Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Maduración

Enviado por marinamachado



  1. Objetivos
  2. Metodología
  3. Marco Teórico
  4. Técnicas de visualización y ensueños.
  5. Premisas básicas de la tepapia Gestalt
  6. Conceptos básicos de la terapia Gestalt
  7. Información del Instituto
  8. El pasaje
  9. Vivencia Personal
  10. Desarrollo integrado de la Personalidad
  11. Taller
  12. Conclusión
  13. Bibliografía

Introducción

El presente trabajo surge como respuesta a los objetivos planteados por la asignatura Práctica Profesional, a cargo de la Lic. Mónica Soave. En ésta se aborda uno de los puntos más preocupantes para cualquier estudiante que está por egresar de sus estudios, y que es cómo ejercer el rol para cual se ha estado preparando a lo largo de los años. Es por ello que la actividad propuesta es la de ingresar a una Institución vinculada a algún ámbito que resulte de interés personal, e interiorizarse en su funcionamiento, adquiriendo al mismo tiempo conocimientos prácticos y la posibilidad de adentrarse en un área conectada con las motivaciones individuales.

Cuando pensé en el tema de éste trabajo incliné mi elección hacia la terapia gestáltica, ya que a partir de contactos previos con la misma, como una psicoterapia personal, la lectura de diferentes libros, y la formación de postgrado que comencé éste año, comencé a interesarme en su propuesta de cultivar el potencial humano en pos del crecimiento y desarrollo de las personas. Dentro de ésta línea el tema que abordaré será "La Maduración y el Crecimiento". Centrándome específicamente en el pasaje del apoyo externo al autoapoyo en situaciones de crisis.

Para poder desarrollarlo, conté con el apoyo de la Universidad, a través de la cual logré insertarme en el Instituto Gestáltico de Córdoba (I.Ge.C), y contactarme con los profesionales que allí trabajan así como para utilizar los libros de la biblioteca. Para ello se me asignó una persona que funcionó como mi tutora, Lic. María Fernanda Sánchez, con la cual me reuní semanalmente, y me recomendó diferente bibliografía para leer, y asesorándome en cuanto al contenido del trabajo.

Objetivos

Generales:

  • Profundizar los conocimientos teórico prácticos de la Terapia gestáltica.
  • Participar de actividades brindadas por una institución especializada en Psicoterapia gestáltica.
  • Realizar un trabajo que no solo me permita cumplir con lo académico, sino también que sea redituable desde el punto de vista del desarrollo personal.
  • Específicos:
  • Diseñar desde el enfoque gestáltico, un taller terapéutico en el que se aborde el tema de la maduración en personas adultas.
  • Contactar a profesionales con experiencia en el ejercicio de la clínica

Metodología

El trabajo gira en torno a la propuesta de la terapia gestáltica, como un "método de crecimiento personal", como una alternativa que pueda resultar útil a toda persona que busque potenciar sus capacidades personales.

Para comenzar a trabajar, realicé una actividad de carácter "vivencial", que consistió en asistir a un Taller Terapéutico dictado en el Instituto Gestáltico de Córdoba. Allí el tema que se desarrolló fue "EL PASAJE. Talentos, soportes y recursos en el transcurso por la crisis".

Luego me centré en una revisión bibliográfica, buscando presentar el marco histórico de la terapia gestáltica y abordar la temática del proceso de maduración y crecimiento personal durante la crisis.

Finalmente y a modo de integración de todo lo anterior, diseñé un taller, en el utilicé herramientas y conceptos obtenidos de la presente práctica, de la formación de postgrado y de la experiencia obtenida en la terapia personal.

Marco Teórico

La terapia gestáltica fue fundada por Frederick Salomon Perls (Fritz) y Laura Perls en la década del '40. Es una terapia fenomenológica - existencial que se reconoce hoy como una de las influencias más poderosas dentro de los enfoques psicoterapéuticos.

Para poder comprenderla, es necesario conocer al menos, los aspectos fundamentales de las influencias recién mencionadas. La fenomenología es un enfoque creado por Edmund Husserl que busca percibir lo que está presente, o ver lo obvio en términos de Perls, ver lo que es sin excluir información de forma anticipada. Apunta a una descripción clara y detallada de la situación.

En cuanto al existencialismo, según Van Dusen, el marco referencia de la filosofía existencial es el hombre tal como existe dentro de todas las variaciones de sus temores, esperanzas, ansiedades y terrores. El existencialismo es una actitud que se caracteriza por la afirmación de que la existencia precede a la esencia. Los principales representantes de ésta concepción son Sartre y Kierkeggard.

Según Fritz Perls, "el hombre moderno aunque por lo general no sufre hondamente, sabe poco acerca de lo que es vivir en forma verdaderamente creativa. Se aproxima a la aventura de vivir sin excitación ni gusto. Pareciera que siente que el tiempo de pasarlo bien, de placer, de crecer y aprender, es la niñez y la juventud y al llegar a la "madurez" abdica la vida misma. Se mueve mucho y hace ademanes de hacer muchas cosas, pero la expresión de su cara indica su falta de interés real en lo que está haciendo. Pareciera que ha perdido espontaneidad, o capacidad de sentir y expresar en forma directa y creativa. Es muy hábil para hablar de sus males y muy malo para encararlos. Ha reducido la vida a una serie de ejercicios verbales e intelectuales: se ahoga en un mar de palabras. Pasa largas horas tratando de recobrar el pasado o moldeando el futuro. Sus actividades del momento presente no son más que tareas que hay que cumplir. A veces, ni siquiera se da cuenta de sus acciones en el momento.

Los últimos cincuenta años han visto un enorme aumento en el entendimiento que el hombre tiene de sí mismo. Hemos visto cómo ha crecido nuestro entendimiento de los mecanismos tanto fisiológicos como psicológicos, mediante los cuales nos mantenemos bajo las presiones y condiciones siempre cambiantes de la vida.

Sin embargo no hemos visto un cambio correspondiente en nuestra capacidad de disfrutar la vida; en el uso de nuestro conocimiento en beneficio de nuestros propios intereses; en el expandir y ensanchar nuestro sentido de vitalidad y crecimiento. El entender el comportamiento humano por el placer de entender no deja de ser un juego intelectual, un modo divertido o torturado de pasar el tiempo: pero no tiene ninguna relación ni ninguna utilidad en la vida cotidiana. Incluso podría decirse que gran parte de nuestra in- satisfacción neurótica con nosotros mismos y con nuestro mundo deriva del hecho de que si bien nos hemos tragado enteros muchos de los términos y conceptos de la psiquiatría y la psicología moderna, no los hemos digerido ni los hemos puesto a prueba ni hemos utilizado nuestro conocimiento verbal e intelectual, siendo la poderosa herramienta que supuestamente son. Por el contrario, muchos usamos los términos psiquiátricos como racionalizaciones, como modos de perpetuar conductas presentes insatisfactorias.

Sin embargo, la psiquiatría y la psicología nunca tuvieron la intención de ser justificaciones del comportamiento neurótico continuado, comportamiento que le impide al individuo vivir al máximo sus posibilidades. El objetivo de estas ciencias no es meramente el ofrecer explicaciones de conducta, es ayudarnos a llegar al autoconocimiento, a la satisfacción y al autoapoyo."

Volviendo a la terapia gestáltica, podría decirse que ésta línea tiene como finalidad proveer a la persona, de herramientas para su mejor desenvolvimiento en la vida cotidiana. A lo largo de toda su historia ha venido desarrollando, y aún hoy continúa haciéndolo, un método propio de crecimiento personal, desde una visión particular del hombre. Es a lo largo de dos caminos que lo hace: uno tendiente a liberar al hombre del "asunto inconcluso", ésto en el plano de lo psicopatológico, y otro tendiente al apoyo de la catalización y el cultivo del potencial humano subdesarrollado, ésto en tanto reconoce en el ser humano la capacidad de trascenderse y crecer hacia un estado de integración mas sano y saludable.

Es una "terapia de la concentración", que incluye:

Técnicas de visualización y ensueños.

Utilización de la primera persona del singular.

Toma de responsabilidad de los sentimientos.

Concentración en el cuerpo y en las sensaciones.

Señalamiento de las evasiones.

Fritz Perls

Nació el 8 de julio de 1893 en un gueto judío de los alrededores de Berlín. Tercero y último hijo, después de dos niñas. En 1906 con trece años, es expulsado de la escuela por mala conducta, aunque posteriormente decide retomar los estudios en una escuela liberal.

Comienza la carrera de Medicina en 1914, alistándose como voluntario en la Cruz Roja en 1915. En 1920 tras la guerra, completa sus estudios y obtiene el doctorado en Medicina el 3 de abril por la Universidad Frederick Wilhelm de Berlín, donde comparte su profesión de neuropsiquiatra con su interés por el teatro, los círculos izquierdistas y la bohemia artística.

Posteriormente en el año 1926 comienza su primer análisis con Karen Horney a partir del cual se plantea la posibilidad de convertirse en analista.
Con el correr de los años y luego de estar en análisis con Clara Happel y Eugen Harnik, en 1930 por consejo de K. Horney, inicia su cuarto análisis, esta vez con Wilhelin Reich, con el que mantendrá admiración y amistad toda su vida.

En 1934 se establece en Johannesburgo y junto con su esposa Laura funda el Instituto Sudafricano de Psicoanálisis.

Luego en 1946 con cincuenta y tres años decide dejarlo todo y establecerse en Estados Unidos. Donde a pesar de que Karen Horney le ayuda a instalarse en Nueva York; y que Erich Fromn y Clara Thompson le introducen en el Instituto William Allanson White, no es bien acogido por los psicoanalistas norteamericanos.

En 1950 se constituye el Grupo de los Siete: Fritz Perls, Laura Perls, Paul Goodman, Paul Weisz, Elliot Shapiro, Sylvester Eastman e Isadore From. Al que más tarde se incluirán Ralph Hefferline y Jím Simkin.
A continuación en el año 1952 los Perls fundan el Gestalt Institute of New York y al año siguiente el de Cleveland, del cual egresará la segunda generación de gestaltístas compuesta por Joseph Zinker, Erving y Miriam Polster, entre otros.

En 1969 ya separado de Laura y de Marty Fromm, su posterior pareja, e instalado en Canadá crea el Instituto Gestáltico de Lago Cowichan (Isla de Vancouver). Lo denomina Kibbutz gestáltico

Finalmente en 1970 regresa a los Estados Unidos con la salud muy quebrantada. Ingresa en el Weiss Memorial Hospital de Chicago. Tras ser operado, muere de un ataque cardíaco el 14 de marzo. La autopsia revelará cáncer de páncreas.

El libro 'Ego, Hambre y Agresión" de Fritz Perls, subtitulado en aquel momento "Revisión de la teoría y el método de Freud', representa el punto de pasaje entre sus iniciales prácticas del Psicoanálisis ortodoxo y su posterior práctica sistemática de la terapia gestáltica. En él refleja diversas nociones que convergen más tarde en el nacimiento oficial de la terapia gestáltica, dichas nociones son:

  • La Importancia de la oralidad en el humano que engloba la personalidad del individuo a lo largo de toda su vida, sin ¡imitarla a una fase del desarrollo.
  • La importancia del momento presente y del cuerpo.
  • La búsqueda de un enfoque más sintético que analítico.
  • Recomendar un contacto directo y auténtico del paciente con su "analista".

A continuación describiré brevemente las características principales del pensamiento de las diferentes personas que influyeron en la vida profesional de Fritz Perls, algunas de las cuales ya fueron mencionadas en los párrafos anteriores.

Con respecto a Karen Horney (1885-1952). Motivada por su manera de ver al ser humano, básicamente le aportó un nuevo concepto de neurosis, donde para ella es al menos en parte, una enfermedad del medio, puesto que plantea que la normalidad esta determinada por la cultura.

En cuanto a los aportes recibidos por Wilbelm Reich (1897-1957). Quería que se considerara el comportamiento por su valor nominal, atendiendo a las características del lenguaje, la postura, los músculos y el gesto. Describió la formación de una armadura corporal como la consecuencia habitual del acto habitual de represión.

Aunque la terapia gestáltica no aborda la armadura muscular a nivel puramente somático, la toma en cuenta en la evaluación clínica del paciente y en su disolución progresiva como consecuencia del trabajo verbal.

Otra persona influyente fue Erich Fromm. Crítico de la sociedad humanista, psicólogo social y filósofo social. Fue representante del neopsicoanálisis, movimiento caracterizado por destacar los factores sociales y ambientales del desarrollo del ser humano.

Uno de los principales objetivos de Fromm fue integrar lo "racional" en lo cual engloba tendencias y acciones desafiantes, y lo "irracional' según él tendencias debilitadoras y destructivas.

Fromm, así como el resto de los precursores de este movimiento humanista, rechaza la orientación biologista y las consecuencias que ésta trae en el abordaje de los fenómenos en psicología. La imagen de hombre que sostiene es la de un hombre histórico y socialmente diferenciado, dotado de una constitución biológica extremadamente maleable y susceptible de adaptarse a los más distintos ambientes naturales y culturales, a través de su propia modificación y la del ambiente mismo. Las disposiciones psíquicas no son consideradas como "fuerzas" exteriores a la sociedad y mecánicamente opuestas a ella, sino que son socializadas en sus manifestaciones.

Además de las recién mencionadas hubieron tres influencias en el pensamiento intelectual de Perls que fueron las siguientes:

  • Del filósofo Sigmund Friediander, de cuya filosofía incorporó conceptos acerca del "pensamiento diferencial" y "la indiferencia creativa".
  • De Jan Smuts, quien desde su libro sobre holismo y evolución, examinaba el mundo ecológico general desde una perspectiva gestáltica; fue éste quien acuño la palabra holismo.
  • De Alfred Korzybski, sobre Semántica General.

Definición de terapia gestáltica:

Según Gary Yontef plantea en su libro "Proceso y Diálogo en psicoterapia gestáltica", - tres principios definen la terapia gestáltica, y es condición indispensable que no se viole ninguno de los tres. Cualquiera de ellos comprendido en forma adecuada y plena, abarca los otros dos:

  • Principio Uno: la terapia gestáltica es fenomenológica; su único objetivo es el Darse Cuenta y su metodología es la metodología del Darse Cuenta.
  • Principio Dos: la terapia gestáltica se basa totalmente en el Existencialismo dialogal, es decir en el proceso Yo - Tú, contacto / alejamiento.
  • Principio Tres: la concepción o cosmovisión fundamental de la terapia gestáltica es la Gestalt, basada en el Holismo y la teoría del campo.

La propuesta de trabajo de la terapia gestáltica se basa en la revalorización de la experiencia y las emociones del sujeto; buscando el desarrollo del potencial humano, en tanto reconoce en el hombre la capacidad de autorrealización continua a lo largo de toda su vida como un proceso constante y siempre posible. Busca la integración de la persona que así facilitará su propio desarrollo, desde una visión multidimensional, es decir atendiendo al hombre como individuo bio-psico-social dentro de un campo organismo – ambiente.

Con respecto al último punto (relación organismo – ambiente), Lartner, cuando se refiere a los Principios Básicos de la Terapia gestáltica, menciona que el organismo y el ambiente componen una unidad interdependiente en la que el organismo está luchando por regularse a sí mismo. Según éste autor, los organismos tienen dos sistemas que colaboran en sus interrelaciones con el medio externo, estos son, el sistema sensorial o de orientación que implica la organización de las facultades que reciben información sobre el contexto. El sistema motor, que abarca la organización de las facultades manipuladoras, y permite al organismo hacer cambios en su ambiente.

Centrándome más en el tema focal de éste trabajo, citaré la postura que mantienen Fagan y Shepphard, cuando hablan de la Psicoterapia de Crisis.

En una crisis, la persona se halla ante una encrucijada: por un lado, lo que es, por el otro, lo que puede ser si cambia. La crisis se produce cuando la persona enfrenta las exigencias que le formula la comunidad, cuando necesariamente debe reconocer sus propias limitaciones. Sin este enjuiciamiento por parte de la comunidad la persona no crece - sólo se conoce a sí misma como individuo aislado -. El camino que debe recorrer para convertirse en una persona y las crisis que en él tienen lugar son al mismo tiempo la esperanza de salvación del individuo y su purgatorio. Anhela crecer y se esfuerza por lograrlo, pero a la vez retrocede frente al dolor que todo crecimiento trae consigo. Y es así como se plantea la encrucijada.

Una persona entra en situación de crisis cuando su modo de vida acostumbrado en la comunidad se ha vuelto menos viable. Es entonces cuando surge la conciencia de que no todo anda bien dentro suyo. Si escucha la señal y realiza los cambios indispensables en sí misma adaptándose a las exigencias presentes, avanzará en su desarrollo. Pero como hay en la personalidad rigideces intrínsecas, a veces se pasa por alto la señal organísmica y se elige en cambio el camino de la comodidad y la evitación. El enjuiciamiento continúa, sin embargo, con sus exigencias constantes o intermitentes, hasta que el conflicto vuelve a ser agudo, y hasta que la conciencia que toma la persona de sí misma como un organismo en conflicto se convierte en el factor que orienta su vida.

Antes de continuar, me parece pertinente clarificar el concepto de Taller Terapéutico, ya que es éste un instrumento muy importante así como también muy utilizado dentro de la terapia gestáltica.

Es un episodio o experiencia terapéutica vivencial, grupal y prolongada, para vivir en el aquí y ahora, en donde cada uno aprende de sí mismo mediante ejercicios y técnicas que lo conectan con su interior. Es también un tiempo y un espacio para la vivencia, la participación y el desarrollo del potencial creativo.

Apunta a que la persona aprenda a discriminar lo que es propio, de lo que es del otro, es decir, el espacio propio y, el espacio de otro. Se crea un espacio de contención, basado en la aceptación, en la escucha, sin crítica ni descalificación.

Generalmente se trabaja con un cupo de entre 10 y 15 personas, dependiendo del tema a abordar y del o los coordinadores. Utiliza el Darse Cuenta como instrumento, aunque también se suele trabajar con música. Las técnicas son individuales y grupales, se respeta la necesidad de alguno de trabajar temas personales o de no querer trabajarlos.

Las experiencias proporcionadas son iguales para todos los participantes, a pesar del diferente nivel de integración. Esto enriquece la experiencia, ya que debido a los vínculos solidarios que se crean, colaboran unos con otros en el proceso de crecimiento.

Un taller está destinado a aquellas personas que estén interesadas en su crecimiento y desarrollo personal, a aquellas que estén atravesando situaciones conflictivas y que desean enfrentarlas, y a aquellos sujetos que desean profundizar o tener un acercamiento al enfoque gestáltico y/o a la temática puntual a trabajar.

Cabe aclarar que a pesar de ser un espacio "abierto" en que se respetan las necesidades de las personas que participan, los talleres suelen tener "reglas" preestablecidas por los coordinadores, las cuales son explicitadas al comienzo de la jornada. Generalmente estas "reglas" giran en torno a lo siguiente:

  • Hablar de sí mismo (en primera persona utilizando el Yo).
  • Personalizar (No generalizar).
  • No juzgar.
  • Mirar a la persona a la que se dirige al hablar.
  • No fumar.
  • No comer durante los trabajos, o ejercicios.
  • Mantener el "secreto grupal".
  • Tener una actitud de respeto y escucha atenta al otro.

A continuación realizaré una síntesis escueta y concisa de algunos de los principales conceptos que conforman el cuerpo teórico de la terapia gestáltica, así como de las premisas en torno de las cuales se organizan.

La teoría de la terapia gestáltica es una totalidad en la que se hallan interrelacionados distintos conceptos como sus partes constituyentes, aquí tampoco hay que perder de vista el principio que plantea que el todo es más que la suma de sus partes, es decir que como tal posee una calidad distinta a la simple sumatoria de sus componentes; los cuales se interrelacionan en un equilibrio de fuerzas dinámicas determinado por la realidad del fenómeno del que se ocupa.

El tipo de pensamiento científico que caracteriza el abordaje de su objeto de estudio es sistémico (propuesto por Kurt Lewin en su Teoría del Campo); es una visión sintética y global del ser humano.

Finalmente y antes de pasar a la presentación de los conceptos, me gustaría aclarar que los mismos serán ubicados en apartados individuales, y el orden en que aparezcan no hace referencia a su importancia en el conjunto, ya que la preponderancia de los mismos está dada en general por el contexto y el momento en el que se lleva a cabo el encuentro terapéutico.

PREMISAS BASICAS DE LA TEPAPIA GESTALT

Los conceptos gestálticos se integran conformando la teoría organizados en base a principios o premisas básicas cuyo fundamento es el Holismo, las mismas fueron explicadas por Fritz Perls en "El Enfoque Gestáltico y Testimonios de Psicoterapia", y están implícitas en las siguientes frases:

Es la organización de los hechos, de las percepciones, de la conducta y de los fenómenos, y no los elementos individuales de los cuales se componen, lo que define y les da su significado específico y particular.

Este concepto fue desarrollado originalmente por un grupo de psicólogos alemanes que trabajaban en el campo de la percepción. Ellos demostraron que el hombre no percibe las cosas como entidades sin relación y aisladas, sino que más bien las organiza, mediante el proceso perceptivo, en totalidades significativas. Por ejemplo, una persona que entra en una sala llena de gente, no percibe meramente manchones de color y movimiento, caras y cuerpos. Percibe la sala y las personas como una unidad, en la cual un elemento seleccionado de los muchos ahí presentes resalta (hace figura) mientras los demás retroceden al fondo. La elección del elemento que va a resaltar es el resultado de muchos factores, todos los cuales pueden juntarse bajo el término general interés. Mientras hay interés, la escena aparece organizada de un modo significativo. Unicamente cuando el interés está completamente ausente, la percepción se atomiza y la sala se ve corno un enjambre de objetos sin ninguna relación entre sí.

Toda la vida y todo comportamiento son gobernados por el proceso de homeostasis, o también llamado adaptación o autorregulación.

El proceso homeostásico es el proceso mediante el cual el organismo mantiene su equilibrio y por lo tanto su salud, en medio de condiciones que varían. Por lo tanto, homeostasis es el proceso mediante el cual el organismo satisface sus necesidades. Dado que sus necesidades son muchas y cada necesidad altera el equilibrio, el proceso homeostásico transcurre todo el tiempo. Cuando el proceso homeostásico falla en alguna medida, el organismo permanece en un estado de desequilibrio y es incapaz de satisfacer sus necesidades, está enfermo. Cuando el proceso homeostásico falla durante demasiado tiempo, el organismo muere.

Por ejemplo, el cuerpo humano funciona eficientemente únicamente si el nivel de azúcar en la sangre se mantiene dentro de ciertos límites. Si el nivel de azúcar baja de estos límites, las glándulas adrenales secretan adrenalina; hace que el hígado convierta sus reservas de glicógeno en azúcar; esta azúcar pasa a la sangre con lo cual el nivel de azúcar sube. Todo esto ocurre en un plano puramente fisiológico; el organismo no está consciente de lo que está ocurriendo. Pero la disminución del nivel de azúcar en la sangre tiene aún otro efecto. Se acompaña de la sensación de hambre y el organismo satisface esta insatisfacción y este desequilibrio mediante el comer. El alimento se digiere, una porción de él se convierte en azúcar y el azúcar va a la sangre. Por lo tanto, en el caso del comer el proceso homeostásico exige cierta capacidad de darse cuenta y cierta acción deliberada por parte del organismo.

Cuando el nivel de azúcar sube demasiado, el páncreas secreta insulina lo cual ocasiona que el hígado retire azúcar de la sangre. Los riñones también ayudan a eliminar el exceso de azúcar por la orina. Estos procesos, son puramente fisiológicos, y ayudan a mantener el azúcar en la sangre al nivel adecuado. Pero además de las fisiológicas, el organismo también tiene necesidades de contacto al igual que necesidades psicológicas, que operan también por medio del proceso de autorregulación.

La necesidad dominante del organismo en cualquier momento, se convierte en la figura en primer plano y las demás necesidades retroceden, al menos temporalmente, al fondo.

Lo que está en primer plano es aquella necesidad que presiona más agudamente por su satisfacción.

Por ejemplo, parece ser una necesidad de las madres mantener a sus hijos alegres y contentos, una molestia de su hijo produce molestia en ellas. La madre de un bebé podrá dormir tranquilamente aun cuando afuera rujan motores de tráfico pesado, o incluso durante tormentas eléctricas con truenos ensordecedores, pero despertará instantáneamente si su bebé da un suave quejido.

Para que el individuo satisfaga sus necesidades, para crear completar la Gestalt, para pasar a otro asunto, tiene que ser capaz de sentir lo que necesita y debe saber cómo manejarse a sí mismo y a su ambiente, ya que incluso las necesidades puramente fisiológicas pueden ser satisfechas únicamente mediante la interacción del organismo y el ambiente.

"...el hombre es un organismo unificado... "

El ser humano puede funcionar en dos niveles cualitativamente distintos: el nivel del pensar y el del actuar. Posee la capacidad de aprender a manejar símbolos y abstracciones, y cuando hace uso de la misma está haciendo mental o simbólicamente lo que podría hacer físicamente.

Así es como la actividad mental le sirve al ser humano como un "ahorrador de tiempo, energía y trabajo", se constituye en actividad de la persona total que se lleva a cabo en un nivel energético inferior al de las actividades físicas.

CONCEPTOS BASICOS DE LA TERAPIA GESTALT

Aquí y Ahora

Es un concepto funcional que se refiere a lo que el organismo "está haciendo", son los actos realizados precisamente en el momento presente. Cuando los gestaltístas hablan de presente se refieren al inmediato aquí y ahora.

El presente, es una transición en permanente movimiento entre el pasado y el futuro. Según Laura Perls el pasado existe ahora como memoria, nostalgia, reproche, resentimientos, recuerdos, tensión corporal, leyenda o historia, y el futuro no existe excepto ahora como fantasías, planificación, ensayo, expectación, esperanzas o temor.

El enfoque gestáltico está centrado en el momento presente, ya que tanto el pasado como el futuro solo se pueden experienciar en el ahora: se refiere a éste momento. De la misma manera lo que es actual sucede en el lugar en el que está la persona, de ahí la importancia del aquí, ya que no puede vivenciarse en el momento actual ningún suceso que no esté aconteciendo dentro del rango de las propias percepciones.

Asimilación

En terapia Gestalt el proceso por el que atraviesa la ingestión y digestión de la comida -la asimilación- es utilizado como metáfora para ejemplificar lo que sucede con el funcionamiento psicológico. Los organismos llevan a cabo un constante ciclo metabólico de gastar energía en el afuera basado en una necesidad y preferencia interna junto con el conocimiento de que en el exterior se encuentran los "nutrientes".

Para que éste proceso se lleve a cabo se necesita de una persona que esté dispuesta a confiar en su propio juicio y "gusto". La discriminación requiere el sentir o experimentar los estímulos externos activamente, y procesar los estímulos exteroceptivos junto con los datos interoceptivos.

En palabras de Perls: " Todos nosotros crecemos mediante el ejercicio de la capacidad de discriminar, la que en sí misma es función del límite entre lo propio y lo otro... podernos crecer únicamente si en el proceso de tomar, digerimos y asimilamos plenamente, después de lo cual, lo que realmente hemos asimilado, pasa a ser nuestro"

Agresión

En terapia Gestalt la agresión es considerada una fuerza, una energía vital, sin connotaciones morales positivas ni negativas.

Es un elemento fundamental del proceso contacto - asimilación. Para sobrevivir, la persona debe intercambiar energía con el ambiente (por ejemplo respirar, comer, tocar) y mantenerse sin embargo como una entidad algo separada de él. La persona autorregulada organísmicamente elige por sí misma qué parte de cada cosa asume o rechaza; toma lo que es "nutritivo" para ella y rechaza lo que es "tóxico", usando su Darse Cuenta para discriminar y su agresión para destruir el estímulo extraño, ajeno para integrar las partes nutritivas al sí mismo (asimilación) y rechazar o eliminar lo inservible.

"Evitar lo tóxico o no alimenticio es el punto crítico que permite a las personas vivenciar un adecuado crecimiento y nutrición emocional". Para Fritz Perls la agresión constituye una fuerza necesaria para la asimilación activa del mundo exterior y que sirve para evitar las introyecciones.

Autorregulación organísmica

La autorregulación organísmica se basa en el reconocimiento del conjunto completo de información sensorial, mental y emocional, relativo a las necesidades y recursos tanto internos como ambientales.

El mencionarla implica referirse al proceso que se lleva a cabo para lograr el equilibrio homeostático. En el área de lo fisiológico se puede citar al ordenado proceso de secreción de ciertas enzimas para digerir distintos tipos de comidas; la forma psicológica de éste proceso implica la conciencia espontánea de la necesidad dominante y la organización de sus funciones de contacto.

En este proceso, la elección y el aprendizaje ocurren en forma holística, con una integración natural de mente y cuerpo, pensamientos y sentimientos, espontaneidad y deliberación.

La autorregulación organísmica es un proceso que se renueva en forma constante. Es esencialmente un sistema basado en la retroalimentación y el ajuste creativo continuo. Es un proceso bio-psico-social que requiere un continium del Darse Cuenta y atención constante a las nuevas necesidades y recursos de cambio en sí mismo, en los demás y en la sociedad.

Una persona autorregulada en forma organísmica asume la responsabilidad de lo que se hace a sí misma, de lo que otros hacen a su sí mismo y de lo que desde sí misma hace a otros. La persona interactúa con el ambiente, pero el apoyo básico para la regulación de su existencia es mediante su sí mismo.

Finalmente la autorregulación organísmica implica la identificación con uno mismo tal como uno es, especialmente la identificación con la propia situación y experiencia.

Regulación Deberista

Es un proceso basado en la satisfacción parcial de las necesidades de la persona, desde la imposición arbitraria de lo que algún "controlador" (agente externo como instituciones, personas, etc.) piensa que se debe o no se debe ser. Cuando la persona inicia la regulación deberista genera nuevos "deberías" que son impuestos en el sí mismo por el sí mismo, y no son un imperativo del sí mismo total.

La regulación deberista interfiere con el funcionamiento sano del organismo, con predominio de la cognición y exclusión del sentimiento holístico. En un proceso de éste tipo, el apoyo externo se convierte en un reemplazante del autoapoyo, más que una fuente de nutrición para el sí mismo; es una entidad fija más que un proceso organísmico, carece de flexibilidad y sensibilidad.

La regulación deberista es artificial y funciona dicotomizando el campo, funciona a través de un proceso de confluencia y aislamiento, solo reconoce un camino concreto creando una división dentro de la persona, esto se debe a que se basa en introyecciones no asimiladas, es decir procesos ajenos a la persona.

Ajuste creativo

Hace referencia a la interacción activa que se produce en la frontera - contacto entre la persona y su medio, en la cual ésta según lo plantea Gary Yontef :

  • Se contacta responsablemente, reconoce y enfrenta su espacio vital y
  • Asume la responsabilidad de crear las condiciones para su propio bienestar.

Esto significa que debe saber lo que necesita, lo que quiere y lo que prefiere, y que puede ser responsable por sus valores, juicios y opciones.

Darse Cuenta (awareness)

Toma de conciencia global en el momento presente, atención al conjunto del sentimiento corporal y emocional interno y del medio. En el Darse Cuenta existe un proceso llevándose a cabo en el organismo total.

Existen tres tipos de Darse Cuenta:

  • Darse Cuenta externo compuesto por las sensaciones y las percepciones.
  • Darse Cuenta interno que cuenta con sensaciones y emociones.
  • Darse Cuenta de las fantasías que significa una actividad mental.

El Darse Cuenta es una forma de vivenciar. Es el proceso de estar en contacto alerta con la situación más importante en el campo Individuo - Ambiente, con un total apoyo sensorio - motor, emocional, cognitivo y energético.

El Darse Cuenta va siempre acompañado de la formación gestáltica, de totalidades nuevas y significativas que se crean mediante el contacto con el sí mismo. Por lo tanto es en sí mismo la integración de un problema.

Continium del Darse Cuenta: Flujo permanente de sensaciones, sentimientos e ideas que constituyen el fondo sobre el cual se desprenden sucesivamente las figuras emergentes principales ("gestalten") de nuestro interés. En una persona saludable, éste flujo es flexible y regular. Un continuo e ininterrumpido contínium del Darse Cuenta lleva a una captación inmediata de la unidad obvia de elementos dispares en el campo.

En su análisis del Darse Cuenta, Gary Yontef plantea como corolario lo siguiente:

  • El Darse Cuenta es eficaz solo cuando está basado en y energizado por la necesidad dominante actual del organismo.
  • El Darse Cuenta no está completo sin conocer directamente la realidad de la situación y como está uno en ella.
  • El Darse Cuenta está siempre aquí y ahora y está siempre cambiando, evolucionando y trascendiendo a sí mismo.

El Darse Cuenta va acompañado por la pertenencia, es decir el proceso de conocer el control sobre nuestra opción de y responsabilidad por la propia conducta y sentimientos. Sin esto, la persona puede estar alerta a su propia experiencia y espacio vital, pero no sabe que poder tiene y cual no tiene. De modo que funcionalmente el Darse Cuenta Total es igual a la responsabilidad. Debe incluir la autoaceptación y un verdadero autoreconocimiento.

Responsabilidad

Generalmente en el uso ordinario de la palabra se lo equipara al concepto de obligación, en este sentido la persona será responsable si hace lo que se espera de ella, incluso cosas que le desagradan o molestan, trayendo como consecuencia una conducta poco integrada y sin espontaneidad.

En terapia Gestalt esta palabra se usa de dos maneras:

  • Haciendo referencia a la conciencia de lo que está sucediendo, o sea, captar la propia existencia tal como se presenta (Darse Cuenta).
  • Hacerse cargo de los propios actos, impulsos y sentimientos en éste sentido.

Las personas son responsables de lo que eligen hacer, de sus acciones al tomar en cuenta sus propios deseos y necesidades, dando a su vez respuestas al ambiente y alternativas ante cada situación.

Entonces, responsabilidad es la habilidad para responder, implica que la persona sea el principal agente para determinar su propio comportamiento.

Sí mismo (self)

No es una entidad fija, ni una instancia psíquica, sino un proceso dinámico específico a cada persona, que caracteriza su manera de reaccionar en un campo organismo - ambiente dado, en un momento dado, siempre en función de¡ estilo personal de cada uno. Es el ser-en-el-mundo de cada persona. El sí mismo es:

  • El sistema de contactos presentes.
  • El agente de crecimiento.

Se utiliza como un pronombre reflejo, que se refiere a la persona total. Es el límite de contacto funcionando y su actividad consiste en formar figuras y fondos. El funcionamiento sano del sí mismo no es autocentrado, sino centrado en él y en otros, es decir en la totalidad del campo.

Serge Ginger plantea que el sí mismo funciona sobre tres modos:

Función ello:

Se relaciona con el mundo interno, con las necesidades vitales y con su traducción corporal. Esta función se expresa en los actos automáticos, tales como respirar, caminar, etc. Cuando la persona funciona según esta modalidad no tiene conciencia clara de sus actos.

Función yo:

Implica un funcionamiento activo, donde los actos son llevados a cabo de manera deliberada, a partir de la toma de conciencia de las necesidades y deseos propios (las perturbaciones en esta modalidad de funcionamiento se exteriorizan en los diferentes mecanismos de evitación del contacto).

Función personalidad:

Es la representación que cada persona hace de sí misma, constituye la integración de las experiencias pasadas, es decir la asimilación de las vivencias personales. Por medio de esta función del sí mismo se construye el sentimiento de identidad.

En sus tres funciones el sí mismo existe con intensidad variable según el momento particular que la persona esté atravesando (aquí y ahora).

Campo organismo - ambiente

Campo es según Perls "una totalidad de fuerzas que se influencian recíprocamente y que en conjunto forman un todo interactivo unificado".

Cuando nos referimos en este contexto al campo organismo - ambiente lo hacemos en relación a la persona en interrelación con su medio, y como corolario de esta totalidad. Fritz Perls plantea que un cambio en cualquier aspecto de la misma afectará al campo total, en todos sus componentes.

Figura - Fondo

Es un concepto importante de la teoría gestáltica, el fenómeno figura - fondo ha sido descripto por Kholer, Koffka y Wertheimer (en sus investigaciones sobre los fenómenos de la percepción y del conocimiento en el ámbito de la Psicología de la Gestalt), describieron que al experimentar el medio visualmente elegimos un centro particular de interés que se destaca para el observador, respecto de un fondo difuso, lo que se destaca se llama figura y el resto es el fondo.

A los terapeutas gestálticos el fenómeno figura - fondo les interesa en relación con todas las funciones del organismo. Es un principio psicológico común a numerosas teorías, y se refiere a que dentro de la persona existen fuerzas de gran poderío activo, que pueden escapar a su conciencia pero influyen no obstante sobre la conducta.

El concepto de "figura – fondo", ratifica que la experiencia periférica de la persona es una fuente de energía, puesto que se sostiene la capacidad de la misma de traer a su área de "Darse Cuenta" elementos que provienen del fondo de su experiencia dándoles la categoría de figuras dentro del proceso natural de formación y destrucción de una gestalt.

Características de la figura:

  • Es la necesidad dominante.
  • Posee alto magnetismo.
  • Es el centro de la atención en un momento dado.
  • Es transitoria.

Características del fondo:

  • Fertilidad (es el contexto del cual provienen los elementos que tiñen a la figura de significado).
  • Transitoriedad.

La formación y el proceso de construcción del significado de figura - fondo es una constante en el funcionamiento humano. La calidad de éste proceso determina la calidad de la conciencia y autorregulación de la persona.

La persona "sana" debe discernir claramente la figura (o gestalt) dominante en ese preciso instante, la cual solo toma todo su sentido en relación con el fondo, el plano posterior. Así, una reacción en el aquí y ahora (figura emergente) debe insertarse en el conjunto de la situación de la personalidad.

Un cuidadoso estudio fenomenológico del proceso de formación de significado figura - fondo de una persona, permite comprender la organización de su personalidad.

Gestalt

La palabra gestalt, derivada de la palabra alemana Guestalt, no tiene traducción precisa al español, en terapia gestáltica se la entiende como una forma, una configuración o una totalidad que tiene como un todo unificado propiedades que no pueden ser derivadas de la suma de sus partes y sus relaciones. Puede referirse tanto a estructuras físicas o funciones fisiológicas o a unidades simbólicas.

Una buena gestalt, clara figura o buena forma se constituye a partir de una relación figura - fondo que responde a y es energizada por el cambiante patrón de las necesidades inmediatas de la persona. No es ni muy rígida e inflexible, ni muy cambiante y sutil. El Darse Cuenta que "cura" es el que forma una gestalt clara, con una figura organizada y energizada por la necesidad dominante de la persona en cada momento.

Asuntos inconclusos o guestalten incompletas: Son la consecuencia cuando se bloquea o rigidiza la formación y destrucción de la guestalt y no se reconocen ni expresan las necesidades.

Las necesidades no satisfechas forman guestalten incompletas que presionan para ser atendidas e interfieren con la formación de nuevas guestalten.

Necesidad

Cuando se habla de necesidad nos referimos al mismo tiempo al organismo. Un organismo viviente que no podría existir y desarrollarse si no logra satisfacer sus necesidades básicas. Cuando la persona (organismo) siente una necesidad significa que "algo le falta", "carece de algo" y por lo tanto se encuentra en desequilibrio. En tal situación de carencia, el proceso esperable consiste en sentir lo que falta, identificarlo (darse cuenta o tomar conciencia) y encontrar después lo medios para satisfacer dicha carencia volviendo así a una situación de equilibrio u homeostasis.

Las necesidades pueden ser fisiológicas (comer, dormir, etc.), psicológicas, sociales o espirituales. No siempre son claramente percibidas y expresadas directamente; en terapia gestáltica se otorga importancia al hecho de lograr una buena discriminación de las necesidades emergentes para satisfacerlas y mantener así un ritmo sano en el ciclo de formación y destrucción de guestalten.

Contacto

Es una idea central en terapia gestáltica, el contacto abarca por igual un Darse Cuenta sensorial aunado a una conducta motora, es decir es la conciencia de las novedades asimilabas y el comportamiento correspondiente hacia ellas.

Contactar es el proceso completo de reconocerse a sí mismo y al otro, moviéndose hacia una conexión - fusión y también hacia una separación - alejamiento.

El contacto es el proceso básico de cualquier relación, significa apreciar las diferencias entre sí mismo y otro. Incluye por lo tanto cuatro aspectos:

  • Conexión.
  • Separación.
  • Movimiento.
  • Darse Cuenta.

Éste último es necesario para reconocer y apreciar las diferencias tanto de sí como de otro.

Fritz Perls le adjudica una naturaleza dualista al contacto en el sentido de que el establecimiento de un buen contacto garantiza la posibilidad de sentir la unión con el otro y al mismo tiempo delimita la separación que permite mantenerse distinto y uno mismo.

Aún cuando el término contacto se refiere al proceso de conectar y separar, a veces también se emplea para referirse solo al aspecto de conexión del proceso total.

El contacto puede establecerse en tres zonas distintas:

Zona externa: Todo lo que existe de la piel hacia fuera.

Zona interna: Todo lo que ocurre de la piel hacia adentro.

Zona de la fantasía: Pensamientos, conceptos, abstracciones, imágenes, sueños, etc.

Límite o Frontera de contacto

La persona existe en un campo ambiente – individuo, dicho campo se diferencia por los límites, que no son entidades, sino procesos. Un límite es un proceso de separar y conectar. El límite que diferencia a la persona de su entorno se llama Límite - Ego. El proceso de contacto es el órgano de encuentro, el compromiso con el ambiente.

Es importante aclarar que al denominarlo "frontera o límite" no se refiere a algo que separa al organismo de su ambiente, más bien limita al organismo y su ambiente, lo contiene, lo protege.

Una persona existe al diferenciarse de otra y al contactarse con otra, éstas son las dos funciones de un límite, para estar bien contactado con el mundo propio es necesario que la persona se arriesgue a descubrir y llegar a los propios limites.

El contacto es una función que se desarrolla en la frontera que une a la persona y a la vez la separa de otros, esos otros pueden ser otro organismo, un objeto inanimado, o incluso una nueva cualidad o habilidad que el sujeto ha desarrollado en él mismo.

Los límites eficaces son permeables y permiten transacciones entre el organismo y el ambiente, son suficientemente flexibles como para ir de un grado de apertura - cierre a otro. La regulación del límite entre los extremos polares de unión y separación requiere del Darse Cuenta.

La frontera de contacto se construye a lo largo de toda la vida, tiene la característica intrínseca de cambio que le permite a la persona realizar un ajuste adecuado y creativo en las distintas situaciones por las que va atravesando.

Alteraciones del Límite de contacto

Implican una alteración de la distinción entre el sí mismo y otros, ésta puede estar dada tanto en el contacto, como en el Darse Cuenta; es cuando el límite entre el sí mismo y los otros se hace difuso, impermeable o se pierde.

Cuando el límite de contacto está alterado la persona solo es capaz de producir pseudo - contactos con su ambiente y con ella misma.

Estas alteraciones, también llamadas en este ámbito mecanismos de defensa, mecanismos de interrupción del contacto, resistencias o bloqueos son los siguientes:

  • Retención.
  • Desensibilización.
  • Proyección.
  • Introyección.
  • Retroflexión.
  • Deflexión.
  • Confluencia.
  • Fijación.

Experiencia

La experiencia ocurre en la frontera entre el organismo y su ambiente, básicamente en la superficie de la piel y los otros órganos de respuesta sensorial y motora; así la misma es una de las funciones de la frontera de contacto.

Ciclo de la experiencia

El ciclo de la experiencia es un modelo fisiológico que fue retomado del Conductismo por algunos de los terapeutas gestálticos entre los que se pueden mencionar a Joseph Zinker, Erving y Miriarn Polster, Joel Latner y Serge Ginger, e Incorporado holísticamente al funcionamiento total del organismo.

Es un ciclo psicofisiológico que se lleva continuamente a cabo en toda la persona; está relacionado con la satisfacción de necesidades y se le puede llamar también ciclo de autorregulación organísmica.

Es un proceso dirigido a lograr el objetivo final de la necesidad emergente, en términos gestálticos se diría que es el proceso que nos lleva al contacto que implica vivencia y resolución total de algún asunto inconcluso.

La finalidad del diseño del mismo es presentar de forma didáctica como la energía del organismo parte de una fase de equilibrio (indiferencia creativa) hasta retornar nuevamente al reposo pasando por diferentes fases. Este ciclo se repite una y otra vez mientras las gestalten se completan.

Otro punto importante es el que menciona Joseph Zinker acerca de la utilidad de este diseño, ya que considerando el ciclo completo se puede desarrollar un sistema de diagnóstico fenomenológíco que permitirá determinar exactamente donde se encuentre bloqueada la persona, facilitando de éste modo información valiosa al terapeuta para iniciar su intervención.

Indiferencia Creativa o Vacío Fértil

Es una de las partes componentes del proceso de formación y destrucción gestalt (ciclo de la experiencia), se localiza en el punto ulterior a la destrucción de una figura y anterior a la formación de otra.

En este punto del ciclo no se registra conciencia de nada en especial, la persona se encuentra receptiva al ambiente en general sin ningún centro de atención presente en un estado de equilibrio, existiendo en el punto cero de la satisfacción en el que "nada le falta ni le sobra".

A este estado Fritz Perls lo denomina vacío fértil, estar vacío es hallarse abierto a todas las posibilidades. Es un estado lleno de potencialidades que espera el desequilibrio inevitable.

Proceso

Gary Yontef: "Proceso es un cambio en un objeto u organismo en el cual se puede distinguir una cualidad o dirección consecuente. Un proceso es siempre en algún sentido activo: algo está sucediendo".

En terapia gestáltica, se retorna de la Teoría del Campo la noción de que en el campo organismo - ambiente todo se considera energía y movimiento; todo está en acción y en proceso de devenir, evolucionar y cambiar.

La terapia gestáltica está centrada en el proceso más que en el contenido, en lo que está pasando aquí y ahora, en el "cómo" están sucediendo los hechos, a partir de ésta orientación hacia el proceso se confía en lo que emerge, en la guestalt emergente, más que en conceptos fijos y estáticos.

En este contexto se prefiere un lenguaje de proceso para teorizar, describir fenómenos clínicos y enfatizar intervenciones de desarrollo a través del tiempo y el espacio, por ejemplo, expresar emociones en lugar de solo hablar de ellas y confiar en el desarrollo que es parte de la teoría paradójica del cambio.

Teoría Paradójica del Cambio

Constituye la idea central a partir de la cual se estructuran las modalidades de abordaje en terapia gestáltica, parte en aceptar que el cambio se produce cuando la persona se convierte en lo que és y no cuando trata de convertirse en lo que no és. De acuerdo con Fagan y Shepherd "El cambio no tiene lugar merced al intento coactivo realizado por el individuo para cambiar o por otra persona para cambiarlo, pero si tiene lugar cuando aquel invierte tiempo y esfuerzo en ser lo que és. Al rechazar el papel de agentes de cambio, posibilitamos un cambio significativo y metódico.

La paradoja consiste en que mientras más uno trata de ser lo que no és, más permanece igual. Al abandonar la lucha contra la propia resistencia y el deseo de ser otra cosa, y admitir que uno és como és, puede reconocerse la necesidad o deseo subyacente, completar la guestalt y dar paso a nuevas necesidades o conductas.

Resistencia

En terapia gestáltica la resistencia se considera más bien como una forma de energía orientada, que puede ser utilizada en el sentido de una adaptación o de una protección legítima. Dicha energía no es una fuerza inerte, solo se convierte en interferencia cuando disminuye el contacto, se bloquea o se anula.

La resistencia es una parte de la polaridad que consiste en un impulso y la resistencia a ese impulso. Puede ser normal y necesaria para el equilibrio psico-social. Incluso en muchas ocasiones constituye una reacción sana de adaptación. Solo en los casos en que su exacerbación y persistencia rígida se muestra en momentos inapropiados pasará a formar parte del carácter.

En el trabajo que se realiza en terapia gestáltica se presta igual atención al proceso en marcha de la conciencia como al proceso a la resistencia de la misma, viéndolo como un conflicto de la persona que necesita ser integrada a un sí mismo armoniosamente diferenciado.

Carácter

Es la estructura "rígida" del comportamiento que se asume cuando el ajustamiento creativo del sí mismo no funciona con la flexibilidad necesaria. En este contexto significa inflexibilidad.

Impasse

En ocasiones es lo que se denomina "punto enfermo", se produce cuando la persona no puede apelar a sus propios recursos y tampoco puede obtener apoyo ambiental. Esto último se debe en gran parte a que su fuerza está dividida entre impulso y resistencia; ante ésta situación la actitud más frecuente es la de manipular a otros de tal forma de mantener el status quo, controlar su ambiente y evitar enfrentar su problemática.

Autoapoyo

Se considera la consecuencia natural de un proceso de crecimiento sano. Como lo venimos apreciando a lo largo de todo el trabajo, implica el pasaje de un estado de total apoyo ambiental (dependencia) al autosoporte.

Un aspecto importante del mismo es la identificación de la propia condición a partir del conocimiento y aceptación de lo que uno és. Esta identificación significa tomar contacto con la actual experiencia, conducta o situación. Debido a que la condición personal cambia con el tiempo, dicha identificación incluye identificar el flujo de las condiciones con confianza en el movimiento y el cambio.

El autoapoyo también implica tener contacto con otras personas. En esta interacción resulta crítico el continuo uso del equipo sensoriomotor del organismo en transacciones con el ambiente y con el Darse Cuenta. Es decir que el autoapoyo y conduce a la integración de la personalidad.

Polaridades

Las polaridades están profundamente arraigadas en el funcionamiento del organismo. Estos dualismos llenan la conducta y el pensamiento humano.

La relación de los opuestos consiste en que la existencia de uno necesariamente exige la existencia del otro; la interacción de los mismos funciona como un proceso dialéctico.

Las polaridades están relacionadas con la historia particular de cada persona y con la percepción de su realidad interior. Esta realidad determina que se desarrollen polaridades cuyas características son egosintónicas o aceptables para la conciencia de la misma y egodistónicas o inaceptables para el sí mismo. A partir de polaridades en pugna se generan conflictos polares que pueden ser tanto intrapersonales como interpersonales.

Joseph Zinker afirma que la persona presenta conglomerados de fuerzas polares, las cuales se interceptan entre sí pero no necesariamente en el centro; cada característica no solo posee un opuesto sino varios opuestos, creando así "multilateralidades".

La terapia gestáltica busca la integración armónica de las polaridades complementarias de cualquier comportamiento humano (por ejemplo: agresividad y ternura) más que la eliminación de una en provecho de la otra, intentando lograr una solución que una ambos polos para formar una figura más importante que la simple combinación de los opuestos: una creación nueva.

En este contexto las cualidades no son contradicciones irreconciliables, sino distinciones que serán integradas en el proceso de la formación y destrucción de la guestalt.

Información del Instituto

La historia del Instituto Gestáltico de Córdoba, sito en la calle 25 de Mayo 1171, Barrio General Paz, de la ciudad de Córdoba, comienza en Julio de 1980 cuando la Dra. Adriana "Nana" Schanke dirigió un laboratorio terapéutico en ésta ciudad. Esta experiencia motivó a que la Lic. María Elena Vanina, la Lic. Alicia Gecchelín, y la Lic. Stella Maris Vera viajasen a Buenos Aires, para formarse con la Dra. Schnake. Posteriormente, en 1984, forman aquí, en Córdoba el Grupo de Estudios Gestálticos, el cual en 1989 se trasformó en el I.Ge.C., siendo sus miembros fundadores Lic. María Elena Vanina, Lic. Alicia Gecchelín, Stella Maris Vera, Lic. Myriam Ruíz de Bornancini, Lic. Graciela Sosa, Lic. Graciela Benitez, Lic. Liliana Bevilacqua y Lic. Raúl García, teniendo como presidentes honorarios a la Dra. Adriana Schnake y al Dr. Francisco Huneeus.

En el año 1992 se constituye como Asociación Civil con Personería Jurídica 191/A, y se crea la Escuela de Post-Grado, impartiendo formación en ésta línea terapéutica a médicos y psicólogos, entregando el título de Psicoterapeuta Gestáltico. Continuando ésta tarea formativa, extiende la misma a psicopedagogos y otros auxiliares de la salud de Córdoba y otras provincias, en Cursos de Post-Grado de hasta cuatro años de duración.

En el año 1998, amplía sus actividades creando el servicio de Consultorio Social, donde se brinda atención psicológica, a personas de escasos recursos.

Se realizan además, trabajos de investigación en el área de la Salud Mental y Educación; del mismo modo se organizan eventos de orden cultural como conciertos, muestras pictóricas, fotográficas y diversas conferencias.

A continuación, en la página siguiente se presenta un gráfico con la distribución geográfica de las diferentes habitaciones del I.Ge.C.

PLANTA BAJA PRIMER PISO

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

Cabe agregar que éste año, en conmemoración a su 10º aniversario, el I.Ge.C organizará las 1º Jornadas de Enfoque Gestáltico en la Ciudad de Córdoba. Las mismas se llevarán a cabo en las instalaciones de Hotel Windsor, los días 6 y 7 de septiembre de éste año.

Modalidad

Las jornadas contaran con ponencias, conferencias, talleres y mesas redondas de entre 2 y tres horas de duración en múltiples espacios simultáneos a lo largo de los dos días.

Participantes

Contaran con una amplia convocatoria en la que se espera alrededor de 500 personas asistentes a este evento, tales como profesionales Psicólogos, Médicos, Psicopedagogos, Docentes, Asistentes Sociales, estudiantes universitarios y terciarios, y público en general.

Objetivos:

  • Generar un espacio de intercambio científico desde el interior del país.
  • Propiciar ámbitos de reflexión y debate sobre las temáticas que involucran especialidades de esta línea terapéutica.
  • Fomentar un espacio de investigación
  • Favorecer un espacio de integración de profesionales de distintas áreas de la salud y de diferentes lugares del país y del mundo.
  • Conocer y unir diversas generaciones de profesionales.
  • Tener referentes del Gestalt en diferentes temáticas en todo el País, a la hora de intercambiar inquietudes, propuestas, etc.
  • Contribuir a difundir el enfoque que hemos elegido a un público mayor, ya que este evento se dirigirá a estudiantes, médicos, docentes, psicopedagogos, trabajadores de la salud y público en General..
  • Enriquecer el desarrollo del Enfoque Gestáltico.
  • Promover áreas poco difundidas como espacios de aplicación de este enfoque.

Principales Temas a Tratar:

  • Parejas y Fertilidad.
  • Sueños.
  • Niñez, Adolescencia y Familia.
  • Prevención en ETS y SIDA.
  • Gestalt y Género.
  • Gestalt y Adicciones.
  • Gestalt y Educación.
  • Gestalt y Trastornos de Ansiedad.
  • Gestalt y Concepción Holística de la Salud.
  • La crisis argentina hoy.

Desarrollo

A continuación comenzaré describiendo como se desarrolló el Taller Terapéutico, que tuvo lugar el día sábado 1 de junio, y luego, al finalizar comentaré brevemente mi visión personal del mismo.

EL PASAJE

Talentos, soportes y recursos en el transcurso por la crisis.

Dictado por el Lic. Antonio Camargo, y la Lic. Tamara Castellber.

Hora de inicio: 14:50

El lugar en el que nos ubicamos es el salón principal del I.Ge.C. cuyas dimensiones son de 10 por 4 metros aproximadamente. El piso está totalmente cubierto por una alfombra de color verde musgo, y todo el perímetro esta está cubierto por almohadones. Se destaca en unos de los laterales, un sofá, en el cual se sientan los coordinadores, mientras que los participantes, estamos sentados, algunos en el piso, y otros sobre los almohadones.

Lo primero que se hace es la autopresentación de cada una de las personas que asistimos (8, incluyendo a los 2 coordinadores) diciendo, primero el nombre y luego un concepto de lo que una crisis significaba para cada uno.

Luego se hizo un ejercicio que consistió en decirle a cada una de las personas presentes, que es lo que cada uno pensaba que ella hacía en una crisis. Cabe aclarar que se solicitó que los comentarios, fuesen críticas, es decir, cosas que a juicio de cada uno, la otra persona, hacía mal en una crisis.

Mientras cada uno, decía que es lo que creía, que un desconocido, hacía mal en una crisis, los coordinadores, tomaban nota de cada crítica.

Posteriormente se le leyó a cada persona, cada una de las críticas que ésta le había realizado a los demás, y se le preguntó cuales de esos aspectos, reconocía en sí mismo. Y así con los aspectos que cada uno no asumía como propios o no reconocía, los coordinadores, crearon un personaje para cada uno de nosotros.

Luego, Antonio y Tamara nos entregaron una cartulina a cada uno y colocaron en el centro del salón algunos lápices de colores, crayones, tijeras, etc. Y nos dieron la consigna de que individualmente dibujáramos en la cartulina, una máscara que considerara representativa del personaje a interpretar.

A medida que fuimos terminando las máscaras, nos las fuimos colocando, y comenzamos a "actuar" el personaje, relacionándonos con las demás personas, incluyendo a los coordinadores.

El ejercicio dura aproximadamente 20 minutos en los cuales nadie sale de su rol especificado.

Una vez transcurrido el tiempo, los coordinadores, apagaron la luz, y dieron la consigna de que cada uno de nosotros se concentrara en lo que estaba sintiendo en ese momento, y a partir de esa sensación, diagramara un nuevo personaje que sea opuesto al anterior, que luego debimos personificar. Así se reanuda el ejercicio, que dura aproximadamente otros 20 minutos.

Al terminar esa actividad nos pidieron que, con los ojos cerrados, imaginemos y adoptemos la postura corporal de una estatua que represente primero a uno de los personajes, y luego al otro. Posteriormente, continuando con los ojos cerrados, debimos pasar una y otra vez, lentamente, de una estatua a otra, hasta que pudimos encontrar una posición intermedia en la que estuvimos cómodos, y que representara la integración de ambos roles.

Luego de pasar un rato "conectado" en esa situación, se da por finalizado el ejercicio y entonces procedemos a relatar, lo que cada uno experimentó.

Posteriormente, se nos agrupa en parejas y se nos pide que le contemos a la otra persona, como es un día nuestro cuando recién nos levantamos. Tratando de ser lo más descriptivos posible.

Cuando ambos cumplimos con la consigna, los coordinadores solicitan que primero uno y luego el otro miembro de la pareja, basándose exclusivamente en lo que contó el compañero, relate como se comporta éste, pero no cuando se levanta, sino frente a una situación nueva. Por ejemplo: X ante una situación nueva espera hasta último momento para actuar, luego sale apurado...

Una vez que el compañero de ejercicio finalizaba su analogía, se nos dió la oportunidad de ratificar o rectificar lo dicho por éste. Y luego se nos preguntó acerca de que es lo que cada uno quisiera cambiar en su modo de reaccionar ante las situaciones nuevas. Esta actividad se extendió aproximadamente durante una hora.

A continuación, se realizó una nueva tarea con los ojos cerrados, acompañada de una música instrumental relajante, que consistió primero en visualizar un cuadro en cuyo interior se encontrara cada uno de nosotros, individualmente representado en una escena que simbolizara una situación previa a una crisis.

Luego de "quedarnos" en esa imagen unos momentos, repentinamente la melodía cambia, y es reemplazada por una música de ritmo más rápido, y más "agresiva", simultáneamente uno de los coordinadores comienza a hacer ruido golpeando el piso y las puertas, mientras que el otro relata que ese es el momento en que irrumpe la crisis en la imagen del cuadro, y que nosotros solo somos espectadores del accionar de ésta.

Tras permanecer unos instantes observando y vivenciando la crisis, se detiene la música y se nos pide que la visualicemos delante de nosotros, y que incorporemos su fuerza. Inmediatamente después nos es dada la consigna de "actuar" como si nosotros fuéramos la crisis, y vuelve a sonar la música anterior.

Después de que las "diferentes crisis" interactuásemos en la habitación, el volumen de la música disminuye, y es entonces cuando Antonio y Tamara, nos piden que imaginemos nuevamente un cuadro, pero ésta vez vacío, y que seamos nosotros quienes lo pintemos en ese momento, de a cuerdo a lo que sentíamos luego de haber "sido crisis".

Finalmente, como cierre del taller, se nos da la indicación de que, permaneciendo con los ojos cerrados, pintemos otro cuadro, en ésta ocasión acompañado de la música relajante. Y que nuevamente intentemos expresar lo que sentíamos en ese momento. Luego de unos instantes, los coordinadores nos guían, hasta hacernos formar un círculo en el que todos, tomados de las manos seguíamos "pintando". En ese momento se nos "permite" abrir los ojos y se nos agradece por haber ayudado conjuntamente a "pintar" el taller.

Hora de finalización: 21:30 aproximadamente.

Vivencia Personal

Debo reconocer que lo experimentado durante el taller, fue muy movilizante para mí, ya que gracias a que las actividades propuestas por los coordinadores estaban orientadas a que nos conozcamos más profundamente a nosotros mismos, pude ponerme en contacto con mis bloqueos internos, y con mis miedos frente a una situación desestructurante e imprevisible como es una crisis. Para lograr ésto debí librarme de mi tendencia a racionalizar e interpretar las situaciones, buscado una explicación a todo lo que sucede. Debo confesar que no es algo fácil de lograr ya que implica cambiar un modo de ver las cosas fundamentado en el ¿por qué?, por uno basado solamente en el ¿qué?, sin importar las causas, con lo cual debí dejar de lado, o al menos lo intenté, las ideas que venían a mi mente, y trataban de explicarme que es lo que estaba sucediendo.

El taller también me ayudó a darme cuenta de que las herramientas necesarias para superar un momento difícil, están dentro mío, "solo" tengo que quitar mi pensamiento del mundo externo, y concentrarme o focalizarme en mis propias sensaciones, para así poder descubrir que necesito en ese momento, y entonces recién ahí, ponerme a buscar una forma para conseguir los elementos que me permitirán satisfacer aquellas necesidades.

Tal vez esto pueda ser considerado como una actitud muy autosuficiente, pero considero que no es ése el mensaje de la terapia gestáltica, sino que en mi opinión lo que se busca es lograr que la persona supere los obstáculos internos que le impiden valerse por si misma, lo cual no implica que se prescinda del contacto con los demás, ya que como bien sabemos, el hombre lejos está de poder vivir aislado de la sociedad.

Como conclusión de lo anteriormente mencionado, haciendo un balance de lo conseguido, considero que logré conocer mejor mi modus operandi, en situaciones nuevas o desconocidas, lo que me dio una renovada perspectiva sobre mi propio proceso de maduración. Ayudándome a tomar conciencia de lo paulatino de éste, y de lo necesario que puede ser muchas veces sentirme acompañado durante el camino, para poder sobrellevar las diferentes crisis que pueden ir apareciendo.

A partir de aquí realizaré un recorrido bibliográfico de los diferentes conceptos y concepciones que hacen a la esencia de la terapia gestáltica. De ésta manera se lograra una adecuada "base" teórica que servirá se sostén para poder comprender la fundamentación del taller que he diseñado al final del trabajo, y que consiste en la forma en que yo llevaría a cabo éste encuentro terapéutico grupal.

¿Qué es una crisis?

Paul Tillich la denomina, "el paso por el Infierno". También se la ha llamado "el paso a través del fuego".

De acuerdo con Fagan y Sheppard, para que sea una crisis verdadera y no meramente imaginaria, la persona debe sentir sufrimiento y conflicto. Eso es lo que caracteriza a la crisis: la persona ya percibe el «fuego», pero se aparta de la trayectoria en la que sería enjuiciada y modificada.

Ocasionalmente, la persona tratará de atravesar «mentalmente» la crisis es decir, analizar lo que sucede, al mismo tiempo que sucede. Esa es la crisis imaginaria, que no fomenta el crecimiento en ningún aspecto esencial, ya que inevitablemente asume la delantera el lado racional de la personalidad.

El paciente y la persona

El equilibrio psíquico de la persona en crisis se ha visto sacudido al entregarse a la lucha; el terapeuta debe tener en cuenta que ha de resultar enjuiciado en algún grado a medida que "atraviesa el infierno" junto con el paciente. No debe confiar en que puede acercarse al "fuego" sin ser puesto un poco en tela de juicio. No podrá ofrecer una real ayuda si piensa mantenerse al resguardo de todo compromiso, ya que, todo tipo de manipulación terapéutica que persiga como objetivo disminuir su participación, dará por resultado la clausura del proceso de ampliación de su frontera que vive la persona. Esta frontera en ampliación y la tarea de aproximarse a ella dependen del encuentro: de la entrega a lo que está allí presente, al mismo tiempo que se confía en que el organismo ha de guiar y apoyar a ambos hasta que lleguen al núcleo de la crisis. Es, pues, necesario que el terapeuta participe en lo que acontece para permitirle a la persona soportar la ampliación de su frontera hasta que la labor concluya.

El "paso por el infierno" es el encuentro con el propio estado de conducta condicionado, con lo que se conoce como «el estado de hipnosis del individuo». Que consiste en el enjuiciamiento o modificación de las pautas de conducta que en ese momento bloquean el desarrollo de la persona. Se trata de un proceso destructivo, en el sentido de que aquellas actitudes y conductas que ya no tengan valor para la supervivencia del organismo serán desestructuradas, a fin de que la persona genere nuevas pautas, que puedan sustentar mejor su presente estadio de desarrollo.

Aunque la persona escogerá, para ejemplificar y expresar sus padecimientos, sólo algunos, la percepción de los síntomas por parte del terapeuta es una cuestión importante para el progreso futuro de la terapia.

Por ejemplo. ¿Interpreta los síntomas como formas de resistencia, como algo que interfiere el proceso terapéutico y

por ende debe ser eliminado cuanto antes?

En tal caso los síntomas pueden constituir un estorbo tanto para la persona como para el terapeuta. Se dedicará a eliminarlos, una atención que debería dirigirse hacia otra parte.

También puede ocurrir que los conciba como expresiones de

algún proceso patológico interno

En éste caso estimará que la persona está «enferma» Y que necesita algún tipo de tratamiento psíquico.

Es preferible enfocar los síntomas como fragmentos valiosos de conducta, que pueden volverse en apoyo de la persona una vez que esta aprende a descifrar lo que está diciendo en estos niveles de su ser. La persona no se concibe como un mero sistema reactivo de procesos «neuróticos», sino como un centro abierto de conciencia que avanza en su desarrollo, según lo evidencian los mismos síntomas. A causa de ello, no es necesario ningún "tratamiento" para elaborar la crisis; lo que se necesita es educación, aprendizaje, indagación, conversación: una investigación experimental sobre los métodos actuales que emplea la persona en su viaje.

Este enfoque tiende a evitar, en lo posible, que se produzca el «síndrome del paciente». La tarea no consiste en algo que un terapeuta hace a un paciente, sino en el estudio de las formas de estar junto a esa persona para que ella pueda, en definitiva, estar junto a otras.

Resolución de la crisis

Una vez que el terapeuta logra modificar las presiones externas para aminorar su urgencia, se centra de nuevo a la persona sobre sí misma, dirigiendo sus energías al ambiente "interno", a las estructuras internas que es preciso manipular y modificar. En tal sentido, la resolución completa de la crisis gira por lo general alrededor de cuatro situaciones existenciales: 1) permitirse ser enjuiciado; 2) despedirse; 3) perdonar, y 4) permitirse amar.

Permitirse ser enjuiciado: Ello supone mostrarse dispuesto a soportar el sufrimiento que implica tomar conciencia de la propia pauta condicionada de conducta, y su posterior modificación. En el «período de evaluación» es indispensable averiguar cuanto antes cuáles son las pautas condicionadas que mantienen a la persona detenida donde está. Es un error creer que la persona conoce estos factores de su personalidad, aun cuando asegure que los conoce.

En esta etapa, los numerosos métodos gestálticos de análisis de la resistencia y de integración, proporcionan la precisión necesaria para apuntar directamente a las áreas en las que se están movilizando las conductas condicionadas

Mientras que las técnicas ayudan a abrir las áreas en las que se va a trabajar, y los métodos, a integrar las conductas desdobladas en los conflictos de la persona, la curación necesaria para la resolución cabal de la crisis se vincula con las tres situaciones finales.

El despedirse: Es una de las contribuciones de Perls y se funda en su concepción básica de la neurosis como situación pendiente, o sea el hecho de que no se responda ante una situación en función de las «necesidades de la realidad» vigentes en ese momento y, por ende, no se asimile ni digiera lo que ella contiene. Al ser incapaz de despedirse (de acabar con la situación), la persona se crea una galería de espectros y fantasmas que permanecen luego en su vida en los planos de la fantasía adoptando diversas formas importunas, molestas, atemorizadoras, etc., y manifestándose en un lenguaje corporal concomitante.

Perdonar: Es otro ejemplo de situación a la que se pone fin, pero haciendo hincapié además en el abandono de los rencores, odios y restantes sentimientos que están en el núcleo del conflicto y mantienen a la persona atada a su pauta condicionada. Muchas de las resistencias que erige una persona contra el enjuiciamiento de su estado condicionado pueden tener como fuerza motivadora el resentimiento. A menudo, pese a advertir que una conducta opera en su contra y ya no es necesaria, permanece atada a ella porque se niega a perdonar al presunto «culpable» del pasado.

En el curso de éste proceso, muy probablemente habrá de descubrir que cualquiera de sus intentos actuales por "aplastar", "combatir" o "someter" el resentimiento y el odio sólo consigue que las conductas condicionadas se tornen más activas y poderosas.

A medida que la persona aprende a soltar su resentimiento y perdonar, descubre que simultáneamente se pone de relieve su capacidad de amar. El camino se vislumbra ya cercano; solo falta dar un paso para terminar con la crisis.

Permitirse amar: Es el paso indispensable para la auténtica libertad y el, recomienzo, ya que sobre la base del amor los componentes mecánicos de la personalidad se vuelven transparentes y son trascendidos.

Finalmente podría agregarse que el terapeuta posibilita el diálogo en todo momento durante su trabajo con la crisis. Trabaja consigo mismo y con el otro para promover el diálogo tanto cuando emplea una técnica como cuando está en un momento de espera o de silencio.

Lo anteriormente expuesto es útil para entender a la crisis y también puede servir para saber, como terapeuta, cual es el rol que se debe desempeñar. Pero el presente trabajo trata el tema de la Maduración, es por ello que consideré oportuno, remitirme a la base de la Terapia gestáltica para conocer que opinaba su creador sobre el tema.

Para Fritz madurar es pasar del soporte externo al autosoporte, y para ello es necesario aprender. Y aprender es descubrir que algo es posible, valiéndose de sí mismo, escuchando por si mismo, viendo por si mismo, y fundamentalmente estando abierto a lo que los demás tienen para darnos.

De acuerdo con Perls, el objetivo de la terapia es madurar, y cuando una persona está madurando se da cuenta de que está incompleta, entrando en lo que en terapia gestáltica se conoce como Impasse, que es el punto crucial de la terapia de crecimiento. Es el momento en que el apoyo ambiental no llega más y el autosoporte auténtico no se ha logrado aún. Generando una sensación de desconcierto en donde el sujeto no sabe que hacer.

Para entender este momento, es importante incorporar el concepto de Frustración, ya que Fritz afirma que sin ella, no hay necesidad de movilizar nuestros recursos y descubrir de que somos capaces. Pero a pesar de esto, muchas veces una persona, para no frustrarse, aprende a manipular el ambiente, es así como sigue dependiendo del apoyo externo y entonces no podrá conseguir el autosoporte.

Otro concepto fundamental dentro de la terapia gestáltica, como ya vimos es el de Polaridad. En ésta ocasión para explicarlo usaré como referentes a Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke, autores del libro "La enfermedad como camino", donde afirman que todos tenemos una conciencia del mundo polarizadora, es por ello que es importante reconocer que lo polar no es el mundo sino nuestra conciencia de él.

Un aspecto especial de ésta concepción es que un polo, para su existencia, depende del otro. Si quitamos uno, invariablemente desaparece el otro. Por ejemplo no puede haber claridad sin obscuridad, no puede haber inhalación sin expiración, etc. Esta absoluta interdependencia de los contrarios nos indica que en el fondo de la polaridad, existe una unidad.

La polaridad impide la unidad en la simultaneidad, pero el tiempo la restablece automáticamente ya que cada polo es compensado al ser movilizado por el polo opuesto. Ésta ley se llama Principio Complementario, donde la realización de un polo exige la manifestación del opuesto, manteniendo así el equilibrio. Es así como cuando tratamos de alimentar uno de los polos, el otro crece en igual proporción, sin que seamos conscientes de ello.

Por último, pero no menos importante, abordaré un concepto íntimamente vinculado con el de maduración, como lo es el Crecimiento. Para hacerlo realizaré una breve introducción del concepto y luego describiré las fases del desarrollo por las que atraviesa la persona en sus primeros años de vida, fundamentales para la construcción de la personalidad.

Desarrollo integrado de la Personalidad

Podemos entender el crecimiento como un proceso que se pone en marcha desde el momento mismo en que un organismo comienza a existir. El ser humano es un organismo vivo y como tal su proceso de crecimiento comienza en el momento mismo de su gestación.

Una vez que ha nacido necesita totalmente del apoyo del ambiente (apoyo externo), principalmente el de su madre. A medida que el niño crece comienza a desplegar su propio potencial, en el aprendizaje de actividades como caminar, hablar, amar, etc., este desarrollo paulatino lo lleva a transformarse en un ser capaz de sostenerse a sí mismo (autoapoyo), y a partir de allí optar por sus propios recursos.

La clave en este proceso de crecimiento es la responsabilidad, que es definida en este contexto como la capacidad o habilidad de responder por uno mismo a partir de la propia experiencia, y a partir de la forma como se ve al mundo. Como se ve, esta noción es utilizada en un sentido distinto al que se le da ordinariamente, que la equipara al concepto de obligación, el cual se refiere a un acto que uno emprende presionado por una persona superior - sea una imagen interna o una persona externa- en el cual se ve siempre involucrada una actitud de resentimiento (mandatos, deberías).

Fases del Desarrollo.

Diferentes fases por las que atraviesa el ser humano desde el inicio de su vida y a lo largo de las cuales va construyendo su personalidad, según los planteos al respecto en terapia Gestalt.

La primera fase es la denominada social. Implica el desarrollo de la conciencia o Darse Cuenta de la existencia de los otros. Se Inicia inmediatamente a partir del nacimiento, momento en el que el bebé presta atención a los otros y expresa la necesidad de interrelacionarse, especialmente con sus padres.

El requerimiento de la interrelación con los otros, resulta indispensable no solo para el desarrollo sino además para sobrevivir.

A lo largo del desarrollo, como un campo indiferenciado que empieza a separarse en partes definidas, el ser humano comienza a delimitar sus fronteras de contacto, que constituyen los límites de contacto entre sí mismo y el ambiente, que serán claros y definidos, en la medida en que durante esta fase el crecimiento sea satisfactorio y espontáneo.

Una vez que se ha desarrollado una firme conciencia de lo que existe fuera de él mismo (ambiente), en ese momento, el ser humano comenzará a transitar la siguiente fase denominada psicosocial. Aquí la toma de conciencia se centra en la percepción de sí mismo (organismo), la atención se vuelve sobre sí mismo. En este momento el niño responde al mundo en mayor medida psicológicamente, desde la imagen de sí mismo que ya ha comenzado a construir, con una mayor toma de conciencia y diferenciación del campo organismo-ambiente.

La tercer fase en este proceso de crecimiento es llamada espiritual. Aquí la persona va más allá de la toma de conciencia de sí mismo, como una unidad corporal y dentro de su mundo material, en esta etapa de la actitud intelectual, física y emocional la persona trasciende a lo que puede denominarse una persona sensitiva-intuitiva, tiene la posibilidad de constituirse en una totalidad más allá de sí misma con el ambiente en el que existe, evolucionando a la dimensión que este enfoque terapéutico denomina transpersonal, es decir que se desarrolla un sentido de continuidad con el "universo" tomado éste como una totalidad de la se forma parte.

Las tres fases descriptas existen en la persona desde su nacimiento como parte de su potencial innato, encajan una en otra y son secuenciales en el desarrollo de la personalidad, cada una funciona como fuente para las otras.

Hay una continua interrelación y retroalimentación entre las mismas. Para llevar adelante su crecimiento la persona además de su conciencia intelectual y del deseo personal requiere del experimentar cada fase de su desarrollo de la forma más completa (holista) posible, y en último lugar depende del conocimiento orgánico que se obtenga con tales experiencias, es decir del aprendizaje logrado y asimilado en todos los niveles de la persona: físico, mental y emocional.

Contacto.

El niño a través del contacto que establece en la interrelación con su medio ambiente, primordialmente en sus primeros años de vida, construye su personalidad.

La necesidad de estímulo táctil no termina a los pocos días del nacimiento. El contacto corporal es importante para los niños recién nacidos y básico para el desarrollo mental, emocional y físico. Los bebés que no experimentan el suficiente contacto físico, que son abandonados o desatendidos sufren un deterioro mental y físico que puede llevarlos hasta la muerte.

El contacto le permite diferenciarse del medio y establecer límites entre su sí mismo y el ambiente (fronteras de contacto o del Yo). En tal sentido, Perls menciona: "El proceso de contacto es el trabajo que produce asimilación y crecimiento, es la formación de una figura de interés contra un fondo o contexto del organismo/ambiente".

El contacto es relacional, es lo que ocurre entre la persona y el ambiente, es un proceso que brinda a la persona el conocimiento tanto de sí misma como del medio ambiente, información básica para discriminar necesidades, posibilidades de satisfacción y medios para lograr concretarla. El contacto se establece siempre en el presente, aquí y ahora, ya que las necesidades reales están enclavadas en la existencia presente de la persona.

Cuando una situación cambia, si la persona está realmente contactada en su campo organismo/ambiente-, también cambia la forma en que se expresa, es decir, su modalidad se construye a partir de la forma particular en que se halla comprometida en su proceso vital, su fuerza dinámica reside en el compromiso total con el proceso siempre en movimiento de la vida, que implica involucrarse en cualquier figura, hasta en la que amenaza. Este proceso se refiere a la creación de la figura, no a la figura misma.

El contacto es el aspecto básico de un funcionamiento sano, en tanto brinda la posibilidad de conocerse uno mismo, a otros y vivenciar las distintas situaciones por las que se atraviesan a lo largo de la vida. El contacto saludable no implica una continua conexión, alternado con un retiro adecuado a las necesidades, estimulará un desarrollo personal óptimo.

Fronteras del Yo o de Contacto

Este concepto resulta fundamental para comprender el proceso de crecimiento en éste contexto, ya que es justamente allí donde se lleva a cabo la interacción entre la persona y su medio, lo cual constituye la base del desarrollo personal. La mayor o menor expansividad de dicha frontera permitirá un mayor nivel de crecimiento personal o lo limitará según sea su flexibilidad.

Es el punto en el que se experimenta el Yo (organismo) en relación con lo que no es el Yo (ambiente). Se construye a lo largo de toda la vida, tiene la característica intrínseca de cambio que le permite a la persona el ajustamiento creativo en las distintas situaciones por las que va atravesando.

La frontera del Yo está determinada por toda la gama de experiencias vitales y por las aptitudes que se van adquiriendo para asimilar experiencias nuevas. Esta frontera delimita en cada persona el contacto que considera admisible, es decir que dentro de los límites de la frontera del Yo el contacto podrá establecerse con comodidad y soltura, fuera de los mismos se verá limitado.

Erving y Miriam Polster plantean los diferentes aspectos de la Frontera del Yo. Conviene observar que existe entre estos aspectos una estrecha interrelación, juntos constituyen la totalidad que es la frontera del Yo, y funcionan como tal determinando el comportamiento de la persona. Constituyen todo aquello que una persona quiere y hasta cierto punto puede elegir en un compromiso total con el mundo externo. Estos son:

Frontera del cuerpo: Se construye a partir de las experiencias concretas de la persona con su cuerpo en cada momento de su desarrollo físico, apoyará un funcionamiento saludable si el contacto se estableció con naturalidad con la totalidad del cuerpo a medida que éste va cambiando tanto en su aspecto como en su funcionalidad, podrá desarrollar el aspecto de su frontera del Yo de la forma más saludable. Este aspecto de la frontera va a delimitar la cantidad y calidad de contacto corporal que tolera cada persona.

Frontera de los valores: Se construye fundamentalmente en base a las creencias, al "sistema de normas" que rige la educación de la persona. Si se ha ido constituyendo con flexibilidad, dará espacio para una actitud más abierta a una variada gama de experiencias que le facilite a la persona extraer de cada situación que viva lo que le sea útil y gratificante para su crecimiento. Marca el límite del contacto admisible en función de la ética de cada persona.

Frontera de la familiaridad: También se va formando a lo largo de la vida y en general no funciona como obstáculo para el crecimiento hasta que, por el temor a lo desconocido no se toleran cambios en el modo de vida que pueden traer caos en un principio, como en el caso de un divorcio o un cambio de empleo por ejemplo, pero que al darle el tiempo para que maduren, sus beneficios impulsarían a la persona a un nuevo estado de equilibrio, producto del crecimiento no interrumpido y facilitado por la flexibilidad de la frontera que haya desarrollado al funcionar de un modo abierto a los cambios y a las novedades. La flexibilidad de esta frontera estará determinada por la variedad de experiencias vividas desde niños, que le permita ejercitar una actitud abierta en un contacto saludable con las nuevas experiencias que siempre se presentarán. Este aspecto marca el límite de tolerancia a las novedades.

Frontera expresiva: Estimular las conductas expresivas fundadas en la manifestación de las emociones propias, de lo que siente una persona en cada momento de su existencia, permite la construcción de una frontera expresiva que permitirá la apertura y plasticidad necesarias para dar y obtener apoyo en las situaciones en que sería muy estimulante para su crecimiento, por ejemplo: desarrollar la capacidad de contener en un abrazo a un amigo que se siente deprimido o recibirlo del otro cuando es ella la que está deprimida, con naturalidad y sin sentirse incomoda por hacerlo. Esté aspecto de la frontera marca el contacto admisible con las expresiones emocionales tanto propias como ajenas.

Frontera de la exposición: A medida en que la persona se desarrolla, si la interacción que entabla con el ambiente se basa en la espontaneidad, y se compromete en ella plenamente expresándose de un modo compatible con sus deseos y sentimientos se verá facilitada la construcción de esta frontera de manera saludable. Para que esto se logre el ambiente en que se mueve y donde están las personas con las que vive, tendrá que ser equilibrante en cuanto a la estimulación de su exposición, para que ésta se lleve a cabo también de manera equilibrada y natural, sin exageraciones ni bloqueos. Este aspecto de la

frontera marca los límites que regulan el modo en que cada persona "se muestra" a sí misma en su ambiente.

Según E. y M. Polster "La selectividad para el contacto determinada por la frontera del yo, gobernará el estilo de vida de un individuo, incluso la elección de sus amigos, y trabajo, lugar de residencia, fantasías, amores, y todas las experiencias psíquicamente relevantes para su existencia. La forma en que una persona bloquea o permite la conciencia y la actividad en la frontera de contacto, es su forma de mantener el sentido de sus propios límites".

Experiencia

Otro factor importante en el proceso de crecimiento es la experiencia en el campo organismo/ambiente, a través de la cual, para crecer adecuadamente el niño necesita arriesgar, fallar, conocer el éxito y el fracaso, sus habilidades y debilidades, debe "aprender del aprendizaje", y en este proceso construir y reafirmar sus fronteras de contacto.

Al ir atravesando todo tipo de experiencias a lo largo de su vida, aprende un estilo particular de enfrentar las situaciones. Si sus padres son capaces de atenderlo con cariño, mantenerse razonablemente calmos al permitirle expresar y comprender sus emociones dejando que éstas sigan su curso de manera espontánea, sin evitaciones, podrá sentirse comprendido, aliviado y "apoyado", de ésta manera le será posible equilibrar y compensar el efecto negativo de las experiencias desagradables que pudiera vivir.

Este proceso solo ocurre en una relación con padres empáticos, el niño logra asimilar el proceso y aprende a hacerlo solo, logrando a través de sus capacidades innatas desarrollar su autoapoyo.

Para que todo este proceso se desarrolle en forma optima se necesita de una relación entre padres e hijos con cierto equilibrio donde las necesidades del niño sean satisfechas y el desarrollo de sus potencialidades sea facilitado. En suma, se necesita de una relación cálida y nutritiva a la vez de un espacio para luchar, frustrarse y fallar, y donde a su vez se le marquen límites para vivenciar las consecuencias de los propios actos.

En tal sentido Joseph Zinker expone : "... el crecimiento debe operarse en el confín que separa al individuo y al ambiente. En otras palabras, es el encuentro entre lo que soy y lo que no soy, lo que me obliga a inventar nuevas respuestas para enfrentarme con el ambiente y avanzar hacia el cambio. El ambiente tiene impacto sobre mí y yo crezco por intermedio de este equilibrio entre asimilación y acomodación a un ambiente cambiante."

Darse Cuenta (awareness)

Como otro aspecto del desarrollo personal mencionaremos a la "conciencia" (proceso de Darse Cuenta), Joel Latner la define sencillamente como "la captación total por medio de los sentidos del mundo fenomenológico que está dentro y fuera de la persona, tal y como se va presentando".

Conciencia es un acontecimiento que ocurre en el momento presente, ya que solo se puede estar consciente de lo que esta sucediendo ahora, inclusive las reflexiones y los recuerdos tienen lugar en el presente, si una persona logra estar consciente del "ahora", entonces estará contactada y podrá de esta forma realizar una adaptación creadora y adecuada. En esto consiste el proceso de desarrollo sano en marcha, en cuanto funcionamiento que la sostiene existiendo y desarrollando su esencia.

Crecimiento Saludable

El crecimiento se genera del contacto y la experimentación en el campo organismo/ambiente. De dicho contacto y experiencia en las primeras etapas de la vida, la persona comienza a desarrollar su sí mismo con una estructura y funcionalidad particular diferente a otros. Son estas primeras interacciones las que debieran "apoyar" la formación de un sí mismo sano, a través de la identificación y la diferenciación entre unos y otros; facilitando el conocimiento y aceptación de sí mismo. Este conocimiento y aceptación le permitirá continuar su desarrollo con un funcionamiento libre, personal y saludable.

El logro de una personalidad equilibrada estimula en la persona una óptima capacidad de Darse Cuenta, seguridad, buen nivel de autoconfianza y autoestima que le permitirá a lo largo de su vida seguir contactando y experimentando de tal manera que su potencial de crecimiento no se vea obstruido, ya que ella misma confiará en sí. Se arriesgará a experimentar confiando en sus propias capacidades, en su autorregulación organísmica, confiará en su información sensorial, mental y emocional., concerniente a las necesidades y recursos tanto internos como ambientales.

En este sentido Joel Latner afirma, que una conducta sana (consecuencia lógica de un crecimiento sano) en el ser humano es una conducta "integral". Cuando hay salud la persona está a tono con todas sus necesidades, capacidades y con el proceso que la hace ser lo que és.

La integración a la que hace referencia el autor implica un funcionamiento orgánico, es decir equilibrado en todos los niveles de la personalidad: emocional, mental, físico y espiritual. Al funcionar holísticamente toda la persona participa de su actividad en movimiento; no aprenderá a funcionar eficientemente si se guía solamente por su mente o solamente por sus sentidos.

Para Latner una vida saludable no depende de la felicidad o el éxito, sino de la integración del organismo y el ambiente a través de adaptaciones creadoras (o ajustes creativos) que se llevan a cabo a través del proceso de formación y destrucción de guestalten.

Para lograr la integración es fundamental que la formación y destrucción de guestalten se concrete en un ritmo armonioso y sin interrupciones, lo cual sucederá si el desarrollo antes descripto se lleva a cabo en las condiciones propicias.

En base a este proceso se define en terapia Gestalt de un modo funcional a la salud. Una conducta saludable proviene de una experiencia de vida con profundidad y satisfacción de necesidades básicas, experiencia que se desplegará en el marco de la dialéctica que se genera entre las necesidades propias, personales y las presiones ambientales.

En suma, el logro de una personalidad integrada en un proceso de crecimiento óptimo otorga a la persona la capacidad de centrarse en sí misma y en otros, de hacer contacto y Darse Cuenta no solo de sí sino de su entorno, sin imponerse límites tan rígidos en su funcionamiento, dando cabida a la espontaneidad, a la naturalidad y a la imaginación.

Hasta aquí llega la revisión bibliográfica de los principales aspectos teóricos de la terapia gestáltica. A partir de aquí me centraré en la planificación de un taller destinado a trabajar el tema de Maduración en sujetos adultos. En su descripción intentaré abarcar la mayor cantidad de datos posibles, tratando de seguir los mismos pasos que debería llevar a cabo si dicho taller, se llevaría a la práctica en realidad.

Lo primero a tener en cuenta sería la finalidad del taller, en mi caso lo que me interesaría trabajar es dentro de la maduración, los recursos que poseen los participantes y que ellos mismos desconocen, que le serían de utilidad para resolver situación que a juicio de ellos mismos, no se consideran capaces de superar.

Una vez definido el tema del taller, sería conveniente estipular la cantidad de participantes deseados y el tiempo de duración del mismo. Ya que éstos son elementos que nos van a permitir elegir el lugar indicado de acuerdo a nuestras aspiraciones, y diagramar las actividades a desarrollar durante el encuentro.

En este sentido, considero que sería apropiado trabajar con un grupo no mayor a las 12 personas y durante un período aproximado de 6 horas con 1 "recreo" de 30 minutos. De esta forma considero que se podría conformar un clima de trabajo apropiado y que permita a su vez a los participantes mantener la atención en las actividades planteadas.

Por todos los aspectos mencionados, en mi opinión el espacio físico en que se debería desarrollar, sería una habitación de aproximadamente 8 x 8 metros, preferentemente con el piso alfombrado y con almohadones, ya que no se colocarían sillas y/o sillones.

Una vez establecidos estos aspectos, debería definirse la población hacia la cual estará destinada la actividad, para luego seleccionar los lugares donde se publicitará. Por cuestiones personales, imagino que me sentiría más cómodo "trabajando" con personas cuyas edades oscilen entre los 20 y los 50 años. Por ello, algunas posibles zonas que podrían servir como "cartelera" serían: universidades, centros de atención psicológica y revistas del rubro.

Para lograr un adecuado impacto visual en las personas, sería conveniente diseñar un folleto de aproximadamente 20 x 28 centímetros, con el tema a trabajar escrito con letras grandes. Además la información debería estar adecuadamente distribuida a lo largo de toda la hoja para que no queden grandes espacios en blanco. Un ejemplo de éste hipotético folleto, es presentado en la hoja siguiente.

Taller

Un espacio destinado a hombres y mujeres de 20 a 50 años, que estén interesados en conocerse más a sí mismos. Explorando modelos, estereotipos, mitos e imágenes internalizadas.

Con la intención de generar un clima de armonía, que estimule a los participantes a que se relajen, se colocará música del tipo New Age de fondo, acompañado de fragancias o aromas ambientales producidos por diferentes esencias.

Para comenzar, se le solicitará a las personas que se sienten en el piso, sobre almohadones, formando un círculo para que de ésta manera, cada uno de ellos pueda verle el rostro a los demás. Posteriormente se le repartirá a cada uno una carpeta tamaño "oficio" con hojas en blanco en su interior, y pegada sobre la tapa de la misma, una hoja impresa con las "reglas" del taller, las cuales serán:

  • Hablar de sí mismo (en primera persona utilizando el Yo).
  • Personalizar (No generalizar).
  • Tener una actitud de respeto y escucha atenta al otro.
  • Mirar a la persona a la que se dirige al hablar.
  • Mantener el "secreto grupal".
  • No comer durante los trabajos, o ejercicios.
  • No fumar.
  • No juzgar.

A continuación se le solicitará a cada uno que se presente diciendo su nombre, su edad y la ocupación.

Posteriormente se les pedirá que se agrupen en parejas, estableciendo como único requisito para ello, elegir a una persona que sea totalmente desconocida. A partir de allí, deberán contarse mutuamente, primero uno y luego el otro, en un lapso de 5 minutos por persona, cualquier cosa que consideren necesario mencionar para que el compañero pueda conocerlo. Apuntando a una autobiografía acotada.

Una vez que ambos finalizan con la consigna, se vuelve a armar el círculo y se les pide a ambos miembros de la pareja, que basándose en lo escuchado, presenten o introduzcan a su compañero a los demás. Para ello deberán imitar el tono de voz, el vocabulario, la postura, etc. que adquirió la otra persona mientras se presentaba. Por medio de ésta actividad se apunta a ejercitar la escucha atenta de los participantes, a fomentar la empatía, es decir la capacidad de ponerse en el lugar del otro, así como también al sujeto imitado, le permite darse cuenta acerca de su propia forma de presentarse. Además brinda información sobre la capacidad de síntesis y expresión oral de los participantes.

A continuación, se les pedirá que en forma individual, escriban en una de las hojas cuál es el ideal de madurez de cada uno, es decir las características que a nivel personal consideran que debería tener una persona madura. Luego de compartir grupalmente lo producido, les pediré que se recuesten en el piso, y que adopten la posición más cómoda posible. Las instrucciones precisas serían las siguientes:

Pónganse cómodos, cierren los ojos y tomen conciencia de su cuerpo, alejen su atención de hechos externos y dénse cuenta de lo que está sucediendo en su interior... Percátense de cualquier incomodidad y vean si pueden lograr una posición más confortable... Dénse cuenta de cuáles partes del cuerpo emergen a la conciencia... Si notan una parte tensa, traten de aflojarla y liberar la tensión…

Ahora centren su atención sobre la respiración... dense cuenta de todos los detalles de su respiración... Sientan el aire entrar por su nariz o su boca... Siéntanlo bajar por su garganta... Sientan su pecho y su vientre moverse mientras respira... Imaginen ahora que su respiración es como suaves olas en la playa, y que cada ola lava suavemente alguna tensión de su cuerpo... y lo relaja aún más...

Ahora dénse cuenta de cualquier pensamiento o imágenes que vean en su mente... sólo dénse cuenta de ellos... ¿Qué son y cómo?... Imaginen ahora que colocan todos estos pensamientos e imágenes en un frasco de vidrio y los observan... Examínelos... ¿Cómo son? ¿qué hacen?... A medida que más imágenes y pensamientos vayan penetrando en la mente, colóquenlos en el frasco también,... Silencio.

Tomen ahora éste frasco y viertan los pensamientos y las imágenes. Observen como se vierten y desaparecen y el frasco queda vacío... Una vez que tengan la mente libre de "interferencias", imaginen que cada uno és esa persona madura que describieron en el papel. Sólo dejen que se desarrolle la fantasía... Vean qué pueden descubrir siendo ésta persona madura... Presten atención a como se sienten.... y quédense con esa sensación por unos instantes. Cuando yo les diga, van a abrir los ojos, se van a levantar y van a comenzar a interactuar entre ustedes, pero desde esta persona madura que son ahora. Silencio.

Lentamente van abriendo los ojos y se van incorporando a éste momento, en éste lugar, pero desde la persona madura. Comiencen a levantarse y a caminar por la habitación... Mientras hacen esto, van relacionándose con los demás como lo haría su personaje... Hablen con las demás personas, cuéntenles quienes son, que hacen, como se sienten... Silencio durante 8 minutos aproximadamente, solo intervengo en caso de considerarlo necesario.

Luego de dejarlos interactuar durante unos momentos, se retoma la actividad guiada. Ahora vayan quedándose en el lugar en que están, cierren nuevamente los ojos, y contáctense con lo que están sintiendo en éste momento. Registren las sensaciones y quédense con ellas unos instantes. Silencio... Ahora cuando reconozcan claramente cual es la sensación que tienen en este momento, van a conectarse con su opuesto y desde allí planificarán un nuevo rol. Es importante que éste nuevo rol sea opuesto al anterior desde la sensación que tuvieron... Una vez que tengan el nuevo rol, quédense con él y cuando abran los ojos comenzarán a actuar según éste nuevo personaje. Silencio...

Una vez finalizado el ejercicio se trabajará individualmente con cada uno, apuntando a conocer cómo se sintió en cada rol, de qué tomó conciencia mientras eran esos personajes, cuál de ellos le resultó más fácil personificar, y qué cosas le sorprendieron de uno y otro, entre otros aspectos que pueden surgir espontáneamente.

Lo que se intenta conseguir con esta actividad es que la persona pueda "bajar" el ideal de persona madura y confrontarlo con la realidad, buscando que reconozcan en sí mismo esas cualidades que consideraban ausentes. Apuntando así a que la persona pueda realizar una integración de ambos roles, en un punto intermedio.

Cabe aclarar, que simultáneamente se trabajará con el contenido del ideal de madurez, es decir qué es para cada uno ser maduro, tratando de "acomodar" posibles distorsiones. Por ejemplo en caso de que alguno de los participantes considere que ser maduro es ser siempre una persona seria, rígida e inexpresiva. En un caso como éste se apuntará a que la persona, por sí misma aclare éstos conceptos, y que por medio de la personificación de los roles, pueda vivenciar cuales son las consecuencias de estar serio, rígido e inexpresivo, durante todo el día (no disfrutar de las cosas agradables, excesivo gasto de energía concentrado en tensionar los músculos, y acumulación de emociones que se expresarán a través de una conducta psicosomática, entre otras).

Una vez finalizada la actividad con cada uno de los miembros, se destinaran 30 minutos aproximadamente para esparcimiento. Donde los participantes podrán tomar agua, mates, café, y podrán comer galletas.

Pasado este tiempo, las personas volverán y se sentarán nuevamente en círculo. Se preguntará si alguien se quedó con algo que quiera comentar al grupo antes de continuar. En caso afirmativo, se responde al emergente que pueda aparecer, en caso negativo se continúa con las actividades programadas.

Para el siguiente ejercicio, se colocarán en el piso almohadones ordenados linealmente simulando ser un "camino". Posteriormente se solicitará que uno de los participantes se pare sobre el primer almohadón y siga las siguientes instrucciones.

Imaginate que éste primer almohadón del camino representa un momento de tu vida por el que atravesaste y que con el tiempo te diste cuenta de que ese momento te ayudó a madurar. Cerrá los ojos y contanos esa situación desde el presente, tratando de ser lo mas descriptivo posible. Decinos cuantos años tenés, donde estás, quién está con vos y qué es lo que está pasando. Cuando termines de relatarnos ese momento, vas a pasar al siguiente almohadón, que representará un segundo momento que te haya ayudado en tu proceso de maduración. Así continuarás, utilizando todos los almohadones que creas necesarios para representar los hechos más significativos de tu proceso de maduración.

Por medio de ésta actividad, se busca conectar a la persona con situaciones que lo han ayudado en su proceso de maduración. Buscando así, la posibilidad de actualizar ese momento para que la persona pueda "vivenciarlo" nuevamente en el aquí y ahora. Intentando que por sí mismo pueda "recuperar" herramientas que le fueron útiles en el pasado, y que pueden servirle en el presente para superar sus dificultades.

Cabe aclarar que las personas pueden traer al presente cualquier tipo de situaciones, ya sean agradables, desagradables, positivas, negativas, etc. En cualquiera de éstos casos se trabajará individualmente para que cada uno pueda extraer de cada acontecimiento, aquellas cosas que le van ser útiles en éste momento particular de sus vidas. Es decir se intentará que ellos mismos aprecien que es lo que aprendieron de las situaciones que eligieron relatar. Para lograr esto se realizará la siguiente actividad.

Ahora vas a ubicarte nuevamente en el o los almohadones y vas a recordarnos a que situación de tu vida representaba. Solo deberás mencionar cuál era la situación, y luego nos contarás para que te sirvió haber atravesado por ella. O sea, que ganaste o que conseguiste gracias a que esa situación existió en tu vida.

Nuevamente se apunta a que el participante reconozca dentro de sí, modos de actuar, herramientas, o que tome conciencia de lo que vivió en otro momento de su vida, ya que de ésta manera puede "crecer" gracias a su propia experiencia

Una vez finalizada la actividad, se dará cierre al taller, agradeciendo a cada uno por su participación y disposición.

Conclusión

El presente trabajo referido al tema Maduración y Crecimiento representa para mí un importante logro desde diferentes perspectivas. Desde el punto de vista personal ha sido de gran ayuda en mi propio proceso madurativo ya que debí aceptar las condiciones externas reales que se confrontaban diariamente con mis expectativas. Esto se vio directamente vinculado con mi tolerancia a la frustración y con mi "idea" de poder manejar o controlar todas las situaciones. Desde lo académico fue un gran desafío ya que aunque se trata de un enfoque que me interesa y agrada, eran muy pocos los conocimientos que disponía al comienzo de la práctica.

Debido a las condiciones en que debí realizar la práctica, tuve que acudir a numerosos libros para recabar datos teóricos que sustituyan en cierta forma, el aspecto operativo, que fue el gran faltante dentro del instituto. Pero esto a su vez me permitió fortalecer mi base conceptual en ésta corriente psicológica. Es por ello que a pesar de ser un trabajo mayormente bibliográfico, resultó ser muy enriquecedor.

Finalmente debo confesar que en un principio el tema o tópica planteada por el instituto, no me agradaba por completo, hasta que con el transcurso de las semanas fui asimilando los conceptos, y algo más importante los fui vivenciando, lo cual mas allá de éste trabajo, fue sumamente positivo para mi crecimiento personal.

Fernando D Avaro

Bibliografía

  • Joel Lartner. "Fundamentos de la Gestalt". Editorial Cuatro Vientos. Año 1994. Santiago de Chile.
  • Fagan y Sheppard. "Teoría y técnica de la Gestalt". Editorial Amorrortu. Año 1989. Buenos Aires.
  • Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke. : "La enfermedad como camino". Editorial Plaza & Janés S.A. Año 2000. España.
  • Joseph Zinker. "El proceso creativo en la terapia gestáltica." Editorial Paidós. Año 1979. Buenos Aires.
  • Patricia Baumgardner / Fritz Perls. "Terapia Gestalt." Editorial Concepto S.A. Año 1982. México.
  • Fritz Perls. "El Enfoque Gestáltico & Testimonios de Terapia". Editorial Cuatro Vientos. Año 1992. Santiago de Chile.
  • Fritz Perls. "Sueños y Existencia" Editorial Cuatro Vientos. Año 1987. Santiago de Chile.
  • Francisco Peñarrubia "Terapia Gestalt, La vía del vacío fértil"
  • Gary Yontef. "Proceso y Diálogo en Psicoterapia gestáltica". Editorial Cuatro Vientos Año 1997. Santiago de Chile.
  • Serge, Ginger y Anne. "La Gestalt: una Terapia de Contacto" Editorial El Manual Moderno S.A. Año 1996. México.
  • Erving Polster, Miriam Polster "Terapia gestáltica". Editorial Amorrortu. Año 1985. Buenos Aires.
  • John Stevens "Esto es Gestalt". Editorial Cuatro Vientos. Año 1983. Santiago de Chile.
  • John Stevens. " El Darse Cuenta". Editorial Cuatro Vientos. Año 1990. Santiago de Chile.
  • Carlos Sabino. "Cómo hacer un Tesis y elaborar todo tipo de escritos". Editorial Lumen Humanitas. Año 1998. Buenos Aires.

 

 

 

Marina Machado


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda