Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El poder de la ideología

Enviado por fervillarb



  1. Análisis conceptual del término Ideología
  2. Formas de dominación política (Ideología y poder político).
  3. El poder de la ideología en el cambio social.
  4. Ajuste estructural e ideología neoliberal.
  5. Conclusión.
  6. Bibliografía.

Introducción.

La siguiente es una monografía que tiene por finalidad comprender la importancia que tiene el poder de la ideología en los procesos sociales y de esta forma pensar el aporta que se produce al campo de las Ciencias Sociales.

Entender el tema con objetividad resulta una tarea poco sencilla, debido a que las ideologías son productos que consumir, y de hecho todos los hombres se nutren de ella.

En primer lugar desarrollare un análisis conceptual del término ideología, explicando los grande aportes realizados por autores como Marx, Althusser y Gramsci.

Para proseguir con un extracto de la obra de G. Thernborn que nos servirá para ver al papel de la ideología en la organización y en el mantenimiento del poder político.

A posteriori se intenta explicar el funcionamiento del poder de la ideología en los procesos de cambio social, primero viendo los procesos de Movilización Ideológicas y luego analizando los sujetos políticos y la desviación ideológica.

Para culminar me adentro en los textos de R. Follari y Ramonet para, con los supuestos básicos de ideología expuestos, comprender la justificación ideológica del ajuste y la implicancia de la expresión "pensamiento único".

Desarrollo.

Análisis conceptual del término Ideología

Para comenzar sería bueno dar algunos conceptos sobre ideología.

El término ideología no cobró existencia hasta el año 1796, hasta que fue forjado por Cabanis, Destutt de Tracy y sus amigos. Quienes le asignaron por objeto la teoría (genética) de las ideas. Marx retoma el termino 50 años después y le da un sentido muy distinto: "La ideología pasa a ser el sistema de ideas, representaciones, que domina el espíritu del hombre o un grupo social".

Louis Althusser, desarrolla la teoría marxista del Estado y define los Aparatos ideológicos de estado que se presentan bajo las formas de instituciones distintas y especializadas (aparatos Ideológicos de estado escolar, familiar, religioso, jurídico, político, social, de la información, cultural, etc.) que funcionan principalmente mediante la ideología. Althusser se opone a la problemática marxista tradicional que ve en la ideología falsa conciencia, representación deformada de lo real que sería determina por el lugar ocupado por los individuos a nivel de las relaciones de producción. Althusser propone por el contrario una problemática de la ideología como práctica productora de sujetos: "Toda ideología tiene como función construir individuos concretos en sujetos".

Althusser no sale de la problemática instrumental que reduce el estado a un aparto de coerción (Aparto represivo de Estado). La dominación se impone por la fuerza y por la ideología. Althusser no logra liberarse completamente de la problemática economicista de la ideología porque queda prisionero de uno de sus aspectos: el reduccionismo de clase (todo sujeto es un sujeto de clase; cada clase posee su ideología paradigmática; todo elemento ideológico tiene una necesaria pertenencia de clase). (Mouffe. Pág. 125-129)

Gramsci, fue el primer marxista que estableció una problemática no reduccionista de la ideología. Niega la existencia de una ideología paradigmática para cada clase social y considera que el carácter de clase de un elemento ideológico no le es intrínseco sino que es el resultado del tipo de articulación al que este elemento está sometido, por lo tanto es posible transformar el carácter de clase de los elementos ideológicos.

Para Gramsci la ideología es pues "el terreno de una lucha incesante entre dos principios hegemónicos", es un campo de batalla en el cual las clases principales luchan por apropiarse de los elementos ideológicos fundamentales de su sociedad para articularlos a su discurso. No concibe la lucha ideológica como un enfrentamiento de concepciones del mundo predeterminadas que tendría su origen fuera de la ideología y cuya unidad y contenido estarían establecidos de manera definitiva. Su objeto no es destruir la concepción del mundo opuesta, sino desarticularla, transformarla, (Mouffe, C., Pág. 129-133)

Las ideologías son estructuraciones sociales típicas y exclusivamente humanas, cuya formación exige un alto desarrollo de los sistemas de signos, comenzando por el lenguaje. Como fuerza real social, toda ideología es capaz de invadir la sociedad en la que se forma y se convierte entonces en objeto de estudios para las ciencias sociales. (Rossi-Landi)

En el texto de Rossi-Landi se encuentra dos usos del término ideología: la llamada peyorativa de la ideología como "pensamiento falso"· (deforme, engañoso) y la llamada descriptiva de la ideología como "visión del mundo" y como "justificación o promoción de un sistema político". Se señala once concepciones de la ideología 1) mitología y folklore; 2) ilusión y autoengaño; 3) sentido común; 4) mentira, deformación y oscurantismo; 5) estafa o engaño consiente; 6) falso pensamiento en general; 7) sentimiento. (Rossi-Landi, Pág. 13-18; 29-34)

Formas de dominación política (Ideología y poder político).

Una vez enunciado algunos de los conceptos más importantes sobre el término ideología, haré referencia al papel de la ideología en la organización y en el mantenimiento del poder político.

Thernborn en su libro "La ideología del poder y el poder de la ideología" distingue seis tipos de dominación ideológica que operan todas en las sociedades democrático-burguesas, estas forman son:

  1. Adaptación: Se refiere a un especie de conformidad que permite que los dominadores sean obedecidos, pues los dominados están construidos de tal forma que consideran que para ellos hay otros rasgos del mundo más importantes que su actual subordinación y que la posibilidad de un régimen alternativo. La adaptación incluye también la posibilidad de una oposición adaptada. Ej.: puede haber ciertos aspectos del régimen existente que la gente está dispuesta a acoger con oposición y desobediencia, pero no a combatir de una forma sistemática en la medida en que sus demandas importantes se encuentran satisfechas.
  2. Inevitabilidad: Se refiere a la obediencia por ignorancia de cualquier tipo de alternativa. Es un elemento de la marginación política que conlleva un alejamiento del sistema político, que no es considerado susceptible de cambio sin que por ello se le concedan atributos de bondad o justicia. La marginación va acompañada de una visión cínicamente crítica de los dominadores.
  3. Representación: Es cuando se obedece a los dominadores porque se considera que dominan a favor de los dominados, y porque se considera que esta situación es buena. La representatividad de los dominadores puede basarse en una sensación de semejanza o pertenencia por la que los dominadores y dominados son vistos como pertenecientes a un mismo universo. Se trata entonces, de una representación carismática que puede ser anunciada por cualquiera.
  4. Deferencia: Es un efecto de enunciaciones de lo que es bueno a cerca de los dominadores, que son concebidos como poseedores de cualidades superiores que son cualidades necesarias para dominar y que sólo ellos poseen. Normalmente estas cualidades derivan de la descendencia y la educación.
  5. Miedo: Es un error habitual suponer que la fuerza pueda dominar por sí sola, cuando la verdad es que nunca puede hacerlo. Cuando la desobediencia conduce a una muerte cierta, siempre se pude elegir entre la resistencia y le muerte, por un lado, y la obediencia y la vida, por otro. El miedo es el efecto de una dominación ideológica que provoca la aceptación de la segunda solución. La fuerza y la violencia sólo funcionan como forma de dominación a través del mecanismo ideológico del miedo. Lo contrario sin embargo no es cierto: el miedo no sólo funciona cuando se ve apoyado por la fuerza y la violencia.
  6. Resignación: Al igual que el miedo, deriva de las consideraciones sobre lo que es posible en una situación determinada. Designa una forma de obediencia que deriva de las concepciones de la imposibilidad práctica de una alternativa mejor, más que de la fuerza represiva de los poderes existentes.

Estas dimensiones de la dominación ideológica tienen directa relación con la producción de consenso, la legitimación y la construcción de hegemonía, y están atravesadas por la fragmentación social y el nivel de la lucha de clases, producidos por la forma de acumulación predominante. (Thernborn, G., Pág. 77)

El poder de la ideología en el cambio social.

Una vez visto el papel desempeñado por la ideología en la organización y el mantenimiento del poder, se torna necesario comprender el cambio el funcionamiento del poder de la ideología en los procesos de cambio social, primero viendo los procesos de Movilización Ideológicas y luego analizando los sujetos políticos y la desviación ideológica.

Expliquemos el proceso de Movilización Ideológica.

Ahora bien, al hablar de movilizaciones siempre se traduce o manifiesta en practicas de movilizaciones políticas. La Movilización Ideológica comprende el establecimiento de un orden del día común para una masa de gente, es decir, la evaluación del aspecto o aspecto dominante de la crisis, la identificación del objeto decisivo y la definición de lo que es posible y de cómo debería lograrse. Las movilizaciones ideológicas, tienen siempre un fuerte componente existencial y nunca son reducibles a una conciencia de clase revolucionaría (Thernborn, G., Pág. 93).

Las Movilizaciones Ideológicas importantes, no brotan de las ruinas de la matriz material de una ideología previamente dominante. Tampoco parece deber mucho a la pertenencia o adecuación coyuntural de unos programas complejos o de grandes teorías. Las figuras claves en los procesos de movilización ideológicas no son los teóricos y los escritores, sino los oradores, los predicadores, los periodistas, los políticos y los iniciadores de acciones prácticas audaces. (Thernborn, G., Pág. 95)

Una mueva movilización ideológica implica dos procesos:

  • la descomposición de un viejo sistema de sometimiento-cualificación.
  • Y la recomposición de uno nuevo.

Thernborn da respuesta a que es lo que gobierna la recomposición de un nuevo sistema ideológico, y ve que hay tres posiciones lógicas que parecen haber proporcionado fuentes principales, en su proceso total de movilización.

Primero, es posible llevar a cabo una movilización ideológica sobre la base del pasado, de lo que ha existido, de experiencias, valores y símbolos pasados. Esto es lo que hacen los reaccionarios y los contrarrevolucionarios. (Movilización por reactivación).

Segundo, este tipo de movilización ideológica tienen lugar sobre la base de otra realidad presente (movilización por el ejemplo) que generalmente al aplicarlas no han alcanzado sus objetivos inmediatos.

Tercero, este tipo de movilización ideológica hace posible movilizar al futuro contra el presente, por ejemplo: como meta para una sociedad justa, como garantía de una victoria final en las luchas presentes o de la salvación frente al sufrimiento presente, etc. (Movilización por miedo anticipado).

Luego de ver los procesos de movilización ideológica, voy a expone el papel que cumplen los sujetos políticos en cuanto a su desviación política.

Se dice que el sistema ideológico de las sociedades nunca es estático, sino que cambia constantemente con las prácticas y las condiciones. Implica más un cambio en el discurso dominante que un cambio de discurso dominante. Este cambio ideológico se deriva de un cambio en el universo de los sujetos políticos distinto del desplazamiento de los dominadores. El caso más obvio es la maduración de las nueva generaciones, que en una sociedad cambiante han sido sometidos-cualificados bajo unas condiciones distintas a las de las generaciones anteriores. Pero los nuevos sujetos políticos, pueden surgir también de las luchas políticas y sociales.

No obstante, el conjunto de sujetos políticos a los que se les permite hablar o que son escuchados pueden igualmente restringirse.

Ahora bien, las expresiones ideológicas no solo cambian con las variaciones del número y el carácter de los participantes en la discusión ideológica, sino que el discurso de los dominadores también recibe esa influencia, y experimenta una desviación ideológica. Con el tiempo todos estos procesos pueden producir una considerable desviación ideológica en el discurso dominante al influir significativamente en las prácticas de quienes están al poder. (Thernborn, G., Pág. 92-101)

Ajuste estructural e ideología neoliberal.

Debido a que el ajuste, como lo dice R. Follari, se trato de una reconvención epocal, de una reconversión muy fuerte de la condiciones de ejercicio de lo económico y de lo político; es necesario aquí distinguir que el ajuste no solo se trata de un condicionamiento objetivo dado por la forma de acumulación económica a nivel mundial, sino también sobre las relaciones de fuerza políticas e ideológicas; lo que nos introduce a una vez expuestos los supuestos básicos de ideología, a la justificación ideología del ajuste.

La violencia y la fuerza del ajuste estructural es enorme, y las modificación histórica de rol del Estado, del rol de los sindicatos, del rol de las distintas fuerzas sociales y del peso de lo privado y lo publico en la economía (Sujetos políticos ideológicos) se ha modificado de una manera sorprendente.

R. Follari, plantea algunos puntos que a el le parecen importantes en el apoyo ideológico que logró legitimar la posibilidad del ajuste, estos son:

  1. Se ha impuesto que donde no hay mercado, no hay democracia, y si hay democracia hay libre mercado.
  2. Tiene que ver más con la legitimación misma e indica la disminución de la autonomía de lo político en relación con la concentración económica. Hoy en día el lobby de los grandes grupos económicos permanentemente opera sobre la política y le deja muy poco espacio.

Para concluir con el desarrollo del tema haré referencia al pensamiento único teniendo en cuanta que la expresión "pensamiento único" traduce en términos ideológicos pretendidamente universales los intereses de un conjunto de fuerzas económicas, en particular los del capital internacional.

Ramonet decía "Atrapados. En las democracias actuales, cada ves son más los ciudadanos que se sienten atrapados, empapados en una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente, envuelve cualquier razonamiento rebelde, lo inhibe, lo perturba, lo paraliza y lo acaba por ahogarlo. Esta doctrina, es el pensamiento único, el único autorizado por una invisible y omnipresente política de la opinión".

A mi entender y para concluir, este término trata de englobar las decisiones políticas favorables a los intereses del capita internacional, y contrario a los intereses locales, lo cual implica en términos potentes que la economía supera a la política.

Conclusión.

El desarrollo de la monografía debería ser más extenso, en verdad es difícil sintetizar el tema, pero considero que alcanza a precisar las características que a mi entender me parecían los más importantes.

Para terminar, me gustó la conclusión a la que llega Thernborn al finalizar su libro: "La ideología del poder y el poder de la ideología", en la cual dice: "El poder de la ideología no solo opera en coyunturas de un elevado dramatismo, sino también en procesos lentos y graduales. Las ideologías no sólo consolidan los sistemas de poder; también pueden ser la causa de su hundimiento y su desviación como si se tratara de bancos de arena: todavía en pie, pero no de la misma forma ni el mismo lugar".

Por último, las ideología no sólo somete a la "gente" a un orden dado, también la capacita para una acción social, conciente, incluso para las acciones orientadas a un cambio gradual o revolucionario. Es más acertado considerar las ideologías no como posesiones, sino como procesos sociales. En estos procesos continuos las ideologías se superponen, compiten, chocan y se hunden o se refuerzan unas a otras.

Bibliografía.

  • Mouffe, C., (Hegemonía, política e ideología, en Labastida 8 comp.) Hegemonía y alternativas políticas en América Latina, México S. XXI, 1986.
  • Rossi-Landi, F., Ideología, Editorial Labor, Barcelona, 1980.
  • Thernborn, G., Ideología del poder y el poder de la ideología, Editorial S. XXI, Madrid 1987.
  • Follari, R., La justificación ideológica del ajuste.
  • Ramonet, I., El pensamiento único, Revista Gallopinto Nº 29, mayo 1996.

 

 

 

Fernando Villar

 

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda