Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Fray Bartolomé de las Casas

Enviado por comalternativa



  1. Corrientes socio-históricas y políticas de la España de entonces
  2. Brevísima relación de la vida de Bartolomé de las Casas
  3. El legado del pensamiento lascasiano
  4. Bibliografía

1.- Introducción

La figura de Fray Bartolomé de las Casas ha quedado –entre los personajes históricos que formaron parte de las primeras generaciones de viajeros a la América, luego de su descubrimiento- como una de las más objetivas, respecto a otras cuya carga es más bien totalmente adversa y por qué no decirlo funestas, pudiendo mencionarse a Francisco Pizarro, Diego de Almagro, Pedro de Valdivia, Hernán Cortés, entre otros. Esta diferencia se halla en su posición beligerante frente a la injusticia cometida contra los "indios", puesto que fue testigo principal de este negro proceso que vivieron millones de seres que poblaban este inmenso territorio en el momento del encuentro.

Entonces de ahí viene la polémica que todavía tiene señales muy vivas, y se traduce en la evangelización como "derecho de conquista", su "licitud o ilicitud", además de los recursos, a los cuales justamente Bartolomé de las Casas combatió o pudo ser cómplice. Desde luego que se encontrarán, entre otros, algunos factores históricos adversos tales como los neófitos o infieles vs. cristianos; los poderes de la Corona y del papado, que se acrecienta con dos importantes bulas, Inter coetera del 3 y 4 de mayo de 1493 y la Eximiae devotionis del 3 de mayo... (Dussel: 81) que les otorga el derecho de participación en los beneficios del Evangelio; y la denominada guerra justa contra los indios.

Este encuentro significó un choque entre una visión de mundo, frente a centenas de otras similares, aunque el común denominador de las más se hallaba en el concepto de intercambio de productos y su acceso de forma más bien integral, frente a uno mercantil que sobrevivió y fue la condición sine qua non, que llevó miles de europeos a escudriñar lo máximo posible en busca de los metales preciosos.

Entonces, bajo esta condición primordial encontramos a los evangelizadores, quienes tuvieron que ceder espacio a esa visión, basta analizar las "preguntas para los caciques y curacas", que se redactan en el Concilio III de Lima el año 1583, pueden corroborar lo aseverado. Mercantilismo y evangelización fueron las dos caras de la misma moneda, y sería imposible entender el proceso de la conquista eliminando o negando la importancia de uno de ellos, manifiesta Héctor H. Bruit (1998), justificando el hecho, básicamente por las características económicas, sociales y políticas de ese entonces.

Quizá el aspecto mercantil, respecto al manejo de la riqueza, se ha mantenido de forma más sofisticada a partir del decaimiento de feudalismo la consolidación de la burguesía, hasta nuestros días, convirtiéndose en parte de la cotidianidad de la mayoría de los seres del planeta, hecho que estará implícito en el desarrollo de éste trabajo.

Estos acontecimientos, desde luego no eran desconocidos por los teólogos, y evangelizadores de en aquel momento:

La causa por que han muerto y destruido tantas y tales e tan infinito número de ánimas los cristianos ha sido solamente por tener por su fin último el oro y henchirse de riquezas en muy breves días e subir a estados muy altos e sin proporción de sus personas; conviene a saber, por la insaciable cudicia e ambición que han tenido, que ha sido mayor que en el mundo ser pudo por ser aquellas tierras tan felices e tan ricas e las gentes tan humildes tan pacientes y tan fáciles a subjectarlas. (Bartolomé de las Casas: 1992).

Por ello es que el carácter de la mayoría de los evangelizadores, incluyendo Las Casas, puede resultar dogmático, puesto que su participación, si bien ha sido muy importante en el mantenimiento del humanismo, se puede notar que sus pensamientos fueron ambiguos como la época que les tocó vivir, como el impacto de verse ante un nuevo mundo, tan nuevo que era integrado por seres completamente diferentes a ellos en su visión de mundo, en su cosmogonía.

Los "libre-pensadores" contemporáneos, o no a Bartolomé de las Casas, como Marcillo de Padua (1275-1343), quien afirmó que la legítima autoridad política sólo puede emanar del pueblo, que confía a un determinado gobierno el cumplimiento de las leyes y demás ordenamientos legales (Encarta 2002); o Jean de Gerson (1363-1429), que criticó con severidad la superstición religiosa (Idem: 2002), Guillermo de Ockham1 (1285- 1349) que se opuso a la participación en política del papado y que fuera excomulgado posteriormente, estos, entre estos2, dejaron testimonio de si mismos, de su filosofía ¿acaso no tenían la suya propia los otros, los indios? ¿Por qué no dejaron su testimonio?

Parte de esto estará implícito en este personaje,... la soberanía popular, libre elección del príncipe, pluralidad de autoridades políticas, separación de los poderes secular y eclesiástico, derechos de los individuos y derechos del Estado, etc. (1998:7).

La ambigüedad mencionada es recurrente, Francisco de Vitoria (1486 – 1546), también tropieza en aquello mostrando su carácter etnocentrista, que se hace común en los pensadores de entonces, como una condicionante que justifique la guerra justa, hasta el extremo de preguntarse sobre la tenencia o no de alma de los indios.

Sin embargo, desde la perspectiva de él (Fray Bartolomé de las Casas) actor y partícipe directo de ese momento, habrá que intentar hacer una analogía, con tiempos modernos, donde cada uno de nosotros puede tener acceso a infinidad de cifras completamente desoladoras de la pobreza en el planeta, la injusticia del día a día, y la inercia que nos hace, quizá, "cómplices", por no ir más allá del comentario o la crítica.

Ahí radica la singularidad de Bartolomé de las Casas, se pone al frente e irá a la búsqueda de respuestas en los centros de poder, en intentará parar la injusticia y el genocidio de forma militante y ejemplar, al extremo de plantear la colonización pacífica (Baptista) en la costa de la Venezuela, tal como lo planteaban los socialistas utópicos, aislados de una realidad que tarde o temprano les hubiese cobrado su factura.

Además habrá que considerar que la época se le presentaba era realmente difícil, la fuerza de la iglesia, de cual era parte, que cuestionaba hasta el movimiento de la tierra, considerándola centro del universo; la herejía, etc. que no le permitía mayores rangos de movimiento, más allá de aquello, pudo hablar sobre los derechos, la soberanía, las libertades individuales y la autodeterminación de los pueblos... (Bruit)

2.- Corrientes socio-históricas y políticas de la España de entonces

En el siglo XVI, España entró a constituirse como un segmento más de la denominada cultura occidental,...una cultura que estaba viviendo profundos cambios en esa época. El pensamiento escolástico medieval y su visión centrada en la religión y en el más allá, comenzaba a ser transformado por el humanismo renacentista, más dedicado a la comprensión del mundo y al estudio del hombre (García: 1999).

El contexto era favorable, el cruzado hombre imbuido para recuperar el acceso a la Tierra Santa, heredero de similares acciones de muy antigua data, mantenía vigente su embelezo por la conquista de tierras. Aunque los estados latinos en el Oriente tuvieron una corta vida, la experiencia de los cruzados estableció unos mecanismos que generaciones posteriores de europeos usarían y mejorarían, al colonizar los territorios descubiertos por los exploradores de los siglos XV y XVI (Funck-Brentano: 1944).

En la historia de la España de aquel tiempo, la presencia musulmana era considerable, en el año 711, invadieron la península Ibérica procedentes del norte de África manteniéndose justamente hasta el año 1492 ...cuando el último bastión es tomado, Granada (Baptista), se trata de la expulsión de los musulmanes de España.

Este final de acontecimiento, había unido a los españoles en torno a la religión, las bulas papales Provisionis Nostrae y la Dum ad illam (Dussel) otorgadas a la Corona hispánica en 1486, favorecieron justamente a esa unidad, además de una xenofobia a quienes tenían piel morena en adscripción a los moros3, el prurito de la limpieza de sangre, conectado también con el orgullo de ser cristianos viejos, pasará a las Indias (Baptista).

En general la España de entonces, que posteriormente habría de adjudicarse esas "tierras de nadie", a partir del descubrimiento de América por el Genovés Cristóbal Colón, era una sociedad iletrada,...la cruzada de exterminio, esclavización y sepultamiento en las minas de la población aborigen [sic], el comienzo de la conquista y el saque de las Indias orientales, la conversión del continente africano en cazadero de esclavos negros; son todos hechos que señalan lo albores de la era de producción capitalista. (Pokrovski 1966: 143).

Justamente la crítica que se hace a la España medieval se sitúa en su carácter ahistórico en relación al avance que tuvieron en sus medios de producción los demás estados en el contexto Europeo como Inglaterra, Holanda, Alemania, etc., puesto que la acumulación primitiva del capital, si bien pasaba por manos españolas terminó construyendo el sistema capitalista en otras geografías.

Una de las concepciones políticas de la burguesía se da a través de su ideólogo Nicolás Maquiavelo (1469-1527), fue el primero que desbrozó el camino para la ciencia política burguesa, basada, no en los dogmas religiosos, sino en la observación de los hechos... (1966: 144).

Partidario de crear un Estado centralizado, donde una clase ocupa una función privilegiada, rompiendo así con el concepto monárquico estatal, manifiesta abiertamente sobre los medios –éticos o no- de como conseguirlo, recomendando "al príncipe"...ser despiadado y pérfido y no tomar en consideración la inmoralidad de sus actos. Insta a ser cruel y a proceder contra los súbditos mediante el miedo (Maquiavelo: 1980)

Dos siglos más tarde -bajo este criterio- los ingleses habrán de consolidar la Revolución Industrial, empujando a las masas a constituirse en obreros. El liberalismo había cobrado su mayor fuerza.

Si bien la España medieval de la conquista fue parte del Siglo de las luces, el estilo barroco expresado en la arquitectura, pintura, música, literatura, etc., será exportado hacia la América,... los alumnos eran capaces de cantar música sacra a cuatro voces y tocar música instrumental de compositores italianos y alemanes, no solamente del género religioso, sino también trozos de ópera, marchas y danzas europeas... no se escucha ninguna nota falsa (Hoffmann:1979) dirán asombrados los testigos de lo que aconteció en la Misión de Chiquitos, demostrando así el surgimiento del barroco mestizo.

Pero, la conformación social, económica y política española era disímil,... el sistema feudal, pero sin mucho arraigo, [había]... grandes latifundios, algunos particulares, otros de la iglesia, otros de las órdenes de caballería, (...) mezcla, de tradición greco-romana y musulmana... (Baptista).

La iglesia, también se reformó en Europa, Martín Lutero... se extendió, más allá de la religión, a la política, la economía, la educación, la filosofía, el lenguaje, la música y otros espacios de la cultura (Encarta 2002).

En cambio en Francia, Juan Calvino... especificaba la naturaleza de la teología y de todas las instituciones humanas [a partir de la Biblia]. Por eso, sus exposiciones doctrinales comenzaban y concluían en las Escrituras, aunque citaba con frecuencia a los Padres de la Iglesia y a importantes pensadores católicos medievales. Pretendió minimizar la especulación sobre los temas divinos y acercarse, en cambio, a la Palabra de Dios. También exhortó a la Iglesia para que recuperara su vitalidad y pureza originales (Gomis 1993).

En resumen: la España de entonces vive una efervescencia social, fruto de la expulsión de los Musulmanes, la expansión de su reino en tierras nuevas y por conquistar, pero vive una fuerte crisis respecto a la educación de su pueblo, un Estado manejado en los parámetros aristocráticos, mientras las otras naciones comienzan un proceso de expansión capitalista en su seno. Este hecho hará que posteriormente la Corona española, quedé relegada a un plano secundario, en comparación de otras que no tenían la predominancia como Holanda, pero que manejaron la economía colonial en cierta manera.

3. Brevísima relación de la vida de Bartolomé de las Casas

En ese estadio de cosas, un hombre de 28 años4, irá por vez primera a las nuevas tierras, tierras que su padre Pedro Las Casas y su tío Francisco de Peñalosa, hubieron conocido junto a Colón un año después de descubiertas. Se trataba de Bartolomé de las Casas, corría el año 1502, La Española5, será su destino...

Aun no era fraile, sino viajó como encomendero, esta ocupación la cumplió durante 8 años.

En 1510 se ordena como sacerdote y en los años siguientes va a Cuba con Pánfilo Narváez y Diego Velásquez como capellán castrense. El hecho que desencadenaría su dedicación de por vida a la defensa de los indígenas fue la matanza de indios en Caonao y la tortura del cacique Hatuey. Sería en el período comprendido entre 1515 y 1517 cuando llevó a cabo su primer intento de defensa en la Corte peninsular.

En 1514 se produce un cambio en su vida tras una etapa de crisis y es entonces cuando comienza su labor como defensor de los indios. No sería hasta 1523 cuando decide su ingreso en la Orden Dominicana. ( http://www.pixel.com.).

Para 1515 intenta entrevistarse con Fernando el Católico, la misión denunciar el trato a los indios, no le fue posible dada la enfermedad del monarca, sin embargo, comienza ahí su labor de defensa de naturales de las nuevas tierras...

"...aquellos tantos y tan grandes y tales reinos, y por mejor decir de aquel vastísimo y nuevo mundo de las Indias, concedidos y encomendados por Dios y por su Iglesia a los reyes de Castilla, para que se los rigiesen y gobernasen, convertiesen y prosperasen temporal y espiritualmente (...), siendo en aquellas tierras presente, los he visto cometer; que constándole a Vuestra Alteza algunas particulares hazañas dellos, no podría contenerse de suplicar a su Majestad con instancia importuna, que no conceda ni permita las que los tiranos inventaron, prosiguieron y han cometido, [que] llaman conquistas. En las cuales (si se permitiesen) han de tornarse a hacer, pues de sí mismas (hechas contra aquellas indianas gentes, pacíficas, humildes y mansas que a nadie ofenden) son inicuas, tiránicas, y por toda ley natural, divina y humana condenadas, detestadas y malditas; deliberé, por no ser reo, callando, de las perdiciones de ánimas y cuerpos infinitas que los tales perpetraran, poner en molde algunas y muy pocas que los días pasados colegí de innumerables que con verdad podría referir, para que con más facilidad Vuestra Alteza las pueda leer.

Manifestará en una de sus comunicaciones, renunciando a sus posesiones de encomendero y dedicando su vida enteramente a la defensa de los indígenas. De allí pasó a Guatemala, en donde residió poco menos de dos años. En ese lugar escribió otra de sus obras más importantes, la intitulada De unico vocationis modo, conocida en español como Del único modo de atraer a todos los pueblos a la verdadera religión. En ese largo tratado la tesis central era que la única forma de promover la conversión de cualquier ser humano no era otra que la vía de la persuasión y jamás valiéndose de las armas o de cualquier otra manera de violencia. Proceder así sería actuación "temeraria, injusta, inicua y tiránica". En paralelo con lo que escribía, acometió entonces el proyecto de penetración pacífica en la región de Tezulutlán, considerada hasta entonces como tierra de guerra en Guatemala. La entrada en la que se llamaría la Vera Paz, implicaba la prohibición de que ningunos otros españoles podrían pasar a ella en tanto que allí se efectuaba la conversión de los indígenas en términos del único modo de atraer a todos los pueblos a la verdadera religión, por medio del diálogo y la persuasión. (Encarta 2002).   

Al igual que Gandhi anunció una sociedad pacífica, sin crueldad. Planteó el uso de medios alternativos de colonización y evangelización, sin la violencia. Sin embargo, cometió un grave error, del que posteriormente se arrepentiría, al recomendar la importación de esclavos negros africanos para liberar a los indios de los trabajos forzosos (http://www.pixel.com.).

Escribió su célebre Brevíssima relación de la destruyción de las Indias,... el 20 de noviembre del mismo 1542 [propuso las] Leyes Nuevas. En ellas se prohibía la esclavitud de los indios, se ordenaba además que todos quedaran libres de los encomenderos y fueran puestos bajo la protección directa de la Corona. Se disponía además que, en lo concerniente a la penetración en tierras hasta entonces no exploradas, debieran participar siempre dos religiosos que vigilarían que los contactos con los indios se llevaran a cabo en forma pacífica dando lugar al diálogo que propiciara su conversión. (Encarta: 2002).

1543, Fray Bartolomé de las Casas fue nombrado Obispo de Chiapas...

------------

1543, Fray Bartolomé de las Casas fue nombrado Obispo de Chiapas, este sacerdote considerado como uno de los defensores de los derechos indígenas, un día, seguramente caminó por las montañas y selvas de Lacandona, describiendo de allá, con pavor, como fueron los métodos de la conquista...

Más tarde, 450 años después, los descendientes de los indígenas de aquellas ovejas mansas, se levantan, a la cabeza de un mestizo, con su propio movimiento armado, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), rótulo impuesto en honor del líder revolucionario y reformador agrarista de las dos primeras décadas del México rebelde, en el siglo XX.

Chiapas, hoy día, grita al igual que ayer su derecho a la vida, vida digna, vida del respeto propio y ajeno, una vestidura que no acaba de zurcirse...

3 de septiembre del 2002. Selva Lacandona – Chiapas / México, el Subcomandante Marcos, sólo mirada, sólo voz... al frente, con sayal oscuro, capucha, escapulario y sandalias, está Fray Bartolomé de las Casas.

Sólo las ramas al quemarse hacen ruido, confundiéndose con las tonadillas desordenadas de aves, aulladores, insectos y algunas hojas secas que caen de lo alto para reposarse encima de otras indefensas y hermanas suyas...

Solos, sentados sobre troncos sin pulir, se alumbran con las llamas y abrasadores palos... y hablan...

Subcomandante Marcos (SM):...y... vienen también otras historias de montaña indígena, historias de aparecidos, de muertos, de luchas anteriores, de cosas que han pasado que se mezclan mucho. Parece que están hablando de la Revolución, Revolución mexicana la pasada, no la que está ocurriendo ahorita, y a ratos y no parece... se confunde con la colonia. A ratos se confunde con la época prehispánica, no hay una definición temporal están hablando de lo mismo y puedes ubicar en tiempos diferentes.

Bartolomé de las Casas (BC): ...nunca los indios de todas las Indias hicieron mal alguno a cristianos, antes los tuvieron por venidos del cielo, hasta que, primero, muchas veces hobieron recebido ellos o sus vecinos muchos males, robos, muertes, violencias y vejaciones dellos mesmos.

SM: Finalmente que te maten de balde... eso es muy cabrón, y es la sombra con la que empiezas un combate con la que lo realizas, y con la que terminas...

BC:La causa por que han muerto y destruido tantas y tales e tan infinito número de ánimas los cristianos, ha sido solamente por tener por su fin último el oro y henchirse de riquezas en muy breves días, e subir a estados muy altos e sin proporción de sus personas; conviene a saber, por la insaciable cudicia e ambición que han tenido, que ha sido mayor que en el mundo ser pudo, por ser aquellas tierras tan felices e tan ricas, e las gentes tan humildes, tan pacientes y tan fáciles a subjectarlas; a las cuales no han tenido más respecto ni dellas han hecho más cuenta ni estima...

SM: ...y todavía piensas que pueden hacerlo de otra forma, que no murieran los que murieran...

BC: ...hablo con verdad por lo que sé y he visto todo el dicho tiempo...

SM:Porque hay un sentimiento de superioridad en ese tipo de gente, de racismo, pues, finalmente, no creo que haya mucha diferencia entre los blancos de Sudáfrica... y el propietario y mediano propietario de tierra y el comercio respecto al indígena...

BC: Destos ejemplos antiguos y modernos claramente parece no haber naciones en el mundo, por rudas e incultas, silvestres y bárbaras, groseras, fieras o bravas y cuasi brutales que sean, que no puedan ser persuadidas, traídas y reducidas a toda buena orden y policía y hacerse domésticas, mansas y tratables, si se usare de industria y de arte y se llevare aquel camino que es propio y natural a los hombres, mayormente conviene a saber, por amor y mansedumbre, suavidad y alegría y se pretende sólo aqueste

CM:No es posible que se engañe tanto tiempo a tanta gente... yo pienso que la realidad es más inteligente que cualquier teoría...

BC:...los que podrían anhelar o sospirar o pensar en libertad o en salir de los tormentos que padecen, como son todos los señores naturales y los hombres varones (porque comúnmente no dejan en las guerras a vida sino los mozos y mujeres), oprimiéndolos con la más dura, horrible y áspera servidumbre en que jamás hombres ni bestias pudieron ser puestas.

CM:...ellos son ahorita la vanguardia de este país, sin querer decir eso implicación política, la vanguardia humana pues...

BC:conviene a saber, porque todas las naciones del mundo son hombres, y de todos los hombres y de cada uno dellos es una no más la definición, y ésta es que son racionales; todos tienen su entendimiento y su voluntad y su libre albedrío como sean formados a la imagen y semejanza de Dios; todos los hombres tienen sus cinco sentidos exteriores y sus cuatro interiores, y se mueven por los mismos objetos dellos; todos tienen los principios naturales o simientes para entender y para aprender y saber las sciencias y cosas que no saben

CM:Queremos luchar para que cambien las cosas, para que la gente viva bien, sin discursos, sin demagogias, además con la solidez de su gente, de lo que ya hicieron, lo que están dispuestos a hacer...

BC:sin rancores, sin odios, sin desear venganzas, que hay en el mundo...

CM:yo quiero otra casa nueva, donde puedan entrar el que es blanco, yo, el que es rojo, el morado, que tenga un espacio, ahí, y que si no está de acuerdo con el otro que sea la asamblea que defina...

BC: ...y también libres de la corrupción y ensuciamiento de los tesoros robados de las Indias. Los cuales ensuciaron las manos e más las ánimas de muchos que entonces las mandaban, de donde procedió la ceguedad suya para que las destruyesen, sin tener escrúpulo alguno dello.

Ambos bajan la vista, la fogata dejó de calentar...

Marcos, piensa: - ese era el fantasma que rondaba sobre todo en San Cristóbal, que siempre habían temido... Yo no quisiera morir... yo estuve muerto tres veces, es muy aburrido, no se lo recomiendo a nadie, no pasa nada, pasa el día y la noche y te aburres, y te aburres...

Bartolomé se esfuma:... Todas estas universas e infinitas gentes a toto género crió Dios las más simples, sin maldades ni dobleces, obedientísimas, fidelísimas...

(Basado en fuentes originales: Casas, Bartolomé de las, 1992: Brevísima relación de la destruición de las Indias. Madrid, Edición de Isacio Pérez Fernández - Editorial Tecnos. (121 pp.).Varios, 1994: La palabra de Marcos y los zapatistas, México D.F. Editorial Fuenteovejuna (240 pp) y la entrevista grabada en la selva Lacandona: Marcos somos todos, México D.F. 1998).

Y fueron 92 años los que vivió, los últimos los pasó en Madrid. La Historia de las Indias que fuera escrita por él, y cuestionada en diversos círculos, hasta nuestros días, quedan como testimonio de su época.

De thesauris, fue otra de sus obras, en la misma cuestiona el saqueo y la propiedad de aquellos tesoros que sirvieron como rescate del Inca Atahuallpa, además de los otros fruto del saqueo en sepulcros o guacas de los indígenas (Encarta 2002).

En febrero de 1564 hizo su testamento y todavía pudo escribir un memorial al Consejo de Indias reafirmándose en todo lo que había expresado en defensa de los indios...

El 17 de julio de 1566 murió fray Bartolomé de Las Casas en el convento de Nuestra Señora de Atocha en Madrid. Sepultado en la capilla mayor del convento, sus restos fueron llevados más tarde al convento dominico de San Gregorio en Valladolid. Fray Bartolomé de Las Casas, que dedicó su vida a la defensa de los pueblos indígenas, es hoy reconocido universalmente como uno de los precursores en la teoría y en la práctica de la defensa de los derechos humanos (Encarta: 2002).

4. El legado del pensamiento lascasiano

La esencia del pensamiento de Las Casas estuvo centrada en el indígena como personas más pacíficas y quietas, sin rencillas ni bollicios, no rijosos, no querulosos, sin rancores, sin odios; el papel injusto de la conquista, que cuestiona y pide sea eximida, y; la Destruición de las Indias (de las Casas: 1992).

Al considerar, a los indígenas, pacíficos y quietos, Las Casas, estará demostrando el concepto de mundo que éstas personas tenían, una ideología completamente adscrita a sus entornos, en el sentido de no haber delimitado intrínsecamente la idea de la propiedad y riqueza, aún en los conglomerados socialmente definidos con clases sociales y estamentos de administración más sofisticados.

Habían dado, quizá más valor a otros elementos propios de su entorno; una mitología que les devolvía de manera fabulosa respuestas de sí mismos. Una naturaleza que bien podía devolverles la posibilidad de su sustento, o dejarlos carentes de lo elemental, como cuenta Álvar Núñez Cabeza de Vaca6, de las pesadumbres en el invierno que pasaban los nativos de la América del norte.

Este hecho habrá de exponer la íntima relación hombre – naturaleza, el excedente no se sobrepone al estatus, en la mayoría de los casos. Razón por la cual existirá un equilibrio, la antítesis de lo señalado se podrá evidenciar en la desaparición de la cultura Maya tal vez por la sobreexplotación de las tierras que los llevó a ese inexorable final.

Pacíficos, también porque no eran aquellos que habían tenido un Heródoto que les mueva a mostrarse así mismos, sujetos sociales sin historia, sujetos sociales ágrafos. Esta es quién sabe, otra de las razones para considerarlos de menor valía, en escalas de desarrollo con una mirada, más bien etnocentrista, de la que se asieron y aún lo hacen muchos cultores de la histografía, al extremo de preguntarse sobre la posibilidad que los "indios" tengan o no tengan alma.

En ese sentido la postura de Las Casas es tácita... consideramos sin embargo que los indios son verdaderos hombres (1992), dirá, contraponiendo a las afirmaciones "bizantinas", que revivían a Aristóteles sobre pueblos esclavos por naturaleza, cuyo destino no es otro que el de ser conquistados y esclavizados para que trabajen y sean serviles.

Ahí está justamente, la singularidad del pensamiento lascasiano, en haber sobrepasado el statu quo, como lo harán a lo largo de la historia muchos otros hombres, denominados por unos como "iluminados" o por los menos, aquellos que tienen dos dedos de frente.

Porque el papel injusto de la conquista y la justificación social y consigo mismos tenía, necesariamente, que respaldarse por detrás de una serie de justificaciones, a las que los mismos evangelizadores se aferraron, en unos casos será el carácter pusilánime y "primitivo" de los indios, que los empujaba a ser sus conquistadores, y en el otro caso el carácter atenuador de la evangelización como respuesta a esa injusticia, pero con la única respuesta: "el catolicismo como una verdad absoluta, sin vuelta".

Sin embargo, respecto a lo segundo, se hace imprescindible preguntarse sobre, las otras posibilidades ante el estado de cosas, ante una etapa histórica oscura ¿Qué podrían hacer unos cuantos respecto a los más, que cabalgaban impunemente ante la distancia de un Reino allende los mares, la falta de comunicación inmediata y la espada respaldada por un afán de riqueza?

La cruz y la espada, en este caso se separan y se unen a la vez:

Esos bárbaros, aunque, como se ha dicho, no sean del todo incapaces, distan, sin embargo, tan poco de los retrasados mentales que parece no son idóneos para constituir y administrar una república legítima dentro de los límites humanos y políticos. Por lo cual no tienen leyes adecuadas, ni magistrados, ni siquiera son suficientemente capaces para gobernar la familia. Hasta carecen de ciencias y artes, no sólo liberales sino también mecánicas, y de una agricultura diligente, de artesanías y de otras muchas comodidades que son hasta necesarias para la vida humana (Mejía Botero 1989: 39)

Frente a:

...conviene a saber, porque todas las naciones del mundo son hombres, y de todos los hombres y de cada uno dellos es una no más la definición, y ésta es que son racionales; todos tienen su entendimiento y su voluntad y su libre albedrío como sean formados a la imagen y semejanza de Dios; todos los hombres tienen sus cinco sentidos exteriores y sus cuatro interiores, y se mueven por los mismos objetos dellos; todos tienen los principios naturales o simientes para entender y para aprender y saber las sciencias y cosas que no saben (Las Casas 1992).

Dos posiciones contrarias, pero inscritas justamente en eso que se había mencionado, "la cruz y la espada a la vez", en el ir y venir; donde la duda y la fluctuación se hacen palpables, la primera afirmación dicha por dominico Francisco de Vitoria, uno de los que sostienen que es justa causa de guerra la oposición de los bárbaros a la propagación del Evangelio, la segunda por Las Casas.

Vitoria no será desde luego quien tenga la postura más radical del asunto indígena, por el contrario propuso el Derecho de la Corona y sus habitantes, sobre las Américas. Radical será Fray Ginés de Sepúlveda:

Con perfecto derecho los españoles ejercen su dominio sobre estos bárbaros del Nuevo Mundo e islas adyacentes, los cuales en prudencia, ingenio y todo género de virtudes y humanos sentimientos son tan inferiores a los españoles como los niños a los adultos, las mujeres a los varones, como gentes crueles e inhumanos a muy mansos, exageradamente intemperantes a continentes y moderados, finalmente, estoy por decir cuanto los monos a los hombres... (Lipschutz 1963: 75).

Es que la historia esta ahí, nadie la inventa sino la construye, en el devenir, en el día a día. El papel injusto de la conquista y la destrucción de las Indias, significó, no solamente el quiebre total de las cosmovisiones y cosmogonías de mundos diseminados a lo largo y ancho de las geografías americanas, significó también, de facto, un cambio en el entorno, desde las epidemias devastadoras, hasta la desproporción de genotipos ajenos que crecieron en desproporción inverosímil.

Significó el choque de culturas, de visiones de mundo, de una supuesta superioridad que contrajo el mestizaje y la simulación de obediencia, servilismo como resistencia pasiva y los nuevos códigos de comunicación.

En efecto, no se trata únicamente de enaltecer la figura de uno de los precursores de los derechos humanos, el denunciante de las atrocidades de los conquistadores (Bruit 1998), se trata de visualizar lo que vendría después, lo que somos ahora, de la permanente destrucción de las Indias, a la que hemos caminado, del impacto que causan las cifras de desequilibrio entre quienes tienen acceso a servicios básicos; a los pueblos indígenas postrados a su suerte, desde ayer hasta hoy; de la inefable corrupción convertida en juanete. Ahí quizá radica gran parte de la visión lascasiana.

No es, sin duda un profeta, por el contrario está en su deseo de ver al nuevo mundo con sociedades con sus derechos inalienables, con la necesaria justicia social, que hoy nos hace falta minuto a minuto, día a día. Que importará entonces en saber que si este dominico habrá amado a indios o transpuesto la frontera de la desproporción. Lo que importa es sabernos ahora, acá, justamente en la búsqueda de esa necesaria ecuanimidad, en la condena a los malos tratos, a todos nosotros, desde cualquier flanco.

Efectivamente hubo una destrucción de las indias, la hubo y la hay, "negarlo sería tapar el sol con un dedo", somos parte o producto de esa infamia, somos parte intrínseca de aquello, pero ahora, conocemos felizmente que la genética es sólo la información de un retazo de aquel, lo otro lo construimos ladrillo a ladrillo, y en esa construcción está justamente aquello que dignifica al ser humano, la bondad de saberse dormir sin mayores pesadumbres, porque todos, todos tienen el mismo derecho al sueño justo...

Bibliografía

Hardt, Michael y/ Negri, Antonio: 2002: Imperio, Buenos Aires, Paidós (432 pp).

Dussel, Enrique, s/d: Historia de la Iglesia en América Latina, s/d.

Bruit, Héctor H., 1998: América en el pensamiento político de Bartolomé de Las Casas, Campinas, Departamento de Historia - UNICAMP - Universidad de Campinas.

Casas, Bartolomé de las, 1992: Brevísima relación de la destruición de las Indias. Madrid, Edición de Isacio Pérez Fernández - Editorial Tecnos. (121 pp.).

Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2002. © 1993- 2001 Microsoft Corporation.

Baptista, Javier, s/d: Historia de la conquista y evangelización en América Latina, Cochabamba, Universidad Católica Boliviana – Carrera de antropología a Distancia.

Rubial García, Antonio, 1999: Nueva España Siglo XVI, México D.F., Dirección General de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en la ciudad de México.

Funck-Brentano, Frantz, 1944: El renacimiento, Buenos Aires, Ediciones Siglo Veinte, (384 pp).

Pokrovski, V.S. y otros: 1966: Historia de las ideas políticas, México D.F., Grijalbo, (624 pp.).

Maquiavelo, Nicolas, 1980: El príncipe (con comentarios de napoleón Bonaparte), México D.F. Editores Mexicanos Unidos S.A. (190 pp.).

Hoffmann, Wemer 1979: Las misiones jesuíticas entre los chiquitanos, Buenos Aires, CONICET.

Gomis, Joan, 1993: Calvino, una vida por la reforma. Barcelona, Ed. Planeta.

http://www.pixel.com.mx/info-gral/info-mex/biografias/fbartolo.htm

Núñez Cabeza de Vaca, Alvar, 1922: Naufragios y Comentarios (con dos cartas). Madrid, Calpe.

Mejía Botero, William (comp.), 1989: Antología Histórica, Bogotá, Editorial pp. 39.

Lipschutz, Alejandro, 1963: El problema racial en la conquista de América, México D.F. Siglo veintiuno editores (72, 75 pp).

 

 


Gustavo Cardoso Subieta


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda