Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

EL PARTIDO LIBERAL MEXICANO

Enviado por hcetinamx



Partes: 1, 2

 

Indice
1. Introducción
2. El liberalismo antiporfirista
3. Los periodistas y la dictadura
4. El proyecto del programa

6. El origen de la propiedad privada
7. El Clero Politico
8. El Sistema Electoral
9. El desorden capitalista

1. Introducción

El treinta de agosto de 1900 Camilo Arriaga publica en San Luis Potosí, el Manifiesto invitación al Partido Liberal. Este documento, firmado por 126 ciudadanos, es una declaración liberal en contra del clero político católico mexicano, que resurge, apoyado por la tiranía porfirista defensora de los intereses de los hacendados y empresarios capitalistas, nacionales y extranjeros, el Manifiesto constituye también el acta de nacimiento del Partido Liberal Mexicano, del que saldrá el núcleo dirigente de la Revolución Magonista.

Al final este Manifiesto propone a los liberales del país lo siguiente:
I.- Que todas las ciudades del país, se organicen y sostengan clubes liberales en constante relación entre sí, que procuren impedir infracciones a las Leyes de Reforma y que por medio de órganos de prensa den a conocer los abusos del clero y propaguen las ideas y los principios liberales.
ll.- Que cada club nombre uno o varios delegados aun Congreso Liberal que se reúna en esta ciudad el 5 de febrero del año entrante.
m.- Que este Congreso discuta y resuelva los medios para llevar a la práctica la unificación, solidaridad y fuerza del Partido Liberal, a fin de contener los avances del clericalismo y conseguir dentro del orden y la ley la vigencia efectiva de las Leyes de Reforma.
La respuesta del Obispo de San Luis Potosí, Montes de Oca y Obregón, consistió en excomulgar a los firmantes de la invitación a reorganizar el Partido Liberal.
Por otra parte el manifiesto circuló por todo el país.
Los liberales de trece estados y del Distrito Federal organizaron aproximadamente cincuenta clubes liberales. A fines de 1900, los Estados de Hidalgo y San Luis Potosí contaban con la mayor parte de los clubes, las otras entidades fueron: Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, Nuevo León, Michoacán, Puebla y Veracruz.
Uno de los más entusiastas que respondió al llamado de los liberales potosinos fue Ricardo Flores Magón quien, junto con su hermano Jesús, había comenzado a publicar el 7 de agosto de ese mismo año, un periódico llamado "REGENERACION".
Ricardo, en unión con otros jóvenes de la capital no sólo organizó un club liberal, sino desde su periódico comenzó a llamar a todos los liberales para asistir al primer Congreso del Partido Liberal.
A partir de ese momento "REGENERACION" se convirtió en órgano del Partido Liberal Mexicano (P.L.M.).
El 31 de enero de 1901 Ricardo escribió en "REGENERACION", después de invitar a sus lectores para que asistan al mencionado acto del 5 de febrero.
El relato de lo sucedido en el primer Congreso del P.L.M., puede leerse en mi libro anterior: RICARDO FLORES MAGON... ¡PRESENTE!
El28 de febrero de 1901, las resoluciones tomadas por el primer Congreso Liberal fueron publicadas por REGE- NERACION. Los títulos de los seis apartados fueron los siguientes:
I.- De la organización del Partido Liberal.
11.- De la propagación de los principios liberales.
111.- Medios de combatir la influencia política del clero. IV .-Medidas encaminadas a obtener estricta justicia en el país.
V .-Garantías propuestas para asignar los derechos de los ciudadanos, y
VI.- Libertad municipal.
En pocas palabras; la esencia de esas resoluciones fue anticlericalista. La tendencia dominante, encabezada por Camilo Arriaga, plasmó su pensamiento reformista, defensora de los principios de las Leyes de Reforma.
El ala radical en la que se encontraba Ricardo, todavía no estaba preparada teóricamente, no tenía la experiencia política suficiente para críticar a los reformistas, radicalizar la lucha y llamar a las armas para derrocar ala dictadura.
Un paso hacia la radicalización del movimiento fue el manifiesto del Club Liberal "Ponciano Arriaga" de San Luis Potosí, firmado por Camilo Arriaga y Antonio Díaz Soto y Gama. Su fecha de publicación fue el 31 de marzo de 1901.
En este documento las baterías comienzan a enfilarse en contra de la dictadura Porfirista.
En uno de los párrafos claves se afirma que "las reformas contenidas en las resoluciones del primer Congreso Liberal, mientras impere el actual estado de cosas, serán impracticables y utópicas porque el poder desea que la libertad de imprenta siga siendo un mito, la responsabilidad de los funcionarios una ilusión burlesca, y la instrucción pública una piadosa mentira que asegure definitiva- mente la sumisión de un pueblo afeminado al que ha herido el acicate de la dictadura dominante y el silencio de la clerecía triunfadora.
"Pero si el pueblo no puede mandar en su legislación, que es y seguirá siendo tenebrosamente elaborada en el secreto de los gabinetes ministeriales si puede reclamar la supremacía práctica e inviolable en los comicios. Por eso, el que quiera permanecer a un club liberal debe comenzar por saber elegir un criterio y un civismo, elegir conforme a los dictados de su conciencia ya despecho de las amenazas y de las ridículas consignas del tirano.
"Ejercitemos pues, este derecho, ya que es el único que se nos deja en nuestra democracia representativa, para que ésta, en vez de ser el grotesco carnaval del sufragio libre, abra paso a la intervención honrada del ciudadano en los asuntos públicos".

Con este manifiesto, los liberales mexicanos, deseando hacer algo más provechoso que el ataque virulento al fraile, presentaba un reto directo ala dictadura porfirista.

2. El liberalismo antiporfirista

Cuando la dictadura Porfirista aplastó policiaca y militarmente a los militantes del Partido Liberal Mexicano (P.L.M. ), saboteando su segundo congreso y encarcelando a sus dirigentes, Camilo Arriaga, Díaz Soto y Gama y los demás integrantes de la directiva, publican un manifiesto del Club Liberal Ponciano Arriaga, centro director de la Confederación de Clubes Liberales de la República, el 27 de febrero de 1903.
Con la frente muy alta escriben: "porque nos llámanos liberales en ésta época de inmensa corrupción y con el alma desgarrada por el triste espectáculo que hoy presenta nuestro país, apenas la fuerza bruta cedió significativo palmo ante la fuerza del derecho... volvemos a llamar a vuestros corazones ya vuestras arterias ya vuestros cerebros, y sin hacer resonar en el ensangrentado templo de la República el clarín de la rebelión, venimos a deciros que ha llegado la hora de deslindar los campos y de que los liberales, en corto o gran número, se presten a luchar por la resurrección de las instituciones que nos legaron nuestros padres, se presten a luchar por el enfreno del militarismo y del clero, por la dignificación del proletariado, por la riqueza y engrandecimiento generales del país, por todo aquello, en fin que constituye el honroso tesoro de los pueblos que se consideran dignos".
Todavía no llaman a la revolución, todavía tienen esperanza de que la dictadura les permitirá continuar en su lucha liberal y democrática, pero ya tienen conciencia de que la tiranía no respeta las leyes y ya saben quienes son los enemigos de los trabajadores:
"Hoy nuestra Constitución ha muerto; no porque fuera utópica, no porque no fuera adaptada a nuestra generación, sino porque el pueblo ha degenerado a medida que el clero y la tiranía han ido triunfando.
"Sin la dictadura que desde hace años nos oprime, el pueblo hubiera entrado en el ejercicio de sus deberes y de sus derechos y la Constitución se hubiera reformado a su favor.
"Muerto nuestro Código Fundamental, murieron con él en nuestro país, para el imperio de la ley, el orden y la libertad, y nuestro pueblo es desgraciado.
"¿Hay igualdad en nuestro país? No. El capitalista, el fraile y el alto funcionario, ya sea civil o militar, no son tratados en México, igual que el obrero humilde o cualquier otro miembro del pueblo, oscuro en la sociedad pero brillante en las epopeyas de la Nación. Los empleados arrastran una vida de humillación y miseria. Los privilegios y los fueros en vigor han plagado de una clase de inútiles y viciosos que podemos llamar los zánganos del conjunto social.
"El predominio de las virtudes ha desaparecido; predomina el oro, predomina el poderoso, predomina el fraile, predomina el extranjero y nada más.
"La dictadura se caracteriza por el control del sistema electoral: En los comicios no triunfa el candidato de virtudes cívicas, triunfa el capitalista o el impuesto por la autocracia y que puede ser útil a ésta. El sufragio es un cadáver".
No falta la crítica a la educación oficial: "Desde la instrucción primaria hasta la profesión, se resiente el abandono y la ineptitud del gobierno... falta dinero para la instrucción...Sí... pero no falta para el militarismo, pero no falta para el clero, pero no falta para los poderosos... no falta para todos los parásitos del país".
Al mes siguiente, en otro manifiesto, denuncian que la administración de justicia se encuentra corrompida en nuestro país, porque los jueces no son nombrados por el pueblo sino por el gobierno que los busca dóciles ala consigna, al cohecho o a la chicana.
Ante la amenaza de muerte, que sufren los liberales se ven en la necesidad de trasladarse a los Estados U nidos de Norteamérica, para, desde allí, continuar la lucha contra la dictadura porfirista y seguir publicando el periódico REGENERACION, para su distribución en toda la República Mexicana.
Como se relata en el libro anterior, Ricardo Flores Magón... ¡Presente!, entre 1904 y 1905, en el exilio político, los liberales se dividen en dos alas: la reformista, dirigida por Camilo Arriaga, y la otra, la revolucionaria, encabezada por Ricardo.
El 30 de septiembre de 1905, aparece publicado en REGENERACION, un manifiesto firmado por Ricardo y sus seguidores, quienes constituyen la Junta Organizadora del P.L.M.
Después de atacar de frente al dictador ya sus lacayos favoritos, los autores del manifiesto a la Nación Mexicana afirman que las cámaras, ese santuario augusto del pueblo en las verdaderas democracias, solo sirve a nuestro país como pretexto para que el tirano mantenga una falange de eunucos a costa del erario público... hablad de abyectos, de cobardes, de viles, y hablareis de las cámaras de México repletas de corrupción, degradadas y hediondas. En ellas no vibra la voz del pueblo, sino las consignas del tirano, ante los que doblan la frente cientos de hombres que mejor deberían llamarse esclavos. Un esclavo no es un hombre, dijo con justicia una célebre mujer .
Los tribunales de justicia son mercado de favores; el magistrado es un comerciante; la judicatura un gremio de explotadores. La ley se desprecia, y el oro es el que determina los fallos de los juicios.

Otra característica de la dictadura es aliarse al clero católico para continuar en el gobierno.
De las Leyes de Reforma como de la Constitución, no quedan sino el nombre y el recuerdo. El clericalismo, combatido y casi dominado por Juárez y Lerdo, ha vuelto a robustecerse a la sombra de Porfirio Díaz. Los gobiernos republicanos lo rechazaron; la dictadura los acogió.
Todo déspota lleva una escolta de sotanas: Los pueblos que creen que cualquier fraile prostituído es un representante de Dios, bien pueden creer que cualquier soldado ambicioso es un admirable gobernante.

El clericalismo constituye el sostenimiento de la dictadura.
La dictadura pone su fuerza, exhibe sus bayonetas, sus cárceles, sus esbirros; el clero pone su labor tenebrosa, siembra ignorancia, intoxica abyección y en nombre de Dios y del infierno, demanda resignación porcina ante todas las miserias y ante todos los dolores.
La dictadura es clerical puesto que frailes y opresores siempre se dan la mano para explotar y oprimir a los pueblos.

3. Los periodistas y la dictadura

La Junta Organizadora del Partido Liberal, dirigida por Ricardo, publicó, en REGENERACION, el primero de junio de 1906, una circular en la que se dirige a la prensa nacional independiente con el fin de establecer entre los miembros del periodismo un lugar de unión y solidaridad que los fortalezca y los aliente para llevar a cabo la alta misión redentora que corresponda a la prensa honrada desempeñar frente a cualquier tipo de dictadura.
Se ha dicho, y es muy cierto, que la existencia de una prensa controlada oficialmente y de un periodismo perseguido y reprimido políticamente y de periodistas honestos despedidos o asesinados son una clara prueba de la falta de libertad y de Democracia.
Hoy la prensa es débil,- afirman los magonistas -no hay ciudadano que no lo vea ni periodista que no lo asiente. El escritor público, aislado, abandonado, visto con indiferencia hasta por sus mismos colegas, está completamente a merced de las arbitrariedades del poder y nunca podrá tener la seguridad de vivir tranquilo, a menos que resuelva renunciar a todos los más nobles atributos de su profesión ya ser un paria sin opiniones ni ideales, en vez de un paladín de virtudes y un fustigador de crímenes. Tal es el dilema: o el periodista cumple su noble misión, ilustra al pueblo lucha por la justicia y combate la maldad donde quiera que se encuentre, y entonces tienen que surgir las vejaciones del crimen encumbrado: o acepta la paz que el poder implacable sólo concede a los sometidos, y entonces tienen que traicionar su misión de enseñanza y de lucha, encubriendo todo engaño y callando ante todo abuso.
Los periodistas independientes defensores de la verdad al no estar unidos y organizados son fácilmente reprimidos por la tiranía.
Cada uno de nuestros periodistas está aislado: no presta apoyo a la colectividad sino lo recibe de ella: por eso los miembros de nuestra prensa, en conjunto hoy, presentan tan doloroso espectáculo de debilidad, y por eso la tiranía se ceba en ellos con tanto desenfreno y con tanta facilidad. Cada vez que la garra de la arbitrariedad se tiende sobre un periodista, lo encuentra solo: lo aplasta sencillamente: coge a otro que está tan solo como el primero, y lo aplasta con la misma sencillez, y sigue cogiendo y aplastando a cuantos quiere porque todos estan aislados, desamparados, indefensos: porque todos carecen de un apoyo que los sostenga: porque la colectividad a que pertenecen el poderoso ariete que se llama prensa, no levanta la voz como un sólo hombre para protestar contra los atentados y fustigar las injusticias de que son víctimas sus miembros.
Los magonistas en esta circular no sólo plantean la realidad de la unión de los periodistas honestos e independientes del gobierno, sino también denuncian a aquellos plumíferos oportunistas que sólo buscan gozar su cercanía con el poder, corrompiéndose junto con los funcionarios, al recibir cantidades de dinero, al estilo de Judas, y emborrachándose con sus protectores, los padrinos de la mafia gubernamental.
Los magonistas no se dirigen a los asalariados del poder que son indignos del noble título de periodistas, pues estos mercenarios de la pluma deben ser rechazados con repugnancia.
El famoso cuarto poder no existirá hasta que la unión consciente y la solidaridad reine entre los periodistas verdaderos y limpios. Las dictaduras no permiten el poder de la prensa libre.
Las tiranías, defensoras de los intereses de los ricos, protegen y defienden a los propietarios de los grandes periódicos, patrones que explotan vilmente a los periodistas asalariados.
Las organizaciones de periodistas que debían defender a sus agremiados no lo hacen, en parte porque la corrupción oficial completa los ingresos económicos de la mayoría de los trabajadores de la prensa, quienes para sostener económicamente a sus familias no les es suficiente los salarios de hambre que reciben de sus patrones.
¿Qué plantearon los magonistas para que los periodistas, y el pueblo mexicano en general, se enfrentaran ala dictadura Porfirista? el programa del Partido Liberal Mexicano.
Los revolucionarios encabezados por Ricardo, sabían muy bien que para concientizar a las masas trabajadoras era necesario un programa con demandas económicas que mejoraran las condiciones humanas de los explotados. Sabían que esas reformas no solucionaban radicalmente la miseria y la injusticia política, la organización de los rebeldes y el levantamiento armado contra la dictadura.

4. El proyecto del programa

Casi todos los programas políticos surgidos durante el movimiento armado, bautizado oficialmente como "Revolución Mexicana", fueron redactados por élites intelectuales aisladas de las masas populares.
En cambio el programa del Partido Liberal Mexicano (P.L.M. ) publicado en 1906 fue redactado por cientos de liberales mexicanos, la mayoría de ellos pertenecientes a la clase trabajadora.
Meses antes de la aprobación de dicho programa, en las páginas del periódico magonista REGENERACION , órgano de la Junta Organizadora del P.L.M., se publicó un proyecto de programa, que se sometió a la consideración de los correligionarios.
Todo el Partido político que lucha por alcanzar influencia efectiva en la dirección de los negocios públicos de su país, está obligado a declar ante el pueblo, en forma clara y precisa, cuáles son los ideales por qué luchar y cuál es el programa que se propone llevar a la práctica, en caso de ser favorecido por la victoria.
Los magonistas en su proyecto previenen a sus seguidores de que no se deben fiar demasiado en ningún gobierno por ejemplar que parezca, sino que deben vigilarlo para que cumpla sus deberes. Esta es la única manera de evitar tiranías en lo futuro y de asegurarse el pueblo, el goce y aumento de los beneficios que conquiste.
Después de plantear la supresión de las escuelas clericales y sus sustitución por escuelas laicas o no religiosas, los autores del proyecto plantean que no basta establecer muchas escuelas si no se facilita a la niñez el medio práctico de aprovecharlas. Sabido es que el principal obstáculo para que gran parte de nuestra niñez concurra a las aulas es la miseria. El reducido jornal de muchos padres de familia, no basta para sostener a éstas, y se hace necesario para vivir que hasta los niños trabajen y ganen algo, en vez de ir a la escuela. Obligar simplemente a estos niños que trabajen a concurrir a la escuela, es disminuir los deberes de una familia, condenarla a la miseria e inspirarle odio a la instrucción que tales perjuicios le causa. Para que la instrucción puede hacerse obligatoria, sin cometer injusticias ni causar daños, no hay otro medio que el de asignar salarios a los niños pobres, y así, las familias no perderán por la escuela lo que estos niños hubieran podido ganar en algún trabajo.
Tal parece que las siguientes palabras se refieren a los trabajadores de la educación que en la actualidad continúan sufriendo como los profesores de principios de siglo.
Por mucho tiempo, la noble profesión del magisterio ha sido de las más despreciadas, y esto solamente porque es de las peor pagadas... nadie respeta de verdad ni guarda atención a los pobres maestros que, tienen que vivir en lamentables condiciones de inferioridad social. Debe pagarse a los maestros buenos sueldos como lo merece su labor; debe dignificarse el profesorado, procurando a sus miembros el medio de vivir decentemente.

Una de las raíces de las élites intelectuales burocráticas, que formarán parte de los gobernantes parásitos (valga la edundancia) se encuentra en la educación escolar , que congela el corazón, educa la cabeza y menosprecia el trabajo manual, por eso hay que combatir desde la escuela ese desprecio aristocrático hacia el trabajo manual, que una educación viciosa ha imbuido a nuestra juventud; hay que formar trabajadores, factores de producción efectiva y útil, mejor que señores de pluma y de bufete.
Para cortar otra raíz, la militar, que sostiene alas dictaduras, es necesario, desde las escuelas que los jóvenes se preparen en el uso de las armas. En cuanto a la instrucción militar en las escuelas, se hace conveniente poner a los ciudadanos en aptitud de prestar sus servicios en la guardia nacional, para que perfeccionen sus conocimientos militares. Teniendo todos los ciudadanos estos conocimientos podrán defender ala patria cuando sea preciso y harán imposible el predominio de los soldados de profesión, es decir, el militarismo.
Un apartado importante de este proyecto es el dedicado a denunciar el papel conservador y reaccionario del clero católico que aspira a posesionarse del poder político, de apoderarse del gobierno. La supresión de todas las escuelas religiosas acabaría con ese semillero maldito.

Otro tema que hasta hoy es intocable es la reglamentación del servicio doméstico y del trabajo a domicilio, con el fin de que estos trabajadores domésticos y del trabajo a domicilio, gocen de los derechos y prestaciones de los demás asalariados.
Es importante (por su vigencia) reproducir un párrafo de interesante actualidad, párrafo que deberá enarbolar el día de hoy un partido que luche por la revolución, como la iniciada por los magonistas.
"Se confiscarán los bienes de los funcionarios enriquecidos en la presente época de tiranía... no se puede ni se debe reconocer derecho de legítima propiedad sobre los bienes que disfrutan, a individuos que se han apoderado de esos bienes abusando de la fuerza de su autoridad, despojando a los legítimos dueños, y aún asesinándolos muchas veces para evitar toda reclamación. Lo que los funcionarios de la dictadura han robado ala nación ya los indígenas y campesinos, debe ser devuelto a sus verdaderos dueños".
La raza indígena debe ser educada y dignificada, pues ella pertenece a nuestras raíces, a nuestros abuelos.

5. El programa del partido liberal

Los gobiernos emanados de la Revolución, integrantes del semillero de Hacendados y militares neoporfiristas, del grupo de Agua Prieta, Sonora por más de 70 años, han detentado el poder político que le pertenece al pueblo mexicano.
Los escribas oficiales, historiadores burgueses, al igual que los jilgueros del partido de Estado, P.R.I. repiten en forma fascista, por todos los medios masivos de información, que están bajo su control, la mentira, repetida miles de veces, de que dichos gobiernos revolucionarios representan los intereses de todas las clases sociales, ricos y pobres, que existen en nuestro país.
Los escribas del grupo triunfante, cuyos gobiernos han defendido los intereses económicos y políticos de los capitalistas, nacionales y extranjeros, afirman que las demandas del Programa del Partido Liberal Mexicano, publicado en 1906, fueron recogidas en la Constitución de 1917.
Es cierto que parte de esas demandas se encuentran en la Constitución de este siglo, pero también es cierto, que casi todo el contenido de la Carta Magna es letra congelada, letra muerta, que los gobernantes dan vida únicamente para que los explotadores y opresores de los trabajadores salgan siempre beneficiados.
La historia no se repite, sino que sus etapas, por lo regular , abarcan décadas. Las condiciones económicas y políticas de la actualidad no son una repetición de las que existían durante el Porfiriato, sino su continuación.
Algunos escritores, muy pocos, coinciden con los magonistas, en el sentido de que no hubo ninguna revolución, sino simplemente unos políticos pro-capitalistas, sustituyeron en el gobierno, a otros viejos políticos, los porfiristas. Estamos de acuerdo con esos pocos escritores.
Para confirmar lo anterior, reproduciremos un párrafo, escrito por los magonistas en mayo de 1906, que es tan vigente que sólo basta cambiar el nombre del tirano que ocupa un lugar que no le pertenece, pues no fue elegido por los mexicanos:
"En treinta años de tiranía, nuestros opresores nos han hecho impunemente víctimas de todos los atentados y de todos los crímenes. Han violado las leyes, como han violado a las mujeres; han saqueado el tesoro público y han robado a los ciudadados, han asesinado al pueblo; han vendido la patria a los extranjeros, han contraído deudas por ciento de millones, que se han quedado en sus bolsillos, pero que la nación tendrá que pagar en el futuro; han agobiado al país con impuestos cuyo producto se distribuye como botín, han puesto la fuerza del gobierno al servicio de los capitalistas, para que éstos puedan robar a los trabajadores; han convertido los tribunales, los ministerios, todas las oficinas públicas en mercados donde se vende el fallo de los jueces, de las concesiones ministeriales a la protección de los funcionarios influyentes; han devuelto al corrompido clero sus privilegios y le han garantizado la impunidad para todos los abusos; todo esto han hecho Porfirio Díaz y sus cómplices, aprovechándose de nuestra resignación para soportar cuanto yugo se nos impone".
Para terminar reproduciremos aquellas demandas del programa del Partido Liberal Mexicano, de 1906, que consideramos vigentes y que en los hechos todavía no se llevan a la práctica, aún cuando están contenidas en la Constitución de 1917. "MEJORAMIENTO y FOMENTO DE LA INS- TRUCCION"
10.- Multiplicación de escuelas primarias, en tal escala, que queden ventajosamente suplidos los establecimientos de instrucción que se clausuren por pertenecer al clero.
11.- Obligación de impartir enseñanza netamente laica en todas las escuelas de la República, sean del Gobierno o particulares, declarándose la responsabilidad de los directores de escuelas que no se ajusten a este precepto.
12.- Declarar obligatoria la instrucción hasta la edad de 14 años, quedando al Gobierno el deber de impartir protección, en la forma que le sea posible, a los niños pobres que por su miseria pudieran perder los beneficios de la enseñanza.
13.- Pagar buenos sueldos a los maestros de instrucción primaria.
14.- Hacer obligatorio para todas las escuelas de la República la enseñanza de los rudimentos de arte y oficios y la instrucción militar , y prestar preferente atención ala instrucción cívica que tan poco atendida es ahora.

"Restricción a los abusos del clero católico"
17.- Los templos se consideran como negocios mercantiles, quedando por tanto obligados a llevar contabilidad y pagar las contribuciones correspondientes.
18.- Nacionalización, conforme a las Leyes, de los bienes raíces que el clero tiene en poder de testaferros.
19.- Agravar las penas que las Leyes de Reforma señalan para los infractores de las mismas.
20.- Supresión de las escuelas regenteadas por el clero.

"Capital y trabajo"
22.- Reglamentación del servicio doméstico y del trabajo a domicilio.
23.- Adoptar medidas para que con el trabajo a destajo los patrones no burlen la aplicación del tiempo máximo y salario mínimo.
24.- Prohibir en lo absoluto el empleo de niños menores de catorce años.
25.- Obligar a los dueños de minas, fábricas, talleres, etcétera, a mantener las mejores condiciones de higiene en sus propiedades ya guardar los lugares de peligro en un estado que preste seguridad a la vida de los operarios.
26.- Obligar a los patrones o propietarios rurales a dar alojamiento higiénico a los trabajadores cuando la naturaleza del trabajo de éstos exija que reciban albergue de dichos patronos o propietarios.
27.- Obligar a los patronos apagar indemnización por accidente del trabajo.
28.- Declarar nulas las deudas actuales de los jornaleros de campo para con los amos.
29.- Adoptar medidas para que los dueños de tierra no abusen de los medieros.
30.- Obligar a los arrendadores de campos y casa a que indemnicen a los arrendatarios de sus propiedades por las mejoras necesarias que dejen en ellas.

"Tierras"
35.- A los mexicanos residentes en el extranjero que lo soliciten los repatriará el Gobierno pagándoles los gastos de viaje y les proporcionarán tierras para su cultivo.
36.- El Estado dará tierras a quien lo solicite, sin más condiciones que dedicarlas a la producción agrícola y no venderlas. Se fijará la extensión máxima de terrenos que el Estado pueda ceder a una persona.
37.- Para que este beneficio no sólo aproveche a los pocos que tengan elementos para el cultivo de las tierras, sino también a los pobres que carezcan de estos elementos, el estado creará o fomentará un Banco Agrícola que hará a los agricultores pobres préstamos con poco rédito y redimible a plazos.

"Impuestos"
40.- Gravar el agio, los artículos de lujo, los vicios y aligerar de contribuciones los artículos de primera necesidad. No permitir que los ricos ajusten igualas con el Gobierno para pagar menos contribuciones de las que les impone la Ley.

"Puntos generales"
41.- Hacer práctico el juicio de amparo, simplificado los procedimientos.
42.- Restitución de la zona libre.
43.- Establecer la igualdad civil para todos los hijos de un mismo padre, suprimiendo las diferencias que hoy establece la ley entre legítimos e ilegítimos.
44.- Establecer, cuando sea posible, colonias penitenciarias de regeneración, en lugar de las cárceles y penitenciarías en que hoy sufren el castigo los delincuentes.
45.- Supresión de los jefes políticos.
46.- Reorganización de los municipios que han sido suprimidos y robustecimiento del poder municipal.
47.- Medidas para suprimir o restringir el agio, el pauperismo o la carestía de los artículos de primera necesidad.
48.- Protección a la raza indígena.
49.- Establecer lazos de unión con los países latinoamericanos.
50.- Al triunfar el Partido Liberal se confiscarán los bienes de los funcionarios enriquecidos bajo la dictadura actual y lo que se produzca se aplicará al cumplimiento del capítulo de tierras, especialmente a restituir a los yaquis, mayas ya otras tribus, comunidades o individuos los terrenos de que fueron despojados, y al servicio de la amortización de la deuda nacional.

El pensamiento anarquista de Ricardo (I)
La mayoría de los autores que han escrito sobre el Magonismo, coinciden en afirmar que el pensamiento político de Ricardo evolucionó del liberalismo hacia el anarquismo.
Aún cuando existe una carta de 1908, en la que Ricardo reconoceser ya un anarquista desde el principio es el manifiesto del 23 de septiembre de 1911.
Son varias razones las que explican la radicalización de este insigne revolucionario. Entre las principales se encuentran: la influencia paterna, cuando en su niñez escuchó a su padre, que le contaba acerca del comunismo anarquista indígena de la región de la cañada oaxaqueña; la lectura de los libros de los teóricos anarquistas europeos, que encontró en el librero de Camilo Arriaga, en San Luis Potosí, en 1901; la represión policiaca porfirista y el trabajo conjunto con los anarquistas que encontró en Estados Unidos, de 1904 en adelante.
Para analizar y resumir los planteamientos anarquistas de Ricardo, tendríamos que revisar minuciosamente todos los escritos periodísticos que Ricardo publicó en REGENERACIÓN, de 1911 a 1918.
Por ahora, como un adelanto de ese futuro estudio, en forma temática expondremos en este lugar, las principales tesis políticas de este revolucionario oaxaqueño:

Los Enemigos
Ya desde el manifiesto de 1911, encontramos uno de los planteamientos básicos del anarquismo europeo, es decir, el señalamiento de los enemigos de los trabajadores, junto con la tesis marxista de lucha de la clase:
Capital, Autoridad y Clero: ha ahí la trinidad sombría que hace de esta bella tierra un paraíso de los que han logrado acaparar en sus garras por la astucia, la violencia y el crimen, el producto del sudor, de la mugre, de las lágrimas y del sacrificio de miles de generaciones de trabajadores, y un infierno para los que con sus brazos y su inteligencia trabajan la tierra, mueven la maquinaria, edifican las casas, transportan los productos, quedando de esa manera dividida la humanidad en dos clases sociales de intereses diametralmente opuestos: la clase capitalista y la clse trabajadora... entre estas dos clases no pueden existir vínculo alguno de amistad ni fraternidad, porque la clase poseedora está siempre dispuesta a perpetuar el sistema económico político y social que garantiza el tranquilo disfrute de sus rapiñas, mientras la clase trabajadora hace esfuerzos por destruir ese sistema inicuo para instaurar un medio en el cual la tierra, las casas, la maquinaria de producción de producción y los medios de transportación sean de uso común.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda