Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Evolución del pensamiento geopolítico

Enviado por bquaglio



 

Comentario al libro:
"Evolución del pensamiento geopolítico:
"un diálogo entre la geografía y la historia".
Del Profesor Bernardo Quagliotti de Bellis (Uruguay),
Es un honor realizar un comentario de este libro por varias razones.
Primero, como describo a continuación, el libro es un excelente repaso del pensamiento geopolítico que evoluciona a través de los siglos por teóricos excelentes en el mundo Occidental. Con claridad, el texto contribuye en el campo de la Geopolítica; extiende la teoría y profundiza en la misma.
Segundo, Bernardo Quagliotti de Bellis ocupa él mismo un lugar de importancia en el pensamiento geopolítico dentro del hemisferio occidental, a partir de la fundación en 1979 de la Asociación Latinoamericana de Estudios Geopolíticos e Internacionales dirigiendo, además, la revista GEOSUR, un forum líder para el intercambio de ideas y pensamientos geopolíticos de las Américas.
Tercero, con derecho, Quagliotti de Belllis, es un erudito líder de la geopolítica, quien habiendo ya publicado una gran variedad de libros, artículos y estudios de investigación, ha logrado ser uno de los primeros en presentar, el concepto geopolítico de integración e incluirlo en el léxico de la geopolítica latinoamericana.
Cuarto, en una aspecto personal, he publicado un número de artículos en GEOSUR- en algunos casos, artículos experimentales de mis ideas que quería compartir con otros, pero por escrito. Él ha sido muy amable al aceptar mis manuscritos para su publicación y su ayuda ha contribuido en relación a mi carrera académica y mi investigación en la política.
Para todos nosotros, ante este importante y maravilloso estudio de la Geopolítica, le extiendo nuestros saludos y agradecimiento por su guía y contribución.
El libro es de vital importancia en el tema de la geopolítica. Bien escrito y organizado, con una investigación sólida, hábilmente ilustrado con mapas y diagramas, las diferentes teorías y conceptos excelentemente analizados, este texto provee al lector conocimiento de esenciales períodos históricos y las mejores descripciones en la evolución del pensamiento geopolítico. Además, el alcance del autor es universal, por su amplio conocimiento, que incluye el Oriente, Mediano Oriente y África, así como Europa y las Américas. En particular, Quagliotti de Bellis es un experto al definir conceptos y teorías, para mí algo de vital importancia para el estudio de la Geopolítica, y luego él une tales generalizaciones con eventos y personalidades. Asimismo, contribuye en forma muy amplia al revisar y comparar a los autores clásicos, sus programas e ideas. Ilumina temas geopolíticos en general, conectando a éstos con eventos históricos, con citas de autores excelentes y, por tanto, con la evolución del desarrollo político. Debo aclarar que gocé mucho leyendo su libro y que me sentí estimulado por el alcance de los conceptos vertidos.
Dentro de esta descripción, el libro de Quagliotti de Bellis debería ser leído especialmente por eruditos norteamericanos de Relaciones Internacionales y de Geopolítica, pues su trabajo contiene un método valioso que la mayoría de nosotros no ve, fuera del hemisferio sur. Su estudio de la Geopolítica tiene un gran alcance, mientras que el nuestro, el del Norte es mucho más limitado en magnitud. El libro posee interés en teoría e historia, las que se aprecian muy poco en el pensamiento geopolítico existente de los Estados Unidos. Por ejemplo, Quagliotti de Bellis, con metodología interdisciplinaria, examina geología, religión, antropología, música con relación a la Geopolítica. También nos proporciona el pensamiento de los antiguos; de la Edad Media y de la Época Contemporánea, porque todas esos tiempos son importantes para comprender el presente y soslayar el futuro. La vitalidad y la inteligencia de todas las épocas están vivas en este libro de Quagliotti de Bellis , los cuales deben ser consideradas de vital importancia para nosotros.
De particular importancia para mí, como teórico en el campo de la Geopolítica, son varias las secciones destacadas del libro. Por ejemplo, en las páginas 99-112, "La apreciación política," Quagliotti de Bellis sugiere seis "etapas relacionadas una con otra," las cuales son profundas para construir y extender el modelo geopolítico. Apoyo sus intenciones de aplicar fórmulas matemáticas/estadísticas en teorías posibles de evaluación (p.103) y para delinear probables relaciones que pueden ser aplicadas a la política exterior (p.106). Los ciclos de Modelski y de Kondratieff también son muy apropiados en el modelo geopolítico (p.154-157). Finalmente, sus proyecciones políticas hacia el futuro (p.177-184) deberían alertar a sus lectores a situaciones importantes. Todas estas áreas y otras analizadas en el libro, han provocado mi investigación y motivación para una mayor construcción teórica.
Al estar muy estimulado por este libro, sentí que era apropiado para este comentario, enumerar lo que creo que son varias áreas de comparación entre la Geopolítica de estas dos partes de nuestro Hemisferio Occidental. ¿Está empezando a aparecer entre Sur y Norte una convergencia y fertilización de intercambio de métodos? O bien, ¿cómo podríamos incrementar esa convergencia y fertilización de intercambio de ideas en el presente y en contactos futuros? De cualquier modo, el libro de Quagliotti de Bellis debería ser el punto de partida vital en este nexo.
En una primera comparación entre la geopolítica del Norte y del Sur, veo diferentes ambientes propios de receptividad para el estudio y la práctica de la Geopolítica: el ambiente latino, creo es más fértil que la norteamericana. En el Cono Sur, abundan excelentes revistas geopolíticas. El tema de la Geopolítica es ampliamente reconocido como legítimo y se enseña en las universidades y escuelas militares y las políticas nacionales y extranjeras incorporan ampliamente el acercamiento geopolítico en la determinación de los objetivos nacionales.
En claro contraste, la Geopolítica en círculos académicos estadounidenses y gubernamentales retiene el estereotipo fascista verdaderamente obtenido durante la Segunda Guerra Mundial en reacción a la Alemania nazi y el término, rara vez aparece en títulos de libros y en su contenido. Sin duda, los mejores modelos académicos de Relaciones Internacionales en los Estados Unidos continúan siendo el realismo y el liberalismo, con un constructivismo social posiblemente emergente, pero la Geopolítica todavía permanece más allá de la discusión. Recuerdo que recientemente era difícil conseguir paneles geopolíticos en conferencias, aún aceptados por la Asociación de Estudios Latinoamericanos, nuestra primera organización en esa área académica.


Segundo, los orígenes geopolíticos de las dos Américas se derivan de fuentes separadas. En el caso sudamericano, particularmente de Alemania , España , Francia e Italia ; mientras que en el caso norteamericano de Inglaterra . Los estudios de Friderich Ratzel, Karl Haushofer y de Vidal de la Blache influenciaron a escritores del Cono Sur, y el frecuentemente leído Richard Henning y el texto de Leo Korkölz, "Introducción a la Geopolítica" viene directamente de la escuela geopolítica de Munich de 1920. El inglés Halford Mackinder inspiró a varios escritores americanos tales como Nicholas Spykman, George Kennan y Walter Lippmann y su premisa de "!tierras interiores" todavía se refleja en el pensamiento estratégico y político estadounidense. Sin duda, las políticas estratégicas de los Estados Unidos reflejan muy de cerca el pensamiento marítimo tradicional y los estratégicos balances de poder de los ingleses y , en forma más distante, de los japoneses.
Si bien fuentes indígenas asimismo aparecen en ambos continentes, ellas se originan desde diferentes puntos de partida. En Sudamérica, estos orígenes crecieron de las tradiciones incas y araucanas. Los descubrimientos del Nuevo Mundo para Colón y subsecuentes exploradores y luego para el sueño de Simón Bolívar, en un continente testigo de varias guerras que cruzaron el continente de noroeste a sudeste hasta llegar a conquistar casi todo el territorio sudamericano, llevó a Brasil a emprender su "marcha hacia el Oeste" y la consiguiente resistencia hispano-americana por el temor a dicha expansión.
En contraste, las fuentes geopolíticas provinieron del temor temprano de los Estados Unidos al cerco de los "shatterbelts"
fronterizos creados por franceses, ingleses y españoles enclavados en América Central y el Caribe, asociados con varias naciones indígenas, que lo llevó a dictar la Doctrina Monroe que reflejaba un deseo de aislamiento y no participación en los conflictos europeos; colonización de la cuenca del Mississipi y la expansión hacia el Pacífico; las guerras con Méjico y España; el interés en establecer una esfera de influencia en Centroamérica ; confianza en el poder de la marina y un rechazo a
tomar responsabilidades al convertirse en una Gran Potencia .
Tercero, los dos continentes reflejan paisajes geopolíticos muy diferenciados. En el Norte, predomina la estratégica perspectiva de la Eurasia Noratlántica, una visión que sigue la recomendación de Mackinder-Spykman de que la seguridad americana descansa sobre los puertos europeos y asiáticos divididos. Conectado a esta política de seguridad nos referimos a la Doctrina Monroe que evita los "shatterbelts" latinoamericanos, como a posibles alianzas hostiles contra los Estados Unidos entre Estados asiáticos, europeos y americanos.
Actualmente, Estados Unidos ejerce la hegemonía mundial. Rico en tecnología y recursos , con un gobierno confiable; unido desde el Atlántico hasta el Pacífico; de cultura y sistema político anglo-sajón internacional con alcance militar, pero vulnerable a ataques terroristas y dominio sobre Centroamérica, su esfera tradicional de influencia a lo largo de su frontera sureña. Solamente Méjico , representa un aliado político y económico importante para los Estados Unidos.
Sudamérica está dividida políticamente, menos rica y poderosa que su vecino del Norte y, además, ninguna de las repúblicas hispanoamericanas, pueden competir con el lugar, riqueza y poder del vecino portugués, Brasil. Con la excepción de éste, ninguna república de origen hispano podría ser considerada como una potencia continental. Chile y Argentina han fracasado durante siglos en alcanzar un estatus marítimo continental por razones topográficas, de clima , distancia, debilidad nacional y oposición de otros Estados. Ninguna república sudamericana se ha presentado como un aliado importante de los Estados Unidos, de las potencias más grandes de Asia o Europa; aunque hasta hace poco tiempo Brasil tuvo una "amistad especial" con los yankis y es probable que ello continúe en forma tácita. Brasil es superior a las diez repúblicas sudamericanas en poder económico y militar, y todavía guarda potencial para establecer enclaves en las orillas del Pacífico, aunque esta expansión territorial, más bien enfrentaría un rodeo de resistencia. A pesar de la independencia de Sudamérica del control de los Estados Unidos, la posición del continente es más distante y periférica a rutas de mayor intercambio comercial, poblaciones, tecnología y sucesos políticos-estratégicos (que en este último caso, resulta, tal vez, afortunado).
Méjico, que ha sido ignorado por escritores geopolíticos norteamericanos, actualmente se ha convertido en el segundo socio más importante para el intercambio comercial (después de Canadá y antes de Japón ); manteniendo el mayor valor estratégico (y de responsabilidad ) para los yanquis. Centroamérica es también importante como una "pared" contra los "shatterbelts" y los
dominios decadentes de Eurasia., por la cual la Doctrina Monroe fue dictada para oponerse.
El Caribe, el "lago de Estados Unidos" hasta hace poco llevó a que el ejército norteamericano y las fuerzas económicas intervinieran cuando aparecieron vacíos políticos y de poder estratégico. Se aprecia un reciente fenómeno: el intento de activismo de la China central; sus propósitos en elcontrol del canal de Panamá ; su ayuda a los insurgentes maoístas en Colombia , su respaldo a Hugo Chávez en Venezuela y a Fidel Castro de Cuba , y la facilidad que ofrece el establecimiento de un "contenedor de carga" en las Bahamas.
Cuarto: temas políticos de grandes escritores difieren entre los dos continentes. Veo por lo menos cinco temas dominantes entre los autores sureños: la expansión territorial brasileña, colonización y seguridad fronterizas, integración regional, planificación y desarrollo nacional y objetivos políticos nacionales extranjeros.
Los escritores norteamericanos se han dedicado más a enfocar materias estratégicas: a) intervención en las fronteras y tierras centrales de Eurasia; b) mantenimiento de la fuerza militar marítima; c) rutas de intercambio comercial y puntos de barricadas vitales y de bases fronterizas; d) la ampliación de la Doctrina Monroe que ahora se extiende hasta la periferia de Eurasia.
Cuando existe un interés político en América Latina , la mayor preocupación se centra en: a) la estabilidad centroamericana y el servilismo; b) la expansión brasilera; c) la diplomacia interamericana y d) las zonas de tensión o conflicto en Sudamérica. Los eruditos del Norte también parecen más preocupados por examinar la teoría, conceptos y temas de escritores excelentes. Se da muy poca atención a la integración regional y al planeamiento nacional y desarrollo.
Para mí, ha habido escasa convergencia en temas y acercamientos entre escritores del Norte y del Sur, con excepciones, como la actividad académica y diplomática de Brasil en estos temas. . Esta falta de convergencia no es sorprendente, dado los bajos números de autores que se refieren a la Geopolítica, especialmente en Estados Unidos y los enfoques contrastantes en lo geoestratégico y los escenarios nacionales descritos anteriormente.
Quizás un área que podría iniciar un intercambio productivo entre escritores sería en lo relacionado a establecer un modelo geopolítico poniendo a Sudamérica como la región solicitada. Otra sugerencia llevaría a establecer comparaciones entre el Mercado Común del Cono Sur (MERCOSUR ) y el Área de Libre Comercio (ALCA ), y simultáneamente, realizar estudios
respecto a cómo cada uno de esos propósitos podrían ser reforzados y quizás, algún día, unidos.
Para dar más vitalidad e importancia a nuestros intereses geopolíticos comunes, ofrezco estos ejemplos que en mi opinión podrían dar fuerza al estudio y contribución de un interés académico y público en la geopolítica en los Estados Unidos. Necesitamos un reconocimiento de la Geopolítica como teoría legítima en Relaciones Internacionales y de base para establecer una política exterior, que debería ser estudiada en nuestras escuelas y aplicado a nuestros asuntos internacionales.
Un mayor acceso que uniría más a los eruditos en Geopolítica , del Sur y del Norte. Aquí, podríamos sugerir: formación de una asociación académica de geopolíticos de las Américas; un mayor intercambio entre facultades universitarias ; una mejor circulación de revistas y libros relevantes; la expansión de publicaciones en la red con boletines en internet relacionados a la Geopolítica; esfuerzos comunes en el desarrollo, refinamiento y aplicación de modelos, teorías, asunciones y conceptos.
Finalmente, considero que el reciente libro de Quagliotti de Bellis es un gran inicio para empezar esta aventura.
Definición de geopolítica: esto es esencial porque una definición denota lo que es geopolítica y lo que no es. Formula los límites de un modelo y ayuda a coordinar presunciones, conceptos y teorías dentro de un modelo total.
Quizás la definición compuesta por Jorge Atencio en su ¿Qué es la geopolítica? (1986:41) sería un buen punto de partida.
"Geopolítica es una ciencia que estudia la influencia de los factores geográficos en la vida y evolución de los Estados, a fin de extraer conclusiones de carácter político. Guía al estadista en la conducción de la política interna y externa del estado y orienta al militar en la preparación de la defensa nacional y en la conducción estratégica; al facilitar la previsión del futuro mediante la consideración de la relativa permanencia de la realidad geográfica les permite deducir la forma concordante con esta realidad en que se pueden alcanzar objetivos y en consecuencia, las medidas de conducción política o estratégica convenientes."
Presunciones pertinentes acerca de la geopolítica: el lugar y posición de los estados influirán políticas exteriores; para decidir la política exterior, los gobernantes son afectados ya sea conciente o inconscientemente por el lugar geopolítico de sus países; topografía de los estados, demografía , clima, espacio, forma y contacto con el océano y ríos asimismo impactan las relaciones exteriores; ciertos estados desarrollan su territorio y poder donde dormitan los estados o podrían en realidad sufrir problemas de poder y tamaño; los líderes perciben acceso a recursos naturales y de energía para el beneficio de la prosperidad y seguridad nacional.
Conceptos importantes: tierras centrales continentales, tableros de damas y "shatterbelts"; estados amortiguadores, balcanización y esferas de influencia dependen de relaciones y estados hegemónicos, expansión de fronteras y lebenraun; Atlántida, bioceánico, mares marginales y tesis de fronteras; integración, irredentismo, países claves y regiones profundas, corredores de exportación y grandeza (para descripción de conceptos, ver Kelly,P.(1997). Checkerboards and Shatterbelts: The Geopolitics of South America. Austin: University of Texas Press, pp.4-47).
Teorías Relevantes: una extensión de la mayoría de conceptos enumerados arriba; también la variedad de teorías pertenecientes a países individuales y regiones-el rodeo español de Brasil; camino de la naranja; salida al mar; barganha leal; puntos triples de conflicto, dominios decadentes, tesis imperial y pentagonal, camino del sol; efecto contagioso; edad del Pacífico; tierras centrales de Charcas; doctrina de la estrella polar; leyes fluviales; dominio espacial y zonas en tensión (ver Kelly, pp.4-47).
Además, sería necesario componer y probar hipótesis relevantes a la geopolítica sudamericana. Algunos de estas evaluaciones podrían ser logrados a través de métodos estadísticos y cuantitativos. Por ejemplo, ¿los estados se agrandan o encogen según una ley orgánica? ¿El número de límites que posee un país se correlaciona con el número de guerras que un Estado está forzado a defender? ¿Son los Estados democráticos menos beligerantes? ¿Los sistemas fluviales y límites naturales unen estados y regiones?
Modelo Geopolítico: "una canasta" o contenedor estructural cuyos límites se forman con una definición geopolítica comprensiva que cubre todas las asunciones relevantes, conceptos y teorías que son geopolíticas por naturaleza , con objetivos para describir, explicar y/o predecir eventos internacionales de acuerdo a un formato geopolítico.
Con tal modelo de Geopolítica, todos nosotros podríamos coleccionar, clasificar, refinar y expandir las contribuciones de nuestro campo de estudio en forma más productiva, brindando nuestra asistencia a marcadores de política gubernamental y a nuestros colegas y estudiantes académicos.

 

 

 

 

Autor:


Ph. Phil Kelly (U.S.A.)


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda