambre y otras causas de mortalidad infantil. La reducción de ésta tasa de mortalidad infantil y el consiguiente crecimiento de la población presentan en éstos países un grave problema de recursos para que las familias puedan mantener a tantos hijos.

Las familias sin hijos son cada vez más el resultado de una libre elección de los padres, elección más fácil gracias al control de natalidad (anticoncepción). Durante muchos años, el número de parejas sin hijos se había ido reduciendo de forma constante gracias a la gradual desaparición de enfermedades que, como las venéreas, causaban infertilidad. Sin embargo, en la década de 1970 los cambios en la situación de la mujer, modificaron esta tendencia. Hoy día las parejas, especialmente en el mundo desarrollado, a menudo eligen no tener hijos o posponer su nacimiento hasta tener la vida totalmente resuelta.

A partir de la década del 90 se han producido diversos cambios en la unidad familiar. Un mayor número de parejas viven juntos antes o en lugar de contraer matrimonio. De forma similar, algunas parejas de personas mayores, a menudo viudos o viudas, encuentran que es más práctico desde el punto de vista económico cohabitar sin contraer matrimonio. Actualmente las parejas de homosexuales también viven juntos como una familia de forma más abierta, compartiendo a veces sus hogares con los hijos de una de las partes o con hijos adoptados. Las comunas (familias constituidas por grupos de personas que no suelen estar unidas por lazos de parentesco) han existido en el mundo desde antigua data. Estas unidades familiares aparecieron en Occidente en las décadas de 1960 y 1970, pero en la década siguiente el número de comunas disminuyó de forma considerable.

¿Padres o amigos?
Periodos históricos atrás, la relación entre padres e hijos mantenían normas rígidas, imposibles de violar.
Los hijos se dirigen a sus mayores con temor y respeto y llegaban al extremo de tratarlos de igual, pedían permiso para hablar en la mesa y muchas veces el adolescente seguía la carrera universitaria que el padre elegía para él. Los hijos criados con esa estructura rígida, pueden haber repetido el modelo cuando se transformaron en padres o bien desear ser "amigos" de sus hijos en función de un clima más placentero para el hogar.

Lo cierto es que el respeto y la autoridad paterna son importantes para los hijos ellos se sienten seguros frente a ese error. Pero la autoridad puede imponerse sin generar miedo, de lo contrario se pierde un elemento básico la confianza que le permite a los hijos contar sus problemas a sus padres.

Los hijos necesitan amigos de su misma edad, con quienes compartir experiencias y sus secretos íntimos. Y por otro lado necesitan padres sólidos que le den seguridad y les indiquen el camino de lo que está bien y lo que está mal. Muchas veces se revelan contra la autoridad y se niegan a cumplir una orden de los padres, pero en el fondo necesitan los límites y las pautas que imponen los padres. Un padre que se comporta como un amigo no puede ayudarlo ni imponer su autoridad.
Lograr que los hijos se sientan cómodos, seguros y cercanos a los padres no implica confundir roles. Un padre puede ser "amistoso" con los hijos, imponer pautas y educarlos con amabilidad sin el lenguaje del miedo, esto no significa "amigo".
Una relación de amistad está regida por la igualdad. Un niño se siente en igualdad de condiciones frente a otro amigo: tiene la misma edad, los mismos intereses, tal vez concurren a la misma escuela, ninguno tiene que aceptar ordenes del otro y se sienten cómodos jugando juntos. Mientras que un hijo frente a un padre, no tiene una relación de igualdad.

Poner limites es una tarea paterna y materna fundamental para el desarrollo de los niños. Un amigo no puede dar ordenes ni delimitar lo que está bien o mal.
Un padre puede ser afectuoso o permitirle a su hijo un espacio donde pueda expresar sin temores las cosas que no les gustan del hogar. Esto no significa que sea su amigo o que no tenga autoridad.

La Crisis Y Los Principales Cambios Urbanos
La crisis económica irrumpió en un proceso de crecimiento económico y acentúa las ya precarias condiciones de vida de las mayorías urbanas. los pobres urbanos fueron severamente golpeados por el deterioro de los salarios reales, la pauperización, el desempleo, la exclusión social, el estancamiento del empleo formal y por las disminuciones presupuestales de los gobiernos en lo que concierne al gasto social.
Como consecuencia, se ha producido una reestructuración de las formas de vida y la organización familiar y una serie de transformación en los hogares de la población de escasos recursos.

La crisis tuvieron un fuerte impacto en el empleo urbano, disminuyendo en la manufactura y en el sector público y aumentado en los servicios, especialmente los personales, ya que los sociales sufrieron severos recortes presupuestales. El empleo formal se estancó o disminuyó y se incremento la presencia de trabajadores de medio tiempo, sin prestaciones ni protecciones legales (trabajadores informales) y los desempleados. Los trabajadores autoempleados aumentaron durante los ochenta y los noventa, como una reacción al estancamiento o deterioro del trabajador asalariado.
El deterioro de la situación de empleo, aunado a los bajos montos que los trabajadores devengan en el intercambio de su trabajo por salarios, constituyen el marco en el que los individuos, organizados en unidades domésticas, se encuentran en su diaria lucha por sobrevivir.
Estrategias de las familias pobres Urbanas ante los Procesos de ajuste y reestructuración del estado y de las economías:
Aunque estos cambios pueden estar relacionados con el envejecimiento de los hogares, es decir con el proceso de cambio que el ciclo doméstico produce en la composición, estructura y economía domestica, podemos afirmar que los hogares han respondido con modificaciones importantes, tanto a los procesos internos producidos por el ciclo doméstico, como a los procesos externos de cambios económicos y de deterioro de las condiciones de vida.

Como el trabajo asalariado se hizo inestable y de difícil acceso, los grupos domésticos ampliaron sus fuentes de ingresos con el fin de no depender sola ni primordialmente de aquella fuente. Sin embargo en la medida de lo posible, las familias tendieron a enviar a un número mayor de sus miembros al mercado de trabajo. La intensificación del trabajo o la que se ha dado en llamar la "sobrecarga" ligados directa o indirectamente, a esta intensificación laboral.
Las mujeres que trabajan a domicilio, por ejemplo, demandan la ayuda de sus hijos cuando estos regresan de la escuela y durante los fines de semana.

Los "mandados" que los niños y jóvenes hacen para sus madres y el cuidado de los hermanos menores ( aunque esta es una tarea que realizan sobretodo las jóvenes y las niñas) son frecuentes y cotidianas. Podemos incluso decir que, en general, las amas de casas han delegado una mayor responsabilidad y carga de trabajo en sus hijos, al tener la necesidad, ellas mismas de incorporarse al trabajo asalariado (sin menospreciar la doble jornada femenina).

El incremento en el número de trabajadores por hogar y la intensificación del trabajo doméstico no remunerable, así como la creciente importancia de los hogares extensos como una estrategia de ahorro en vivienda y de la incorporación de miembros hábiles para el trabajo, caracterizaron a los hogares urbanos durante la década de los 80 y 90. Sin embargo, él envió de más miembros del hogar al trabajo asalariado o con un perfil de explotación laboral para obtener un sustento diario, no fue suficiente para paliar los efectos de la inflación y el deterioro salarial.

Maternidad Adolescente
Las adolescentes que se embarazan, más que cualquier otra adolescente, necesita el apoyo, comprensión y ayuda, ya que está más sensible, hábil, insegura y desvalorizada que cualquier mujer y con mayor razón para una adolescente, que no se convierte en adulto por el hecho de ser madre.
Para comprender cómo vive el embarazo una adolescente se debe tener en cuenta que los cambios psicológicos, estarán condicionados por su historia de vida, por la relación con el progenitor de su hijo, por la situación con su familia, por su edad y especialmente por su madures personal.
El embarazo cambia la percepción que ella tiene de la vida, más aun si éste no ha sido planeado.
Surgen emociones fuertes y variadas.
- El tener que aceptar y enfrentar esta situación le produce tensión y angustia.
- La adolescente que se embaraza inesperadamente, sufre y se angustia.
Para el adolescente, una buena comunicación con su medio familiar es importante por la entrega de afecto y de amor. La joven que no logra satisfacer sus necesidades emocionales en su hogar, busca el afecto fuera de él y muchas veces inconscientemente el embarazo como una manera de asegurarse cariño.
Las relaciones sexuales precoces en la adolescencia temprana pueden ser un síntoma más de la mala relación entre los padres y entre padres e hijos, falla en la comunicación, falta de confianza, de tiempo y de afecto.
Una adolescente con carencias afectiva, en muchos casos sin educación ni formación sexual y sin una adecuada educación de la voluntad, fácilmente se dejara llevar por los impulsos instintivos.
La maternidad no programada casi siempre genera tensión, ya que la capacidad biológica y psicológica de la niña se ve fuertemente exigida, más aún si ha sido rechazada por su familia y abandonada por su pareja. Es así que siente amenazada sus necesidades básicas:

  • Necesidades de bienestar físico.
  • Necesidad de seguridad y protección.
  • Necesidad de aceptación y pertenecía a un grupo.
  • Necesidad de cariño: dar y recibir afecto.
  • Necesidad de ser estimada y respetada.
  • Necesidad de autorrealización.

La respuesta a ésta tensión puede producir desesperación, miedo, dolor, culpa, rabia, pena, angustia y podría llegar a la depresión.
Los efectos traumáticos del embarazo no deseado en una adolescente, dependerán de su personalidad y madurez, de algunas patologías previas, de la condición biológica, edad, condición social y significado de este hijo para ella.

Factores de Riesgo:
Hay numerosos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de embarazo en las adolescentes, entre los que se pueden mencionar:

  • Proveniencia de un nivel socioeconómico bajo.
  • Inestabilidad y conflictos familiares.
  • Embarazo de una hermana cuando era adolescente.
  • Madre con historia de embarazo adolescente.
  • Embarazo previo.
  • Enfermedad crónica de uno de los padres.
  • Presión por parte de sus pares.
  • Disminución del valor de la virginidad como pre-requisito para el matrimonio.
  • Período vital de mucha independencia emocional donde la adolescente, consciente o inconsciente desarrolla el deseo de embarazarse en ciertas situaciones de crisis.
  • Situación social carente de oportunidades reales de progreso.
  • Ignorancia de su propia fisiológica y del uso correcto de métodos anticonceptivos.
  • Familia con poca comunicación entre padres e hijos, donde los problemas sexuales no se discuten o se discuten en forma distorsionada.

Aunque en algunos casos el embarazo en las adolescentes puede llegar a término en condiciones que no alteren significativamente la calidad de vida de la embarazada, en la mayoría de los casos puede tener efectos desbastadores porque:

  • Conduce a una pérdida de autoestima que obliga a las jóvenes a buscar la ayuda de sus padres, cuando ya creía que había comenzado el camino hacia su independencia.
  • Produce una interrupción de sus relaciones grupales porque generalmente se ven incapacitadas de continuar sus actividades escolares o laborales. las adolescentes dejan de crecer con sus pares y pierden así un elemento de apoyo efectivo muy importante en sus vidas.
  • Hay una demora de su desarrollo personal.
  • En la mayoría de los casos, el embarazo altera la relación afectiva con el padre de sus hijos y con frecuencia señala el término de esa relación.
  • Si la adolescente se convierte en madre soltera, en la mayoría de los casos es estigmatizado no solo por su familia sino por su entorno social.

La Sexualidad y La Reproducción:
Los cambios en las prácticas sexuales y en la normatividad social al respecto han sido enormes en todo el mundo. Sin lugar a dudas, en las últimas décadas se ha dado una iniciación más temprana de las relaciones sexuales, paralelas a las faltas de prácticas anticonceptivas.
El resultado de estos cambios, en términos generales ha sido la desprotección de la sexualidad y la maternidad especialmente el adolescente.

Aspectos Sociales y Educativos:
Los organismos internacionales utilizan mayoritariamente el enfoque de riesgo, proveniente de la epidemiología social. Destacan las consecuencias adversas del fenómeno.
En particular el aporte brindado por la epidemiología social ha sido la búsqueda de factores de riesgo en el ámbito económico, familiar y psicológico.
El embarazo precoz aparece mencionado entre los primeros comportamientos considerados de riesgo en la adolescencia. Las posibles consecuencias adversas que se mencionan, según las cuales las adolescentes embarazadas constituyen un grupo de alta vulnerabilidad social son:

  • Separación de la familia.
  • Interrupción de la escolaridad.
  • Presencia de problemas de salud y emocionales.
  • Necesidad de asistencia pública.
  • Falla en el manejo del bebe.
  • Aparición de necesidades especiales para los padres y los hijos.
  • Aparición de abusos o negligencia que involucre a los padres o a los hijos.

El embarazo adolescente pone en riesgo la posibilidad de permanencia dentro del subsistema educativo en tanto son altas las tasas de deserción escolar y desempeño entre las madres adolescentes. Este grupo se constituye desde esta perspectiva, en un sector de muy alta vulnerabilidad debido a la interrupción precoz de su crecimiento como personas, tanto desde el punto de vista afectivo como intelectual, al verse sometidas prematuramente a atenciones y responsabilidades para las cuales carecen de preparación.

El tipo de hogar y el clima educacional del mismo influyen en el grado de participación y posibilidades de inserción en el mercado de trabajo.
Según esta perspectiva el grupo de las madres adolescentes corre el riesgo de reproducir el circuito de la pobreza, dado que se ven amenazadas las posibilidades de las jóvenes de integrarse socialmente, de producirse la deserción al sistema educativo la joven quedará situada en una posición de desventaja.
Cuando una adolescente se ha embarazado una vez, aumenta las posibilidades de que reincida.
La recurrencia del embarazo adolescente, podría desde esta perspectiva, conducir a la joven a profundizar su exclusión del sistema productivo. Es necesario pensar en estrategias que puedan llevarse a cabo desde el ámbito familiar y educativo, a los fines de prevenir situaciones como las anteriormente descriptas.

La Adolescencia De Las Adolescentes Embarazadas
La maternidad es un rol del periodo adulto de la vida. Cuando un embarazo sobreviene en esta etapa vital en el que la mujer no puede desempeñar adecuadamente ese rol, todo el proceso se verá perturbado en diferente grado.
La mayoría de las madres adolescentes pertenecen a sectores sociales muy desprotegidos. En las circunstancias en que estas jóvenes crecen, el proceso de adolescencia tiene características particulares.
Es común que deban asumir responsabilidades impropias en esta etapa de la vida, reemplazando a sus madres que salen a trabajar, viéndose privadas de las actividades que corresponden a su edad y confundiendo su rol dentro del grupo, pasando a ser una "hija-madre".
Al llegar a la adolescencia deberán lograr su propia identidad superando la confusión en la que han crecido.
También es común encontrar en la historia de las madres adolescentes figuras masculinas cambiantes que no ejercen un rol ordenador y de afectividad paterna, impidiéndoles adquirir confianzas y seguridad en el sexo opuesto. Esto ocurre a veces aún sin el propio padre biológico.
Muchas veces, en su búsqueda de afecto o por temor a perder el que creen que tienen, se someten a relaciones con parejas que las maltratan y se han detectados casos de explotación sexual, para mantener un status de estabilidad.
El despertar sexual suele ser precoz y muy importantes en sus vidas carentes de otros intereses: con escolaridad pobre, faltas de proyectos (laborales, de uso de su tiempo libre, de estudio), modelos familiares de iniciación sexual precoz, estimulación de los medios, inician a muy corta edad relaciones con chicos también muy jóvenes, con escasa comunicación verbal y predominio del lenguaje corporal.

Se involucran en relaciones sexuales sin protección anticonceptivas o contra enfermedades sexuales transmisibles, buscando a través de sus fantasías un gran amor que compensen sus historias de carencias.

Actitud Hacia la Maternidad:
El embarazo en la adolescencia es una crisis vital que se sobre impone a la crisis de la adolescencia.
Abarca profundos cambios somáticos y psicosociales, con un incremento de la emotividad y la acentuación de conflictos no resueltos en etapas anteriores.
En la mayoría de los casos, es un evento no planificado, Por lo tanto, ante el hecho consumado, la adolescencia puede adoptar, diferentes actitudes que van a depender de su historia, de su contexto familiar y social y en gran parte de la etapa de la adolescencia que está transitando.

  • En la adolescencia temprana: (Por debajo de los 14 años) las adolescentes se vuelven más dependientes de sus propias madres y no hay lugar para una pareja, aunque esta exista en la realidad. Son incapaces de distinguir a su hijo como un ser independiente de ellas.

Cuando un niño nace no puede hacerse cargo de su crianza, quedando por lo tanto a cargo de su abuela.

  • En la adolescencia media: (14 a 16 años) en que se está estableciendo la identidad de género, el albarazo se relaciona con la expresión del erotismo, hecho que se pone de manifiesto en la vestimenta que suelen usar y la ostentación raya en el exhibicionismo que hacen de su vientre.
  • Es común ver una "dramatización" de la experiencia corporal y emociona; la joven se siente posesiva del feto, que es interpretado como un instrumento poderoso para la afirmación de su independencia de los padres.

Son frecuentes los cambios de los estados de ánimos oscilando entre la euforia y la depresión. Tiene temores por el dolor pero también aparecen los temores por la salud del hijo y adoptan actitudes de autocuidado hacia su salud y la del niño.
Con un buen apoyo familiar y profesional pueden desarrollar un rol maternal y es muy importante para ellas la presencia de un compañero; no es infrecuente que ante el abandono del padre del bebe, la joven constituya inmediatamente otra pareja, aún durante el embarazo.

  • En la adolescencia tardía: (después de los 18 años) el embarazo es muchas veces el elemento que faltaba para consolidar su identidad y formalizar una pareja; para muchas adolescentes eso se logra con el papel de madre Joven.

La crianza se lleva a cabo sin muchos inconvenientes.

El Padre adolescente:
La pareja que acompañará a la madre adolescente en la crianza del niño es, en la mayoría de los casos, también un adolescente.
Si la adolescente no está preparada para ser madre mucho menos lo está el varón para ser padre, sumado a que la cultura en que se da la maternidad adolescente, el varón se desliga muy fácilmente de su papel y las generaciones pasan a ser criadas y orientadas por mujeres.
Esta exclusión del varón provoca en él sentimientos de aislamiento, agravados por juicios desvalorizadores emitidos por su propia familias y sus amigos, "conque lo vas a mantener", "seguro que no es tuyo". Aquellos padres que están ambivalentes frente a su paternidad pueden terminar de aislarse sin son objetos de estas actitudes.
Un varón se enfrenta en el momento de la noticia de su paternidad a todos sus mandatos personales (familiares), sociales y también sus carencias.
En una adolescente esto se exacerba, tanto por la estructuración axiológica propia de esta edad (altruismo, lealtad, etc.). Como por su dependencia económica y afectiva.
Para intentar mantener a su propia familia, trabaja y muchas veces deben abandonar sus estudios por este motivo.
El adolescente varón, que tiene que implantarse una independencia frente a su pareja y la familia de esta, siente que se desdibuja su rol, que se lo responsabiliza de la situación, objetando su capacidad de "ser padre".
Las carencias a las que se enfrenta (por su baja capacidad a su edad y su escolaridad muchas veces insuficientes para acceder a trabajos de buena calidad o bien remunerados) lo obligan a hacer "adoptados" como un miembro más (hijo) de su familia política o reubicarse como hijo-padre dentro de la propia.
Este estado de indefensión hace que la relación con su pareja sea confusa por su propia confusión y esto le genera una gran angustia.

Consecuencia de la Maternidad-Paternidad Adolescente:
A las consecuencias biológicas cuando el embarazo se desarrolla en condiciones desfavorables, debemos sumar las consecuencias psicosociales de la maternidad-paternidad.
Consecuencias para la adolescente:

  • Si la adolescente estaba concurriendo a la escuela, es muy probable que abandone sus estudios al enterarse que esta embarazada o cuando deba criar al niño. Esto reduce en el futuro sus chances de acceso a empleos de mejor categoría y sus posibilidades de racionalización personal a través de un estudio de su elección.
  • También le resultará más difícil tener empleos permanentes, con beneficios sociales.
  • Las parejas adolescentes tienen como características ser de menor duración y más inestables. Esto suele magnificarse por la presencia de un hijo, ya que muchas se formalizan forzadas a partir de esa situación.

Consecuencias para el hijo de la madre adolescente:

  • Los hijos de madres adolescentes tienen un riesgo mayor de nacer con bajo peso, según las circunstancias en que se haya llevado a cabo el embarazo.
  • Es muy importante el alto riesgo de estos niños de ser sometidos a abusos físicos, negligencia en los cuidados de salud, desnutrición y retardo del desarrollo físico y emocional.

Consecuencias para el Padre adolescente:

  • Al tener que hacerse cargo de una familia a edades muy tempranas, es frecuente la deserción escolar para salir a trabajar.
  • En general, tienen trabajos de menor categoría e ingresos más bajos que sus pares y están sometidos a la explotación más vil y a un estrés inapropiado para su edad.

Vínculos:
El vinculo es una estructura compleja, que incluye un sujeto, un objeto, su mutua interrelación con procesos de comunicación y aprendizaje.
Se puede definir al vinculo como una relación particular con el objeto, la forma una pauta de conducta que tiende a repetirse automáticamente, tanto en la relación interna como en la relación externa con el objeto. Tenemos así dos campos en el vínculo: un campo interno y un campo externo.
Estas relaciones ínter subjetivas son direccionales y se establecen sobre la base de necesidades, fundamento motivacional del vinculo.
Todo vínculo, implica la existencia de un emisor, un receptor, una codificación y una decodificación del mensaje.
En toda estructura vincular, el sujeto y el objeto interactuan realimentandose mutuamente. En este interactuar se da la internalización de esa estructura relacional, que adquiere una dimensión intra subjetiva. El pasaje o internalización tendrá características determinadas por el sentido de gratificación o frustración que acompaña a la configuración inicial del niño, el que será entonces un vinculo "bueno" o un vinculo "malo".

Dificultad para el Vinculo con su hijo:

  1. Incapacidad para discriminarse del bebe: Lo que las lleva muchas veces a establecer vínculos simbióticos con él. Cuando ese tipo de vinculación las ahoga, pueden llegar a descuidarlos y/o maltratarlos.
  2. Priorizan su demanda sobre las necesidades del niño: Al ser ellas todavía demandantes por su corta edad, no tienen la capacidad de contener al hijo.
  3. Tienen poca tolerancia a la frustración: Les cuesta entender que el hijo no es como ella quiere ni hace lo que ella desearía justo en ese momento. Muchas veces esto le produce enojo con el niño, con consecuencias que pueden ponerlos en riesgo.

Contexto provincial
Maternidad adolescente
Tienen entre 12 y 19 años, no terminaron la escuela, ni están preparadas para el mercado laboral y buscan su destino cargando un hijo. Representan el 28% de las madres Chaqueñas. A las de clase media y media alta, las mantienen sus padres; las más pobres están totalmente desprotejidas y la pasan peor.
Según cifras oficiales, el 27% de los nacidos registrados en el Chaco durante el año 2000, son hijos de madres menores de edad, la cifra representa a 6000 chicas aproximadamente, menores de 19 años, niñas algunas, con 11 o 12 años de edad.
Las menores de 15 años generalmente fueron víctimas de abusos deshonestos o violación por parte de mayores cercano a ellas.
El fenómeno, que erróneamente se asocia a los sectores más pobres, trasciende todos los estamentos sociales, geográficos y económicos de la provincia, desde el rincón mas olvidado de El Impenetrable (zona inhóspita ubicada en la cuña boscosa chaqueña al noreste de la Pcia.), a los barrios más ricos de Resistencia (Capital de la Pcia.).
Según estadísticas nacionales, el Chaco esta a la cabeza en la lista de provincias con mayor número de madres adolescentes. Otro triste récord que sobrellevamos los chaqueños junto a los de analfabetismo, mortalidad infantil, desocupación, deserción escolar, etc. esto no es casualidad porque los casos están relacionados.

El tema llevo a la Dirección de Estadísticas Sanitarias de la provincia a realizar un estudio sobre la situación sanitaria de los adolescentes chaqueños durante él ultimo año y las conductas de ese informe desnudaron la realidad.
La misma demuestra que las menores analfabetas y las que no han terminado la primaria están mas expuestas a quedar embarazadas. Si bien en toda la provincia representan el 20% de las madres adolescentes en toda la provincia, se detecta que en algunas regiones del interior el porcentaje asciende al 54%.

El 45% de las jóvenes madres no tienen pareja; el doble de las mujeres adultas en igual condiciones.

Otro de los factores de riesgo más grave en las madres adolescentes es la incidencia de la poca edad, en el bajo peso de sus hijos al nacer y por ende, las consecuencias en la salud del niño. También la mortalidad infantil es mas frecuente en esa franja etérea. En el sudoeste chaqueño, la zona que encabeza es la ciudad de Villa Angela, con el 48% de los nacidos vivos de madres adolescentes, no llegan a los dos años.
Finalmente, los riesgos de una maternidad precoz alcanzan la vida de la madre. El 20% de las muertes de las mujeres adolescentes en el Chaco se debe a complicaciones relacionadas con el embarazo, el parto o el puerperio.
Números fríos y estadísticas impersonales que revelan una emergencia cargada de emociones mezcladas y frustraciones.

El Chaco genera doscientas niñas Madres cada año.
Hablar de niñas madres implica también reconocer que los limites de la pobreza marcan un fenómeno cotidiano: Las mujeres que provienen de familias con recursos recurren al aborto como vía de escape, una alternativa que no tienen las de bajos recursos.
Las adolescentes madres tienen diferentes motivos para llegar a iniciar su vida sexual, en gran medida se trata de manifestar afecto. Un 12% expreso que se inicio sexualmente sin desearlo: "Estas adolescentes reconocieron que obraron o por presión psicológica, amenazas de abandono o perdida de amor por parte del varón o bien por la vía violenta".

Las pautas culturales sin embargo confunden las características del fenómeno, mientras para las familias occidentales una hija embarazada es un problema, los aborígenes consideran el hecho natural y no aportan mayores cambios a través del tiempo.
Los especialistas consideran como vital el rol de la información ya que la mayoría de las adolescentes no pueden indicar con certeza cuales son los días fértiles y en un 83% se observan que desconocen por completo los métodos anticonceptivos.
Los embarazos precoces en las niñas madres y posteriormente en sus hijos con respecto a la salud físicas y psíquicas son alarmantes. Este estado implica en las adolescentes una serie de responsabilidades y obligaciones que en general determinan la interrupción del desarrollo de la infancia en un momento crucial de su ciclo vital. La maternidad en la niñez lleva también, en muchos casos, a matrimonios o uniones que quizás no hubieran realizado en otras circunstancias y que padecen altos niveles de fracaso. Además dificulta o impide la continuación de los estudios o la obtención de un empleo, imponiendo una nueva carga económica sobre jóvenes mal equipados para enfrentarla o sobre sus familias.

Contexto Barrial
Barrio la Anunciación:
El barrio la Anunciación se encuentra localizado en la ciudad de Fontana, entre las calles Dr. Colusi y la calle 12; está rodeado por lagunas en la parte noroeste y en la parte sur limita con las vías del tren. Se encuentra dividido por 15 manzanas, pero que no responden a las reglamentaciones de catastro en cuanto a las dimensiones y espacios de las calles y casas.
Existen aproximadamente 340 familias, las que se diferencian en dos sectores: los antiguos pobladores (la gran mayoría se encuentra asentados a la vera de las vías del ferrocarril) y el asentamiento de nuevas familias, que provienen en su mayoría de zonas rurales que han emigrado a la ciudad.

Con respecto a los barrios lindantes, se encuentran Villa Floriani, Barrio Puerto Vicentini, Araza, Barrio Takay y Lote 204.
En cuanto a las familias en general, sus miembros se ubican en el sector informal de la economía, con trabajos inestables, tales como: changarines, albañiles, vendedores ambulantes y empleadas domesticas. El número de convivientes en los hogares, oscila entre 4 a 8 miembros con un número importante de hogares, donde la mujer se constituye jefa de hogar.
En relación con los servicios con los que cuenta la comunidad, se observan: Red de agua domiciliaria; corriente eléctrica; alumbrado público; lineas de teléfono; sistema de televisión por cable; cabe aclarar que en cuanto al servicio de transporte urbano, no ingresa ninguna línea de micros al barrio, para acceder al servicio deben trasladarce al Barrio Puerto Vicentini para acceder ha este servicio o al de remises.
Tampoco cuentan con el servicio de recolección de residuos en forma periódica, lo que genera sectores donde se acumulan basuras.
A nivel de recursos comunitarios, con el transcurso del tiempo se han ido incrementando nuevos recursos, entre los que encuentran:

  • La escuela primaria 236, a la que concurren el 60% de los niños del Barrio y el resto asiste al la escuela 33 Comandante Garrido del Barrio Puerto Vicentini y un porcentaje mínimo accede a escuelas de la ciudad de Resistencia.
  • Cuenta con un Jardín de infantes, que fue construido recientemente por lo que cuenta con el equipamiento adecuado para el funcionamiento.
  • En lo que refiere a la salud, cuenta con un Centro de Salud, cuya influencia abarca los barrios antes mencionados, el plantel de especialistas esta integrado por un medico clínico, un pediatra, una ginecóloga, un obstetra, una odontóloga y 8 auxiliares en enfermería. El horario de atención es de lunes a viernes de 6,30 a 20,00 horas y los sábados de 6,30 a 12,00 horas, donde se realiza una atención mínima.
  • Otros recursos con los que cuenta el barrio son una Iglesia Católica y tres templos Evangelistas, al que concurre un número importante de familias.
  • También funciona desde hace tres años, un centro comunitario, totalmente equipado, donde se realizan distintas actividades tales como, reuniones comunitarias, cursos de repostería, cocina, peluquería, defensa personal, corte y confección; destinadas a mujeres de 24 años en adelante, jefas de hogar. En el centro también funciona una escuela para adultos, orientada a jobenes de 18 años en adelante que no hayan terminado sus estudios primarios y tengan que trabajar y no puedan concurrir a la escuela en los horarios comunes. La escuela funciona diariamente de lunes a viernes (dos horas), de 20,30 a 22,30.
  • Dentro de los espacios verdes encontramos, una plazoleta de dimensiones reducidas, ubicadas al costado del barrio.
  • También funciona un playón deportivo, el que no es utilizado con frecuencia, por los problemas de falta de seguridad que existe en la zona.
  • Otro recurso importante es la Guardería Estatal (Casa del sol 16), que atiende niños de 6 meses a 11 años, hijos de padres que trabajan. Esta institución alberga en su ceno a 190 niños del barrio la Anunciación y aledaños. Esta institución dependen de la Dirección de Minoridad y Familia, Secretaria de Desarrollo Social de la Provincia del Chaco.
  • Además de este recurso, se encuentra el comedor de Caritas, que brinda asistencia alimentaria (desayuno y almuerzo) a niños de 6 meses a 12 años.
  • A nivel organizacional, funciona una comisión vecinal, una organización comunitaria y la comisión del centro comunitario. Estas instituciones del barrio presentan un fuerte perfil político partidario.

Rol Del Estado
La situación de la infancia y de la adolescencia se encuentra sujeta a la dinámica socioeconómica general del país.
Durante muchos años la intervención social del Estado en la Argentina, manifestó características que la asemejaban a las condiciones propias del "Estado de bienestar" de los países centrales.
En ese contexto se desarrollaban importantes políticas públicas de fuerte sesgo distributivo y de activa presencia en lo social, que facilitaron la configuración de una estructura social en apariencia igualitaria e inclusiva.
Sin embargo en la década del 70 este modelo de intervención social comenzó a manifestar sus límites, agotado el modelo de sustitución de importación; el horizonte económico del país cambia radicalmente, llevando al Estado a perder de manera constante y sostenida su orientación universalista y el contenido nivelador de sus intervenciones.

En los 80, la situación se agrava con la crisis de la deuda externa para todos los países de América Latina, lo que combinado con fuertes desequilibrios fiscales y externos determinaron la adopción de políticas de ajuste del gasto público.
En los 90, las políticas macroeconomicas aplicadas comienzan a dar a las economías un marco de falsa estabilidad que posibilitan la apertura comercial del país y varios años de un supuesto crecimiento sostenido del producto bruto interno. Paradójicamente este crecimiento provocó, como efecto un aumento de la desocupación y un fuerte enriquecimiento de los sectores especulativos y monopolicos.
A partir del 2000, se cosecha los frutos imaginarios de crecimiento y estabilidad económica de la Argentina, el caos económico, la caída de dos Presidentes Nacionales, un alza descontrolada de la desocupación, devaluaciones de la moneda, la fuerte presión que ejercen los monopolios económicos foráneos, etc. Repercuten de manera radical en la destinación de fondos para la atención de la infancia, salud, educación, seguridad, etc.

Esta situación contextual cobra relevancia para el tema de la infancia y la adolescencia en varios aspectos, en forma directa, por el impacto que provoca dentro de la familia la necesidad de iniciar a los hijos en actividades laborales como parte de sus estrategias de subsistencia; e indirectamente, por que la mayoría de las políticas universalistas, las asignaciones familiares y la cobertura social se instrumentan a través del empleo en relación de dependencia.

En la actual crisis laboral se recorta enormemente la pretensión de universalidad del modelo de política social históricamente desarrolladas, enfrentándonos al desafío de replantearlo a partir de una propuesta de integración e inclusión de todos los sectores sociales, que vaya mas allá de las relaciones formales de empleo.
Si bien todo lo expuesto anteriormente, aporta una somera descripción de la realidad, en general, pero no se puede dejar de lado las situaciones que afectan a los niños y adolescentes. Estas situaciones están vinculadas con las necesidades materiales e inmateriales tales como: proyectos de vida, desarrollo de potencialidades, espacios de participación e integración; estas necesidades deben ser consideradas al memento de formular una política de atención que tienda a la protección integral.

La situación planteada se torna mucho más preocupante para la población infantil y adolescente de los sectores carenciados, si se tiene presente que a lo largo del siglo se ha volcado sobre ellos, un conjunto de políticas e instituciones de protección especial, que además de resultar sumamente costosas han tenido efectos estigmatizados y opuestos a los objetivos declarados (por los funcionarios de turno) de integración social. Por otro lado, la falta de articulación e integración de políticas y programas sociales, sigue atentando contra la eficacia de la intervención del Estado.

La mayoría de los recursos existentes que pueden potenciarse a favor de la infancia y la adolescencia, se hallan al nivel de la familia y la comunidad, siendo tarea del Estado fortalecerlos, incrementando y/o resignando los recursos existentes, dado que el primer deber del Estado es generar condiciones mínimas de justicia social, luego fortalecer aquellos programas de atención de necesidades sociales en términos de nutrición, salud, educación, acceso a la tierra urbana y a la vivienda y ofrecer servicios que fortalezcan en el plano asistencial y promocionar la capacidad de las familias de ofrecer contención a los niños y jóvenes así como el apoyo frente a situaciones limites.

En cuanto a la adolescencia en general y la maternidad precoz en particular, hay carencias a nivel de políticas especificas, donde el Estado debe asumir su responsabilidad conjuntamente con la sociedad en el fortalecimiento de la calidad de vida familiar y a la prevención de situaciones de riesgo social que afectan a las familias, brindando adecuada protección a sus miembros frente a situaciones problemáticas, a través de las instituciones que constituyen el espacio por excelencia en que sé vehiculizan las políticas sociales dirigidas a un sector poblacional, configurando un campo de interrelación profesional del Trabajador Social y desde el cual toma contacto con el sector demandante.

Ambito provincial
Politicas sociales con relacion a la maternidad adolescente
A nivel de la provincia del Chaco, desde el ámbito estatal existen antecedentes de experiencia de abordaje de la maternidad adolescente desarrollados desde la Dirección de Minoridad y familia, dependiente de la Secretaria de Desarrollo Social, las que a continuación se detallan:

  • Año 1996: Proyecto "Aprendiendo a ser Mamá".

Duración: 01/09/96 - 01/01/97.
25 personas beneficiarias en el marco del Proyecto Servicios comunitarios.

  • Año 1997: Proyecto Nuestra maternidad.

Duración: 10/03/97 - 30/05/97.
20 personas beneficiarias en el marco del convenio formada por el Gobernador de la Provincia y el Presidente del Consejo Nacional del Menor; se elabora el proyecto "Niñas Madres", aprobados por el organismo nacional y provincial correspondiéndoles un presupuesto de ejecución del 50% a la provincia y el 50% al organismo nacional.
Los cambios operados en la conducción del organismo nacional imposibilitaron su ejecución. El 22/06/98 la Cámara de Diputados, sanciona la Ley 465/98 Programa Provincial de Preservación y Asistencia integral a las Niñas Madres.
Año 1998: se tomó el proyecto "Niñas Madres" para propiciar su reformación en el marco del nuevo paradigma de protección integral.

  • Año 1999: se inicia la experiencia en el abordaje de la problemática de las madres-adolescentes desde el Centro de Atención de la Alumna Madre, que funciona dentro de un establecimiento educativo en el turno noche, en la ciudad de Resistencia.
  • El Centro de Atención de la Alumna Madre, comienza a funcionar como una iniciativa de alumnos y directores, para dar respuesta a una de las necesidades de un sector de la población estudiantil: las madres adolescentes. la finalidad del servicio es brindar cuidados y atención a hijos de alumnas madres, que concurren al establecimiento en el horario nocturno y que no cuentan con un adulto responsable, para el cuidado del niño, posibilitando de esta manera que las alumnas terminen sus estudios.

La propuesta de trabajo del equipo técnico tiene como objetivo central, fortalecer el vínculo de la madre con el niño y su entorno familiar a fin de contribuir, orientar y acompañar hacia una maternidad responsable.
Esta experiencia se llevo y se lleva a cabo en la ciudad de Resistencia.

Situacion Social Condicionante Del Embarazo Precoz
El embarazo en las adolescentes es un problema de salud pública y desde el punto de vista social y se la considera "la puerta de entrada al ciclo de la pobreza"; estas jóvenes tienen siete veces mas posibilidades de ser pobres que las madres de mas edad, las probabilidades de divorcio son tres veces mayores y sus salarios serán considerablemente más bajos. Sus hijos tienen mayor riesgo de morvimortalidad y la alta proporción de ilegitimidad limita el acceso a los derechos legales y al cuidado de la salud.
En una sociedad subdesarrollada, desigual y patriarcal, la situación de la madre adolescente tiene connotaciones particulares, de acuerdo a su condición de clase.
La ocurrencia de embarazos en adolescentes, nos pone en presencia de un fenómeno social de proporciones alarmantes, que se inscribe mayoritariamente en zonas de alto deterioro económico y social, caracterizada por; elevados nivel de desempleo y subempleos, calidades precarias de vivienda, carencia de servicios básicos, severos problemas de contaminación, deficiencias alimentarias, etc.
Tales condicionamientos aumentan las posibilidades de desencadenamiento de situaciones conflictivas, que afectan directamente a la madre y el desarrollo físico, emocional y social del niño.

El Trabajo Social En La Problematica De La Maternidad Adolescente
Es necesario iniciar esta reflexión, partiendo del hecho que como Trabajadores Sociales buscamos el bienestar del hombre.
En esta época, los problemas que afectan al hombre no solo atentan contra la integridad biológica, si no también muchas veces lo lleva a la resignación, anulando su capacidad de pensar, de proyectar su vida y de buscar alternativas que le permitan su promoción como seres humanos. Dentro de este contexto, nos toca operar desde el trabajo social, donde los problemas sociales no son fáciles de superar, pero consideramos que es posible lograr siempre y cuando se tienda a la movilización y desarrollo de las capacidades del hombre como persona.
Partiendo de este marco, en relación a la problemática de la maternidad adolescente, que constituye una realidad con características propias y concretas, plantearemos el papel que cumple el Trabajo Social.
Sabemos que en esta problemática intervienen diversas disciplinas, dado que esta adquiere distintas dimensiones.
Esta realidad compleja, forma parte del campo de acción del Trabajo Social, en el cual es necesario conocer para así actuar y transformar.
Dentro de este campo, el Trabajador Social, como educador social diseñará líneas de intervención que apunten al fortalecimiento de la familia, al mejoramiento de los niveles de vida y a la concientización. Para ello es necesario generar un proceso educativo que lleve al desarrollo potencial de los actores involucrados, promoviendo actitudes de superación, de cooperación y ayuda mutua.

Desde nuestro rol de educadores sociales, debemos acompañar este proceso, a fin de que los actores reflexionen a cerca de sus situaciones problemas y brindar instrumentos que le permitan operar sobre su realidad para transformarlas.
El trabajador social, como facilitador de este proceso debe hacer hincapié en un trabajo interdisciplinario, creando espacios de discusión de estrategias conjuntas de intervención para el abordaje de la problemática.
En este sentido irá articulando acciones con los distintos recursos de la comunidad, siendo además el nexo entre estos recursos, las adolescentes y su entorno familiar, apuntando a la optimización de los medios.
Con respecto al ámbito familiar del adolescente; se trabajará para promover espacios de comunicación, de contención y mejorar las relaciones interpersonales.
Como síntesis de lo expuesto anteriormente cabe destacar que en el diseño de alternativas de acción transformadoras, es fundamental la participación activa de los actores sociales, para que el hombre actúe en su medio y se realice como persona, descubriéndose en sus potencialidades, asumiendo la responsabilidad de su propia intervención individual y colectiva.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda