Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Artículo sobre el Ladino

Enviado por jgangel



Partes: 1, 2

  1. Yo avlo, meldo i eskrivo djudio.
  2. Ladino, Españolit, Djudezmo, Judeo-español
  3. El Ladino como lengua moderna.
  4. Una historia y un esfuerzo
  5. Una discusión
  6. El Ladino, una lengua cultural y de memoria
  7. La discusión
  8. Bendiciones (Benedysiones)
  9. La memoria

Nota: debido a la facilidad de quien habla español para entender buena parte de lo que se escribe en Ladino, este artículo contiene fragmentos (que van en cursiva) en la lengua de los judíos sefardíes de Europa Oriental y Asia Menor. Esto para notar la vitalidad del Ladino y la evolución que trae consigo este idioma. Las dichas y refranes, debido a que a veces tienen palabras turcas, griegas o hebreas, han sido traducidos cuando presentan alguna dificultad.

El autor.

YO AVLO, MELDO I ESKRIVO DJUDIO.

(Algunas anotaciones sobre el Ladino).

Por José Guillermo Anjel R*.

A Moshé Rahmani y a Rosina, empecinados en que sigamos existiendo a través del Ladino. Y al Dr. Eugen Heine, por su magnífico libro sobre los sefardíes.

"A parientes y amigos, como a nosotros los niños, nos hablaban en ladino. Este era el idioma vernáculo, castellano antiguo; posteriormente lo he escuchado a menudo y no lo he olvidado".

Elías Canetti. La lengua Absuelta.

"Vo avlar por todas las okaziones onde los proverbos, dichas, konsejos i konsejas, ets. aiudan.  Vo avlar por la musika ke muestros nonos trusheron de la Espanya.  Vo avlar por las kuras i melizinas de las mujeres.  Ets..."

Carta de invitación a una conferencia sobre Ladino.

Puerta de entrada.

Los judíos sefardíes, especialmente en Turquía, Grecia y algunas comunidades de Jerusalén y la península balcánica, hablan una lengua propia, heredada en parte de aquellos judíos que salieron de España en 1492 y ya completamente conformada, durante los últimos quinientos años, por los rabinos y eruditos descendientes de judíos españoles establecidos en otros países. Esta lengua se llama Ladino, aunque también se la conoce como Djudezmo, espanyolit o Djuidio.

La palabra Ladino, antes que una nominación que se hace de una lengua, quiere decir traducido. Ladino viene del verbo enladinar, traducir, y tiene su origen en los trabajos hechos por los judíos, moros y cristianos que trabajaban en las escuelas de Traducción de Toledo, en los tiempos de Alfonso X, el sabio. Al traducir los clásicos del hebreo, el griego y el árabe a la lengua local de entonces, los enladinizaban. Se dice que fueron los judíos los primeros en llevar a la lengua castellana los clásicos literarios y científicos antiguos. Esto les valió de muchas criticas porque vulgarizaban los textos clásicos al traducirlos a una lengua inferior (la popular) y no a una superior, el Latín, adecuada para expresar nociones complejas.

Ladino quiere decir, entonces, traducido a la lengua del pueblo (en el caso de los judíos sefardíes, de la comunidad), que es incluyente y de uso diario. Y que remite a una historia común y a un inconsciente colectivo de fácil significación y entendimiento, algo muy importante para la comunidad hebrea donde el individuo no existe sino el colectivo. No hay un judío sino unos judíos que se unen no sólo a través de tradiciones, creencias y liturgias sino mediante una lengua común, elemento básico de comunicación.

Pero el Ladino, a pesar de ser una lengua autónoma, no estuvo exenta de contaminaciones o de palabras traídas de otra lengua (en especial del hebreo) que dotaran de más sentido al entorno y la cotidianidad, las festividades religiosas y los encuentros sociales. En Turquía, Grecia y los Balcanes, los lugares donde existe más cantidad de ladino-hablantes, el ladino adoptó palabras de estos países y las ladinizó, es decir, les dio una sonoridad ladina, lo que llevó a que el ladino se enriqueciera en lugar de perecer por efecto de asimilación. Algo similar sucedió con el Yidisch, la lengua de los judíos de Europa Oriental. Vale la pena anotar que la pronunciación del hebreo moderno tiene la dicción sefardí, que lleva a que cada letra tenga su equivalente de sonido correcto al judeo-español.

Ladino, Españolit, Djudezmo, Judeo-español:

Kuando yo era una kriatura i rumpia un kristal en djugando mi nona me
araviava i me diziya 'ladino, ke sos un ladino'. Eya no savia el orijin de esta palavra, ma la uzava. Ladino era el djudio o arabo ke trezladava
tekstos a la lingua latina, es dizir ke 'ladinava', de modo ke al empesijo esta palavra dezinyava una persona intelijente. Despues la Istoria izo ke dezinyara al djudio. En la aktualidad en Espanya sinyifika ken es intelijente ama ovra mal
.

Tomado de una correspondencia.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda