Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Conocimiento sensible

Enviado por ivan_escalona



  1. Conocimiento sensible externo
  2. Los Objetos Sensibles.
  3. La Sensación
  4. Conocimiento sensible interno
  5. El Sentido Común
  6. La Imaginación
  7. La Memoria
  8. La Cogitativa y la Estimativa
  9. Opinión personal
  10. Bibliografía

Conocimiento sensible externo

Introducción

El conocimiento sensible se divide en Externo e interno. El conocimiento sensitivo completo es un proceso que va de la sensibilidad externa a ala sensibilidad interna. Este conocimiento sensitivo completo es preámbulo en el hombre, del conocimiento intelectual. En una primera etapa el conocimiento sensitivo está constituido por la recepción delas formas sensibles, a lo cual están ordenados los sentidos externos. La siguiente etapa el conocimiento sensible está constituida por los sentidos internos, que, recogiendo las especies sensibles impresas de los sentidos externos, realizan sus propios actos conformando las especies sensibles expresas, culminando de esta manera el conocimiento sensible. Así, entonces, la sensibilidad interna es consecutiva a la externa.

El orden temático del conocimiento sensible comprende: 1) los objetos o los sensibles, 2) los actos o sensaciones y 3) las potencias o los sentidos.

Los Objetos Sensibles.

Los objetos de los sentidos externos se dividen en 1) Objeto por sí mismo (per se) y 2) Objeto por accidente; a su vez, el objeto por sí mismo se divide en propio y común.

1. Por sí propio

b) Común

Objeto de los sentidos externos

2. Por accidente

Objeto sensible por sí "propio"

El objeto sensible propio, por sí, se conoce inmediata y directamente, es aquel captado sólo por un sentido (y por ningún otro), como a la vista el color, al oído el sonido, al gusto el sabor, el olfato el olor, y al tacto lo tangible. Los sentidos externos son infalibles en el conocimiento de sus sensibles propios.

El color y la vista. El Objeto propio de la vista es el color, y el color es una cualidad o accidente real de los cuerpos. Para ver son indispensables lo diáfano y la luz, lo diáfano es lo transparente. La luz es el acto de lo diáfano en cuanto diáfano. La necesidad de algún medio para la vista es extensiva para todos los demás sentidos externos, los cuales, según su naturaleza, también precisan de un medio adecuado, sin el cual no puede haber sensación.

El sonido y el oído. El sonido es el objeto propio del oído. Para el sonido son necesarios tres factores: un agente percutor, un paciente de la percusión y un medio. Lo que produce un sonido es un golpe o choque; aquello que golpea y lo golpeado son entes diferentes. Las dos especies básicas del sonido son lo grave y lo agudo.

El olor y el olfato. El olor es el objeto propio del olfato, aunque en el hombre a comparación de los demás sentidos, es difícil tratar del olfato y del olor porque en este sentido somos inferiores a muchos animales.

El Sabor y el Gusto. El Sabor es el objeto propio del gusto. Lo sápido se asemeja mucho a lo táctil, debido a que ambos captan por un medio connatural, es decir, un medio que está en el sujeto que siente.

Lo táctil y el tacto. Lo táctil o tangible es el objeto propio del tacto. De todos los animales el hombre posee el tacto más perfecto y preciso, especialmente en las manos, que pueden llamarse los instrumentos de los instrumentos.

El hombre hace con las manos. Con esto basta para advertir que el cuerpo no es un estorbo: el ser con manos no es un alma encerrada en una tumba, la mano es instrumento y a la vez, el origen de la misma noción de instrumento.

Objetos sensibles por sí "comunes"

El Objeto por sí común o sensible común, es conocido de sí pero de modo inmediato (mediante el objeto propio) y es aquel captable por los diversos sentidos externos (en principio por todos). Los Objetos sensibles comunes son cinco: el movimiento, la quietud, el número, la figura, la magnitud o tamaño.

Los sensibles comunes son captados desde la perspectiva característica de cada uno de los sentidos externos.

Vista y sensibles comunes. Todos los sentidos comunes dependen de los sentidos propios. La magnitud u tamaño es un sensible común y un color siempre implica magnitud tamaño, por ejemplo.

Los sensibles comunes de los sentidos externos, no son de la imaginación; pero se les otorga poco interés, se les pasa por alto y se les reduce a lo imaginativo. La sensibilidad cognoscitiva no es única, pues hay sentidos externos y sentidos internos y a su vez, varios sentidos externos y varios sentidos internos. Cada sentido externo capta los sentidos comunes a su manera; la sensibilidad cognoscitiva es múltiple y polifacética.

Objetos sensibles "por accidente"

El objeto sensible " por accidente", ni es primero, ni es por sí, sino por accidente.

Hay dos casos en los sensibles por accidente: 1) entre los diversos objetos propios de los sentidos externos entre sí y 2) Que lo conocido "accidentalmente" por algún sentido externo, sea conocido como propio por "otra" potencia: otro sentido externo o algún sentido interno o la inteligencia. Si no hay sustancia no puede haber accidentes.

La Sensación

Es una actividad primaria y cognoscitiva original que capta ciertos caracteres concretos de los cuerpos; o también a actividad psíquica causada por la estimulación de un órgano sensorial, por la que conocemos ciertas propiedades sensibles de los cuerpos (sensibles propios y comunes).

La sensación requiere, como cualquier actividad vital, la existencia de una potencia o facultad que constituye el principio formal próximo de operaciones y en este caso de las sensaciones. Órgano y potencia comprenden el sentido. Además se requiere un principio vital último de operaciones y unidad substancial, el alma.

La sensación es el acto cognoscitivo que posee formas corpóreas singulares y concretas, es decir, accidentes.

Elementos en toda sensación:

1) Un cuerpo capaz de estimular a un órgano sensorial.

2) La afección fisiológica de ese órgano.

3) La captación de una propiedad o cualidad sensible.

Los errores cognoscitivos, cuales quiera que sean, son por accidente y no por esencia. Los objetos sensibles productores de la sensación, existen fuera del alma; pero nadie puede sentir cuando quiere porque no posee en sí los mismos sensibles, que son exteriores.

Tesis fundamentales de la naturaleza de la sensación.

La sensación es una operación Psíquica. Es operación porque sentir es algo dinámico. Es psíquica porque le corresponden los caracteres generales de los actos vitales o psíquicos, especialmente la inmaterialidad.

La sensación es un conocimiento legítimo y no una simple afección o un estado subjetivo del que siente, efectivamente con la sensación conocemos la existencia de los cuerpos y sus propiedades sensibles reales y concretas; ciertamente con la sensación no conocemos la esencia de lo corpóreo pero sí captamos sus accidentes verdaderos.

La sensación es un conocimiento relativo a un sujeto y a un objeto (realidad corpórea) , la sensación depende de los caracteres sensibles de las cosas, como también de los factores constitutivos del sujeto que siente: estado general del sujeto yen particular de sus órganos sensoriales.

La sensación es un conocimiento "intuitivo", la sensación capta su objeto sin juicio ni discurso, sino de golpe y poseyendo la impresión objetiva desde el principio.

La sensación es un conocimiento directo de algo sensible y existente además de real y no precisamente del mismo acto de sentir, es decir, capto las cosas exteriores y no mi sensación de ellas.

La sensación es un acto cognoscitivo y no un estado afectivo. Si bien dolor y placer implican conocimiento más bien pertenecen al orden de la afectividad o de los apetitos sensibles.

Conclusión:

La definición de sensación: el acto común del que siente y lo sentido. De esta manera, la sensación implica objetividad y subjetividad y la unión indisoluble en un solo acto del sujeto y del objeto: el sentido en acto es el sensible en acto.

Los sentidos externos como potencias. El sentido es aquello que puede recibir formas sensibles sin su materia, el sentido al recibir cualquier cosa, sufre el influjo del objeto que tiene color o sabor o sonido, pero en cuanto a esta o aquella Substancia, sino en cuanto tiene tal cualidad y forma.

Locke criticó la creencia racionalista de que los principios del conocimiento son evidentes por una vía intuitiva, y argumentó que todo conocimiento deriva de la experiencia, ya sea de la procedente del mundo externo, que imprime sensaciones en la mente, ya sea de la experiencia interna, cuando la mente refleja sus propias actividades. Afirmó que el conocimiento humano de los objetos físicos externos está siempre sujeto a los errores de los sentidos y concluyó que no se puede tener un conocimiento certero del mundo físico que resulte absoluto.

Las operaciones de los sentidos son determinadas proporciones entre extremos, son equilibrios e intermediarios entre extremos; los sentidos son ilimitados o indefinidos, sino que están circunscritos por sus extremos (contrarios).

Conocimiento sensible interno

Introducción

El cocimiento sensible no se limita a los sentidos externos, abarca también los Sentidos Internos. La complejidad y variedad de la realidad material tiene su correlato en el sujeto que siente, dotado de diversas facultades cognoscitivas jerarquizadas que lo capacitan para captar el mundo físico. Los niveles cognoscitivos son graduales en la medida de su inmaterialidad: a mayor inmaterialidad mayor la perfección cognoscitiva, de donde los sentidos internos son superiores a los externos, lo cual no significa que los supriman o repitan, porque los grados de conocimiento superior se cimentan en los inferiores: la escala cognoscitiva es interdependiente.

Síntesis Tomista de los Sentidos Internos

Cinco condiciones que se requieren para perfección del conocimiento sensible:

Que el sentido reciba la especie de los sensibles: lo cual es acto del sentido propio, sentidos externos.

Que discrimine los sensibles percibidos y distinga unos de otros, esto es en el sentido común.

Que las especies de las cosas sensibles recibidas sean conservadas. Necesidad de aprender las cosas sensibles en presencia y en ausencia. Esto es la Imaginación o Fantasía.

Mas se requieren ciertas intenciones (conocimientos) como lo dañino, lo útil y otras semejantes que el sentido externo no aprehende. El hombre llega a conocerlas investigando y comparando; el animal al contrario, por cierto instinto natural. Así, a este fin está llamada en los animales la Estimativa y en los hombres la Cogitativa.

Es necesario que lo que primeramente fue aprehendido por los sentidos e interiormente conservado sea llamado de nuevo para una consideración actual. Esto depende de la facultad de la Memoria que en los animales produce su acto sin que haya investigación, por lo cual en el hombre no es sólo memoria sino reminiscencia.

La doctrina tomista de los sentidos Internos fue precedida de una larga y ardua investigación en la que destacaron: Aristóteles, Avicena, Averroes y San Alberto Magno.

El Sentido Común

Lo que ordinariamente se denomina tener sentido común , compete al orden intelectual y consiste en el ejercicio espontáneo o elemental de la inteligencia, o la lógica común, natural a todo hombre . El sentido común que aquí se trata, es un sentido, es una facultad del orden sensible , y por consiguiente de carácter orgánico y no intelectual. El intelecto e una potencia inorgánica que constituye un nivel cognoscitivo superior y diferente.

Se llama común este sentido interno, no por una atribución genérica sino como si fuera un género, sino en concepto de raíz y principio común de los sentidos externos. Cada sentido externo juzga del objeto sensible que le es propio, distinguiéndole de otras cualidades que caen también bao el ámbito del mismo sentido, como lo blanco de lo negro o de lo verde. Pero ni la vista ni el gusto pueden distinguir lo blanco de lo dulce, por cuanto el que discierne entre dos cosas es forzoso que conozca las dos. Por tanto, es preciso que sea de la competencia del sentido común el juicio de discernimiento al que se referían, como a su término común todas las captaciones de los sentidos externos.

El Sentido Común es el primero de los sentidos internos, realiza dos actividades propias: percibir los actos de los sentidos externos y discriminar las cualidades sensibles de los sentidos externos, uniéndolas o distinguiéndolas. Los cuerpos son conocidos parcialmente por los diversos sentidos externos que aprehenden separadamente distintas cualidades sensibles: el gusto, no huele, ni el oído ve, etc. Esta potencia cognoscitiva no entiende que los diversos objetos de los sentidos externos son diferentes, únicamente los siente distintos.

El sentido común desempeña el papel de conciencia sensible y es que realmente el sujeto que siente tiene conciencia actual de sus sensaciones, conciencia que no pertenece a los sentidos externos limitados a la captación de sus objetos propios y comunes. El sentido común tiene una función integradora de carácter subjetivo que consiste en realizar la síntesis de sus objetos por referencia a la unidad del sujeto que siente, y otra función integradora de carácter objetivo, que es cuando la sensación, por captar el objeto a través de los sentidos externos que sólo reaccionan ante estímulos determinados , queda limitada a una asimilación fragmentaria del objeto. En el mismo objeto de los sentidos externos está el principio unificante: los sensibles comunes.

El órgano del sentido común. Los sentidos externos son identificables por la clara distinción de sus órganos (ojo, oído, etc.); pero en los sentidos internos los órganos no se conocen con precisión, no obstante, los sentidos internos son facultades sensibles y todas requieren órgano. La necesaria base orgánica de los sentidos internos se encuentra en el sistema nervioso. Esta labor de localización orgánica compete directamente a las ciencias experimentales, pero todavía no se ha determinado con exactitud.

La Imaginación

La imaginación tiene por objeto a la imagen y su funciones o actos son la conservación (retención), la reproducción y la combinación de imágenes. Las imágenes son originadas por las cosas corpóreas y por medio de las sensaciones que, una vez recibidas, se pueden recordar con gran facilidad, distinguir, multiplicar, reducir, extender, ordenar, trastornar, recomponer del modo que plazca al pensamiento.

La imaginación se distingue de la razón pues esta es exclusiva del hombre que discierne entre verdad y falsedad; no obstante no puede haber razón ni juicio sin imágenes. Por otra parte, la sensación y el juicio no dependen de la voluntad, en cambio, la fantasía sí.

Es un proceso mental consciente en el que se evocan ideas o imágenes de objetos, sucesos, relaciones, atributos o procesos nunca antes experimentados ni percibidos. La imaginación, la percepción (integración consciente de las impresiones sensoriales de objetos y sucesos externos al sujeto) y la memoria (evocación mental de las experiencias previas) son procesos mentales similares. Esto es particularmente cierto cuando contienen imágenes sensoriales. Los psicólogos distinguen a veces entre imaginación como fenómeno pasivo o reproductivo, que recupera imágenes previamente percibidas por los sentidos; y la imaginación activa, constructiva o creativa, mediante la cual la mente produce imágenes de sucesos o de objetos poco o nada relacionados, o no son relacionados en absoluto con la realidad pasada y presente. El término imaginación incluye la renovación de lo ya vivido (memoria), al tiempo que la creación de imágenes mentales (imaginación). La definición actual de imaginación, más estricta, excluye y se opone a la de memoria, del mismo modo que el concepto de constituir algo nuevo contrasta con el de revivir algo ya pasado.

La vasta capacidad de la imaginación humana es una condición básica del progreso indefinido del pensar. La imaginación conlleva cierta independencia del aquí y el ahora y de las condiciones espacio temporales de los cuerpos. Sin embargo, aún no se trata de abstracción propia del intelecto. La ilusión es una imagen proveniente de la sensación presente, pero más viva y fuerte que ella, de manera que, creemos ver lo que sólo se imagina por ejemplo. La alucinación es una imagen también viva pero sin objeto que le corresponda. Entre estos dos errores hay una diferencia de grado: la deformación es mayor en la alucinación.

La fantasía se desarrolla biográficamente y depende de la educación, las relaciones sociales y la actividad personal. La imaginación crece como facultad y en relación al funcionamiento de las facultades inferiores.

La Memoria

La memoria del griego nnéme, es el sentido interno jerárquicamente superior a la imaginación. Su objeto es el pasado sensible y sus funciones del reconocimiento de tal pasado y la conservación de las intenciones "no sentidas" de la estimativa o la cogitativa. La doctrina tomista sobre la memoria se inspira fundamentalmente en Aristóteles y especialmente en el texto de la Memoria y la Reminiscencia que el Aquinate comenta y completa.

Es un proceso de almacenamiento y recuperación de la información en el cerebro, básico en el aprendizaje y en el pensamiento.

Existen pocos datos sobre la fisiología del almacenamiento de la memoria en el cerebro. Algunos investigadores sugieren que la memoria se sitúa en localizaciones específicas, y otros que la memoria implica a amplias regiones cerebrales que funcionan conjuntamente. De hecho, es posible que ambas hipótesis se cumplan de forma simultánea. Los teóricos también proponen diferentes mecanismos de almacenamiento para la memoria a corto y a largo plazo, y que si lo aprendido no pasa del primero al segundo existe la posibilidad de olvidar esa información.

Los estudios con animales indican que las estructuras en el sistema límbico cerebral cumplen distintas funciones en cuanto a la memoria. Por ejemplo, un circuito a través del hipotálamo y del tálamo podría estar relacionado con la memoria espacial, mientras que a través de la amígdala y del tálamo podría estar relacionado con la memoria emocional. La investigación también sostiene que la memoria de las habilidades psicomotoras es almacenada de modo distinto al de las actividades intelectuales.

En general, los recuerdos son menos claros y detallados que las percepciones, pero a veces una imagen memorizada es completa en cada detalle. Este fenómeno, conocido como memoria eidética, o imágenes eidéticas, se da con frecuencia en los niños, quienes a veces son capaces de reconstruir una imagen tan completa que pueden llegar a deletrear una página entera escrita en un idioma desconocido que apenas han visto durante unos momentos.

Las tres causas principales de la fijación de imágenes y recuerdos son: 1) la experiencia frecuente 2) la atención y 3) la índole individual de cada quien.

Las reglas que Santo Tomás propone para facilitar el recuerdo humano se resume en cuatro : 1) ordenar sistemáticamente los recuerdos, 2) la máxima atención posible para fijarlos 3) meditación o evocación frecuentes y 4) comenzar por el principio.

La Cogitativa y la Estimativa

La cogitativa es el sentido culminante de toda sensibilidad humana , comprendiendo de algún modo a los sentidos externos; es el sentido más cercano y vinculado a la razón, por eso se distingue de la estimativa animal. En lugar de la cogitativa, algunos autores modernos hablan del "instinto" .

El objeto propio de la cogitativa y de la estimativa es el conocimiento de las intenciones in-sensatas (no sentidas), consistentes en valores útiles o nocivos y referidos a las necesidades naturales primarias. La estimativa y la cogitativa son sentidos y los más altos en al animal y en el hombre respectivamente. Estimativa y cogitativa implican el conocimiento de la estructura interna del sujeto que siente, y una elaboración que no está directamente dada por el estímulo , aunque se encuentra ligada a la sensación externa , a través de la cual es captada la intención insensata.

La necesidad de la estimativa es patente: al animal no le basta moverse por placer o dolor sensibles, sino que precisa comportarse por motivos de conveniencia o disconveniencia que afectan a su naturaleza misma. A fin de satisfacer sus necesidades vitales, es indispensable una facultad o poder que capten ciertos valores que no perciben los otros sentidos, para que la afectividad o apetitibilidad reaccione en su búsqueda o huida, según las necesidades específicas de cada animal.

A la cogitativa sigue inmediatamente una pasión en el apetito. En cambio de la fantasía sola no se sigue la pasión en el apetito , por tanto la cogitativa no es lo mismo que la estimativa.

Para que el intelecto pase al acto en la formulación o consideración de un principio es preciso tener antes su experimentación. Sólo la unión real de los términos del principio, observada por la experiencia, puede mover el intelecto a la unión conceptual de los primeros juicios.

OPINIÓN PERSONAL

El conocimiento de los sentidos externos es fundamental para entender y comprender cualquier teoría del conocimiento. El conocimiento inicia precisamente por estos medios de sentir. El conocimiento y comprensión de estas potencia o facultades además nos ayuda a entender la trascendencia y unión entre el cuerpo y el alma, nos lleva a ver más de cerca esta unión sustancial.

Sólo a través de entender cada una de las partes podremos llegar a entender el todo, y a través de el conocimiento , los sentidos y los apetitos vistos anteriormente, podemos ver importantes partes de lo que es el hombre.

El conocimiento del sensible interno o de los sentidos internos del hombre cierra el circulo de las potencias sensoriales en el hombre. Es importante destacar la íntima y muy estrecha unión entre los sentidos externos y los internos, éstos se estudian por separado, pero sólo se entienden de manera aislada para efectos de estudio ya que en la realidad no se entienden así.

La importancia del estudio de los sentidos es fundamental ya que "no hay conocimiento que no pase por los sentidos" así estamos dando una forma, un paso para la epistemología humana.

Por el simple hecho de que el filosofar es una actividad natural del hombre me parece fundamental el adentrarse en este mundo de la razón y el hombre. Me resulta indispensable sobre todo en aquellas profesiones que encuentran su objeto en la Persona Humana el conocimiento de ésta por sus últimos causas y de todo lo que la razón y la fe le permitan establecer.

Considero que la lectura es buena y me permitió conocer y recordar muchos elementos de Filosofía, en general, me parece de vital importancia el conocimiento de este hecho para todo hombre porque esto ayuda a realizar uno de los procesos básicos en el hombre, el conocimiento de sí mismo.

Dudas:

La Filosofía por definición se dice que estudia por su causa final, no sería más valido decir que busca esta causa pero por las más próximas ya que son estas de las que partimos.

Se dice que antes se creía que el conocimiento dependía de la realidad, pero no, ¿Qué no es esto cierto ya que todo lo que puedo conocer es real en tanto que existe?, Se pueden identificar estos términos de realidad y existencia en este caso?

¿La Teología Sagrada forma parte de un nivel de conocimiento superior o es un saber contenido en la misma Filosofía?

Bibliografía

ARISTÓTELES, "Ética Nicomaquea". , Editorial Porrúa. , México 1998. , Pp.320.

Enciclopedia Microsoft Encarta® 2000. © 1993-1999 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

KRAMSKY Steinpreis Carlos, "Antropología Filosófica". ,Murcia 16-301, México DF. 1997. pp.310.

POLO Leonardo., "¿Quién es el hombre?, un espíritu en el mundo"., Editorial Rialp., Madrid, España, 1991., pp. 254.

GAMBRA Rafael, "Historia sencilla de la Filosofía", Editorial Minos, México 1998, pp.306

KRAMSKY Steinpreis Carlos, "¿Qué es la Filosofía?", Murcia 16-301, México DF. 1994. pp.60.

MILLÁN Puelles, "Fundamentos de Filosofía", Editorial Rialp, Madrid.

 

 

 

 

Información elaborada por:

Iván Escalona Moreno


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Pitagoras y el pitagorismo

    Biografía de pitagoras. Armonía de los contrarios. La comunidad pitagorica. Nació hacia el año 578 ac. En samos (rival ...

  • Filósofos de la naturaleza

    Sócrates. La Política. Enseñanzas. El juicio. Tales de Mileto. Platón: Obra; Teoría de las ideas; Teoría del conocimien...

  • Eutanasia

    Definición del término eutanasia. Eutanasia: ¿Existe un derecho a morir?. Formas de aplicación de la eutanasia. La batal...

Ver mas trabajos de Filosofia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda