Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Características Medioambientales y Riesgos en la salud por los Materiales de Construcción en las Edificaciones

Enviado por Arelys Agostini



  1. Características
  2. Síntomas de envenenamiento por emisiones de residuos tóxicos.
  3. Los productos o materiales de construcción
  4. Bibliografía

INTRODUCCIÓN

Habitualmente oímos hablar de ecología en términos de contaminación ambiental, polución industrial, desequilibrio de ecosistemas, de especies en vías de extinción. Considerar la ecología como un problema externo a nuestras construcciones, sin prever la contaminación interior de los espacios arquitectónicos, significa despreciar factores importantes en el mantenimiento de la salud de sus ocupantes. Ecología y salud son dos caras inseparables de una misma moneda, pero no siempre se los considera a un mismo tiempo.

Hay muchos factores que inciden en la salubridad y el bajo impacto ambiental de una vivienda o construcción en general: el emplazamiento, la orientación, la ventilación, las instalaciones eléctricas, las aguas servidas, la calidad y el origen de los materiales.

Los materiales sintéticos empleados en las paredes y el mobiliario desprenden compuestos orgánicos volátiles (COV) que contaminan el aire interior. Muchos productos empleados en pinturas, lacas, barnices y adhesivos emanan tóxicos como el tricloroetileno, el benceno y el formaldehído. Otros materiales contienen plomo, mercurio o arsénico.

La exposición a químicos tóxicos afecta al sistema inmune. A largo plazo pueden contribuir al desarrollo del cáncer, malformaciones congénitas y otras enfermedades. Los síntomas pueden variar desde dolor de cabeza, depresión, estados gripales continuos. La mayoría de los productos tóxicos no sólo afectan la salud de los seres humanos, sino que afectan también a la naturaleza. La mayoría son derivados del petróleo.

Estas substancias tienen estructuras moleculares que no se hallan en la naturaleza, por lo que los ecosistemas no están preparados para procesarlos fácilmente. No conocemos sus efectos a largo plazo.

La toxicidad de una sustancia puede ser a través de la piel, de la respiración, de la ingestión y del contacto con los ojos.

Los niños son particularmente sensibles a los contaminantes en las casas. Su tamaño y fisiología los hacen más vulnerables que un adulto. Los niños inhalan más aire por kilo de peso que un adulto, su ritmo respiratorio es diez veces superior. Hay mayores concentraciones de gases tóxicos a la altura de la nariz de un niño que a la de un adulto. Sus cuerpos no están aún preparados para resistir o procesar distintos tipos de agresión química. En definitiva tienen cerca del doble de riesgo de ser afectados por estos contaminantes. También hay que considerar los efectos sobre el embarazo.

En resumen: Si en los ocupantes de su casa padecen de continuas, recurrentes o variadas enfermedades, es probable que padezcan contaminación ambiental.

La utilización de materiales adecuados, que signifiquen un menor costo energético en su producción, que provengan preferiblemente de fuentes los requisitos para hacer de nuestras construcciones un lugar ambientalmente sensible, económicamente sustentable y humanamente habitable.

I.- CARACTERISTICAS MEDIOAMBIENTALES Y RIESGOS EN LA SALUD DE LOS MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN EN LAS EDIFICACIONES.

El impacto de la construcción de un edificio en el medio ambiente se produce desde la fabricación de los materiales hasta la gestión de los residuos generados por su demolición, pasando por la fase de construcción y de utilización del edificio.

El proceso de selección de los materiales es una de las fases en que más sencillo resulta incidir, económica y técnicamente, en la reducción del impacto medioambiental. A grandes rasgos, los tipos de impacto en los que podemos incidir al elegir los materiales pueden agruparse en cinco bloques:

EL AGUA

Los impactos relacionados con el agua incluyen todo los ámbitos relacionados con su ahorro y su posible contaminación al realizar vertidos de residuos. De este modo, debemos priorizar aquéllos materiales que no transmiten elementos tóxicos o contaminantes al agua, los mecanismos que permiten ahorrar agua en los puntos de consumo, las instalaciones de saneamiento para la gestión de las aguas residuales de diferentes orígenes y los sistemas que permiten reutilizar el agua de la lluvia o la depuración de las aguas residuales para su uso posterior.

LAS EMISIONES

Las emisiones generadas por los edificios pueden afectar a la atmósfera, lo que se traduce en un impacto local o global. Desde este punto de vista, deben priorizarse todas las soluciones que ayudan a reducir la emisión de los gases causantes del efecto invernadero, o las que hayan eliminado el uso de CFCs o HCFCs. Las emisiones también pueden deteriorar el ambiente interior de los edificios y perjudicar la salud de sus ocupantes. Deben evitarse los materiales que emiten compuestos orgánicos volátiles, formaldehídos, radiaciones electromagnéticas o gases tóxicos o de difícil combustión. En cuanto al ruido, se recomienda utilizar aparatos con niveles bajos de emisión de ruidos.

LA ENERGÍA

Cualquier actuación que conlleve un ahorro energético supone a su vez una reducción de los impactos, ya sea por el ahorro de recursos no renovables (petróleo, carbón, etc.) o por la reducción de emisiones de CO2. El uso de energías renovables es una solución completa, ya que éstas actúan sobre ambos parámetros, evitando así el consumo de energías convencionales y eliminando las emisiones. Existen otras opciones para reducir el consumo de energía (ya sea convencional o renovable), como los aparatos de bajo consumo energético, el uso de aislantes térmicos, los procesos de fabricación de bajo consumo energético o la cogeneración.

LOS RECURSOS

Es preferible utilizar materiales procedentes de recursos renovables. La reutilización y el reciclaje también son opciones válidas. En este grupo, pueden incluirse la madera de los bosques gestionados de forma sostenible y los materiales fabricados con material reciclado. Si se deben utilizar materiales que utilizan  recursos no renovables, como, por ejemplo, la piedra natural, debe darse prioridad a aquéllos cuyos procesos de extracción sean más respetuosos con el entorno. Asimismo, todos los productos con una vida útil larga contribuyen al ahorro de recursos.

LOS RESIDUOS

El hecho de que un material se pueda reciclar al término de su vida útil, o que contenga otros materiales reciclables, es un aspecto que debe tenerse en cuenta. Los residuos del reciclaje directo son aquéllos que no requieren ninguna transformación para volver a ser utilizados (por ejemplo, los sanitarios procedentes de una desconstrucción). Los residuos del reciclaje secundario son aquéllos que, tras algún tipo de transformación, se convierten en otros productos (por ejemplo, los áridos de hormigones reciclados). Deben rechazarse los materiales que se convierten en residuos tóxicos o peligrosos al final de su vida útil. Un ejemplo de estos materiales son los elementos órgano cloratos y los materiales pesados como el cadmio, el plomo, el mercurio o el arsénico.

LOS RIEGOS

La rapidez con que todo evoluciona no siempre permite garantizar que todos los materiales que salen al mercado están suficientemente desarrollados y probados para asegurar que su impacto en el medio ambiente y, especialmente, en la salud de las personas es nulo. La construcción no es ajena a estas limitaciones, principalmente relacionadas con el medio ambiente, la contaminación local y global, la calidad del aire interior de los edificios y, en algunos casos, con la calidad del agua potable. Parece evidente que, hasta ahora, el sector de la construcción no se ha preocupado demasiado por dichos aspectos; la fe ciega en las nuevas tecnologías comporta muchas veces la utilización de materiales poco experimentados, de los que desconocen muchas de sus características. Por otra parte, la constante investigación en el campo de la toxicología impulsa a los países occidentales a establecer disposiciones que limitan o prohíben el uso de sustancias tóxicas para el hombre.

A continuación exponemos una tabla de los principales elementos contaminantes que podemos hallar en los edificios, sus efectos y las posibles soluciones.

  MATERIAL/

SUSTANCIA

PROBLEMA

RECOMENDACIÓN

Aglomerado de madera, hardboard

Emanaciones de formaldehído de las resinas ureicas y fenólicas

Evitar principalmente los productos a base de formaldehído ureico. Es preferible el contrachapado.

Aislamiento de espuma plástica (poliuretano o PVC)

Emanaciones de componentes orgánicos volátiles. Humo muy tóxico al inflamarse.

Evitar su uso. Buscar sustitutos como la viruta de madera o el corcho aglomerado.

Aislamiento de fibra de vidrio

El polvo de lana de vidrio es un carcinógeno, la resina plástica ligante contiene fenol formaldehído.

Sellar, evitando el contacto de la fibra con el aire interior.

Alfombras sintéticas

Acumulan polvo, hongos y producen emanaciones de componentes volátiles. Los adhesivos aplicados también emiten gases nocivos. Se cargan fácilmente de estática.

Es preferible evitarlas, en especial en lugares donde pudieran humedecerse. Si deben usarse, no emplee adhesivos. Pida bases de yute o lana y no de látex sintético.

Cañerías de cobre para agua (que requieran soldadura de plomo)

La soldadura de plomo (ya prohibida en muchos países) desprende partículas de este metal.

Solicitar soldadura sin plomo y contraflujo de vapor o agua sobrecalentada por el sistema antes de habilitar la instalación

Cañerías de plástico (PVC) para agua

Los solventes de los plásticos y adhesivos e hidrocarburos clorados se disuelven en el agua.

No utilizar cañerías de PVC para el agua potable.

Cemento/hormigón

Las gravas graníticas empleadas como áridos suelen ser radiactivas.

Existe la alternativa del bio-hormigón, fácilmente elaborable, disminuyendo la proporción del cemento y aumentando la de cal. El cemento blanco es más sano que el gris.

Ladrillos refractarios

Contienen distintos porcentajes de aluminio tóxico.

Elegir los colores más claros, que contienen menos aluminio.

Pinturas sintéticas de interior

Emanan componentes orgánicos volátiles y gases de mercurio.

Exigir pinturas al agua y libres de mercurio. Ventilar bien el edificio antes de ocuparlo. Existen pinturas de baja toxicidad.

Pisos vinílicos o plastificados

Producen emanaciones tóxicas del material y de los adhesivos.

Se puede sustituir por linóleo o corcho. El hidrolaqueado es menos tóxico que el plastificado. La cerámica es completamente no-tóxica.

Sistemas de acondicionamiento de aire

Los filtros mal mantenidos desarrollan hongos, las parrillas de condensación albergan gérmenes aeropatógenos, el sistema distribuye contaminantes.

Es mejor acondicionar el edificio que acondicionar el aire. Sistemas de calefacción y refrigeración solar pasiva son más sanos.

II.- SÍNTOMAS DE ENVENENAMIENTO POR EMISIONES DE RESIDUOS TÓXICOS.

COMO LOS RESIDUOS TÓXICOS PENETRAN EN EL CUERPO:

Estos pueden contaminar: AIRE, ALIMENTOS, AGUA.

La forma usual de entrada es por contacto directo con la piel, pero también pueden entrar por los ojos, boca (especialmente los niños) y pulmones. Son venenos y pueden causar intoxicaciones aún en muy bajas concentraciones.

Algunos son persistentes y pueden permanecer en el ambiente largos periodos antes de desintegrarse, acumulándose en los tejidos de la mayoría de los organismos vivos, que los absorben al respirar, ingerir alimentos o beber agua.

Algunos no se descomponen por los usuales mecanismos naturales de desintoxicación.

No siempre permanecen donde fueron aplicados y pueden rápidamente viajar largas distancias, incluso a zonas remotas del planeta.

Pueden bioconcentrarse alcanzando niveles de hasta 70,000 veces superiores a los del entorno, a medida que pasan a través de las cadenas alimentarías.

Los actuales niveles de seguridad no garantizan un uso seguro debido a que no toman en cuenta, entre otras variables, a los grupos vulnerables, las enfermedades preexistentes y las particulares variaciones en el metabolismo.

La exposición crónica a bajos niveles puede causar la bioacumulación de los tóxicos en los tejidos grasos.

Puede ocurrir una interacción tóxica, cuando han sido ingeridos, y una terapia preexistente con drogas o remedios.

Son venenosos para los seres humanos, las plantas, los animales y las especies silvestres.

  AGUDO CRÓNICO

NERVIOSO CENTRAL Y AUTONÓMICO

 Decaimiento, debilidad, parálisis, dolor agudo de cabeza, náusea, vómitos, pupilas pequeñas, visión borrosa, temblores, fiebre, dolores en manos, piernas, etc., sudor excesivo, salivación.

Incoordinación, movimientos desordenados del cuerpo, ataques parecidos a los de epilepsia, entumecimiento, inestabilidad, depresión aguda, dolores de manos, piernas, hormigueo.

OJOS, OÍDOS NARIZ Y GARGANTA

 Ardor, irritación y acuosidad de las membranas mucosas de los ojos, oídos, nariz y garganta.

Conjuntivitis, rinitis, dolor de garganta y daño ocular.

CORAZÓN Y CARDIOVASCULAR

 Pulso lento, arritmias, bloqueo cardiaco.

Dolores de pecho, problemas circulatorios, daño al músculo del corazón.

PULMONES

 Aliento corto, espasmos bronqueales, secreciones excesivas, cianosis, dificultad respiratoria por bronco constricción.

Asma, ardor e irritación, daño pulmonar.

URINARIO Y REPRODUCTIVO

 Orina frecuente, dolor y dificultad para orinar, incontinencia incontrolable. Aborto espontáneo.

Daño al riñón, esterilidad, malformaciones del feto.

MÚSCULO-ESQUELÉTICO

 Calambres musculares, estremecimientos, parálisis, contracción muscular.

Sensibilidad muscular, baja fuerza muscular, calambres musculares.

PIEL

  Ardor, picazón.

Dermatitis persistente, especialmente de manos, eczemas, granitos.

GASTROINTESTINAL

 Sed excesiva, náusea, vómitos, calambres y dolores abdominales, diarrea, pérdida del control de esfínter.

Sabor extraño en la boca, pérdida de peso, sangramientos internos.

HÍGADO

 Necrosis, mal funciones hepáticas.

Disrupción del sistema enzimático, baja tolerancia a los químicos y alcohol, hepatitis química, ictericia.

ENDOCRINO

Hipertiroidismo, hiperglicemia, suspensión de la función endocrina.

PSIQUIÁTRICOS

 Irritabilidad, pérdida de memoria y concentración, ansiedad, angustia.

Fatiga crónica, cambios de personalidad, problemas emocionales, lasitud, depresión, falta de manejo, torpeza, insomnio.

HEMATOLÓGICOS E INMUNE

 Depresión del sistema inmunológico (poca capacidad de defensa del organismo frente a enfermedades).

Anemias, problemas de coagulación, depresión de glóbulos blancos.

 FUENTE DE RESIDUOS TÓXICOS:

  • Tratamientos de madera en la construcción
  • Pinturas
  • Pegamentos
  • Barnices
  • Impermeabilizantes
  • Murales
  • Papeles
  • Plomo
  • Cadmio
  • Arsénico
  • Órganos cloratos
  • Entre otros.

III.- LOS PRODUCTOS O MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN

Para poder valorar el impacto de los productos que colocamos en un edificio, en primer lugar deben clasificarse. La dificultad reside en el hecho de que el nombre genérico "productos de construcción" incluye desde materiales tan básicos como la arena o el cemento hasta soluciones comerciales completas para un detalle constructivo determinado. 

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Adhesivos

Algunos materiales adhesivos se obtienen a partir de residuos renovables, aunque sus aplicaciones son limitadas. La mayoría de adhesivos son termoplásticos o compuestos que se obtienen de recursos renovables. En lo que se refiere a sus aplicaciones y usos, nos son de gran ayuda a la hora de rehabilitar y rehacer muchos elementos constructivos, lo cual permite alargar su vida útil. Por el contrario, su reutilización es prácticamente imposible. 

Los problemas medioambientales de los adhesivos aparecen sobre todo en su fase de aplicación, ya que suelen utilizarse encapsulados entre otros materiales.

Riegos a los seres humanos:

Los riesgos son, entre otros, la inhalación de vapores de disolventes orgánicos y la irritación de la piel o de los ojos por contacto. Para algunos tipos de tableros de partículas de madera, se utilizan como aglomerantes adhesivos que contienen formaldehídos, que pueden introducirse en el ambiente interior de los edificios.

Aglomerantes, conglomerantes, morteros y hormigones

El cemento es uno de los productos más utilizados en la construcción. Generalmente, sus materias primas (piedra calcárea y materiales arcillosos) proceden de recursos no renovables y su extracción tiene notable un impacto ambiental, como suele suceder con todas extracciones de minerales. En lo referente al proceso industrial, la obtención del clinker implica un elevado consumo de energía y, posteriormente, emisiones importantes de gases y polvo al molerlo.

Riesgos:

El polvo del cemento es nocivo para los pulmones e irrita la piel, tanto en estado seco como mezclado con agua.

En cuanto al hormigón y los morteros, suman las virtudes y defectos de los áridos, los conglomerantes y el agua. La creciente utilización de aditivos nos permite realizar ahorros en algunos de los componentes citados, aunque no debe olvidarse que algunos de éstos tienen también efectos negativos. Las posibilidades de utilizar áridos reciclados reducirá en el futuro el impacto de estos materiales.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Aislantes

Un buen aislamiento de los cierres de los edificios es el primer paso para reducir su consumo energético. Los materiales aislantes tienen orígenes y formas de presentación muy diferentes. Por ese motivo, aunque su utilización es beneficiosa en términos medioambientales, no lo es tanto desde otros puntos de vista, como veremos a continuación.

Las fibras minerales se obtienen a partir de materias primas no renovables no escasas (cristal o roca). Por otra parte, se precisa de una gran cantidad de energía para su transformación. Una vez obtenidas las fibras, se compactan con resinas sintéticas de diversos orígenes.

Riesgos:

Las fibras son irritantes para la piel, los ojos y las mucosas, y deben tomarse precauciones al colocarlas y al manipularlas. La discusión actual se centra en los riesgos que comporta para la salud que a largo plazo comporta su inhalación, como en el caso del amianto, pese a que, por su ubicación en los edificios, es difícil que se desprendan fibras en el aire durante la fase de utilización, salvo en el caso de los conductos de aire acondicionado que carecen de una cara protegida.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Áridos y granulados

Tanto las arenas como las gravas se obtienen de recursos naturales no renovables mediante actividades de extracción que tienen un impacto irreversible en la naturaleza. Asimismo, cabe añadir el consumo de energía que suponen dichas actividades y el transporte del material. Para evitar el impacto negativo de las canteras, es preciso rehabilitarlas una vez terminada su explotación.

En cuanto a los áridos procedentes de excavaciones para la construcción de edificios o urbanizaciones, lo más indicado es reutilizarlos en la misma obra como rellenos para redefinir la topografía del lugar.

Otra posibilidad es utilizar granulados reciclados procedentes de los residuos pétreos de los derribos. En un edificio de estructura de fábrica o de hormigón, el peso de los residuos pétreos varía entre el 95 y 98%. Esos residuos, convenientemente tratados en una central de reciclaje, se convierten en los granulados reciclados que podemos utilizar en subbases de viales o para la fabricación de hormigón de bajas resistencias.

Bloques diversos y piezas cerámicas

Generalmente, utilizamos estos elementos para construir los cierres y como estructura vertical. En el primer caso, es importante considerar las propiedades aislantes de estanqueidad; en el segundo, las relacionadas la resistencia y estabilidad estructural que ofrecen.

Los bloques de mortero o de hormigón están formados por una mezcla de agua, cemento y áridos. En cuanto al material en sí, presenta los mismos problemas que sus componentes. Los tratamientos a los que se les somete posteriormente con aire, vapor o en autoclave suponen gastos energéticos diferentes. Por ejemplo, los tratamientos que utilizan vapor crean el gasto más elevado.

Algunos bloques incorporan como materia prima residuos procedentes de depuradoras de aguas residuales (barros).

Cerramientos practicables

Un cerramiento practicable debe permitir la ventilación del espacio, debe ser translúcido y debe actuar como aislante térmico y acústico. Todas estas funciones, que pueden parecer incluso contradictorias, deben conseguirse mediante la carpintería, los cristales y las persianas.

El material utilizado tradicionalmente para los cerramientos ha sido la madera. Actualmente,  la oferta del mercado es mucho más amplia, así como las posibilidades de composición. La madera obtenida en explotaciones gestionadas de forma sostenible, preferentemente locales, continúa siendo el sistema más recomendado. La segunda opción son los perfiles de aluminio con ruptura de puente térmico, seguidos de los perfiles de acero. Un aspecto que se debe tener en cuenta en estos elementos es su conservación. En este sentido, la madera y el acero requieren  tratamientos superficiales, a diferencia del aluminio.

ACERO

El acero está compuesto de carbono e hierro, a los que se incorporan pequeñas cantidades de otros materiales. La composición es variable en función de las propiedades que se necesitan. Es un material muy utilizado en estructuras y otros componentes de la construcción. En general requiere tratamientos de protección a base de pinturas o de la galvanización con zinc.

El acero es el material común de construcción que tiene mejores prestaciones mecánicas. Su límite elástico es muy alto, de modo que pequeñas secciones soporta esfuerzos importantes. Es el caso de las estructuras metálicas, de las mixtas de hormigón y acero, o del hormigón armado.

Su durabilidad es limitada porque es muy sensible a los procesos de oxidación y corrosión en contacto con el agua, en atmósferas húmedas o agresivas. Sin embargo, aunque sus residuos estén en mal estado, es reciclable. Por esta razón, este proceso tiene un impacto ambiental inferior al de la fabricación de acero que no contenga residuos del material.

Riesgos:

El proceso de fabricación causa contaminación. Otros procesos secundarios (de tratamiento, como por ejemplo el niquelado) originan productos tóxicos y residuos de difícil eliminación. Asimismo, los residuos de soldadura son peligrosos para la salud.

LA MADERA

La madera es un material paradigmático en cuanto a la adecuación a los objetivos de respeto al medio ambiente. Si la gestión de la madera como recurso natural es correcta, el balance ecológico es positivo y el desarrollo de la actividad es sostenible. Además, el ciclo de vida natural de la madera puede reducir el efecto invernadero, ya que convierte el dióxido de carbono en oxígeno.

La madera es un derivado de un recurso renovable, y requiere mucha menos energía de producción que otros materiales estructurales. Aunque la longitud de los elementos estructurales es limitada (excepto en las secciones laminadas-encoladas) y aunque los esfuerzos que pueden soportar son menores que empleando otros materiales, en edificios de baja altura, es una alternativa que produce beneficios medioambientales. Además, los residuos de la transformación pueden ser reutilizados en forma de paneles aglomerados.

Riesgos:

El polvo que se origina en los trabajos de transformación de la madera producen irritación y algunos son tóxicos o tienen propiedades cancerígenas. Sin embargo, estos problemas están localizados en el proceso de fabricación y no se originan en cantidad suficiente en la ejecución de la obra.

La madera en su estado natural no es origen de enfermedades importantes. El peligro está en los tratamientos sintéticos que se le aplican. Por ejemplo, los humos provenientes de un incendio pueden resultar irritantes y tóxicos, y afectan a los ocupantes del edificio, si hemos utilizado productos para preservar la madera, adhesivos, etc.

Los materiales utilizados para proteger la madera cada vez presentan más peligro de ser cancerígenos. En este caso, como pasa con lo plásticos, la peligrosidad dependerá de la ventilación y del grado de volatilidad de los componentes nocivos sintéticos. Así, habrá algunos elementos que penetrarán en la madera y no se volatilizarán (materiales inorgánicos, como el cobre, arsénico, estaño, etc.) y algunos otros que se irán volatilizando a lo largo de la vida del compuesto químico (pentaclorofenol, benzol hexaclorida y dieldrin), que son desaconsejable. Se han realizado diferentes estudios que han permitido comprobar que en una habitación revestida con madera tratada, el porcentaje de elementos tóxicos en el aire es superior al permitido. A pesar de todo, el riesgo disminuye con una adecuada ventilación y limitación de los materiales tóxicos.

Además, la madera situada en locales poco ventilado y húmedo puede pudrirse y provocar enfermedades asmáticas. También los tableros compuestos que utilizan adhesivos como aglomerados pueden emitir partículas descompuestas y otros componentes perjudiciales para la salud.

PLÁSTICOS

El término plástico contiene una enorme variedad de materiales. En general, tienen buenas propiedades mecánicas y térmicas y, si se utilizan correctamente, presentan ventajas sobre otros materiales.

Los plásticos más utilizados en la construcción y que presentan una larga vida son los siguientes:

. PP Polipropileno - Tuberías de agua, de gas y de drenaje.

. UPVC Cloruro de polivinilo rígido. - Cubiertas, paneles de cerramiento, tuberías de agua y drenaje.

. PVC Cloruro de polivinilo plastificado o flexible. - Aislamiento eléctrico, láminas impermeables, pinturas para recubrimiento de metales.

. UP Resinas de poliésteres no saturado. - Compuestos a base de fibra de poliéster (GRP), revestimientos y adhesivos.

. PET Tereftalato de polietileno. - Botellas. Las aplicaciones en construcción aun están en vías de desarrollo.

. PMMA Metacrilato de polimetilo. - Aplicaciones para bajas cargas en acristalamiento, cubiertas y paneles de cerramiento.

. PC Policarbonato. - Aplicaciones para bajas cargas en acristalamiento, cubiertas y paneles de cerramiento.

. LDPE Polietileno de baja densidad. - Tuberías y láminas.

. HDPE Polietileno de alta densidad. - Tuberías, láminas y mallas.

. PUR Poliuretano. - Pinturas, espumas de aislamiento, sellantes y adhesivos.

. EPDM Etileno-propileno-cauchodieno (Caucho sintético) - Láminas impermeables para cubiertas y depósitos. Juntas.

. PS Poliestireno. - Aislamiento.

. PF Fenol formaldehído (Baquelita). - Moldeados y adhesivos.

. MF Melanina de formaldehído. - Laminados y adhesivos.

. CM Polietileno clorado. - Membranas impermeables para cubiertas y depósitos.

. ABS Acrilo-nitrilo-butadieno estireno. - Revestimientos y moldeados.

. PVF2 Cloruro de polivinilideno. - Pinturas para revestimiento de metales.

Los problemas medioambientales de los plásticos son los comunes en la fabricación de los materiales derivados del petróleo, el consumo de energía no renovable y las dificultades de su reciclado. Además, algunos plásticos usados como aislamiento utilizan como agente espumante el CFC. El problema del reciclado no es fácil de resolver. La naturaleza de los plásticos es compleja y muy variada, de forma que es extremadamente difícil reciclarlos. En consecuencia, la cantidad de plásticos de construcción que se reciclan es todavía muy baja.

El creciente desarrollo del PET en la industria tiene un alto interés ambiental. Se trata de un polímero singular que puede reciclarse fácilmente, aunque aun están en vías de desarrollo las aplicaciones para la construcción.

En general, los plásticos tienen un alto poder calorífico. Esta característica permite utilizarlos en sistemas de incineración que recuperan el calor, siempre que se resuelvan los problemas derivados de los humos tóxicos que se originan.

Riesgos:

Los peligros para la salud producidos por los plásticos normalmente están asociados al proceso de combinación de las diferentes materias que los componen. Aunque en general, cuando están combinados, son relativamente seguros, el proceso también puede ser peligroso cuando se combinan poliuretanos, resinas epoxicas, etc. en forma de pinturas, adhesivos y materiales similares.

Ante la gran cantidad de tipos de plásticos y de aditivos hemos considerado que sería mejor exponer el grado de toxicidad general.

Normalmente la toxicidad se produce a través de la ingestión y de la inhalación. La ingestión de algunos tipos de plásticos está relacionada con la ingestión directa (solamente en niños) y mediante la disolución en el agua. A pesar de todo, los plásticos utilizados en construcción son materiales inertes y de difícil degradación en partículas, siendo los riesgos bajos. La inhalación normalmente se produce cuando se puede volatilizar una cantidad determinada de partículas. El monómero vinilo clorito del PVC, el formaldehído y los ftalatos de ésteres son algunos de los componentes de los plásticos que se pueden volatilizar. Para que haya cierto riesgo, la concentración tiene que ser elevada y la ventilación nula. En este caso la peligrosidad también es baja, ya que casi siempre los espacios son ventilados y las concentraciones de los elementos volátiles en los plásticos son muy bajas.

  

   

 

  

  BIBLIOGRAFÍA

MADERAS Y SISTEMAS CONSTRUCTIVOS EN MADERA EN EL NEA

Sus Patologías, Acciones Preventivas y Correctivas en el Diseño, Ejecución y Uso.

Alias, Herminia M.

Jacobo, Guillermo J.

Universidad Nacional del Nordeste.

OBSERVACIÓN LATINOAMERICANA DE CONFLICTOS AMBIENTALES

Guía Preventiva de exposición a Plaguicidas

ABSOLUTE COATINGS

Fotos pisos de Madera

MATERIALES CONTAMINANTES EN LA CONSTRUCCIÓN

Arq. Garcén, Lilia

Geob. Claudio Ardohain

PAVCO DE VENEZUELA

Fotos Tuberías Plásticas

TODO ACERO

Fotos de Acero

EL MUNDO DE LA MADERA

Fotos de madera

RESIDENCIAS DORAVILA

Fotos

Diccionario de la Construcción

José Zurita Ruiz

Ediciones CEAC

COMPLEJO HABITACIONAL VIÑA DEL MAR

Fotos

 

 

 

Arelys Agostini


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda